Ocultar
Ropa

Historia en Breve -

  • La industria de la moda tiene un enorme impacto en su salud y el medio ambiente, desde el extenso uso de agua y pesticidas, hasta los tintes tóxicos y la huella de carbono del transporte marítimo
  • Muchos detergentes para ropa contienen productos químicos tóxicos que contribuyen a la contaminación del agua. Además, al lavar su ropa, esta libera microfibras, lo que contribuye a tener una menor calidad de agua y la destrucción de la vida silvestre
  • Asimismo, los suavizantes y hojas suavizantes para secadora están cargados de ingredientes peligrosos que es mejor evitar para proteger la calidad del aire en ambientes interiores y la contaminación ambiental
 

Los Beneficios de Convertirse en un Fashionista Consciente

Octubre 12, 2016 | 20,092 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

En la actualidad, la mayoría de las decisiones comerciales que tomamos tienen consecuencias. Sin duda, los alimentos que compra producen un enorme impacto en su salud y el medio ambiente; pero también las prendas de vestir que compra, su desgaste y lavado.

De acuerdo con la diseñadora de prendas de vestir, Eileen Fisher, quien fue honrada por su trabajo ambiental en el 2015, durante el baile de etiqueta, Riverkeeper’s Annual Fisherman’s Ball1,2 "La industria de la moda es el segundo mayor contaminador del mundo... Después del petróleo".

Mantener su ropa limpia también tiene un sucio lado negativo. Muchos detergentes para ropa contienen productos químicos tóxicos que contribuyen a la contaminación del agua y pueden representar un peligro para las personas con sensibilidad a las sustancias químicas.

De igual manera, la limpieza en seco es conocida por utilizar productos químicos tóxicos, que pueden liberar gases durante varios días. Al lavar sus prendas de vestir, también libera microfibras, lo que contribuye a tener una menor calidad del agua y la destrucción de la vida silvestre.

El Precio de la "Moda Rápida" Desechable Es Elevado

Según informó EcoWatch:3

"El sector de la moda es un negocio complejo, que involucra largas y variadas cadenas de suministro de producción, materias primas, fabricación de textiles, creación de prendas de vestir, envío, venta al menudeo, uso y finalmente, la eliminación de la prenda.

Aunque probablemente, el análisis de Fisher acerca de que la moda es el segundo contaminante más grande, sea algo imposible de constatar, lo que sí es seguro es que la huella de carbono de la moda es considerable...

Una evaluación general debe considerar no solo los obvios contaminantes--los pesticidas utilizados en el cultivo de algodón, colorantes tóxicos que se utilizan en la fabricación y la gran cantidad de residuos que produce la ropa desechada--sino también la exorbitante cantidad de recursos naturales utilizados en la extracción, cultivo, cosecha, procesamiento, fabricación y envío del producto.

Aunque el algodón, especialmente el algodón orgánico, podría parecer una elección inteligente; para fabricar tan solo una camiseta y un par de jeans, aún pueden requerirse más de 5 000 litros de agua.

A pesar de que las fibras artificiales sintéticas no requieren una enorme cantidad de agua, a menudo tienen problemas de contaminación durante la elaboración y su sostenibilidad. Y la fabricación y teñido de telas es químicamente intensiva en todas las prendas".

El Impacto Ambiental de las Prendas de Vestir de Bajo Costo

En la actualidad, las prendas de vestir de bajo costo se han vuelto algo muy común, no es inusual que las personas tengan closets llenos de ropa que nunca usan, o tiren ropa que han utilizado solamente una o dos veces.

No obstante, el precio económico de las prendas es engañoso. Tras realizar un análisis más detallado, cada prenda de ropa representa un costo significativo para el medio ambiente y la salud humana, alrededor del mundo.

En algunas áreas, el algodón ha ocasionado una grave devastación ecológica. Ecowatch menciona a Uzbekistán, como el sexto principal productor de algodón, donde el riego de las plantaciones de algodón han causado que se agoten los recursos de agua del Mar Aral y el subsecuente fracaso de la industria pesquera en la región.

