Ocultar
Palomitas de Maiz

Historia en Breve -

  • Los antropólogos han encontrado evidencias de que, hace cerca de 5 000 años, las palomitas de maíz eran parte de la alimentación nativa de México y Perú, y hace cerca de 2 500 años, en el sureste
  • El manganeso, magnesio, fósforo, zinc, cobre, vitaminas B3 y B6, y potasio en las palomitas ayuda a reducir su riesgo de ataque cardiaco, derrame cerebral y ateroesclerosis
  • La fibra y los polifenoles son dos de los ingredientes en las palomitas que las vuelven relativamente saludables, ya que ayudan a combatir el cáncer, la diabetes tipo 2 y muchas otras enfermedades
  • Mientras que el 90 % del maíz cultivado en Estados Unidos es transgénico, el maíz para palomitas (todavía) no lo es. Cuando se revientan con aire y se preparan solo con aceite de coco y un poco de sal, son un bocadillo nutritivo. Son los aditivos los que vuelven a las palomitas potencialmente tóxicas
 

Palomitas de Maíz: ¿Buenas o No Tanto?

Junio 13, 2016 | 9,257 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

A muchas personas les encanta comer un tazón de palomitas de maíz crujientes. Durante siglos, ha sido uno de los bocadillos favoritos de muchas personas.

Los antropólogos incluso han descubierto restos del consumo de palomitas de maíz en el sureste de Estados Unidos de hasta 2500 años y en Perú y México de hasta 5000 años.

A inicios del siglo XIX se vendía como maíz "perla" o "Nonpareil", y su popularidad alcanzó rápidamente cierto auge durante la Gran Depresión, debido a que era tan económico. Desde entonces debe haber prosperado, ya que, ¡las personas en Estados Unidos actualmente consumen cerca de 1.2 millones de libras al año!1

Las palomitas de maíz no son el bocadillo más saludable disponible, aunque, si elige la variedad correcta, podría ser relativamente nutritivo y brindarle una fuente valiosa de fibra. Los ingredientes en este bocadillo saludable podrían incluso convertirse en beneficios que combaten las enfermedades.

Las Palomitas de Maíz y Su Salud

Mientras que este artículo analizará algunos de los aspectos positivos de las palomitas, siguen siendo relativamente altas en carbohidratos y si busca optimizar su salud mitocondrial, lo ideal sería no consumir más que una onza o dos.

Recuerde que la forma de prevenir la mayoría de las enfermedades degenerativas crónicas es enseñarle al cuerpo a quemar grasa como combustible. Sería MUCHO mejor consumir vegetales altos en fibra para obtener carbohidratos, que granos. 

Aspectos Nutricionales de las Palomitas de Maíz

Una porción bastante modesta de palomitas – 3.5 onzas – le ofrece varios nutrientes importantes y porcentajes impresionantemente altos para los consumidores, en términos del consumo diario recomendado (CDR).

Por ejemplo, el manganeso presenta 56 % de CDR, mientras que el magnesio y fósforo le brindan 36 % cada uno.

El zinc también es significativo, con 21 % y el cobre, vitamina B3 (niacina), vitamina B6 (piridoxina) y potasio, muestran solo un poco menos de 10 % cada uno.2 Las palomitas de maíz contienen nutrientes y compuestos que están relacionados con:

  • La regulación del azúcar en la sangre
  • Mejor digestión
  • Pérdida de peso
  • Menores niveles de colesterol
  • Prevención del cáncer

Otra cosa interesante sobre las palomitas es que, mientras que una porción de una taza contiene 6.2 gramos de carbohidratos, los cuales se convierten en glucosa en el cuerpo después de la digestión, el almidón es diferente.

"Las palomitas contienen almidón resistente tipo 1, que se encuentra en las paredes de las células de las plantas. Está presente en las semillas, frijoles y granos, como el maíz.

Como su nombre lo indica, el almidón resistente soporta la digestión, así que pasa a través del intestino principalmente sin haber sido digerido, lo que brinda una fuente de nutrición para las bacterias saludables que habitan el tracto digestivo.

Además de brindarle combustible a las bacterias de su intestino, el almidón resistente también puede ayudar a mantener estables los niveles de insulina, lo que reduce los saltos del azúcar en la sangre".3

Las palomitas de maíz retienen el endospermo, germen y salvado de la fibra que se deshacen del exceso de colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos y las arterias, lo que ayuda a optimizar los niveles de colesterol.4

Simultáneamente, disminuye su riesgo de ataque cardiaco, derrame cerebral y ateroesclerosis –es decir, endurecimiento de las arterias. 

