Ocultar
Diabetes

Historia en Breve -

  • La vitamina D es una hormona esteroide que influye en prácticamente todas las células de su cuerpo. Los niveles bajos se relacionan a una mala salud ósea, así como a la disfunción cardíaca, cerebral, inmunológica y metabólica
  • Estudios realizados en animales han demostrado que la vitamina D es factor fundamental necesario para la secreción normal de insulina y que la vitamina D mejora la sensibilidad a la insulina
  • Los antipsicóticos atípicos como la quetiapina, un medicamento para el trastorno bipolar, puede aumentar su riesgo de hiperglucemia y diabetes. Las investigaciones sugieren que la vitamina D3 podría contrarrestar estos efectos.
 

La Relación Entre la Vitamina D y la Resistencia a la Insulina

Junio 29, 2016 | 36,757 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La vitamina D es una hormona esteroide que influye en prácticamente todas las células de su cuerpo, razón por la que es tan importante mantener un nivel saludable. Los niveles bajos de vitamina D son conocidos por dañar sus huesos, lo que provoca que se adelgacen, fragilicen o deformen.

Pero la vitamina D es igualmente importante para su función cardiaca, cerebral e  inmunológica y mucho más. Por ejemplo, hay una conexión importante entre la insuficiencia de vitamina D y la resistencia a la insulina y/o diabetes, tanto tipo 11 como 2.

La Deficiencia de Vitamina D Podría Influir en Su Riesgo de Diabetes Tipo 2

De acuerdo con una investigación reciente, la deficiencia de vitamina D afecta el metabolismo de la glucosa y en realidad podría estar más estrechamente relacionada con la diabetes que con la obesidad. En un estudio que involucró a 118 personas, aquellos con niveles bajos de vitamina D tuvieron mayor probabilidad de padecer diabetes tipo 2, pre-diabetes o síndrome metabólico, independientemente de su peso.

Entre las personas obesas, aquellas sin trastornos metabólicos tuvieron niveles más altos de vitamina D que las personas con tales trastornos y entre las personas delgadas, aquellas con trastornos metabólicos tuvieron mayores probabilidades de tener niveles bajos de vitamina D. De acuerdo con los autores del estudio:2

"El estudio sugiere que la deficiencia de vitamina D y la obesidad interactúan sinérgicamente para aumentar el riesgo de diabetes y otros trastornos metabólicos. La persona promedio podría ser capaz de reducir el riesgo al mantener una alimentación saludable y hacer  actividad suficiente al aire libre".

No es la primera vez que la vitamina D ha demostrado desempeñar un papel importante en la diabetes. Un estudio Indio encontró que la suplementación de vitamina D y calcio en combinación con el ejercicio puede prevenir la progresión de pre-diabetes a diabetes. Por cada unidad aumentada en los niveles de vitamina D, el riesgo de progresión de diabetes en personas con pre-diabetes se redujo en un 8%.3

Otro estudio4 publicado en el 2013 encontró que las personas con diabetes tipo 2 que recibieron  50 000 UI de vitamina D3 oral a la semana durante ocho semanas experimentaron una "reducción significativa" en los niveles en plasma de glucosa e insulina en ayunas. Otras investigaciones que demuestran este vínculo incluyen pero no se limitan a las siguientes:

  • Estudios realizados en animales han demostrado que la vitamina D es un factor fundamental necesario para la secreción normal de insulina5,6 y que la vitamina D mejora la sensibilidad a la insulina.7,8
  • Un estudio que involucró a casi 80 individuos con  tolerancia a la glucosa alterada demostró que la suplementación con  vitamina D aumentó la sensibilidad a la insulina en un 54%.9
  • Los mecanismos a través de los cuales la vitamina D reduce la resistencia a la insulina incluyen su efecto sobre el metabolismo del calcio y el fósforo, así como la regulación del gen receptor de insulina.10

La Vitamina D Podría Reducir el Riesgo de Hiperglucemia en Aquellos que Toman Antipsicóticos Atípicos

Ciertos medicamentos pueden aumentar su riesgo de disfunción metabólica. Por ejemplo, los medicamentos de estatinas pueden desencadenar la diabetes inducida por medicamentos. Los antipsicóticos atípicos tales como la quetiapina, un medicamento para el trastorno bipolar, puede aumentar su riesgo de hiperglucemia y diabetes.

En el último caso, las investigaciones sugieren que la vitamina D3 podría contrarrestar estos efectos. Como lo informó The American Journal of Managed Care:11

"Los antipsicóticos atípicos han sido relacionados desde hace mucho tiempo con un mayor riesgo de hiperglucemia – lo que puede causar una nueva aparición de diabetes, cetoacidosis diabética, coma e incluso la muerte. Algunos de los mecanismos propuestos para este efecto incluyen el aumento de peso, reducción de la secreción de insulina de las células beta del páncreas y resistencia a la insulina.

