Ocultar
Colitis

Historia en Breve -

  • Un estimado de 1.6 millones de habitantes en los Estados Unidos padecen la enfermedad inflamatorias intestinales (IBD, por sus siglas en inglés), tales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa y; cada año se diagnostican 70 000 casos nuevos de IBD en los Estados Unidos
  • Un sin número de bacterias intestinales y hongos han sido identificados por desempeñar un papel en IBD. Asimismo, las bacterias intestinales influyen en la respuesta inmunológica y desempeñan un rol en la enfermedad celíaca, sensibilidad a los alimentos y alergias alimenticias
  • IBD está asociada con la malabsorción y malnutrición, que puede resultar en fracturas y enfermedades óseas: como la osteopenia y osteoporosis. La inflamación intestinal parece ser un importante factor que contribuye a la pérdida de masa ósea
 

Cómo Curar Enfermedades Inflamatorias Intestinales, Como la Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa

Octubre 10, 2016 | 47,563 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Las bacterias intestinales desempeñan un papel esencial en su salud, alimentación y pueden alterar a su microbioma intestinal de manera significativa. El azúcar alimenta a las bacterias que son dañinas para la salud, así como a las levaduras y hongos intestinales, lo que podría perjudicarle más que el impacto que puede causar tener resistencia a la insulina.

Al consumir una alimentación sana, las bacterias intestinales beneficiosas se desarrollan. Posteriormente, realizan la verdadera "magia" de nutrir a su salud. Es posible que haya notado que actualmente los probióticos aparecen en artículos relacionados con todo tipo de problemas de salud, incluyendo la obesidad, diabetes, depresión y las enfermedades cardiacas.

Como explicó la neuróloga rusa, la Dra. Natasha Campbell-McBride, creadora de la dieta GAPS, el microbioma intestinal de una mujer también puede influir en la salud de su hijo, y si el microbioma intestinal del niño está comprometido desde el nacimiento, podría tener un mayor riesgo de problemas conductuales y neurológicos, así como daños provocados por las vacunas.

Naturalmente, el desequilibrio del microbioma intestinal es asociado más fácilmente con problemas intestinales, que varían desde molestias leves hasta graves enfermedades inflamatorias intestinales (IBD), tales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

IBD--Un Problema Común Con Consecuencias Potencialmente Graves

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son conocidas conjuntamente como IBD. Un estimado de 1.6 millones de habitantes en los Estados Unidos padecen IBD, y cada año son diagnosticados 70 000 casos nuevos de IBD en los Estados Unidos.1 Ambas enfermedades se caracterizan por presentar síntomas tales como:

Diarrea frecuente, calambres abdominales y dolor severo

Sangrado rectal

Pérdida de peso

Fatiga

Náuseas y fiebre

La colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn son enfermedades autoinmunes que pueden tener consecuencias graves si no son atendidas. Los síntomas asociados con estas enfermedades son causados por la inflamación intestinal, lo que también aumenta el riesgo de obstrucciones intestinales, abscesos, perforación intestinal y cáncer de colon.

IBD Aumenta el Riesgo de Tener una Enfermedad Ósea

Asimismo, IBD está asociada con una mala absorción y malnutrición, lo que puede ocasionar fracturas y enfermedades óseas: como la osteopenia y osteoporosis.2 De hecho, la inflamación intestinal parece ser un importante factor que contribuye a la pérdida de masa ósea.3

Además, los investigadores encontraron que un intestino permeable, que permite a los microbios y otras partículas extrañas entrar en el torrente sanguíneo, está fuertemente asociado con problemas en las articulaciones, tales como: artritis reumatoide.4,5 Según explicó Chris Kresser en un reciente artículo sobre este tema:6

"[Su] sistema inmunológico está estrechamente implicado en la regulación del metabolismo óseo y la fisiología. Las células inmunológicas son activadas por que los microbios intestinales pueden migrar al hueso y regular directamente la remodelación ósea a través de factores que inducen los osteoclastos, el ligando del receptor activador de NF-κB (RANKL, por sus siglas en inglés) y otras moléculas activadoras oseas.7

Los niveles elevados de las células inmunológicas innatas activadas, han demostrado aumentar la expresión de la molécula de señalización TNFα en la médula ósea. La TNFα estimula a las células madre de la médula ósea para diferenciarse entre los osteoclastos.

