La Perniciosa Influencia de la Industria de las Sodas en la Salud Pública

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 17, 2017 | 35,186 vistas

Historia en Breve

  • El libro "Soda Politics: Taking on Big Soda (and Winning)" (La Política de la Soda: Enfrentando a la Industria de la Soda [y Ganando]), es una fascinante exposición que revela información que está diseñada y tiene el propósito de permanecer oculta del habitante promedio
  • El libro revela estrategias casi idénticas a las de las compañías farmacéuticas, que la industria de las sodas utiliza para manipular las leyes y, en última instancia, engañar a más personas para que consuman una mayor cantidad de su pernicioso producto
  • Las compañías de sodas no discrepan en que la obesidad es un problema. Pero, desvían la atención de las sodas, como la principal causa de obesidad, al replantearla como un problema ocasionado por no hacer suficiente cantidad de ejercicio

Por el Dr. Mercola

La mayoría de las personas entienden la influencia que la industria farmacéutica ejerce, a través de su estrategia por la puerta giratoria de las agencias reguladoras federales. Se desconoce aún más sobre la influencia de los fabricantes de alimentos, en particular de los fabricantes de sodas.

Marion Nestle, PhD, MPH, tiene una maestría en Salud Pública por la Universidad de California, Berkeley y un doctorado en Biología Molecular, y ha escrito una serie de libros.

Dos de los más destacados son Food Politics: How the Food Industry Influences Nutrition and Health (La Política Alimenticia: Cómo la Industria Alimentaria Influye en la Nutrición y Salud), y el que se discute en esta entrevista, que es, Soda Politics: Taking on Big Soda (and Winning).

Este es una fascinante exposición, y revela una gran cantidad de información, de la cual es muy probable que no estuviera enterado previamente; acerca de que tan perniciosa es la influencia de la industria de las sodas.

Para Controlar Su Peso, Elimine las Sodas

Durante 15 años, Nestle fue Presidenta del departamento de nutrición, estudios alimenticios y salud pública de la Universidad de Nueva York (NYU, por sus siglas en inglés). Ella es una firme defensora de la salud pública y la principal vocera en ayudar a las personas a entender estos temas.

"He escrito acerca de la política de los alimentos durante aproximadamente 20 años. Cada uno de mis libros supera al anterior. Éste se manifiesta de forma natural de mi obra anterior, debido a que las sodas tienen consecuencias, en términos de salud pública", dice.

"Si trata de controlar su peso, lo primero que debe hacer es dejar de consumir bebidas endulzadas, ya que estas tienen calorías, no contienen ningún nutriente, realmente no le aportan nada y posiblemente le causen mucho daño.

Como el Centro para la Ciencia en el Interés Público (CSPI, por sus siglas en inglés) lo ha expuesto durante años, las sodas son dulces líquidos. Si está preocupado por su salud, no debería comer dulces durante todo el día. Tampoco debería consumir bebidas endulzadas a lo largo del día.

La industria de las sodas también está muy consciente sobre la conexión entre el consumo de sodas y la obesidad, y las enfermedades relacionadas con la obesidad.

Según explico Nestle, las empresas de sodas están obligadas por ley a informar a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) acerca de las vulnerabilidades, y durante la última década Coca-Cola ha informado a SEC que la obesidad es la principal amenaza para las ganancias de la industria de las sodas--y por una buena razón.

"Durante mucho tiempo, los defensores de la salud han informado a la población que deben reducir el consumo de bebidas endulzadas, y las ventas han disminuido", dice Nestle.

"Esta es la razón por la que el título de mi libro es Soda Politics: Taking on Big Soda (and Winning), debido a que las ventas han disminuido. Ellos consideran que es debido a la defensa de la salud pública, y yo pienso lo mismo".

Cómo la Industria de las Sodas Se Infiltra en las Comunidades Para Aumentar la Venta de Sodas

Una parte del libro de Nestle revela cómo se ha establecido la colaboración con las comunidades, a las que prácticamente se les ha "sobornado" para aumentar la venta de sodas. El alcance y extensión de la influencia de la industria de las sodas ha sido sumamente sorpresiva, incluso para la misma.

