Ocultar
Alergias Alimentarias

Historia en Breve -

  • Hasta hace 40 o 50 años, las alergias alimentarias eran raras, pero ahora se estima que uno de cada 13 niños tiene una de estas alergias, y los casos siguen en aumento
  • Las alergias alimentarias pueden ser difíciles de detectar en los niños pequeños que no son capaces de comunicar sus síntomas; algunas señales comunes pueden ser el llanto sin explicación, la diarrea o los salpullidos
  • Es probable que los factores genéticos y ambientales estén desencadenando el aumento en las alergias alimentarias; la modificación genética, los aditivos en los alimentos y la microbiota intestinal anormal son algunos de los culpables potenciales sobre los que hablaremos
 

No Estoy Loco, Tengo Alergias Alimentarias

Julio 26, 2016 | 22,027 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Muchas personas creen que las alergias alimentarias causan un poco de malestar estomacal o salpullido, sin darse cuenta de que, para un número creciente de personas, las alergias alimentarias pueden ser mortales.

Mientras que se acepta ampliamente que una picadura de abeja pueda causar anafilaxia, un tipo grave de reacción alérgica que pude ser mortal, las picaduras causan aproximadamente 40 muertes al año en Estados Unidos, en comparación con las 100 muertes ocasionadas por los alimentos. De hecho, los alimentos son la causa más común de anafilaxia.1

Cuando los Alimentos Se Vuelven Mortales

Como explica en el documental el Dr. Ben Son, de Allergy & Immunology Associates, de Ann Arbor, podría existir un hueco generacional que está ocasionando que se minimice la gravedad de las alergias a los alimentos, ya que, simplemente, hace solo 40 o 50 años eran muy raras.

Sin embargo, actualmente, se estima que uno de cada 13 niños tiene una alergia alimentaria2 y los casos van en aumento. De 1997 a 2007, las alergias alimentarias aumentaron 18% entre los niños menores a 18 años3 y, de acuerdo con la información del Reino Unido, las hospitalizaciones por alergias alimentarias incrementaron 500% de 1990 a 2006.4 Cada año, en Estados Unidos, cerca de 90 000 personas visitan la sala de urgencias debido a esta causa.5

A menudo, la alergia es a un alimento que se consume muy comúnmente. En Estados Unidos, los siguientes ocho alimentos son los responsables del 90% de las reacciones alérgicas, aunque, según explicó el Dr. Song, otros alimentos, como las semillas de sésamo y las leguminosas, se están volviendo alérgenos frecuentes.

Cacahuates

Frutos secos

Pescado

Moluscos

Soya

Trigo

Leche

Huevo

Es Difícil Identificar los Síntomas, Sobre Todo en los Niños Pequeños

A veces, las alergias alimentarias aparecen la primera vez que se consume un alimento. En otras, se puede desarrollar de un día para otro una alergia a un alimento que ha consumido toda su vida. En el documental mencionado, una mujer describió sentir hinchazón y presión en la garganta que apareció súbitamente después de comer un sándwich de atún, un alimento que había disfrutado durante mucho tiempo.

Otro padre vio a su hija de 1 año rascarse las manos casi hasta sangrar después de haberle dado una rebanada de pastel y descubrió más tarde que tenía alergia al huevo.

Muchos padres podrían confundir comprensivamente el llanto frecuente debido a las alergias con las señales de hambre en su bebé, lo que ocasiona que le brinden una mayor cantidad del alimento alérgeno, como la leche. Esto causa un ciclo vicioso de más síntomas y más llanto, hasta que se descubre el culpable real.

Cuando se es alérgico a una sustancia, el sistema inmunológico cree erróneamente que es peligrosa, y produce anticuerpos, inmunoglobulina E (IgE), en un intento de neutralizarla.

Las sustancias químicas, como la histamina, liberadas en el torrente sanguíneo durante este proceso pueden ocasionar una gran variedad de síntomas cada vez que consume el alimento (aunque algunos síntomas no aparecen, sino hasta algunas horas después).Entre estos encontramos:

Hormigueo o comezón en la boca

Urticaria

Comezón

Eczema

Hinchazón en cualquier parte del cuerpo, especialmente en los labios, cara, lengua y garganta.

