Ocultar
Coca Cola

Historia en Breve -

  • La evidencia de correo electrónico demuestra que una directora ejecutiva de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ayudó a un representante de Coca Cola en su esfuerzo por influir en los funcionarios la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer más accesibles los límites de azúcar
  • El año pasado, OMS anunció que la soda es un elemento clave para la obesidad infantil, lo que sugiere restricciones en las bebidas azucaradas
  • Dos días después de que Barbara Bowman, Ph.D. y Directora de la División para Enfermedades Cardíacas y Derrames Cerebrales de CDC (DHDSP, por sus siglas en inglés), fuera expuesta por ofrecer orientación al principal promotor de Coca Cola, renunció a su cargo
 

Una Directora Ejecutiva de los CDC Renuncia Tras Ser Sorprendida en Complicidad con Coca Cola Para Salvar el Mercado de la Soda

Julio 12, 2016 | 13,439 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

A menudo he escrito acerca de la complicidad entre la industria y los organismos reguladores, y cómo la investigación financiada por la industria simplemente tiende a apoyar y promover la agenda de la industria en vez de aclarar verazmente los beneficios o riesgos de cualquier producto dado.

Los recientes informes de los medios de comunicación ahora han revelado una devastadora evidencia que muestra que una directora ejecutiva de los Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) ayudó a un representante de Coca Cola en su esfuerzo por influir en los funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer más accesibles las recomendaciones acerca de los límites del azúcar.1

En marzo de 2015, OMS publicó una nueva guía de azúcar específicamente dirigida a las bebidas azucaradas, en la cual las calificaba como la causa principal de la obesidad infantil en todo el mundo, especialmente en las naciones en vías de desarrollo, donde ahora la industria de las sodas expande agresivamente su alcance.

La recomendación de OMS para limitar el consumo de sodas fue un duro golpe para una industria de soda ya perseguida, que lucha para mantener una porción del mercado en declive en medio de una creciente evidencia que categoriza a las bebidas endulzadas como el principal factor que contribuye en la epidemia de diabetes y obesidad.

La incriminatoria correspondencia por email entre Coca Cola y la directora de los CDC fue obtenida por el grupo de educación al consumidor sin fines de lucro Derecho a Saber de los Estados Unidos (USRTK, por sus siglas en inglés).2 De acuerdo con PhillyVoice:3

"Los correos electrónicos fueron intercambiados entre Barbara Bowman, Ph.D. y Directora de la División para enfermedades cardíacas y derrames cerebrales de CDC y el Dr. Alex Malaspina, un ex líder de asuntos científicos y regulatorios de Coca Cola y fundador de un grupo financiado por la industria alimentaria, Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI, por sus siglas en inglés).

Al parecer, muestran múltiples intentos de Bowman para ayudar a la relación de Malaspina con los líderes de OMS, cuyas acciones (impuestos en las sodas) perjudicaban a la industria de bebidas.

De acuerdo con el informe, Bowman--cuyo trabajo consiste en tratar de ayudar a prevenir la obesidad, diabetes y otros problemas de salud—"pareció feliz de ayudar a la industria de bebidas a cultivar una influencia política con la Organización Mundial de la Salud".

La Política de la Soda

Este tipo de maniobras políticas y de cooperación son tratadas extensamente en el libro de Marion Nestle, Ph.D., "Soda Politics" (La política de la Soda). El año pasado, entrevisté a Nestle, una profesora de nutrición, estudios alimenticios y salud pública, por la Universidad de Nueva York.

En respuesta al escándalo CDC-Coca Cola, ella dice:4

"[E]l hecho de que un funcionario de alto nivel del área de la salud en los Estados Unidos se comunique de esta manera con un líder de la industria de bebidas, parece impropio", entre los correos "recomendaba que ILSI, Coca Cola y los investigadores financiados por Coca Cola tienen "apoyo" de parte de una prominente funcionaria de los CDC.

La oficial parece estar interesada en ayudar a estos grupos organizados en oposición a "consumir menos azúcar" y las recomendaciones para "divulgar el financiamiento de la industria".

La invitación a cenar sugiere una cercana relación... Este aparente conflicto de intereses es precisamente la razón por la que se necesitan políticas de compromiso por parte de la industria con las autoridades federales".

El libro de Nestlé revela que la industria de las sodas está muy consciente de la conexión entre el consumo de sodas y la obesidad, y las enfermedades relacionadas con la obesidad.

Las compañías de sodas están obligadas por ley a informar a la Comisión de Seguridad e Intercambio (SEC, por sus siglas en inglés) acerca de las vulnerabilidades, y durante la última década Coca Cola ha expresado a la SEC que la obesidad es la amenaza más significativa para los beneficios de la industria de las sodas.

En resumen, Coca Cola sabe que una vez que la verdad acerca de la influencia de la soda en la obesidad se reconozca plenamente, se ira a la quiebra.

Dimite la Oficial de CDC Descubierta

Desde hace muchos años, los defensores de la salud han advertido a las personas acerca de la conexión entre las bebidas azucaradas y la obesidad, y el mensaje ha comenzado a afianzarse de forma lenta pero segura.

