Ocultar
fumar

Historia en Breve -

  • Fumar productos de tabaco ocasiona daño en el ADN que podría durar hasta 30 años y causar cáncer, enfermedades cardio y diabetes.
  • Los niños expuestos al humo de forma prenatal o postnatal tienen un mayor riesgo de desarrollar obesidad y problemas de salud crónicos relacionados en la madurez.
  • Los cigarros electrónicos no son una opción más saludable, como quizá haya creído y la industria pelea con la FDA para que esto siga siendo un secreto.
 

Fumar Daña Su ADN por Décadas

Noviembre 2, 2016 | 5,725 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Casi 40 millones de adultos en los Estados Unidos fuman cigarros.1 Esta es la causa principal de muertes prevenibles y representa 1 de cada 5 muertes en el país.2 Aunque el tabaquismo ha disminuido 4 % en los últimos nueve años, las ventas de cigarros electrónicos han aumentado 143 veces, de $20 millones a $2.875 mil millones de ventas al año.3

De acuerdo con Memorial Sloan Kettering Cancer Center, 130 000 casos de cáncer de pulmón que se diagnostican cada año se atribuyen al tabaquismo.4 Nuevas investigaciones demuestran actualmente que el daño al ADN por fumar permanece en su cuerpo durante décadas.

Mientras que una gran parte del daño por fumar se sana durante los primeros cinco años de dejar el tabaco, una parte del daño del ADN parece no volver a la normalidad.5

El aumento de las ventas de cigarros electrónicos podría deberse a las personas que intentan dejar de fumar o a las que creen que estos aparatos electrónicos son una alternativa más saludable.

Desafortunadamente, vapear, o fumar cigarros electrónicos que producen vapor en vez de humo, tiene su propia lista de efectos negativos para la salud.

Así que, mientras que pudiera creer que los cigarros electrónicos son más saludables, simplemente está cambiando un riesgo grave por otro.

Fumar Afecta la Metilación del ADN

Mientras que alguna vez los científicos creyeron que los genes con los que nacemos son los mismos genes que tenemos toda la vida, actualmente han identificado cambios en el ADN, llamados metilación, que afecta la forma en la que los genes se expresan y puede modificar la manera en la que esos genes afectan su salud.

La genética afecta el desarrollo de algunas enfermedades. En algunos casos, la metilación del ADN les dirá a sus genes que se “apaguen”, lo que cambia efectivamente la forma en la que el cuerpo responde al ambiente.

La metilación del ADN es una herramienta de señalización utilizada para la expresión genética que es vital para una variedad de procesos celulares que controlan las enfermedades humanas.6

Aunque los científicos siguen trabajando para comprender las complejidades del vínculo entre la metilación del ADN y la expresión genética, han identificado esta conexión en el desarrollo del cáncer (aunque, como se explica en artículos anteriores, los cambios genéticos que contribuyen al cáncer son, generalmente, efectos cascada de la disfunción metabólica, no la causa original).7

Fumar Cambia el ADN y Aumenta el Riesgo a Padecer Enfermedades

Los investigadores han sabido durante algún tiempo que fumar altera la metilación del ADN, pero este estudio reciente demuestra cuánto duran estos cambios y los posibles alcances de su extensión.8

La investigadora principal, la Dra. Stephanie London, jefe del Departamento de Epidemiología en el Instituto Nacional de Ciencias Ambientales de la Salud, en Research Triangle Park, dijo para Reuters:9

“Realmente no sabemos si significa un ‘daño’ al ADN. Requiere más estudio, con más información de la que tenemos aquí. Lo que decimos es que es un cambio en el ADN que puede tener un efecto cascada sobre los genes que se expresan y a qué nivel lo hacen”.

Sin embargo, cualquier cambio en el ADN ocasionado por sustancias tóxicas puede considerarse un daño. La cantidad de daño y las consecuencias de éste son los puntos en los que se concentrarán los investigadores en los estudios futuros. Este estudio combinó la información de una serie de participantes de 16 otros estudios, con muestras de sangre de más de 15 000 personas.

El equipo comparó las muestras de los fumadores actuales a las de los antiguos fumadores y a las de aquellas personas que indicaron no haber fumado nunca.10 Las personas que fumaban actualmente tenían más de 2500 cambios genéticos en el ADN.

Cuando un fumador lo deja, una gran parte de los cambios del ADN regresan a su estado original, aunque algunos permanecen alterados incluso durante décadas. Los investigadores encontraron 185 sitios que eran significativamente diferentes entre las personas que solían fumar y las que nunca lo habían hecho.

