1 de Cada 6 Personas Toma Medicamentos Psiquiátricos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 29, 2016 | 34,184 vistas

Historia en Breve

  • Actualmente 1 de cada 6 personas en los Estados Unidos toma antidepresivos o algún otro tipo de medicamento psiquiátrico, y la mayoría al parecer lo ha estado haciendo por largo plazo
  • Los caucásicos son dos veces más propensos a tomar medicamentos psiquiátricos que los afroamericanos y los hispanos; 1 de cada 4 personas de edad superior están tomando al menos un medicamento psiquiátrico; Y casi el doble de mujeres toma medicamentos psiquiátricos a diferencia de los hombres
  • Mientras que las prescripciones de medicamentos psiquiátricos han aumentado, la salud mental en los Estados Unidos está disminuyendo. Las tasas de suicidio están en un máximo en los últimos 30 años y los trastornos mentales ahora son la segunda causa más común de discapacidad

Por el Dr. Mercola

Investigaciones recientes demuestran que los médicos en los Estados Unidos siguen recetando muchos tipos diferentes de medicamentos,1 especialmente antibióticos y analgésicos opioides, a pesar de las repetidas llamadas a la prudencia.

Los gastos para el cuidado de salud en los Estados Unidos también han aumentado, lo que ha alcanzado cifras de $3.2 trillones anuales desde el 2015, y la alza de los precios de los medicamentos recetados junto con la prescripción excesiva son factores importantes de estos costos elevados, según un informe gubernamental2,3,4,5

Si bien los medicamentos psiquiátricos no fueron parte de ese informe, las estadísticas también revelan una tendencia muy clara a la prescripción excesiva. Según una reciente investigación, 1 de cada 6 personas en los Estados Unidos actualmente toma antidepresivos o algún otro tipo de medicamento psiquiátrico, y la mayoría al parecer lo ha estado haciendo a largo plazo.6,7,8,9,10

Eso es un número extraordinario, y un aumento significativo desde 2011 cuando en aquel entonces 1 de cada 10 personas utilizaba un medicamento psiquiátrico.11 Según el autor principal Thomas J. Moore, un investigador en el instituto para el Uso Seguro de Medicamentos:12

"Descubrir que 8 de cada 10 adultos que han tomado medicamentos psiquiátricos los utilizan a largo plazo plantea problemas de seguridad, debido a que hay razones para creer que parte de este uso continuo se debe a la dependencia y los síntomas de abstinencia".

El Dr. Mark Olfson, profesor de psiquiatría en la Universidad Columbia, comentó sobre los hallazgos al decir que refleja una creciente dependencia de los medicamentos recetados para controlar los problemas emocionales comunes.

Las Personas de Edad Avanzada, las Mujeres y los Caucásicos Son Quienes Toman la Mayoría de los Medicamentos Psiquiátricos

Entre las estadísticas destacables reveladas en este último estudio, que se basan en datos de las encuestas gubernamentales de más de 37 400 personas en los Estados Unidos:

Los Medicamentos Psiquiátricos Son Excesivamente Recetados

Otras recientes investigaciones demuestran que el medicamento para la ansiedad benzodiazepina representó casi un tercio de las 23 000 sobredosis por medicamentos en 2013.

Según los investigadores, parte del problema parece ser que los médicos de atención primaria no tienen el suficiente conocimiento sobre los riesgos vinculados a los medicamentos psiquiátricos. Como lo reportó Scientific American:13

"Para los antidepresivos, hay poca información disponible sobre cuánto tiempo una persona debería tomar el medicamento... Sin embargo, para ciertos medicamentos en la categoría de sedantes, hipnóticos y ansiolíticos, las personas pueden desarrollar dependencia a ellos.

Para mejorar la seguridad de los medicamentos psiquiátricos, Moore y Mattison sugirieron aumentar el énfasis en cuanto a la prescripción de estos medicamentos a la dosis efectiva más baja y reevaluar continuamente la necesidad del paciente al medicamento".