"Si es una organización comunitaria y trabaja en cualquier tema, incluso aunque este remotamente relacionado con la salud, y desea obtener un apoyo económico de parte de Coca-Cola, podría obtenerlo, sin importar el tamaño de la organización. Esa fue la parte que realmente me sorprendió.

Esto fue observado constante durante la lucha ocasionada por la propuesta Bloomberg contra el consumo de sodas. Había tantas organizaciones comunitarias en la ciudad de Nueva York que obtuvieron subvenciones de Coca-Cola o de la Asociación Americana de Bebidas (ABA, por sus siglas en inglés), y estos grupos estaban renuentes a oponerse a la propuesta Bloomberg".

A lo que ella se refiere es que el intento fallido del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, para prohibir la venta de bebidas endulzadas de más de 16 onzas, en restaurantes, cines, estadios deportivos y otros tipos de establecimientos alimenticios, dentro de los límites de la ciudad, fue un intento para frenar las cada vez más elevadas tasas de obesidad.

"La industria de las sodas se descontroló. Yo daría cualquier cosa por saber la cantidad de dinero que gastaron para evitar que se implantara esa medida, porque esta lucha se prolongó durante varios años", dice ella.

La industria de las sodas creó una falsa iniciativa "comunitaria", un frente de acción financiado por la industria, para hacer que la opinión pública se opusiera a la propuesta. De acuerdo con Nestle, les pagaron a las personas 30 dólares por hora para recolectar peticiones para combatir la propuesta contra el consumo de sodas.

Volaron aviones sobre la ciudad, los cuales llevaban anuncios, y había carteles en autobuses, publicidad en los cines, y correos a domicilio—que solicitaban a las personas que no permitieran que el “estado controlador” les impusiera que comer y beber, y que rechazaran la propuesta contra el consumo de sodas.

Eventualmente, la industria de las sodas demandó a la ciudad y ganó con el fundamento de que la ciudad había abordado la situación administrativamente, y de una manera incorrecta.

La Organización de la Comunidad y Educación Son Fundamentales Para Derrotar a la "Industria de las Sodas"

Berkeley, California aprendió de los errores de Nueva York, y el año pasado aprobó exitosamente un impuesto sobre las sodas. Las claves para ganar fueron que la comunidad tuvo una fuerte organización, al igual que, la estructuración del problema, no como una medida de salud pública, sino como una cuestión directa de "Berkley contra la Industria de las Sodas".

Al establecerlo de esa manera, todos se dieron cuenta muy rápidamente de lo que la industria de las sodas hacia cuando sacó otro ardid de relaciones públicas. Berkeley logró destruir la credibilidad de la industria de las sodas, y al hacerlo fue capaz de ganar.

"Hay que tomar muchas acciones para educar y hacer que la población concientice, lo que podría causar que respondan a la formulación de la industria de las sodas hacia el problema, como una cuestión que solo afectará en términos monetarios", dice Nestle.

La industria alimentaria ha obtenido las estrategias del juego [de la industria del tabaco] en su totalidad. Lo primero que hacen es tratar de desacreditar los estudios científicos, y posteriormente a los científicos.

Atacan al mensajero e intentan replantear los temas como ‘las sodas no son perjudiciales para la salud; en realidad, solo es una cuestión relacionada con la actividad física e hidratación’, y así sucesivamente.

Ahora, cada vez más se les dificulta hacerlo, conforme han expuesto poco a poco una mayor cantidad de sus tácticas. En parte es la razón por la que el subtítulo de mi libro es ‘y ganando’”.

El Último Engaño de las Sodas: ‘Balance Energético’

Una de las nuevas tácticas empleadas por la industria de las sodas es al referirse al "balance energético". Incluso han creado un frente de acción llamado Red Global del Balance Energético (GEBN, por sus siglas en inglés).

En pocas palabras, no están en desacuerdo en que la obesidad sea un problema. Pero desvían el foco de atención de las sodas como principal causa de obesidad, al plantear que esta última es una cuestión de falta de ejercicio.

