Ocultar
Peligro de los Celulares

Historia en Breve -

  • En el 2011, con base en la investigación disponible, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer declaró a los teléfonos celulares un cancerígeno del grupo 2B, lo que significa que son "posibles agentes causantes de cáncer"
  • El 72 % de los estudios financiados por la industria no percibieron ningún efecto biológico de la exposición a la radiación del teléfono celular, mientras que el 67 % de los estudios independientes encontraron efectos biológicos
  • Muy recientemente, el Programa Nacional de Toxicología concluyó que la exposición de todo el cuerpo a la radiación del teléfono celular probablemente haya causado cáncer cerebral y cardiaco en ratas macho
 

El Último Estudio Acerca de los EMF Da Credibilidad a las Preocupaciones

Junio 15, 2016 | 30,789 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

En mayo de 2011, con base en la investigación disponible, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), el brazo de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés), declaró que los teléfonos celulares eran un cancerígeno del grupo 2B, lo que significa que son "posibles agentes causantes de cáncer".

De acuerdo con el comunicado de prensa:1

"El Dr. Jonathan Samet... Presidente del Grupo de Trabajo, indicó que" la evidencia, aunque aún se acumula, es lo suficientemente sólida como para sustentar una conclusión y la clasificación 2B.… y por lo tanto tenemos que mantener una estrecha vigilancia de la relación entre los teléfonos móviles y el riesgo de cáncer".

"Dadas las posibles consecuencias para la salud pública de esta clasificación y sus resultados", dijo el Director de la IARC, Christopher Wild, "es importante que la investigación adicional sea realizada sobre el uso intensivo a largo plazo de los teléfonos móviles.

Mientras esperamos que dicha información este disponible, es importante tomar medidas pragmáticas para reducir la exposición, tales como mensajes de texto o dispositivos manos libres".

El Último Estudio de Radiofrecuencia--¿Será una Llamada de Advertencia Para los Que Niegan el Peligro de los Teléfono Celulares?

A pesar de estos descubrimientos, los teléfonos celulares han sido cada vez más omnipresentes, y una parte tan común de nuestras vidas diarias que la mayoría de las personas no piensan dos veces antes de usarlos y transportarlos sobre su cuerpo durante todo el día.

Algunos actúan con cautela, por ejemplo, al usar el altavoz o mensajes de texto, en vez de sostener el teléfono sobre su oído (justo al lado de su cerebro), pero muchos todavía se niegan a creer que los riesgos son reales.

Por desgracia, los investigadores han demostrado que los teléfonos inalámbricos y otros aparatos tienen el potencial de causar todo tipo de problemas de salud, desde dolores de cabeza hasta tumores cerebrales, los niños pequeños tienen un mayor riesgo.

Sin duda, los estudios tampoco han encontrado efectos, pero la mayoría de ellos fueron financiados por la industria, lo que tiende a hacer que los resultados sean menos fiables.

De hecho, el 72 % de los estudios financiados por la industria no ha podido percibir ningún efecto biológico de la exposición a la radiación del teléfono celular, mientras que el 67 % de los estudios independientes (los que no están financiados por la industria) encontró efectos biológicos.2

Por ejemplo, en 1990, al menos dos docenas de estudios epidemiológicos en seres humanos indicaron una relación entre los campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés) y/o las frecuencias de radio (RF, por sus siglas en inglés) y problemas de salud graves, incluyendo la leucemia infantil.

La relación entre el cáncer cerebral y el uso del teléfono celular ha sido particularmente persistente, y la creciente investigación solo ha reforzado esta conexión.

Muy recientemente, un estudio preliminar en animales sugiere que la radiación inalámbrica de teléfonos móviles aumenta el riesgo de tumores cerebrales y cardiacos en ratones macho.3,4,5,6,7

Tumores Cerebrales y Cardiacos Descubiertos en Ratas Expuestas a la Radiación del Teléfono Celular

El estudio fue realizado por el Programa Nacional de Toxicología (NTP, por sus siglas en inglés), que es parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Para evaluar el impacto de la RF en las ratas, los animales fueron colocados en cámaras especiales en las cuales fueron expuestos a diferentes niveles de radiación de los teléfonos celulares por un total de nueve horas al día, siete días a la semana, desde su nacimiento hasta la edad de dos años (básicamente, la esperanza de vida total de una rata).

Se utilizaron tanto el Acceso Múltiple por División de Código (CDMA, por sus siglas en inglés) como la modulación del Sistema Global para las Comunicaciones Móviles (GMS, por sus siglas en inglés).