Las Malas Puntuaciones en la Salud Mental es una Llamada de Alerta para la Psiquiatría

Mientras que están en aumento las recetas para los medicamentos psiquiátricos,14  varios parámetros muestran que la salud mental en los Estados Unidos está disminuyendo.15

Las tasas de suicidio están en un punto máximo en los últimos 30 años, el abuso a los medicamentos recetados y muertes por sobredosis se han convertido en una emergencia de salud pública, y los trastornos mentales ahora son la segunda causa más común de discapacidad, al haber aumentado considerablemente desde 1980.16

Todas estas estadísticas sugieren que lejos de ser útil, la disponibilidad de medicamentos psiquiátricos y la facilidad con la que se consiguen, están empeorando la situación.

Es evidente que estos medicamentos son necesarios para una pequeña minoría de las personas con problemas de salud mental muy graves, como la esquizofrenia, pero claramente, la gran mayoría de las personas que toman estos medicamentos no padecen de enfermedad psiquiátrica aguda.

La mayoría padece de tristeza, dolor, ansiedad, y "depresión", que en muchos aspectos son parte del sistema de comunicación de su cuerpo, que experimentan deficiencias nutricionales y/o desconexión espiritual, por ejemplo.

Las razones subyacentes para este tipo de problemas son múltiples, pero puede estar seguro de que, cualquiera que sea la causa, un antidepresivo, un sedante o un antipsicótico, no será la solución.

Se Requieren Mejores Alternativas de Tratamiento

Como lo destaco el Dr. Edmund S. Higgins, un psiquiatra que ha escrito varios artículos y libros sobre psiquiatría:17

"La Asociación Americana de Psiquiatría, la Asociación Americana de Psicología y las grandes farmacéuticas explican el deterioro de la salud mental a nivel nacional al proponer que no hay suficientes personas recibiendo tratamiento. Pero esta sugerencia parece un poco egoísta.

Otra explicación señala la naturaleza vaga de los diagnósticos psiquiátricos... Los trastornos mentales parecen expandirse y pactar con la economía. Por lo tanto, es posible que los cambios en la prevalencia de los trastornos mentales no reflejen necesariamente cambios en la biología de la enfermedad mental.

También es posible que se vean obstaculizados por no tener nuevos tratamientos para los pacientes que necesitan ayuda. Pues resulta que los medicamentos desarrollados en los últimos 20 años se comportan al igual que los medicamentos más antiguos...

Es primordial descubrir nuevos mecanismos para tratar la enfermedad mental... existe un tratamiento único y prometedor que está en proceso de ser aprobado: Psicoterapia psicodélica.

La evidencia preliminar sugiere que los medicamentos como el LSD y la psilocibina podrían usarse episódicamente, junto con la psicoterapia, con el fin de mejorar el proceso de sanación. “

Hongos Alucinógenos-- Una Mejor Respuesta para los Pacientes con Problemas de Ansiedad

De hecho, recientemente escribí sobre investigaciones que muestran una sola dosis de psilocibina, también conocida como hongos alucinógenos, que en dos estudios independientes, demostró ayudar a muchos pacientes de cáncer a obtener alivio inmediato y duradero a la ansiedad y el miedo a la muerte.

Una parte importante de esta notable recuperación parece estar relacionada con la intensidad espiritual de la experiencia.

Aparte de la reconexión espiritual en sí, el sentimiento de amor y sentirse parte de todo, también parece provocar alteraciones en el cerebro--un mecanismo atribuido a la neuroplasticidad, donde su cerebro cambia de acuerdo con la experiencia.

De hecho, la mayoría de los participantes la clasificaron entre las experiencias "más significativas" de sus vidas, lo que a su vez provocó un estado de que todo tiene un propósito, incluyendo los problemas mismos.

En mi opinión, es la falta de sentido a la vida y la falta de conexión a algo más grande que nosotros mismos que hoy en día impacta las vidas de tantas personas, y la respuesta no es suprimir sus emociones con una pastilla.