En apenas 50 años, el nivel del agua en el Mar Aral ha disminuido hasta menos del 10 %, en comparación con su nivel anterior. Los fertilizantes y pesticidas contaminan lo poco que queda de agua, y los secos y expuestos lechos de los lagos han producido "una crisis de salud pública", ya que los vientos transportan y esparcen ampliamente la arena contaminada.

El algodón orgánico, que es más sostenible, representa apenas el 1 % del algodón cultivado en todo el mundo. La expansión de la industria del algodón orgánico podría aportar grandes beneficios.

Sin embargo, aunque el algodón orgánico no contenga pesticidas, ni muchos otros productos químicos nocivos, todavía requiere una gran cantidad de agua, y los tejidos de algodón orgánico aún podrían ser teñidos con productos químicos potencialmente peligrosos.

Cada año, durante el proceso de teñido de prendas, también se utiliza alrededor de un trillón de galones de agua dulce, lo que agrega una presión adicional en la disminución de los suministros de agua dulce.

Si agrega esto a la huella de carbono asociada con el envío--desde el campo hasta diversas instalaciones de fabricación donde se elaboran las telas y los productos finales, que se envían hacia las tiendas minoristas alrededor del mundo--el resultado aún está muy lejos de ser lo ideal.

Toda la cadena de suministro necesita ser mejorada, pero el algodón orgánico aun representa un gran paso en la dirección correcta, si consideramos el grave daño que ocasionan los pesticidas.

Los Tóxicos Colorantes Utilizados en las Prendas de Vestir Causan Estragos

Las instalaciones donde son teñidas las prendas de vestir tienden a estar ubicadas en países en desarrollo donde las leyes son permisivas y la mano de obra es barata. Generalmente, en los ríos cercanos se descargan las aguas residuales no tratadas o tratadas mínimamente, desde donde se dispersan hacia los mares y océanos, que a través de las corrientes son transportadas por todo el mundo.

Se estimó que China elimina un 40 % de los productos químicos utilizados en prendas de vestir.4 De acuerdo con EcoWatch, Indonesia también lucha contra las consecuencias químicas de la industria de la moda. El río Citarum es ahora uno de los ríos más contaminados del mundo, gracias a la aglomeración de cientos de fábricas de prendas de vestir que se encuentran a lo largo de sus orillas.

Las pruebas realizadas por Greenpeace revelan que el agua de este río contiene cantidades alarmantes de plomo, mercurio, arsénico, nonilfenol (un producto químico que altera el sistema endocrino) y muchos otros productos químicos tóxicos--los cuales son vertidos por los fabricantes de prendas de vestir directamente al río, sin ni siquiera realizar la más básica filtración química o tratamiento.

Los artículos de vestir finales también contienen nonilfenol, y puede tomar varios lavados antes de que se destiñan. Esto significa que las sustancias químicas también entran en el sistema local de alcantarillado.

El nonilfenol es considerado tan peligroso que muchos miembros de la Unión Europea (EU, por sus siglas en inglés) han prohibido su uso en la industria de la moda. Ni siquiera es permitido en los artículos de vestir importados. No obstante, los Estados Unidos no tienen tales restricciones.

Cada año, los habitantes de los Estados Unidos compran la asombrosa cantidad de 22 billones de prendas de vestir, y solo el 2 % de estos artículos pasan únicamente por el Sistema de Transporte de los Estados Unidos, ya que cada artículo es enviado numerosas veces de país a país hasta el momento en que termina en una tienda de menudeo, lo que produce una enorme cantidad de contaminación atmosférica.

El Lado Sucio de la Ropa Limpia

Una vez que ha adquirido una prenda de vestir, pasa al siguiente punto de preocupación: Lavar el artículo. No solo los detergentes para ropa contienen más cantidad de productos químicos nocivos, sino que la propia prenda de vestir podría contribuir al problema de la contaminación tóxica al liberar fibras y sustancias químicas.

Por ejemplo, muchas prendas de vestir tienen productos químicos retardantes de llama. Prácticamente, cualquier prenda que prometa ser resistente a las mancha o al agua también contiene sustancias químicas peligrosas.

