El Aloe y el Melón Amargo Podrían Ayudar a Tratar la Diabetes

Jugo de Melon Amargo

Historia en Breve -

  • Los estudios demostraron que el extracto de aloe vera (sábila) podría reducir la glucosa en la sangre en pacientes con diabetes y pre-diabetes debido a sus múltiples compuestos antiinflamatorios, antimicrobianos, antiproliferativos y antioxidantes
  • Los compuestos contenidos en el melón amargo, tales como vicina, polipéptido-P y charantina, ayudan a mejorar la forma en la que su cuerpo absorbe y metaboliza el azúcar
  • El té de melón amargo y el jugo de aloe podrían ayudar a aliviar los síntomas de la diabetes y otras enfermedades metabólicas

Por el Dr. Mercola

¿Qué tienen en común el aloe y el melón amargo? Sí, ambos son plantas, pero también se ha identificado que ambos tienen potentes efectos medicinales. Estudios nuevos demuestran que tanto el aloe como el melón amargo ejercen efectos positivos en la diabetes y los niveles elevados de azúcar en la sangre (hiperglucemia).

Los niveles de azúcar en la sangre se elevan cuando deja de producir insulina (diabetes tipo 1) o sus células no responden apropiadamente a la insulina (diabetes tipo 2, que afecta al 90% de los pacientes con diabetes).

Esta es una etapa avanzada de la resistencia a la insulina y dado a que su insulina no está funcionando adecuadamente, el azúcar no puede llegar a sus células, por lo tanto, se acumula en la sangre, lo que provoca una variedad de problemas. Esta es la razón por la que los diabéticos tienen niveles elevados de azúcar en la sangre.

Los síntomas incluyen micción frecuente, sed constante y hambre persistente.

La diabetes es tan común, que se ha considerado una epidemia global y en la mayoría de las personas, la enfermedad no está bajo control. Hay muchos tipos de terapias, medicamentos y tratamientos, pero los efectos secundarios pueden ser devastadores.

Sin embargo, el costo anual de medicamentos para la diabetes en los Estados Unidos es de aproximadamente US$245 billones, a pesar de que la diabetes tipo 2 puede prevenirse e incluso revertirse a través de un estilo de vida saludable. De acuerdo con un artículo publicado en 24/7 Wall St.:

“La diabetes causó directamente 75 578 muertes en el 2013, la sexta cifra de muerte más alta para una sola enfermedad en los Estados Unidos. Además, es probable que la diabetes sea mucho más letal de lo que sugieren los números.

Tan sólo el 10% de las muertes de las personas con diabetes tiene la enfermedad registrada en sus certificados de defunción. La diabetes también es un factor de riesgo para… otras enfermedades”.1

A nivel mundial, 382 millones de personas padecen diabetes,2 pero las personas en la antigua Grecia y Roma, así como en las primeras tradiciones ayurvédicas en China y la India, utilizaban una planta conocida como aloe barbadensis – aloe vera o sábila– para frenar los síntomas.

¿Qué es lo que sabían estas personas, que la ciencia moderna apenas ha comenzado a revelar en las últimas décadas?

Aloe Vera al Rescate

El aloe es una suculenta planta subtropical con hojas gruesas y puntiagudas. Por lo general se cultiva en espacios cerrados como planta de interior, produce un gel o “látex” transparente y espeso para cortaduras y quemaduras.

Se utilizaba tradicionalmente para tratar el estreñimiento, el asma, el dolor de cabeza, la artritis y los síntomas diabéticos. Recientemente, ha comenzado a utilizarse para tratar la seborrea (una enfermedad en la piel), la psoriasis, el herpes genital y el estreñimiento.3

El análisis de nueve estudios sobre el aloe vera tiene a los científicos investigando más sobre su potencial para combatir la diabetes y la pre-diabetes.4 Los científicos del Centro Médico David Grant USAF analizaron los resultados y encontraron que los más beneficiados del aloe vera fueron los diabéticos con nivel glucosa en ayunas por encima de 200 miligramos al día.

Las personas que tomaron aloe vera por vía oral tuvieron un menor nivel de glucosa en la sangre en ayunas (de aproximadamente 47 miligramos por decilitro), así como un nivel de HbA1C (una medida del azúcar en la sangre en los últimos dos a tres meses) 1.05 % menor.5

Los ingredientes activos en el aloe vera son abundantes, 75 compuestos en la “corteza” exterior y el gel interior contiene, como lo señalaron los científicos: “enzimas, minerales, antraquinonas, monosacáridos, polisacáridos, lignina, saponina, ácido salicílico, fitoesteroles y aminoácidos”, algunos de los cuales pueden desempeñar un papel importante en ayudar a controlar la hiperglucemia.