La Metilación del ADN Afecta el Desarrollo de los Cánceres y las Enfermedades Crónicas

Fumar cambia la metilación del ADN, lo que afecta la expresión de los genes. Los investigadores han relacionado estos cambios en la expresión genética de la metilación al desarrollo de cánceres y la expresión de enfermedades cardiovasculares.11,12,13,14

London, citada en Medical News Today, expresó su preocupación sobre los efectos a largo plazo que pudieran experimentar los fumadores:15

“Estos resultados son importantes debido a la metilación, como uno de los mecanismos de la regulación de la expresión genética, afecta cuáles genes se encienden, lo cual tiene implicaciones en el desarrollo de las enfermedades relacionadas al tabaquismo.

De igual importancia es nuestro descubrimiento que indica que, incluso después de que alguien ha dejado de fumar, seguimos observando efectos del cigarro en su ADN”.

La metilación del ADN también está relacionada con la exposición prenatal al cigarro y el desarrollo de las enfermedades crónicas cuando el niño se convierte en adulto.16,17

Aunque se han documentado bien los efectos adversos del cigarro durante el embarazo, la atención de los medios se enfoca en los nacimientos prematuros, el peso bajo al nacer, el daño cerebral del bebé, los defectos de nacimiento y el daño pulmonar.18

Apenas se relacionan otros problemas de salud a largo plazo con la exposición prenatal o temprana al humo del cigarro. Los niños expuestos al humo tienen mayor riesgo de tener problemas conductuales o del desarrollo, como trastorno de déficit de atención (TDA) y otros trastornos conductuales.19

Otros estudios demuestran relaciones entre la exposición prenatal al humo y el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes en la madurez.20 Otros estudios relacionan específicamente la exposición a la nicotina con problemas de salud a largo plazo en los niños.21

Absorbemos la Nicotina del Aire a Través de la Piel

Fumar pasivamente desencadena tantos problemas de salud como si fumara usted mismo. La exposición al humo llevó a que los investigadores se preguntaran si la única forma en la que el cuerpo absorbía la nicotina era a través de la inhalación. ¿Se podrían absorber las sustancias químicas por la piel?

Los parches de nicotina se utilizan para ayudar a los fumadores a controlar su necesidad de fumar y, en teoría, los ayudan a dejar el cigarro. En este caso, la sustancia se coloca directamente contra la piel del fumador y se mantiene en su lugar con un parche. ¿También es posible absorber la nicotina del aire?

Los descubrimientos de un estudio nuevo demuestran que el cuerpo puede absorber la nicotina del humo secundario o al usar ropa que se ha estado expuesta al cigarro.22

Estos resultados son especialmente importantes para los niños y adolescentes que están expuestos al humo o al vapor de los cigarros electrónicos. Science News for Students citó al Dr. Charles Weschler, coautor del estudio y químico en la Universidad Rutgers:23,24

“Si está en una habitación donde se fuma o vapea, absorbe el humo a través de la piel, así como por los pulmones”.

Los investigadores encontraron que la dosis que absorbieron los participantes no fue trivial y equivalía a la misma cantidad que se obtenía al fumar entre 0.5 y seis cigarros. El investigador principal, el Dr. Gabriel Beko, ingeniero civil de la Universidad Técnica de Dinamarca, dijo que esto era igual a lo que se podía esperar al respirar en una habitación con humo.25

Esto significa que la cantidad de humo que pudiera absorber en una habitación con humo es mayor a las sustancias químicas que inhala. Los investigadores también encontraron que usar ropa que estuvo expuesta al humo también aumenta su absorción de nicotina.

Los Cigarros Electrónicos No Son la Solución

Los cigarros electrónicos sueltan una dosis de nicotina. Los estudios demuestran los peligros para la salud del uso de la nicotina, el ingrediente activo en los cigarros electrónicos. Los riesgos podrían ser ligeramente diferentes, pero no son menos peligrosos que al fumar tabaco.

Las investigaciones han determinado que las personas que dejan de fumar por al menos tres a seis meses, tienen una mayor probabilidad de dejarlo de forma permanente.26 Mientras que pudiera pensar que es razonable usar los cigarros electrónicos como ayuda para dejar de fumar, la realidad es que sigue siendo adicto a la nicotina y se involucra en la misma actividad adictiva.

Los cigarros electrónicos sueltan una dosis de nicotina, la droga en los cigarros a la que el cuerpo es adicto, a través de un mecanismo electrónico que no contienen ninguna de las otras sustancias químicas dañinas que hay en los cigarros.

Pero, mientras que no se ha tomado una decisión acerca de si vapear es malo para la salud, la información de varios estudios publicados a principios de 2015 demuestra lo contrario.

La nicotina es uno de los insecticidas botánicos más antiguos27 y un veneno poderoso.28 Los investigadores han relacionado la nicotina con una variedad de problemas de salud diferentes.29

Al hacer una búsqueda en la base de datos de Medline y PubMed con palabras clave específicas, los investigadores recopilaron información de más de 3400 artículos y estudios diferentes. En los análisis, encontraron que la nicotina afecta de forma negativa los sistemas cardiovasculares, respiratorios, renales y reproductivos.