Y ya que son utilizadas sobre la piel desnuda, dichos artículos podrían representar una fuente de exposición a sustancias tóxicas, pero incluso en el mejor de los casos, al lavar estos artículos contribuyen a la contaminación del agua. Los retardantes de llama no se descomponen en sustancias químicas más seguras al entrar en contacto con el medio ambiente.

Podrían viajar grandes distancias desde el punto de origen, se acumulan en las personas y animales en la cadena alimentaria y tienen efectos tóxicos a largo plazo.5

Exponerse a estas sustancias químicas en un punto crítico del desarrollo, podría dañar el sistema reproductivo y causar déficit en el aprendizaje,6 memoria, habilidades motoras y comportamiento. Asimismo, algunas de estas sustancias han sido identificadas como cancerígenas.7

Los ftalatos son otro tipo de sustancias químicas peligrosas. Aunque normalmente no son asociados con la ropa, un reciente estudio piloto encontró que los tejidos de algodón y poliéster captan sustancias químicas retardantes de llama y plastificantes--tales como los ftalatos--del aire en espacios interiores.8

Los ftalatos son sustancias químicas que se utilizan para fabricar plásticos más flexibles. Estos se desprenden de los plásticos conforme los productos se deterioran, y son tóxicos tanto para las personas como para el medio ambiente.9

Estos tienen un efecto cancerígeno y afectan a la reproducción10 y desarrollo.11 Cuando lava prendas de vestir que contienen sustancias químicas, estas sustancias entran en las aguas residuales y son liberadas en el medio ambiente.12

Las microfibras son otro típico contaminante del agua, que se originan en nuestros cuartos de lavado. Cada vez que lava una chamarra  de lana sintética esto libera 1.7 gramos de microfibra. Entre más años tenga la chamarra, más microfibras serán liberadas.13

Las pruebas revelan que las fibras acrílicas liberan mayor cantidad de micropartículas.14 Las plantas de tratamiento de aguas residuales emiten hasta un 40 % de estas microfibras, que terminan en los lagos, ríos y océanos circundantes.

Para abordar el problema, ahora los científicos solicitan a las empresas de electrodomésticos que analicen la eficacia de añadir filtros para atrapar las microfibras.15

Un reciente estudio de la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB, por sus siglas en inglés) vinculó directamente a los plásticos y las fibras sintéticas o artificiales con la contaminación en el pescado.16

Las microfibras, que son más frecuentes que las microperlas (se encuentra en exfoliantes para cara y artículos similares), son particularmente peligrosas ya que las fibras son consumidas fácilmente por los peces y otros animales silvestres, las cuales se acumulan en los intestinos y se concentran en el cuerpo de otros animales que se encuentran en la parte más alta de la cadena alimentaria.

Las fibras de las prendas de vestir se encuentran tanto en peces de agua dulce como marinos. Cuando Abigail Barrows, la investigadora principal del proyecto Global Microplastics Initiative, realizó el muestreo de 2 000 peces marinos y de agua dulce, el 90 % presentó restos de microfibra en sus cuerpos.

Asimismo, las playas de sedimentos cerca de las plantas de tratamiento de aguas residuales tienen altas concentraciones de fibras acrílicas y de poliéster. Para empeorar las cosas, estas fibras microscópicas de plástico absorben toxinas como si fueran esponjas, y de esta manera, concentran PCBs, pesticidas y petróleo en cantidades cada vez mayores, conforme asciende la cadena alimentaria.

Diferentes tipos de máquinas podrían liberar distintas cantidades de fibras y sustancias químicas que contienen las prendas de vestir, las cuales envenenan los vertidos de aguas residuales17 y obstruyen el suministro de agua con plásticos y sustancias químicas disruptoras hormonales.

La investigación encontró que las máquinas de carga superior liberaron cerca de 530 % más cantidad de microfibras que los modelos de carga frontal.18

El Impacto Tóxico de los Detergentes Para Ropa

Los detergentes para las prendas de vestir también contaminan los ríos y lagos, lo que contribuye a un crecimiento excesivo de algas y un mayor número de mortandad de los peces. Los surfactantes y fosfatos (el último de los cuales se utilizan para suavizar el agua y quitar la suciedad) se encuentran entre los contaminantes más destructivos.