Un grupo de control vivió sin la exposición. Del grupo de ratas expuestas, entre el 2 y el 3 % de los machos desarrollaron gliomas malignos (un tipo de cáncer cerebral). Ninguno de los del grupo control desarrollaron cáncer.

Curiosamente, las ratas hembras expuestas tenían una tasa mucho más baja de cáncer que los machos--casi tres cuartas partes menos.

La razón de la diferencia entre los sexos es desconocida. Además, de las ratas macho expuestas a los más altos niveles de radiación del teléfono celular, entre el 5 y el 7 % desarrollaron schwannomas ([o neurinomas], células nerviosas tumorales) en sus corazones. Ninguno de los individuos del grupo de control desarrollo este problema.

Según los autores, estos cánceres cerebrales y cardíacos fueron probablemente causados por la exposición de todo el cuerpo a la radiación del teléfono celular. (No se encontraron diferencias estadísticamente significativas en el número de tumores que se observaron entre las modulaciones GSM y CDMA).

Abundan Desacuerdos en los Resultados de las Pruebas

Sin embargo, el estudio ha sido criticado por sus anomalías, el cual incluyen una mayor tasa de mortalidad entre los individuos de control, y en el hecho de que ninguno de los individuos de control desarrolló cáncer. En otros estudios realizados por el NTP, un promedio del 2 % de los individuos de control tiende a desarrollar gliomas.

Sin embargo, los autores advierten que, aunque el riesgo es muy pequeño, no debería ser descartado. Además, los resultados indican una relación dependiente de la dosis entre la exposición y el riesgo de cáncer.

"Dada la cantidad extremadamente grande de personas que utilizan dispositivos de comunicación inalámbricos, incluso si aumenta un poco la incidencia de la enfermedad resultante de exponerse a la RFR [radiación de radiofrecuencia] generada por estos dispositivos, esto tendría amplias implicaciones en la salud pública", dicen ellos.

El Dr. Otis Brawley, médico en jefe de la Sociedad Americana para el Cáncer, también señaló que "el informe NTP que vincula a la RFR a dos tipos de cáncer, marca un cambio en el paradigma en nuestra comprensión de la radiación y el riesgo de cáncer".

El Dr. Christopher Portier, Jefe retirado de la NTP quien participó en el lanzamiento del estudio, también insiste en que la diferencia entre los sexos significa que no es un descubrimiento asociado sino más bien una relación clara y causal entre la exposición a la radiación GSM y la CDMA y el cáncer entre las ratas macho.

"Yo diría que es un estudio absolutamente causal", dijo a la revista Scientific American.8 "Ellos controlaron todo en el estudio. [El cáncer] es debido a la exposición".

Sin duda, la previa investigación sustenta estos descubrimientos. En uno, aquellos que comenzaron a utilizar con mucha frecuencia los teléfonos celulares antes de los 20 años de edad, tuvieron de cuatro o cinco veces más incidencia de cáncer cerebral al final de sus 20s, en comparación con aquellos cuya exposición fue mínima.9,10

¿Cómo Es Que la RF Causa Daño Celular?

La RF es un tipo de radiación no ionizante, lo que significa que no produce calor y no rompe los enlaces químicos. La mayoría de las demandas de seguridad están articuladas sobre este hecho.

Sin embargo, al parecer la RF es capaz de causar daño de otra forma. En una reciente entrevista de Scientific American, el Dr. Jerry Phillips, un Bioquímico y Director de Excel Science Center en la Universidad de Colorado, explicó cómo las células vivas reaccionan a la radiación de la RF:11

"La señal se acopla con esas células, aunque nadie sabe realmente cuál es la naturaleza de ese acoplamiento. Algunos efectos de esta reacción pueden ser cuestiones como el movimiento del calcio a través de membranas, la producción de radicales libres o un cambio en la expresión de genes celulares.

De repente, las proteínas importantes son expresadas en momentos, lugares y en cantidades que no deben ser, y esto tiene un efecto dramático en la función celular. Y algunos de estos cambios son consistentes con lo que se observan cuando las células se convierten de normales a malignas".

Cuando considera el hecho de que su cuerpo es bioeléctrico, es más fácil entender cómo y por qué los teléfonos inalámbricos podrían producir un daño biológico.12

Para empezar, el cuerpo utiliza electrones para comunicarse, y dentro de cada célula se encuentran las mitocondrias, que son las centrales eléctricas de la célula, y estas pueden ser afectadas negativamente por los campos electromagnéticos, lo que ocasiona una disfunción celular.