"Sería gracioso si no tuviera implicaciones tan significativas para la salud pública", dice Nestle. "La revista New York Times expuso en agosto el financiamiento que obtenía esta red en particular, de parte de Coca-Cola, lo que fue citado ahí mismo. Por lo que, hablé con una gran cantidad de reporteros la semana posterior a la publicación del artículo.

Lo que me sorprendió fue lo sorprendidos que estaban los reporteros ante la revelación de que Coca-Cola financiaba a científicos universitarios para que dijeran algo como: 'Realmente no tiene que preocuparse por lo que consume.

Lo importante es enfocarse en la actividad física. ‘¿Acaso no sería bueno si eso fuera verdad? Pero, desafortunadamente, no lo es".

Para Elaborar las Sodas Se Requiere una Sorprendente Cantidad de Agua

Los impuestos sobre las sodas, así como las restricciones en tamaño, no son las únicas beligerancias emprendidas por la industria de las sodas, en un esfuerzo por mantener sus ventas.

También, luchan contra cada una de las regulaciones relacionadas con las restricciones sobre el uso del agua y los desechos de botellas de plástico.

Por ejemplo, las compañías de sodas han trabajado muy arduamente para permitir que las bebidas embotelladas se vendan en los parques nacionales, los cuales trataron de prohibir la venta de agua embotellada debido a que, un tercio de su basura consta de botellas de agua desechadas.

Con respecto al agua, podría sorprenderse por la cantidad de agua que realmente se necesita para producir un litro de soda. Si bien la "huella hídrica" de la industria varía en función de quién hace el cálculo, las compañías de sodas estiman que se necesitan cerca de 1.3 litros para fabricar un litro de soda.

Esto no incluye la cantidad de agua necesaria para limpiar la planta, lavar las botellas y otras tareas sanitarias. Tampoco incluye el agua utilizada para cultivar el maíz y el azúcar. ¡Los grupos independientes que incluyen estos detalles adicionales han llegado a estimar que esto representa entre 300 a 600 litros de agua por litro de soda!

De Qué Manera los Contratos de Derechos Exclusivos de Distribución les Permiten a las Sodas Tener Acceso en las Escuelas

Otro tema discutido en su libro es cómo las compañías de sodas utilizan contratos de derechos exclusivos de distribución para poder acceder al mercado juvenil en las escuelas.

A través de esta estrategia, han captado a la mayoría de los colegios, escuelas preparatorias y un porcentaje significativo de las poblaciones de escuelas primarias en los Estados Unidos. ¿Qué es un contrato de derechos exclusivos de distribución? Este tipo de contrato comenzó a utilizarse en los años ‘80s.

Es un contrato celebrado con los distritos escolares para el uso exclusivo del producto de la compañía en tal escuela. Por lo tanto, se trata de una institución que permite la venta, ya sea de, productos de Pepsi o Coca-cola; y esto significa que todas las máquinas expendedoras contienen productos de Coca-Cola o de Pepsi.

"Era aceptable cuando lo hacían en los colegios", dice Nestlé. "Pero posteriormente empezaron a hacerlo en las escuelas preparatorias, y luego en las escuelas secundarias, cuando llegaron a las escuelas primarias, habían ido demasiado lejos, hubo demasiado rechazo.

En la actualidad, casi no se comercializan en las escuelas primarias; pero el trato era que le proporcionarían millones de dólares al distrito escolar, y eso parecía ser un gran beneficio monetario, que sería la razón por la que después, las escuelas instalaron máquinas expendedoras en todas partes.

Hay investigaciones que muestran que cuanta mayor cantidad de máquinas expendedoras haya, mayor cantidad de productos se vende.

Esto coloco a las escuelas en la posición de agentes impulsores. Las cuales impulsarían a los niños a consumir sodas, porque entonces el distrito escolar obtendría una mayor remuneración económica, lo que podrían utilizar con fines discrecionales, en su mayoría, para los consejos estudiantiles y cuestiones relacionadas con el deporte".