Por estas razones, su corazón no necesita trabajar tan duro; sus vasos sanguíneos y arterias permiten que la sangre fluya a un índice óptimo, en vez de pasar más lento, espesarse y causar problemas, como los mencionados anteriormente.

Las Palomitas de Maíz Contienen Fibra Útil

La misma porción de 3.5 onzas de palomitas contienen 389 calorías y 15 gramos de fibra.5 Con esto recibe 78 gramos de carbohidratos, 13 gramos de proteína y 5 gramos de grasa. En conjunto, las palomitas son un alimento muy sustancioso, con beneficios físicos para todos esos minerales y vitaminas.

La fibra es tan importante que si las personas consumieran la cantidad que deberían – yo recomiendo consumir cerca de 25 a 50 gramos de fibra por cada 1000 calorías consumidas al día – los males como la diabetes tipo 2, obesidad y enfermedades cardiacas serían mucho menos predominantes.

Sin embargo, la mayoría de las personas consumen una cantidad mucho menor. De acuerdo con Authority Nutrition:6

"Cuando el cuerpo tiene una gran cantidad de fibra, regula la liberación y el control del azúcar en la sangre y los niveles de insulina mejor que las personas con bajos niveles de fibra".7

Las palomitas de maíz también le brindan antioxidantes, que, a su vez, previenen las características indeseables del envejecimiento prematuro, como la debilidad muscular, osteoporosis, degeneración macular, deterioro cognitivo, demencia y Alzheimer.

Incluso cosas como las arrugas y las machas en la piel pueden disminuir con este componente de las palomitas.8

Ciertamente no de menos importancia, la fibra es fundamental porque fomenta la regularidad al estimular los músculos intestinales y jugos digestivos, lo que mantiene todo en movimiento de forma regular.

Mientras menos tiempo permanezcan los alimentos en el colon, mejor. Cuando se quedan en el tracto digestivo durante demasiado tiempo, pueden presentarse el estreñimiento u otros problemas.

Las Palomitas de Maíz y la Pérdida de Peso

Debido a la fibra, las pocas calorías relativas y otros factores sobre los que ya hemos hablado, las palomitas pueden ayudar a perder peso.

De hecho, un estudio que comparó cómo se sentían las personas llenas después de comer palomitas o papitas, encontró que las palomitas satisfacían mejor a sus consumidores, lo que podría ocasionar que se consuman menos calorías.9

Sin embargo, el consumo calórico por el consumo de palomitas de maíz en el cine puede ser asombroso:

"Una bolsa chica de palomitas del Harkins Theaters contiene 250 calorías, 16 gramos de grasa y 27 gramos de carbohidratos. Aplique estas cantidades a la bolsa grande y consumirá 780 calorías, 50 gramos de grasa y 83 gramos de carbohidratos.

Cómase una bolsa extra grande y su bocadillo equivaldrá a 1120 calorías, 72 gramos de grasa y 120 gramos de carbohidratos, lo que es más de un tercio de la cantidad de carbohidratos que debería consumir en el día".10

Polifenoles en las Palomitas – Una Explosión Antioxidante

Ha escuchado sobre los radicales libres, que su cuerpo produce para ayudar a que los procesos metabólicos funcionen mejor, aunque, cuando se producen demasiados, pueden volverse en su contra.

Pueden eliminar las enzimas, multiplicar y causar suficientes estragos en sus células para ocasionar enfermedades e incluso alterar su ADN.11

Aquí es cuando entran los antioxidantes, luchando contra los radicales libres gracias a los antioxidantes en los nutrientes que consume. Los polifenoles en las palomitas podrían llamarse superantioxidantes.

Son importantes porque mejoran su digestión y circulación, y como resultado, también reducen su riesgo de cáncer, particularmente de seno y próstata.12

Un estudio interesante realizado por el Dr. Joe Vinson, de la Universidad de Scranton, en Pennsylvania, encontró que las palomitas contienen más polifenoles que las frutas y los vegetales.

Los polifenoles están más concentrados en las palomitas que en los frutos secos y el chocolate, dos opciones de bocadillos que compiten con ellas.

De hecho, su estudio determinó que las concentraciones de polifenoles eran mucho más altas en las palomitas de lo que se creyó anteriormente, con más de 15 veces la cantidad que se encuentra en los totopos de grano entero.

"Los polifenoles están más concentrados en las palomitas, que tienen en promedio solo cerca de 4 % agua, mientras que los polifenoles están diluidos en el 90 % de agua que compone muchas frutas y vegetales".13

Investigaciones adicionales muestran que consumir palomitas puede ayudar a regular el azúcar en la sangre, disminuir el colesterol, mejorar la digestión, prevenir la osteoporosis y proteger contra el cáncer.14

Buenas Noticias Sobre las Palomitas: Los Expertos dicen que No Son Transgénicas – Por Ahora

Se podría preguntar si las palomitas de maíz son transgénicas. La respuesta podría sorprenderlo, pues, hasta la fecha no lo son (lo que no significa que no llegarán a serlo).