El alivio que necesita es muy probable que se encuentre en el fondo de nuestras almas y al implementar estrategias que aumenten la resistencia emocional, que puede incluir prácticas espirituales.

Anatomía de una Epidemia

Seis años atrás, entrevisté al periodista y nominado al Premio Pulitzer Robert Whitaker sobre sus libros "Mad in America" ​​y "Anatomy of an Epidemic", ambos abordan el dramático aumento de la enfermedad mental en los Estados Unidos, además de su tratamiento.

Al examinar la literatura de investigación, los ensayos a corto plazo demostraron que los antidepresivos no proporcionan beneficios clínicamente significativos para la depresión leve a moderada en comparación con un placebo.

 De hecho, si es partidario en seguir las recomendaciones de la medicina respaldada por la ciencia, simplemente no tomaría un antidepresivo. En cambio tomaría una pastilla de azúcar y evitaría todos los efectos secundarios. Como se señaló en un documento publicado en 2014 sobre los antidepresivos y el efecto placebo: "18

“Se supone que los antidepresivos funcionan al solucionar un desequilibrio químico, específicamente, la carencia de serotonina en el cerebro... Pero los análisis de los datos publicados e inéditos que ocultaron las farmacéuticas, revelan que la mayoría (si no es que todos) los beneficios se deben al efecto placebo...

Al analizar los datos que habíamos encontrado, no nos sorprendimos al encontrar un efecto placebo sustancial en la depresión. Lo que nos sorprendió fue lo pequeño que fue el efecto del medicamento.

Setenta y cinco por ciento del beneficio que obtuvo el grupo que tomo medicamentos también se produjo cuando las personas tomaron pastillas ficticias sin ingredientes activos.

La teoría de la serotonina es tan similar a cualquier teoría en la historia de la ciencia en haber demostrado estar equivocada.

En lugar de curar la depresión, los antidepresivos populares podrían inducir una vulnerabilidad biológica, al hacer que las personas sean más propensas a deprimirse en el futuro".

El Efecto Placebo Representa el 82 % de la Respuesta al Medicamento

El autor de ese estudio publicado en 2014, Irving Kirsch, un psicoterapeuta que ha realizado varios análisis acerca de los antidepresivos.

En 2002, su equipo presentó una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés) a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, pidiendo los datos de los ensayos proporcionados por las compañías farmacéuticas como parte del proceso de aprobación de los medicamentos.

La FDA requiere que las compañías farmacéuticas proporcionen datos sobre todos los ensayos clínicos que han patrocinado, incluyendo los ensayos inéditos. Como resultó, casi la mitad de todos los ensayos clínicos con antidepresivos nunca fueron publicados.

Cuando se incluyeron los ensayos tanto publicados como inéditos, el 57 % mostró que el medicamento no tenía ningún beneficio clínico sobre el placebo. Lo más impresionante es que el placebo en realidad represento el 82% de la respuesta beneficiosa a los antidepresivos.

Estos resultados se duplicaron en un estudio realizado en 200819 que utilizó otro conjunto inclusive con  datos de la FDA. De acuerdo con Kirsch, "una vez más, el 82 % de la respuesta al medicamento fue duplicado por el placebo".

El principal beneficio de evaluar los datos de los ensayos de la FDA fue que todos los ensayos usaron la misma medida primordial de la depresión, lo que fue muy fácil de identificar y comparar los efectos del placebo y el medicamento.

La medida primordial de depresión utilizada en estos estudios fue la escala de depresión de Hamilton, una escala de 17 puntos con una puntuación posible de 0 a 53 puntos. Cuanto mayor sea su escala, más aguda será su depresión.

Es importante destacar que la diferencia promedio entre los antidepresivos y el placebo fue menos de dos puntos (1.8) en esta escala, que se considera clínicamente insignificante. Para ilustrar que tan insignificante fue la diferencia, puede marcar una diferencia de 6 puntos simplemente al cambar los patrones de sueño sin ningún cambio en otros síntomas depresivos.

