Ocultar
Juanete

Historia en Breve -

  • Un estudio de la American Podiatric Medical Association encontró que el 77 % de las personas de más de 18 años padece dolor de pies
  • Los juanetes son un problema que causa dolor y cambios anatómicos estructurales en el pie
  • Al tomar medidas preventivas, como hacer ejercicios de flexibilidad y fortalecimiento, podría disminuir la velocidad del desarrollo del juanete, o detenerlo por completo y, por lo tanto, evitar la intervención quirúrgica que no trata el problema subyacente
 

Juanetes: Causas, Síntomas y Tratamiento

Junio 1, 2016 | 20,071 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

El pie es la base de su capacidad de moverse, caminar, correr, brincar y pararse. Cada uno de sus pies y tobillos tiene 29 huesos diferentes, lo que representa más del 25 % de los huesos de su cuerpo. La American Podiatric Medical Association encontró que el 77 % de las personas de más de 18 años padece dolor de pies.1

No poder caminar y correr con una postura y forma adecuadas puede ocasionar músculos tensos, lo cual podría cambiar la forma y la función de las articulaciones de su pie. Las chancletas, los zapatos apretados y los tacones altos pueden desencadenar cambios en la estructura de su pie y ocasionar dolor y deformidad.

Algunos ejercicios simples y el calzado adecuado pueden hacer una gran diferencia en el desarrollo o progreso potencial de los juanetes. Para cuando llegue a los 50 años, es probable que sus pies hayan viajado 75 000 millas.2 Con razón tantas personas experimentan tal cantidad de incomodidad y dolor.

¿Qué Es un Juanete?

Los juanetes son una deformidad anatómica que posiblemente proviene de un defecto estructural congénito o podría comenzar debido a la mala función del pie y a la musculatura tensa. Los músculos y tendones restringidos ejercen una gran fuerza sobre las articulaciones de su pie.

Un área que a menudo exhibe deformidad debido a estas fuerzas es la articulación entre el pulgar y el pie. Aquí es donde generalmente se forman los juanetes. Los juanetes también podrían formarse del otro lado del pie, en la articulación entre el dedo meñique y los huesos largos.

Sobre la protuberancia también podría desarrollar piel más gruesa. Esta área puede hincharse e inflamarse, lo que contribuirá al dolor y a la incomodidad de los cambios óseos.

Cuando el juanete se forma entre la base del dedo gordo y el primer hueso del metatarso (hueso largo del pie), genera un desequilibrio en la forma en la que se distribuye su peso entre las articulaciones.

Esto aumenta la deformidad y la incomodidad. Cuando los juanetes se forman entre el meñique y el quinto metatarso, se le llama juanete de sastre.

Cómo Se Forman los Juanetes

Mientras que casi todos los juanetes se desarrollan en la madurez, algunos también se desarrollan durante la adolescencia.

Entre los adolescentes, estos aparecen más frecuentemente entre las niñas de 10 a 15 años de edad. Las mujeres también corren mayor riesgo de desarrollar un juanete o juanete de sastre que los hombres.3

Hay varios factores que aumentan su riesgo de desarrollar un juanete. Usted tiene el control sobre algunos de estos factores y otros de ellos son una función de su estructura y desarrollo óseo.4

 

Usar tacones altos

Usar zapatos estrechos

Artritis, en especial, la artritis reumatoide

Lesiones en el pie

Desarrollo inadecuado de los pies antes del nacimiento

Sostener el peso corporal de forma irregular, lo que hace que la articulación no sea estable

Músculos y tendones tensos

Tipo de pie heredado

Cada uno de estos factores coloca a su pie en una posición antinatural. El uso constante y sostener el peso sobre su pie en una mala postura pueden propiciar que sus músculos se vuelvan menos flexibles. La falta de flexibilidad aumentará su riesgo de desarrollar una deformidad como el juanete.

La Dra. Georgeanne Botek, jefa de la sección de podología y directora médica de la Clínica del Pie Diabético de la Clínica de Cleveland, dice “Los juanetes a menudo son hereditarios, aunque pueden ocasionarse por la forma de caminar o los zapatos que utilizamos”.5

Qué Sentirá

Antes de que comience a sentir los síntomas, a menudo verá cambios en su pie. Se empezará a formar una protuberancia en la parte exterior del pie, justo debajo del dedo gordo o del meñique, en el caso de un juanete de sastre. Una vez que el juanete crece más, podría sentir algunos síntomas como los siguientes:6

 

Dolor sobre la piel, donde el juanete roza su zapato

Dolor y molestia en el área del hueso

Entumecimiento alrededor del juanete

Ardor

Inflamación en la articulación donde se formó el juanete, especialmente después de estar de pie

Piel más gruesa sobre la base del dedo afectado

Enrojecimiento sobre la piel debido al roce con el zapato o de origen más profundo por la inflamación en la articulación

Nuevos callos en otros dedos, ya que el peso está mal distribuido

Movimiento restringido en la articulación afectada

Estos síntomas son frustrantes, dolorosos y limitan el tipo de calzado con el que podría sentirse cómodo. Sin un tratamiento o cuidado, su juanete podría crecer tanto que hasta los zapatos amplios podrían no ser lo suficientemente anchos para que entre la deformidad.

