Ocultar
Lacteos Enteros Diabetes

Historia en Breve -

  • Por sí solas, la diabetes tipo 2 y prediabetes afectan a cerca de 100 millones de personas en los Estados Unidos
  • Agregar productos lácteos enteros a su alimentación diaria podría reducir el riesgo de diabetes, mejorar el control de su peso y su sensibilidad a la insulina
  • Elegir el tipo correcto de leche y productos lácteos enteros, es importante. Cuando sea posible, utilice productos lácteos orgánicos de animales alimentados con pastura en vez de la leche producida de programas de operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFO, por sus siglas en inglés)
 

Los Productos Lácteos Enteros Están Vinculados a un Menor Riesgo de Diabetes

Octubre 4, 2016 | 7,388 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

El número de personas con diabetes tipo 2 equivale a 9.3 % de la población de los Estados Unidos, o 29 millones de habitantes.1 Esta es una cantidad mayor a la estimación del 2010 de 26 millones de personas.

Otros 86 millones de personas tienen prediabetes, donde su azúcar en la sangre es más alto de lo normal, pero no lo suficientemente alto como para ser diagnosticados con diabetes.

Si las personas con prediabetes no hacen cambios en sus hábitos alimenticios y de ejercicio, entre el 15 y 30 % desarrollará diabetes en los próximos cinco años. Estas cifras son abrumadoras si consideramos que las complicaciones relacionadas con la diabetes tienen un impacto en la persona, la familia y los trabajadores.

La diabetes es una seria enfermedad con graves complicaciones. Sin un consistente control del azúcar en la sangre, el exceso de glucosa en la sangre provoca daños en el corazón, en los vasos sanguíneos, riñones, ojos, encías, dientes y el sistema neurológico.

Los adultos con diabetes tienen un mayor riesgo de estas enfermedades, según informó la Asociación Americana de Diabetes al utilizar datos del 2008 al 2012:2

1 % de las personas con diabetes, fue diagnosticado con hipertensión o presión arterial alta

65 % de las personas con diabetes, fue diagnosticado con niveles altos de colesterol

La muerte por enfermedades cardíacas fue 1.7 veces mayor que en aquellos sin diabetes

La hospitalización por infarto de miocardio fue 1.8 % más alta que en aquellos sin diabetes

28.5 % de las personas mayores de 40 años es diagnosticado con retinopatía diabética (enfermedad de los ojos) que podría resultar en la pérdida de la visión

44 % de todos los casos nuevos de insuficiencia renal, es atribuido a la diabetes

Estudio Relaciona a los Productos Lácteos Enteros con un Un Menor Riesgo de Diabetes

El consejo de comer alimentos y productos lácteos bajos en grasa, se originó ya desde la década de 1950 y principios de 1960. Un único estudio de investigación realizado por un economista propuso que la alimentación alta en grasas fue la causa de la mayoría de las enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y niveles altos de colesterol.3

Antes de este estudio, y desde entonces, otros estudios bien diseñados y revisados ​​por pares han refutado esas pruebas.

La Asociación Americana del Corazón, la Sociedad Americana del Cáncer y la Asociación Americana de la Diabetes continúan defendiendo tener una alimentación baja en grasas con productos lácteos bajos en grasa o libres de grasa.4,5,6

Sin embargo, un reciente estudio publicado en la revista Circulation de la  Asociación Americana del Corazón recomienda algo totalmente diferente.7

Desde el comienzo en 1989 y durante las próximas dos décadas, los investigadores siguieron a más de 3 000 participantes en un estudio que relaciona los productos lácteos enteros con un menor riesgo de diabetes y mejores resultados en el control de peso.8

Los investigadores confirmaron la salud de los participantes en el estudio a través de un análisis sanguíneo, cuestionarios y medicamentos actuales. Inicialmente todos los participantes estaban libres de diabetes o marcadores sanguíneos para prediabetes.

Los investigadores confirmaron en dos grupos separados un menor riesgo de desarrollar diabetes cuando los participantes consumieron productos lácteos enteros.

Este estudio no prueba una relación de causa y efecto entre los productos lácteos enteros y un menor riesgo de diabetes, pero sí origina la idea, en otros estudios, de que los productos lácteos enteros sugeridos pueden ayudar a mantener el peso y reducir el riesgo de diabetes.

Las Grasas Saturadas Están Relacionadas Con Una Mejor Condición de Salud

Poco después de que las primeras investigaciones defectuosas que alentaban una alimentación baja en grasa fueran publicadas en la década de 1950, el presidente Eisenhower sufrió un ataque cardiaco, mientras estaba en la oficina. Los médicos lo pusieron en un régimen alimenticio muy restringido, bajo en grasas y alto en carbohidratos.

