Ocultar
Dolor de Rodilla

Historia en Breve -

  • La cirugía raramente es la opción ideal para la mayoría de las lesiones ortopédicas. Una alternativa que puede ser útil para una amplia variedad de problemas degenerativos de las articulaciones y lesiones deportivas es el plasma rico en plaquetas (PRP) y la terapia con células madre
  • Las células madre pueden ser intervenciones efectivas, capaces de regenerar el tejido dañado. Incluso pueden transformar las células destructoras en útiles células reparadoras
  • El PRP y la terapia con células madre se incorporan idealmente como parte de un plan de tratamiento completo que involucra una alimentación saludable antiinflamatoria, ejercicio y otros factores de estilo de vida que pueden influir en la inflamación, como el sueño
 

Terapia de Plaquetas y Células Madre – Tratamientos Innovadores que Pueden Ayudar a Sanar las Lesiones Ortopédicas

Mayo 29, 2016 | 40,053 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Las lesiones ortopédicas pueden ser debilitantes y muchas personas que buscan tratamiento a menudo terminan siendo sometidas a cirugía. Por desgracia, los efectos secundarios de pasar por el quirófano frecuentemente son irreversibles. Si se comete un error, puede terminar con un problema que permanecerá toda su vida.

Desde mi punto de vista, la cirugía es el último recurso casi en todos los casos. Sin embargo, la pregunta práctica es: ¿cuáles son las alternativas realistas?

James Leiber, doctor en medicina osteopática, capacitado en medicina familiar y certificado en medicina neuroosteomuscular y medicina del dolor, ha trabajado con la Fuerza Aérea y fue médico personal del ex vicepresidente Dick Cheney.

Actualmente, es profesor adjunto de medicina familiar en el Colegio Lake Erie de Medicina Osteopática y dirige su propio consultorio. Tiene pasión por la ortopedia regenerativa de intervención – un campo en el que tiene muchos años de experiencia.

En su consultorio en Florida, utiliza una variedad de productos y técnicas diferentes con células madre, de los que habla en esta entrevista. Hace muchos años se interesó en la proloterapia, que ha existido desde la década de los 30, cuando los ortopedistas intentaban descubrir cómo fortalecer los ligamentos sin recurrir a la cirugía.

Descubrieron que, al inyectar una solución irritante en el tejido dañado, se liberan factores de crecimiento que ayudan a sanar y fortalecer el área.

En la última década, los profesionales médicos han comenzado a usar un plasma rico en plaquetas (PRP) o células madre de la misma forma. También se utiliza ultrasonido, en conjunto con otras técnicas de escaneo, que permiten que el doctor "vea" lo que sucede dentro del tejido. También es útil para localizar el punto exacto para la inyección.

Los Beneficios de las Plaquetas y la Terapia con Células Madre

Las plaquetas son una parte importante de la curación en cascada. Son responsables de la coagulación de la sangre y se encuentran entre "los primeros en responder" en cualquier zona lesionada. Al formar un coágulo, detienen el sangrado.

Este proceso involucra que las plaquetas se abran y esparzan los factores de crecimiento que llevan dentro. Estos factores de crecimiento actúan como moléculas señalizadoras, que emiten las instrucciones necesarias para convocar los recursos para reparar el tejido dañado. Entre estos están las células madre.

Las células madre son precursores primitivos de las células. Podemos considerarlas "células bebés" y se encuentran en altas concentraciones en la médula ósea y tejido graso. Algunas también flotan en la sangre y en las articulaciones. El Dr. Leiber explica:

"Cuando las (células madre) llegan al área, pueden convertirse en el tejido nuevo que se intenta reparar. También pueden indicar a las demás células qué hacer. Se vuelven como el capataz.

Incluso pueden tomar una célula que trata de destruir la rodilla, por ejemplo, y convertirla en una célula que intenta reparar.

Las células madre son muy poderosas en su capacidad de sanar. Es por eso que las utilizamos. Preferimos usar las propias células madre de la persona y preferimos, por muchas razones, que las células madre provengan de la médula ósea, en vez de la grasa.

Hay otros tipos de células madre. Se pueden obtener las células madre de otra persona. Éstas podrían provenir del feto o del líquido alrededor del feto [o] del cordón umbilical. Para empezar, ninguna de estas cosas se realiza en Estados Unidos.

