Ocultar
Enfermedad de Lyme

Historia en Breve -

  • La crónica enfermedad de Lyme es denomina "el gran imitador" porque a menudo se diagnostica erróneamente como otra enfermedad, tal como la esclerosis múltiple, fibromialgia, fatiga crónica, esclerosis amiotrófica lateral (ALS, por sus siglas en inglés), ansiedad o la enfermedad de Alzheimer. El diagnóstico erróneo es una experiencia usual con los pacientes que padecen la enfermedad de Lyme crónica y los tratamientos que funcionan en estas otras enfermedades no son apropiados para tratar la enfermedad de Lyme.
  • La enfermedad de Lyme es causada por la bacteria espiroqueta Borrelia burgdorferi, que es transmitida a los humanos y animales a través de las garrapatas, mosquitos, arañas y ácaros
  • La capacidad de la bacteria Borrelia para tomar diferentes formas le permite escapar de su sistema inmunológico, evadir los antibióticos y evitar ser detectada a través de un análisis sanguíneo
  • La Borellia ha desencadenado un debate continuo en la comunidad médica; un gran y poderoso campo que niega el hecho de que este organismo pueda causar enfermedades crónicas graves
 

Under Our Skin--Una Impactante Película Que Expone la Realidad Oculta Detrás de la Enfermedad de Lyme

Noviembre 12, 2016 | 36,158 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Las garrapatas pueden propagar un sin número de enfermedades, incluyendo la babesiosis humana, la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas y la enfermedad de Lyme, que se han convertido en una de las epidemias más serias y controvertidas de nuestro tiempo.

Según las estadísticas preliminares1 publicadas el año pasado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), aproximadamente 300 000 nuevos casos de enfermedad de Lyme son diagnosticados cada año en los Estados Unidos.

Esta cantidad es aproximadamente 10 veces más elevada que el número de casos notificados oficialmente, lo que indica que la enfermedad no es reportada con mucha frecuencia. Desde que empezó el programa de vigilancia nacional en 1982, el número de casos de Lyme notificados anualmente ha aumentado casi 25 veces.2

El documental preseleccionado para el Óscar, Under Our Skin,3 expone una historia oculta de "malversación y negligencia médica y científica", ya que miles de personas que padecen la enfermedad de Lyme no son diagnosticadas o son mal diagnosticadas cada año.

A muchas de las personas que sufren los perturbadores efectos de la enfermedad de Lyme, simplemente se les dice que sus síntomas "son imaginaciones suyas".

Conforme la película realiza un seguimiento de los pacientes que luchan por sus vidas y sus medios para subsistir, pone en el foco de atención la inquietante imagen de un sistema de salud que está demasiado dispuesto a darle prioridad a las ganancias, en vez de los pacientes. La versión presentada es el corto recientemente difundido por el Director, que incluye 15 minutos de secuencias restauradas, escenas reeditadas y actualización  de personajes.

¿Qué Es la Enfermedad de Lyme?

La enfermedad de Lyme se refiere a una enfermedad transmitidas por insectos. Aunque muchos todavía atribuyen la transmisión exclusivamente a las garrapatas, según el Dr. Deitrich Klinghardt--una de las principales autoridades en la enfermedad de Lyme--la bacteria también puede ser propagada por otros insectos, incluyendo mosquitos, arañas, pulgas y ácaros.

Las garrapatas son chupasangres, y prefieren las grietas oscuras, como las axilas o detrás de las orejas, o el cuero cabelludo. Una vez que se adhieren y comienzan a alimentarse de su sangre, en algún momento "escupirán" su carga bacteriana en su torrente sanguíneo.

Si son portadoras de un organismo infeccioso, la infección se propagará en su cuerpo a través de esta emisión salivar.

Los típicos efectos secundarios de las picaduras de garrapatas incluyen una erupción "ojo de buey" con picazón, dolor, fiebre e inflamación. Generalmente, los síntomas de la enfermedad de Lyme empiezan con una fatiga implacable, fiebre recurrente, cefaleas, y músculos o articulaciones adoloridas.

La enfermedad podría progresar a espasmos musculares, pérdida de coordinación motora e incluso parálisis intermitente, meningitis o problemas cardíacos.

