Ocultar
Maíz Transgenico

Historia en Breve -

  • El maíz Bt, que representa el 65 % de todo el maíz que se cultiva en Estados Unidos, ha producido una nueva generación de insectos resistentes al pesticida integrado en este tipo de plantas. Esta falla podría ser la amenaza más grave que haya habido contra cualquier cultivo transgénico de Estados Unidos, la cual pone en riesgo miles de millones de dólares
  • También observamos la rápida aparición de superhierbas resistentes al glifosato, gracias a los cultivos de Roundup Ready y al surgimiento de un organismo nuevo que es capaz de producir enfermedades e infertilidad en las plantas y en los animales
  • La toxina Bt se ha identificado en la sangre de las mujeres embarazadas y las que no lo están, así como en la sangre del cordón umbilical de sus bebés. Los investigadores creen que su presencia en la alimentación normal puede explicar este suceso.
  • El maíz transgénico está presente en la mayoría de los alimentos y bebidas procesadas, en la forma de jarabe de maíz de alta fructosa, y también puede ingerirlo al consumir carne de animales alimentados con maíz Bt, como lo es la mayoría del ganado criado en las operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés, también llamadas “granjas industriales”)
  • Los cultivos Bt podrían representar un papel en el aumento de problemas de salud como las enfermedades gastrointestinales, enfermedades autoinmunes, alergias a los alimentos y trastornos infantiles del aprendizaje
 

Consumir Maíz Bt Podría Convertir su Intestino en una Fábrica Viviente de Pesticidas

Septiembre 6, 2016 | 27,048 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Una nueva generación de larvas de insectos se está comiendo las raíces del maíz transgénico, diseñado para resistir este tipo de pestes. El fracaso del maíz Bt transgénico de Monsanto podría ser la amenaza más grave que haya habido contra un cultivo transgénico en Estados Unidos.

Y el impacto económico podría ser gigantesco. Miles de millones de dólares están en riesgo, ya que el maíz Bt representa el 65 % de todo el maíz1 cultivado en Estados Unidos.

Esta variedad de maíz, diseñado para eliminar las larvas de los escarabajos, como el gusano de la raíz, contiene un gen copiado de una bacteria eliminadora de insectos llamada Bacillus thuringiensis, o Bt.

Pero, incluso a pesar de que un panel de asesores científicos le advirtió a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de que la amenaza de los insectos que desarrollaban resistencia era alta, Monsanto afirmó que no era necesario tomar las medidas para evitar tal suceso, las cuales involucraban plantar menos cantidad de maíz, y la EPA aceptó ingenuamente esta opinión.

De acuerdo con un reporte reciente de NPR:2

"Los científicos que llamaron la atención sobre este peligro ahora nos dicen "se los dijimos", pues hay señales de que está surgiendo una nueva variedad de gusanos de raíz resistentes…

[U]n comité de expertos de la EPA recomienda actualmente que las compañías de biotecnología pongan en acción, por primera vez, un "plan correctivo" con el objetivo de detener la propagación de tales insectos resistentes…

Los expertos de la EPA también sugieren que la agencia reconsidere su aprobación a una nueva variedad de maíz eliminador del gusano de la raíz, que Monsanto llama SmartStax. 

Esta nueva versión de maíz Bt contiene dos genes Bt diferentes que, según se supone, eliminarán al gusano de la raíz de diferentes formas. Esto ayudaría a evitar que surja la resistencia y la EPA está permitiendo que los agricultores lo planten hasta en el 95 % de sus acres de maíz.

Aunque, si uno de los genes ya está comprometido… un porcentaje tan alto de maíz Bt podría producir rápidamente insectos que también sean resistentes a la segunda variedad".

No cabe duda de que los cultivos transgénicos son el aspecto más peligroso de la agricultura moderna. No solo estamos viendo la rápida aparición de las superhierbas resistentes al glifosato, gracias a los cultivos de Roundup Ready, sino que también vemos las evidencias del surgimiento de los insectos resistentes al Bt.

Si añade a esto la aparición de un organismo nuevo que es capaz de producir enfermedades e infertilidad en las plantas y animales, y una amplia variedad de evidencias que muestran el daño a la salud humana, la única expectativa razonable que podemos deducir es que la tecnología imprudente está amenazando seriamente a humanidad entera.

El Maíz Bt – Una Falla Muy Peligrosa

El "maíz Bt" transgénico de Monsanto está equipado con un gen de una bacteria de la tierra llamada Bt (Bacillus thuringiensis), que produce la toxina Bt. Es un pesticida que se abre en el estómago de ciertos insectos y los elimina.