Otros oligoelementos bioactivos que se identificaron incluyen al manganeso, zinc, cromo y magnesio, que son conocidos por ser parte importante del metabolismo de la glucosa al aumentar la eficacia de la insulina. Otro estudio demostró que los antioxidante y compuestos fenólicos en el aloe vera también ayudan a combatir a los radicales libres.6

Eficacia Tradicional y Contemporánea del Aloe Vera

Un estudio demostró que el aloe vera tiene funciones antiinflamatorias, antimicrobianas, antipreliferativas y antioxidantes debido a los C-glicósidos, barbaloína e isobarbaloína.7

Otra revisión, publicada en Journal of Diabetes & Metabolic Desorders encontró que “el uso del extracto de aloe vera en pacientes con pre-diabetes podría revertir los problemas de glucosa en la sangre en cuatro semanas, pero después de ocho semanas podría aliviar el perfil anormal de lípidos”.8

“En comparación con los grupos de control, la suplementación con aloe vera redujo significativamente las concentraciones del nivel de glucosa en la sangre en ayunas”, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Nutrients.9

He quedado tan impresionado con el aloe vera que planté aproximadamente 300 plantas de aloe en mi casa y utilizo una o dos hojas frescas recién cortadas en mi batido todos los días para lograr obtener algunos de sus muchos beneficios para la salud. Creo que el aloe fresco es mejor que cualquier suplemento.

En otro estudio se utilizó aceite de germen de trigo, cilantro y aloe para reducir los niveles de glucosa en la sangre en ratas diabéticas.10

En un estudio realizado en animales, un suplemento de aloe mejoró significativamente la resistencia a la insulina y suprimió los genes implicados en la adipogénesis, al estimular la proteína quinasa activada por AMP (AMPK) para mejorar los trastornos metabólicos.11

El Melón Amargo Tiene un Impacto Dulce en la Diabetes

También tenemos el melón amargo, con sus orígenes en el sur de China. Parece más bien como una cruza entre un pimiento verde verrugoso y un pepino y su sabor es más amargo que el de una toronja sin madurar. ¿Cómo es que este vegetal oscuro está sorprendiendo a los científicos con su capacidad para combatir la diabetes?

También conocido como calabaza amarga, este miembro de la familia Cucurbitaceae(calabaza, sandía y pepino) cambia de verde, a amarillo a naranja a medida que madura. Aunque es un alimento que a algunas personas en el mundo les gusta comer, su uso más notable es medicinal.

Nutricionalmente, el melón amargo ofrece muchos beneficios que otros vegetales estándar. De acuerdo con Bonnie Plants, una empresa con 100 años de antigüedad que tiene casi 70 invernaderos de diferentes plantas y vegetales en todo Estaos Unidos, este vegetal ofrece:

“Hierro, el doble de beta-carotenos que el brócoli, el doble de potasio que los plátanos y el doble de calcio que la espinaca. También contiene altas cantidades de fibra, fósforo y vitaminas C, B1, B2 y B3.

… El sabor amargo se debe al contenido de quinina en el melón. En muchos países, el melón amargo se consume para tratar la malaria”.12

En relación a su uso para combatir la diabetes, Livestrong informó:

“Los compuestos presentes en el melón amargo, como la vicina, el polipéptido-P y la charantia, ayudan a mejorar la forma en la que su cuerpo absorbe y metaboliza el azúcar, lo que ayuda a tener una apropiada regulación de azúcar en la sangre”.13

El Melón Amargo Podría Ser Algo Revolucionario para los Diabéticos

La revista Diabetes Self-Managment describió a un paciente recién diagnosticado cuyo médico le dio metformina. Sus niveles de glucosa en la sangre alcanzaron los 200s, pero el médico aumentó su dosis.

Entonces, el paciente escuchó sobre los posibles beneficios del consumo de té de melón amargo y fue a una tienda en donde vendían productos asiáticos. A pesar de que no recomiendo tomar suplementos sin realizar los cambios apropiados en su alimentación y estilo de vida, la siguiente descripción es reveladora:

“Comenzó a tomar una taza de té en la mañana y una en la noche. Al día siguiente, sus niveles de glucosa en ayunas se habían reducido aproximadamente a 80. Dejó la metformina y desde entonces, sus niveles de glucosa en ayunos disminuyeron a 100.

