Ocultar
Duraznos Enlatados

Historia en Breve -

  • En una comparación entre los duraznos enlatados frente a los frescos, se encontró que los primeros tienen niveles de nutrientes similares a los frescos, y en algunos casos se encontró que en realidad tienen niveles más altos
  • A pesar de que los niveles de nutrientes pueden ser similares, usualmente las latas contienen en su recubrimiento el químico disruptor endocrino bisfenol-A (BPA, por sus siglas en inglés); consumir productos enlatados es una evitable e importante forma de exposición a este peligroso producto químico
  • Generalmente, los alimentos enlatados también contienen un menor número de antioxidantes, enzimas y biofotones, en comparación con los frescos, y a menudo tienen grandes cantidades de azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa, sal procesada u otros aditivos añadidos
  • Lo ideal es tratar de consumir los alimentos en la forma más natural posible, lo que significa que deben estar frescos, no enlatados. Otras opciones incluyen alimentos frescos congelados, así como preservar los productos de la temporada en frascos de vidrio
 

Los Duraznos Enlatados Han Afirmado Ser Tan Nutritivos Como los Frescos — ¿Será Verdad?

Octubre 6, 2016 | 10,433 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Sin duda, el fresco sabor de los productos de la temporada es uno de los placeres más puros que existen en la vida. Pero el inconveniente (y una de las razones clave por las que los productos frescos son tan ampliamente apreciados) es que para muchas frutas y vegetales, las temporadas de máximo crecimiento están limitadas a solo unos pocos meses del año.

Si desea un durazno en diciembre, y vive en los Estados Unidos, sus opciones para encontrar uno maduro verdaderamente se limitan a las variedades importadas que se ofrecen en los supermercados, que a menudo están secas y no tienen sabor, congeladas o enlatadas. Pero, ¿los duraznos enlatados son incluso remotamente cercanos a sus homólogos frescos?

¿Los Duraznos en Lata Son Tan Nutritivos Como los Frescos?

Un nuevo estudio publicado en la Revista Journal of the Science of Food and Agriculture1 encontró que los duraznos enlatados no solo tienen niveles de nutrientes similares a los frescos, en algunos casos, en realidad podrían tener más.

¿Cómo puede ser esto? En algunos casos el proceso de enlatado puede hacer que los nutrientes se encuentren más fácilmente disponibles para su cuerpo (como en el caso del licopeno en los tomates, que aumenta cuando son cocinados).

En una comparación entre los duraznos en conserva y los frescos, se encontró que los enlatados tenían niveles significativamente más altos de vitamina C, ácido fólico y antioxidantes; eran más elevados, pero sus niveles eran estadísticamente similares a los de la vitamina A, y más bajos, pero niveles estadísticamente similares a los de la vitamina E, total de compuestos fenólicos y carotenoides. Los investigadores concluyeron que:2

"En este estudio, se ha demostrado que el contenido nutricional de los duraznos enlatados, es comparable al de los que están frescos. No se registraron cantidades significativamente menores en los parámetros nutricionales medidos en este estudio, entre la variedad de duraznos freestone frescos y la variedad de duraznos cling enlatados.

Las vitaminas A y E junto con los carotenoides totales disminuyen inmediatamente después del procesamiento, pero parecen estabilizarse después de la etapa de procesamiento, lo que muestra mínimos cambios adicionales tras el almacenamiento durante 3 meses.

Este estudio muestra que los duraznos enlatados pueden proporcionar, a los consumidores, niveles de nutrientes comparables con los duraznos frescos, lo que significa que los consumidores podrán disfrutar de los duraznos durante todo el año sin tener que preocuparse por perder nutrientes en su alimentación".

De manera similar, un estudio realizado en el 2007 encontró niveles comparables de vitamina A, E, minerales, vitaminas y carotenoides en los alimentos enlatados y sus contrapartes frescos.3

Para aquellos que no tienen acceso o los recursos para comprar productos frescos, esto suena como si los enlatados fueran una alternativa perfecta, y tal vez lo serían si no fuera por varios factores diferentes que no fueron considerados en esta investigación...