En segundo lugar, preferimos usar las células madre propias de la persona. Pensamos que realmente es la forma más segura de hacerlo. Nos gusta la idea de la expansión del cultivo, aunque tenemos algunas restricciones en Estados Unidos sobre la capacidad de hacer eso".

Males Comunes Que Podrían Beneficiarse de la Terapia con Células Madre

Cuando es joven, tiene grandes cantidades de plaquetas y células madre, lo que equivale a un alto nivel de capacidad autoregenerativa. Los niños generalmente sanan sus heridas bastante rápido.

Con la edad, se vuelven menos efectivas y el uso y daño comienzan a superar la capacidad del cuerpo para sanarse a sí mismo. En algún momento, comienza a ver problemas crónicos debido al uso excesivo, la degeneración y el envejecimiento.

"Somos capaces de tomar las células que esa persona tiene, aislarlas, concentrarlas, hacer algunos trucos con ellas para que sean más efectivas y luego, colocarlas precisamente en las áreas donde el tejido está dañado.

Podemos obtener una sanación bastante buena, incluso en problemas muy avanzados".

La mayoría de los pacientes de Leiber son personas mayores activas que buscan tratar la degeneración relacionada con el envejecimiento. Muchos son antiguos atletas competitivos. Durante los últimos años, el conocimiento sobre el PRP y la terapia de células madre también se ha expandido entre los atletas profesionales que buscan tratamiento para sus lesiones deportivas. Algunas de las molestias comunes son:

  • Problemas en las rodillas, como artritis, desgarro en la rodilla o de los meniscos y desgarro del ligamento cruzado anterior a la rodilla (LCA).
  • Lesiones de hombro, como desgarro del manguito rotador y desgarro labral artrítico.
  • Problemas en la espina dorsal, como hernias de disco y artritis espinal.
  • Problemas en la cadera, manos, pies y codos.

Usar las Propias Células Madre Es una Opción de Tratamiento Segura

Las células madre también pueden indicarse clínicamente para otras cosas, como la regeneración de los nervios periféricos, daño en los órganos e incluso para la diabetes tipo 1.

"Hay un increíble potencial para el uso de las células madre, ya sea de la médula ósea o de la grasa, para otros tipos de problemas, como los que afectan al corazón y al cerebro", dice Leiber.

"Aunque no afirmamos ser tan expertos en esto. Creo que hay un problema cuando un doctor trata todos los males existentes con las células madre. Creo que hay falta de pericia, cuando esto sucede".

Una preocupación común acerca de esta terapia es si las células madre inyectadas podrían volverse malignas. De acuerdo con Leiber, al menos en los tratamientos ortopédicos (que es su especialidad), las células madre jamás se han convertido en algo anormal y la información de los pacientes recopilada durante más de una década puede apoyar esta afirmación.

Parte de estas preocupaciones sobre la seguridad surgen por el riesgo de su conversión en células malignas existe ciertamente cuando se inyectan células madre de otra persona, o de animales.

De hecho, la doctora veterinaria asociada con mi página, la Dra. Karen Becker, ha tratado muchos animales con células madre y ha notado que muchos perros desarrollan invariablemente cáncer algunos años después de haber sido tratados con las células madre de otro animal. Sin embargo, este no parece ser el caso cuando se utilizan las propias células madre.

"Por supuesto he monitoreado esto", dice Leiber. "Cuando utiliza las células madre de otra persona, existen otros riesgos relacionados. Está el riesgo del rechazo. Se obtiene el material genético de alguien más. Creo que esto debe resolverse. Estoy seguro que con el tiempo podemos lograr que esa sea una terapia segura, aunque necesitamos mucha más investigación".

Lo Qué No Es la Terapia con Células Madre

Mientras que la terapia con células madre tiene un gran potencial sanador, no sería aconsejable acercarse a ella pensando que es una panacea de una sola intervención. Por el contrario, lo ideal es incorporarla como parte de un plan de tratamiento completo que tome en cuenta otros factores del estilo de vida. Leiber explica:

"Las células madre tienen la capacidad de repoblar y regenerarse a sí mismas. Por ejemplo, cuando sacamos la médula ósea, se volverá a poblar en seis semanas. Les damos a las personas un periodo de entre seis y ocho semanas, quizá un poco más, dependiendo de su situación.

Intentamos empujarlos hacia la dirección correcta con una gran cantidad de asesoramiento para la planeación alimenticia y dietética, ejercicio, pláticas sobre el sueño y las sustancias químicas ambientales y muchas cosas diferentes que los volverán lo más saludables posible.