¿Cuáles Son Sus Opciones de Tratamiento?

Hay varias opciones diferentes de tratamiento. Personalmente, yo creo que la cirugía es el último recurso que hay que considerar. Aunque el procedimiento quirúrgico podría afectar la estructura anatómica, no tratará la condición subyacente que causó el juanete en primer lugar.

Yo tengo un juanete que he tratado durante años. Los tratamientos han disminuido mi dolor e incomodidad y casi detuvieron el progreso de los cambios en mi pie.

Los juanetes son permanentes, a menos de que los corrija con cirugía. Sin embargo, con otros tratamientos menos invasivos puede reducir los síntomas de dolor e incomodidad, disminuir la velocidad del desarrollo, o detenerlo por completo, y mejorar la flexibilidad de su pie y articulaciones.

La Dra. Dina Stock, podóloga en Ohio, dijo para la Clínica Cleveland:

“En el caso de muchas personas, puede ser solo cuestión de usar zapatos adecuados. Asegúrese de elegir zapatos de tacón bajo y cómodos que le brinden suficiente espacio para sus dedos y la parte más ancha del pie”.7

7 Opciones para Tratar los Juanetes en Casa

Pruebe estos métodos en casa para reducir la inflamación, mejorar la flexibilidad de su pie y reducir el estrés sobre el juanete.8

1. Reduzca la presión

Al reducir la presión sobre el juanete puede encontrar alivio al dolor. Proteja al juanete con un parche moleskin o relleno de gel. Use zapatos que le brinden suficiente espacio en la punta.

Compre en la tienda donde el personal mida su pie y le proporcione el tamaño correcto de zapatos. Podría sorprenderle saber que la talla real de su calzado no es la que ha estado comprando durante los últimos años.

2. Aumente la circulación

Los jacuzzis, calcetas calientes, compresas calientes, ultrasonidos y masajes pueden aumentar la circulación del área, lo cual ayuda a reducir la inflamación y a promover la sanación.

3. Reduzca la inflamación

El hielo y el ibuprofeno podrían ayudar a reducir la respuesta inflamatoria del juanete y a disminuir su dolor. Reducir la inflamación podría ayudar a sanar, aunque no disminuirá con el tiempo el progreso del juanete.

4. Mejore la flexibilidad

Si tiene un juanete, podría notar que el dedo que tiene la deformidad no es tan flexible como el mismo dedo del otro pie. El dedo gordo podría volverse tan inflexible que tan solo pueda moverlo un par de grados. Esta inflexibilidad contribuye al desarrollo de un juanete.

Podría ser tentador tratar solo el dedo con el juanete, aunque podría no obtener los mismos resultados que cuando trata el pie completo. Es un poco como el efecto dominó. La forma en la que lleva el peso sobre sus pies afecta cómo funcionan sus rodillas, cadera y espalda baja.

Su dedo gordo afecta cómo funciona el resto de su pie. Cuando un área tiene problemas, afecta las áreas a su alrededor.

5. Fortalezca sus músculos

La flexibilidad es importante y también lo son los músculos fuertes. Su pie es la base de sus actividades diarias y de su desempeño atlético. Los ejercicios regulares con los pies, en conjunto con una mayor flexibilidad, podrían mejorar las funciones de sus pies y reducir el desarrollo de su juanete.

Los desequilibrios en la fuerza muscular de su pie afectan la forma correcta de caminar y correr y limitan el rango completo de movimiento de su pie. Ambos factores aumentan su riesgo de lesiones y juanetes.9 Para fortalecer los músculos de su pie:

 

Recoja una toallita o canicas con los dedos del pie para fortalecer el arco

Dibuje el alfabeto en el aire con el dedo gordo para fortalecer el tobillo

Póngase de pie sobre un pie (sin sostenerse con nada) durante 10 a 20 segundos. Hacer equilibrio fortalece el pie entero y mejora el equilibrio general

Ruede una pelota de tenis o rollo de espuma debajo de su pie para estirar la fascia plantar Este es un tendón fuerte que va de la almohadilla del pie hasta el talón

Descalzo, párese sobre los dedos, lo que fortalecerá sus pantorrilla y pie

Eleve cada dedo de forma individual, desde el dedo gordo hasta el meñique, luego bájelos en el orden inverso

Descalzo, ponga su peso sobre sus talones y abra los dedos de ambos pies lo más que pueda. Haga esto mientras mantiene el equilibrio.