La primera vez que tuvo un ataque cardiaco su colesterol era de 165 y para cuando dejo el cargo se elevó a 259.9

El presidente Lyndon Johnson también sufrió un ataque cardiaco, fue puesto en un régimen alimenticio bajo en grasa, y continuó padeciendo una mala salud. Solo después de empezar a comer carne de res criada en su rancho,  el Presidente Johnson empezó a normalizar sus niveles del colesterol y a mejorar su salud cardiaca.

Una y otra vez los estudios de investigación siguen confirmando lo que su cuerpo inherentemente sabe: las grasas saturadas no son los alimentos malos que alguna vez se anunció.

Los estudios demuestran que el consumir una alimentación alta en grasas saludables y baja en carbohidratos que no son de origen vegetal, mejora la sensibilidad a la insulina y la glucemia en ayunas,10 produce una mejor estabilidad de la prueba sanguínea A1C en las personas que tenían diabetes.11

Un estudio, también mostró una menor cantidad o eliminación de medicamentos para el tratamiento de diabetes en el 90 % de los participantes.12

Esos son los beneficios de consumir grasas saturadas saludables para las personas con diabetes. Otros beneficios incluyen un menor apetito, el cual ocasiona comer menos y mayor facilidad para controlar su peso.13

Una gran proporción de esa pérdida de peso es grasa visceral que se encuentra en su cavidad abdominal.14 La grasa abdominal aumenta el riesgo de diabetes, enfermedades cardiacas, cáncer de seno, cáncer colorrectal y demencia.

Una alimentación más alta en grasas saturadas saludables ha demostrado una mayor cantidad de lipoproteínas de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés), proteger el corazón y los vasos sanguíneos.15.16,17

Cómo Pueden Contribuir los Lácteos a su Alimentación

Es importante tener en cuenta que puede obtener grasas saludables saturadas de una variedad de fuentes, siendo los productos lácteos enteros una de ellas. Sin embargo, también es importante saber que no todos los productos lácteos son iguales.

En el pasado, las vacas eran criadas en una granja y ordeñadas cada mañana y tarde para las comidas familiares. A medida que cada vez más personas vendieron sus granjas y se trasladaron a las ciudades, trajeron a sus vacas. Las vacas fueron alojadas en las destilerías locales construidas para hacer ron después de un embargo a la importación de ron de Jamaica.

Al ser alimentadas con un derivado de granos de la industria del ron, el crecimiento bacteriano natural en la leche cambia. La calidad reducida de la leche es agravada por las condiciones de suciedad en el que se guardaban y ordeñan a las vacas.

Este fue un momento en la historia en el cual la fiebre tifoidea era una infección común y la comprensión básica de los gérmenes aún estaba a décadas de distancia, descubierta por Louis Pasteur entre 1860 y 1864.

No fue sino hasta la década de 1890 cuando el Dr. Henry Coit fue capaz de formar la Comisión Médica de la leche que dispuso las condiciones en que era producida la leche, llamada leche cruda certificada. Esto ocurrió dos años después de la muerte de su hijo por leche contaminada.

Aproximadamente al mismo tiempo, Nathan Straus, que también perdió un hijo por la leche contaminada, presionó fuertemente para la pasteurización de los productos lácteos. Nathan Straus fue co-propietario de R. H. Macy (más tarde conocida solo como Macy’s Department Stores) y Abraham & Straus.

Él utilizó su considerable influencia y el respaldo financiero para subvencionar el primero de muchos depósitos donde las familias podían comprar leche pasteurizada a bajo costo.

Problemas Con la Leche CAFO

En la actualidad, la mayor parte de la leche se produce en grandes operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFO), donde los animales no reciben luz solar, son alimentados con granos y productos de soya transgénicos, y se encuentran de pie sobre el excremento de todos.

Para detener la cantidad de infección provocada por estas condiciones, tanto como sea posible, se les administran antibióticos a los animales.

También se les dan esteroides para aumentar su producción de leche. El consumo de leche producida en estas condiciones sería peligroso y, por lo tanto, la leche debe ser pasteurizada con el fin de hacerla segura para el consumo. Desafortunadamente, el proceso de pasteurización mata la mayoría de las enzimas y nutrientes saludables.

