Ocultar
Orina Mucho

Historia en Breve -

  • A pesar de que su cuerpo está compuesto hasta de un 60 % de agua en total, dos de sus órganos vitales están compuestos de mayor cantidad de agua. Su cerebro tiene un 73 % y los pulmones tienen un 83 % de agua
  • Permanecer hidratado es importante para reducir el riesgo de un menor rendimiento físico y cognitivo, mantener su peso y prevenir la presión arterial baja
  • Puede estimar sus necesidades corporales de fluidos al monitorear la cantidad, color y olor de su producción de orina
  • Podría tener un exceso de algo beneficioso. Las cantidades excesivas de agua en un corto período de tiempo pueden desencadenar un desequilibrio electrolítico que puede causar confusión e inclusive convulsiones
 

¿Orina Demasiado?

Mayo 21, 2016 | 13,513 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Su cuerpo necesita agua para funcionar bien. De hecho, su cuerpo está compuesto de hasta un 60 % de agua, los pulmones están compuestos de 83 % de agua, y su cerebro y corazón están compuestos de un 73 % de agua. El agua es muy importante para sus funciones corporales, su capacidad de pensar, respirar y vivir.1

Los riñones son responsables de filtrar las toxinas y los residuos sanguíneos, y de excretarlos del cuerpo. El agua transporta las toxinas a la orina. Otra función de los riñones es mantener el balance adecuado de agua corporal para su funcionamiento óptimo.

¿Qué Cantidad Es Suficiente?

La cantidad de agua que su cuerpo requiere dependerá de varios factores. El tipo de alimento que ha comido, cuánto ha transpirado, la cantidad de líquido deshidratante que ha bebido, su estatura y cuánta pesa, son ejemplos de los factores que determinan la cantidad de fluido que necesita su cuerpo.

Los riñones equilibran los requerimientos corporales de agua contra la proporción de agua corporal y cualquier exceso que pudiera estar presente. Necesitará más agua en los días cálidos cuando traspira, y menos en los días en los que no bebe café u otras bebidas con cafeína.

Aunque podría estar tentado a contar la cantidad de café y refrescos que bebe dentro sus requerimientos de líquidos diarios, estas bebidas en realidad tienen un ligero efecto diurético en su cuerpo. Esto significa que podría provocar que su cuerpo libere más orina. No obstante, generalmente no son fuertes contribuyentes de deshidratación.

Dicho esto, la soda tiene alto contenido de azúcar, lo que provoca una liberación de insulina y contribuye a la diabetes tipo 2 y la obesidad. En cantidades moderadas, el café no es considerado dañino para su salud y podría tener algunos beneficios significativos. Sin embargo, el mejor líquido para hidratarse, es el agua.

Su cuerpo es su mejor fuente de información. Los típicos seis a ocho vasos de agua al día podrían funcionar para algunas personas, pero no serán suficiente para los demás. En cambio, es importante que aprenda a leer las señales que su cuerpo le proporciona.

Lo Que Experimenta

Curiosamente, la primera sensación que experimentará cuando su cuerpo necesita más fluido es el hambre.2,3 Por ello, muchos expertos en la pérdida de peso aconsejan a sus clientes beber un vaso de agua cuando piensen que quieren comer, y posteriormente esperar 20 minutos para saber si todavía sienten hambre.

Esto le ayuda a enseñarle a reconocer las diferencias entre sentir hambre "real" y empezar a necesitar más agua. Conforme envejece, lo más probable es que comience a confundir el hambre con la sed. En los adultos el mecanismo de la sed se vuelve más débil y con frecuencia se confunde con la sensación de hambre.

Combine esto con los síntomas de deshidratación, los cuales pueden imitar la sensación de tener hambre, tales como mareos o sensación de debilidad, y es fácil ver cómo puede confundirse.

Incluso una leve deshidratación puede producir un desequilibrio en el balance corporal. La deshidratación se clasifica como leve, moderada o severa, lo cual dependerá del porcentaje de pérdida de agua que su cuerpo experimente. Después de perder de 1 a 2 % de fluidos, su mecanismo de la sed se disparará, lo que le hará beber.

