Ocultar
Problemas para Dormir

Historia en Breve -

  • Dormir las horas indicadas es un componente absolutamente crucial para tener una salud óptima y prevenir enfermedades
  • La falta de sueño puede interferir con la producción de melatonina, y está asociado con un mayor riesgo de resistencia a la insulina y aumento de peso. Estos tres factores contribuyen al desarrollo del cáncer
  • Un reciente estudio encontró que los hombres que no duermen bien son dos veces más propensos a desarrollar cáncer de próstata, en comparación con los que lo hacen; otro estudio vinculó a la falta de sueño con un mayor riesgo de cáncer de seno agresivo y su recurrencia en las mujeres
  • No dormir la cantidad suficiente disminuye los niveles de leptina, la hormona que regula la grasa, mientras que aumenta los niveles de grelina, la hormona del hambre. Al provocar una mayor cantidad de hambre y apetito, puede fácilmente ocasionar aumento de peso y comer en exceso
  • Además, los investigadores han observado una relación entre los trabajadores del turno nocturno y mayores tasas de cáncer de seno, próstata, cáncer colorrectal y linfoma no Hodgkin. Trabajar durante la noche, también aumenta el riesgo de diabetes y obesidad
 

La Investigación Confirma Una Vez Más el Vínculo Entre la Falta de Sueño, Aumento De Peso y el Cáncer

Julio 28, 2016 | 23,580 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La privación del sueño es una situación tan generalizada en esta actualidad llena de luces artificiales y entretenimiento continuo, que es posible que ni siquiera note que no duerme lo suficiente. Es importante reconocer que el sueño es un componente absolutamente vital para tener una salud óptima y prevenir enfermedades.

Por ejemplo, fue confirmada en varias ocasiones la relación que existe entre el deterioro del sueño y el cáncer. Los tumores crecen dos a tres veces más rápido en animales de laboratorio con disfunciones graves del sueño, debido principalmente a una alterada producción de melatonina.

La melatonina inhibe la proliferación de una amplia variedad de tipos de células cancerígenas, de igual forma, desencadena la apoptosis de las células cancerígenas (autodestrucción). Asimismo, esta hormona interfiere con el nuevo suministro de sangre para los tumores necesario para su rápido crecimiento (angiogénesis).

Asimismo, la falta de sueño está relacionada con un mayor riesgo de resistencia a la insulina y aumento de peso, y dos factores adicionales que también desempeñan un papel importante en el desarrollo del cáncer.

La Falta de Sueño Es Equivalente a un Mayor Riesgo de Cáncer

Muy recientemente, un estudio publicado en la revista Cancer, Epidemiology, Biomarkers& Prevention1 descubrió que los hombres que tenían problemas para dormir eran dos veces más propensos a desarrollar cáncer de próstata, en comparación con aquellos que dormían adecuadamente. De acuerdo con el artículo presentado:2

"Esta relación fue más fuerte en los casos de cáncer de próstata avanzado, y el mayor riesgo relativo de la gravedad de los problemas de sueño...

La investigadora principal, Lara Sigurdardottir, Ph.D., espera que, 'Si nuestros resultados se confirman en futuros estudios, dormir podría convertirse en un posible objetivo en la intervención para reducir el riesgo de cáncer de próstata'".

Otro estudio reciente3 encontró que la falta de sueño podría ser un factor que contribuye tanto en la recurrencia del cáncer de seno, como en las formas más agresivas de cáncer de seno en las mujeres posmenopáusicas. De acuerdo con el coautor del estudio, el Dr. Li Li:4

"Dormir poca cantidad de tiempo es un peligro para la salud pública, lo cual ocasiona no solo obesidad, diabetes y enfermedades cardíacas, sino también cáncer...

Es posible que una intervención eficaz para aumentar el tiempo y mejorar la calidad de las horas de sueño sea un método poco ignorado para reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de seno más agresivo y su recurrencia".