Jadeo y problemas para respirar

Dolor abdominal

Diarrea

Náusea o vómito

Desmayo o mareo

Anafilaxia (el estrechamiento de las vías respiratorias, hinchazón de la garganta y dificultad para respirar).

Congestión nasal

Para dificultar más las cosas, las alergias alimentarias pueden ocasionar todo tipo de reacciones, desde dolores de cabeza, estornudos y sarpullido, hasta inflamación de las articulaciones. O podrían causar psoriasis, o que se desarrolle una eczema.

¿Qué Está Causando Tantas Alergias Alimentarias?

No hay una respuesta definitiva para la razón de que ciertas personas desarrollen alergias, aunque podrían representar un papel los factores genéticos y ambientales.

Aunque no se habla de esto en el documental, los niveles bajos de vitamina D se han relacionado a un mayor riesgo de alergias alimentarias,6 mientras que algunos proponen que los aditivos en los alimentos, la modificación genética, las hormonas y los herbicidas añadidos a los alimentos podrían ser los causantes en algunos casos.

Por ejemplo, la ingeniería genética pude aumentar los alérgenos existentes, o producir otros nuevos y desconocidos. Ambas cosas parecen haber sucedido en la soya transgénica, la cual se encuentra en la mayoría de los alimentos procesados.

Jeffrey Smith, experto en alimentos transgénicos explicó:

"Los niveles de un alérgeno conocido de la soya, el inhibidor de la tripsina, fue siete veces más alto en la soya transgénica cocinada que en la soya no transgénica cocinada. Otro estudio descubrió una proteína única inesperada en la soya transgénica, que probablemente causa alergias.

Además, de ocho sujetos humanos que generaron piquetes como reacción (un tipo de alergia) a la soya transgénica, uno no reaccionó también a la soya no transgénica, lo que sugiere que la soya transgénica es excepcionalmente peligrosa.

…Los documentos publicados por una demanda revelaron que los científicos de la FDA están preocupados, en general, de que los alimentos transgénicos puedan generar alergias, toxina, nuevas enfermedades y problemas nutricionales difíciles de detectar.

Su petición urgente de estudios alimentarios obligatorios a largo plazo fue ignorada. La FDA no requiere ninguna prueba de seguridad".

Entonces, hay varias sustancias extrañas que se añaden a nuestro suministro de alimentos, de las cuales, cualquier cantidad podría generar reacciones alérgicas. Al mismo tiempo, más niños nacen y crecen con una microbiota intestinal gravemente dañada, causada, en gran medida, por la mala alimentación y el uso excesivo de antibióticos, que ocasionan el Síndrome del Intestino y la Psicología (GAPS, por sus siglas en inglés).

La Microbiota Intestinal Podría Representar un Gran Papel en las Alergias Alimentarias

Las anormalidades en el sistema inmunológico, como las alergias y las enfermedades autoinmunes, son un resultado común de GAPS, ya que el 85% del sistema inmunológico se encuentra en el intestino. Cuando la microbiota intestinal es anormal, el recubrimiento del intestino comienza a deteriorarse, ya que la microbiota intestinal lo mantiene activamente.

Las bacterias benéficas en el intestino se aseguran de que las células que recubren el tracto digestivo entero estén saludables, bien alimentadas y protegidas de los ataques químicos o microbianos. Pero, según se deteriora el recubrimiento intestinal, las uniones entre las células se abren, lo que ocasiona que el intestino se vuelva poroso o "permeable".

De acuerdo con la Dra. Natasha Campbell-McBride, descubridora de GAPS:

"Se vuelve como un colador y los alimentos no tienen la oportunidad de digerirse adecuadamente antes de absorberse. Se absorben de esta forma mal digerida o parcialmente descompuesta. Cuando el sistema inmunológico y el torrente sanguíneo los encuentran y los observa, no los reconocen como alimentos.

Dicen, 'Tú no eres alimento. No te reconozco', y reaccionan contra ellos. Generan complejos inmunológicos, que atacan a estas proteínas parcialmente digeridas. Como resultado, habrá todo tipo de síntomas en el cuerpo".

