Ocultar
Omega 3 Lupus

Historia en Breve -

  • El lupus eritematoso sistémico (LES) ataca al sistema inmune y destruye las células saludables, lo que causa problemas cardiacos o renales, dolor en las articulaciones, sarpullidos y fatiga debilitante
  • Un nuevo estudio encontró que el 96 % de las lesiones de pulmón ocasionadas por la exposición a la sílice cristalina mejoraron con la grasa omega-3 DHA
  • El sílice está presente en algunas actividades, como en el trabajo de albañilería, con pintura, tintes, cerámica, barniz de uñas, sustancias para revelar rollos fotográficos y, a veces, en las quemaduras graves por el sol
  • El DHA y EPA del pescado, aceite de pescado y suplementos pueden evitar el lupus y otras enfermedades, aunque los omega-3 son fundamentales para la salud general
 

El Omega-3 Puede Ser Útil en el Tratamiento del Lupus

Octubre 31, 2016 | 8,207 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Científicos de la Universidad Estatal de Michigan (MSU, por sus siglas en inglés) reportaron recientemente noticias favorables para las personas que padecen lupus, una enfermedad autoinmune que afecta a cerca de 1.5 millones de personas en Estados Unidos.

El lupus ataca al sistema inmune y destruye las células (también conocidas como macrófagos), tejidos y otros órganos saludables. El blanco más común es la piel, aunque también puede dañarse el cerebro, riñones, pulmones y otros órganos y tejidos.

El lupus erimatoso sistémico (LES) es el tipo que se observa en el 70 % de los casos. A menudo, los pacientes experimentan fiebre, falta de aliento y dolor en el pecho, problemas cardiacos o renales, hinchazón y dolor en las articulaciones, salpullidos poco estéticos, dolores de cabeza incapacitantes y fatiga debilitante sin explicación alguna.1

Uno de los mayores problemas del lupus es que la comunidad médica no está segura de su causa. No hay cura, per se, así que, en la mayoría de los casos, los doctores simplemente la tratan. Los esteroides y otros medicamentos son un remedio popular, a pesar de sus múltiples efectos secundarios. Durante los últimos años, las investigaciones clínicas han observado una estrategia basada en la alimentación.

El estudio de MSU, reportado en la revista PLOS One,2 mostró que el ácido docosahexaenoico, o DHA, un tipo de omega-3, una grasa esencial, evita que se formen lesiones en los pulmones de los ratones predispuestos al lupus, al evitar que un mineral tóxico llamado sílice desencadene la enfermedad.

Causas del Lupus: Ocupacional, Ambiental y Otras

La exposición al sílice cristalino (cSiO2) es solo una de las causas ambientales del lupus. Se encuentra en sustancias como el ladrillo de mortero y concreto, y se colocó en una clase de cancerígenos cuando los científicos descubrieron que la exposición a sus partículas minúsculas y aéreas aumentaba el riesgo de cáncer de pulmón en las personas.

¿Por qué las personas se vuelven vulnerables al lupus? Un estudio canadiense3 examinó la gran variedad de formas en las que las personas pueden exponerse a la sílice cristalina, a menudo un peligro ocupacional, de las cuales algunas tienen niveles más altos de exposición que otras:

Trabajo en un consultorio o laboratorio dental

Cosméticos y otros productos de belleza

Artistas que trabajan con pinturas o tintes

Artistas que fabrican productos de alfarería o cerámica

Fotógrafos que revelan rollos

Esmalte de uñas o sustancias para uñas

Solventes utilizados para limpiar partes metálicas

Otro estudio, publicado por el Instituto Nacional del Cáncer (NIH, por sus siglas en inglés), mostró que esta sustancia, principalmente polvo de cuarzo, se genera al utilizar herramientas manuales de albañilería para cortar concreto o ladrillo. También puede ser peligroso respirar el sílice que se encuentra en los limpiadores, arena de mascotas, sellador, pintura y talco en polvo.

