Ocultar
Felicidad

Historia en Breve -

  • Las personas felices tienen vidas más largas y saludables, aunque CÓMO "ser feliz" es un misterio que elude a muchas. Con respecto a esto, podemos aprender mucho de los filósofos antiguos.
  • De acuerdo con la sabiduría milenaria, es su propia creencia acerca de la situación la que lo disgusta, ya que todas las situaciones son neutrales. Cambiar las creencias propias, no preocuparse sobre las cosas que no se pueden controlar, y aceptar la realidad son estrategias para aumentar la felicidad.
  • También es importante tener un ritual para la mañana y la noche, y practicar la gratitud; revisaremos 13 estrategias adicionales que pueden ayudarle a aumentar su nivel de felicidad.
 

Esta Antigua Sabiduría Muestra 6 Rituales para Ser Más Feliz

Octubre 13, 2016 | 25,950 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

No hay pocas evidencias de que las personas felices tienen vidas más largas y saludables.1,2 Por ejemplo, un estudio3 encontró que la tendencia a siempre esperar lo peor se relacionó a un riesgo 25 % mayor de morir antes de los 65 años. Esto significa que una actitud pesimista puede recortar más de 14 años la esperanza de vida promedio.4

Aunque, CÓMO "ser feliz" simplemente es un misterio que elude a muchos. Todos la buscamos, aunque muchas personas sienten no alcanzarla todos los días. Parte del problema podría estar enraizado en nuestro concepto de felicidad. Si clasifica su nivel de felicidad como bajo, considere reevaluar su idea de felicidad.

Quizá equipara subconscientemente la felicidad a cierto estilo de vida o nivel de objetos materiales. Tal vez ha caído en la trampa de pensar "cuando suceda xyz, seré feliz".

Un artículo reciente en la revista Time5 indaga en el concepto de cómo ser más feliz, y afirma que es más probable encontrar pistas para la tener una vida feliz en los libros clásicos, que en los libros modernos de autoayuda.

La Percepción lo Es Todo

Un gran ejemplo: La sabiduría de los antiguos dicta que las situaciones no son ni buenas ni malas en sí mismas. Lo que importa cuando algo sucede es su PERCEPCIÓN de la situación en cuestión. Por lo tanto, es su propia creencia acerca de la situación la que le trae disgusto, y no el hecho de haber sucedido.

Eric Barker ofrece los siguientes escenarios para ilustrar este punto:

"Una persona de quién usted está completamente enamorado lo abandona. ¿Se siente triste? Claro que sí. El mundo está llegando a su fin. Bueno, tomemos el mismo escenario, pero digamos que después de esto descubre que esa persona era una psicópata que asesinó a sus últimas tres parejas. ¿Se siente triste de que lo haya abandonado? No, está encantado con la vida.

Así que, claramente, "el abandono" no es el factor importante en este caso… Si pierde su trabajo y cree que era un puesto terrible y cree que no será difícil encontrar uno mejor, no se inmuta.

Si cree que era el mejor trabajo que hubiera existido y que jamás encontrará uno como aquel – está devastado. Las emociones no se dan al azar. Son el resultado de las creencias".

Ryan Holiday, autor de varios libros, como "The Daily Stoic: 366 Meditations on Wisdom, Perseverance, and the Art of Living" (El estoico de todos los días: 366 meditaciones sobre la sabiduría, la perseverancia y el arte de vivir", nos brinda esta aclaración:6

"Shakespeare y los estoicos dicen que el mundo a nuestro alrededor es indiferente, es objetivo. Los estoicos dicen, 'Esto me sucedió a mí' no es lo mismo a 'Esto me sucedió a mí y es malo'.

Dicen que, si se detiene después de la primera parte, será mucho más resistente y mucho más capaz de ver lo bueno en cualquier cosa que suceda".

Aumente su Felicidad al Cambiar Sus Creencias

La terapia cognitivo conductual es una adaptación de esta filosofía y enseña que los sentimientos negativos que experimenta como respuesta a las situaciones de la vida, en realidad, tienen su origen en sus creencias, la mayoría de las cuales son irracionales o erróneas.

Mientras que ciertamente es recomendable buscar la ayuda de un especialista de la salud mental certificado si padece depresión u otros problemas de salud mental, en el caso de los disgustos comunes y corrientes de la vida diaria, puede aumentar su nivel de felicidad al cambiar su enfoque, de las reflexiones sobre la causa de la situación, a sus propias creencias sobre el tema.

Luego, pregúntese a sí mismo si realmente está pensando de manera lógica sobre el problema. ¿Es verdad que jamás encontrará a otra pareja después de una separación? ¿Realmente se ha terminado su vida porque perdió un trabajo? Como lo describe Barker:

"Modifique sus creencias y puede cambiar sus sentimientos: 'Incluso si me abandonaron, puedo conocer a alguien más. Esto ha pasado antes y lo superé'".

No Puede Controlarlo Todo, Así que Deje de Intentarlo

A las personas obsesionadas con el control les cuesta trabajo el consejo siguiente, aunque reconocer que no puede controlarlo todo y a todos a su alrededor puede liberarlo para que experimente mayores niveles de felicidad.

"Controle lo que pueda e ignore el resto" es un consejo excelente, ya que preocuparse de aquello sobre lo que no tiene ningún control es tan efectivo como llevar consigo una red de pesca en espera de que llueva. Para citar a Holiday:7

"Los estoicos dicen, 'No solo será más feliz si puede distinguir entre lo que puede cambiar y lo que no, sino que, si concentra su energía exclusivamente en lo que puede cambiar, también será mucho más productivo y efectivo'".

Barker brinda la siguiente imagen del proceso:

Proceso de Percepció

Fuente: Eric Barker, Time Magazine

Acepte la Realidad Como Es

La siguiente sugerencia que surgió de la sabiduría de los antiguos es "aceptarlo todo". Holiday explica:

"La aceptación significa resignación para nosotros, pero para los estoicos significaba aceptar los hechos como son y luego decidir qué se hará al respecto.

El problema es que, ya que tenemos expectativas sobre cómo deseamos que sean las cosas, sentimos que la aceptación es conformarse, cuando, en realidad, no tenemos idea de qué pudo haber pasado en su lugar. Esta situación horrible pudo habernos salvado de algo mucho peor.

O quizá esto nos abrirá las puertas para una oportunidad nueva e increíble…".

Así que, cuando las cosas no salen como lo planeamos:

  • Acepte la situación como es
  • Pregúntese si tiene control sobre la situación
  • Sí lo tiene, haga lo que debe hacerse; si no, y todavía se siente alterado, pregúntese cuáles son sus creencias sobre la situación. Es probable que descubra que su creencia es irracional, en cuyo caso puede reformular su creencia de forma más positiva.

La desilusión, especialmente si generalmente lucha contra cosas que "no son como desea", puede ser una gran fuente de estrés y las personas centenarias – quienes han cruzado el umbral de los 100 años de edad – citan casi unánimemente al estrés como lo más importante que hay que evitar.

Esto no significa que fueron bendecidos con una vida sin preocupaciones. La "evasión" tiene que ver con la capacidad de controlar el estrés para que no termine desgastándolo con el tiempo. En vez de pensar obsesivamente en las situaciones negativas, los centenarios descubrieron como soltar las cosas.

Prepárese para Cada Día y Reflexione Sobre Él

Los filósofos antiguos también recetaron rituales para la mañana y la noche, con el objetivo de guiar y mejorar el estado mental y emocional. Un ritual benéfico para la mañana le ayudará a marcar la pauta para el día, mientras que el ritual nocturno le brindará tiempo para reflexionar sobre los eventos del día.

"Los estoicos pensaron que debería comenzar el día con el ritual de recordarse a sí mismo lo que habrá que enfrentar", escribe Holiday. "Marco Aurelio dijo, 'Hoy, las personas que enfrentará serán...' y luego procede a repetir una lista de prácticamente cada rasgo negativo que pudiera encontrar en el curso del día.

Esto no es pesimista, dice, 'Ahora que sabes esto, no te tomes nada personal e intenta comprender por qué las personas podrían actuar de esta manera, perdónalas y ámalas por ello'".

La Importancia de la Gratitud

Además de la aceptación desenfrenada de la realidad, los filósofos de antaño también abrazaron la gratitud. Actualmente, miles de años después, se han establecido firmemente los beneficios de una actitud agradecida a través de los estudios científicos. De acuerdo con el Dr. P. Murali Doraiswamy,8 experto en la salud cerebral y mental:9

"Si [la gratitud] fuera un medicamento, sería el producto de mayor venta mundial, con una indicación para el mantenimiento de la salud de cada sistema mayor de órganos".

Los investigadores han encontrado que las personas que se sienten agradecidas por lo que tienen son más capaces de lidiar con el estrés, tienen emociones más positivas y menos ansiedad, duermen mejor10 y tienen mejor salud cardiaca.11 Los estudios también han demostrado que la gratitud puede producir efectos medibles en una variedad de sistemas del cuerpo, como:

Neurotransmisores del estado de ánimo (serotonina y neropinefrina)

Sistema inflamatorio e inmunológico (citoquinas)

Hormonas reproductivas (testosterona)

Hormonas del estrés (cortisol)

Hormonas sociales (oxitocinas)

Presión sanguínea, ritmo cardiaco y EEG

Neurotransmisores cognitivos y relacionados al placer (dopamina)

Azúcar en la sangre

Un equipo de investigadores de UCLA demostró que las personas con una profunda sensación de felicidad y bienestar tuvieron niveles menores de expresión genética inflamatoria y respuestas antivirales y de anticuerpos más fuertes.12 Esto entra en el ámbito de la epigenética – el cambio de la forma en la que funcionan los genes al encenderlos y apagarlos.

Parte de la longevidad podría depender del ADN con el que nació, aunque, una parte incluso mayor depende de la epigenética, sobre la que tiene más control.

Ciertamente, las investigaciones sugieren que sus pensamientos, sentimientos, emociones, alimentación y otros factores de su estilo de vida ejercen una influencia epigenética cada minuto del día, lo cual representa un papel central en el envejecimiento y las enfermedades.13

Cómo Cultivar la Gratitud

Como un músculo, su sentido de gratitud puede fortalecerse con la práctica. Una forma de emplear el poder positivo de la gratitud es llevar un diario de gratitud, en el que escriba aquello por lo que se siente agradecido cada día. Esto puede hacerse en un diario de papel, o puede descargar la aplicación Gratitude Journal de iTunes.14

En un estudio, las personas que llevaron un diario de agradecimiento reportaron hacer más ejercicio y tuvieron menos visitas al doctor, en comparación con aquellas que se concentraban en las fuentes de angustia.15,16

Evitar que las malas noticias lo absorban es la otra cara de esta fórmula. Podría tener que limitar ocasionalmente su exposición a los medios, si le es difícil mantener una actitud positiva frente a los horrores del mundo. Otras formas de cultivar la gratitud son:

  • Escribir notas de agradecimiento
  • Acciones no verbales, como sonrisas y abrazos
  • Recuerde decir "por favor" y "gracias"
  • Exprese su gratitud a través de las oraciones o de la meditación consciente

Las Técnicas de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) también son una herramienta útil. La EFT es un tipo de acupresión psicológica basada en los mismos meridianos energéticos utilizados en la acupuntura. Es una forma efectiva de restaurar rápidamente el equilibrio y sanación internos y ayuda a liberar a su mente de las emociones y pensamientos negativos. En el video siguiente, la practicante de EFT, Julie Schiffman, demuestra cómo golpetear para sentir gratitud.

Otros Hábitos que Promueven la Felicidad

De muchas formas, la felicidad es una elección y puede crearla siguiendo una rutina específica. De hecho, las personas felices tienden a tener hábitos que los distinguen de las personas tristes y estresadas, como dejar ir los resentimientos, tratar a las personas con amabilidad, soñar en grande, no preocuparse por las cosas pequeñas y otros.

La lista siguiente contiene "recetas" de los psicólogos que son conocidas por mejorar su nivel de felicidad.17

Haga que la Felicidad sea su Meta

El primer paso para tener mayor felicidad es decidir ser feliz. Tiene que creer que la felicidad es posible y que la merece (usted y todas las personas). La investigación demuestra que la mera INTENCION de querer ser más feliz en realidad hace una gran diferencia.18

Sepa qué lo Hace Feliz

Si ha pasado largo tiempo desde la última vez que se sintió verdaderamente feliz (ese estado alegre y despreocupado que probablemente tuvo de niño), tal vez haya olvidado qué es lo que lo hace sentir así. Tómese algún tiempo para reflexionar acerca de qué le da felicidad (y no solo lo "obvio", como su familia, sino también cosas pequeñas, pasatiempos e intereses)

Haga que la Felicidad sea su Prioridad

Si tiene una hora libre, ¿la pasa haciendo algo divertido? ¿O la pasa poniéndose al día con las tareas del hogar, abordando un proyecto extra de su trabajo, o si no trabajando? Esto último es una "forma menor de demencia", según el investigador de la felicidad, el Dr. Robert Biswas-Diener.19

Y ciertamente no le ayudará a ser más feliz. Para librarse de esta trampa, asegúrese de planear sus semanas en base a eventos (o actividades ordinarias) que lo hagan sentirse realmente feliz y vivo.

Goce los Momentos Placenteros

Las personas que se toman el tiempo de gozar los momentos placenteros reportan mayores niveles de felicidad, sin importar del rumbo que tenga su día.20 Si no hace esto ya, podría serle útil llevar un diario de los momentos placenteros y sobre si los disfrutó verdaderamente o no.

Podría llegar a sorprenderse de la cantidad de felicidad que puede sentir en su vida diaria. Intente apreciar el olor del café, deleitarse de la suavidad de su cama o disfrutar el amanecer antes de comenzar su día.

Elimine las distracciones desagradables e innecesarias

Hay una cantidad límite de tiempo al día, así que asegúrese de proteger su atención y su tiempo de las distracciones innecesarias e improductivas. Entre estas están los mensajes, tweets e emails, los cuales lo alejan de los verdaderos placeres de la vida. Si es necesario, apague completamente los medios sociales.

¿Piensa que pasar mucho tiempo etiquetando a sus amigos en Facebook le da felicidad? Piénselo dos veces. Las investigaciones sugieren que mientras más tiempo pasan las personas en Facebook, más disminuye su felicidad cotidiana y se sienten menos satisfechos con la vida.21

Tenga Pensamientos Felices

Pensar simplemente acerca de un evento positivo y sonreír como resultado puede hacerlo más feliz y más alegre (incluso más que fingir una sonrisa). La sonrisa genuina involucra los músculos faciales alrededor de los ojos y puede provocar cambios cerebrales relacionados con un mejor estado de ánimo.

Gaste Dinero en Experiencias, no en 'Cosas'

Las investigaciones sugieren que las experiencias nos hacen más felices que las posesiones; la "novedad" de las posesiones desaparece, así como la alegría que le generan, pero las experiencias mejoran su sentido de vitalidad y de "estar vivo", tanto durante la experiencia como cuando la recuerda.

Tenga un Plan de Reserva para los Días Malos

Cuando está teniendo un mal día y su estado de ánimo va en picada, tenga un plan de reserva para alegrarse. Este podría ser llamar a un amigo cercano, ver una comedia, o salir a correr – usted sabe qué le funciona mejor.

Encuentre su Propósito

La felicidad no se trata solo del placer; también se trata de tener un propósito. El término "bienestar eudaimónico" se originó con Aristóteles y describe el tipo de felicidad que proviene de las actividades que le dan un mayor propósito, sentido a su vida o desarrollo personal. Esto podría ser su carrera o podría obtenerlo al hacer trabajo voluntario o incluso al tomar una clase de cocina.

Socialice, Incluso con los Desconocidos

Tener relaciones sociales significativas es importante para la felicidad, aunque incluso las personas que se involucran en lo que se llama "social snacking" reportan mayor felicidad. El social snacking describe las pequeñas formas en las que se conecta a diario con los demás, incluso con desconocidos.

En general, mientras más se involucre y hable con las personas a su alrededor, más alegre y animado será su estado de ánimo.

Dese una Escapada

Tomarse un tiempo lejos de la rutina diaria es importante para ayudarle a recargar su energía. Y, mientras que una escapada de un fin de semana puede animarlo, es mejor un viaje más largo para ayudarle a generar recuerdos significativos.

Puede regresar luego a estos recuerdos para ayudarle a aumentar su felicidad. Los expertos recomiendan las vacaciones de dos semanas, incluso si son a un lugar cercano.

Salga a Caminar Bajo el Sol

Exponerse a los rayos del sol es importantes por un estado de ánimo positivo, en parte debido a que la exposición a los rayos del sol le ayudaran a mejorar su estado de ánimo y energía al liberar endorfinas.22 El salir a tomar el sol le ayudara a optimizar sus niveles de vitaminas D. la deficiencia de vitamina D durante mucho tiempo se ha relacionado con el trastorno afectivo estacional (SAD), así como también la depresión crónica.

Haga Actos de Generosidad

Cuando las personas se ponen como objetivo realizar cinco actos de generosidad a la semana, pasa algo mágico… se vuelven más felices. Los actos simples de generosidad – un cumplido, dejar pasar a alguien en la fila, etc. – son contagiosos y tienden a hacer que todas las personas involucradas se sientan felices.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.