Los Antidepresivos Incrementan su Riesgo de Suicidio Mientras que Ofrecen Poca Esperanza de Recaer en Depresión

Para empeorar las cosas, muchos de estos medicamentos tienen efectos secundarios peligrosos, incluyendo: agravar la depresión, la ansiedad y hacerlo más violento lo que puede causarle pensamientos suicidas o asesinar a alguien.

De acuerdo con Whittaker, los estudios a largo plazo indican que las personas con depresión aguda, sólo el 15 % de quienes son tratados con un antidepresivo entran en remisión y permanecen bien durante un largo período de tiempo.

El 85% restante comienza a tener recaídas continuas y se hace crónicamente deprimido, y esta tendencia de sensibilizar al cerebro para la depresión a largo plazo parece ser la misma tanto para los antidepresivos tricíclicos anteriores como para los nuevos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs, por sus siglas en inglés).

Esta es una de las razones por las que el uso de antidepresivos entre adolescentes y adultos jóvenes debe ser sin duda alguna disuadido. Los niños y adolescentes también corren un alto riesgo de suicidio cuando toman antidepresivos, aunque no hayan tenido pensamientos suicidas antes del medicamento.

Los Tratamientos Científicamente Validados Como los Más Eficaces por lo General son Ignorados

La investigación sugiere que uno de los tratamientos más eficaces para la depresión es el ejercicio,  que es una estrategia de estilo de vida saludable que pocas personas incluyen en sus vidas. Eso en sí podría ser una razón para nuestra salud mental en declive.

La alimentación y ciertas deficiencias nutricionales--especialmente las deficiencias de vitamina D y omega-3--también han demostrado desempeñar roles muy importantes.

Una de las razones por las que la alimentación es tan importante se debe a que afecta a su microbioma intestinal, para bien o para mal. Muchos estudios han demostrado que mejorar la diversidad y aumentar el número de bacterias beneficiosas en el intestino puede tener un impacto significativo en su salud mental, al estimular el estado de ánimo y reducir su riesgo de problemas de salud mental más graves.

Algunos investigadores en este ámbito incluso se refieren a los probióticos como "psicobióticos", al indicar que los tratamientos alimenticios para los trastornos del estado de ánimo podrían ser parte del futuro de la psiquiatría.

Además de llevar una alimentación a base de alimentos reales y evitar los alimentos procesados ​​tanto como sea posible, asegúrese de comer mucha fibra—la cual ayuda a nutrir las bacterias importantes-- y una variedad de alimentos tradicionalmente fermentados, que ayudan a repoblar el intestino con bacterias beneficiosas.

Las Vitaminas y Suplementos Aumentan la Eficacia de los Antidepresivos

Si consideremos que los antidepresivos tienen la eficacia clínica de un placebo, no es de extrañar que los suplementos nutricionales puedan "aumentar" su eficacia.  Eso es exactamente lo que encontró un estudio reciente. El metanálisis, publicado en el American Journal of Psychiatry, examinó 40 ensayos clínicos en los que se añadieron suplementos al régimen de medicamentos.20,21,22

Los siguientes cuatro suplementos demostraron mejorar el impacto de la medicación--que incluyó los inhibidores de la recaptación de serotonina (SSRI´s), inhibidores de la recaptación de serotonina-norepinefrina (SNRI´s) y antidepresivos tricíclicos--en comparación con el medicamento por si sólo:

El aceite de pescado generó el beneficio más significativo. Curiosamente, mientras que el ácido docosahexaenoico (DHA) por lo general es conocido por ser la grasa omega-3 más importante para la salud cerebral, aquí, el ácido eicosapentaenoico (EPA) demostró tener el efecto más destacado.

En mi opinión, habría sido mucho más interesante ver el resultado de estos medicamentos sin el uso de medicamentos, ya que los suplementos pudieron fácilmente haber mostrado el verdadero beneficio.

Después de todo, los estudios han demostrado que tanto los omega-3 como la vitamina D pueden ayudar a mejorar la salud mental, y si el medicamento no proporciona ningún beneficio adicional, ¿por qué arriesgar su salud y bienestar con tomarlo?