Para obtener una lista más completa de los síntomas, consulte la Alianza de Enfermedades Transmitidas por Garrapatas (TBDA, por sus siglas en inglés).4 Asimismo, Lymedisease.org ha creado una lista de verificación de síntomas imprimible.5

Curiosamente, un reciente artículo publicado en la revista Frontiers in Zoology,6 señala que las garrapatas deben reclasificarse como venenosas, al señalar que muchas de sus proteínas salivales, y sus funciones conocidas, son similares a las encontradas en los escorpiones, arañas, serpientes, ornitorrincos y el veneno de las abejas. Se estima que el 8 % de las especies de garrapatas realmente son capaces de causar parálisis con una sola mordida.

La presentación más simple de la enfermedad de Lyme son las formas ortopédicas, ya que usualmente estas son más superficiales y afectan a las articulaciones más grandes.

Cuando los microbios y las reacciones inmunológicas asociadas ocurren en el tejido conectivo, la infección se muestra como un "dolor vago y disperso", que a menudo termina siendo diagnosticado erróneamente por los médicos convencionales como fibromialgia.

La enfermedad de Lyme, al igual que la sífilis, también es conocida como "el gran imitador",8 ya que imita muchos otros trastornos, incluyendo a la esclerosis múltiple (MS, por sus siglas en inglés), artritis, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia, ALS, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) y la enfermedad de Alzheimer.

La Paradoja de Lyme

A pesar de los síntomas debilitantes, muchos de los pacientes que padecen Lyme, de forma superficial parecen completamente sanos, por lo que la enfermedad de Lyme también ha sido llamada "la enfermedad invisible".

A menudo, las personas que padecen Lyme "se ven bien", y sus análisis sanguíneos parecen normales, pero su situación interna es una historia completamente diferente.

Como resultado, muchos pacientes simplemente terminan siendo referidos a un psiquiatra. Incluso, se sabe que los médicos han acusado a los pacientes que padecen Lyme de buscar llamar la atención, al inventar su enfermedad...

Una gran parte del problema es que la enfermedad de Lyme es notoriamente difícil de diagnosticar a través de las pruebas de laboratorio convencionales. Una de las razones por las que las pruebas sanguíneas son tan poco fiables como indicadores de la infección de Lyme es porque la espiroqueta ha encontrado una manera de infectar sus glóbulos blancos.

Las pruebas de laboratorio dependen de la función normal de estas células para producir los anticuerpos, que es lo que miden. Si sus glóbulos blancos están infectados, no responden adecuadamente a una infección.

Curiosamente, cuanto más grave sea la infección provocada por Borrelia, será menos probable que aparezca en un análisis sanguíneo. Para que las pruebas de Lyme sean útiles, primero tiene que ser tratado. Una vez que su sistema inmunológico comience a responder normalmente, solo entonces aparecerán los anticuerpos.

Esto es llamado la "Paradoja de Lyme"--tiene que ser tratado antes de poder recibir un diagnóstico apropiado.

Recomiendo el laboratorio especializado llamado Igenex porque realizan pruebas para detectar más proteínas en la superficie externa (bandas), y a menudo pueden detectar la enfermedad de Lyme, mientras que los análisis sanguíneos convencionales no lo pueden hacer.

Además, Igenex analiza la presencia de algunas cepas de coinfecciones como Babesia y Erhlichia.

Dicho lo anterior, obtener un resultado negativo en las pruebas de Igenex para detectar estas coinfecciones no necesariamente significa que no está infectado, hay muchas más cepas que pueden ser comprobadas.

De igual forma, hay una gran variación en cómo se presenta la enfermedad, en función de dónde fue contraída, y si tiene o no otras infecciones coexistentes.

El único signo distintivo y notable de la enfermedad de Lyme es la erupción "ojo de buey", pero esta no aparece en casi la mitad de los infectados. Menos de la mitad de los pacientes de Lyme recuerdan una picadura de garrapata. En algunos estudios, este número es tan bajo como 15 %.