"La relación más cercana entre el cáncer de pulmón y la exposición al sílice cristalino inhalable se ha observado en los estudios con trabajadores de excavación y granito, y los trabajadores involucrados en la creación de objetos de cerámica, ladrillo refractario y ciertos tipos de industrias del suelo". 4

Cuando se inhalan las partículas, pueden entrar de manera profunda en los pulmones, lo que aumenta potencialmente el riesgo de cáncer de pulmón. Mine Safety Occupational Safety & Health Administration (OSHA) estableció regulaciones y estándares relacionados específicamente con la exposición al sílice.5

El coautor del estudio de PLOS One, Jack Harkema, del Instituto de Toxicología Integrativa en MSU, afirmó:

"Las células en el pulmón pueden devorar el sílice, aunque, es tan tóxico, que mata a estas células. Cuando mueren, se envían señales al sistema inmune de que algo anda mal. Entonces, el cuerpo produce una respuesta tan fuerte que también comienza a atacar a las células saludables".6

Es por esto que es tan notable el estudio que muestra el cambio drástico que puede ocasionar el omega-3 en el lupus y otras enfermedades.

La Importancia de las Grasas Omega-3, DHA y EPA

Las mejores fuentes de grasas omega-3 de origen animal provienen del DHA y el ácido eicosapentaenoico (EPA) que se encuentran en el aceite de kril y ciertos pescados grasos de agua fría, producidos por el alga que estos peces consumen y almacenan en el cuerpo.

Esto no se refiere al ALA de origen vegetal (ácido alfa-linoleico), que se encuentra en la linaza, chía y cáñamo. Esos alimentos son buenos para usted, aunque lo mejor es obtener los omega-3 de fuentes animales.

El cuerpo puede convertir el ALA en EPA y DHA, aunque solo cuando hay suficientes enzimas (que pocas veces es el caso) e incluso entonces, solo convierte una cantidad mínima, así que sería necesario consumir mucho más.

Tristemente, la alimentación de los Estados Unidos es deficiente en grasas saludables, como EPA y DHA. Las cantidades óptimas son importantes para la función saludable de los neurotransmisores en el cerebro, los niveles de insulina y el corazón y los huesos. Consumir la cantidad correcta incluso podría disminuir su riesgo de cáncer.

Si consume muchas grasas omega-6, necesita más omega-3. Desafortunadamente, la mayoría de las personas en los Estados Unidos consumen 10 veces más omega-6 que omega-3, y frecuentemente está muy procesado.

El Papel del DHA en la Prevención del Lupus y otras Enfermedades

Cuando el equipo de MSU investigó las posibilidades de que el DHA fuera capaz de proteger contra el lupus y otros peligros del sílice cristalino , los miembros ya estaban al tanto de los aspectos antiinflamatorios de las grasas omega-3. De hecho, el DHA es uno de los tipos principales de omega-3.

Se suministró uno de cuatro tipos de dietas a ratones hembras predispuestas al lupus, cada uno de los cuales contenía porcentajes diferentes de DHA: 4 %, 1.2 %, 2.4 % (equivalente al consumo humano diario de 2, 6 o 12 gramos de DHA) o una dieta control.

Después de dos semanas, los cuatro grupos de ratones fueron expuestos a 1 miligramo de sílice cristalino por semana durante cuatro semanas. La menor cantidad de DHA en la alimentación de los ratones no mostró tener ningún efecto sobre las lesiones, aunque, de acuerdo con Harkema en un comunicado de prensa de MSU:7

"El noventa y seis por ciento de las lesiones de pulmón se detuvieron gracias al DHA después de que la sílice las había detonado. Nunca antes había visto una respuesta protectora tan drástica en los pulmones… Nuestro siguiente paso es descubrir exactamente qué es lo que sucede".

El autor principal, James Pestka, comentó que el estudio dejó claro que ingerir DHA podría evitar los detonantes ambientales del lupus al suprimir las vías señalizadoras de la enfermedad.

Añadió que, mientras que actualmente hay medicamentos que se promueven para este propósito, los peces con DHA que se obtienen de forma confiable y sin contaminación pueden ser bajos en éstas, lo que, a veces, presenta un obstáculo para las personas que buscan obtener los omega-3 de fuentes alimenticias. Entre estos peces encontramos:

Es fundamental notar que, en cuanto al salmón, solo el salmón rojo silvestre de Alaska es bueno para usted, debido a que una de las razones principales son las aguas de pesca bastante contaminadas y porque los omega-3 son bastante bajos en el salmón de piscifactoría.