Venza la Depresión sin Medicamentos

La investigación ha revelado que existen muchas maneras seguras y eficaces para abordar la depresión, que no requieren medicamentos. Así que, si padece un trastorno de ansiedad o depresión, por favor considere abordar los siguientes factores de estilo de vida antes de recurrir a un medicamento psiquiátrico.

Consumir alimentos reales y evitar todos los alimentos procesados, el azúcar (particularmente la fructosa), granos y OGMs

Los alimentos ricos en azúcar y los carbohidratos almidonados producen una liberación excesiva de insulina, lo que puede provocar que bajen los niveles de azúcar en la sangre o hipoglucemia. A su vez, la hipoglucemia hace que su cerebro secrete glutamato en niveles que pueden causar agitación, depresión, ira, ansiedad y pánico. El azúcar también propicia la inflamación en su cuerpo.

Además, de ser ricos en azúcar y granos, los alimentos procesados también contienen una serie de aditivos que pueden afectar su función cerebral y estado mental, especialmente el MSG y los endulzantes artificiales como el aspartame. La sensibilidad al gluten también es una causa común y oculta de la depresión, así que llevar una alimentación libre de gluten puede ser parte de la respuesta.

Las investigaciones recientes también demuestran que el glifosato, utilizado en grandes cantidades en los cultivos transgénicos como el maíz, soya y remolacha azucarera, limita la capacidad de su cuerpo para desintoxicar los compuestos químicos extraños. Como resultado, los efectos dañinos de estas toxinas aumentan, lo que provoca una gran variedad de enfermedades, incluyendo trastornos que tienen efectos tanto psicológicos como de comportamiento.

Aumente su consumo de alimentos cultivados y fermentados tradicionalmente

Reducir la inflamación intestinal es sumamente importante al tratar los problemas de salud mental,23 así que optimice su flora intestinal, al aumentar el consumo de alimentos ricos en probióticos como vegetales fermentados, kimchi, natto, kéfir y otros.

Obtenga vitamina B12 adecuada

La deficiencia de vitamina B12 puede contribuir con la depresión y afecta a una de cada cuatro personas.

Optimice sus niveles de Vitamina D

La vitamina D es muy importante para su estado de ánimo. Recuerde que el trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión relacionado con la deficiencia de luz solar, así que suena lógico que la forma perfecta de optimizar su vitamina D es a través de la exposición UV. Asegúrese de checar sus niveles (por medio de un análisis de sangre) al menos una o dos veces al año.

Debe tener un rango terapéutico de 40 a 60 ng/ml durante todo el año. Si no puede obtener la exposición solar suficiente para mantener este nivel, entonces es aconsejable tomar un suplemento oral de vitamina D3. Solo recuerde que también deberá aumentar sus niveles de vitamina K2 al tomar vitamina D oral.

Consuma suficientes grasas de omega-3 de origen animal

Su cerebro está compuesto por 60% de grasa y el DHA, una grasa omega-3 de origen animal, junto con EPA, es crucial para una buena función cerebral y salud mental.24,25 Desafortunadamente, la mayoría de las personas no obtiene las cantidades suficientes de su alimentación, así que asegúrese de tomar un suplemento de omega-3 de alta calidad, como el aceite de kril,26 que tiene muchos beneficios a diferencia del aceite de pescado, incluyendo mejor absorción.

Hierbas y suplementos beneficiosos: SAMe, 5-HTP y Sn John´s Wort:

SAMe es un derivado del aminoácido que se presenta naturalmente en todas las células. Desempeña un rol en muchas reacciones biológicas al transferir su grupo de metil al ADN, proteínas, fosfolípidos y aminas biogenéticas. Varios estudios científicos indican que SAMe podría ser útil para tratar la depresión.

