El 59% del "Atún" Que Consume No Es Atún

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 11, 2017 | 10,000 vistas

Historia en Breve

  • Los análisis de ADN realizados en muestras de mariscos vendidos en los Estados Unidos revelaron que el 59% del atún y el 87% del pargo estaban mal etiquetados
  • En los restaurantes de sushi, el 74% de las muestras de pescado no eran el pescado para el que fueron etiquetados
  • 84% del “atún blanco” vendido en las tiendas de sushi en realidad era escolar, un pescado relacionado con efectos digestivos graves y agudos si consume sólo un par de onzas
  • Puede evitar ser estafado por los mariscos mal etiquetados al hacer preguntas sobre su origen, evitar los mariscos de bajo costo (si el precio parece demasiado bueno para ser verdad, entonces probablemente tiene algo oculto) y comprar pescado entero siempre que le sea posible

Por el Dr. Mercola

Cuando consume atún, existe una gran probabilidad de que en realidad no es atún. La mayoría del pescado etiquetado como "atún blanco" en realidad podría ser escolar, un tipo de pescado que puede causar efectos digestivos graves, incluyendo diarrea oleosa.

Oceana, el grupo de protección del océano sin fines de lucro que reveló estos hallazgos, posteriormente descubrió que aproximadamente el 60% del "atún" vendido en los restaurantes y supermercados es un tipo de pescado completamente diferente – y los resultados fueron aún peores en los restaurantes de sushi.1

¿Le Encanta el Sushi? No Pida "Atún" (Ahí)

Oceana realizó análisis de ADN en más de 1 200 muestras de pescado en todo Estados Unidos y encontró que un tercio estaba mal etiquetado.

Aunque el pargo rojo tuvo la mayor tasa de etiquetado erróneo (87% de las muestras de "pargo rojo" en realidad no era pargo rojo), el atún tuvo el segundo lugar con una tasa de 59% de etiquetado erróneo.

Sin embargo, en los restaurantes de sushi, el 74% de las muestras de pescado estaban mal etiquetadas. Esto incluyó a todos los restaurantes de sushi de los que se analizaron las muestras, incluso en las principales áreas metropolitanas como Chicago, Austin, Nueva York y Washington DC.

De acuerdo con el reporte de 62 páginas de Oceana,2 en muchos casos el pescado mal etiquetado había sido sustituido por variedades de pescado más baratas, menos deseables y más disponibles. Los resultados demostraron que:

Sólo el 1% de los Mariscos Importados Es Analizado Contra Fraude

¿Cómo tantos vendedores de mariscos se están saliendo con la suya al vender pescado mal etiquetado? Simple, a nadie le importa…

Más del 90% de los mariscos consumidos en los Estados Unidos es importado, sin embargo tan sólo el 1% de los productos importados son inspeccionados contra fraude, lo que podría explicar esta situación claramente fuera de control. Oceana informó:3

"Nuestros hallazgos demuestran que debe establecerse un sistema de trazabilidad integral y transparente – uno que rastree el pescado del barco a su plato – a nivel nacional.

Al mismo tiempo, se necesita una mayor inspección y análisis en nuestros mariscos, específicamente para el mal etiquetado, así como reforzar las leyes federales  y estatales existentes para combatir el fraude todo esto con el fin de revertir estas tendencias preocupantes.

Nuestro gobierno tiene una responsabilidad de proporcionar más información sobre el pescado vendido en los Estados Unidos, ya que el fraude en los mariscos no sólo afecta la economía del consumidor, sino también a los vendedores y pescadores que también son engañados en el proceso – sin mencionar la salud de nuestro océanos".

Otra Razón para Evitar el Atún: Por lo General Está Cargado de Mercurio

El pescado siempre ha sido la mejor fuente de grasas omega-3 EPA y DHA de origen animal, pero como los niveles de contaminación han aumentado, este tesoro para la salud en forma de alimento se ha vuelto menos y menos viable como una fuente primaria de grasas beneficiosas.

Esto es particularmente cierto en el caso del atún, que tiende a ser el pescado que más mercurio contiene.

Un estudio realizado por Geological Survey de los Estados Unidos encontró que todo el atún analizado contenía una cantidad bastante alta de mercurio. La contaminación podría ser aún peor  en los restaurantes, lo que confirma una vez más que comer atún en restaurantes es una propuesta arriesgada.

Además, de acuerdo con otro estudio, las pruebas toxicológicas revelaron que el atún vendido en los restaurantes en realidad contenía una MAYOR cantidad de mercurio en comparación con las variedades vendidas en los supermercados.4

La razón de esto es que los restaurantes tienden a preferir ciertas especies de atún, como el atún rojo y el atún de ojo grande, que tuvieron niveles significativamente mayores de mercurio en comparación con el atún aleta amarilla.

Desafortunadamente, el mercurio tiende a acumularse en mayor grado en el músculo que en la grasa, lo que hace que las especies más magras de atún   sean más susceptibles a la contaminación.

Otra explicación es que los restaurantes tienden a comprar pescados más grandes, que a su vez contienen mayores concentraciones de mercurio debido a su tamaño. Recuerde, mientras más grande es el pez, más tiempo ha vivido y más tiempo ha bioacumulado toxinas como el mercurio del océano.

Más del 80% del Salmón También Podría Estar Mal Etiquetado

No se trata únicamente del atún y el pargo rojo cuando hablamos de problemas de mal etiquetado. En el video anterior, entrevisté a Randy Hartnell, fundador y presidente de Vital Choice Wild Seafood and Organics.

Él explica que hasta el 70 a 80% del pescado etiquetado como salmón "silvestre" en realidad proviene de criaderos. 

