Este Tipo de Niños Tienen Un Mayor Riesgo de Pensamientos Suicidas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Agosto 11, 2016 | 22,974 vistas

Historia en Breve

  • Los niños se quitan la vida a consecuencia del bullying, lo cual recientemente ha sido, en particular, el centro de atención de los medios de comunicación
  • A menudo, los conflictos interpersonales son el problema fundamental de las razones por las que su hijo adolescente piensa en el suicidio. Uno de los conflictos más graves que un adolescente puede experimentar es el tema de la identidad de género
  • El ciberbullying es una nueva forma de abuso que últimamente ha recibido una gran cantidad de atención de los medios
  • Los estudios epidemiológicos han identificado variables correlacionadas con el riesgo de suicidio, y familiarizarse con ellas es algo a su favor, lo que le da tiempo para intervenir antes de que su hijo se desespere lo suficiente como para hacerse daño a sí mismo

Por el Dr. Mercola

Si ha visto o leído alguna noticia últimamente, es probable que haya escuchado algunas de las trágicas historias de jóvenes que se suicidan.

Los niños se quitan la vida a consecuencia del bullying, lo cual recientemente ha sido, en particular, el centro de atención de los medios de comunicación, que generó numerosos debates y nuevas leyes contra el bullying, en varios estados.

Es verdaderamente desalentador que muchos de nuestros jóvenes se sienten lo suficientemente desesperados como para acabar con su vida; obviamente, el sentimiento de desesperanza nunca mejora. Esto lo hace doblemente trágico, ya que muchos padres tienen que soportar la angustia mental de perder a un hijo—especialmente, perder a un hijo que se suicida.

Una nueva pregunta que se suma a la trágica naturaleza de muchos de estos casos es: ¿qué papel desempeñan los antidepresivos en impulsar esta tendencia?

A medida que se prescriben antidepresivos, antipsicóticos y medicamentos para el trastorno de déficit por atención e hiperactividad (ADD/ADHD, por sus siglas en inglés) a una cantidad cada vez mayor de adolescentes, han aumentado las tasas de suicidio, en vez de disminuir. En un momento más, hablaré acerca de esta faceta particular en esta preocupante tendencia.

Impactantes Estadísticas de Suicidio en Adolescentes

A partir del 2007, el suicidio fue clasificado como la tercera causa de muerte en los jóvenes (de 15 a 24 años), solamente superada por los accidentes y homicidios. Tristemente, cada año, los suicidios representan el 1.4 % de todas las muertes en los Estados Unidos, pero comprenden el 12.2 % de todas las muertes entre los 15 y 24 años de edad.

En otras palabras, ¡la proporción de muertes como consecuencia del suicidio entre los adolescentes es nueve veces la proporción de los adultos!

Cada Dos Horas, Otro Joven Se Suicida

Aquí están algunas otras estadísticas alarmantes, obtenidas de la Asociación Americana de Suicidología:

En los Estados Unidos, todos los días hay aproximadamente 11.3 suicidios de jóvenes; cada dos horas y siete minutos, una persona menor de 25 años se suicida.

En los últimos 60 años, la tasa de suicidios se cuadruplico en los hombres entre las edades de 15 y 24 años, y se duplicó en las mujeres.

Los hombres en este grupo de edad tienen una posibilidad 4 a 5 veces mayor que las mujeres, de cometer un suicidio exitoso. No obstante, las mujeres son más propensas a intentar suicidarse.

En gran parte, esto es consecuencia de que los hombres tienden a elegir métodos más letales (armas de fuego), como medio para poner fin a sus vidas, mientras que las mujeres más frecuentemente optan por métodos menos letales (pastillas).

Entre 1981 y 2007, las tasas de suicidio en niños entre 10 y 14 años de edad aumentaron en un 50 %.

En el 2007, 119 niños entre las edades de 10 y 14 años consumaron su suicidio, en los Estados Unidos. El suicidio es la cuarta causa principal de muerte1 en este grupo de edad.

Las armas son el método de suicidio más utilizado entre los jóvenes, que representa el 45.9 % de todos los casos de suicidio. Está demostrado que tener armas en el hogar es mortal para los niños.