Este inclina la balanza de la formación periódica y resorción ósea normal, lo que ocasiona mayores niveles de degradación ósea y una menor densidad ósea.8,9"

Bacterias y Hongos Asociados con la Enfermedad de Crohn

Muchos factores de estilo de vida pueden contribuir a la inflamación intestinal. Lógicamente, la investigación sugiere que las bacterias y los hongos están involucrados:

La investigación anterior ha vinculado a la enfermedad de Crohn con la presencia de una bacteria llamada Mycobacterium paratuberculosis, la cual evita que los glóbulos blancos eliminen a la bacteria Escherichia coli, conocida por estar presente, en gran número, en los tejidos infectados por la enfermedad de Crohn. Una vía de exposición para esta Micobacteria, es la leche de vaca.10,11

Un estudio encontró que el Mycobacterium avium paratuberculosis (MAP, por sus siglas en inglés) estuvo presente en el 92 % de los pacientes con la enfermedad de Crohn, en comparación con el 26 % de los pacientes del grupo de control. MAP está presente en aproximadamente el 2 % de la leche pasteurizada comercial.

Por lo tanto, la pasteurización no solo elimina las bacterias beneficiosas presentes en la leche, sino que permite que los organismos potencialmente dañinos continúen vivos y en buenas condiciones.

Aunque, hay buenas razones para limitar el consumo de leche por completo (ya que es naturalmente alta en azúcares, que pueden promover la resistencia a la insulina y evitar la cetosis nutricional).

Si lucha contra IBD, es MUCHO más deseable que consuma leche sin pasteurizar de vacas saludables alimentadas con pastura, en comparación con la leche pasteurizada de vacas criadas en operaciones concentradas de alimentación animal (CAFOs, por sus siglas en inglés). Cuando padece de IBD, la leche sin pasteurizar de animales alimentados con pastura puede ser bastante curativa.

El ex experto de la Organización Mundial de la Salud, el Dr. A. V. Costantini, descubrió que a menudo las personas que padecen la enfermedad de Crohn tienen aflatoxina en la sangre, una micotoxina creada por el hongo Aspergillus.

La investigación12 parece confirmar el posible rol de la aflatoxina en la enfermedad de Crohn, ya que la actividad de esta enfermedad en pacientes que padecen esta enfermedad fue menor mientras siguieron un tipo de alimentación libre de levaduras, específicamente al evitar las levaduras del pan y la cerveza.

De igual forma, los investigadores han vinculado a la enfermedad de Crohn con una falta de bacterias saludables, como Bifidobacterium y Bacteroides, y una menor cantidad de ácidos grasos de cadena corta (SCFAs, por sus siglas en inglés), de manera simultánea.13

SCFAs son producidas por los microbios intestinales que fermentan la fibra alimenticia, por lo que una parte importante, de la ecuación del tratamiento, es asegurarse consumir suficiente fibra en su alimentación.

Muy recientemente, los investigadores encontraron que los pacientes que padecen la enfermedad de Crohn tienen cantidades más altas de la bacteria Serratia marcescens y E. coli en sus intestinos, junto con el hongo Candida tropicalis.14,15

Los experimentos revelaron que estos tres microorganismos interactúan para crear una biopelícula inflamatoria que a su vez produce los síntomas de la enfermedad de Crohn.

Las Bacterias Intestinales Tienen una Poderosa Influencia en Su Respuesta Inmunológica

También, las recientes investigaciones muestran que las bacterias gastrointestinales (GI, por sus siglas en inglés) podrían ser las responsables de una respuesta inmunológica hiperactiva, que varía desde la enfermedad celíaca hasta la sensibilidad a los alimentos y alergias alimenticias.

De acuerdo a lo estimado por la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés), del 1 al 3 % de todos los adultos, y entre el 4 y el 6 % de todos los niños alrededor el mundo son alérgicos a al menos uno de los 70 alimentos alergénicos.

Los alimentos que están asociados con reacciones más graves incluyen al gluten, alimentos marinos, huevos, cacahuates, soya, leche y frutos secos.16 Según informó la Sociedad Americana de Microbiología (ASM, por sus siglas en inglés),17

"Las alergias son ocasionadas por una respuesta inmunológica hiperactiva a una partícula extraña o proteína que el cuerpo confunde como una amenaza.

Hay algunas teorías acerca de la razón por la que esto sucede, pero la Hipótesis de la Higiene es la más frecuente, y supone que el origen de tasas más elevadas de alergias es debido a un acceso moderno a antimicrobianos y la obsesión hacia los desinfectantes.

Ser "demasiado limpio" ha producido que no haya una suficiente colonización microbiana en las primeras etapas de vida. Los microbios son necesarios para desarrollar un sistema inmunológico normal, (y por lo tanto, una respuesta inmunológica normal a los organismos que no son patógenos).

Algunos datos obtenidos sugieren que los microbios comensales obtenidos durante el parto vaginal y poco después, son necesarios para desarrollar una "tolerancia" inmunológica hacia los propios antígenos y otros".

