¿Qué Tan Fascinante Es la Ashwagandha?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 20, 2016 | 8,827 vistas

Historia en Breve

  • Originaria de la India, la ashwagandha ha sido utilizada en el arte de la curación natural, Ayurveda, durante 3 000 años, con sus primeros usos para tratar el estrés, la inflamación, mejorar la libido y el bienestar en general
  • Los ensayos clínicos modernos han determinado que la ashwagandha es un hierba adaptógena, ya que ayuda a su cuerpo a manejar mejor el estrés y alivia la depresión y la ansiedad
  • Dos compuestos activos en la ashwagandha son el glutatión, un poderoso antioxidante y los withanólidos
  • Varios estudios han demostrado que la ashwagandha podría servir para tratar otra docena de problemas de salud, desde una función tiroidea deficiente, problemas hormonales hasta la potencial prevención y tratamiento de un gran número de tipos de cáncer diferentes

Por el Dr. Mercola

Ha ganado popularidad rápidamente en los Estados Unidos, como una hierba “increíble y saludable” con cualidades medicinales con siglos de antigüedad, la ashwagandha tiene una larga lista de atributos. Uno de los mejor conocidos es su uso como adaptógeno, lo que significa que ayuda a controlar el estrés.

La ashwagandha se traduce en sánscrito como “olor del caballo”, posiblemente con un doble sentido: la hierba expide un olor peculiar a caballo y también es conocida por su capacidad para aumentar la fuerza y promover la salud cuando se utiliza de forma regular.

Otros nombres con los que se le conoce incluyen cereza de invierno y ginseng indio, junto con su apodo botánico Withania somnífera. Originaria de la región de Pakistán, India y Sri Lanka, la ashwagandha ha sido utilizada por las culturas de la India Oriental durante miles de años, basándose en la medicina alternativa de 3 000 años de antigüedad proveniente de la India Oriental conocida como Ayurveda.

Fue apenas, hace unos 50 años que este miembro de la familia de las solanáceas de las plantas (Solanaceae) emergió en el Occidente como una poderosa hierba curativa, con cada vez más popularidad.

El ginseng asiático (cuyo nombre botánico es Panax ginseng), que también es una hierba adaptógena, es uno de los suplementos herbales con mayor demanda en los Estados Unidos y tiene varias cosas en común con la ashwagandha.

Además de aliviar la fatiga en pacientes con cáncer y mejorar el Alzheimer, comparte un efecto similar en la infertilidad y trastornos emocionales.

Tal vez es menos conocida y no tan poderosa como el ginseng, pero la ashwagandha actualmente se vende de $12 a $15 dólares por libra, mientras que el ginseng se puede llegar a encontrar hasta a $100 por la misma cantidad. Sin embargo, la ashwagandha tiene sus propios seguidores, quienes la valoran por sus muchos beneficios para la salud.

Originaria de la India y África del Norte, la planta ashwagandha es un pequeño arbusto con pequeñas flores amarillas y hojas con forma de lágrima. Son las hojas las que contiene la clave de los beneficios de salud. Cuando se secan y se hacen polvo, los compuestos llamados withanólidos son posiblemente el ingrediente más activo.

La Ashwagandha Ha Demostrado Combatir Muchos Tipos de Cáncer

Los ensayos realizados sobre la ashwagandha han demostrado numerosas y dramáticas propiedades curativas para muchas enfermedades y ha mostrado ser prometedora en otras. Posiblemente, sus beneficios más probados son con respecto a su capacidad para combatir la inflamación y el crecimiento tumoral.1

En un estudio realizado en animales en el que “se utilizaron modelos de cáncer en roedores inducidos químicamente por un oncogén”, se inhibió el crecimiento de las células nuevas de cáncer:

“Las plantas utilizadas en la medicina adyurvédica, que se ha practicado en la India durante miles de años para el tratamiento de una gran variedad de trastornos, son ricas en sustancias químicas potencialmente útiles para la prevención y el tratamiento del cáncer.

