¿Qué… Qué? ¿Podría el Ibuprofeno Dejarlo Sordo?

Analgesicos

Historia en Breve -

  • El dolor crónico es un significativo desafío de alud, que representa un costo de $ 635 mil millones de dólares, y anualmente afecta a más de 23 millones de personas en los Estados Unidos
  • Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos vendidos sin receta están vinculados a los ataques cardíacos, derrames cerebrales, abortos espontáneos, trastornos gastrointestinales y, ahora a la pérdida auditiva
  • Con el fin de aumentar sus posibilidades de una recuperación completa y a largo plazo, descubra la razón de su dolor para que pueda abordar la causa y no sólo los síntomas del dolor

By Dr. Mercola

El dolor crónico es un desafío significativo en los Estados Unidos, que afecta a más personas que la diabetes, la cardiopatía y el cáncer, combinados.1 En algún momento de sus vidas, hasta el 80 % de la población estadounidense experimentará dolor de espalda.2 En general,  en los Estados Unidos el dolor  genera un gasto a los de $560 mil millones a $635 mil millones cada año.3

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en el último año, la mitad de la población adulta en el mundo ha experimentado un dolor de cabeza.4

Para controlar el dolor, muchos recurren al ibuprofeno, un medicamento antiinflamatorio no esteroide (NSAID, por sus siglas en ingles) que a menudo se receta después de una lesión, para tratar los calambres menstruales y calmar el dolor de cabeza.

En la última década han seguido aumentando las ventas de los analgésicos sin receta utilizados para tratar la incomodidad y el dolor. En los últimos tres años solamente, las ventas anuales alcanzaron los $300 000.

Muchos de los medicamentos disponibles para aliviar el dolor vienen con una larga lista de posibles efectos secundarios. En investigaciones recientes, los científicos han relacionado el uso de ibuprofeno y acetaminofén-- dos populares analgésicos de venta libre-- a la pérdida auditiva.

Analgésicos Comunes Relacionados con la Pérdida Auditiva

Según un análisis en los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), un poco más del 11 % de las personas en los Estados Unidos reportan tener dolor todos los días durante los 3 meses anteriores;5 23 millones también experimentaron dolor severo.

Podría pensar que los medicamentos de venta libre son relativamente seguros cuando se toman según las indicaciones, pero un creciente cuerpo de evidencia sugiere que los NSAIDs y el paracetamol podrían tener efectos secundarios más duraderos y negativos. Las investigaciones más recientes indican que el uso regular a largo plazo de NSAIDS y acetaminofén podría estar relacionado a un mayor riesgo de pérdida de audición.6

Los datos de más de 55 000 mujeres en el Nurses´Health Study encontraron que las que reportaron utilizar regularmente NSAIDs o paracetamol por más de seis años tuvieron un riesgo adicional del  9 a 10 de pérdida auditiva,  una década después.7 El autor principal Dr. Gary Curhan, del Hospital  Brigham and Women, comentó:8

"Me preocupa que las personas piensen que los NSAIDs y el paracetamol son completamente seguros, y que las personas no tienen que preocuparse por sus efectos secundarios. Pero especialmente en las personas que los están tomando para el dolor crónico, intento motivarlas a buscar la causar del dolor, y en lo que pueden tomar en un intento para aliviar el dolor. "

Un estudio realizado en 2012 por el mismo autor demostró que el uso dos o más veces por semana de ibuprofeno o acetaminofén también se relacionó a un mayor riesgo de pérdida auditiva.9

Aunque los estudios no demostraron causa y efecto, y la magnitud de la pérdida fue baja, los autores advierten que la prevalencia de uso es alta y que podría tener grandes implicaciones en la salud pública.10

La pérdida auditiva es un resultado de la ototoxicidad que causa daño a la cóclea. El primer síntoma a menudo es tinnitus, o zumbido en los oídos.11 Esto puede ser seguido por la pérdida auditiva o pérdida de equilibrio. Es posible que no note una pérdida auditiva hasta que tenga dificultad para entender conversaciones.