Los niños que nacen con bajos niveles de Bifidobacterias tienen un mayor riesgo de desarrollar alergias. Durante la infancia, es importante la presencia de ciertas bacterias intestinales por varias razones.

No solo influyen en la salud por sí solas, sino que también interactúan con otros microbios para producir la maduración de las células T en los bebés.18 Si esta interacción no ocurre, el niño desarrolla una función inmunológica disminuida.19 Como señaló ASM:

"... Todo parece indicar que, una colonización microbiana, tanto en las primeras etapas de la vida como posteriormente, es extremadamente importante para prevenir las alergias; sin embargo, este es un hecho difícil de asimilar por una generación que fue criada para creer que entre más limpio, mejor, y que las condiciones estériles, son la mejor opción".

Qué Es lo Que Deben y No Deben Hacer las Personas Que Padecen la Enfermedad de Crohn

El tratamiento de la enfermedad de Crohn incluye dos estrategias: evitar cosas que alteren su microbioma intestinal, e implementar estrategias alimenticias que nutran a sus microbios beneficiosos. Sus bacterias intestinales son muy vulnerables al estilo de vida y los factores ambientales, incluyendo los siguientes, los cuales debe evitar, tanto como le sea posible:

Azúcar refinado y fructosa procesada

Granos refinados, especialmente aquellos que contienen gluten

Alimentos procesados ​​(aditivos alimenticios comunes: tales como los emulsionantes, fueron vinculados específicamente a la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa)

Antibióticos (incluyendo los que son suministrados al ganado para producción alimenticia)

Agua clorada y fluorada

Jabones Antibacteriales

Químicos agrícolas y pesticidas

Lácteos pasteurizados

Todos estos factores desequilibran a su microbioma intestinal. Aunque algunos de estos factores son generalizados y pueden ser difíciles de evitar, no es algo imposible.

Simplemente al modificar su alimentación con el fin de evitar alimentos procesados ​​y enfocarse en consumir alimentos verdaderos (idealmente orgánicos y cultivados localmente) hará una gran cambio, ya que disminuirá considerablemente la cantidad de azúcar que consume, y limitará automáticamente su exposición a los antibióticos y productos químicos agrícolas.

Signos y Síntomas de Que Tiene un Microbioma Intestinal Desequilibrado

¿Cómo puede saber si su salud ha empezado a sufrir una deficiencia de bacterias saludables en su sistema digestivo? Los siguientes síntomas son una señal de que las bacterias dañinas han empezado a influir en su intestino, y que "probablemente necesite tomar medidas--incluso sin tener un diagnóstico de IBD:

Flatulencias y distención abdominal

Estreñimiento o diarrea

Fatiga

Nauseas

Cefaleas

Antojo de azúcar, y de alimentos con carbohidratos refinados

Alimentos Específicos Que Ayudan A Prevenir y Curar al IBD

Uno de los puntos más importantes en su lista debe ser repoblar a su intestino con probióticos. Los alimentos tradicionalmente fermentados o cultivados (siempre que no sean sometidos a ningún tipo de pasteurización) están cargados de bacterias beneficiosas y saludables, y son fáciles de elaborar desde cero.

Por ejemplo, para preparar el kéfir, todo lo que tiene que hacer es añadir la mitad de un paquete de cultivo iniciador de kéfir en un litro de leche sin pasteurizar de animales alimentados con pastura y dejarla a temperatura ambiente de uno a tres días.

Para obtener más información acerca de la fermentación de vegetales, vea mi artículo anterior, "Consejos para la fermentación en Casa". Si tiene problemas de IBD, hay otros alimentos específicos que también son importantes, aparte de los vegetales fermentados, leche sin pasteurizar, kéfir y/o yogur de leche sin pasteurizar; los cuales incluyen:

Mora Azul. Es rica en antioxidantes, vitaminas y fibra; las investigaciones han demostrado que esta fruta puede ayudar a aliviar y evitar la inflamación intestinal, tal como la colitis ulcerosa.20,21 La mora azul tiene doble efecto protector contra la IBD . En primer lugar, la mora azul es rica en polifenoles, que tienen efectos antioxidantes y antimicrobianos.

Cuando son combinados con los probióticos, la combinación no solo reduce la cantidad de bacterias que producen la inflamación, sino que también aumentan la cantidad de lactobacilos que promueven la salud.

Además, la fibra presente en la mora azul no se degrada en grandes cantidades en el intestino grueso. Esto significa que evita que las sustancias que pueden causar inflamación entren en contacto con el revestimiento intestinal. En vez de ello, se integran en la fibra de las moras azules, donde no causan daño, y posteriormente son eliminadas de su cuerpo.