Algunas personas enfrentan una encrucijada en su vida, pues muchos ortopedistas les han dicho que necesitan fusión espinal o que necesitan un reemplazo de rodilla, por ejemplo, y realmente no quieren seguir ese camino. Están dispuestos a hacer los cambios necesarios. Creo que es una oportunidad realmente única.

He estado orientando a las personas en cuanto a este tema durante muchos años, aunque los pacientes que veo ahora están muy, muy motivados. Somos capaces de, digamos, reactivar su vida de muchas formas diferentes".

En conjunto, su probabilidad de lograrlo mejora radicalmente si consume alimentos reales, elimina los alimentos procesados y se concentra en las grasas de alta calidad, mientras que minimiza los carbohidratos netos (carbohidratos totales menos la fibra), en conjunto con el consumo de una cantidad moderada de proteína.

Este tipo de alimentación ayuda a aumentar los sistemas de reparación y regeneración innatos del cuerpo. Lo más importante es que disminuye radicalmente la inflamación, la cual es una de las variables fundamentales que contribuyen a una gran parte de la patología que genera el daño.

"Si coloca células madre en un área y no ha intentado cambiar el terreno, la inflamación promoverá que las células madre se conviertan en más tejido cicatrizal. Esto realmente no es lo que buscamos, la fibrosis. Le damos mucha importancia a esto", dice Leiber.

Suplementos Recomendados

Ciertos nutrientes y suplementos pueden ayudar a que las células madre crezcan de forma más eficiente. Regenexx, que se especializa en el desarrollo de terapias con células madre, realizó estudios in vitro que muestran que, cuando se colocan las células madre en un ambiente que imita la articulación artrítica, su índice de crecimiento disminuye significativamente.

Entonces duplicaron el análisis en varios ambientes con nutrientes, para determinar cuáles podrían ayudar a que las células madre crezcan mejor.

Los nutrientes y las combinaciones de nutrientes que estimulan la regeneración de las células madre son las vitaminas C y D, glucosamina y condroitina, curcumina, resveratrol, melón amargo y el aminoácido l-carnitina. Leiber recomienda estos nutrientes a la mayoría de sus pacientes. También recomienda tomar un suplemento omega-3 de alta calidad, como aceite de krill, en mayores cantidades.

"Curiosamente, la melatonina, con la que la mayoría de las personas está familiarizada debido a sus propiedades para dormir... ayuda a que las células madre se conviertan preferentemente en cartílago, por encima de diferentes tipos de células.

Realmente no sabemos cuál es la dosis adecuada. Pero es segura, es barata y creo que vale la pena tomarla debido a esta información. Para otras personas que creo que necesitan un poco más desintoxicación, puedo añadir N-acetilcisteína (NAC)", dice Leiber.

"Si siento que tienen bastante inflamación o tengo algún análisis que me dice que tienen inflamación, además de eso hay un producto que uso y que tiene una mezcla de boswellia y corteza de sauce y una gran cantidad de antioxidantes diferentes, fitonutrientes derivados de las frutas y vegetales. También, haré que los tomen antes del procedimiento. Si vienen con muchos problemas intestinales, podríamos comenzar a explorar eso un poco y también a tratarlo con anticipación".

Como adicional, mi pasión más reciente es la optimización de la función mitocondrial y la intervención y suplementación alimenticia, y muchos de estos suplementos también son muy útiles para mejorar la biogénesis mitocondrial y mitofagia (autofagia mitocondrial).

El resveratrol es uno particularmente intrigante. También estimula la SIRT 1, que activa ambas vías, así como lo hacen el melón amargo y la curcumina.

En cuanto a la alimentación, realmente necesita limitar los carbohidratos netos, que es el total de carbohidratos menos la fibra, a menos de 50 gramos al día, o incluso a tan solo 30 o 40 gramos, si intenta tratar la disfunción crónica.

Reemplace esos carbohidratos con grasas de alta calidad, como la mantequilla, aceite de coco, mantequilla de cacao y grasa de alta calidad de animales alimentados con pastura, como sebo o manteca.

Estas son estrategias que le ayudarán a quemar grasa como combustible, lo que quema la grasa de forma más limpia y genera menos radicales libres, lo cual, a su vez, disminuye la inflamación. Al optimizar su función mitocondrial, optimiza su salud y vida en general. Es una estrategia profundamente efectiva, no solo para tratar la enfermedad, sino para mejorar la longevidad.