La respuesta para resolver las alergias alimentarias, así como prácticamente todos los trastornos autoinmunológicos, es sellar y sanar su intestino, y esto es para lo que está diseñado el programa nutricional GAPS. Si tiene alergias alimentarias graves, la Introducción a la Dieta GAPS, que utiliza alimentos fermentados y otras estrategias naturales para restaurar el equilibrio en su microbiota intestinal, podría ayudar a sanar completamente sus alergias alimentarias.

El Tratamiento Provocación-Neutralización para las Alergias

Yo recomiendo altamente la estrategia "sellar y sanar" de GAPS descrita aquí para solucionar las alergias alimentarias, aunque otra opción que hay que considerar es el análisis y tratamiento de las alergias provocación-neutralización (PN), que les brinda a muchas personas que padecen alergias un alivio permanente sin efectos secundarios adversos.

El índice de éxito de esta estrategia es de aproximadamente 80 a 90 % y puede recibir el tratamiento en casa. Yo he ofrecido durante muchos años este tratamiento efectivo en mi consultorio.

La provocación se refiere a "provocar un cambio" y la neutralización se refiere a "neutralizar la reacción causada por la provocación". Durante la provocación-neutralización, se inyecta una pequeña cantidad de alérgeno debajo de la piel para producir una protuberancia pequeña, llamada "habón", en las capas superiores de la piel y luego se monitorea en espera de una reacción.

Si tiene una reacción positiva, como fatiga, dolor de cabeza, o aumenta el tamaño del habón, entonces, se neutraliza el alérgeno con inyecciones diluidas o con gotas del mismo alérgeno en la boca.

Es importante recordar que el programa PN es un auxiliar, y no un reemplazo, para un programa completo para la recuperación de las alergias, el cual debería involucrar la optimización de su alimentación, salud intestinal y niveles de vitamina D, mientras se evitan las posibles causas.

La Abstinencia Es la Clave Si Vive con una Alergia Alimentaria

La abstinencia a los alimentos alergénicos es la clave para prevenir las reacciones potencialmente mortales. Como se explica en el documental, un simple lavado de manos podría ser crucial para esto, especialmente entre los niños, que pueden recoger fácilmente alérgenos alimentarios en las manos a través del contacto con otros niños. Leer las etiquetas es otra precaución necesaria que debería tomar cualquier persona con una alergia alimentaria.

La Ley sobre el Etiquetado de Alérgenos Alimentarios y Protección al Consumidor, que entró en vigor en enero 2006, exige que los fabricantes de alimentos presenten una lista de los ocho alérgenos principales en la etiqueta de su producto.

Sin embargo, algunos términos generales, como "saborizantes naturales" y "especias" podrían contener alérgenos ocultos, como sésamo, lo que obliga a que las personas con alergias alimentarias severas dediquen innumerables horas a llamar a los fabricantes de alimentos para descubrir qué es lo que realmente hay en su producto.

Comer en restaurantes también puede ser casi imposible, a menos de que vaya antes al restaurante y le pregunte al gerente si se puede preparar de forma segura una comida sin alérgenos.

La solución es reducir drásticamente la dependencia de su familia a los productos procesados y restaurantes, y en cambio, elegir alimentos enteros lo más cerca posible a su estado natural, que pueda preparar en casa. Esto reducirá dramáticamente su exposición a los alérgenos ocultos, mientras que la mismo tiempo, le brinda una nutrición superior.

Grupos de Apoyo para las Personas que Viven con Alergias Alimentarias

Si usted o su hijo tiene una alergia alimentaria, puede ser invaluable compartir su experiencia y consejo con otras personas en la misma situación. La página de internet Food Allergy Research & Education tiene una herramienta para ayudarle a encontrar un grupo de apoyo en su área.7

Otros grupos de apoyo mencionados en el documental son Circle of Food Allergic Families (COFAF),8 un grupo de apoyo dirigido por padres que apoyan a sus familias conforme enfrentan los retos diarios de controlar las alergias alimentarias.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.