Los NSAIDs Desencadenan Más Problemas de Salud Negativos

La pérdida auditiva en los hombres como resultado del uso regular a NASAIDs o paracetamol está bien documentada y tiene un mayor impacto en personas más jóvenes.12 Este reciente estudio ha confirmado las mismas implicaciones para el uso crónico de NSAIDs en las mujeres. Sin embargo, el uso a largo plazo de NSAIDs también conlleva a otros problemas que podrían afectar su salud.

En 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos (FDA) reforzó las advertencias sobre los NSAIDs, incluyendo el ibuprofeno, en cuanto a una mayor probabilidad de experimentar un ataque cardiaco o un derrame cerebral dentro de las semanas de tomar el analgésico de venta libre.13 El riesgo parece aumentar con el uso prolongado y dosis más altas, y mayor riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral independientemente de su historial previo de enfermedad cardíaca.14

Las mujeres embarazadas que usan NSAIDs también tuvieron un riesgo 80 % mayor de aborto espontáneo.15 Esta relación fue mayor cuando tomaron NSAIDs durante más de una semana o durante la semana de concepción.

Se han relacionado los trastornos gastrointestinales con el uso de NSAIDs. Los factores de riesgo vinculados a las complicaciones incluyen un evento gastrointestinal previo, un tratamiento con dosis altas de NSAIDs  u otros trastornos crónicos, como enfermedades cardiovasculares.16

La hemorragia gastrointestinal superior es un resultado común del uso prolongado de NSAIDs. Hasta el 15 % de todas las hemorragias gastrointestinales superiores en el condado de North Jutland, Dinamarca, fueron causadas por NSAIDs.17

Los NSAIDs también están vinculados a sangrado y perforación gastrointestinal inferior.18 La mortalidad global por complicaciones relacionadas con una hemorragia gastrointestinal menor ha disminuido, pero las muertes hospitalarias de las complicaciones gastrointestinales superiores e inferiores han sido constantes, a pesar de las nuevas estrategias de tratamiento.

Los NSAIDs  también causan reacciones cutáneas, aunque es difícil estimar la frecuencia de estas reacciones ya que el hospital únicamente registra las más severas.19

En un estudio prospectivo de casi 20 000 pacientes hospitalizados, el 0.3 % desarrolló una reacción cutánea generalizada, mientras que otro metaanálisis de ensayos clínicos encontró que del 1 al 2 % de los pacientes que tomaban NSAIDs desarrollaron una reacción.

La Prevención es su Mejor Aliado

Al igual que con la mayoría de las condiciones de salud, la prevención es la mejor medicina. Con el fin de limitar el uso de NSAIDs para el controlar el dolor, sería prudente encontrar la causa para tratar la causa, no sólo el síntoma. El dolor crónico es una de las principales causas de discapacidad en la población estadounidense, y el número de las victimas sigue aumentando.

Es importante reconocer que el dolor es la forma en que su cuerpo identifica que algo está mal. El dolor no es la enfermedad, sino más bien una potente retroalimentación de que alguna actividad o estilo de vida está causando un problemas.

Bueno, este no es el caso para las heridas y traumas, pero esas causas representan un porcentaje relativamente menor de dolor crónico.

El dolor físico puede ser el resultado de una decisión subyacente en su estilo de vida, una lesión por uso excesivo o un trauma emocional que pudo haberlo decepcionado. Al buscar la causa subyacente de su dolor, considere las siguientes posibles fuentes y tome medidas para abordarlas:

Trauma emocional

Muy pocas personas quieren escuchar que el origen de su dolor es psicológico o emocional, pero existe algo de evidencia que respalda esto. Una teoría es que el trauma emocional (así como lesiones físicas o toxinas ambientales) puede estimular moléculas en su sistema nervioso central llamado microglia.