Este maíz productor de pesticidas entró en el suministro de alimentos a finales de los años noventa y, durante la última década, se han comenzado a acumular las historias de terror. Y el problema con los cultivos Bt va más allá de la creación de insectos resistentes al Bt.

Monsanto y la EPA prometieron que el maíz transgénico solo dañaría a los insectos. La toxina Bt que se produce dentro de la planta se destruiría completamente en el sistema digestivo humano y no tendría ningún impacto, en lo absoluto, en los consumidores, según afirmaron.

Pero, qué pena, se demostró que también en esto estaban equivocados, pues, el maíz Bt no solo está produciendo "superpestes", sino que los investigadores han encontrado que la toxina Bt puede causar estragos en la salud humana.

¡La Toxina Bt Se Encuentra Actualmente en la Sangre de Muchas Personas!

El año pasado, los doctores del Hospital de la Universidad de Sherbrooke, en Quebec, encontraron la toxina Bt en la sangre3 del:

  • 93 % de las mujeres embarazadas analizadas
  • 80 % de la sangre del cordón umbilical de sus bebés y
  • 67 % de las mujeres que no estaban embarazadas

Los autores del estudio especulan que la toxina Bt probablemente se consumiera en la alimentación normal de la clase media de Canadá, lo cual tiene sentido si consideramos que el maíz transgénico está presente en la gran mayoría de los alimentos y bebidas procesadas, en la forma del jarabe de maíz de alta fructosa.

También sugieren que la toxina podría provenir del consumo de carne de animales alimentados con maíz Bt, como lo es la mayoría del ganado criado en las operaciones concentradas de alimentación animal (CAFO, por sus siglas en inglés, también llamadas "granjas industriales").

Estos resultados sorprendentes proponen la posibilidad aterradora de que consumir maíz Bt podría convertir la microbioma intestinal en un tipo de "fábrica viviente de pesticidas"... que continuamente produce, en esencia, la toxina Bt desde dentro del sistema digestivo.

Si esta hipótesis es correcta, entonces, ¿Sera posible que la toxina Bt pueda dañar la integridad de su tracto digestivo de la misma forma en la que daña a los insectos? Recuerde, la toxina rompe el estómago de los insectos, lo cual ocasiona su muerte.

La industria de la biotecnología ha insistido en que la toxina Bt no se une ni interactúa con las paredes intestinales de los mamíferos (entre los cuales están los seres humanos). Aunque, de nuevo, hay investigaciones publicadas en pares que demuestran que la toxina Bt se une al intestino delgado de los ratones y con el tejido intestinal de los monos Rhesus.

La Toxina Bt Está Relacionada con Alergias, Enfermedades Autoinmunes y Más

Si los genes Bt ciertamente son capaces de colonizar las bacterias que habitan en el tracto digestivo humano, los científicos creen que ocasionarían lógicamente:

  • Problemas gastrointestinales
  • Enfermedades autoinmunes
  • Alergias alimenticias
  • Trastornos infantiles del aprendizaje

Y, vaya sorpresa, todos estos problemas de salud ciertamente están en aumento… El descubrimiento de la toxina Bt en la sangre humana no prueba que exista esta relación, aunque, ciertamente, es una señal de advertencia. Y hay una gran cantidad de evidencias que muestran que la toxina Bt producida en el maíz y las plantas de algodón transgénico es tóxica para los humanos y los mamíferos y desencadena respuestas del sistema inmunológico.

Por ejemplo, en una investigación financiada por el gobierno en Italia,4 los ratones alimentados con maíz Bt de Monsanto mostraron una gran variedad de respuestas inmunes, como:

  • Aumento de los anticuerpos IgE e IgG, que generalmente están relacionados con las alergias y las infecciones
  • Un aumento en las citoquinas, que están relacionadas con las respuestas alérgicas e inflamatorias. Las citoquinas específicas (interleuquinas) que se encontraron en aumento, también son más altas en los humanos que padecen una gran variedad de trastornos, desde la artritis y la enfermedad inflamatoria intestinal, hasta la esclerosis múltiple y el cáncer.
  • Aumento en las células T (gamma delta), que son más altas en las personas con asma y en los niños con alergias alimenticias, artritis juvenil y enfermedades del tejido conectivo.