De acuerdo con un informe anterior de Mother Earth News,19 el nitrilotriacetato de sodio (NTA, un compuesto orgánico nitrogenado), y los polielectrolitos orgánicos podrían ser utilizados como sustitutos de los fosfatos.

Se cree que ambos son biodegradables, y en general plantearían un mucho menor riesgo para el medio ambiente. La enzima "pre-remojo" quitamanchas podría ser de las peores sustancias químicas, ya que contiene alrededor de dos tercios de fosfato.

Sin embargo, incluso los detergentes biodegradables pueden ser problemáticos cuando son utilizados en cantidades masivas por cientos de millones de personas. Como señaló la empresa de tratamiento de aguas Lenntech:20

"Si los detergentes están presentes en cantidades suficientes, pueden tener efectos tóxicos en todo tipo de vida acuática, y esto incluye a los detergentes biodegradables. Todos los detergentes destruyen las capas mucosas externas que protegen a los peces de las bacterias y parásitos; además de que pueden causar graves daños a sus branquias.

La mayoría de los peces morirán cuando las concentraciones de detergente se acerquen a 15 partes por millón [ppm]; y las concentraciones de detergente tan bajas como 5 ppm destruirán los huevos de los peces. Los detergentes surfactantes están involucrados con una menor capacidad de reproducción de los organismos acuáticos.

Además, los detergentes agregan otro problema a los organismos acuáticos, al disminuir la tensión superficial del agua. Los productos químicos orgánicos tales como pesticidas y fenoles son absorbidos más fácilmente por los peces.

Una concentración de detergente de tan solo 2 ppm puede causar que los peces absorban el doble de la cantidad de productos químicos que la que ellos normalmente asimilan..."

Los Suavizantes de Telas También Están Cargados Con Productos Químicos Nocivos

De acuerdo con " Guide to Less Toxic Products "21 de la Asociación de Salud Ambiental de Nueva Escocia, los suavizantes de telas a menudo contienen compuestos de amonio cuaternario, o "quats", e imidazolidinilo, los cuales son conocidos por liberar formaldehído.

El formaldehído puede causar dolor articular, depresión, cefaleas, dolor crónico y otros síntomas diferentes. Los estudios sugieren que el formaldehído puede dañar el ADN, y que incluso podría ocasionar cáncer.

Los compuestos de amonio cuaternario son un sensibilizador extremo que puede causar una variedad de síntomas similares al asma, e incluso un paro respiratorio en aproximadamente el 5 % de las personas.22

Los suavizantes de telas también contienen colorantes cancerígenos de alquitrán de hulla, amoníaco y fragancias muy penetrantes. Literalmente, una sola fragancia puede estar compuesta de cientos de productos químicos, ninguno de los cuales tiene que ser informado o analizado por cuestiones de seguridad.

La mayoría provienen de productos derivados del petróleo, lo que significa que tienen un alto potencial de toxicidad para los humanos. Las fragancias son una de las principales causas de reacciones alérgicas.

¿Por Qué Es Mejor Evitar Utilizar Hojas Suavizantes Para Secadora?

Probablemente, su siguiente paso será poner la ropa en la secadora, que tiene sus propias consecuencias para su salud y el medio ambiente. En primer lugar, el tubo de escape de la secadora contiene monóxido de carbono,23 un gas inodoro que presenta peligros muy conocidos para la salud, en función de la concentración que sea inhalada.

Considere lo anterior, si la ventana del dormitorio de su hijo se encuentra cerca del ducto de ventilación de la secadora.

Las hojas aromatizadas para la secadora también son muy utilizadas, y conforme su ropa se seca, esto libera vapores tóxicos en su hogar, lo que compromete la calidad del aire en ambientes interiores--y hacia el exterior, en el vecindario.

La Dra. Anne Steinemann, profesora de ingeniería civil y ambiental, y de asuntos públicos en la Universidad de Washington, ha realizado una gran cantidad de investigación acerca de que productos químicos son liberados por los productos de lavandería, aromatizantes, limpiadores, lociones y otros productos perfumados que son comercializados.