5-Hidroxytriptofano (5-HTP) es otra alternativa natural a los antidepresivos tradicionales. Cuando su cuerpo se predispone a producir serotonina, primero hace 5-HTP, un suplemento podría aumentar los niveles de serotonina. La evidencia sugiere que 5-HTP es mejor que un placebo en términos de aliviar la depresión27, más de lo que se divulga sobre los antidepresivos.

Una advertencia: la ansiedad y la fobia social pueden empeorarse con los niveles altos de serotonina, así que podría ser contraproducente si sus niveles de ansiedad ya están altos. St John´s Wort también ha demostrado proporcionar alivio a los síntomas ligeros de depresión

Evalúe su consumo de sal

La deficiencia de sodio crea síntomas que son muy parecidos a los de la depresión. Sin embargo, asegúrese de NO consumir sal procesada (sal de mesa). Debe consumir sal natural y sin procesar como la sal del Himalaya, que contiene más de 80 micronutrientes diferentes.

Haga suficiente ejercicio a diario

Los estudios han demostrado que existe una fuerte correlación entre un mejor estado de ánimo y la capacidad aeróbica. También cada vez es más aceptada la conexión entre mente y cuerpo, y mantener una buena salud física puede reducir significativamente su riesgo de desarrollar depresión en primer lugar.

El ejercicio desarrolla nuevas neuronas que producen GABA, que ayudan a inducir un estado de calma natural. También incrementa los niveles de serotonina, dopamina y norepinefrina, que pueden amortiguar los efectos del estrés.

Duerma Lo suficiente

Si no duerme bien se puede deprimir fácilmente. El sueño y la depresión están tan íntimamente relacionados que un trastorno de sueño en realidad es parte de la definición del complejo de síntomas que etiquetan a la depresión.

Utilice una psicología energética

Las técnicas de la psicología energética como la Técnica de Liberación Emocional (EFT), también puede ser muy efectiva para reducir los síntomas de la depresión o ansiedad al corregir los cortos circuitos bioeléctricos que causan las reacciones de su cuerpo – sin efectos adversos.

Investigaciones recientes han mostrado que la EFT aumenta significativamente las emociones positivas, como la esperanza y el gozo y reduce los estados de emociones negativas. La EFT es particularmente poderosa para el tratamiento del estrés y la ansiedad porque se dirige específicamente a la amígdala y el hipocampo, que son las partes de su cerebro que lo ayudan a decidir si algo es o no una amenaza.28,29

Para problemas graves o complejos, busque un profesional de salud calificado que esté capacitado para la EFT30 y lo ayude y guíe durante el proceso.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 WebMD December 5, 2016
  • 2 Health Affairs December 2016 [Epub ahead of print]
  • 3 Annals of Internal Medicine December 6, 2016
  • 4 STAT News December 2, 2016
  • 5 American College of Physicians December 6, 2016
  • 6 Jama Internal Medicine December 12, 2016, doi:10.1001/jamainternmed.2016.7507
  • 7 NBC News December 12, 2016
  • 8, 11, 13 Scientific American December 13, 2016
  • 9, 12 New York Times December 12, 2016
  • 10 Time December 12, 2016
  • 14 Scientific American, Psychiatrists Must Face Possibility That Medications Hurt More Than They Help
  • 15, 16, 17 Scientific American January 2017
  • 18 Z Psychol. 2014; 222(3): 128–134
  • 19 PLoS Med. 2008 Feb; 5(2): e45
  • 20 Journal of Psychiatry April 26, 2016 [Epub ahead of print]
  • 21 The Conversation
  • 22 Scientific American April 26, 2016
  • 23 Int Breastfeed J. March 2007
  • 24 Effects of Omega-3 Fatty Acids on Mental Health, Agency for Healthcare Research and Quality, Evidence Report/Technology Assessment: Number 116
  • 25 Brain Behav Immun November 2011
  • 26 Mental Health Daily March 8, 2015
  • 27 Orvosi Hetilap 2011 Sep 11;152(37):1477-85
  • 28 Tapping the Matrix
  • 29 Lissa Rankin April 15, 2013
  • 30 EFT Practitioner List