6. Use una férula

Usar una férula nocturna es otra opción que puede ayudarle a estirar los músculos alrededor del dedo gordo y mejorar su flexibilidad. Conforme su dedo se mantiene en la posición correcta y los músculos se vuelven más flexibles, los huesos largos del pie ya no se salen de su alineación.

Cuando los participantes de un estudio utilizaron una férula durante la noche y un zapato ortésico con separador de dedos durante el día, experimentaron un alivio del dolor estadísticamente significativo.10

Este estudio particular no notó ningún cambio estructural en el pie, aunque tan solo observó los resultados después de tres meses de tratamiento.

Los juanetes toman años en desarrollarse y podrían requerir una cantidad similar de tiempo para ver una reversión significativa de la deformidad ósea.

¿Las Órtesis Realmente Ayuda?

Órtesis es el término utilizado para describir una plantilla diseñada para cambiar la forma en la que su pie lleva el peso del cuerpo. Las órtesis se venden sin receta o un podólogo podría moldear una a la medida de su pie. Aunque las órtesis son populares y muchos atletas las usan, no todos los expertos están convencidos de su utilidad.11

La función básica es poner su pie en una mejor posición y eliminar el estrés de un área lesionada. Sin embargo, darles unas vacaciones permanentes a los músculos de su pie significa que se volverán más débiles y menos flexibles.12

Las órtesis disminuyen la velocidad de la pronación y distribuyen la fuerza de la caída de su pie sobre un área más amplia, por lo que reducen el estrés en cualquier parte de su pie. Aunque son útiles a corto plazo, mientras una lesión sana, no se recomienda su uso a largo plazo.13

Elija el Calzado Correcto

Los zapatos que elija están relacionados directamente con la salud de sus pies. Incluso si le encantan sus chancletas, podría ser momento de dejarlas. Conforme camina con ese tipo de zapatos, sus dedos aumentan su agarre, lo que ocasiona tensión crónica en los dedos en posición flexionada, lo que, eventualmente altera su equilibrio.14

Los zapatos absolutamente correctos para sus pies podrían ser los inexistentes. Cuando rodea sus pies con rellenos y elevaciones para corregir lo que los fabricantes de zapatos perciben como defectos en su forma de caminar, coloca su pie en una posición antinatural y genera un desequilibrio en sus pies y cuerpo.

Por lo tanto, los músculos en sus pies no se utilizan de forma correcta, lo que cambia el grado de fuerza y flexibilidad que debería tener.15

Por supuesto, hay algunos problemas con caminar descalzo. Probablemente no pueda ir sin zapatos al trabajo y caminar afuera trae algunos problemas con las piedras afiladas y otros desechos.

Sin embargo, cuando se hace de forma adecuada, puede disfrutar con éxito andar sin zapatos y, como resultado, tendrá pies más fuertes y menos riesgo de juanetes.

Pase la mayor parte del tiempo en casa sin zapatos, practicando su “caminar del zorro”. Los zapatos propician que primero toque el suelo con el talón, mientras que caminar como zorro es mejor para las articulaciones, rodillas, cadera y espalda baja.

Con las rodillas flexionadas, la almohadilla del pie toca primero el suelo, hasta llegar al talón. Sus rodillas permanecen flexionadas sin bloquear las rodillas o estirarlas. Es prácticamente silencioso y es la forma en la que los niños caminan antes de comenzar a usar zapatos.

Si tiene diabetes, que puede ocasionar menor sensación y capacidad de sentir dolor en los pies, no es recomendable que camine sin protección, incluso en casa. Pisar un lápiz u objeto afilado sueltos podría perforar la piel de su pie sin que se dé cuenta, lo que aumentaría el riesgo de infección.

Podría Prevenir los Juanetes

Es mucho más fácil prevenir los juanetes que corregirlos. Ponga atención a la fuerza y flexibilidad de los músculos de sus pies. 

El abdomen marcado puede ser un cambio estético que desea añadir a su vestuario para el verano, aunque también representa un papel importante para reducir el dolor y proteger sus órganos abdominales.

Sucede igual con los músculos de los pies. Al estirar y fortalecer los músculos podría ayudar a prevenir el desarrollo de los cambios estéticos no deseados en sus pies.

Siga los ejercicios recomendados para estirar y fortalecer, evite los zapatos ajustados o los tacones altos y ande descalzo lo más posible cuando esté en casa.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.