Ocultar
Asma

Historia en Breve -

  • Este estudio apoya a las investigaciones recientes que sugieren que el papel de la vitamina D en el cuerpo no solo es el de mantener los huesos saludables. La deficiencia de vitamina D se ha relacionado recientemente con una variedad de enfermedades que no tienen que ver con los huesos, como la depresión, los trastornos autoinmunes y, ahora, el asma
  • El equipo de investigación encontró que el 86 % de los niños en el estudio con asma tuvieron niveles insuficientes de vitamina D, mientras que solo 19 % de los niños que no padecían asma tuvieron estos bajos niveles
  • La medicina oriental y las hierbas chinas tienen la capacidad de fortalecer directamente la función inmune. La desventaja de las hierbas es su gusto amargo y la estrategia más efectiva para los niños es mezclar los extractos líquidos de las hierbas con jugo para mejorar su sabor
  • Un acupunturista autorizado y con experiencia en tratamientos infantiles puede evaluar las necesidades de un niño particular y recetar una fórmula herbal para aliviar la congestión y desarrollar la función inmune
 

Un Estudio Sugiere Que Podría Existir un Remedio Natural para el Asma

Enero 11, 2017 | 17,236 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

El asma es un problema que va en aumento, tanto en los niños como en los adultos. De hecho, el asma afecta actualmente a cerca de 20 millones de personas en los Estados Unidos,1 ya que ha aumentado más de 300 % en los últimos 20 años.

¿No le gustaría tener un tratamiento simple, muy efectivo e increíblemente económico para esta grave enfermedad?

Desafortunadamente, la mayoría de los médicos no tienen idea de que se puede utilizar la vitamina D para tratar el asma, aunque, al suscribirse a esta página puede mantenerse al corriente de las noticias científicas más novedosas sobre las terapias seguras, económicas y naturales para este problema común.

En esto nos especializamos.

Si la vitamina D es ciertamente una de las mayores causas subyacentes del asma, lo que parece ser verdad, muchas personas padecen innecesariamente un mal potencialmente mortal, ya que la deficiencia de vitamina D se puede remediar con facilidad.

Sin mencionar que muchos se exponen a sí mismos innecesariamente a los peligros inherentes de los tratamientos estándar que utilizan medicamentos para el asma.

Advair, por ejemplo, contiene el beta-agonista de efecto prolongado (LABA, por sus siglas en inglés) salmeterol. Un análisis de 2006 encontró que el uso regular de los LABA puede aumentar la gravedad de un ataque de asma. Los investigadores estiman que el salmeterol puede contribuir hasta a 5000 muertes relacionadas con el asma cada año en los Estados Unidos.

Los tratamientos convencionales para el asma también aumentan su riesgo de enfermedades cardiacas y osteoporosis, por nombrar algunos.

Así que, ¿no es genial saber que hay un método efectivo, e infinitamente más seguro, para tratar el asma?

Es Probable que la Deficiencia de Vitamina D Sea una Causa Subyacente del Asma

De acuerdo con el autor principal del estudio:2

“Para los niños afroamericanos con asma, analizar la vitamina D y asegurar el consumo adecuado de este nutriente podrían volverse medidas fundamentales en el cuidado primario”.

¡Sí!

Y esto no incumbe únicamente a los niños afroamericanos. Según reportó USA Today, solo entre el 5 y el 37 % de los niños en los Estados Unidos alcanzaron el estándar de vitamina D que estableció la Academia Americana de Pediatría, ¡que es de solo 400 IU al día!

Esta dosis se recomendó para evitar el raquitismo, la cual funciona bien, pero no brinda protección contra enfermedades más graves, como el cáncer, las enfermedades cardiacas, las infecciones y, probablemente, también el asma.

Investigaciones anteriores han demostrado que el consumo diario recomendado para niños es desafortunadamente inadecuada para la mayoría, al afirmar que muchos infantes necesitan hasta 10 veces esa cantidad para obtener todos los beneficios para la salud.

Además, es importante entender que, mientras su hijo está en el útero, usted está sentando las bases para su salud.

Un estudio realizado en 2007 descubrió que la mala alimentación y la falta de vitamina D entre las madres eran los factores que determinaban si los niños padecían asma, independientemente de su propio consumo de vitamina D después del parto.

También hay varios otros estudios que muestran el impacto benéfico de la vitamina D en la salud pulmonar.

Esto tiene perfecto sentido una vez que sabe que tan solo uno de los 3000 genes que aumenta la vitamina D produce más de 200 péptidos antimicrobianos, algunos de los cuales funcionan como antibiótico de amplio espectro.