Estudios Sobre la Suplementación con DHA

Las personas que llevan una alimentación occidental consumen muchos más ácidos grasos poliinsaturados omega-6 de los aceites vegetales que grasas omega-3 de fuentes saludables de mariscos o aceite de kril.

Sin embargo, la suplementación con omega-3 es una forma confiable de obtener cantidades saludables de este nutriente. Esto es especialmente cierto cuando no puede consumir los peces de la lista anterior o no están disponibles en su localidad.

Una variedad de estudios indica que la suplementación con DHA podría no solo suprimir la inflamación en los órganos afectados, sino que incluso podría revertirla. De acuerdo con Pestka:

"Mientras que debería enfatizarse que nuestro estudio se realizó con ratones, un modelo 'preclínico', creemos que nuestra investigación brinda nueva luz acerca de la forma en la que los omega-3 podrían bloquear el detonante ambiental de otras enfermedades autoinmunes o inflamatorias.

Por ejemplo, la exposición ocupacional al sílice se ha relacionado con la artritis reumatoide (AR). El consumo de omega-3 ha demostrado ser beneficioso para las personas con AR".9

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) recomienda tomar 250 miligramos de EPA, más DHA, sin consumir más de 5 gramos al día.10

Mientras que una de las mejores formas de obtener omega-3 es consumir pescado graso silvestre no contaminado al menos dos veces a la semana, si no lo hace, podría beneficiarse de tomar un suplemento. Authority Nutrition recomienda asegurarse de que su suplemento contenga las cantidades adecuadas de EPA y DHA.

"No hay un estándar establecido acerca de la cantidad de omega-3 que debería consumir al día. Varias de las organizaciones principales de la salud han publicado sus propias opiniones expertas, aunque varían considerablemente.

Sobre todo, la mayoría de estas organizaciones recomiendan un mínimo de 250-500 mg de EPA y DHA combinados al día para los adultos saludables. Sin embargo, a menudo se recomiendan mayores cantidades para ciertos problemas de salud".11

Las cantidades son diferentes si está embarazada o lactando, ya que, en ese caso es muy probable que necesite más omega-3.

Mientras que la Asociación Americana de Dietética y Dietistas de Canadá indican que hay que tomar al menos 500 mg de omega-3, como EPA y DHA, al día, la Comisión Europea recomienda un mínimo de 200 mg de DHA puro al día. Además, antes de que elija un suplemento, asegúrese de saber la cantidad que contiene.

Una Última Nota sobre los Suplementos de Aceite de Pescado

En la Universidad de Ulster, la Dra. Emeir Duffy de la Escuela de Ciencias Biomédicas examinó recientemente los efectos de los suplementos del aceite de pescado en 52 pacientes con lupus. Se dividió a los pacientes en cuatro grupos y a cada uno se le suministraron tres dosis de suplementos de aceite de pescado, un suplemento de cobre, cobre y aceite de pescado o un placebo, respectivamente.

Aquellos que tomaron el aceite de pescado "observaron mejoras en la calidad de vida, la inflamación y la fatiga, la cual es uno de los síntomas más debilitadores del lupus". El cobre no tuvo ningún beneficio en absoluto. Epic 4 Health citó a Duffy:

"A algunos les pareció fantástico y pasaron de una vida diaria gravemente afectada a ir al gimnasio y ver una gran diferencia en lo que podían hacer. Otros vieron una mejoría leve, al ser capaces de salir y hacer las compras, lo cual es un gran avance para las personas que no podían siquiera dejar la casa".12

Tome en cuenta que hay muchas ventajas con el aceite de kril a diferencia del del aceite de pescado, sobre lo cual puede leer los detalles aquí. Por ejemplo, cuando consume aceite de pescado, su hígado tiene que unirlo a la fosfatidilcolina para que el cuerpo pueda utilizarlo. El aceite de Kril ya contiene fosfatidilcolina, lo que le otorga mayor biodisponibilidad.

Incluso si no tiene un trabajo en el que podría manipular o inhalar partículas de sílice, consumir grasas omega-3 es esencial para la salud.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.