Promueve la creación de tumores al afectar la proliferación de las células y aumenta la resistencia a las sustancias quimioterapéuticas.30

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), las personas en los Estados Unidos son adictas a la nicotina más que a ninguna otra droga, y podría ser tan adictiva como la heroína, la cocaína o el alcohol.31 La Clínica Cleveland advierte que los estudios preliminares muestran que la nicotina daña directamente las células cardiacas y vasculares.32

Este daño desencadena la respuesta inflamatoria y podría ocasionar ateroesclerosis.33 Mientras tanto, no está claro si añadir nicotina al cuerpo, la droga a la que se es adicto, ayudará a dejar de fumar o si los cigarros electrónicos ayudan o entorpecen su objetivo.34

Los Sabores y el Calor Aumentan el Riesgo

En 2014, la Asociación Americana de los Centros de Control de los Venenos (AAPCC, por sus siglas en inglés) recibió 3700 llamadas de envenenamiento con nicotina en niños, por los cigarros electrónicos.35 Pero la nicotina no es el único problema cuando vapea. Hay más de 7000 sustancias químicas saborizantes para los cigarros electrónicos, diseñadas para aumentar el sabor e involucrar a más consumidores.

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard eligieron 51 de esos sabores para su evaluación. Encontraron que casi todos los saborizantes contenían sustancias químicas conocidas por sus efectos negativos en la salud. En un comunicado de prensa de Harvard, el autor principal, Joseph Allen, profesor asistente de ciencias para la evaluación de la exposición, afirmó:36

“El reconocimiento de los peligros relacionados con la inhalación de las sustancias químicas saborizantes comenzó con ‘el pulmón de palomitas de maíz’ hace más de una década.

Sin embargo, el diacetil y otras sustancias químicas saborizantes relacionadas se utilizan en muchos otros sabores, además de las palomitas con sabor a mantequilla, como el sabor a frutas, el sabor a alcohol, y, según observamos en nuestro estudio, en los cigarros electrónicos con sabor a dulce”.

El coautor, David Christiani, también afirmó:37

“Ya que la mayoría de los problemas de la salud relacionados con los cigarros electrónicos están concentrados en la nicotina, hay mucho que no sabemos sobre éstos.

Además de contener varios niveles de la sustancia adictiva que es la nicotina, también contienen otras sustancias químicas cancerígenas, como formaldehído y, como muestra nuestro estudio, los saborizantes químicos pueden causar daños en los pulmones”.

En un voltaje alto, 3 miligramos de líquido para cigarro electrónico pueden generar 14 miligramos de formaldehído.38 Esto es ligeramente menos de lo que inhalaría con cinco paquetes de cigarros regulares.

En una entrevista de NCB News, el coautor, el Dr. James Pankow, y profesor de química e ingeniería en la Universidad Estatal de Portland, dijo:39

“Es muy temprano, desde una perspectiva epidemiológica, para decir lo malos que son. Pero, la conclusión es que, hay toxinas y algunas se encuentran en mayor cantidad que en los cigarros regulares. Y si vapea, probablemente no debería usar la opción de alto voltaje”.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos Combate a la Industria del Tabaco

De acuerdo con los CDC, el 15 % de las personas en los Estados Unidos de más de 18 años fuma cigarros.40 De acuerdo con Tobacco Free Kids, 12.6 % han probado los cigarros electrónicos y 3.7 % los usan de forma constante.41

Aunque es un porcentaje más pequeño del mercado, la industria del tabaco reconoce el potencial económico detrás de las ventas de cigarros electrónicos y ha invertido mucho tiempo y dinero para influir en la legislación.

Se han marcado líneas de combate entre la industria del tabaco y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), la cual desea examinar de forma retroactiva los cigarros electrónicos, los puros y el tabaco para pipa y cachimba para evaluar los riesgos a la salud pública.42

Un esfuerzo bipartito de activistas de grupos de presión y aliados congresuales influyentes afirma que la Deeming Rule podría herir la salud pública al ocasionar básicamente que las pequeñas compañías de cigarros electrónicos salgan del mercado.

La Deeming Rule, anunciada en mayo de 2016, es un paso que implementó la FDA para permitir que la agencia “proteja a las generaciones futuras de los peligros del tabaco a través de una variedad de medidas, como la restricción de la venta de estos productos de tabaco a los menores en todo el país”.43

Ignorando los múltiples estudios que prueban lo contrario, Chritian Berkey, director ejecutivo de Johnson Creek Enterprises, una compañía que vende el ingrediente líquido para varios productos de vapeo, afirmó en The New York Times: “La FDA ha ignorado abiertamente las evidencias de que nuestros productos mejoran la vida de las personas”.44

The New York Times citó la defensa de la posición de la FDA contra la industria del tabaco de Mitch Zeller, director del Centro de Productos de Tabaco de la FDA:45

" . . . [E]l mercado ha sido como el lejano oeste. Las compañías eran libres de presentar cualquier producto que quisieran, de afirmar lo que desearan, y así fue como terminamos con 900 % más chicos de preparatoria que usan cigarros electrónicos, así como con todos esos reportes de baterías explosivas de los cigarros electrónicos y productos que han causado quemaduras, incendios y desfiguración”.