En un estudio,24 en el que evaluó las emisiones--a través del ducto de ventilación de la secadora--de 25 marcas comunes de productos de lavandería perfumados, mostró que:

Se emitieron más de 600 VOCs (compuestos orgánicos volátiles), y ninguno de estos productos químicos se enumeraron en alguna de las etiquetas de los 25 productos. Sin embargo, las listas de las etiquetas muestran indicios de que se incluye la presencia de estos VOCs, tales como "surfactantes biodegradables", "suavizantes" o "perfume".

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) consideró cancerígenos (al acetaldehído y benceno) e inseguros, en CUALQUIER nivel de exposición, a dos de los VOCs.

Siete de los VOCs están clasificados como "contaminantes peligrosos para el aire".

Los VOCs que fueron emitidos en mayor concentración, fueron el acetaldehído, acetona y etanol.

Alternativas Que Sean Coherentes

Es más seguro cambiar a  productos de lavandería que sean menos tóxicos, menos costosos y más respetuoso con el planeta. Asimismo, debe ser más algo más generalizado buscar prendas de vestir elaboradas con tejidos orgánicos de acuerdo con las prácticas sostenibles.

Y es verdad, estas prendas son más costosas (en este momento), pero también tienden a durar más tiempo, con un cuidado apropiado. Y al final del día, todos tenemos que empezar a poner más atención a lo que realmente sucede.

En este caso, la "moda rápida" tiene un costo demasiado elevado para el medio ambiente y, en última instancia, para la salud humana--incluyendo la suya--incluso aunque no viva cerca de una fábrica de tejidos o prendas de vestir, que emite toxinas directamente en una fuente de agua local.

A medida que evolucionamos, debemos darle prioridad en nuestra agenda diaria a un consumismo consciente, ya que el mundo se vuelve cada vez más tóxico conforme pasa el tiempo.

Definitivamente hay algo que decir acerca de la tendencia minimalista a través de la cual son elaborados, de forma sostenible, una menor cantidad de artículos que tienen más alta calidad y que podrán utilizarse durante muchos años. Estos son algunos consejos y sugerencias para lavar sus prendas de vestir y crear un guardarropa más sostenible:

Siempre que le sea posible, opte por adquirir artículos de vestir de algodón, cáñamo y/o lana orgánica, que sean idealmente teñidos con tintes que no sean tóxicos, sino naturales. Si bien esto no resolverá todos los problemas ambientales relacionados con la industria de la moda, es un gran paso en la dirección correcta.

En vez de utilizar detergentes tóxicos, opte por alternativas sin fragancia, que no sean tóxicas. Por ejemplo,  los jabones de frutos secos, limpian muy bien los artículos que no están tan sucios. El jabón de castilla o sosa comercial Arm and Hammer, son otras alternativas caseras.

Generalmente, los suavizantes de tela son innecesarios, pero si siente que los necesita, pruebe esta receta casera del blog Kid Feed:25

"En una jarra reciclada de vinagre del tamaño de un galón, agregue 2 tazas de bicarbonato de sodio y 2 tazas de vinagre blanco destilado. Cuando la mezcla termine de formar espuma, añada 4 tazas de agua caliente y aceites esenciales (opcional) para tener la intensidad deseada. (Intente utilizar 20 gotas tanto de lavanda como de limón.)

Agite antes de utilizarla, y añada aproximadamente 1 taza en el ciclo de enjuague, cuando las cargas sean grandes".

Seque la ropa de forma natural en un tendedero de ropa en interiores o exteriores.

Si utiliza la máquina secadora, omita usar hojas para secadora. Para evitar la estática, utilice bolas de lana para secadora, o en vez de ello, una bolita de papel aluminio, o simplemente saque su ropa de la secadora antes de que esté completamente seca.

La humedad restante ayuda a prevenir la estática. Permita que la ropa se seque completamente en un tendedero. Otro truco consiste en lavar los tejidos naturales y sintéticos por separado, ya que los tejidos sintéticos causan la mayor parte de los problemas de estática.

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.