Los Beneficios del Aceite de Coco Son Innegables

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 10, 2017 | 48,383 vistas

Historia en Breve

  • A pesar de los opositores, el aceite de coco lo ha demostrado por sí mismo. Algunas de las poblaciones que utilizan aceite de coco como alimento básico informan tasas mucho más bajas en derrames cerebrales, enfermedades cardiacas y enfermedades cerebrales que son frecuentes en Occidente
  • Los triglicéridos de cadena media (MCT, por sus siglas en inglés) en el aceite de coco podrían ayudar a perder peso, a diferencia de los alimentos con LCT o triglicéridos de cadena larga
  • Los Staphylococcus aureus, la Candida y otros patógenos conocidos, hongos, bacterias y virus son destruidos por el aceite de coco
  • El aceite de coco podría ser útil para tratar a pacientes epilépticos, incluyendo a los niños
  • Como artículo de tocador, el aceite de coco es eficaz como suavizante para la piel, pasta dental, acondicionador para el cabello y desodorante, así como eliminador de piojos y repelente de insectos

Por el Dr. Mercola

Últimamente, parece que el aceite de coco ha recibido una gran cantidad de publicidad y por muchas razones diferentes. Tiene una serie de usos sorprendentes, sin duda como un alimento, pero posee muchos otros beneficios relacionados con la salud. Algunos de ellos son bastante sorprendentes.

Es por eso que el aceite de coco parece haber pasado de "¿Qué es esto?" a "¡un superalimento!" ya que las personas de todo el mundo hacen un balance de lo que puede hacer por ellos.

Con respecto a la cuestión nutricional, los ácidos grasos presentes en el aceite de coco confieren varios beneficios para la salud, incluyendo una mejor función cerebral, estimula el metabolismo corporal, genera energía y ayuda a eliminar el exceso de grasa corporal.

Estos beneficios han sido obtenidos por los habitantes de las poblaciones que consumen regularmente grandes cantidades de aceite de coco. Éstos son algunos de los mejores beneficios del aceite de coco.

El Aceite De Coco Tiene Ácidos Grasos Que le Son Beneficiosos

Es posible que haya escuchado que aunque alguna vez se pensó que la grasa saturada era la principal causa de las enfermedades cardiacas, ahora se sabe que no solo es beneficiosa sino vital para tener una buena salud.

Las buenas noticias son que: el aceite de coco es una de las mejores fuentes de grasas saturadas en el planeta. De hecho, alrededor del 90 % del contenido de grasa en el aceite de coco es grasa saturada.

En vez de obstruir sus arterias, al dañar su sistema coronario y ponerle en una vía rápida hacia un derrame cerebral, ha surgido nueva información en un notable metaanálisis,1 el cual no mostró evidencia significativa de que las grasas saturadas causaran alguno de los anteriores, sino que de hecho le son muy beneficiosas.

El aceite de coco contiene triglicéridos de cadena media que pueden tener beneficios terapéuticos para las personas con ciertos trastornos cerebrales, epilepsia, e incluso puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer.2

Las Personas Han Evolucionado con el Uso de Aceite de Coco

Como puede observar en las civilizaciones de todo el mundo que han consumido el aceite de coco durante décadas e incluso siglos, en relación a la cuestión médica, claramente existe una diferencia entre aquellos individuos y los individuos denominados "iluminados" de los países de primer mundo.

¡Parecen estar más saludables! Como por ejemplo, las personas de las poblaciones polinesias como los de Tokelau y Pukapuka, donde las personas tienden a comer una gran cantidad de coco, fueron examinadas en relación a su alto consumo de grasas saturadas y bajos niveles de colesterol y sacarosa.

Los investigadores descubrieron que "las enfermedades vasculares son poco comunes en ambas poblaciones y no hay evidencia de que el alto consumo de grasas saturadas tenga un efecto perjudicial".3

Otro ejemplo de ello es la población Kitevan en Nueva Guinea, cuya alimentación colectiva no fue alterada por los hábitos alimenticios del mundo occidental. Además de comer una gran cantidad de tubérculos, frutas y pescado, las personas también consumen coco como un importante alimento básico.

Ninguna de las personas involucradas en el estudio4 informó derrames cerebrales, muerte súbita, debilidad, enfermedades cerebrales, o dolor de pecho relacionado con el trabajo pesado. No se presentaron enfermedades de las arterias coronarias en ningún lugar

La única deducción que se puede hacer es que, en vez de estar afectado, enfermo y débil, muchas poblaciones de todo el mundo han logrado mucho mejores resultados con sus alimentos tradicionales al complementar con abundante aceite de coco, que otros lugares "progresistas" del mundo.

Los Triglicéridos, la Grasa y ¿Dónde Se Encuentran?

No importa a dónde viaje, prácticamente todos los lugares fueron influenciados por la alimentación occidental, y no en el buen sentido.

Donde exista obesidad en grandes proporciones de la población, hay una muy buena probabilidad de que encontrará hábitos alimenticios erróneos y destructivos como una alimentación baja en grasa junto con la carne CAFO (operaciones concentradas de alimentación animal) demasiado procesada, e insuficientes cantidades de vegetales y fuentes de grasa saludables.