La Historia y el Descubrimiento de la Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme fue nombrada así en honor de la ciudad de la Costa Este de Lyme, Connecticut, donde la enfermedad fue identificada por primera vez en 1975.9 La enfermedad fue denominada inicialmente "artritis de Lyme" debido a la aparición de síntomas artríticos atípicos.

En 1977, la garrapata de patas negras (Ixodes scapularis, también conocida como la garrapata de venado) estaba vinculada con la transmisión de la enfermedad.

Posteriormente, en 1982, Willy Burgdorferi, PhD, descubrió la bacteria responsable de la infección: Borrelia burgdorferi. Mientras que la garrapata bebe su sangre, la bacteria es liberada en el torrente sanguíneo por la garrapata infectada.

Ahora, sabemos que hay cinco subespecies de Borrelia burgdorferi, más de 100 cepas en los Estados Unidos y 300 alrededor del mundo, muchas de las cuales han desarrollado resistencia a nuestros diversos antibióticos.

La Borrelia burgdorferi10 es un primo de la bacteria espiroqueta que causa la sífilis. De hecho, parecen muy similares bajo un microscopio, y ambas son capaces de cambiar de forma en su cuerpo (cística, granular, y las formas de paredes celulares deficientes), en función de las condiciones que necesitan adaptar.

Esta inteligente maniobra les ayuda a esconderse y sobrevivir. La forma de sacacorchos que tiene la B. burgdorferi le permite hundirse y esconderse en una variedad de tejidos corporales, que es la razón por la que causa una implicación multisistémica tan amplia.

Además, los organismos podrían vivir en comunidades localizadas en biopelículas—que básicamente son colonias de gérmenes rodeados por una sustancia viscosa similar al pegamento, el que es difícil de deshacer.

Todas estas diferentes morfologías explican por qué su tratamiento es tan complicado, y por qué la recurrencia de los síntomas ocurre después de los covenciaonales protocolos con antibióticos.

De igual forma, las garrapatas pueden infectarle simultáneamente con otra serie de organismos causantes de enfermedades, como Bartonella, Rickettsia, Ehrlichia y Babesia.

Cualquiera de estos organismos pueden viajar junto con la Borrelia burgdorferi (el agente causante de Lyme) y cada organismo causa un diferente conjunto de síntomas. Muchos de los pacientes que padecen Lyme tienen una o más de estas coinfecciones, que pueden o no responder a cualquier tratamiento dado.

La Actual Controversia de la Enfermedad de Lyme

La Sociedad de enfermedades infecciosas de América (IDSA, por sus siglas en inglés) publica directrices para un sin número de enfermedades infecciosas, una de las cuales es la enfermedad de Lyme.

Las directrices de práctica clínica de la IDSA de 2006 para la enfermedad de Lyme11 afirman que esta tiene poca incidencia, y es fácilmente curada con dos semanas de antibióticos, y que en casos inusuales requiere 28 días.

También, afirman que no hay evidencia científica de que haya una infección crónica por Borrelia. Sin embargo, las opciones bibliográficas que enumeran en su sección de referencias reflejan una clara tendencia. De las 400 referencias citadas, la mitad se basan en artículos escritos internamente.

Su análisis bibliográfico no representa de ninguna manera el total del corpus científico relacionado con el estudio de la enfermedad de Lyme.

Las directrices de IDSA tienen un amplio impacto en los cuidados médicos de la enfermedad de Lyme. Generalmente, estas son aplicadas por las compañías de seguros para restringir la cobertura de un tratamiento a largo plazo y tienen una fuerte influencia en las decisiones del tratamiento que aplican los médicos.

Las compañías de seguros han negado la cobertura para un tratamiento a largo plazo, al citar estas directrices como justificación de que la enfermedad crónica de Lyme es un mito.

La Asociación internacional de Lyme y enfermedades asociadas (ILADS, por sus siglas en inglés) se opone a la IDSA; cuyos miembros sostienen que la enfermedad de Lyme es mucho más prevalente de lo que se había reconocido anteriormente, en gran parte debido a las inexactas pruebas de laboratorio.

También, insisten en que muchos pacientes sufren consecuencias a largo plazo y requieren un tratamiento mucho más largo de lo recomendado por IDSA.