Además, en los últimos años se descubrieron otros mecanismos perjudiciales.

Los Campos Electromagnéticos Dañan a las Células y el ADN a Través de las Respuestas de Estrés Celular

La investigación realizada por el Dr. Martin Blank, un ex Profesor asociado en la Universidad de Columbia con el departamento de fisiología y biofísica celular y ex Presidente de la Sociedad Bioelectromagnética,13 explica que los campos electromagnéticos (EMF) dañan las células y el ADN al inducir una respuesta de estrés celular.

Dio un discurso informativo el 18 de noviembre de 2010 en el programa del Club Commonwealth de California, ""The Health Effects of Electromagnetic Fields" (Los Efectos de los Campos Electromagnéticos Sobre la Salud), copatrocinado por ElectromagneticHealth.org

De acuerdo con Blank, la estructura en espiral del ADN es muy vulnerable a los campos electromagnéticos.

Posee las mismas características estructurales de una antena fractal (conducción electrónica y auto simétrica), y estas dos propiedades permiten una mayor reactividad del ADN a los campos electromagnéticos que otros tejidos. Por otra parte, no se requiere calor para producir daño en el ADN.

Blank considera que el daño potencial de las tecnologías inalámbricas puede ser significativo, y que existe gran cantidad de investigaciones de expertos que sustentan tales sospechas.

Por ejemplo, un análisis14 realizado en el 2009 acerca de 11 estudios epidemiológicos a largo plazo reveló que utilizar un teléfono celular durante 10 años o más duplica el riesgo de ser diagnosticado con un tumor cerebral en el mismo lado de la cabeza donde el teléfono celular se utilizaba normalmente.

Otro importante estudio,15,16 financiado por el Gobierno de los Estados Unidos, fue publicado en 2011 en la revista de American Medical Association (JAMA, por sus siglas en inglés).

Al utilizar un escáner cerebral especializado capaz de detectar alteraciones en la glucosa, los investigadores determinaron que la radiación del teléfono celular activa las células cerebrales para metabolizar la glucosa en una tasa más elevada.

El metabolismo de la glucosa equivale a la activación de células, por lo que los resultados indican que la radiación del teléfono celular tiene una influencia medible bien definida en su cerebro.

Esencialmente, cada vez que pone un teléfono celular en su oreja activa artificialmente las células cerebrales. Dicho lo anterior, aún no está claro si esta producción excesiva de glucosa es directamente perjudicial, o si más adelante podría causar una cascada de problemas.

Epidemióloga Solicita Que Sean Revisados los Estándares de los Teléfonos Celulares

La Dra. Devra Davis, una Epidemióloga y autora del libro, "Disconnect" (Desconexión), ha sido una clara defensora de los estándares y regulaciones mejoradas de los teléfonos celulares.

En la actualidad, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) basa sus normas en un modelo que no se aplica totalmente a la población en general. Como explica un reciente artículo de STAT News:17

"[L]os Estándares actuales de la FCC no son realistas porque se basan en.… una criatura llamada Hombre Antropomórfico Estándar (o SAM, por sus siglas en inglés)—el cual es más grande que la persona promedio, y, por lo tanto, capaz de soportar más exposición a la radiación que la mayoría de las personas.

'SAM no es un tipo ordinario', escribió Davis. 'En función de su tamaño y masa se ubicó en el 10 % más alto de todos los reclutas militares en 1989, que pesaban más de 200 libras, con una cabeza de 11 libras, y cerca de los 6 pies y 2 pulgadas de alto.

SAM no era especialmente un parlanchin, ya que se supone que utilizaba un teléfono celular no más de seis minutos'. El viernes [27 de mayo de 2016], Davis reiteró su solicitud para los estándares de la FCC actualizados, los cuales se basan en la persona promedio…

'Todo padre que piensa que es sumamente tierno darles a sus hijos un pequeño teléfono celular, debe preguntarse a sí mismo si les darían un vaso de whisky o un arma de fuego', dijo ella.