Algunos creen que todo gira en torno al consumo de calorías; sin embargo, las personas que han prestado atención a los alimentos que son realmente saludables y los que no lo son, entienden que esto no es realmente el caso. Esto es acerca de la sustancia que se encuentra detrás de las calorías.

Los ácidos grasos de cadena media o triglicéridos (MCT) en el aceite de coco representan alrededor de dos tercios de sus ácidos grasos totales. En la explicación:5

"Las grasas alimenticias son moléculas formadas por átomos de carbono individuales, vinculados a las cadenas que varían de 2 a 22 átomos de carbono de longitud. Los ácidos grasos de cadena larga (LCT) que varían de 12 a 18 átomos de carbono de largo son la forma de grasa predominante en la alimentación de la población en los Estados Unidos.

Por el contrario, los MCT se componen de solo 6 a 10 enlaces de carbono. Debido a su corta longitud de cadena, los MCT tienen un número de propiedades únicas que les dan ventajas sobre los LTC más comunes".

La conclusión es que, cuando come alimentos con alto contenido de triglicéridos de cadena media, su cuerpo obtiene beneficios.

Un buen ejemplo: cuando fue analizada la función metabólica de siete hombres saludables en relación con los triglicéridos, los científicos determinaron que la sustitución a largo plazo de los alimentos de cadena media por unos de cadena larga “produciría pérdida de peso si el consumo de energía se mantenía constante”.6 El beneficio potencial es la significativa pérdida de peso.

Los Microorganismos Son Destruidos Por el Aceite de Coco

El ácido láurico en el aceite de coco representa aproximadamente la mitad de los ácidos grasos. En el proceso de digestión, el aceite de coco se transforma en un monoglicérido llamado monolaurina. Ambas sustancias pueden exterminar a los patógenos dañinos, tales como hongos, bacterias y virus.

El Staphylococcus aureus y una causa común de infección por levaduras, la Candida albicans, fueron dos de los patógenos más notorios que estos compuestos del aceite de coco fueron capaces de erradicar en un estudio7 y la candida en otro.8

El aceite de coco también funciona contra las infecciones por hongos, como el pie de atleta y la tiña. Incluso la European Journal of Pediatrics, informó investigaciones que demuestran que la mezcla de aceite de coco y anís fue casi dos veces tan eficaz como la loción de permetrina comúnmente prescrita (y tóxica) para el tratamiento contra piojos de la cabeza.

De acuerdo con el análisis:9

"El aerosol fue el remedio significativamente más exitoso (41/50, 82.0 %) en comparación con la permetrina (21/50, 42.0 %...). De acuerdo con el protocolo el éxito respectivamente fue de un 83.3 % y de 44.7 %".

¿Desea Bajar de Peso? El Aceite de Coco Reduce el Apetito

Muchas personas pagan bastante en busca de una sustancia que verdaderamente detenga su apetito para comer menos y perder peso. ¡Cuán fortuito que el aceite de coco realmente pueda hacer eso por usted! El verdadero proceso está relacionado con la forma en que son metabolizados los ácidos grasos que consume.

Los cuerpos cetónicos, producidos cuando el cuerpo descompone la grasa para obtener energía, son un combustible alternativo para su cerebro. Son producidos mientras digiere el aceite de coco.

Los estudios en hombres que consumen la mayoría de los MCT en el desayuno encontraron que comieron menos en general a la hora del almuerzo.10 Los que comían la mayor cantidad de MCT consumieron un promedio de 256 calorías menos diariamente.11

La alimentación cetogénica, que presenta baja cantidad de carbohidratos y alto consumo de grasa, tiene aplicaciones en relación al tratamiento de una serie de problemas de salud. De manera significativa, se demostró que reduce los ataques epilépticos en niños resistentes a los medicamentos,12 así como en otras personas con epilepsia.

En el Centro para Investigación de la Obesidad en Nueva York de la Universidad de Columbia, los investigadores informaron que:13

"El consumo del aceite de triglicéridos de cadena media, como parte de un plan de pérdida de peso, mejora la pérdida de peso en comparación con el aceite de oliva y por lo tanto se puede incluir exitosamente en una alimentación para perder peso. Por lo que, los pequeños cambios en la calidad del consumo de grasas pueden ser útiles para aumentar la pérdida de peso".

El Aceite de Coco Puede Mejorar Sus Niveles de Colesterol en la Sangre

Como fue comentado anteriormente, el coco es rico en grasas saturadas saludables, pero esto no disminuye la salud de su perfil de lípidos en la sangre como las industrias médicas y alimentarias han intentado decirle durante décadas. De hecho, las grasas saturadas elevan el colesterol HDL (bueno), mientras transforman su LDL. De acuerdo con los datos:14

"Un alto consumo de grasas saturadas... está vinculado con mayores concentraciones de un LDL más alto, enriquecido con colesterol y esto se produce en relación con los menores niveles de actividad de la HL [lipasa hepática]".