Para determinar si hay medicamentos que podrían reducir esta probabilidad de hiperglucemia, los investigadores analizaron el sistema de reportes de eventos adversos (FAERS, por sus siglas en inglés) de la FDA – una base de datos que guarda los efectos adversos o errores en los medicamentos reportados por los pacientes.

Por referencia cruzada de los antipsicóticos atípicos y la hiperglucemia, los autores del estudio encontraron que los pacientes a quienes les habían prescrito simultáneamente vitamina D y quetiapina de alguna forma tuvieron una menor probabilidad de desarrollar hiperglucemia".

Estudios posteriores realizados en animales produjeron resultados similares. Los ratones que recibieron vitamina D y quetiapina tuvieron niveles significativamente menores de azúcar en la sangre en comparación con los ratones que solo recibieron quetiapina.

De acuerdo con el autor principal, Takuya Nagashima, la vitamina D evita que la quetiapina reduzca una enzima que causa la hiperglucemia.

Con base en estos resultados, los autores sugieren combinar el uso de antipsicóticos con la suplementación de vitamina D para "protegerse eficazmente contra la hiperglucemia inducida por los antipsicóticos acompañada por la resistencia a la insulina".

Otros Beneficios de la Vitamina D

Los investigadores han señalado que aumentar los niveles de vitamina D entre la población en general podría prevenir las enfermedades crónicas que cobran aproximadamente 1 millón de vidas en todo el mundo cada año.

La incidencia de varios tipos de cáncer también podría reducirse a la mitad o más. Una reciente investigación revela que aumentar la 25-hidroxivitamina D a 40 ng/ml puede reducir su riesgo de los tipos de cáncer invasivos en un 67%.

En la entrevista de arriba, el Dr. Michael Holick – un popular investigador de la vitamina D – habla más al respecto, y sobre muchos otros beneficios para la salud que ofrece la vitamina D. Por ejemplo, optimizar sus niveles de vitamina D puede ayudarlo a protegerse de:

Enfermedades Cardiovasculares

La vitamina D es muy importante para reducir la hipertensión, enfermedad cardíaca aterosclerótica, ataque cardíaco y derrame cerebral. De acuerdo con el Dr. Holick, un estudio demostró que la deficiencia de vitamina D aumentó el riesgo de ataque cardíaco en un 50%. Lo que es aún peor, sufrir un ataque cardíaco mientras se tiene una deficiencia de vitamina D prácticamente le garantiza que morirá a causa de ese ataque cardíaco.

Enfermedades autoinmunes

La vitamina D es un poderoso modulador inmunológico, lo que la hace muy importante para la prevención de las enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple (MS) y la enfermedad intestinal inflamatoria (IBD).

Infertilidad

La vitamina D podría ayudar a estimular la producción de hormonas que inducen la testosterona y progesterona y ha demostrado aumentar la fertilidad tanto en hombres como mujeres.

La vitamina D también está relacionada con la calidad del semen en hombres y podría mejorar la frecuencia menstrual en mujeres con síndrome de ovario poliquístico (PCOS).12

Reparación de ADN y procesos metabólicos

Uno de los estudios del Dr. Holick demostró que los voluntarios sanos que tomaron 2 000 unidades internacionales (UI) de vitamina D3 al día durante algunos meses regularon 291 genes diferentes que controlan más de 80 procesos metabólicos diferentes.

Algunos de estos procesos ayudan a mejorar la reparación de ADN, así como la función inmunológica, mientras que otros afectan la autoxidación (oxidación que ocurre en la presencia del oxígeno y/o radiación UV y que está relacionada con el envejecimiento y el cáncer, por ejemplo).

Migraña

Investigaciones recientes también sugieren que la vitamina D puede desempeñar un papel importante en la migraña. Investigadores del Centro Médico del Hospital Cincinnati Children encontraron que muchas de las personas que padecen migrañas tienen deficiencias de vitamina D, riboflavina (B2) y  coenzima Q10 (CoQ10).13

Las niñas y mujeres que sufrían migrañas eran particularmente propensas a tener deficiencia de CoQ10, mientras que los niños y hombres tenían mayores probabilidades de tener deficiencia de vitamina D. Las personas con migrañas crónicas tuvieron mayores probabilidades de tener deficiencias de CoQ10 y riboflavina, en comparación con aquellas con migrañas episódicas.

Trastornos neurológicos/ psicológicos/ mentales

La vitamina D también desempeña un papel muy importante en la neurotransmisión,  y la deficiencia de vitamina D se ha relacionado a una serie de trastornos neurológicos y cerebrales, incluyendo disfunción cognitiva, Alzheimer (en un estudio, las personas con la mayor deficiencia de vitamina D tuvieron un riesgo relativo  31% mayor de sufrir un deterioro neurocognitivo), esquizofrenia, Parkinson, derrame cerebral, epilepsia y depresión.

Gripe y resfriado

La vitamina D tiene una capacidad muy potente para combatir infecciones y puede ser benéfica tanto en la prevención como en el tratamiento de tuberculosis, neumonía, gripes y resfriados.