Además, dormir menos de seis horas por noche es un factor involucrado en el riesgo de adenomas colorrectales, los cuales pueden convertirse en cáncer si no son atendidos. De hecho, se descubrió que las personas que dormían menos de seis horas por noche tuvieron un riesgo 50 % mayor, en comparación con aquellas que durmieron siete horas o más por noche.5

La resistencia a la insulina y la alterada producción de melatonina son dos poderosos mecanismos que afectan el riesgo de cáncer, a través de los problemas crónicos del sueño.

El hecho de que la falta de sueño pueda tener un impacto tan drástico en la resistencia a la insulina es por qué—como continuo repitiendo--simplemente no puede haber una óptima salud a menos que también duerma adecuadamente--incluso si se alimenta de forma apropiada y hace ejercicio...

La Resistencia a la Insulina Impulsa Tanto el Aumento de Peso Como el Cáncer

En un estudio realizado en el 2005,6 el cual fue acertadamente titulado: "Sleep loss: a novel risk factor for insulin resistance and Type 2 diabetes" (La Falta de Sueño: Un Nuevo Factor de Riesgo Para la Resistencia a la Insulina y Diabetes Tipo 2), los autores señalan que"el sueño ejerce un marcado efecto modulador sobre el metabolismo de la glucosa".

Asimismo, no dormir apropiadamente disminuye los niveles de leptina, la hormona que regula la grasa, mientras que aumentan los niveles de grelina, la hormona del hambre. Una mayor cantidad de hambre y apetito, resultante de ello, puede fácilmente ocasionar un aumento de peso y alimentarse excesivamente.

De acuerdo con un reciente estudio en la revista Sleep,7 dormir muy tarde está correlacionado con una mayor aumento de peso, incluso en las personas sanas que no son obesas.

Tampoco debería ser una gran sorpresa que consumir snacks tarde en la noche aumente este riesgo. De hecho, evitar alimentarse al menos tres horas antes de la hora de dormir es una de mi recomendación estándar, ya que esto le ayuda a asegurarse de que su cuerpo quema la grasa como combustible principal, lo que le mantendrá delgado. Como informó Medical News Today:8

"Andrea Spaeth y su equipo tuvieron un grupo de participantes que durmieron solo desde las 4:00 a.m. a las 8:00 a.m. todas las noches durante cinco noches seguidas, y los compararon con un grupo de control que durmieron desde las 10:00 p.m. a las 08:00 a.m.

Los investigadores encontraron que aquellos que dormían mucho menos cantidad de tiempo consumían más cantidad de alimentos, y por lo tanto obtenían más calorías, en comparación con las personas que dormían las horas normales... La autora principal, Andrea Spaeth... dijo que:

"Aunque los previos estudios epidemiológicos han sugerido que existe una relación entre dormir menos tiempo y el aumento de peso u obesidad, durante un estudio en laboratorio, nos sorprendimos al observar un significativo aumento de peso'".

El vínculo entre la resistencia a la insulina y el aumento de peso, y el cáncer podría ser de especial interés para las mujeres... El cáncer de seno es el más común en las mujeres, y se cree que las mujeres obesas son hasta 60 % más propensas a desarrollar cáncer que aquellas que tienen un peso normal.

La razón de este riesgo elevado se debe a que muchos tipos de cáncer de seno son alimentados por el estrógeno, una hormona producida en el tejido graso. Así que cuanta más grasa corporal tenga, es probable que produzca mayor cantidad de estrógeno.

¿Cómo Trabajar el Turno Nocturno Podría Afectar Su Salud?

Al confirmar la necesidad de dormir regularmente durante las horas nocturnas, los investigadores también han observado una relación entre los trabajadores del turno nocturno y tasas más altas de cáncer de seno, próstata, cáncer colorrectal y linfoma no Hodgkin. Trabajar durante la noche también aumenta el riesgo de diabetes y obesidad.

Un estudio Danés publicado en la revista Occupational and Environmental Medicine,9 encontró que las mujeres que trabajaron en turnos nocturnos fueron significativamente más propensas a desarrollar cáncer de seno en comparación con aquellas que no trabajaron por la noche.