De igual forma, las moras azules podrían proteger contra el cáncer de colon, gracias a un compuesto antioxidante llamado pterostilbeno.22 Este compuesto inhibe a los genes involucrados con la inflamación, que se cree son un factor de riesgo para el cáncer de colon.

Las moras azules son una buena fuente de ácido elágico, que es conocido por bloquear los procesos metabólicos que podrían ocasionan cáncer.

Aceite de coco. Si padece IBD, este otro complemento beneficioso que puede agregar a su alimentación. Los efectos antiinflamatorios y cicatrizantes del aceite de coco han demostrado aliviar la inflamación y ayudar a curar las lesiones en el tracto digestivo.

Además, el aceite de coco tiene propiedades antimicrobianas que promueven la salud intestinal al eliminar a los microorganismos problemáticos, incluyendo la levadura Candida, la cual podría causar inflamación crónica.

Ácido caprílico. Es un triglicérido de cadena media (aceite MCT) de ocho carbonos (por lo que además es conocido como C8), que también es un poderoso antifúngico. El Dr. Leon Chaitow, autor de "Candida Albicans: ¿Podría Tener Problemas con esta Levadura?", lo recomiendo para atender el desarrollo excesivo de Candida, en vez de recurrir a medicamentos antifúngicos. (Además, el ácido caprílico se convierte fácilmente en cetonas, las cuales son un combustible muy eficiente y saludable para su cuerpo).

Grasas omega-3 de origen animal. Son otros elementos absolutamente esenciales para prevenir y controlar al IBD. Las grasas omega-3, EPA y DHA, que se encuentran presentes en el aceite de kril, tienen cualidades que estimulan el sistema inmunológico, así mismo tienen propiedades antiinflamatorias que han probado beneficiar a los trastornos intestinales, incluyendo a la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.23

Alimentos con alto contenido en fibra. Tales como la cáscara de la semilla de psyllium orgánico, de linaza, cáñamo y chía; las bayas, y los vegetales tales como el brócoli y las coles de Bruselas; las raíces y tubérculos; los frutos secos crudos y frijoles, todos ellos ayudan a nutrir a sus microbios intestinales beneficiosos.

El objetivo es obtener 50 gramos de fibra por cada 1 000 calorías consumidas. Suplementar con cáscara de psyllium orgánico podría ayudarle a obtener una cantidad más cercana a la ideal. Solo asegúrese de que el psyllium sea orgánico, ya que el que no lo es, usualmente se encuentra gravemente contaminado con pesticidas.

La Importancia de la Vitamina D

Finalmente, pero igualmente importante, asegúrese de que sus niveles de vitamina D se encuentren en el saludable y terapéutico rango de 40 a 60 nanogramos por mililitro (ng/ml). Si padece la enfermedad de Crohn, la vitamina D ha demostrado ser una parte esencial de su desconcertante tratamiento.

Tener bajos niveles de vitamina D está asociado con un mayor riesgo de enfermedad de Crohn, y corregir la deficiencia de vitamina D ha mostrado mejorar los síntomas de la enfermedad.24 Asimismo, los investigadores han descubierto una "importante interacción entre los niveles de la vitamina D niveles y la susceptibilidad de la enfermedad de Crohn, así como una significativa relación entre los niveles de vitamina D y el genotipo".25

En este estudio, se encontró que los niveles sanguíneos de vitamina D eran significativamente menores en pacientes que padecían la enfermedad de Crohn. Al analizar los efectos de las siete variaciones de la secuencia de ADN; en aquellas personas que padecían la enfermedad de Crohn, dos variantes mostraron una asociación significativa con los niveles de vitamina D; y en los grupos de control, cuatro variantes fueron asociadas con niveles de vitamina D.

En resumen, descubrieron que la vitamina D puede afectar la expresión genética asociada con la enfermedad de Crohn, y empeorar o mejorar la enfermedad, en función de si la persona tiene una cantidad suficiente o carece de ella.

Una de las razones por las que la vitamina D podría funcionar en la enfermedad inflamatoria intestinal, es que ayuda a su cuerpo a producir más de 200 péptidos antimicrobianos que proporcionan el apoyo para combatir todo tipo de infecciones, incluidas las que podrían desencadenar al IBD.

Recuerde que la mejor manera de optimizar sus niveles de vitamina D es al exponer una gran parte de su piel a los rayos del sol, aproximadamente al mediodía. La vitamina D es una hormona esteroide y es un factor indicador de los niveles de exposición a los rayos ultravioleta de onda media (UVB, por sus siglas en inglés).

Si aumenta artificialmente sus niveles de vitamina D a través de consumirla, esto confundirá a su cuerpo, ya que lo estará engañando para que crea que tiene exposición a los rayos UVB cuando no es verdad, lo cual puede alterar sus procesos metabólicos importantes.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.