Desde 1998,5 la venta de sodas en los Estados Unidos ha caído un 25 %, que sin lugar a dudas, ha sido debido a una exitosa defensa de la salud pública, y esto hace que el actual escándalo sea aún más escandaloso, ya que es un intento por parte de un funcionario de alto nivel del área de la salud para deshacer todo el trabajo que ya se hizo para proteger la salud pública. De acuerdo con USRTK:6

"Alex Malaspina fue capaz de solicitar y recibir información y orientación de forma regular de parte de una funcionaria de los CDC acerca de cómo abordar las acciones de la Organización Mundial de la Salud que perjudicaban a la industria de alimentos y bebidas.

Los mensajes de correo electrónico... revelan que… Bowman... intentó ayudar a Malaspina para encontrar brechas e influir en los funcionarios de OMS y así evitar las charlas antiazúcar. Bowman le sugirió a Malaspina quienes eran las personas y grupos con quien hablar, y le solicitó comentarios acerca de algunos resúmenes de los informes de los CDC..."

Sorprendentemente, Bowman tuvo el buen juicio de abandonar inmediatamente su puesto una vez que su traición hacia la confianza pública fue expuesta.

De acuerdo con The Huffington Post,7 Bowman "anunció su salida inmediata de la agencia... dos días después de que salió a la luz que había ofrecido orientación a un promotor principal de Coca Cola quien intentaba influir en las autoridades sanitarias mundiales acerca de las cuestiones de política del azúcar y bebidas".

Ejemplo Perfecto del Por Qué la Puerta Giratoria de la Industria Necesita Ser Cerrada

Aunque Bowman no mencionó su desgracia pública como un factor en su renuncia, dijo que había tomado la decisión de retirarse "a finales del mes pasado", su jefa, Ursula Bauer, Ph.D., confirmó la relación de Bowman con Coca Cola en un correo electrónico interno al personal de los CDC.

En este, Bauer expresa que "es posible que la percepción que algunos lectores tengan del artículo [revela la relación de Bowman con Malaspina] no sea lo ideal", y agrega que la situación "sirve como un importante recordatorio del viejo dicho de que si no queremos verlo en las primeras páginas del periódico, entonces no deberíamos hacerlo".8

En realidad, la conexión de Bowman con Coca Cola se remonta a décadas,9 y es una incógnita en cuanto a cómo esos lazos podrían haber frenado el camino hacia la verdad e influenciado las políticas de salud pública. Ella había estado en los CDC desde 1992; en febrero de 2013, fue nombrada Directora de la División de Enfermedades Cardíacas y Derrames Cerebrales (DHDSP). Sin embargo, a principios de su carrera, Bowman trabajó como nutricionista para Coca Cola.

Esto solo sirve para demostrar el poder de las alianzas de la puerta giratoria de la autoridad regulatoria corporativa y federal. Los servidores públicos deben elegir el camino difícil para hacer lo que es mejor para la sociedad, no para sus antiguos jefes y conocidos.

Al parecer, pocas personas tienen esa clase de integridad, y este caso es un ejemplo perfecto de por qué la puerta entre la industria privada y la salud pública y las agencias reguladoras debe ser supervisada más de cerca.

Esto no es un problema nuevo y está generalizado en otras industrias en Washington. Sin embargo, el Congreso y el Senado de los Estados Unidos fallan continuamente al aprobar legislación para abordar esta enorme laguna jurídica que diezma a la salud pública.

Filadelfia Impone Impuestos Sobre la Sodas y Otras Malas Noticias Para las Grandes Compañías de Sodas

Este escándalo viene junto con una serie de golpes contra la industria de las sodas. Aparte de que la Directora general de OMS, Margaret Chan, quien anuncia que la soda es un elemento clave para la obesidad infantil y propone restricciones en las bebidas azucaradas, recientemente, Filadelfia decidió aplicar un impuesto sobre las sodas para reducir el consumo.

En el 2014, México impuso un impuesto sobre las sodas, y a partir del año pasado, San Francisco requirió publicidad para las bebidas azucaradas que incluyera una advertencia de salud. Muchas ciudades en todo el mundo también consideran medidas similares para restringir la venta de sodas.

No obstante, tal vez la postura contra el azúcar, adoptada por OMS fue considerada una de las más severas. En un correo electrónico para Bowman de junio de 2015, Malaspina expresa estar preocupado por la publicidad negativa relacionada con productos ricos en azúcar y el plan de impuestos europeos para las sodas.

Malaspina dice que las acciones de OMS pueden tener " importantes consecuencias negativas a nivel global", y que "la amenaza a nuestro negocio es serio". También señala que los funcionarios de OMS "no quieren trabajar con la industria", a lo cual añade que "algo debe hacerse".

En respuesta a la solicitud de Malaspina para obtener sugerencias sobre cómo conseguir una audiencia con OMS, Bowman responde que "es posible que alguien que este con Gates o 'gente de Bloomberg' tengan estrechas conexiones que podrían abrir una puerta en OMS", escribe USRTK.