Después de considerar los efectos confusos, como el uso de píldoras anticonceptivas, el parto, terapia de reemplazo hormonal, edad y exposición a los rayos del sol, las mujeres que trabajaban de noche tuvieron un riesgo global 40 % mayor de cáncer de seno. Como informó el año pasado la revista Time Magazine:10

"El efecto fue acumulativo: las mujeres que trabajaron al menos tres turnos nocturnos a la semana durante seis años tuvieron el doble de riesgo de cáncer de seno que aquellas que han trabajado de uno a dos turnos nocturnos por semana.

Sin embargo, lo más sorprendente fue el hecho de que las mujeres que trabajaron en turnos nocturnos y que se describieron a sí mismas como personas 'mañaneras'--es decir, que preferían despertar temprano, en vez de quedarse hasta tarde en la noche--tuvieron cuatro un riesgo cuatro veces más elevados de cáncer de seno que las mujeres que trabajaron durante el día".

Curiosamente, este estudio también fue capaz de descartar que la deficiencia de vitamina D fuera culpable, ya que encontró que los trabajadores del turno nocturno tenían mayores niveles de exposición a los rayos del sol en comparación con los que trabajaban en el interior durante el día.

Esto sugiere que la alteración hormonal (tal como el trastorno de la insulina, leptina, grelina y melatonina, mencionado anteriormente) desempeña un papel clave en el desarrollo del cáncer que la vitamina D por sí sola no puede contrarrestar. Así que una vez más, un estilo de vida saludable simplemente no está completo sino duerme la cantidad adecuada de horas.

Lo Que Necesita Saber Acerca de las Pastillas Para Dormir

De acuerdo con un reciente informe de TheSleep Council,11 casi la mitad de los encuestados respondió que el estrés y la preocupación los mantiene despiertos y dando vueltas en la cama por la noche, y casi siete millones de personas en los Estados Unidos recurre a las pastillas para dormir con el fin de descansar un poco.

Aunque podría ser tentador buscar una pastilla para ayudarse a dormir rápidamente, estas no tratan ninguna de las causas subyacentes del insomnio.

De hecho, los investigadores han demostrado repetidamente que las pastillas para dormir no funcionan, pero su cerebro está siendo engañado, haciéndolo pensar que si lo hacen...

En un estudio de meta analítico, encontraron que, en promedio, las pastillas para dormir le ayudan a conciliar el sueño, aproximadamente 10 minutos antes. Desde una perspectiva biomédica, esto es una mejora insignificante.

En promedio, las pastillas para dormir aumentan el tiempo total de sueño entre unos 15 a 20 minutos. Pero hay un truco: Este estudio también descubrió que aunque la mayoría de las pastillas para dormir producían un sueño insuficiente, fragmentado, también producían amnesia, por lo que al despertar, ¡los participantes en realidad no podían recordar lo mal que habían dormido!

Peor aún, las pastillas para dormir también están relacionadas a una amplia variedad de riesgos para la salud, incluyendo un riesgo casi cuatro veces mayor de muerte, junto con un riesgo 35 % mayor de cáncer.

Además, la mayoría de las personas no se dan cuenta que las pastillas para dormir sin receta médica (OTC) —podrían tener una vida media de aproximadamente 18 horas. Por lo tanto, si se toman todas las noches, básicamente estará sedado la mayor parte del tiempo.

No es de extrañar, están asociadas con déficits cognitivos en la mañana. Créame, hay maneras mucho mejores, más seguras y más eficaces para dormir bien...

Consejos para Ayudarle a Dormir Mejor

Hay muchas variables que tienen un impacto en la manera en que duerme. Para obtener todos los detalles, le sugiero lea mis 33 directrices para un sueño saludable, pero para empezar, hacer algunos ajustes en su dormitorio podría ser ideal para poder dormir tranquila y relajadamente.

1. Cubra sus ventanas con persianas opacas o cortinas blackout para garantizar la completa oscuridad. Incluso la mas mínima luz en la habitación puede interrumpir la producción de de melatonina de su glándula lineal y la serotonina precursor de la melatonina, lo que afectaría de esta manera su ciclo de sueño.