Consumir aceite de coco ayuda a mantener los niveles óptimos de colesterol. Un estudio que incluyó a 40 mujeres mostró que cuando se compara contra del consumo de aceite de soya, el aceite de coco aumenta el HDL y disminuye la proporción de LDL a HDL, mientras reduce la circunferencia de la cintura.

Por otra parte, el aceite de soya produjo que disminuyera la cantidad de HDL beneficioso.15

El Aceite de Coco Como Artículo de Tocador, Limpiador--Incluso Como Repelente de Insectos

Si no ha tenido la oportunidad de explorar todos los usos extraordinarios del aceite de coco, podría tener una agradable sorpresa. Además de su capacidad para fomentar la salud cardiaca y suprimir el riesgo de derrame cerebral, ha demostrado fortalecer su sistema inmunológico incluso para lograr una piel suave y flexible.

El aceite de coco funciona bien como un limpiador facial y se desempeña como una excelente crema de afeitar. Al aplicarlo en el cabello seco y muerto durante 15 minutos ayuda a restaurar el brillo y la humedad perdida.

A pesar de que no proporciona el remanente sabor mentolado del cual la mayoría de las pastas dentales están orgullosas, al utilizarlo antes de dormir no solo ayuda a refrescar el aliento, sino a matar a las bacterias que causan la placa y otros problemas, sin fluoruro (y si extraña el sabor a menta, simplemente añada unas gotas de aceite esencial de menta).

Si busca un desodorante natural que dure y no plantee posibles riesgos para la salud por causa del aluminio añadido, mezcle completamente:

En cuanto al repelente de insectos, una buena receta combina el aceite de coco con un aceite esencial de alta calidad, tal como menta, bálsamo de limón, romero, árbol de té o de vainilla, que podría ayudar a evitar que los insectos piquen, en lugar de aplicar aerosoles tóxicos como el N,N-Dietil-meta-Toluamida (DEET, por sus siglas en inglés).

Lo Que No Conoce Que Podría Causarle Daño

Por el contrario, a pesar de toda la verificación clínica, el Centro para la Ciencia en el Interés Público (CSPI, por sus siglas en inglés)16 todavía mantiene que "no existe buena evidencia" de que el aceite de coco realice cualquiera de las funciones anteriores.

Incluso la CSPI contradice las recomendaciones de que las personas cambien sus aceites vegetales, incluyendo al aceite de canola, por el aceite de coco, para tener una mejor salud.

En otro movimiento claramente ignorante, la CSPI cayó en la colaboración con la industria de la biotecnología para beneficiarse del anuncio de que "el miedo" a los transgénicos es "irracional" y que los alimentos transgénicos son "seguros para consumirlos".

Al mismo tiempo, se publicó una declaración firmada por 300 científicos, investigadores, médicos y académicos, la cual sostenía que las declaraciones de seguridad de los transgénicos han sido "falsamente perpetuadas". Claramente, alguien no dice la verdad o no ha hecho su debida diligencia para averiguarlo.

Eso no es la única discrepancia en el mundo de la pseudociencia que pretende tener interés en la salud humana.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) se adelantó con una declaración de que, a partir del 2018, los aceites parcialmente hidrogenados (grasas insaturadas) ya no estarían permitidos en los alimentos a no ser que fueran autorizados por el organismo debido a los posibles riesgos para la salud.

Sin embargo, la FDA estaba a la vanguardia para conseguir grasas insaturadas en el mercado en la década de 1980.

En la década de 1980, en realidad la CSPI encabezó una campaña exitosa contra el uso de grasas saturadas saludables, al pregonar a las grasas insaturadas como una alternativa más saludable, y de esta manera tomó su postura oficial contra el aceite de coco con escepticismo.

A pesar de los opositores, la verdadera ciencia se manifiesta. El aceite de coco fue sometido a pruebas que demuestran que sus beneficios son, de hecho, innegables.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Am J Clin Nutr: Jan. 13, 2010; 27725
  • 2 Authority Nutrition May, 2016
  • 3 Am J Clin Nutr 1981 Aug;34(8):1552-61
  • 4  J Intern Med: 1993 March; 233(3):269-75
  • 5 Nutrition Re April 22, 2013
  • 6  Am J Clin Nutr 1986 Nov;44(5):630-4
  • 7 J Bacteriol: 2000 May; 182(9):2668-71
  • 8  J Med Food: 2007 June; 10(2):284-7
  • 9  Eur J Pediatr.; 2010 Jan.;169(1):55-62
  • 10 Am J Cin Nutr.: 1998 Aug:68(2):226-34
  • 11  Int J Obes Relat Metab Disord. 1996: May;20(5):435-44
  • 12  The Lancet June, 2008
  • 13 Am J Ckin Nutr: 2008 March;87(3):621-6
  • 14 Am J Clin Nutr: 1998 May; 103(5) 828-836
  • 15 Lipids: 2009 July; 44(7):593-601
  • 16 CSPI June 2012