Especialmente porque el 90 % del maíz que se cultiva en Estados Unidos es transgénico, hay bastante charla en internet sobre las palomitas orgánicas, o seguras, y no tóxicas que se etiquetan como "no transgénicas", mientras que ninguna es realmente transgénica.

 Incluso varios productores que se preocupan por la salud afirman que es verdad– pues, entonces, la publicidad podría parecer bastante falsa.

Sin embargo, ya que no todos los fabricantes deben etiquetar sus productos como transgénicos, muchos consumidores consientes buscan siempre la etiqueta "no transgénico" como precaución.

El hecho desafortunado es que, incluso si todas las palomitas fueran transgénicas, la etiqueta debería decirlo. De acuerdo con la autora y naturópata Elizabeth Yarnell:

"En la conferencia Seeds of Doubt... Jeffrey Smith, director ejecutivo del Instituto para la Tecnología Responsable y experto en transgénicos nos aseguró que a pesar de que el 90 % del maíz que se cultiva y consume en el país es transgénico, las palomitas provienen de una semilla diferente que no ha sido modificada genéticamente".15

Sin embargo, lo ideal es tener cuidado, como observó el bloguero de estilo de vida "Growing Up Herbal":

"No por qué las palomitas no son transgénicas significa que debería comprar cualquier marca barata en el supermercado.

No, no, no. Verá, las palomitas son un cultivo altamente fumigado con pesticidas, insecticidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes y esto significa que lo mejor es consumirlas orgánicas".16

Cómo Se Preparan las Palomitas Hace Toda la Diferencia

Las palomitas reventadas con aire tienen muchas menos calorías que la mayoría de los alimentos. Sin embargo, la preparación de incluso las palomitas de mejor calidad y orgánicas pueden convertirse de nutritivas, a solo otro bocadillo que destruirá potencialmente su salud. Un buen ejemplo: las palomitas de microondas.

Hay muchas formas de prepararlas, aunque, para algunas personas, la forma más fácil viene en una bolsa para microondas, la cual presenta innumerables riesgos.17

Esta versión generalmente contiene no solo palomitas, sino la sustancia química ácido perfluorooctanoico (PFOA, por sus siglas en inglés), relacionado con el TDAH y la hiperactividad en los niños,18 peso bajo al nacer19 y enfermedades tiroideas.20

Otra sustancia química peligrosa en la mantequilla falsa en las palomitas es diacetilo, la cual, según múltiples estudios con animales han demostrado, daña las vías respiratorias e incluso precipita las enfermedades pulmonares.21

El público cada vez está más consciente de otro peligro común en las palomitas (y en otros alimentos): El aceite hidrogenado o parcialmente hidrogenado, es decir, aceite interesterificado, también llamado grasa trans u otros.

Lea las etiquetas de sus productos y lo encontrará en muchos alimentos del supermercado, incluso con la plétora de estudios que revelan una relación clara con las enfermedades cardiacas y otros problemas.22

Receta Saludable de Palomitas de Maíz

Hay que decir que los "toppings" (sabores) en las palomitas presentan otro factor de riesgo cuando se trata de su preparación. Una de las más vendidas es el maíz caramelizado, pero vea: una porción de 3.5 onzas (100 gramos) le brinda increíblemente 65 gramos de azúcar.23

Si la simpleza y la nutrición son tan importantes para usted como el sabor, he aquí una excelente receta:

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • ½ taza de granos de maíz
  • ½ cucharadita de sal

Instrucciones

  1. Coloque el aceite y los granos en una olla grande y cúbrala. Cocine a fuego medio durante tres minutos aproximadamente o hasta que no las escuche reventar con tanta frecuencia y pueda contar hasta diez antes de escuchar que otro grano revienta.
  2. Retire del calor y sírvalas en un tazón. Sazone con la sal y sirva.

Puede añadir sabores adicionales, como pimienta negra o puede hacerlas un poco más picantes con un poco de paprika. Las mantequillas naturales de frutos secos o la canela son opciones deliciosas. 

La levadura nutricional es una buena opción para darle un ligero sabor a nuez y una textura agradable, con proteína, vitaminas B, minerales y fibra adicionales.

La conclusión es que, cuando tenga ganas de un bocadillo, elegir algo delicioso no significa que no puede ser saludable también. Las palomitas preparadas de forma correcta cumplen con esta descripción de muchas formas diferentes. Solo elija palomitas orgánicas, reventadas con aire y evite comer una cantidad grande.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.