Su A1C bajo de 13.5 a 6.3. Dado a que había estado tomando el té durante unas cuantas semanas, su A1C probablemente baje aún más en el próximo análisis. Este es un hombre que come mucha pasta y arroz y que su ejercicio es “pasear a su perro dos veces a la semana”. No ha cambiado nada en su estilo de vida”.14

Además de normalizar sus niveles de glucosa, los niveles de triglicéridos de este paciente regresaron al nivel normal después de haber tenido niveles “peligrosamente altos” durante años.

Aunque probablemente no todos los resultados sean tan dramáticos, uno de sus amigos que no vio resultados durante semanas reportó una reducción repentina en sus niveles de glucosa, que se mantuvieron bajos, después de tomar té de melón amargo.

Científicos de China, Australia y Alemania, reportaron que cuatro compuestos en el melón amargo activan la enzima AMPK (la misma que en los estudios del aloe vera), que mueve la glucosa de su sangre a sus células y que también regula el metabolismo.15

Cómo Comprar Melón Amargo y Aloe para la Suplementación

Sin importar el sabor que tiene el melón amargo al comerlo, se dice que el té sabe aún mejor que el té verde. Se encuentra disponible en muchas tiendas de productos asiáticos. También puede encontrarlo en forma de cápsula en muchos sitios en línea.

Los suplementos de aloe vera vienen en formas diferentes y también se encuentran disponibles en muchas tiendas de productos naturales. Puede encontrarlos en forma de jugo, así como en forma de cápsula.

Precauciones en el Uso del Melón Amargo y el Aloe

Aunque ya hemos hablado de los potentes compuestos que contiene el melón amargo y el aloe, debe considerar que consumir estas plantas en exceso puede reducir sus niveles de azúcar en la sangre a niveles hipoglucémicos, relacionados con síntomas como visión borrosa, nerviosismo, fatiga, dolor de cabeza y mareos.16

El melón amargo también podría causar dolor estomacal y diarrea.

El jugo de aloe vera es un potente laxante (razón por la que ha sido utilizado tradicionalmente para el estreñimiento). Su uso también debe ser monitoreado porque podría interferir con la absorción de ciertos medicamentos.17

Cómo Tratar la Diabetes con Enfoques de Estilo de Vida

Aunque el aloe vera y el melón amargo parecen útiles para la diabetes, su principal estrategia para prevenir y tratar la diabetes tipo 2 debería ser a través de cambios integrales en su estilo de vida.

Una de las mejores recomendaciones para las personas con diabetes tipo 2 es llevar una alimentación rica en fibra y baja en carbohidratos netos.

Aunque las recomendaciones dietéticas en los Estados Unidos aconsejan de 20 a 30 gramos de fibra al día, la cantidad óptima es de más de 50 gramos por cada 1 000 calorías que consuma. Sin embargo, la mayoría de las personas solo obtienen la mitad de esa cantidad.

Para calcular los carbohidratos netos, tome el número total de carbohidratos en gramos que ha consumido durante el día y reste la cantidad de fibra en gramos. El número resultante son sus carbohidratos netos. Una forma clave de prevenir la diabetes en mantener el consumo de carbohidratos netos por debajo de 50 gramos al día.

Consumir la cantidad correcta de fibra ayuda a reducir el riesgo de diabetes y a protegerse del aumento de peso. Incluir fibras fermentables en sus comidas, como col y frijoles, es importante, ya que las bacterias intestinales los fermentan en ácidos grasos de cadena corta como el butirato y propionato, involucrados en la producción de azúcar.

Sin embargo, vale la pena señalar que aunque la fibra de los vegetales reduce su riesgo de diabetes, la fibra de las frutas y granos no. La fibra de los granos aumenta los niveles de insulina y leptina, ambos implicados en algunas de las enfermedades más graves, incluyendo la diabetes, así que debe limitar el consumo de azúcar y granos en su alimentación.

La señalización apropiada de leptina es posible a través de una alimentación apropiada, incluyendo el tipo correcto de fibra.

El ejercicio también es extremadamente importante para prevenir y revertir la diabetes tipo 2. Los estudios demuestran que el ejercicio intenso, como el entrenamiento en intervalos de alta intensidad, pueden mejorar la intensidad de insulina en un 24% en tan sólo cuatro semanas.

Otras recomendaciones para prevenir la diabetes tipo 2 incluyen evitar el consumo de alimentos procesados, limitar el consumo de proteína y equilibrar la proporción entre las grasas omega-3 y omega-6, También debe asegurarse de obtener la suficiente vitamina D, ya sea a través de la exposición al sol o de la suplementación. Dormir bien también es crucial.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo