Ocultar

Historia en Breve -

  • Las pruebas de laboratorio han demostrado que la miel de Manuka es un inhibidor muy potente de bacterias que se desarrollan en dispositivos médicos como catéteres, y cada año se venden aproximadamente 100 millones de catéteres en todo el mundo
  • Hasta el 90% de las infecciones del tracto urinario (ITU) son causadas por la bacteria Escherichia coli (E. coli), pero otras infecciones también dejan a los pacientes propensos a problemas de salud potencialmente mortales
  • La miel de Manuka ha demostrado ser eficaz para combatir la bacteria E. coli, incluso cuando se diluye a un 3.3%. A diferencia de otros compuestos “terapéuticos” que podrían prescribir los médicos, las bacterias aún no han desarrollado resistencia a la miel de Manuka
 

La Miel Podría Ser una Forma Natural de Combatir a las Bacterias

Octubre 17, 2016 | 8,526 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Si alguna vez ha escuchado hablar sobre la miel de Manuka (su nombre científico es Leptospermum scoparium), entonces tal vez ya sepa que se ha utilizado durante miles de años como remedio para la inflamación y las infecciones bacterianas.

Un estudio realizado recientemente en la Universidad de Southampton en el Reino Unido reportó que la miel de Nueva Zelanda podría servir para disminuir el riesgo de infecciones y ayudar a prevenir el desarrollo de colonias de bacterias patogénicas conocidas como biopelícula en catéteres y otros dispositivos médicos.

Los catéteres generalmente se utilizan para monitorear cuánta orina libera un paciente o bien, para drenarla. De acuerdo con The Journal of Pathology:

"Los dispositivos médicos permanentes albergan biopelículas que han demostrado causar infecciones y actuar como reservorios de agentes patogénicos. Los catéteres urinarios por lo general se colocan durante periodos considerables de tiempo y son susceptibles tanto a incrustación como a la formación de biopelículas.

Las estrategias para minimizar la aparición de biopelículas se basan en un área de investigación activa en la biomedicina. La miel de Manuka (entre otras cosas) tiene propiedades antibacterianas bien establecidas".1

El estudio consistió en colocar miel de Manuka con cultivos de bacterias que incluían Escherichia coli (E. coli), que causa hasta el 90% de las infecciones del tracto urinario (ITU)2 y Proteus mirabilis, la bacteria que bajo ciertas condiciones puede salirse del intestino y provocar una infección en el tracto urinario,3 todo esto con el fin de observar el efecto de la miel en el desarrollo de la biopelícula. Medical News Today reportó:

"Después de 72 horas, el equipo encontró que la mayor dilución de miel – 16.7% - había reducido la adherencia de las bacterias en un 77% y las demás diluciones habían reducido su adherencia en al menos un 70% para ese punto de tiempo.

En términos de crecimiento de la biopelícula, los investigadores encontraron que todas las concentraciones de miel de Manuka habían reducido su crecimiento después de cuatro horas, la mayor concentración redujo el crecimiento en un 38% después de cuatro horas y aumentó a 46% después de 24 horas".4

La Miel de Manuka en el Mundo Real

Parte del protocolo en el estudio involucró diluir la miel de Manuka en varias concentraciones y someterlas a prueba en diferentes tipos de bacterias. Incluso al nivel más bajo, 3.3%, la miel de Manuka fue capaz de reducir el desarrollo de la biopelícula y prevenir la agrupación de las bacterias.

Los investigadores concluyeron que en todos los casos, la miel "inhibió significativamente la adherencia de las bacterias" – al menos en las pruebas de laboratorio.

En la vida real, las biopelículas se pueden convertir en focos de infección que son más peligrosos en comparación con el problema inicial. Cada año se venden aproximadamente 100 millones de catéteres en todo el mundo, por lo que son un transmisor natural de ITUs y otras infecciones.

Sin embargo, los científicos quieren realizar más pruebas antes de recomendar el uso de miel en catéteres en entornos hospitalarios reales, pero como lo señaló un artículo publicado en Time:

"La resistencia a los antibióticos es un gran problema a nivel mundial. Las bacterias se pueden volver naturalmente resistentes a los medicamentos utilizados para tratarlos y el uso generalizado de antibióticos a lo largo de los años en la medicina y la agricultura han contribuido con el problema".5

Dicen que hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes es la definición de locura, sin embargo los médicos siguen aplicando y prescribiendo los mismos métodos y medicamentos ineficaces a sus pacientes con ITUs y otros problemas de salud, muchas veces haciendo que la enfermedad, el dolor y el sufrimiento empeoren. Y todo el tiempo, la miel estuvo justo frente de sus narices.

La Falta de Investigación No Minimiza la Eficacia de la Miel de Manuka

Sin importar lo impresionante que parecen ser las pruebas clínicas sobre la miel de Manuka, algunas entidades médicas dicen que falta de evidencia que demuestre que podría ser útil en los entornos médicos, ya que no se ha "probado" en los entornos correctos.

En vista al éxito obtenido en el ensayo, los investigadores de Southampton afirman que la miel fue tan valiosa como cualquier otra sustancia que hayan investigado.

De hecho, a diferencia de otros compuestos que investigaron (que por cierto siguen utilizando), las bacterias no han desarrollado resistencia a la miel de Manuka.

El estudio concluyó que, "de hecho ningún medicamento ni vendaje recibe todo el respaldo, lo que sugiere que el campo no ha sido investigado lo suficiente o que es difícil de tratar". Un estudio similar en el Reino Unido realizado a finales del 2011 encontró resultados muy similares. Microbiology Society reportó:

"La miel de Manuka tiene un amplio espectro de actividad antimicrobiana y su uso en el entorno clínico está comenzando a ganar aceptación con la continua aparición de resistencia a los antibióticos y la insuficiencia de terapias sistémicas establecidas, los novedosos inhibidores podrían afectar la práctica clínica".6

Mezclar miel de Manuka y bacterias Streptococcus pyogenes produce "muerte celular significativa y disociación de las células de la biopelícula". Este ensayo ofreció más evidencia sobre el potencial de esta miel para su aplicación tópica en heridas.7 De acuerdo con Oxford Journals:

"Desde finales de la década de 1980, se ha reportado un resurgimiento de infecciones invasivas severas debido a la bacteria Streptococcus pyogenes (también conocida como streptococci grupo A) en todo el mundo.

Las dos manifestaciones invasivas más severas son el síndrome de shock tóxico estreptocócico (STSS por sus siglas en inglés) y la fascitis necrotizante, ambos problemas están relacionados con una alta morbilidad y mortalidad".8

El potencial de la miel para combatir y tratar las enfermedades de forma natural podría ser una solución simple a la del campo de la medicina – así como cualquier persona que necesita aplicar tratamientos naturales en casa – debería ponerle atención.

Miel: Antiséptico, Antibiótico y Antiinflamatorio Natural

El néctar de las flores que utiliza para los alimentos, también conocido como miel, se concentra a través de la deshidratación en el interior de las colmenas y "tiene una composición química muy compleja que varía dependiendo de su origen botánico" dice un estudio.

"Se ha reportado que la miel tiene un efecto inhibidor en aproximadamente 60 especies de bacterias, algunas especies de hongos y virus.

La capacidad antioxidante de la miel es importante en muchos estados de la enfermedad y debido a su amplia gama de compuestos que incluyen los fenólicos, péptidos, ácidos orgánicos, enzimas y productos de reacción de Maillard.

La miel también se ha utilizado en algunos estados gastrointestinales, cardiovasculares, inflamatorios y neoplásticos".9

Dependiendo del origen y siempre que cumplan con los estándares reguladores en el Reino Unido, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en los Estados Unidos y otros países, actualmente hay muchos productos disponibles a base de miel de "grado medicinal".

Sin embargo, sólo se utilizó miel de Manuka en el ensayo de Southampton. Esta miel que es más oscura de lo habitual se recolecta específicamente de abejas que se han alimentado del árbol de Manuka, que se encuentra en Nueva Zelanda.

El Dr. Bashir Lwaleed, un miembro del equipo de Southampton señaló que este fue el primer equipo en proponer el uso de la miel de Manuka para reducir el riesgo de infección y ayudar a prevenir el desarrollo de biopelículas en los catéteres.

Sin embargo, algunos científicos y expertos en el cuidado de heridas están en espera de más evidencia. BBC Health reportó la respuesta de la experta en cuidado de heridas Dame Nicky Cullum, Ph,D., quien estudió la evidencia y respondió, "A las personas les gustan las cosas naturales, pero no siempre son las más eficaces". Como ella le dijo a BBC Health:

"Este trabajo de Southampton está en una etapa muy temprana, por lo que no deberíamos entusiasmarnos demasiado. Pero es una vía interesante y vale la pena seguirla… Obviamente, necesitamos más estudios que analicen que no irrite la vejiga o cause cualquier otro problema".10

La Miel Ayuda

Probablemente ya sabía que la miel es muy eficaz para tratar el dolor de garganta y la tos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS)11 forma una película protectora sobre el área, aliviando la inflamación e irritación, lo que la hace un buen emoliente. Incluso se ha demostrado que es útil para el herpes genital12 y el cáncer.

Las quemaduras, cortaduras y picaduras de todo tipo se han tratado exitosamente con miel cruda durante los últimos miles de años. Antes de que llegara la penicilina, era el mejor remedio para la cicatrización de heridas y la medicina moderna le ha descubierto más usos.

U.S News contó la historia de una mujer con "cráteres" por mordeduras de araña en su dedo, los médicos convencionales le sugirieron que se hiciera injertos de piel y la posibilidad de perder su pie.

En lugar de eso, ella optó por seguir el consejo de un médico que quería tratar la herida con vendajes con infusión de miel. En unas cinco semanas, la herida había desaparecido. El reporte decía:

"El uso de miel para tratar heridas no es una idea nueva. Los antropólogos han encontrado evidencia que demuestra que los antiguos egipcios utilizaron este tratamiento desde hace 5 000 años.

Aristóteles escribió sobre el uso de cosas dulces como bálsamo para heridas desde el año 350 aC. La práctica ha persistido hasta la actualidad en ciertas áreas tribales en África. Sin embargo la mayoría de los 2 millones de personas que viven en los Estados Unidos y padecen de úlceras crónicas en los pies no conocen los poderes curativos de la miel".13

Actualmente, la miel de Manuka antibacteriana es el único tipo de miel aprobada para ser utilizada como un dispositivo médico.14

Miel Cruda: Una Súper-Sustancia Antifúngica, Antibacteriana y Antimicrobiana

Aunque se ha reportado que la miel normal, cruda y sin filtrar no es tan poderosa, también tiene sus beneficios. De hecho, la miel cruda es antimicrobiana. Promueve un entorno adecuado para el crecimiento de bacterias saludables en su tracto digestivo, mientras que combate las bacterias dañinas como las que están involucradas en la sinusitis crónica.

La miel pura también utilizada tópicamente promueve la cicatrización de heridas para problemas como úlceras y quemaduras solares, ayuda a combatir virus como el herpes e incluso refuerza su saluda cardíaca al reducir los niveles de homocisteína y ayudar a controlar las alergias.

Un estudio mencionó su eficacia en contra de Pseudomonas aeruginosa, que entre la década de 1960 y principios de 1980 se creía era un patógeno difícil de matar, que causaba infecciones "entre pacientes con quemaduras, fibrosis quística, leucemia aguda, trasplantes de órganos y adicción a drogas intravenosas".15

La miel contiene unos ingredientes sorprendentes. Los científicos están comenzando a conocer sólo algunos de estos ingredientes. Un estudio16 explica que los poderes curativos de la miel provienen de su actividad antibacteriana y a su capacidad de mantener la herida húmeda mientras cura y repara el tejido.

Además, la acción antimicrobiana (en la mayoría de las mieles) se debe a la fabricación enzimática de peróxido de hidrógeno. La miel de Manuka se puede llamar miel sin peróxido porque la acción antibacteriana incluso se mantiene en caso de bloquear la acción del peróxido de hidrógeno.

Parte de estas acciones se deben a los niveles altos de azúcar y bajos de pH que impiden el crecimiento de los microbios. El estudio añade que la miel de Manuka "ha reportado tener un efecto inhibidor en alrededor de 60 especies de bacterias, incluyendo las aerobias y anaerobias, gram-positivas y gram-negativas".17

No Toda la Miel Es (Fabricada) Igual

El mismo estudio señala:

"Las mieles de grado medicinal tienen una potente actividad bactericida in vitro en contra de bacterias resistentes a los antibióticos que causan infecciones potencialmente mortales en humanos. Pero, existe una gran variación en la actividad antimicrobiana de algunas mieles naturales, lo que se debe a la variación espacial y temporal en las fuentes del néctar."18

Tenga cuidado al comprar miel porque no todas las mieles que hay en el estante son del tipo puro, crudo y sin filtrar que tiene estas propiedades. De hecho, la miel altamente procesada está alterada hasta tal punto que tal vez ya no contiene compuestos curativos. Muchos de estos tipos de miel provienen de China y ni si quiera tienen partículas de polen.

Nota final: En una revisión titulada "Una comparación entre la miel de grado medicinal y la miel comercial en relación a la eficacia antimicrobiana" de WoundResearch.com concluyó que "tanto los pacientes como los profesionales de la salud deberían entender las limitaciones de automedicarse con mieles de supermercado y los beneficios de los productos para el cuidado de las heridas patentados".19

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.