Ocultar
Huerta en Casa

Historia en Breve -

  • Uno de cada tres hogares en Estados Unidos cultiva vegetales
  • Algunos de los vegetales más fáciles de cultivar para los principiantes incluyen tomates cherry, pepino, zanahoria, acelga, col rizada y hierbas
  • Si en su patio trasero no hay espacio para tener un huerto, puede cultivar vegetales en contenedores ya sea en su patio, balcón, azotea o en la repisa de la ventana
 

11 Vegetales Que Todos Pueden Cultivar en Casa

Julio 9, 2016 | 20,929 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Actualmente, uno de cada tres hogares en Estados Unidos cultiva sus alimentos, según un informe especial de la Asociación Nacional de Jardinería (NGA, por sus siglas en inglés).1 Esto representó unos 42 millones de hogares con un jardín de alimentos en 2013, una cantidad 17 % mayor desde 2008.

Tener un huerto puede mejorar su salud, dado que le proporciona alimentos más frescos, no contaminados, y le ayuda a disminuir su gasto en el supermercado. NGA estima que, si bien la familia promedio gasta $70 dólares para plantar un huerto, los beneficios son $600 dólares en vegetales. Eso es un retorno de inversión de $530.2

La promesa de tener un huerto con tomates, pepinos, pimientos y zanahorias frescos es por lo que muchas personas se aventuren en esta práctica... Pero lo que hace que muchas estén involucradas es la sensación intrínsecamente gratificante de cultivar sus propios vegetales

11 Vegetales Fáciles de Cultivar en Casa

Podría sorprenderse por la cantidad de vegetales que puede cultivar con tan solo unos cuantos paquetes de semillas. Incluso si es primerizo en este ámbito, muchos de los siguientes vegetales son opciones relativamente infalibles que le darán una cosecha generosa, a veces en tan solo unas pocas semanas después de la siembra.3

Tenga en cuenta que incluso si en su patio trasero no hay espacio para tener un huerto, puede cultivar vegetales en contenedores ya sea en el patio, balcón o azotea. Los jardines comunitarios también han incrementado su popularidad, donde puede alquilar una parcela de tierra para cultivar vegetales para su familia.

Si este es su primer huerto, es posible que deba comenzar con solo algunas opciones de esta lista. Probablemente tenga que experimentar con diferentes métodos de siembra, riego, desarrollo de un suelo sano y control de plagas de forma natural, pero a medida que adquiera confianza y coseche los frutos de su trabajo, su huerto (y su pasión por la jardinería) probablemente continuarán creciendo.

Si no está seguro de qué semillas elegir, vea mi Kit de Semillas Heirloom para tener una maravillosa selección de vegetales, frutas, hierbas y flores que no son híbridos, transgénicos, procesados, ni patentados, las cuales son selecciones tanto para los climas del Norte como del Sur.

1. Germinados

Cultivar sus propios germinados es bastante fácil, y no necesita una gran cantidad de espacio; incluso pueden cultivarse en espacios interiores. Los germinados podrían ser pequeños, pero están llenos de nutrición, incluyendo vitaminas, minerales, antioxidantes y enzimas que ayudan a proteger contra el daño de los radicales libres.

Dos de mis favoritos son las semillas de girasol y los germinados de chícharos--que usualmente son alrededor de 30 veces más nutritivos que los vegetales orgánicos. También se encuentran entre los más altos en contenido proteico. Además, las semillas de girasol contienen grasas saludables, ácidos grasos esenciales y fibra—todos los cuales son importantes para tener una salud óptima.

Hace unos 25 años, cuando empecé a germinar semillas, solía utilizar frascos para envasar, pero desde entonces he cambiado a cultivarlas en tierra para macetas. En el caso de los frascos, necesita enjuagarlos varias veces al día para prevenir el crecimiento de moho y es una molestia tener que drenarlos en el lavabo, ya que ocupan espacio.

Por otra parte, necesita docenas de frascos para producir la misma cantidad de germinados al igual que una sola bandeja plana. No tengo el tiempo o la paciencia para eso, y es posible que usted tampoco. No obstante, la elección es suya. Puede hacer crecer fácilmente a los germinados y brotes, con o sin suelo.