La Withania somnífera (comúnmente conocida como ashwagandha en la medicina adyurvédica) es una de las plantas medicinales cuyo valor contra el cáncer se descubrió hace más de cuatro décadas, después de aislar un compuesto esteroide cristalino (witaferina A) de las hojas de este arbusto”.2

La apoptosis en las células de cáncer o la muerte celular programada, es una de las formas en las que se cree la ashwagandha ejerce sus efectos contra el cáncer. También podría tener la capacidad de generar especies reactivas de oxígeno (ROS) para matar a las células de cáncer sin dañar a las células normales.3

Después de los ensayos, los investigadores llegaron a la conclusión de que la ashwagandha podría ser valiosa en la lucha contra el cáncer de pulmón,4 mama,5 colon6 y un tipo de cáncer cerebral particularmente agresivo conocido como glioblastoma multiforme o GBM.7

En otro estudio, los ratones con tumores de ovario fueron tratados con ashwagandha combinada con un medicamento contra el cáncer. Además de reportar una reducción de 70 a 80% en el crecimiento del tumor, también se obstruyó la metástasis o la propagación del crecimiento de células tumorales.8

La Ashwagandha Afecta la Insulina, los Niveles de Azúcar en la Sangre y la Inflamación

Un uso valioso que se le puede dar a esta hierba es en relación a la reducción de los niveles de azúcar en la sangre, según un estudio que demuestra su acción dual para aumentar la secreción de insulina junto con la sensibilidad de las células musculares.9

En los ensayos realizados en personas con esquizofrenia, los científicos encontraron que los sujetos tuvieron niveles más bajos de azúcar en la sangre en ayudas después de cuatro semanas.10 Resultados similares se registraron en otra evaluación, que demostró una efectividad comparable con un medicamento oral para la diabetes.11

La inflamación crónica es una amenaza para las personas que sufren de diabetes, enfermedades cardíacas, obesidad y cáncer. La mejor defensa contra la inflamación y el dolor que provoca es su alimentación, tal y como lo han demostrado varios estudios.

La ashwagandha se puede combinar con muchas hierbas curativas y especias que han demostrado mejorar este problema de salud.

El estrés oxidativo se ha descrito como “un desequilibrio entre la producción de radicales libres y la capacidad del cuerpo para contrarrestar o desintoxicar sus efectos dañinos a través de la neutralización por los antioxidantes”.12

En varios estudios, la ashwagandha ha demostrado reducir el estrés oxidativo y la inflamación, y también podría servir para tratar los síntomas de la artritis.13

La Ashwagandha Puede Ayudar a Reducir la Depresión, el Estrés, la Ansiedad y el Insomnio

No se puede negar que el resto de su cuerpo reacciona al estrés. Uno de los atributos de la ashwagandha es su capacidad para inducir la calma y la claridad al regular los neurotransmisores como la serotonina y la hormona del estrés cortisol.

Sus glándulas suprarrenales liberan cortisol cuando sus niveles de azúcar en la sangre bajan demasiado y también cuando está estresado. Cuando los niveles de cortisol están demasiado elevados puede causar daños en el azúcar en la sangre, presión arterial y niveles de colesterol, su equilibrio hormonal, sistema inmunológico e incluso podría aumentar el almacenamiento de grasa.

La buena noticia es que las investigaciones han demostrado que consumir ashwagandha no sólo podría reducir los niveles de colesterol, sino también, como adaptógeno, puede reducir “substancialmente” el estrés crónico14 para ayudar a su cuerpo a adaptarse y aliviar la ansiedad que puede causar el estrés.

En un estudio muy interesante, 75 participantes con ansiedad de moderada a severa se dividieron en dos grupos para sacar sus puntuaciones de una prueba de ansiedad. Los tratados con ashwagandha demostraron tener una “reducción significativa” de los síntomas a diferencia de lo que fueron tratados con intervenciones más convencionales.15

Se realizó otra revisión para buscar evidencia del uso de la ashwagandha con respecto al ácido gamma-aminobutírico, un neurotransmisor inhibidor involucrado significativamente en la regulación de los procesos de señalización fisiológicos y psicológicos:

“Nuestros resultados ofrecen evidencia que indica que los componentes claves en la WS [ashwagandha] podría tener un papel importante en el desarrollo de los tratamientos farmacológicos para los trastornos neurológicos relacionados con la disfunción de la señalización de los GABAérgicos tales como los trastornos de ansiedad, trastornos del sueño, espasmos musculares y convulsiones”.16

La investigación indica que hay una probabilidad de que la ashwagandha podría servir para ayudar a los pacientes en la abstinencia de opiáceos, así como a reducir o eliminar la dependencia a los medicamentos benzodiacepinas  como Xanax y Valium.