Sin embargo, si bien unos pocos millones de dólares parecían mucho dinero, muchas escuelas terminaron instruidas en el tema de la economía de negocios, a través de estos tipos de contratos, ya que nadie calculó la cantidad de dinero que se tenía que pagar por el producto que entraba en las máquinas, además del servicio de las máquinas, tazas, logotipos, servilletas, y toda la parafernalia que está involucrada con el hecho de tener máquinas expendedoras.

"Para el momento en que se dedujo todo eso, apenas obtenían alguna ganancia económica total. Simplemente daba la impresión de que obtendrían un gran beneficio monetario", dice ella.

Estrategias Que Marcan la Diferencia

A pesar de este tipo de problemáticas, el libro de Nestle es bastante optimista. Los esfuerzos en educación están funcionando, y el consumo de sodas ha disminuido paulatinamente.

Durante más de dos décadas, Nestle y yo hemos participado en esta campaña de educación a largo plazo, a través de advertirle a las personas acerca de los riesgos para la salud que implica el consumo de sodas. Su libro también profundiza en estrategias específicas que podrían emplearse localmente para ayudar a mejorar la salud de la población. Cada capítulo contiene una recomendación.

"Realmente, esta es la razón por la que escribí el libro. Quiero convertir a todas las personas en defensoras de cualquier problema alimenticio en el que estén interesadas", dice ella. "Este es un modelo de defensa que verdaderamente funciona...

En primer lugar, tiene que identificar cuál es su objetivo y debe especificarlo tanto como le sea posible. Posteriormente, debe tratar de buscar aliados para trabajar en conjunto, de la mejor forma y bajo las circunstancias en las que se encuentre, para alcanzar ese objetivo.

Si su meta es hacer que las personas beban una menor cantidad de sodas, debe analizar todas las diferentes formas en las que podría hacer que las personas consuman una menor cantidad de estas, y luego conseguir a tantos aliados como le sea posible para ayudarle a idear las estrategias para lograr el objetivo, para posteriormente dirigirse a las comunidades y trabajar con estas para descubrir cómo puede mejorar la salud; en este caso, a través de consumir una menor cantidad de sodas.

Por lo tanto, este es un gran esfuerzo de la comunidad en conjunto, y en la medida en que lo haga y lo muestre en los medios de comunicación, y atraiga tantos aliados como le sea posible, tendrá una buena oportunidad de que, con el tiempo, se suscite el cambio".

Existe una gran cantidad de organizaciones de defensa que engloban los temas de alimentación y nutrición, y Nestle enumera muchas de las más prominentes en su sitio web, incluyendo el Centro para la Ciencia en el Interés Público y el Centro de California para la Defensa de la Salud Pública.

Asimismo, otros institutos de salud pública en los Estados Unidos realizan un trabajo fenomenal en la defensa contra el consumo de las sodas.

Si quiere combatir el problema de la obesidad y diabetes en su comunidad local, hay muchas maneras de hacerlo.

Por ejemplo, podría solicitar en su lugar de trabajo que dejen de vender sodas en las máquinas expendedoras. Desde luego que, también debe hablar con sus hijos sobre las implicaciones de consumir sodas, y replantear a las sodas como un gusto ocasional, no una bebida esencial que deban beber todos los días en grandes cantidades.

El libro de Nestle contiene un capítulo entero sobre cómo enfrentar a los niños con esta realidad, y cómo convertirlos--a ellos mismos--en defensores. Su sitio web, FoodPolitics.com, también enumera una serie de videos que están relacionados con varios capítulos de su libro.

Como Influir en Quienes Toman las Decisiones

Otra área en la que Nestle profundiza en su libro es cómo la industria de las sodas es capaz de influir en quienes toman las decisiones y en personas que tienen posiciones de prestigio, tales como el Jefe del Instituto de Medicina (IOM, por sus siglas en inglés) y las personas asociadas con la Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglas en inglés).

Evidentemente, estas personas han hecho mucho para ayudar a limpiar la imagen de la industria en el tema de la salud.