En este punto, la deshidratación ya afecta a sus funciones corporales. Durante la deshidratación leve podría haber perdido hasta un 5 % de los fluidos corporales. Es posible que todavía pueda estar activo y alerta y, a veces parecer tener funciones corporales normales.4

Hasta el 75 % de los habitantes en los Estados Unidos están crónicamente deshidratados. Estar crónicamente deshidratado puede contribuir a una larga lista de síntomas y problemas médicos que podrían enviarle al doctor.5

¿Es Bueno Beber Demasiado?

Puede pensar que nunca podría beber demasiada agua, pero pudiera estar equivocado. El exceso de hidratación es un exceso de agua en el cuerpo, que puede crear un desequilibrio en los electrolitos. Normalmente, los riñones pueden excretar agua con bastante rapidez.

Sin embargo, cuando bebe mucha agua en un corto período de tiempo, podría experimentar algunos de los síntomas demasiado rápido. Si tiene una enfermedad renal, es posible que no sea capaz de excretar el exceso de agua de la manera más eficiente, y debido a ello, sufrir un exceso de hidratación.

El desequilibrio de sodio y potasio puede causar una confusión, la pérdida de la conciencia o convulsiones. Es posible que en las primeras etapas parezca estar alcoholizado por el desequilibrio de electrolitos en su cerebro.6

Aunque es algo raro, la deficiencia de sodio, llamada hiponatremia, se denomina intoxicación por agua. El problema se produce cuando bebe un exceso de fluido sin dar tiempo a sus riñones para eliminar el exceso.

Los riñones pueden filtrar y excretar aproximadamente un litro y medio (aproximadamente 16 onzas) cada hora. Cuando excede la cantidad que pueden procesar sus riñones, esto puede ocasionar un problema.7

Síntomas de Deshidratación

Sintomas de Deshidratacion

Los síntomas de la deshidratación leve y crónica pueden confundirse con otros problemas médicos y son totalmente reversibles cuando bebe suficiente agua todos los días.8,9

Sed

Boca seca y pegajosa

Hambre

Estreñimiento

Dolor de cabeza

Mareo

Piel fría y seca

Calambres musculares

Fatiga

Menor rendimiento físico y atlético10

Menor rendimiento cognitiva11

Función del corazón deficiente

Dificultad para concentrarse

Mayor tensión y la ansiedad

Ardor en el estómago

Menor producción de orina

Aumento de peso

Los síntomas de la deshidratación a largo plazo o deshidratación más severa incluyen:

Elevados niveles de colesterol

Confusión

Infecciones del tracto urinario

Envejecimiento prematuro

Aturdimiento

Respiración rápida

Frecuencia cardíaca rápida

Ojos hundidos

Inconsciencia o delirios

Menor o nula producción de orina

Presión sanguínea baja

Como Leer las Señales en Su Orina

Es posible evitar los efectos de la deshidratación o la deshidratación crónica cuando pone atención a las señales que su cuerpo le proporciona. La consistencia y el color de la orina son unas de las primeras señales que tendrá de su estado de hidratación.

Al estar atento diariamente, podrá ser capaz de evitar experimentar los efectos de la deshidratación.

1. Cantidad

La cantidad de orina y el número de veces que orina por día son indicadores de su estado de hidratación. La mayoría de las personas orinan entre cuatro y siete veces al día, lo cual depende del tamaño de su vejiga y la cantidad de orina que tiene que eliminar.12

Esto significa que no hay un número exacto de veces para orinar cada día. También, los alimentos y líquidos específicos pueden irritar su vejiga, lo que provoca que orine con más frecuencia.

A pesar de que acude al baño con más frecuencia, no libera más cantidad de orina porque sus riñones no producen un exceso de orina. En vez de esto, la vejiga se irrita y siente la necesidad de ir más a menudo. Estos alimentos y líquidos incluyen:

Chocolate

Bebidas con cafeína

Frutas cítricas

Bebidas carbonatadas

Productos elaborados de tomate

Endulzantes artificiales

Cuando sienta la necesidad de acudir, es hora de ir al baño. Retrasar un viaje al baño podría ocasionar que su vejiga este excesivamente distendida.