1 de Cada 4 Accidentes Automovilísticos Son Causados ​​Por Teléfonos Celulares

No solo la RF hace a los teléfonos celulares tan peligrosos. También desempeñaron un rol importante en los accidentes de tráfico causados ​​por conductores distraídos, quienes les arrebataron la vida a casi 3 330 personas en el 2012 y hubo 421 000 heridos.18

El año pasado, el Consejo Nacional de Seguridad informó que el uso del teléfono celular es responsable del 26 % de todos los accidentes de tráfico en los Estados Unidos.19

Sorprendentemente, solo el 5 % esta relacionado específicamente con los mensajes de texto, lo que sugiere que hablar por el teléfono es tan arriesgado, si no es que más aún. No obstante, entre los conductores adolescentes, la influencia de los teléfonos celulares en las tasas de accidentes es mucho más elevada.

De acuerdo con un reciente informe de la Asociación Americana de Automóviles (AAA, por sus siglas en inglés), el 60 % de los accidentes automovilísticos que involucran a adolescentes es ocasionado por hablar, enviar mensajes de texto y otras distracciones.20

Aparte del uso del teléfono celular, hay otras distracciones para los adolescentes que ocasionan que estén involucrados en accidentes automovilísticos, incluyendo hablar con los pasajeros y buscar algo en el interior del coche.

En general, el uso del teléfono celular en cualquier forma mientras conduce aumenta la probabilidad de tener un accidente, ya que le quita su atención de la tarea que realiza, que es mantener sus ojos en el camino, sus manos en el volante, y su mente en el modo de conducción segura.

De hecho, la investigación21 ha demostrado que el rendimiento al conducir es afectado de igual forma durante el uso, ya sea de un teléfono en la mano o en modo manos libres, lo cual ocasiona efectos como un mayor tiempo de reacción.

Esta advertencia es especialmente importante para los conductores de los Estados Unidos, conforme a un estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, que descubrió que hablar, enviar mensajes de texto y leer el correo electrónico en el teléfono mientras conduce es mucho más frecuente en los Estados Unidos que en Europa.

En los Estados Unidos el 69 % de los conductores entre las edades de 18 y 64 años, reportó que dentro de los últimos 30 días hablaron en su teléfono celular mientras conducían.

Un tercio de los conductores en los Estados Unidos también leyó o envió mensajes de texto o correos electrónicos mientras conducía--el doble de la tasa de los conductores que mandaron mensajes de texto y correos electrónicos en España.

Un poco más del 30 % de los conductores en los Estados Unidos informó que nunca usaban un teléfono celular mientras conducían, en comparación con casi el 80 % de los conductores en el Reino Unidos, y alrededor del 60 % de los conductores en Alemania, Francia y España.

Asimismo, hubo una mayor cantidad de lesiones en peatones debido a los teléfonos celulares, que se incrementó a un 35 % desde el año 2010. En el 2012, se estima que el 10 % de las 78 000 lesiones en peatones de los Estados Unidos fue el resultado de la "distracción del dispositivo móvil."22

En este caso, la investigación ha demostrado que los mensajes de texto son mucho más peligrosos que hablar en un teléfono celular mientras camina.23 Para hacer que las vías sean más seguras para todos, los CDC ofrecen las siguientes recomendaciones lógicas:

  • Modele un comportamiento seguro detrás del volante—nunca mande mensajes de texto cuando conduzca.
  • Manténgase siempre enfocado y alerta al conducir.
  • Haga el compromiso—comprométase a conducir sin distracciones.
  • Hable fuerte si el conductor en su automóvil se distrae.
  • Invite a sus amigos y familiares a designar a sus automóviles como zonas "sin teléfono" al conducir.

Cómo Proteger su Salud de la Radiación de los Teléfonos Móviles

El año pasado, fui entrevistado para un artículo del New York Times24 acerca de los problemas de salud asociados a las tecnologías portátiles.

Como de costumbre, fui criticado por señalar problemas, y después del hecho de que incluso el editor señaló que no deberían haberme utilizado como fuente debido a que he sido "muy criticado por los expertos por las afirmaciones acerca de los riesgos y los tratamientos de la enfermedad".

Sin embargo, conforme pasan los años, cada vez más estudios continúan llegando a la conclusión que establecí hace varios años, acerca de que los riesgos de la RF son reales, y que necesitamos ser precavidos en relación con el uso de teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas.

Es importante considerar que en general los investigadores están de acuerdo en que hay un período de espera de unos 10 años o más antes de que el daño se presente, lo cual coloca a los niños en mayor riesgo.

Hasta que la industria comience a tomar en serio este asunto, la responsabilidad de proteger a los niños recae sobre los padres. Para minimizar su riesgo cerebral, y el de su hijo, recomiendo poner atención a los siguientes consejos lógicos:

No permita que su hijo utilice un teléfono celular

Salvo una emergencia que amenace la vida, los niños no deben utilizar los teléfonos celulares o dispositivos inalámbricos de ningún tipo. Los niños son mucho más vulnerables a la radiación del teléfono celular que los adultos, debido a que tienen más delgados los huesos del cráneo.