Cuando estas moléculas se estresan liberan sustancias químicas inflamatorias, generando como resultado dolor crónico y trastornos psicológicos como ansiedad y depresión.20 El dolor emocional y físico parece activar áreas similares de su cerebro.21

Antes de jubilarse, el Dr. John Sarno utilizó las técnicas mente-cuerpo para tratar a pacientes con dolor lumbar severo, además ha escrito varios libros sobre este tema.22 Su especialidad era trata a las personas que se habían sometido a una cirugía para el dolor de espalda baja, cuyo dolor no se solucionó.

Tuvo una tasa de éxito superior al 80% con el uso de técnicas como la Técnica de Libertad Emocional (EFT).

Dormir Mal

La privación del sueño puede afectar a casi todos los aspectos de su salud. Dado a que el sueño es importante para su ritmo circadiano (ciclo de sueño-vigilia), en realidad "conduce" los ritmos de la actividad biológica a nivel celular.

Su cuerpo necesita dormir profundamente para desarrollar tejido y la reparación, que es crucial para aliviar el dolor. Según una reciente investigación realizada en Gran Bretaña, la privación del sueño en realidad fue el más fuerte indicador de dolor en personas mayores de 50 años.23

Deficiencia de Magnesio

Entre los muchos roles del magnesio esta, bloquear los receptores de glutamato en el cerebro, un neurotransmisor que puede hacer que sus neuronas se hagan hipersensibles al dolor.24 La deficiencia de magnesio también puede provocar un mayor número de migrañas debilitantes.25

Esto es especialmente importante dado a que en promedio del 80 % de las personas en los Estados Unidos son deficientes en magnesio. Dos factores principales que agotan aún más el magnesio son el estrés y los medicamentos recetados, lo que coloca a los pacientes con dolor crónico en riesgo de deficiencia.

Intestino permeable

Los cambios en la alimentación son cruciales para controlar el dolor, en parte debido a la manera en que los alimentos influyen en la salud de su intestino. Las sustancias presentes en los granos pueden aumentar la permeabilidad intestinal (es decir, el síndrome del intestino permeable), lo que permite que las partículas de alimentos sin digerir, las bacterias y otras toxinas se "infiltren" en su torrente sanguíneo.

El intestino permeable puede causar síntomas digestivos tales como inflamación, gases y calambres abdominales, así como causar o contribuir a muchos otros síntomas, incluyendo la inflamación y el dolor crónico.

Enfermedad de Lyme

Algunos de los síntomas iniciales de la enfermedad de Lyme pueden incluir un problema tipo gripe con fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, rigidez del cuello, dolor y fatiga. Sin embargo, a menudo se convierte en crónico, lo que causaría dolor muscular y articular.

Debido a que la enfermedad de Lyme y todas sus co-infecciones causan muchos síntomas constantes, fácilmente imita los problemas como esclerosis múltiple (EM), artritis, Parkinson, síndrome de fatiga crónica, fibromialgia y otros.

Si padece de dolor crónico y no sabe por qué, podría deberse a la enfermedad de Lyme, a pesar de no haber sido mordido por una garrapata (es principalmente transmisor). Menos de la mitad de los pacientes con Lyme recuerdan haber sido mordidos por una garrapata.

Muchos pacientes con la enfermedad de Lyme no recuerdan tal acontecimiento porque la garrapata adormece su piel antes de morder, así que n hay manera que haya sentido.

Control Postural

El dolor en la parte superior y baja de la espalda es una de las razones más comunes de discapacidad por dolor crónico.

Afortunadamente, la mayoría de las veces es el resultado de una mala postura y el uso inadecuado de los músculos de la espalda. Hacer ejercicios de hombros mientras está sentado durante horas frente a la computadora puede estirar los músculos de espalda y apretar músculos del pecho.

Al estar sentado por muchas horas en una mala postura sin levantarse, podría aumentar el estrés en la espalda baja y aumentar el riesgo de dolor de espalda.

Aprenda a levantarse y sentarse derecho, levantarse con frecuencia y con la forma correcta, caminar y levantar objetos le ayudara a reducir su riesgo de dolor de espalda. Además de mejorar la fuerza muscular y la flexibilidad, le ayudara a disminuir sus niveles de dolor.