¿Cuál Es la Mejor Forma de Optimizar Sus Niveles de Vitamina D?

Clic Aqui

No cabe duda que la vitamina D es sumamente importante para una buena salud y prevención de enfermedades. Incluso podría ayudar a contrarrestar algunos de los efectos metabólicos dañinos causados por ciertos medicamentos.

Pero hay controversia cuando se trata de cómo optimizar los niveles de vitamina D. La mayoría de los investigadores especialistas en vitamina D están de acuerdo en que la exposición sensible al sol es la mejor forma de hacerlo.

Primero que nada, los suplementos de vitamina D3 no le ofrecen los mismos efectos que  obtiene de la vitamina D que produce su piel en respuesta a la exposición UV. En segundo lugar, la exposición al sol tiene beneficios adicionales para la salud que no están relacionados con la producción de vitamina D.

Por ejemplo, la exposición a los rayos UVA produce óxido nítrico (NO), que tiene el efecto de reducir la presión arterial. De hecho, todo el espectro solar es importante para una salud óptima. No dependemos únicamente de la longitud de onda de aproximadamente 295 nanómetros (nm), que es donde se produce la vitamina D.

Sin embargo, a menos que haga un esfuerzo conjunto, es probable que usted simplemente no esté obteniendo la suficiente exposición al sol como para aumentar su nivel de vitamina D.

Como se señaló en un estudio británico reciente, adolescentes británicos no obtuvieron la suficiente exposición al sol incluso en medio del verano con el fin de elevar sus niveles de vitamina D a un nivel saludable, lo que llevó a los autores a sugerir cambios en las recomendaciones de vitamina D del Reino Unido.

Como lo reportó Endocrine Today,14 "más de la cuarta parte de los adolescentes en el estudio tuvieron niveles inadecuados de vitamina D incluso durante el verano, el período en el que los participantes pasaron la mayor parte de su tiempo al aire libre".

De acuerdo con los autores:

"Las recomendaciones nacionales actuales del Reino Unido sobre la vitamina D asumen que las personas de 4 a 64 años de edad obtienen sus requerimientos de vitamina D únicamente del sol, por lo tanto no hay una recomendación de consumo de nutrientes.

Mientras tanto, una proporción considerable de la población mundial, incluyendo al Reino Unido, tiene un estado bajo de vitamina D y el raquitismo ha vuelto a ser una preocupación clínica…

Como los patrones actuales de la exposición al sol del Reino Unido no proporcionan una fuente adecuada de vitamina D, se necesitan hacer modificaciones a las recomendaciones sobre la adquisición de vitamina D en este grupo de edad.

Aunque una mayor área de superficie de piel expuesta a la luz del sol podría aumentar de forma segura los niveles de vitamina D, los suplementos orales de vitamina D también podrían ser benéficos durante este período crítico de desarrollo óseo".

Cuál Es el Momento Adecuado para Tomar un Suplemento de Vitamina D3

De hecho, aunque la exposición al sol es la forma ideal, puede ser difícil para muchas personas alcanzar un nivel óptimo de vitamina D de esta forma. Su estilo de vida, ubicación, edad, origen étnico, época del año, condiciones climáticas y muchos otros factores influyen en cuánta vitamina D producirá su piel en respuesta a la exposición al sol.

El hecho de que la insuficiencia de vitamina D y la deficiencia es algo sumamente común incluso en zonas soleadas como la India que nos  muestra de lo difícil que es.

En algunos casos, algo que puede ayudar es hacer cambios a su rutina con el fin de exponerse más al sol. Los puntos clave que debe recordar es que necesita exponer áreas grandes de su piel para que entren en contacto con el sol y de forma frecuente (idealmente todos los días). Sin embargo, bajo condiciones ideales tal vez no necesite más de unos cuantos minutos de exposición.

Lo peor que puede hacer es quedarse bajo el sol durante horas los fines de semana. Definitivamente debe evitar quemar su piel, ya que esto podría dañarla, lo que a su vez podría aumentar potencialmente su riesgo de cáncer de piel.

Si la exposición sensible al sol no es algo viable para usted o no es suficiente para aumentar sus niveles de vitamina D a un nivel saludable, entonces tomar un suplemento oral de vitamina D3 es una buena opción. Si decide suplementarse con vitamina D por favor considere utilizar un suplemento que también tenga vitamina K2, ya que esta vitamina trabaja sinérgicamente con la vitamina D para maximizar los beneficios.

La única forma de saber cuánta exposición al sol está afectando su niveles de vitamina D es haciéndose un análisis. Le recomiendo hacer esto dos veces al año en enero y junio/julio, para que obtenga lecturas de los niveles más bajos y altos. Esto le dirá si necesita un suplemento.

También lo guiará en términos de dosificación. En resumen, la dosis ideal es aquella que lo ayudará a mantener un nivel de vitamina D clínicamente relevante de 40 a 60 ng/ml durante todo el año. Para algunas personas esto podría ser unos 2 000 UI al día. Para otras, podría ser 8 000 UI al día o más.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.