Mi Kit para principiantes Sprout Doctor tiene lo que considero son tres de los mejores germinados para cultivar—el germinado de girasol, de brócoli y de chícharos. Cuando cultiva en el suelo, puede cosechar sus germinados en aproximadamente una semana, y probablemente, una libra de semillas producirá más de 10 libras de germinados.

Los germinados de girasol le proveerán la mayor parte del volumen por su esfuerzo y, en mi opinión, tienen el mejor sabor. En una bandeja de 10x10, puede cosechar entre una y dos libras de germinados de girasol, que durarán aproximadamente tres días. Puede almacenarlos en el refrigerador durante una semana. Los germinados de brócoli parecen y tienen un sabor similar a los germinados de alfalfa, los cuales le agradan a la mayoría de las personas.

Son perfectos para añadirlos a las ensaladas, ya sea como un complemento o en vez de ensalada de vegetales, y sándwiches, y son especialmente sabrosos cuando se combinan con aguacate fresco. También, puede añadirlos a su jugo de vegetales o a los smoothies.

Me he asociado con una empresa en una pequeña ciudad de Vermont, la cual desarrolla, produce, y cultiva sus propias semillas, y es una empresa líder en seguridad de semillas para germinados y brotes.

Todas mis semillas son libres de transgénicos, con certificado orgánico y ricas en nutrientes. Mi kit iniciador facilita cultivar sus propios germinados en la comodidad de su hogar, y siempre que lo desee. Proporciona todo lo que necesita, por lo que todo lo que tiene que hacer es cultivar y disfrutar de sus germinados.

2. Espinacas y Lechuga de Hojas Sueltas

A principios de la primavera es un buen momento para plantar las espinacas y otros vegetales de hojas sueltas. La cosecha está lista en tan solo tres o cinco semanas; simplemente debe cortar las hojas con unas tijeras (no se preocupe, estas volverán a crecer). Hasta la mitad de los nutrientes de la lechuga podrían haberse perdido en los dos días de cosecha, por lo que cultivar los suyos proporciona una ensalada mucho más nutritiva.

3. Col Rizada

Una taza de col rizada contiene tan solo aproximadamente 30 calorías, pero le proporcionará siete veces la cantidad diaria recomendada de vitamina K1, el doble de la cantidad de vitamina A y el valor necesario de vitamina C por día, además de antioxidantes, minerales, y entre otros.

Este vegetal de hojas verdes también tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a prevenir la artritis, enfermedades cardiacas y autoinmunes—con grasas omega-3 de origen vegetal para producir unas membranas celulares, sulforafano para combatir el cáncer, indol-3-carbinol, y un número impresionante de flavonoides beneficiosos.

Este vegetal crece durante todas las temporadas, pero su sabor es más dulce después de una helada. Sorprendentemente, la col rizada puede sobrevivir a temperaturas tan bajas como 10 ° Fahrenheit, así que asegúrese de continuar cultivándola en el otoño y el invierno. La col rizada está lista para cosecharse aproximadamente un mes después de sembrarla.

4. Acelga Arcoiris

Esta acelga pertenece a la familia alimenticia de los quenopodios, junto con el betabel y las espinacas. Es una excelente fuente de vitaminas C, E, y A (en forma de betacaroteno), junto con minerales, manganeso y zinc. Es una planta suculenta que crece con facilidad, y le da una aportación llamativa a su jardín con sus tallos de color rojo brillante.

Además, las acelgas se degradan rápidamente durante el transporte, por lo que es ideal cultivarlas en casa. Cultive esta planta a principios de primavera, y podrá cosecharla toda la temporada.

5. Bok Choy

El bok choy, que también es referido como la col blanca china, contiene vitaminas C y K, además una mayor concentración de betacaroteno y vitamina A que cualquier otra variedad de col. Asimismo, contiene importantes nutrientes como el calcio, magnesio, potasio y manganeso, todo ello envuelto en una presentación extremadamente baja en calorías.

El bok choy puede cultivarse desde principios de la primavera hasta el pleno verano. Sus hojas pueden ser cosechadas cuando tengan cerca de tres pulgadas de alto, o puede esperar hasta que se forme la cabeza y cosechar la planta entera.

6. Hierbas

Las hierbas frescas pueden hacer que sus comidas obtengan un impulso, pero son costosas para comprarlas en la tienda. Afortunadamente, se necesita muy poco espacio o habilidad para cultivar las suyas. Incluso puede producirlas en un alféizar. Algunas hierbas básicas para empezar incluyen la albahaca, cebollino, cilantro, perejil, tomillo, y eneldo.