El segundo ingrediente en la leche que es eliminado a propósito, es la grasa láctea, lo cual produce leche descremada. Sin grasa láctea su cuerpo no puede absorber las vitaminas solubles en grasa.

Además, la grasa láctea es la mejor fuente de vitamina A preformada. Los fabricantes añaden una forma sintética de la vitamina D para reemplazar la vitamina D que es eliminada junto con la grasa láctea.

Aunque la pasteurización se creó para reducir el número de infecciones y enfermedades provocadas por la leche contaminada, la capacidad de producir leche limpia el utilizar las mejores técnicas ahora permite que la mayoría de los países de Europa distribuyan leche cruda en las máquinas expendedoras.

Las Diferencias Entre la Leche Cruda y la Leche Pasteurizada

El Departamento de Agricultura, y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, insisten en que la leche cruda incrementará el riesgo de muerte y enfermedades, pero Europa no experimenta este problema.

De hecho, la investigación por el Dr. Ted Beals encontró que en realidad una persona tiene 35 000 veces más probabilidades de enfermarse por cualquier otro alimento que por la leche cruda.18

Aquí hay otra manera de mirar la diferencia entre la leche cruda y los productos pasteurizados. El producto pasteurizado es tratado con calor para matar las bacterias que se encuentra en la leche debido a las condiciones en las que viven las vacas.

Así que, si bebe leche cargada de bacterias muertas, aunque estén muertas, las moléculas de proteína de las bacterias no se eliminan.

Su cuerpo reconoce las proteínas extrañas y aumenta la probabilidad de que sufra una respuesta alérgica, mientras su cuerpo se prepara para luchar.

Por otro lado, la leche cruda sin pasteurizar producida en condiciones limpias de vacas alimentadas con pastura, contiene proteína de lactosuero que estabiliza esas mismas células que luchan en su cuerpo y reduce el efecto alérgico que algunas personas experimentan.

Cómo Aumentar las Grasas Saludables en Su Alimentación

El mensaje de la investigación es aumentar la cantidad de grasas saturadas y saludables en su alimentación, todos los días. Reduzca diariamente la cantidad de carbohidratos que no son de origen vegetal, y reemplácelos con alimentos altamente nutritivos, siempre deliciosos y más altos en grasas saturadas.

Las grasas saturadas, tales como la mantequilla orgánica de vacas alimentadas con pastura, aceite de coco virgen y leche entera cruda, proporcionan a su cuerpo y cerebro los nutrientes necesarios para tener una salud óptima.

Estas no le hacen engordar o que aumenten sus niveles de colesterol. Por el contrario, le ayudan a mejorar su salud cardiovascular, reducir el apetito, a mantener su peso y mejorar su sensibilidad a la insulina.

De hecho, su cuerpo no puede funcionar de manera óptima sin grasas saturadas. Estas moléculas son esenciales para la formación de las membranas celulares y como alimento para el cerebro.

También ayudan a su sistema inmunológico y desempeñan un papel importante en la producción y la función de las hormonas. Algunos ejemplos de alimentos ricos en grasas saludables incluyen:

Aguacates

Carne orgánica, de animales alimentados con pastura

Productos lácteos crudos, de animales alimentados con pastura

Frutos secos crudos, tales como almendras, pecanas y semillas

Aceitunas y aceite de oliva

Aceite de coco

Aceite de palma

Aceites orgánicos sin calentar de frutos secos

Chocolate oscuro

Los verdaderos villanos alimenticios son los carbohidratos tales como los azúcares, granos y fructosa. Una vez metabolizados en el cuerpo podrían aumentar sus niveles de triglicéridos, la respuesta inflamatoria y la cantidad de grasa que su cuerpo produce.

Elegir estas sustancias ha ocasionado que un número creciente de personas sufran de enfermedades crónicas, tales como la diabetes, las enfermedades cardiacas y el síndrome metabólico.

¿Debería Beber Leche?

A decir verdad, muchas personas no deben consumir productos lácteos ya sean crudos o pasteurizados, ya que son alérgicas a las proteínas de la leche. Además, si es resistente a la insulina, es probable que sea mejor evitar la leche cruda y pasteurizada, ya que contiene lactosa o azúcar de leche, lo cual puede empeorar la resistencia a la insulina o a la leptina.

Sin embargo, si es saludable y quiere beber leche, la leche cruda que procede de una fuente de alta calidad, generalmente es superior en nutrición y sabor. También, le ayudará a disminuir la probabilidad de tener niveles más elevados de insulina por el azúcar de la leche, la cual se debe a la gruesa capa de crema formada en la parte superior.

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.