He aquí una lista corta de estudios que confirman la relación inversa entre las infecciones del tracto respiratorio inferior y los niveles 25(OH)D de los niños. Es decir, mientras más alto sea el nivel de vitamina D de su hijo, tendrá menos riesgo de contraer infecciones del tracto respiratorio:

1. Un estudio de 20093 sobre la deficiencia de la vitamina D en recién nacidos con una infección respiratoria superior (IRS) confirmó una fuerte correlación positiva entre el nivel de vitamina D de los recién nacidos y las madres. Más del 87 % de los recién nacidos y más del 67 % de las madres tuvieron niveles de vitamina D inferiores a 20 ng/ml, el cual es un estado de deficiencia grave.

Los recién nacidos con deficiencia de vitamina D parecen tener un mayor riesgo de desarrollar una IRS y, ya que el nivel de vitamina D del bebé se correlaciona bastante con el de su madre, los investigadores recomiendan que todas las madres optimicen sus niveles de vitamina D durante el embarazo, en especial durante los meses de invierno, para proteger la salud de su bebé.

2. Un estudio similar realizado en la India4 y publicado en 2004 también reportó que la deficiencia de vitamina D en los niños aumentó de forma significativa su índice de probabilidad de desarrollar una IRS grave.

3. Un análisis de 2009 de la Tercera Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición5 examinó la relación entre los niveles de vitamina D y las infecciones respiratorias superiores (IRS) recientes en casi 19 000 participantes de 12 años.

Había una correlación positiva entre los niveles bajos de vitamina D y un mayor riesgo de IRS, y esta correlación fue incluso más fuerte en las personas con asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

4. Otro reporte de 20096 en la revista Pediatric Research afirmó que los bebés y niños parecen ser más susceptibles a las infecciones virales, en vez de a las bacterianas, cuando tienen deficiencia de vitamina D.

Por esto, con base en las evidencias disponibles que muestran una fuerte conexión entre la vitamina D, las infecciones y la función inmune en los niños, la suplementación de vitamina D podría ser una terapia valiosa en la medicina pediátrica.

Sí, optimizar la función inmune es una parte fundamental del tratamiento del asma y la vitamina D ha demostrado ser un modulador inmune increíblemente poderoso, por lo que optimizar los niveles de vitamina D de su hijo debería ser lo primordial.

Cómo Optimizar los Niveles de Vitamina D de su Hijo

Recuerde, es bastante probable que su hijo necesite una cantidad mucho mayor al consumo diario recomendado, que es de solo 400 unidades al día. Realmente necesita asegurarse de que su hijo tenga niveles terapéuticos.

Idealmente, su hijo obtendrá la vitamina D de la exposición segura al sol, aunque muchos niños pasan más tiempo en el exterior que sus padres, muchos siguen sin obtener la cantidad de exposición necesaria – particularmente si les aplica abundante bloqueador solar.

Yo recomiendo que permita que su hijo pase algún tiempo en el exterior sin bloqueador. ¡Aunque sí debe tener mucho cuidado y asegurarse de que su hijo no se queme con el sol!

Puede darse cuenta de que se ha expuesto lo suficiente al sol cuando su piel se vuelva de un color rosa muy ligero. Después de esto su cuerpo ya no producirá vitamina D y si continua la exposición tan solo le causará daño en la piel.

Si su hijo no tiene acceso a la exposición regular al sol, le recomiendo los suplementos orales. También puede utilizar gotas de vitamina D para niños que son demasiado jóvenes para tragar una pastilla.

Con base en las últimas investigaciones, la dosis recomendada para los niños es de 35 IU de vitamina D por libra de peso corporal. Sin embargo, hay una desventaja, pues sería útil que analizara los niveles de vitamina D de su hijo después de comenzar con los suplementos, para asegurarse de que están en el rango terapéutico de 50-70 ng/ml.

Lo ideal es asegurarse también de usar el análisis adecuado y un laboratorio respetable. En los Estados Unidos, yo recomiendo asistir a LabCorp.  Para más información, vea este artículo previo que explica a más detalle los análisis disponibles y la diferencia entre los laboratorios.

Si lleva el nivel de su hijo a cerca de 60 ng/ml, hay una gran probabilidad – especialmente si lo combina con el ejercicio y el equilibrio de sus grasas omega-3 y omega-6 como se describe a continuación – de que no vuelva a experimentar asma.

Estrategias Adicionales Seguras y Efectivas para Tratar el Asma

Aunque el asma es una enfermedad grave, no es complicado tratar de forma segura su padecimiento. Optimizar el nivel de vitamina D de su hijo es el primer paso, pero también hay otras estrategias básicas y simples que pueden ayudar a tratar la raíz del problema.