Se estima que cada año hay una incidencia mayor de 1 000 suicidios en los campus universitarios. De acuerdo con el American College Health Association, el 9.5 % de los estudiantes universitarios han pensado en suicidarse, y el 1.5 % lo ha intentado.

Los Conflictos Interpersonales Encabezan la Lista de Razones Por las Que los Jóvenes Se Suicidan

A menudo, los conflictos interpersonales son el problema fundamental de las razones por las que su hijo adolescente piensa en el suicidio. Uno de los conflictos más graves que un adolescente puede experimentar es el tema de la identidad de género.

Las repercusiones sociales de este problema pueden ser profundamente angustiantes para un adolescente; y desafortunadamente, a veces el bullying y "acoso escolar homofóbico"pueden ocasionar un intento de suicidio.

Los adolescentes LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) son mucho más propensos a intentar suicidarse que sus pares heterosexuales.2

En el último año, más del 30 % de los jóvenes de la población LGBT informa al menos un intento de suicidio. Más del 50 % de los jóvenes transexuales intentan suicidarse al menos una vez antes de cumplir los 20 años.3

Recientemente, el Consejal de la ciudad de Forth Worth, Joel Burns, obtuvo la simpatía del público al contar su propia historia, en una reunión de consejo público el 13 de octubre de 2010, acerca del bullying que enfrentó siendo un adolescente gay. Su poderoso mensaje a los jóvenes del país es un conmovedor ejemplo de los devastadores efectos que el bullying puede tener en un niño.

Independientemente de sus sentimientos y creencias acerca de la cuestión de identidad de género, creo que todos estamos de acuerdo en que este grupo en particular merece más apoyo y compasión de la sociedad. A medida que los investigadores han tratado de comprender el suicidio en los jóvenes, se han identificado varias tendencias importantes:

La mayoría de los suicidios de adolescentes se producen después de la escuela en el hogar del adolescente.

Si tiene un hijo en preparatoria, es probable que en el último año, tres estudiantes de su salón de clases hayan intentado suicidarse.

En cada cuatro de cinco suicidios la persona amenazó con quitarse la vida.

No todos los niños suicidas admiten su intención. Por lo tanto, cualquier comportamiento deliberado de autolesionarse debe ser seriamente evaluado.

La mayoría de los intentos de suicidio adolescente son provocados por conflictos interpersonales. A menudo, el comportamiento suicida representa el intento desesperado de un niño por cambiar el comportamiento y las actitudes de los demás.

Si tu hijo realmente atenta contra su vida, lo utiliza como un medio para enfrentar al continuo estrés. Los niños que hacen esto necesitan ayuda inmediata para conocer mejores formas para afrontarlo.

¿Cuáles son los factores culturales que podrían ser responsables de la frágil salud emocional de nuestra población de jóvenes?

El Suicidio en Adolescentes es Una Mezcla de Factores Biológicos, Emocionales, Espirituales Y Sociales

Creo que las tasas actuales de suicidio en los jóvenes se derivan de diversas áreas clave, incluyendo:

Exceso de medios electrónicos. Los anuncios de televisión e Internet son una herramienta poderosa que utiliza la industria alimenticia para manipular y engañar a los niños para que compren más alimentos procesados ​​y comida chatarra que son dañinos para la salud y alteran el comportamiento.

Otro problema importante es la radiación de los campos electromagnéticos que bombardea diariamente a los niños. Por ejemplo, los teléfonos celulares exponen a sus cerebros a niveles peligrosos de radiación, efectos dañinos que apenas comenzamos a observar.

Mayor cantidad de medicamentos psiquiátricos de uso no aprobado para niños. A pesar de que hay medicamentos psicotrópicos que no han sido aprobados para niños, son prescritos para atender la depresión, ansiedad, insomnio, distracción, e incluso timidez o torpeza social. Los antidepresivos encabezan esta lista (de los cuales hablare detalladamente, más adelante).

Menor participación de los padres. Muchos niños crecen en hogares con un solo padre, o en hogares donde ambos padres trabajan; por lo que un gran número de niños pasan más tiempo a solas (o con sus compañeros) que con sus padres.

Muchos de ellos no tienen un modelo a seguir y suficiente guía de un adulto, por lo que tampoco tienen la oportunidad de aprender las habilidades necesarias para enfrentar el estrés de manera efectiva.