La Mayoría de los Revestimientos Contienen Bisfenol-A (BPA)

Generalmente, BPA está asociado con los productos de plástico que lo contienen, pero también es ampliamente utilizado en el revestimiento de productos enlatados. Este es un disruptor endocrino, lo que significa que imita o interfiere con las hormonas corporales y "altera" el funcionamiento normal del sistema endocrino.

Las glándulas de su sistema endocrino, y las hormonas que liberan, desempeñan un papel decisivo en regular el estado de ánimo, crecimiento y desarrollo, la función de los tejidos, metabolismo, así como la función sexual y los procesos reproductivos.

Algunas de las mayores preocupaciones que rodean la vida temprana, es la exposición intrauterina al BPA, que puede ocasionar errores cromosómicos durante el desarrollo del feto, lo cual causa un aborto involuntario espontáneo y daño genético.

Pero además, hay mucha evidencia que muestra que estos productos químicos también influyen en adultos y niños, y que producen una calidad inferior de esperma, pubertad temprana, estimulación del desarrollo de las glándulas mamarias, ciclos reproductivos alterados y disfunción ovárica, cáncer y enfermedades cardiacas, entre muchos otros problemas de salud.

Consumir alimentos enlatados podría aumentar mucho sus niveles de BPA y convertirlos en niveles alarmantes. De acuerdo con un estudio, comer una sopa enlatada durante cinco días aumentó las concentraciones urinarias de BPA, en los participantes, más de un 1 000 %, en comparación con comer sopa recién preparada.4

Esos investigadores creen que los alimentos enlatados podrían ser fuentes de exposición al BPA aún más preocupantes que los plásticos, lo que significa que comer alimentos enlatados podría aumentar el riesgo de problemas de salud relacionados con BPA.

De hecho, una de mis más importantes recomendaciones para evitar la exposición a esta toxina química ubicua, es evitar los productos enlatados tanto como le sea posible.

El Proceso de Enlatado es Perjudicial Para los Antioxidantes

La razón por la que la comida enlatada puede almacenarse durante años sin descomponerse es debido al proceso de enlatado, que se ha utilizado desde 1800s. Cuando un alimento es envasado, se sella en un recipiente y después se calienta a altas temperaturas para matar cualesquiera organismos en su interior. Esto crea un ambiente estéril que puede durar un período de tiempo extremadamente largo.

El problema con este método es que el proceso de calentamiento no solo elimina a los organismos patógenos; también es perjudicial para otros compuestos beneficiosos en los alimentos, incluyendo a los antioxidantes. Como señalaron los autores de Journal of the Science of Food and Agriculture:5 "Los niveles de las vitaminas A y E, junto con los carotenoides totales, disminuyen inmediatamente después de su procesamiento".

Los niveles inferiores significan que su cuerpo pierde algunos de los aspectos más saludables del producto, si decide consumir los productos enlatados en vez de frescos.

Por ejemplo, un durazno crudo y fresco, tiene un puntaje ORAC de 1 814, mientras que una lata de duraznos en almíbar tiene un puntaje ORAC de 436, lo que significa que durante el proceso de enlatado pierde más del 75 % de su acción antioxidante.6

ORAC es sinónimo de Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno, y una unidad ORAC o "puntaje" ORAC es un método estandarizado para medir la capacidad antioxidante de diferentes alimentos y suplementos. Cuanta más alta sea la puntuación ORAC, un alimento será más eficaz para neutralizar los radicales libres. Entre menos cantidad de radicales libres estén funcionando descontroladamente dentro de su cuerpo, más saludable será, en general.

Los Alimentos Enlatados También Podrían Contener Productos Finales de Glicación (AGEs) Más Avanzados

Cuando los alimentos son cocinados a altas temperaturas (incluyendo cuando son pasteurizados o esterilizados), aumenta la formación de AGEs en los alimentos. Cuando consume los alimentos, pueden transferir algunos de los AGEs a su cuerpo.

Con el tiempo, AGEs se acumulan en su cuerpo, lo que causa un estrés oxidativo, inflamación y un mayor riesgo de enfermedades cardiacas, diabetes y enfermedades renales.

Aunque los niveles de carbohidratos en las frutas y vegetales son relativamente bajos, en comparación con otros alimentos AGEs (tales como los productos de carne y grasas), el proceso de enlatado usualmente puede incrementar los niveles de AGEs que contienen, en comparación con consumir un producto fresco.

