Ocultar
Alimentos Orgánicos

Historia en Breve -

  • Muchos partidarios políticos de los alimentos transgénicos (GM, por sus siglas en inglés) se dan un festín con los productos orgánicos, mientras que promueven los alimentos transgénicos sin etiquetar para todos los demás, incluyendo a Mitt Romney, el Presidente Obama, y los ex Presidentes George W. Bush y Bill Clinton
  • De acuerdo con la ex jefe de cocina de la Casa Blanca, Laura Bush estaba "convencida de que en TODOS LOS CASOS, si un producto orgánico estaba disponible era para ser utilizado en vez de un producto no orgánico", y la esposa de Mitt Romney, Ann, le ha dado crédito públicamente a una combinación de alimentos orgánicos y medicina holística del cambio en su salud un poco después de que ella fue diagnosticada con esclerosis múltiple, en 1998
  • En una entrevista en 2008, Michelle Obama es citada al decir: "... Empieza a leer las etiquetas y se da cuenta que hay jarabe de maíz de alta fructosa en todo... Todo lo que está en una botella o paquete es como un veneno de una forma en que la mayoría de las personas ni siquiera se imaginan..."
  • Si bien los Obama parecen estar bien informados acerca de los peligros que representan para la salud los alimentos procesados en general, y específicamente los alimentos transgénicos, su sistema de creencias personales no se han filtrado en las políticas alimenticias que afectan al resto de la población. Por el contrario, el Presidente ha nombrado a varios ex empleados de Monsanto en posiciones federales clave, debido a que ejercen un poder casi absoluto sobre los temas agrícolas, sin tener en consideración su promesa preelectoral de "inmediatamente" etiquetar los alimentos transgénicos, una vez que fuera elegido para tomar el cargo
 

Los Alimentos Que Obama No Comerá (Pero Deja Que Usted Si lo Haga)

Noviembre 8, 2016 | 27,095 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

En los últimos años, ha surgido un patrón interesante, donde los partidarios políticos de los alimentos transgénicos (GE) se dan un festín con los productos orgánicos, mientras que promocionan los alimentos transgénicos sin etiquetar para todos los demás.

Muy recientemente, Mother  Jones1 comentó acerca de como el candidato presidencial Mitt Romney--cuyos lazos con Monsanto se remontan a finales de los '70s, cuando los cultivos transgénicos estaban todavía en la fase de formulación (R&D, por sus siglas en inglés)--según los informes, se aseguraba de que sus propios alimentos no fueran más que orgánicos...

De acuerdo con Peter Alexander de MSN Today:2

"En Romney Air, o Hair Force One--como Steve Holland, de Reuters, le gusta llamarlo--Mitt Romney tiene su propia cocina en el 'camarote de la proa'. Y, aunque nunca he sido invitado a ir, las fuentes cercanas a la campaña me dicen que los estantes están llenos de una gran variedad de comida saludable. Cereales Kashi, hummus, pita, así como puré de manzana orgánica.

Todo es orgánico, según me han dicho, incluyendo los ingredientes favoritos de Romney, sándwiches de mantequilla de maní y miel".

Aún más interesante, en un artículo realizado en 20023 sobre la esposa de Romney, Ann, ella acredito a la combinación de alimentos orgánicos y medicina holística por cambiar su estado de salud aproximadamente después de que ella fue diagnosticada con esclerosis múltiple, en 1998. En parte, su perfil dice:

"... En ese tiempo ella tenía 49 años, y la enfermedad progresaba rápidamente, dice ella, lo que llevó a los médicos a recetarle esteroides, lo que la hacía sentirse tan enferma que apenas podía levantarse de la cama.

'Ellos me estaban matando', decía acerca del tratamiento. 'Producen pérdida de masa ósea; son sumamente perjudiciales'.

A la señora Romney le presentaron varios profesionales de la medicina holística, que la convencieron  a las terapias alternativas. Ahora, ella consume alimentos orgánicos y muy poca cantidad de carne.

Practica la reflexología y se somete a tratamientos de acupuntura. Ella reconoce que este estilo de vida ha transformado su salud en todo...

'Cada uno tiene que encontrar su propio camino' dice ella. "Hace tres años yo estaba sumamente enferma, y no era capaz de funcionar en lo absoluto. Muchos de los síntomas [ahora] se han ido...'"

La Sra. Romney no es el único caso exitoso en el que los alimentos desempeñan un papel principal en la batalla contra la esclerosis múltiple (EM). El año pasado, publiqué un artículo sobre el Dr. Terry Wahls, que revirtió el MS después de siete años de deterioro--al utilizar los mejores tratamientos convencionales disponibles--simplemente al cambiar su alimentación.

¿No sería un buen cambio si nuestras autoridades agrícolas, por no hablar de nuestro Presidente, pudieran buscar en sus corazones y encontrar la humanidad para luchar por el derecho de todos a consumir alimentos saludables que no contengan un ADN extraño, estén desarrollados con pesticidas, y tengan una excesiva cantidad de productos químicos sintéticos, para que las enfermedades, tales como la esclerosis múltiple y el cáncer puedan ser detenidos antes de establecerse?