Medicamentos para el Dolor

Irónicamente, los mismos medicamentos que la mayoría de los médicos recetan para tratar el dolor pueden terminar empeorando el dolor después de unos pocos meses de uso. El doctor Sanjay Gupta, jefe asociado de neurocirugía en el Hospital Grady Memorial y corresponsal médico de CNN, dice:26

"... después de unos pocos meses de tomar las pastillas, algo comienza a cambiar en el cuerpo. La eficacia empieza a desaparecer y los pacientes por lo general reportan un alivio del dolor del 30 %, en comparación a cuando empezaron.

Incluso más preocupante, un subgrupo de estos pacientes desarrolló un problema de salud conocido como hiperalgesia, que es una mayor sensibilidad al dolor”.

Un Estilo de Vida Sedentario Aumenta el Riesgo de Dolor

Llevar un estilo de vida sedentario también puede aumentar su riesgo de desarrollar un problema de dolor crónico, ya que su cuerpo fue diseñado para moverse constantemente durante todo el día.

Los investigadores han demostrado que estar sentado durante ocho horas aumenta su riesgo de enfermedad cardiovascular, aunque haga ejercicio por 30 a 60 minutos durante el día. Sentarse durante más de seis horas al día tiene un vínculo con la enfermedad cardiaca, diabetes y muerte prematura por todas las causas.27,28

Un estudio finlandés encontró un vínculo entre los niños que llevaban un estilo de vida sedentario y los que experimentaron niveles más elevados de dolor crónico a medida que envejecían.29 Otro estudio encontró que los adultos que estuvieron de pie con más frecuencia durante el día, también padecían menos dolor.30

Sabemos que el trauma emocional y la depresión cambian su percepción del dolor.31 Un reciente estudio demuestra que el permanecer sedentario aumenta su riesgo de ansiedad y empeora su salud mental.32 Megan Teychenne, investigadora principal y profesora del Centro de Investigación de Actividad Física y Nutrición de la Universidad de Deakin (C-PAN) en Australia, dijo:33

"Anecdóticamente--estamos presenciando un aumento en los síntomas de ansiedad en nuestra sociedad moderna, lo que parece paralelo al aumento en el comportamiento sedentario. Por lo tanto, nos interesaros en investigar si estos dos factores tenían algún vínculo.

Además, dado que la investigación ha demostrado un vinculo positivo entre el comportamiento sedentario y los síntomas depresivos, esta fue otra razón para investigar el vínculo entre el comportamiento sedentario y los síntomas de ansiedad”.

Opciones Naturales para Reducir su Dolor

Usted tiene muchas opciones para manejar el dolor crónico, pero el primero es descubrir la razón de su dolor, así no estará optando por medicamentos o tratamientos para los síntomas en lugar de abordar la causa.

En una revisión, menos del 4 % de las escuelas de medicina tenían un curso obligatorio de dolor, y muchas no ofrecían cursos de especialización en lo absoluto.34 Cuando los médicos no saben cómo tratar el dolor crónico, recurren al único tratamiento que conocen: medicamentos recetados, los cuales no sirven para resolver los problemas subyacentes de su dolor.

También hay opciones de medicamentos para tratar su dolor mientras que se reestabiliza con el uso de estrategias adecuadas de estilo de vida.

Una de las razones más comunes por las que las personas visitan a su médico convencional es para el dolor de espalda, en segundo lugar son las infecciones respiratorias superiores. Los medicamentos superficiales para el dolor son el tratamiento más común ofrecido, seguido por inyecciones de esteroides y luego la cirugía.

Lamentablemente, sin solucionar la causa del problema, es muy improbable que estas opciones generen una completa recuperación.

Existen varias opciones seguras, sin medicamentos, las cuales pueden ayudarle mientras determina la causa del dolor y desarrolla un plan de tratamiento para una completa recuperación. En estos dos artículos anteriores puede leer mas al respecto, "6 Sorprendentes Desencadenantes del Dolor Crónico y 15 Remedios Naturales para el Dolor de Espalda

Publique su comentario