Las ratas alimentadas con otras variedades de maíz Bt de Monsanto,5 llamadas MON 863, también experimentaron la activación del sistema inmune, mostraron niveles altos de basófilos, linfocitos y glóbulos blancos. Estos pueden indicar posibles alergias, infecciones, toxinas y varios estados de enfermedad, como el cáncer. También hubo señales de toxicidad en el hígado y los riñones.

Toxinas Tópicas e Internas

Durante años los agricultores han utilizado la toxina Bt de las bacterias de la tierra como pesticida natural y, por lo tanto, las compañías de biotecnología han afirmado que la toxina Bt tiene un "historial de uso seguro en la agricultura".

Sin embargo, hay una gran diferencia entre rociarla sobre las plantas, donde se biodegrada con la luz solar y puede lavarse cuidadosamente, y alterar genéticamente la planta para que la produzca en su interior.

Los cultivos Bt tienen integrado el gen de la toxina Bt, así que no puede lavarse la toxina. Simplemente no puede evitar consumirla. Además, la versión del veneno que se produce en las plantas está miles de veces más concentrado que en la que se rocía.

Asimismo, hay estudios en pares que demuestran que la toxina Bt natural de las bacterias de la tierra tampoco esun pesticida seguro.

  • Cuando se alimentaron ratones con la toxina Bt natural,6 tuvieron el mismo daño en los tejidos, respuestas inmunes tan poderosas como con la toxina del cólera e incluso comenzaron a reaccionar a otros alimentos que antes eran inofensivos.
  • Los trabajadores del campo expuestos al Bt también mostraron respuestas inmunes.7
  • La Evaluación sobre los Riesgos y los Beneficios de los Pesticidas de las Plantas Bt de la EPA,8 creada por el Panel de Asesores Científicos, afirma que las "Proteínas Bt podrían actuar como fuentes antigénicas y alérgenas".

¿Sabe Qué Es lo que Come?

¿Sabía que, hace dos años la Academia Americana de Medicina Ambiental (AAEM, por sus siglas en inglés) recurrió a todos los doctores para que recetaran dietas sin alimentos transgénicos para todos sus pacientes?

Sí lo hicieron, aunque, al parecer, muy pocos doctores recibieron la circular. También pidieron un moratorio de los organismos transgénicos, estudios independientes a largo plazo y etiquetado, al afirmar que:

 "Varios estudios realizados con animales indican riesgos graves relacionados con los alimentos transgénicos, como infertilidad, problemas inmunes, envejecimiento acelerado, regulación de la insulina y cambios en los órganos principales y el sistema gastrointestinal. …Existe más que solo una relación informal entre los alimentos transgénicos y los efectos negativos en la salud. Hay causalidad…".

Yo no podría estar más de acuerdo. Evitar los alimentos transgénicos debería ser la prioridad de todas las personas, al menos si desea tener la oportunidad de vivir con una salud óptima.

La forma más simple de evitar los alimentos transgénicos es comprar alimentos enteros y con certificación orgánica. Por definición, los alimentos con certificación orgánica no deben nunca utilizar deliberadamente ingredientes transgénicos y deben producirse sin pesticidas ni fertilizantes artificiales.

Los animales también deben criarse sin el uso rutinario de antibióticos, promotores del crecimiento y otros medicamentos. Además, las vacas alimentadas con pastura no deben consumir maíz transgénico.

También puede evitar los ingredientes transgénicos en los alimentos procesados si sabe qué buscar. Actualmente, hay ocho cultivos transgénicos en el mercado:

Soya

Azúcar de remolacha

Maíz

Papaya de Hawái

Semilla de algodón (utilizada en los aceites vegetales para cocinar)

Algunas variedades de calabacitas

Canola (Aceite de canola)

Calabaza crookneck

Esto significa que debería evitar los productos con maíz, soya, canola y cualquier derivado de los ingredientes de la lista, a menos de que esté etiquetado como 100 % Orgánico por la USDA.

Desde finales del año pasado, también encontramos en la lista el maíz dulce, ya que Monsanto presentó un maíz dulce transgénico nuevo llamado Seminis®,9 que no solo contiene un tipo de toxina Bt, sino DOS, ¡ADEMÁS del gen para el control de plagas Roundup Ready! Así que, además de contener el insecticida, su herbicida tóxico Roundup también se acumula en los granos.

Para obtener una guía útil y clara para comprar alimentos no transgénicos, vea la Guía de Compras Productos No Transgénicos, creada por el Institute for Responsible Technology.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.