Así que cierre la puerta de su dormitorio, deshágase de luces nocturnas e impida encender la luz durante la noche, incluso cuando se levanta para ir al baño. Si tiene que utilizar una luz, instale los llamados focos "azules" de poca luz en su dormitorio y baño. Estos emiten luz que no suprime la producción de melatonina.

2. Mantenga la temperatura de su habitación a no más de 70 grados F. Muchas personas mantienen su hogar (particularmente las habitaciones de arriba) muy calientes. Estudios muestran que la temperatura ideal para dormir es entre 60 68 grados F. (15.5 to 20°C) Mantener su dormitorio mas frio o más calientes puede provocar un mal sueño

3. Revise que su habitación no tenga campos electromagnéticos (EMFs por sus siglas en inglés). Los campos electromagnéticos pueden afectar su glándula pineal y producción de melatonina, y también podría tener otros efectos biológicos.

Para medir los niveles de EMF es necesario un medidor de gauss. Puede encontrar varios modelos en línea, que van desde los US$50 a $200. Algunos expertos inclusive recomiendan bajar el interruptor antes de dormir con el fin eliminar toda la corriente de la casa

4. Aleje las alarmas y otros dispositivos de su cama. En caso que tenga que utilizar estos dispositivos, manténgalos los más alejados de su cama, de preferencia a tres pies de distancia.

5. Reduzca el uso de dispositivos que emiten luz, como las TVs, iPad y computadoras antes de irse a dormir. Estas tecnologías emiten luz que suprime la producción de melatonina, lo que a su vez afecta su capacidad para quedarse dormido, asi como también de aumentar su riesgo de cáncer (la melatonina ayuda a suprimir los radicales libres dañinos en su cuerpo y ralentiza la producción de estrógeno, que puede contribuir al cáncer).

Lo ideal seria que apagara todos los dispositivos que emiten luz por lo menos una hora antes de acostarse.

Como lo dijo anteriormente el Dr. Rubin Naiman, líder en medicina integral aborda el tema del dormir y los sueños, el sueño es el resultado de una interacción entre dos variables,, principalmente la somnolencia y lo que él se refiere como "ruido".

Este es cualquier tipo de estimulación que inhibe o interrumpe el sueño. Con el fin de dormir bien durante la noche, lo ideal sería que su nivel de somnolencia fuera alto, y el nivel de "ruido" bajo.

Bajo condiciones normales, el sueño debe aumentar gradualmente durante todo el día y la noche, aumentando justo antes de irse a la cama. Sin embargo, si el ruido es conceptualmente superior a su nivel de somnolencia, no será capaz de conciliar el sueño.

Mejorar su Higiene del Sueño le Dara Beneficios a su Salud

Como puede ver, puede llevar la alimentación más saludable del planeta, incluyendo jugo de vegetales y vegetales fermentados, estar en forma física como un decatleta Olímpico, estar emocionalmente equilibrado, pero si no está durmiendo bien, tarde o temprano su salud se verá negativa y potencialmente afectada.

Por supuesto, que todos nos saltamos el sueño de vez en cuando y sí, su cuerpo se puede ajustar a las deficiencias temporales, pero si desarrolla un patrón crónico de dormir menos de cinco o seis horas por la noche, entonces estará aumentando su riesgo de una serie de problemas de salud, incluyendo resistencia a la insulina y diabetes, aumento de peso, enfermedades cardiacas y cáncer.

Para convertir su dormitorio en un santuario del sueño adecuado, empiece por asegurarse que sea de un color oscuro, fresco y tranquilo. Recuerde, incluso la mínima luz puede interrumpir la producción de melatonina y serotonina de la glándula pineal.

Por esta razón, le recomiendo firmemente colocar persianas oscuras o cortinas en su dormitorio, o si esto no le es posible pangase una máscara para bloquear la mínima luz.

Incluso si solo tiene una ligera privación del sueño le invito a esta noche ponga en práctica algunos de estos consejos, ya que una sueño de alta calidad es uno de los factores más importantes en su salud y calidad de vida.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.