"Si es muy solvente económicamente, probablemente también tenga amigos que estén en la misma situación. Esto significa, que los ejecutivos de Coca-Cola y Pepsi-Cola tienen relaciones amistosas con muchas personalidades muy importantes; y yo expongo algunas de esas historias en el libro".

Un ejemplo de ello fue un ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, quien estaba a cargo de la prevención de enfermedades crónicas.

Nestle lo conocía personalmente, y lo consideraba como un héroe de la salud pública, que hacia todo lo posible por luchar contra la comercialización--por parte de la industria alimentaria--de los alimentos chatarra para niños. "Fue un gran shock para mí cuando empezó a trabajar como ejecutivo de PepsiCo", admite.

Ella considera que, él sinceramente creía que, al trabajar desde el interior de una importante compañía de sodas podría hacer una diferencia significativa. Pero el hecho de si realmente ha tenido o no algún éxito medible en cambiar el sistema, es dudoso.

Además, esta historia en particular es interesante porque, mientras que él era un ejecutivo en la Organización Mundial de la Salud, con cientos de personas que trabajan para él, tomó una fuerte postura contra la comercialización de sodas para niños.

A través del cabildeo de varios políticos, las compañías de sodas lograron relegar tanto su postura que básicamente lo forzaron a renunciar. Por lo cual, parece un poco irónico que, después de eso, terminara dentro de las filas de Pepsi.

Los Profesionales Médicos También Necesitan Estar Mejor Informados

Los profesionales que realmente necesitan estar mejor informados acerca de este tema, son los médicos. Muchos de ellos aún no se dan cuenta de la verdadera magnitud que tiene el conflicto de intereses de la industria alimentaria.

En los últimos 20 años he profundizado en la cuestión de los conflictos de interés; primero, con el conflicto de intereses que involucra a las compañías farmacéuticas y su influencia en las recomendaciones de salud, ya que yo mismo soy médico.

El libro de Nestle revela que las industrias alimentarias y de sodas ejercen el mismo tipo de influencia. Su libro realmente hizo que me diera cuenta acerca de cuan generalizados son los conflictos de interés, y que tan extendida está su influencia.

Como señaló Nestle:

"Su influencia es extraordinariamente omnipresente. En mi blog, FoodPolitics.com, he recopilado datos acerca de los estudios financiados por la industria alimentaria, con resultados a favor de los intereses de comercialización de la misma.

Considero que sus estudios se han realizado con fines de comercialización. Desde luego que no tienen un sustento científico. Por lo tanto, la industria del huevo financia estudios acerca de cómo los huevos no están relacionados con el colesterol.

La industria de las sodas financia estudios sobre cómo los azúcares, presentes en las sodas, no perjudican la salud. La industria lechera financia estudios sobre cómo la industria lechera tiene las condiciones adecuadas.

Continuamente, la industria de la carne de cerdo financia estudios sobre cómo el tocino es bueno para la salud, porque es consumido en el desayuno. A lo que me refiero es que, podría continuar dando ejemplos acerca de esto. Y una gran parte de esta investigación podría estar perfectamente bien, [pero] ¿cómo podría asegurarlo? Eso es lo más preocupante acerca del tema”.

Tome el Control de su Salud

La buena noticia es que cada vez más personas empiezan a darse cuenta sobre la gran cantidad de influencia que tienen las empresas en sus vidas; y ya que usted forma parte del grupo de personas que están informadas, podría ayudar a compartir este conocimiento a otras personas.

El sitio web de Nestle, FoodPolitics.com, contiene una gran cantidad de información que puede leer detenidamente, ya sea para obtener más información por sí mismo, o para ayudarle a convertirse en un activista más eficaz dentro de su propia comunidad.

También, le recomiendo encarecidamente adquirir una copia de este excelente libro, Soda Politics: Taking on Big Soda (and Winning). Recuerde que cuanto más enterado este sobre cómo funciona la industria y las tácticas que utiliza, será más capaz de estar atento a los cambios en sus estrategias de comercialización. Y como consecuencia, le será más fácil influir en otras personas.