Esto incluye a los restaurantes, en donde el 90-95% del salmón proviene de criaderos, sin embargo en el menú lo ponen como "silvestre". Los siguientes consejos pueden ayudarlo a determinar si el salmón es auténtico:

1. El salmón enlatado etiquetado como "Salmón de Alaska" es una buena opción, ya que el salmón de Alaska no puede provenir de criaderos porque está prohibido.

2. En los restaurantes, el salmón mal etiquetado generalmente será descrito como "silvestre" pero no como "silvestre de Alaska". Esto porque el auténtico "silvestre de Alaska" es más fácil de rastrear. El término "silvestre" es más confuso y por lo tanto se le da un mal uso. En mucha formas, es muy similar al abuso que le dan a la palabra "natural".

3. Ya sea que esté en el supermercado o en un restaurante, pregúntele al vendedor de mariscos o al mesero de donde proviene el pescado. Si es silvestre, seguramente pagaron más por ese producto por lo que probablemente entiendan la propuesta de valor.

Debido a que es un punto de venta, sabrán de donde proviene. Si no tienen una respuesta, es una bandera roja de que sus productos provienen de criaderos o peor…

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos está avanzando con la aprobación para que se pueda  vender salmón transgénico y como sabemos, los alimentos transgénicos no requieren de etiquetado en los Estados Unidos.

4. Evite consumir salmón del Atlántico, ya que el salmón etiquetado como "Salmón del Atlántico" proviene de piscifactorías.

5. El salmón rojo no puede ser criado, así que si encuentra salmón rojo, seguro es silvestre. Puede distinguir el salmón rojo de otros tipos de salmón por su color. Es color rojo brillante y no rosa.

La razón de su color rojo brillante es su alto contenido de astaxantina. El salmón rojo tiene una de las mayores concentraciones de astaxantina en el mundo de los alimentos.

Tres Formas que lo Ayudarán a Determinar Si un Marisco Está Mal Etiquetado

Para el comensal promedio, puede ser difícil, de no ser que prácticamente imposible, determinar si el atún o el pargo rojo en su sushi realmente es lo que afirma ser. Dicho esto, hay algunas formas de protegerse contra el desenfrenado fraude en los mariscos:5

  1. Hacer preguntas. Los consumidores deberían hacer más preguntas incluyendo el tipo de pescado que es, si es silvestre o de criadero y dónde, cuándo y cómo fue capturado.
  2. Checar el precio. Si el precio es demasiado bueno para ser verdad, entonces probablemente está comprando una especie completamente diferente a la que afirma la etiqueta.
  3. Comprar pescado entero. Siempre que le sea posible compre todo el pescado, eso hace más difícil intercambiar una especie por otra.

¿Es Amante de los Mariscos? Siga Estos Consejos para Mantenerse Sano

Además del problema de fraude, que es claramente predominante, la mayoría de las principales vías fluviales en el mundo están contaminadas con mercurio, metales pesados y sustancias químicas como dioxinas, PCBs y otros productos químicos agrícolas que terminan en el medio ambiente.

Por esta razón, como regla general, ya no recomiendo cumplir con sus requisitos de grasas omega-3 a través del pescado, sino de un suplemento de grasas omega-3 de alta calidad y de origen animal como el aceite de kril. Sin embargo, hago dos excepciones.

Uno es el auténtico salmón rojo de Alaska capturado en la naturaleza, creo que sus beneficios nutricionales superan cualquier contaminación potencial.

El riesgo de que el salmón rojo acumule altas cantidades de mercurio y otras toxinas es bajo debido a su corto ciclo de vida, que es de tan sólo tres años. Además, la bioacumulación de toxinas también es baja por el hecho de que no se alimenta de otros peces ya contaminados.

Siempre que consumo pescado, también me aseguro de tomar pastillas de Chlorella. La Chlorella es un potente captador de mercurio y si se toma junto con el pescado ayudará a captar el mercurio antes de que lo absorba, de tal manera que podrá eliminarlo de forma segura a través de sus heces.

La segunda excepción son los peces más pequeños con ciclos de vida cortos, que también tienden a ser mejores alternativas en términos de contenido de grasa – así que es una situación doblemente beneficiosa – un menor riesgo de contaminación y un mayor valor nutricional.

Como recomendación general está que mientras más abajo esté el pez en la cadena alimenticia, menor será la contaminación que acumulará. Así que si es amante de los mariscos, trate de elegir peces que pertenezcan a este grupo, que incluyen:

Si insiste en consumir el pescado típico de supermercado y quiere saber más sobre el alcance de su exposición al mercurio, le recomiendo echarle un vistazo a la calculadora de mercurio6 en línea en la página GotMercury.org para darse una idea de los riesgos.

Además, como lo mencioné anteriormente, debe considerar un quelante natural de mercurio cuando consuma pescado. Además de la Chlorella, también está la zeolita (arcilla verde) y los vegetales fermentados.

Dado a que los peces más grandes tienden a vivir más tiempo y tener mayores niveles de contaminación, también debería evitarlos por completo. Esto incl

Atún (filetes de atún, sushi y atún enlatado)

Róbalo o lobina negra

Marlín

Halibut

Lucio

Lucioperca americana

Tiburón

Pez espada

Corvina blanca

uye (por favor considere que está no es una lista completa):

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Oceana February 21, 2013
  • 2 Oceana Seafood Fraud Study February 2013 (PDF)
  • 3 Oceana.org February 21, 2013
  • 4 Biology Letters April 21, 2010 [Epub ahead of print]
  • 5 Oceana Seafood Fraud Report Highlights (PDF)
  • 6 Gotmercury.org Mercury Calculator