Los Alimentos Enlatados Carecen de Biofotones y Muchas Enzimas...

En general, calentar los alimentos, especialmente a altas temperaturas, destruye las enzimas de origen natural. Las enzimas son proteínas--catalizadores para acelerar y facilitar las reacciones en su cuerpo.

Muchas reacciones bioquímicas ni siquiera ocurrirían sin estas enzimas (de las cuales tiene alrededor de 1 300). Así que si todos los alimentos son cocinados, su cuerpo tendrá deficiencia en las enzimas específicas para las que fue diseñado--durante incontables milenios—obtener a través de la alimentación, con el fin de funcionar correctamente. También, tendrá niveles insuficientes de biofotones.

Los alimentos vivos sin procesar contienen la energía de la luz de biofotones de la que su cuerpo depende. Todo organismo vivo emite biofotones. Se cree que cuanto mayor es el nivel de energía de luz que emite una célula, mayor es su vitalidad y potencial para transferir esa energía a la persona que la consume.

Cuanta más luz sea capaz de almacenar un alimento, más nutritivo será. Por ejemplo, los vegetales crudos y frescos que son cultivados de forma natural, y frutas frescas maduradas al sol, son ricos en energía luminosa. Por lo tanto, la capacidad para almacenar biofotones es una medida de calidad en los alimentos.

Entre mayor sea su almacenamiento de energía de luz que proviene de alimentos crudos saludables, mayor será la potencia de su campo electromagnético en general, y por lo tanto tendrá más energía disponible para curarse y mantener una salud óptima.

Sal, Jarabe y Otros Aditivos Comunes de Alimentos Enlatados

A menudo, el proceso de enlatado cambia el sabor y la textura de los alimentos, por lo que frecuentemente tienen grandes cantidades de sal procesada, azúcar y otros aditivos, tales como glutamato monosódico (MSG, por sus siglas en inglés), añadido para restaurar el sabor perdido.

La sopa enlatada es notable por su alto contenido de sal, pero incluso los elementos aparentemente simples, como los frijoles rojos de lata, a menudo contienen grandes cantidades de sal, jarabe de maíz de alta fructosa y otros aditivos que es mejor evitar.

Consideremos que ¡tan solo una taza de duraznos o peras enlatadas podría contener más de 30 gramos de azúcar! Así que incluso si los alimentos enlatados podrían ser capaces de igualar los niveles de vitaminas de los alimentos frescos, hay muchas otras cuestiones a considerar.

Los Alimentos Frescos Prácticamente Siempre Son Preferibles a los Enlatados

Sin duda, los alimentos enlatados tienen su lugar, especialmente en tiempos en los que la comida estuviera escasa o sería imposible de conservar (como para el personal militar al frente de batalla). Si tiene un presupuesto muy ajustado, los alimentos enlatados también podrían ser una forma para complementar su alimentación con frutas y vegetales a un bajo costo.

Sin embargo, lo ideal sería entender que es importante consumir sus alimentos en la forma más natural posible, lo que significa frescos, no enlatados. Las siguientes mejores opciones son congeladas o congelados en seco, ya que esto reducirá o eliminará los BPA y la preocupación acerca de los aditivos comunes asociados con los alimentos enlatados.

Finalmente, si decide consumir alimentos enlatados, los siguientes consejos le ayudarán a encontrar los productos enlatados más saludables disponibles:

  1. Aunque podría no ser práctico, puede hacer los suyos. Entienda que el término enlatado también puede aplicarse a los frascos de vidrio. Esto es especialmente beneficioso si fermenta sus alimentos.
  2. Elija los que son orgánicos, ya que estos productos enlatados al menos estarán libres de pesticidas e ingredientes transgénicos.
  3. Evite los alimentos enlatados en almíbar o con sodio; busque productos enlatados que no contengan aditivos, y si es posible, encuentre un artesano local que se abastezca de frutas y vegetales de temporada y locales, y que utilice frascos de vidrio, ya que estos no tendrán los problemas antes mencionados y, usualmente, también contienen algunos productos de probióticos.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.