Mayor cantidad de toxinas en el medio ambiente y suministro de alimentos. Las estimaciones muestran que la mayoría de los habitantes en los Estados Unidos tienen entre 400 y 800 sustancias químicas almacenadas en sus cuerpos.

La depresión, el trastorno de déficit de atención, esquizofrenia, y una menor capacidad para enfrentar el estrés están relacionados con exponerse a las toxinas ambientales del aire, agua y suministro de alimentos.

No hay salida para las emociones negativas. Los niños aprenden con el ejemplo. Si a un niño no se le enseña cómo liberarse de su tristeza o miedo u otras emociones negativas, podría tener un mayor riesgo de depresión y suicidio. El estrés en la infancia temprana puede tener un efecto persistente en la salud de su hijo--física Y mental.

Pérdida de conexión con la Tierra. En la actualidad, los niños pasan la mayor parte de su tiempo dentro de edificios, desconectados de la tierra y su campo eléctrico de curación. Incluso cuando están en ambientes externos, usan zapatos con suela de goma que actúan efectivamente como un escudo contra la energía curativa de la Tierra.

Existe una interesante y nueva investigación en progreso, que trata acerca de cómo reconectarse con la Tierra (caminar descalzo), también conocida como "earthing", que produce una profunda curación del cuerpo y la mente.

Y también hay un nuevo villano en la cuadra: el cyberbully. Los encuentros con agresores ya no están limitados al callejón en el camino para volver de la escuela a la casa.

La Era del Cyberbully 

Relativamente, el ciberbullying es una nueva forma de abuso que últimamente ha recibido una gran cantidad de atención de los medios. El ciberbullying4 es definido como:

"El ciberbullying ocurre cuando un niño o adolescente es atormentado, amenazado, acosado, humillado, avergonzado o es blanco de otro niño o adolescente a través del Internet, tecnologías interactivas y digitales o teléfonos móviles".

Para alguien mal intencionado, los métodos para hacer ciberbullying son infinitos y limitados solo a la imaginación del niño y el acceso a la tecnología. Los niños se han quitado la vida unos a otros, así como a sí mismos, después de estar involucrados en el ciberbullying.

Una reciente revisión de 37 estudios internacionales, que analizaron el bullying y el riesgo de suicidio, llegó a la conclusión de que los niños que son víctimas, autores, e incluso testigos de esta situación, tienen un mayor riesgo de pensamientos suicidas.

Se puede hacer una gran cantidad de daño en un período muy corto de tiempo, con la ayuda de las redes sociales y medios electrónicos, que expanden las formas en que los niños pueden intimidar, burlarse y difamar a sus compañeros, lo que ha arruinado la vida de las víctimas.

Utilizar los medios electrónicos permite al agresor conservar cierta "distancia percibida", e incluso el anonimato del responsable con respecto la víctima, mientras hace un extenso e irretractable daño.

¡Con el Internet, no existe forma de retractarse, incluso si el bully posteriormente ocasiona otros pensamientos!

Esta última opinión acerca del bullying ha creado nuevos niveles de estrés en nuestra juventud, lo que influye directamente en comportamientos suicidas. Es de vital importancia que controle la actividad de su hijo en Internet.

Cómo Saber Si Su Hijo Está en Riesgo de Suicidio

Desafortunadamente, no hay manera de estar cien por ciento seguro de si otro ser humano es suicida--incluso si es su propio hijo. No existe un perfil definido del adolescente suicida.

Sin embargo, EXISTEN indicios que puede considerar. Los estudios epidemiológicos han identificado variables correlacionadas con el riesgo de suicidio, y familiarizarse con ellas es algo a su favor, lo que le da tiempo para intervenir antes de que su hijo se desespere lo suficiente como para hacerse daño a sí mismo.

De acuerdo con la Asociación Americana de Suicidología5 y otras organizaciones, la mayoría de los adolescentes suicidas mostrarán uno o más de los siguientes factores de riesgo:

Haber intentado suicidarse anteriormente

Expresar pensamientos de suicidio, muerte, o del más allá, en el contexto de la tristeza, aburrimiento, desesperanza, soledad u otros sentimientos negativos; el riesgo es aún mayor si tiene un plan específico de suicidio

Mostrar un trastorno psiquiátrico (por ejemplo, depresión, abuso de drogas o alcohol, trastornos en el comportamiento, trastornos de conducta y/o reclusión, etc.)