Utilice el teléfono celular al mínimo

Apague su teléfono celular más a menudo. Utilícelo para situaciones de emergencia o asuntos importantes. Mientras su teléfono celular está encendido, emite radiación de forma intermitente, aun cuando realmente no hace ninguna llamada. Utilice un teléfono fijo en casa y en el trabajo.

Elimine o utilice al mínimo otros dispositivos inalámbricos

Al igual que con los teléfonos celulares, es importante preguntarse si realmente necesita o no utilizarlos rutinariamente.

Opte por los teléfonos portátiles más antiguos en casa

Si tiene que utilizar un teléfono portátil en casa, utilice el tipo más antiguo el cual funciona a 900 MHz. Estos no son más seguros durante las llamadas, pero al menos algunos de ellos no emiten continuamente cuando no son utilizados.

Considere que la única forma de estar realmente seguro de si su teléfono inalámbrico emite radiación es al utilizar un medidor de contaminación electromagnética, y debe ser uno que aumente a la frecuencia de su teléfono portátil.

(Yo recomiendo buscar un medidor de RF que aumente hasta 8 Gigahertz para abarcar a la mayoría de los teléfonos).

Puede encontrar medidores de RF en http://emfsafetystore.com/. Incluso sin un medidor de RF, puede estar bastante seguro de su teléfono portátil es problemático si está etiquetado como DECT (telecomunicaciones digitales europeas sin hilos), que significa "tecnología inalámbrica mejorada digitalmente".

Por otro lado, tenga cuidado acerca del lugar donde se coloquen las estaciones base, ya que causan la mayor parte del problema, estas transmiten señales todo el tiempo, incluso cuando no está en una llamada.

Trate de mantener la estación base al menos a tres cuartos de distancia de donde pasa la mayor parte de su tiempo, especialmente de su dormitorio. Idealmente, sería beneficioso apagar o desconectar la estación base durante la noche antes de dormir.

Utilice el teléfono celular solo en las áreas con excelente recepción

Cuanto más débil sea la recepción, más potencia tendrá que utilizar el teléfono para poder transmitir, y cuanta más potencia utilice, mayor cantidad de radiación emitirá. Lo ideal sería que el teléfono solo se utilizara cuando tenga todas las barras y haya una buena recepción.

Evite llevar el teléfono celular sobre su cuerpo, y no duerma con este debajo de la almohada o cerca de su cabeza

Lo ideal sería ponerlo en su bolso o maleta de mano. Colocar un teléfono celular en su brasier o en un bolsillo de la camisa sobre su corazón es buscar problemas, al colocarlo en el bolsillo de un hombre si busca preservar su fertilidad.

El lugar más peligroso para estar, en términos de exposición a la radiación, es aproximadamente a 6 pulgadas de la antena emisora. Mientras su teléfono este encendido, no deberá tener ninguna parte de su cuerpo dentro de esa zona.

No asuma que un teléfono celular es más seguro que otro

No existe tal cosa como un teléfono celular "seguro".

Respete a los demás; muchos de ellos son muy sensibles a los EMF/RF

Algunas personas se volvieron sensibles pueden sentir los efectos de los teléfonos celulares de los demás en la misma habitación, incluso cuando están encendidos y no se utilizan.

Si se encuentra en una reunión, en el transporte público, en un juzgado u otros lugares públicos, mantenga su teléfono celular apagado por consideración a los efectos de "radiación de segunda mano". Además, los niños son más vulnerables, así que evite utilizar el teléfono celular cerca de los niños.

Utilice un auricular con cable bien protegido

Sin duda, los auriculares con cable le permitirán mantener al teléfono celular más lejos de su cuerpo. Sin embargo, si un auricular con cable no está bien protegido-- la mayoría de ellos no lo están--el cable en sí mismo puede actuar como una antena y transmitir radiación directamente a su cerebro.

Así que debe asegurarse de que el cable que utiliza para transmitir la señal a la oreja este protegido. Los mejores auriculares utilizan una combinación de cable aislado y tubo de aire. Estos funcionan como un estetoscopio, transmiten el sonido a su cabeza como una onda de sonido real.

Aunque hay cables que aún deben ser protegidos, no existe un cable que llegue hasta la cabeza.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.