Los Compuestos en la Ashwagandha Aliviaron la Infertilidad y Aumentaron la Fortaleza Muscular

El estrés puede cuásar muchos problemas de salud y enfermedades aparentemente no relacionadas, incluyendo la infertilidad – o quizá la infertilidad provoca el estrés. En un estudio, se dieron suplementos de ashwagandha a 120 hombres infértiles, mientras que a otros 60 hombres clasificados como fértiles se les dio un placebo.

“El tratamiento dio como resultado una reducción en el estrés, mejora en el nivel de antioxidantes y calidad del semen en general en un número significativo de individuos. El tratamiento dio como resultado embarazo en las parejas del 14% de los pacientes”.17

Los investigadores también encontraron que los grupos tratados con esta hierba india demostraron un aumento dramático en la fuerza y masa muscular, así como en la recuperación muscular después de alguna lesión resultante de varios tipos de ejercicios diferentes después de ser tratados con suplementos de ashwagandha durante ocho semanas.18

Además, los participantes que tomaron ashwagandha en ese estudio, experimentaron más del doble del porcentaje de pérdida de grasa corporal en comparación con quienes tomaron placebo. Curiosamente, la ashwagandha también se utiliza en el Ayurveda para estimular la libido en mujeres, calmar el dolor durante su periodo y fortalecer el útero de aquellas que habían sufrido de aborto involuntario.

Aprendizaje, Memoria, Mejora de las Enfermedades Neurodegenerativas y Más

Uno de los usos tradicionales de esta hierba era para mejorar la memoria y agudizar la función cerebral, sin importar la edad del individuo. Este es un uso que se sigue dando:

“En la investigación moderna, se ha encontrado que la ashwagandha aumenta la producción de un antioxidante importante en el cerebro llamado glutatión. El glutatión es un componente esencial para el desarrollo celular, actividad enzimática y para eliminar las toxinas del cuerpo”.19

Varios estudios indican que ahora hay esperanza para los pacientes que sufren de trastornos devastadores como Alzheimer, Huntington y Parkinson. Los científicos creen que esta capacidad proviene de la inhibición de la placa amiloide que se forma en el cerebro. También podría ser útil para tratar el trastorno neurológico llamado síndrome de las piernas inquietas.

En personas con hipotiroidismo, en las que la glándula tiroidea no logra producir las hormonas necesarias, los extractos de ashwagandha han demostrado aumentar significativamente los niveles hormonales de los pacientes con hipotiroidismo. Los científicos creen que, si se toma regularmente, esta hierba también podría ayudar con los desequilibrios de la glándula suprarrenal.

Medicina Natural – Se Ajusta Más a Sus Mejores Intereses de Salud

Encontrar una planta que tenga tantos usos como la ashwagandha con respecto a la curación de su cuerpo y mente deja más claro que el cuidar su salud por medio de alternativas naturales es mucho más efectivo y menos peligroso para su cuerpo que someterlo a las prácticas médicas convencionales.

A pesar de lo que dicen las asociaciones médicas, la medicina natural es una de las mejores formas de tomar el control de su salud. Infórmese bien sobre la enfermedad, qué la causa y cómo prevenirla, en lugar de ceder ante la ideología actual basada en medicamentos para “tratar” y “controlar” las enfermedades.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Molecules July 3, 2009;14(7):2373-93
  • 2 AAPS J Jan. 16, 2014;(1):1-10
  • 3 PLoS One July 31, 2015; 10(7):e0134137
  • 4  Mol Cell Biochem Nov. 2006;292(1-2)13-7
  • 5  Anticancer Res Nov. 2014:34(11):6327-32
  • 6 Immunol Invest 2010;39(7):688-98
  • 7  J Neurooncol Jan. 2016;126(2):253-64
  • 8  PLoS One Sept. 29, 2014; 9(9):e107596
  • 9 Phytochemistry Aug 2015;116:283-9
  • 10 Indian J Pharmacol July-Aug, 2013;45(4):417-418
  • 11 Indian J Exp Biol June 2000;38(6):607-9
  • 12 News Medical June 6, 2016
  • 13 J Complement Integr Med June, 2015;12(2):117-25
  • 14 Indian J Psychol Med July 2012;34(3):255-62
  • 15 PLoS One Aug. 31, 2009;4(8):e6628
  • 16 J Ethnopharmacol Aug. 2, 2015;171:264-72
  • 17  Evid Based Complement Alternat Med Sept. 29, 2009 [Epub ahead of print]
  • 18 J Int Soc Sports Nut Nov. 25, 2015;12:43
  • 19 The Epoch Times May 16, 2016