Tener un comportamiento agresivo, impulsividad e irritabilidad; expresiones frecuentes de rabia

Aumentar el consumo de alcohol o drogas

Haberse expuesto al suicidio de otra persona, especialmente un miembro de la familia o un amigo

Exhibir un reciente factor de estrés severo (por ejemplo, problemas con la identidad de género, un embarazo no planificado, pérdida de un padre, traumatismo reciente, pérdidas anticipadas, etc.)

Tener inestabilidad familiar o un conflicto familiar significativo

La siguiente es una lista general de las cuestiones que debe considerar al evaluar el riesgo potencial que tiene su hijo para el suicidio. Realmente, esta lista no es exhaustiva, pero le dará una idea general de los tipos de comportamientos en los que debe poner atención. Un niño que piensa en el suicidio podría:

Estar triste, ansioso o con estado de ánimo "vacío" (por ejemplo, nos referimos a ser una mala persona, indigna o que no es lo suficientemente buena)

Dormir demasiado o muy poco

Tener cambios en el peso, apetito o hábitos alimenticios

Mostrar un deterioro en los hábitos de aseo

Hablar o preocuparse acerca de la muerte (por ejemplo, escribir poemas acerca de la muerte)

Tener un menor rendimiento escolar o una mala experiencia en la escuela; sentir que no ha estado a la altura de sus expectativas o las de otra persona

Exhibir indicios de pensamiento psicótico, como delirios, alucinaciones o pensamientos extraños

Ser intolerante a los elogios y gratificaciones

Perder el interés/placer de realizar actividades sociales o deportivas

Regalar sus posesiones preciadas

Mostrar cambios dramáticos en la personalidad--tales como actuar como un rebelde cuando generalmente es tímido, mostrarse violento o agresivo, o huir.

Tornarse alegre repentinamente,posteriormente a un período de tristeza/depresión

Deteriorar la relación con amigos o familiares; problemas con una novia o novio; alejarse de las personas con las que usualmente tenía un relación cercana

Exhibir un típico desinterés o dificultad para concentrarse

Aumentar el consumo de alcohol o drogas

Quejarse de problemas físicos que no tienen algún fundamento físico, tales como dolores de cabeza, de estómago, etc.

La conclusión es, confíe en sus instintos. Si esta preocupado, consulte a un profesional para obtener ayuda. Si cree que su hijo se encuentra en peligro inminente, llévelo a la sala de urgencias más cercana o llame a la policía para pedir ayuda.

También, hay líneas directas para la prevención del suicidio. La principal Línea Nacional para Prevención del Suicidio es 800-SUICIDE o 800-273-TALK. Asimismo, hay una línea directa para adolescentes, 714-NEW-TEEN.

PREGUNTA: ¿Cree Alguno de Estos Mitos Comunes?

El Dr. Robert A. King, Profesor de la Universidad de Yale y psiquiatra en el Centro de Estudios Infantiles de Yale, ha realizado una amplia investigación acerca del suicidio en adolescentes. De acuerdo con el Dr. King, existen tres principales conceptos erróneos acerca del suicidio adolescente:

1. "Mi hijo adolescente podría intentar suicidarse si tiene un mal día". Aunque a menudo el factor desencadenante es un episodio traumático, la gran mayoría de los adolescentes que se suicidan han tenido problemas emocionales desde hace mucho tiempo, como depresión o abuso de sustancias.

2. "Si le pregunto a mi hijo adolescente acerca del suicidio, podría sembrarle la idea". La investigación muestra que los adolescentes que se han sentido deprimidos o han intentado suicidarse, en realidad tienen MENOS pensamientos suicidas o están menos angustiados luego de que las encuestas les preguntan acerca del tema, en vez de que esto lo haya impulsado más.

Así que si está preocupado de que su hijo sea suicida, la mejor acción que puede realizar es preguntarle. Inicie un diálogo honesto, y hágale saber que está preocupado.