Si los Alimentos Transgénicos Son Tan Maravillosos, ¿Por Qué la Elite No los Consume?

Aunque Obama ha sido un gran defensor de la grandes empresas de biotecnología durante su mandato, Romney simplemente es muy "cercano" a Monsanto, después de en realidad haber salvado exitosamente a la empresa de demandas en el Congreso por las vergonzosas secuelas del Agente Naranja (una creación de Monsanto, que se suponía que era inofensivo para todo excepto la vegetación), e incidentes de aberrantes vertidos químicos en Missouri y Alabama.4

Asimismo, él está a favor de agregar la disposición "Monsanto Rider" en la Ley Agrícola 2012—una disposición que pueda impedir a la corte federal implementar las restricciones ordenadas por la corte sobre los cultivos transgénicos, incluso si la aprobación fuera fraudulenta o involucrara soborno, entre otros cosas.

Desafortunadamente, Mitt Romney es uno más en la línea de los políticos que apoyan y promueven los alimentos transgénicos como si fueran igual de seguros y "naturales" que los alimentos convencionales, mientras que para sus propias familias sirven de forma privada solamente productos orgánicos.

El Presidente Obama, así como sus predecesores George W. Bush y Bill Clinton, supuestamente han insistido en una alimentación orgánica.

Mother Jones escribe:5

"¿Cuál es mi evidencia de que los Clinton y Bush consumían productos orgánicos? Esta información se obtuvo de alguien que sabe--Walter Scheib,6 quien se desempeñó como jefe de cocina de la Casa Blanca durante los períodos de Clinton y Bush:

'Desde 1994 a 2005 fui el jefe de cocina en la Casa Blanca. Esto me ofreció no solo el honor personal de servir a dos únicas e interesantes familias presidenciales, sino el reto profesional de cumplir la orden de Hillary Clinton de proporcionar en la Casa Blanca la cocina estadounidense contemporánea y alimentos nutricionalmente responsables'.

Esto significa que casi todos los productos utilizados provenían de productores y proveedores locales. Había un pequeño jardín en la azotea de la Casa Blanca, donde se cultivaban los productos.

La ética de la compra y cocina en la Casa Blanca bajo mi dirección y bajo la actual dirección de [actual chef ejecutivo de Obama en la Casa Blanca] Cris Comerford, es una que respeta la excelente calidad de origen del producto y la forma en que es cultivado, recolectado, criado o capturado.

Las familias Clinton y Bush regularmente cenaron alimentos orgánicos. Frecuentemente, consumieron tanto carne de res wagyu como la que es alimentada con pastura". [Subrayado propio]

Scheib fue de citado de nuevo en un artículo realizado en 2009 por Think Progress,7 al establecer que Laura Bush estaba "convencida de que en TODOS LOS CASOS, si un producto orgánico estaba disponible se debía utilizar en vez de un producto no orgánico".

Mientras tanto, el artículo enumera una serie de atroces políticas alimenticias instituidas por su esposo. Quién sabe, ¿Sera que  era tan firme acerca de los productos orgánicos, porque sabía que la calidad y la seguridad de los alimentos convencionales se iban rápidamente al caño?

Adivine Quién Dijo: "Todo Lo Que Está En Una Botella O Paquete Es Como un Veneno de Una Forma en Que la Mayoría de las Personas Ni Siquiera se Imaginan"

Es posible que la Casa Blanca de los Obama sea aún más progresiva acerca de los alimentos saludables que durante el mandato de los presidentes anteriores. En un artículo realizado en 2008 sobre la Primera Dama Michelle Obama, publicado en The New Yorker:8

"... Una mañana, mientras estaban cenando  una mesa redonda en el Ma Fischer's, un restaurante en Milwaukee, Elizabeth Crawford, una proveedora de catering, recién divorciada y con dos hijos,  empezó el tema de los hábitos alimenticios de las familias en los Estados Unidos. 'En realidad, verdaderamente espero que Barack dé ese salto", dijo.

Entonces, después de haber dado respuestas bien pensadas pero repetitivas casi toda la mañana, [Michelle] Obama repentinamente se apartó de su guion.

'Usted sabe', dijo ella, 'en mi hogar, en el último año, simplemente hemos hecho una transición hacia lo orgánico, por esta misma razón. A lo que me refiero es que, por un momento observé la vida de mi hija de nueve años de edad--tenemos un buen pediatra, que está muy enfocado en la obesidad infantil, y hubo un período en el que decía, algo así, 'Mmm, ella tiene sobrepeso'.

Así que, empezamos a analizar nuestra vida diaria... Ya sabe, uno consume comida rápida los sábados, un par de días a la semana come fuera de casa. ¡Restos de comida, bueno, no es el tercer día! ...

Así que toda esa idea de cocinar el domingo es descartada... ¡Así como la idea de intentar pensar en un almuerzo diario!... Así que toma un Lunchable (marca alimenticia de refrigerios para niños), ¿cierto? Y un jugo de frutas en caja, y—nosotros—creemos que eso es jugo.