El senador de Connecticut, Richard Blumenthal, ha sido un firme defensor de las personas que padecen la enfermedad de Lyme.12 En 2007, mientras era procurador general de Connecticut, Blumenthal realizó una investigación antimonopolio sobre los miembros del panel de la IDSA y las directrices de la enfermedad de Lyme.

Su investigación encontró excesivos conflictos de interés en IDSA, con numerosos intereses financieros encubiertos entre sus panelistas más poderosos. Por ejemplo, algunos de ellos tenían intereses financieros en las pruebas de diagnóstico, vacunas y seguros.

IDSA acordó crear un nuevo panel para revisar la ética del panel IDSA 2006, supervisado por la oficina de Blumenthal. El 30 de julio de 2009, el panel recién formado escuchó ocho horas de testimonios13 de ambos partes.

Desafortunadamente, esto no produjo ningún cambio. El Informe Final14 publicado en el sitio IDSA concluyó que las directrices originales estaban "basadas en evidencia médica/científica disponible de la más alta calidad", y que los autores "no dejaron de considerar o citar datos relevantes".

Como resultado, los pacientes crónicos de Lyme continúan luchando por su derecho a tener un tratamiento. En el sitio web de LymeDisease.org,15 puede encontrar sugerencias sobre cómo responder a las denegaciones de seguros que están basadas en las directrices de IDSA.

Debe Tomar en Serio la Prevención

Teniendo en cuenta la dificultad de diagnosticar y tratar la enfermedad de Lyme, tomar medidas preventivas16 debe ser su prioridad más importante en la lista:

  • Evite las áreas infestadas de garrapatas, como los montones de hojas alrededor de los árboles. Camine por el medio de los senderos, y evite pasar por pastos muy crecidos que estén en los extremos del camino. No se siente en troncos o tocones de madera
  • Use pantalones largos de color claro y mangas largas, para que le sea más fácil ver las garrapatas
  • Coloque los pantalones dentro de los calcetines y use zapatos cerrados y un sombrero--especialmente si se aventura en áreas boscosas. También bájese la camisa.
  • Las garrapatas, especialmente las garrapatas ninfas, son muy pequeñas. Debe encontrarlas y quitarlas antes de que le muerdan; por lo cual debe verificar minuciosamente la presencia de garrapatas antes de volver adentro, y continuar verificando durante varios días después de la exposición. También, examine su cama por varios días después de la exposición

En cuanto a utilizar repelentes químicos, no recomiendo usarlos directamente en su piel, ya que esto introducirá toxinas de forma directa en su cuerpo. Si los utiliza, rocíe en el exterior de su ropa y evite inhalar los vapores del rociador.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) tiene una lista17 que indica los límites de protección horaria para varios repelentes. Si descubre que una garrapata se le ha enganchado, es muy importante eliminarla correctamente.

Para obtener instrucciones detalladas, consulte la página para remoción de garrapatas LymeDisease.org.18 Una vez removida, asegúrese de conservar la garrapata para que pueda probar la presencia de organismos patógenos.

Protocolo de Tratamiento del Dr. Klinghardt Para la Enfermedad de Lyme

Los médicos que creen que la enfermedad de Lyme es una realidad, suelen confiar en el uso prolongado de antibióticos. Aunque este tratamiento puede ser eficaz, hay muchas razones para optar por alternativas como las detalladas en mi entrevista con el Dr. Klinghardt, ya que los antibióticos alteran el microbioma intestinal, lo que por consiguiente le expondrá a toda una serie de diferentes patologías.

Enseguida, se resumen las estrategias de tratamiento básico del Dr. Klinghardt. Su protocolo de tratamiento completo es demasiado complejo como para incluirlo aquí, pero si desea obtener una información más detallada, le recomiendo leer nuestro artículo realizado en el 2009 que se centra en las estrategias específicas del tratamiento contra la enfermedad de Lyme.