7. Tomates Cherry

Aunque los jitomates regulares son relativamente fáciles de cultivar, pueden ser sensibles a diferentes temperaturas. Los tomates cherry son incluso más fáciles, y será recompensado con una carga tras otra de frutas que saben mucho mejor que las versiones compradas y almacenadas (adicionalmente, estarán libres de pesticidas y fertilizantes).

Los tomates cherry aman los lugares soleados para crecer, y conforme crecen necesitarán atarlos a un palo de soporte o una jaula de apoyo para jitomate.

8. Pepinos

Los pepinos crecen con rapidez y facilidad, y una vez que pruebe la versión de cosecha propia, no querrá volverlos a comprar en la tienda. A estas enredaderas les gusta trepar, por lo que hay plantarlos cerca de un enrejado o una cerca, y poner las semillas solo después de que el suelo este caliente.

9. Chícharos

Las vainas de chicharos son otro cultivo "vertical", que es ideal cuando el espacio es pequeño. Cultive chicharos al inicio de la primavera y planee atarlos a un pequeño enrejado de apoyo cuando empiecen a crecer hacia arriba.

10. Zanahorias

No deje que las zanahorias le intimiden simplemente porque crecen debajo de la tierra-las cuales son bastante abundantes y fáciles de cultivar para los principiantes. Las semillas pueden tardar algunas semanas para germinar y generalmente las zanahorias están listas para cosecharse entre 46 y 65 días.

Como Matthew Benson, autor de Growing Beutiful food (Como Cultivar Alimentos Hermosos), y un agricultor de Stonegate Farm en Nueva York, dijo para TIME:4

"'Estamos menos enterados acerca de lo que pasa debajo de nuestros pies que de lo que pasa en el cosmo", dice Benson. "Toda esta interesante relación entre las raíces y los rizomas y los microbios y todas esta algarabía celular que ocurre en la tierra, es tan misterioso'. Sacar vegetales del suelo puede ser muy satisfactorio para un agricultor primerizo".

11. Flores Comestibles

Las flores comestibles como la capuchina le añaden color a su jardín y pueden agregarle un sabor intenso a sus alimentos. Además, la capuchina es conocida por repeler plagas de forma natural como las moscas blancas, insectos de la calabaza, y escarabajos rayados de la calabaza.

Se tarda aproximadamente de una a dos semanas a partir de que es cultivada para que las flores se desarrollen (simplemente corte los pétalos para comerlos). Incluso pueden ser cultivadas en macetas, en espacios interiores.

Cómo Desarrollar un Suelo Saludable

La clave para cultivar alimentos ricos en nutrientes es tener un suelo que contenga nutrientes y abundante vida microbiana. Lamentablemente, muy pocos de nosotros tienen acceso a este tipo de suelo, pero la buena noticia es que es relativamente fácil desarrollarlo.

Paul Gautschi ha sido una inspiración personal para mí en esta área, y su jardín es un testimonio del hecho de que cultivar grandes cantidades de comida saludable puede ser muy simple, y no requiere de mucho tiempo.

El documental Back to Eden (De Vuelta al Eden) fue mi primer contacto con su trabajo. Durante años, luché por descifrar el rompecabezas del cultivo de los alimentos ricos en nutrientes antes de cruzarme con sus recomendaciones--la simplicidad y el bajo costo fue lo que realmente me atrajo.

Después de estudiar su técnica cuidadosamente, me di cuenta de que probablemente utilizar pedazos de madera (viruta o aserrín) es la mejor manera de optimizar la microbiología del suelo con muy poco esfuerzo.

En realidad, puede utilizar prácticamente cualquier material orgánico como abono, pero los pedazos de madera parecen ser uno de los mejores, ya que son fuentes concentradas de carbono que sirven para alimentar la complejo ecología del suelo. Usualmente, el carbono es uno de los nutrientes que se encuentra en muy bajas cantidades en el suelo.

Además, al cubrir el suelo alrededor de las plantas y/o árboles con un mantillo, imita lo que la naturaleza hace de forma natural, y al hacerlo de esta manera, obtiene sin esfuerzo un suelo totalmente saludable.