"También sugiere que intente con alguien en el programa Plan de Emergencia del Presidente de para el Alivio del SIDA (PERFAR, por sus siglas en inglés), un programa respaldado por el gobierno de los Estados Unidos que hace que los medicamentos para VIH/SIDA estén disponibles en toda el África subsahariana. Ella le comenta que "OMS es la clave para hacer conexiones". Ella escribe que "solicitara una junta".

Claramente, la industria de las sodas lucha por mantenerse con vida. Pero ¿a qué precio se le debe permitir promover su negocio? Es igualmente evidente que el precio de su éxito sin restricciones es la enfermedad y la muerte de sus consumidores, lo cual es la razón por la que este tipo de relaciones clandestinas son tan desagradables.

¿Podría Sobrevivir la Comida Chatarra Sin Conflictos de Interés?

En el 2013, entrevisté a Michele Simon, quien ha practicado el derecho de salud pública durante casi 20 años, y ha combatido las tácticas de las empresas que engañan y manipulan las cuestiones relacionadas con la salud.

El año pasado, ella publicó un informe que revelaba vínculos inquietantes entre la Sociedad Americana de Nutrición (ASN, por sus siglas en inglés)--considerada como la principal fuente de las ciencias nutricionales--y los principales proveedores de obesidad y mala salud crónica.

ASN es patrocinado por 30 empresas diferentes, incluyendo a Coca Cola, Kellogg, Monsanto y la Asociación del Azúcar, solo por mencionar algunas, cada una de las cuales paga US$ 10 000 anuales a cambio de una "impresión y exposición en línea, una junta anual de beneficios, y ser la primera opción para patrocinar sesiones educativas, subsidios, premios y otras oportunidades que se presenten" como señaló Simon:

"En otras palabras, los líderes de la industria de los alimentos, bebidas, suplementos, biotecnología y farmacéutica son capaces de comprar relaciones cercanas con los mejores investigadores de nutrición de la nación".

Los proveedores de comida chatarra ganan aún más influencia al patrocinar sesiones educativas en diversas conferencias y reuniones anuales, y con expositores que representan a la industria. Las conexiones que tiene ASN son particularmente problemáticas ya que también publican tres revistas académicas, incluyendo American Journal of Clinical Nutrition (AJCN).

Estos lazos pueden "empañar la objetividad científica, impactar negativamente las recomendaciones normativas de la organización, y resultar en un mensaje e investigación favorable para la industria de que son compartidos por los profesionales de la nutrición y el público en general", según Simon.

El investigador de obesidad David Allison, Ph.D. encabeza la lista de los que tienen el mayor número de conflictos. A pesar de que tiene lazos con PepsiCo, la Asociación del Azúcar, la Organización Mundial de Investigación del Azúcar, Red Bull, Kellogg, Mars, Sopa Campbell y el Dr. Pepper Snapple Group, Allison forma parte de la junta editorial de la AJCN, la principal publicación de ASN.

De acuerdo con Simon, "tener a Allison en el papel tan importante de guardián, demuestra cómo la industria puede influir potencialmente, incluso en la ciencia que es publicada".

"Sólo Diga No" a las Sodas

"Sólo Diga No", era un eslogan creado por la primera dama Nancy Reagan. A lo largo de los años 1980s, la campaña de publicidad "Sólo Diga No" contra el uso de drogas recreativas era frecuente. Actualmente, el mismo lema sería apropiado para desalentar el consumo de sodas, y además, mucho más fácil de implementar.

Si tiene problemas de peso o de salud crónicos, al sustituir a las sodas y otras bebidas dulces, incluyendo a los jugos de frutas, por agua pura, es posible que sea una de las mejores acciones que podría realizar. Dado que probablemente sean necesarios otros cambios en la alimentación, para muchas personas eliminar el consumo de sodas puede ser un gran avance.

Si se le antoja un poco de sabor, intente agregar un poco de jugo de lima o limón en el agua natural o mineral; otra opción es el té. Pero evite agregar azúcar, y las bebidas que son embotelladas, ya que generalmente están cargadas de azúcares añadidos. Lo mismo ocurre con la llamada "agua de marcas" como el agua vitaminada.

Si le resulta difícil dejar de tomarlas, no se desanime. De hecho, muchas personas son adictas a las sodas. Para liberarse, asegúrese de atender el componente emocional de sus antojos de alimentos al utilizar herramientas tales como las Técnicas de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés).

Una versión conocida como Turbo Tapping tiende a ser particularmente útil para eliminar la adicción a las sodas en un corto período de tiempo.

Si después de probar EFT o Turbo Tapping aún tiene antojos, posiblemente tenga que hacer algunos cambios en su alimentación. Mi Plan de Nutrición gratuito puede ayudarle a hacer esto paso por paso.

Recuerde, las bebidas azucaradas, ya sea endulzadas con azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa (HFCS, por sus siglas en inglés), fructosa natural o endulzantes artificiales, se encuentran entre los peores culpables en la lucha contra la obesidad y los problemas de salud relacionados, incluyendo la diabetes y enfermedades cardiacas. Eliminar TODO este tipo de bebidas, es un importante primer paso para reducir su riesgo de problemas de salud crónicos y aumento de peso.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.