3. "Yo debería empezar a pensar acerca de cómo prevenir el suicidio cuando mi hijo llegue a la adolescencia". Algunas de las medidas más eficaces para prevenirlo a largo plazo inician en la infancia temprana. Cuanto más temprano aprenda el niño cómo enfrentar eficazmente las emociones negativas, menos riesgo tendrá.

Los Niños Son Cada Vez Más Bombardeados Con Antidepresivos--Una Propuesta Peligrosa Que Podría Ser un Factor Determinante Para Aumentar los Índices de Suicidio

Cada año, se emiten 230 millones de prescripciones para antidepresivos, lo que los convierte en uno de los medicamentos más prescritos en los Estados Unidos.

La cantidad de medicamentos que se administran a los niños en este país es indignante, y la magnitud del problema se hace evidente cuando se comparan las estadísticas con otros países. Por ejemplo, los niños de los Estados Unidos reciben tres veces más recetas de antidepresivos en comparación con los niños de Alemania y los Países Bajos.

De hecho, si la depresión no es tratada puede ocasionar un suicidio. Pero,¿los antidepresivos alivian los síntomas de depresión?NO, no lo hacen.

Los estudios continúan mostrando que los antidepresivos no son más efectivos que un placebo, y en algunos casos inclusive son menos eficaces. Un estudio publicado en la edición de enero de 2010 de la revista JAMA, concluyó que hay poca evidencia de que los SSRIs (un popular grupo de antidepresivos que incluyen al Prozac, Paxil, y Zoloft) le proporcionen algún beneficio a las personas que padecen una depresión leve a moderada.

Los SSRIs tuvieron 33 % de efectividad, al igual que las pastillas de azúcar--pero con efectos mucho más negativos, como violencia, pensamientos y acciones suicidas. Otro estudio presentado durante la conferencia de Neurociencia en 2009 cuenta una historia similar.

Estos medicamentos no solo son ineficaces, sino que hay mucha evidencia de que intensifican los pensamientos y comportamientos violentos, tanto de suicidio como homicidio.

Esta por demás decir que ¡siete de los últimos doce tiroteos en escuelas fueron perpetrados por niños que tomaban antidepresivos o se los habían retirado! Los antidepresivos, además de inducir un riesgo sin beneficio, podrían causar una depresión más crónica.

En una entrevista con Robert Whitaker, el periodista médico y nominado al premio Pulitzer, el Dr. Whitaker explica cómo los pacientes que toman antidepresivos parecen recaer más en la depresión. De hecho, el 85 % de las personas atendidas con antidepresivos se vuelven depresivos crónicos, en comparación con solo el 15 % que permanece saludable durante un largo período de tiempo.

Por lo que, los antidepresivos parecen convertir a la depresión de una enfermedad "transitoria" en un padecimiento más crónico. Claramente, estos medicamentos no son la respuesta para un niño o adolescente deprimido. Pero si eliminamos esta opción, entonces ¿cuál es la alternativa?

Una Técnica Que Ofrece Una Gran Esperanza--y es Gratuita

Mi técnica favorita para eliminar las emociones negativas, que a veces producen depresión, es la Técnica de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés). EFT no solo es para adultos—se utiliza en niños con todo tipo de problemas,6 desde dolores de estómago hasta mojar la cama, esguinces y torceduras, fobias, ansiedad social, problemas de aprendizaje, hiperactividad, insomnio, control de estrés—y depresión.

Generalmente, además de que los niños son muy abiertos a aprender algo nuevo, aprenden rápido. Cuanto antes le enseñe EFTa su hijo, mejor.

Algunos grupos innovadores han desarrollado maravillosas herramientas para que los niños aprendan FTT en forma de osos de peluche rellenos con puntos de digito-presión (MagicButtons Bear), que hace divertido aprender EFT. Los niños pueden proyectar sus miedos sobre el oso y hacer digito-presión en el mismo, lo cual a veces les resultamás divertido que hacer digito-presión sobre sí mismos.

Incluso, una practicante de EFT, María M. Ed Stafford, LPC, EFT-ADV, ha desarrollado una forma más fácil de EFT para niños, que al enseñarles EFT simplifica el proceso al limitar los puntos de digito-presión a solo cuatro (en vez de 8 a 10).