También puede visitar el sitio web del Dr. Klinghardt, donde publica sus recetas y protocolos de tratamiento más actuales. En resumen, hay cinco pasos básicos para su protocolo:

1. Evalúe todos los factores externos. Los factores externos incluyen electrosmog, campos electromagnéticos (EMF, por sus siglas en inglés), radiación de microondas de tecnologías inalámbricas y moho. (Para más información acerca del moho, visite al sitio web de Ritchie Shoemaker).19

2. Remedio y atenuación de factores externos. Una vez que se han evaluado los factores externos, se remedian y mitigan. (Consulte nuestro artículo previo sobre como remediar el moho).

Para solucionar la radiación de microondas, el Dr. Klinghardt recomienda blindar el exterior de su hogar con una pintura de grafito llamada Y Shield. En el interior, utiliza una tela especial con revestimiento de plata para sus cortinas.

Los pacientes recibieron instrucciones de retirar todos los teléfonos inalámbricos y apagar todos los fusibles por la noche, hasta que se hayan recuperado de la enfermedad de Lyme.

3. Aborde los problemas emocionales. Los componentes emocionales de la enfermedad son abordados al utilizar herramientas de Psicología Energética, incluyendo la psicokinesiología (PK), que es similar a las técnicas de liberación emocional (EFT, por sus siglas en inglés), pero es más refinada y avanzada.

4. Atienda las infecciones parasitarias, bacterianas y virales. Primero, el Dr. Klinghardt aborda los parásitos, enseguida las bacterias y luego a los virus.

El "coctel antimicrobiano de Klinghardt", que incluye ajenjo (artemisinina), fosfolípidos, vitamina C y varias hierbas, es parte integral de este tratamiento. Aborda las infecciones virales con Viressence (elaborado por BioPure), que es una tintura de hierbas nativas americanas.

5. Aborde otros factores del estilo de vida. Las consideraciones nutricionales y suplementos son abordados.

Además, la siguiente tabla enumera una variedad de diferentes estrategias de tratamiento que se ha descubierto son de utilidad para atender la enfermedad de Lyme, en las personas que adoptan métodos naturales.

Probióticos para mejorar la inmunidad y restaurar la microflora, durante y después de utilizar antibióticos

✓ La curcumina es útil para reducir los niveles de toxinas neurológicas y la inflamación cerebral

Astaxantina para neutralizar las toxinas, mejorar la visión y aliviar el dolor articular, algo común en la enfermedad de Lyme

El concentrado de proteína de lactosuero podría ayudar con la alimentación, la cual a menudo es deficiente en pacientes que padecen Lyme, quienes no se sienten lo suficientemente bien como para comer adecuadamente

El extracto de semilla de toronja podría tratar la forma quística de la Borrelia

El aceite de Kril para reducir la inflamación

El Cilantro como quelante natural para metales pesados

La serrapeptasa ayuda a romper biopelículas

El resveratrol puede tratar la Bartonella, una coinfección, y también ayuda a la desintoxicación

El ácido gamma aminobutírico (GABA, por sus siglas en inglés) y la melatonina para ayudar con el insomnio

La artemisinina y andrographis, son dos hierbas que podrían tratar la Babesia, que es una coinfección común

CoQ10 para apoyar la salud cardíaca y reducir el dolor muscular y las lagunas mentales

La quercetina reduce los niveles de histamina (que a menudo tiene niveles elevados ocasionado por la enfermedad de Lyme)

Los factores de transferencia pueden ayudar a estimular la función inmunológica

Recursos Adicionales

En la experiencia del Dr. Klinghardt, la Asociación internacional de Lyme y enfermedades asociadas (ILADS), por mucho, es el mejor y más responsable grupo.

Los siguientes son algunos otros recursos que podrían ser de utilidad. Para obtener más información, consulte la página de Recursos en UnderOurSkin.com:20

El principal experto en la enfermedad de Lyme, Joseph J. Burrascano, MD, escribió lo que esencialmente representa un manual para controlar la enfermedad de Lyme, titulado Advanced Topics in Lyme Disease(Temas Avanzados en Relación a la Enfermedad de Lyme), que vale la pena agregarlos a sus archivos de recursos.

Considere que su enfoque de tratamiento está basado en utilizar antibióticos a largo plazo, que creo que no deberían ser su primera opción. Sin embargo, esta publicación proporciona una buena cantidad de información.

© Copyright 1997-2016 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.