Anatomía de un Tratamiento Típico con Células Madre

Leiber se especializa en procedimientos a base de plaquetas y procedimientos con células madre, que también involucran plaquetas y factores de crecimiento. El primero no es tan comprometido ni es tan costoso como un procedimiento con células madre.

El protocolo con células madre generalmente consiste en tres partes, divididas en tres tratamientos separados. Un protocolo típico de tratamiento para la artritis avanzada en la rodilla podría ser algo como lo siguiente:

1. Antes de su primera cita, o como parte de la primera cita, se le realizarán todos los escaneos necesarios. Leiber también realiza un ultrasonido, que le permite ver las estructuras del tejido del área en cuestión en tiempo real. El primer tratamiento generalmente consiste en proloterapia para fortalecer los ligamentos y tendones, y generar un ambiente más hospitalario para las células madre.

2. Después de tres a cinco días, vuelve a ir para una aspiración de médula ósea.

"Creo que hay mucho miedo innecesario relacionado con esto", dice Leiber. "Yo diría que el 95 % del tiempo tan solo hay una ligera molestia, o menos, relacionada con el procedimiento. Yo entumezco la piel. Entumezco hasta el hueso en la parte trasera de la pelvis. Una vez que el paciente está cómodo, tomo un instrumento distinto y llego al hueso.

No hay una sensación aguda. Les digo que voy a entrar al hueso y que sentirán un poco de presión... Luego, comienzo a sacar un poco de la médula ósea".

Se sacan cantidades muy pequeñas de médula ósea a la vez, lentamente, para evitar el dolor. Para la mayoría de los problemas, se retirarán entre 60 y 100 miligramos de médula ósea de cuatro puntos en cada lado de la espina.

Después de un almuerzo saludable, vuelve para la inyección, que consiste en una mezcla de células madre, factores de crecimiento y plaquetas. Leiber se guía con imágenes para elegir la mejor zona para las inyecciones.

Desafortunadamente, no se puede usar anestesia local en el área de la inyección, ya que ha demostrado matar las células madre. Aunque se puede usar una pequeña cantidad de anestesia tópica y la mayoría de los pacientes toleran bastante bien estas inyecciones.

Su movilidad estará limitada durante tres a cinco días, ya que no debe usar la articulación. También necesitará analgésicos durante este periodo.

3. De tres a cinco días después, se realiza otra extracción de sangre, de donde se separan las plaquetas y los factores de crecimiento y se extraen, para luego volverlos a inyectar en el área problemática.

Esto actúa como "fertilizante" para las células madre que fueron colocadas anteriormente. Después de esto, necesitará ver a un terapeuta físico durante aproximadamente seis semanas.

"En las condiciones muy avanzadas, en la artritis de rodilla o de cadera muy avanzada, realizaremos un aumento concentrado de plaquetas aproximadamente a las seis semanas", dice Leiber.

"Cuando hablamos de algo en donde el hueso roza con otro hueso, esta no es una cura. Para las molestias más ligeras – para los desgarros en los ligamentos y tendones – esta puede ser una cura; para la artritis muy avanzada, creo que es más como una estrategia de tratamiento. Es probable que necesite aumentos de plaquetas periódicos para mantener los beneficios que obtiene del tratamiento original con células madre".

Más Información

Generalmente, el seguro cubre todo excepto el PRP y el tratamiento con células madre. Un procedimiento a base de plaquetas sin células madre puede costar entre $600 y $2000. Un protocolo con células madre puede variar entre US$4 000 a US$6 000 o más, si trata más de un área.

Al buscar a un médico que tenga experiencia en este tipo de tratamiento, asegúrese de que el doctor conceda suficiente tiempo para la cita. "Realmente no puede ir a una evaluación sobre lo que sucede, desde una perspectiva más global, en 10 minutos", dice Leiber. "Una cita debería tomar más de una hora y debería haber muchas examinaciones, plática y demás. Todas las preguntas deben obtener una respuesta".

De acuerdo con Leiber, Regenexx se encuentra a la vanguardia en este campo y hay una red afiliada de médicos activos en todo Estados Unidos. Puede encontrar a los doctores afiliados en su página Find a Regenexx Physician. Si se encuentra en Florida, también puede buscar el consultorio de Leiber, New Regeneration Orthopedics, en Brandenton.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.