Cambiar Su Salud por Ganancias

La compañía de tabaco más grande en los Estados Unidos, Altria (antes conocida como Philip Morris Co.), ha financiado el esfuerzo de los grupos de presión para anular la norma de la FDA. Con una unidad creciente de cigarros electrónicos, Altria distribuyó su borrador de la legislación, la cual eliminaría la Deeming Rule para los cigarros electrónicos que ya estén en el mercado.

The New York Times reportó que dos semanas después del envío de este borrador a su oficina, el Representante Tom Cole de Oklahoma presentó la ley con 245 palabras tomadas textualmente del documento de la industria del tabaco. Cole recibió una de las mayores contribuciones de campaña de la industria del tabaco.

En una entrevista con The New York Times, Nita Lowey de Nueva York, con un cargo en Democrat on the House Appropriations Committee, expresó su vergüenza al observar que más de 70 legisladores estuvieran dispuestos a copatrocinar la ley diseñada originalmente por la industria del tabaco. Afirmó:46

“Que el congreso considere retroceder en la forma en la que regulamos los peligros a la salud pública es simplemente sobrecogedor. No fue hace mucho que las compañías de tabaco afirmaban al público que los cigarros no eran adictivos y negaban las evidencias claras de que causaban cáncer”.

En una carta al editor de The New York Times, el antiguo juez federal Haddon Lee Sarokin volvió a publicar una opinión que había escrito hacía 24 años, ya que cree que sigue siendo válida hoy, en relación a la industria del cigarro electrónico, como era anteriormente. En ese tiempo, esta opinión fue muy criticada por el Senado, lo que ocasionó que lo eliminaran de los casos del tabaco.

“Como sucede con demasiada frecuencia en la elección entre la salud física de los consumidores y el bienestar financiero de los negocios, se elige el secreto por encima de la divulgación, las ventas sobre la seguridad, y el dinero sobre la moralidad

“¡Quiénes son estas personas que, a sabiendas y en secreto, deciden poner el público en riesgo, con el único objetivo de generar ganancias, y quienes creen que la enfermedad y la muerte de los consumidores son un precio adecuado para su propia prosperidad!”.47

Si Desea Dejar de Fumar, Haga Primero Esto

Creo que el “secreto” para dejar de fumar es primero ponerse saludable, lo que hará que sea mucho más fácil hacerlo.

Hacer ejercicio es parte intrínseca de este plan, ya que las investigaciones muestran que las personas que realizan entrenamientos de fuerza regulares duplican su índice de éxito al dejar de fumar, en comparación con aquellas que no hacen ejercicio.48

Comer de forma saludable es otro aspecto fundamental que no se puede ignorar. En pocas palabras, si desea dejarlo, estos son tres consejos básicos para comenzar a hacerlo:

  1. Lea gratis mi plan nutricional completo para comenzar a comer de forma adecuada.
  2. Desarrolle un régimen de ejercicio integral. Es su aliado para combatir las enfermedades y dejar de fumar.
  3. El entrenamiento de fuerza es una parte importante, aunque recuerde también incorporar ejercicios en intervalos de alta intensidad, como el Peak Fitness, ejercicios para fortalecer el torso, estiramientos y movimientos regulares que no son ejercicio (como comer y disminuir el tiempo que pasa sentado).

  4. Encuentre una forma saludable para expresar sus emociones. Muchas personas usan el ejercicio, la meditación o las técnicas de relajación para esto, y todas son opciones excelentes. También recomiendo incorporar las Técnicas de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés).

Esto puede ayudar a eliminar del sistema de bloqueo emocional (algunos de los cuales podría ni siquiera saber que están ahí), y así restaurar el equilibrio de su mente y cuerpo, y ayudar a romper con la adicción y evitar los antojos.

Una vez que hace estas tres cosas de forma regular, puede comenzar a pensar en dejar de fumar. Al llegar a este punto, muchas personas están listas para intentar dejar el tabaco “de un día para otro”.

Tenga en cuenta su necesidad de fumar y planee con antelación alternativas y distracciones más saludables. Finalmente, si es padre o madre, hable con sus hijos sobre los riesgos de fumar, del tabaco sin humo y los cigarros electrónicos. La forma más fácil de dejar de fumar es evitar comenzar a hacerlo.

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.