En realidad, no hacer ningún esfuerzo viene después de hacer el trabajo duro de mover los pedazos a la parte donde necesita que estén. Pero una vez que están allí, con el tiempo hacen su magia y prácticamente eliminan las tareas de jardín más complejas, que es el deshierbe, riego, y fertilización.

El biocarbón  o biochart es otra gran herramienta para ayudar a desarrollar su suelo, el área superficial de biocarbón es lo que le da tan grandes cualidades cuando se utiliza en la agricultura o jardinería. Los pedazos y hojas gradualmente se descomponen y son digeridas y re-digeridas por una amplia variedad de bacterias, hongos y nematodos en el suelo.

Una vez que el carbono no se puede digerir más, esto forma humates que permanecen en el suelo y proporcionan una serie de beneficios que describiré enseguida.

Elimine Drásticamente el Deshierbe y el Riego

Otros jardineros labran los pedazos de madera en el suelo, que es por mucho la peor opción. De hecho, es importante evitar labrar la tierra ya que tiende a destruir los microbios del suelo, en especial los complejos y delicados hongos micorrícicos. Cuando se utilizan pedazos de madera para cubrir el suelo, se vuelve completamente innecesario labrarlo.

Pocos meses después de colocar una capa profunda de pedazos de madera, tendrá una exuberante tierra fértil debajo de los pedazos, la cual felizmente le ayudará en lo que elija cultivar. Es importante no plantar en los pedazos reales, tiene que moverlos hacia atrás y cultivar el suelo y luego cubrir la planta por debajo las primeras hojas.

Una de las razones principales por las que la mayoría de las personas no quieren tener un huerto es porque aborrecen deshierbar. Los pedazos de madera reducirán radicalmente el deshierbe, probablemente más del 90 %, y las malas hierbas que crezcan serán fácilmente arrancadas por sus raíces por lo que esto hace que sea relativamente fácil mantener el área limpia.

Además, muchas partes del país tienen el desafío de las sequías y pueden no tener más de 10 o 20 pulgadas de agua por año. Los pedazos de madera son la solución ideal, ya que evitan la evaporación del agua del suelo. Mejor aún, por la noche toman humedad del aire y lo liberan en el suelo durante el día, cuando el terreno lo necesita.

Los Beneficios de la Jardinería Van Mucho Más Allá de la Comida

La jardinería puede proporcionarle una variedad de frutas y vegetales para alimentar a su familia, pero también le transporta a ambientes externos, al aire fresco y los rayos del sol, lo que le ayuda al cuerpo a producir la tan necesaria vitamina D. Le pone en movimiento, al proporcionarle un ejercicio importante, y le permite conectarse socialmente con otros jardineros. También, es bueno para su salud mental.

Una revisión sistemática examinó el impacto de los jardines y espacios al aire libre en el bienestar físico y mental de las personas con demencia. La investigación sugiere que el uso del jardín, ya sea que se trate de regar las plantas, caminar por el jardín, o sentarse en uno, disminuye los niveles de agitación o ansiedad de los pacientes.5

Asimismo, los investigadores en los Países Bajos han descubierto que la jardinería es una de las más poderosas actividades que existen para aliviar el estrés.6 En su ensayo, se solicitó a dos grupos de personas completar una tarea estresante; posteriormente, un grupo recibió instrucciones de cultivar un huerto durante media hora, mientras que al otro grupo se le solicitó que leyera en interiores, durante el mismo período de tiempo.

Posteriormente, el grupo de jardinería reportó un mejor estado de ánimo. Las pruebas también revelaron que tenían niveles más bajos de la hormona del estrés, cortisol, en comparación con los que intentaron relajarse al hacer una lectura en silencio.

De acuerdo con una encuesta realizada por la revista Gardeners' World, el 80 % de los jardineros reportó estar "feliz" y satisfecho con su vida, en comparación con el 67 % de las personas que no hacía jardinería.7 Tal vez no es una coincidencia que los jardineros son más felices...

Mycobacterium vaccae es un tipo de bacteria que se encuentra comúnmente en el suelo. Se descubrió que sorprendentemente este microbio "imita el efecto que proporcionan los medicamentos, como el Prozac, a las neuronas".8 Ayuda a estimular la producción de serotonina, lo cual a su vez ayuda a hacer que se sienta más feliz y relajado. No es de extrañar que muchas personas describan a su jardín como su "lugar feliz".

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.