Y empieza a leer las etiquetas y se da cuenta de que hay jarabe de maíz de alta fructosa en todo lo que comemos. Cada mermelada, jugo. Todo lo que está en una botella o paquete es como un veneno de una forma en que la mayoría de las personas ni siquiera se imaginan..."

Así es, en la actualidad el jarabe de maíz de alta fructosa es uno de los ingredientes más atroces en el suministro de alimentos de los Estados Unidos, en términos de lo que le hace a su salud.

La fructosa no solo es un importante factor contribuyente al síndrome metabólico, diabetes y obesidad, la gran mayoría también se deriva del maíz transgénico, que tiene sus propios efectos nocivos para la salud, cada vez mejor documentados.

Muy recientemente, el primer estudio de alimentación de por vida en el mundo al utilizar el maíz transgénico de Monsanto, encontró que este causaba masivos tumores de seno, daño renal y hepático, y otros problemas graves de salud.

Ciertamente, Michelle Obama no es la única que se ha referido al jarabe de maíz de alta fructosa como un veneno. Según el Dr. Robert Lustig, el exceso de fructosa actúa como una toxina en su cuerpo, y el Dr. Don Huber se ha pronunciado sobre el doble efecto tóxico de los cultivos transgénicos: 1) debido a la alteración genética de la planta en sí misma, y 2) el glifosato rociado sobre los cultivos transgénicos Roundup Ready.

El Presidente Obama Es Consciente del Problema, Pero No Hace Nada al Respecto

Desafortunadamente, aunque no cabe la menor duda de que los Obama están muy conscientes de los peligros para la salud de los alimentos procesados ​​en general, y específicamente, los alimentos transgénicos, su sistema de creencias personales no se ha filtrado en las políticas alimenticias que afectan al resto de la población.

Por el contrario, en los últimos cuatro años, el Presidente ha nombrado a uno tras otro de los promotores de Monsanto, en posiciones federales clave, que ejercen un poder casi absoluto sobre los temas agrícolas.

Los esfuerzos de la Sra. Obama para promover los alimentos orgánicos, que incluía un muy publicitado jardín orgánico en la Casa Blanca, también fueron rápidamente moderados y atenuados por una visita personal de The Mid America CropLife Association, un grupo de medios de la agroindustria, que "instó a la Primera Dama a proporcionarle a la agricultura convencional la misma dedicación", según un artículo de Politico, realizado en 2009.9

Asimismo, el Presidente también ha ignorado por completo su promesa preelectoral de--en caso de ganar--etiquetar INMEDIATAMENTE los alimentos transgénicos, "porque los habitantes en los Estados Unidos deben saber lo que compran".

Bueno, ha quedado muy claro que las grandes empresas de biotecnología y sus lacayos políticos ni siquiera nos permitirán tomar una decisión informada sobre este tema a través de leer las etiquetas de nuestros propios alimentos.

Y que tendría que ser sumamente ingenuo para no cuestionar la dicotomía absurda entre las políticas públicas de transgénicos y los alimentos orgánicos, y las decisiones privadas realizadas por los responsables y "expertos".

Monsanto Rige y Regula la Agricultura en los Estados Unidos

En los tres primeros años de la administración de Obama, 10 diferentes cultivos transgénicos, e incluso un animal modificado genéticamente, han sido aprobadas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), de acuerdo a Food & Water Watch.10

Todo ello sin la más mínima prueba de que estos alimentos en realidad son seguros para consumirlos a largo plazo (o actualmente, en el caso de nuestros niños--el consumo de por vida). ¿Esto podría estar relacionado con el hecho de que las personas que son muy influyentes dentro del USDA son ex empleados, o tienen otros vínculos personales con Monsanto?

El Secretario de Agricultura es Tom Vilsack, un firme partidario de Monsanto seleccionado por el presidente electo Obama en 2008.11

Cuando era gobernador de Iowa, Vilsack frecuentemente viajaba en aviones privados de Monsanto, y fue nombrado Gobernador del Año por la Organización de la Industria de Biotecnológica.

El Director del Instituto Nacional de Alimentos y Agricultura es Roger Beachy, ex Director del Centro Danforth de Monsanto.

La Consejera General de la USDA es Ramona Romero, provino directamente de DuPont, otra importante empresa de biotecnología que tiene patentes de cultivos transgénicos, donde ocupó una serie de puestos clave, incluyendo Asesora Corporativa de litigios comerciales y de competencia económica compleja, y Asesora Corporativa y Gerente de Operaciones y Asociación.

¿Se da cuenta de la magnitud de la situación? La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y otras agencias federales también tienen lazos similares con los ex empleados de Monsanto.

Del mismo modo, cuando se trata de seleccionar qué candidato presidencial podría ser mejor para los alimentos orgánicos y nuestro sistema de agricultura, las acciones tanto de Romney como de Obama hablan más que las palabras.

Ellos realizan acciones en secreto, y "venden" otra agenda al público. Ninguno de ellos es un campeón de la VERDADERA ALIMENTACIÓN en los Estados Unidos, y ambos se dedican a satisfacer y ceder ante la voluntad de las empresas alimenticias y biotecnológicas multinacionales.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.