El artículo de Mothering Magazine presentado anteriormente contiene una variedad de métodos útiles para ayudar a fortalecer el sistema inmune de su hijo para prevenir los ataques de asma y terapias naturales que pueden calmar los síntomas el asma, así que no dude en leerlo también.

En mi experiencia, las siguientes estrategias son altamente efectivas para tratar el asma:

Aumente su consumo grasas omega-3 de origen animal – No puedo enfatizar lo suficiente la importancia de integrar una cantidad suficiente de grasas omega-3 de origen animal de alta calidad en la alimentación de su hijo.

Aunque creo con firmeza que todos necesitamos grasas omega-3 de origen vegetal, la diferencia es que la mayoría de las personas no poseen el equipo metabólico para convertir rápidamente el ALA de estas plantas al orden más alto de grasa de los DHA y EPA, los cuales son poderosos antiinflamatorios.

Aunque todavía recomiendo el aceite de pescado en algunos casos, creo que el aceite de kril es una fuente incluso mejor de grasas omega-3 para la mayoría de las personas.

Reduzca su consumo de grasas omega-6 – Además de añadir grasas omega-3 a la alimentación de su hijo, lo ideal es también reducir la cantidad de grasas omega-6 que consume, pues el índice entre estas dos grasas es muy importante.

Muchas personas no tienen en cuenta que hace un siglo, las personas solo consumían entre 1 y 2 libras de grasas omega-6 de origen vegetal al año. En la actualidad, la persona promedio en los Estados Unidos consume entre 75 y 80 libras al año de estos aceites vegetales, como aceite de maíz y cártamo.

Cuando consume una gran cantidad de ellos, lo que sucederá si consume demasiados alimentos procesados, el equilibrio entre las grasas omega-3 y omega-6 se distorsionará, lo que puede causar el tipo de inflamación que genera el asma.

Considere la hipótesis de la higiene – Hay una tendencia en nuestra cultura moderna a ser obsesivos con la limpieza, especialmente en los niños.Sin embargo, esto no podría ser tan saludable como se creyó inicialmente.

Parece ser que estar expuesto en la infancia a las infecciones bacterianas y virales comunes puede ser fundamental para brindar un estímulo al sistema inmune para prevenir el asma de forma natural.

Haga ejercicio con regularidad – El ejercicio (especialmente en el aire fresco del exterior, si padece asma) es fundamental, ya que ayuda a moderar los niveles de insulina. Aumenta la sensibilidad al receptor de la insulina y, como resultado, el cuerpo produce menos insulina, lo que tiende a optimizarla.

También puede usar un examen de alergias para desarrollar el sistema inmune de su hijo. Sin embargo, en mi experiencia, los análisis convencionales no funcionan de forma muy efectiva y hay cierta cantidad de riesgo. Un análisis mucho mejor sería la evaluación de provocación y neutralización, que es un examen intradérmico de la piel.

La Academia Americana para la Medicina Ambiental7 (AAEM, por sus siglas en inglés) tiene una lista de doctores que están capacitados en esta técnica altamente efectiva.

En cuanto a los remedios naturales, puede probar un poco de petasites (Petasites hybridus). Este matorral perene ha sido utilizado desde tiempos antiguos para tratar una variedad de problemas. Desde el siglo XVII, el petasites se utilizaba para tratar la tos, el asma y las heridas de la piel.

Desde entonces, los investigadores han identificado compuestos en el petasites que ayuda a reducir los síntomas del asma al inhibir los leucotrienos y las histaminas,8 que son responsables del empeoramiento de los síntomas del asma.

También recuerde que los productos de leche pasteurizada son célebres por empeorar el asma.

Conclusión

La vitamina D es una parte esencial de la salud óptima y, mientras hablamos, se realizan investigaciones crecientes en esta área. Creo que informar al público acerca de la optimización de su nivel de vitamina D es tan importante, que he creado una nueva página dedicada a la vitamina D.

Después de todo, ¿no está de acuerdo en que tratar la causa de sus enfermedades es una estrategia más segura y sensata que tratar los síntomas con medicamentos costosos y potencialmente peligrosos?

¡Resulta que la deficiencia de vitamina D está es la raíz de innumerables enfermedades y problemas de salud, y la cura no podría ser más segura o simple!

Por ejemplo, si sigue las estrategias sencillas presentadas con anterioridad, prácticamente puede eliminar su necesidad de los broncodilatadores y esteroides ¡y ESE es el ejemplo perfecto de cómo tomar el control de su salud y la de su familia!

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.