Como la mayoría de las propiedades elásticas comunes, una vez que su vejiga se haya estirado demasiado y muchas veces, no volverá a un tamaño normal, sino más bien, permanecerá distendida.

La distensión puede provocar trastornos nerviosos y musculares, lo cual ocasiona un mayor daño de la vejiga e infecciones del tracto urinario.13

2. Color

El color es la forma más fácil de determinar si bebe muy poco o demasiado líquido a lo largo del día. El color de su orina está determinada por la concentración de residuos en el fluido. Entre mayor cantidad de agua tenga en su cuerpo para que sus riñones la mezclen con los residuos, más claro será el color de su orina.

Debe beber suficiente agua para que su orina sea de un color pajizo claro o amarillo claro. Si su orina es más oscura, entonces sus riñones trabajan más arduamente para concentrar los residuos y eliminarlos de su cuerpo, sin ocasionar más deshidratación.

Posiblemente no esté al tanto de algunas de las perdidas físicas y cognitivas en su rendimiento, pero están allí. No confíe en su percepción de la sed para determinar si necesita fluido, sino más bien en el color de la orina. Si su orina es casi transparente es posible que este bebiendo mucha.

3. Olor

Su orina debe ser relativamente inodora. El aroma dependerá de su nivel de deshidratación, los alimentos que ha comido en las últimas 24 horas y si tiene o no una infección de la vejiga. Cuanta más concentración de residuos eliminados por los riñones tenga la orina, más fuerte será olor de amoniaco en su orina.14

También, algunos medicamentos e infecciones del tracto urinario cambiarán el color y el olor de su orina. Si tiene una infección, su orina podría parecer turbia y sanguinolenta. Un olor anormalmente dulce en la orina podría indicar que tiene un alto nivel de glucosa en ella ocasionado por una diabetes descontrolada.

Otras enfermedades que afectan el olor de la orina son la insuficiencia hepática y los altos niveles de cetonas presentes en la orina.15

4. Sabor

Asimismo, la diabetes tipo 2 es conocida como la diabetes mellitus. La palabra mellitus en latín significa "miel". No fue sino hasta el siglo XI que los médicos diagnosticaron la diabetes mellitus con base en el sabor dulce de la orina del paciente.

Se contrataron "catadores de agua" para distinguir la diferencia entre la orina normal y la orina de las personas con diabetes descontrolada.16

Afortunadamente ya no es necesaria esta práctica. Y, si bien la idea de beber orina es de mal gusto, la orina altamente concentrada que produce cuando se deshidrata tendrá un sabor mucho más fuerte que la orina producida cuando está completamente hidratado.

¿Puede Entrenar a su Vejiga?

Si no tiene ninguna condición médica subyacente que afecte a los riñones o la vejiga, entonces es posible enseñarse a orinar solo cuando el impulso sea fuerte. Hay una línea entre ir cada vez que siente un impulso y esperar hasta que sea doloroso para retener la orina por más tiempo.

Si no quiere tener una vejiga excesivamente distendida (no espere hasta sentir dolor); sin embargo, no tiene que ir cada vez que la vejiga tenga unas gotas de orina. Recuerde, los riñones producen orina todo el tiempo.

La orina fluye de los riñones hacia su vejiga a medida que es producida. Siendo realistas, si está hidratado, podría ir al baño cada 30 minutos y tener algo de orina que desechar.

Pero por lo general, dado que la mayoría de las personas no quieren ir cada 30 minutos, espere hasta que sienta una urgencia. El truco consiste en retrasar ir al baño hasta que el impulso sea fuerte, pero no esperar demasiado tiempo.

Poco a poco se volverá más sensible a las señales que su vejiga envía a su cerebro, por lo que debe ignorar los pequeños impulsos y prestar atención a medida que sean más fuertes.17

Si levantarse en medio de la noche para orinar interrumpe su patrón de sueño, podría ser el momento de limitar el suministro de líquidos después de las 6 p.m. Esto les proporcionará a sus riñones suficiente tiempo para filtrar el exceso de agua, para que pueda dormir toda la noche.

Recuerde que debe beber 16 onzas de agua a primera hora de la mañana para iniciar una vez más la hidratación de su cuerpo.

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.