A niños desde la edad de 2 años, se les ha enseñado exitosamente EFT (aquí hay un video de un niño de 2 años que utiliza EFT).

Enseñarle a sus hijos cómo hacer su propia "limpieza emocional" a través de EFT es un regalo que les servirá durante toda su vida. El momento para empezar a utilizarlo es ANTESde que los problemas comiencen a aparecer, así que cuanto antes, mejor.

Otras Sugerencias Prácticas Para Fortalecer la Salud Mental de Su Hijo

Además de EFT, existen ocho estrategias importantes que puede emplear si su hijo tiene problemas con sus emociones. Estas estrategias solo tienen efectos positivos y generalmente son muy económicos de implementar.

1. Tome tiempo para hablar, y escuchar con su hijo. A veces la diferencia entre sentirse impotente y tener esperanza, es solo el hecho de saber que es amado. Enséñele habilidades positivas para enfrentar las dificultades, y hágale saber a su hijo que está bien--incluso deseable--pedir ayuda.

2. Controle el acceso a elementos potencialmente peligrosos en su hogar, tales como armas de fuego y pastillas.

3. Asegúrese de que su hijo haga suficiente ejercicio. Hacer ejercicio de forma regular es una de las armas secretas contra la depresión, esto ayuda a normalizar los niveles de insulina mientras  aumenta los niveles de las hormonas cerebrales del "sentirse bien" de su hijo.

Ponerlas en movimiento puede hacer maravillas en su salud mental (¡y la suya!) Y es una mejoría importante en comparación con estar sentado frente a un televisor o computadora.

4. Anime a su hijo a salir a jugar bajo los rayos del sol. Exponerse prudentemente a los rayos del sol permite que el cuerpo de su hijo produzca vitamina D, que es ideal para su estado de ánimo. Incluso, un estudio encontró que las personas con niveles más bajos de vitamina D eran once veces más propensas a padecer depresión que aquellas que recibieron las cantidades adecuadas de vitamina D. Solo asegúrese de que su hijo no se exceda y queme con los rayos del sol.

5. Limite la cantidad de azúcar, sodas, granos y alimentos procesados ​​que come su hijo. Al hacerlo, le ayudará a normalizar sus niveles de insulina y prevenir que se convierta en otra víctima de la obesidad infantil. El azúcar causa inflamación crónica, lo que altera la función inmunológica y puede ocasionar estragos en el cerebro; consumir azúcar está directamente relacionado con la depresión.

6. Complemente la alimentación de su hijo con ácidos grasos de omega-3de alta calidad, como el aceite de kril. Esta podría ser uno de los nutrientes más importantes para evitar la depresión. El DHA es uno de los ácidos grasos Omega-3 que se encuentran en el salmón y aceite de kril, y muchos niños no reciben suficiente cantidad de este. Tener bajos niveles de DHA está relacionado con depresión.

7. Asegúrese de que su hijo duerma lo suficiente. Establezca una hora para acostarse y apéguese a ella. Quedarse hasta las primeras horas de la mañana para enviar mensajes de texto a amigos o jugar en la computadora tendrá un efecto perjudicial sobre el estado de ánimo y la salud general de su hijo. Está demostrado que tener un descanso adecuado protege a los adolescentes de padecer depresión y pensamientos suicidas.

8. Anime a su hijo a que realice algún tipo de búsqueda espiritual, o que desarrolle algo igualmente significativo. Se descubrió que Incluir estos conceptos promueve la recuperación y el desarrollo saludable de los adolescentes. Los estudios muestran que los adolescentes con mayores niveles de bienestar espiritual tienen menos síntomas depresivos y un menor número7 de conductas riesgosas.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 www.teensuicidestatistics.com/
  • 2 usatoday30.usatoday.com/news/nation/2007-02-07-gay-teens-cover_x.htm
  • 3 www.yspp.org/about_suicide/gay_lesbian.htm
  • 4 www.stopcyberbullying.org/what_is_cyberbullying_exactly.html
  • 5 www.suicidology.org/
  • 6 www.eftuniverse.com/index.php?option=com_content&view=category&id=9&Itemid=3137
  • 7 www.jahonline.org/article/S1054-139X%2804%2900439-2/abstract