Las Directrices Actualizadas Recomiendan el Consumo de Cacahuates Durante la Infancia para Reducir el Riesgo de Alergia

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 18, 2017 | 13,084 vistas

Historia en Breve

  • Las investigaciones sugieren exponer a los niños a los cacahuates a temprana edad para ayudarlos a reducir su riesgo de desarrollar una alergia, porque evitar su consumo en realidad aumenta el riesgo
  • Las directrices actualizadas recomiendan introducir alimentos hechos puré o aperitivos que contengan polvo o extracto de cacahuate antes o a partir de los 6 meses de edad, dependiendo del riesgo de alergia de su hijo
  • Los bebés de alto riesgo – aquellos con eczema grave y otras alergias conocidas a los alimentos – podrían recibir alimentos que contienen cacahuates desde los 4 meses de edad, bajo una cuidadosa supervisión médica

Por el Dr. Mercola

Aunque por lo general los frutos secos son considerados como una adición saludable a su alimentación, hay algunos factores que debe considerar. Los cacahuates – que a pesar de su nombre en realidad no son un fruto seco, sino una legumbre – se encuentran entre los alimentos más alergénicos.

En 1999, menos del 0.5% de los niños que vivían en los Estados Unidos padecía de alergia al cacahuate. Esto a pesar del hecho de que durante aquel tiempo, se advertía a los padres de familia evitar todos los productos de cacahuate antes de los 3 años de edad.

Claramente, ese consejo no estaba teniendo mucho impacto. La recomendación de evitar el consumo de cacahuate ha sido cuestionada por varios estudios recientes.

Las investigaciones en realidad sugieren que exponer a los niños a los cacahuates a temprana edad puede reducir su riesgo de evitar una alergia, mientras que evitar su consumo en realidad puede aumentar el riesgo.

Además, darles a los niños con alergia a los cacahuates cantidades pequeñas de cacahuate ha demostrado desensibilizar su sistema inmunológico y mejorar su tolerancia con el paso del tiempo.

Naturalmente, si su niño tiene una alergia conocida a los cacahuates, se embarcaría a este tipo de programa de desensibilización bajo la guía de un médico capacitado para evitar una situación potencialmente mortal. También, para evitar asfixiarse, jamás debe darle a niños pequeños cacahuates enteros o trozos de cacahuate molido.

Dicho esto, la recomendación general que los padres de familia deberían evitar alimentar a sus hijos con productos de cacahuates durante la infancia actualmente ha cambiado radicalmente. De hecho, las investigaciones sugieren que la exposición temprana a los cacahuates podría reducir en un 80% el riesgo de alergia.

Las Directrices Actualizadas Recomiendan el Consumo de Productos de Cacahuate Durante la Infancia

Las nuevas directrices,1,2,3,4 emitidas por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, recomiendan introducir alimentos hechos puré o aperitivos que contengan polvo o extracto de cacahuate antes o a partir de los 6 meses de edad. De acuerdo con el New York Times:5

Si se aplican de forma generalizada, estas nuevas directrices tienen el potencial de reducir dramáticamente el número de niños que desarrollan una de las alergias a los alimentos más letales y comunes, dijo el Dr. Anthony Fauci, el director del instituto, que llamó a este nuevo enfoque como un “importante avance”…

Parece que hay un periodo de tiempo en el que el cuerpo tiene más probabilidades de tolerar un alimento que reaccionar a él y si puede educar el cuerpo durante ese periodo de tiempo, tiene una probabilidad mucho menor de desarrollar alergia a ese alimento”, dijo el Dr. Greenhawt [co-autor de las nuevas directrices].

En el 2008, los científicos se sintieron intrigados por los reportes anecdóticos que los niños judíos en Israel tuvieron tasas mucho menores de alergia al cacahuate. Una comparación estadística reveló que los niños judíos en el Reino Unido tuvieron 10 veces la tasa de alergia al cacahuate que los niños de Israel, a pesar de las similitudes en el origen genético.

Una diferencia importante entre los dos grupos fue que los niños israelíes desde su infancia consumían alimentos que contenían cacahuate. Bamba, un bocadillo de maíz inflado y mantequilla de cacahuate es muy popular entre los niños israelís.

Los investigadores probaron la hipótesis de que la exposición temprana al cacahuate podría reducir el riesgo de alergia al reclutar niños de entre 4 a 11 meses de edad, todos ellos tenían un riesgo alto de alergia al cacahuate.6

Los niños fueron asignados aleatoriamente a dos grupos, uno que recibió alimentos que contenían cacahuate de forma regular y el otro que no consumió cacahuate en lo absoluto.

A la edad de 5 años, menos del 2% de los niños alimentados con cacahuate desarrolló una alergia, mientras que casi el 14% del grupo que jamás consumió cacahuate se volvió alérgico.

La diferencia fue incluso más marcada entre un subgrupo de niños en riesgo particularmente alto que ya tenía una mayor sensibilidad a los cacahuates al inicio del estudio. En este grupo, el 10% de los niños que consumieron alimentos que contenían cacahuate desarrollaron una alergia, en comparación con el 35% de los niños que no consumieron cacahuate.

Los hallazgos se consideraron revolucionaros y eventualmente formaron la base de las recomendaciones actualizadas.

Cómo Implementar las Nuevas Directrices

Las nuevas directrices dividen a los niños en categorías con base en su riesgo percibido:

Se recomienda ampliamente una evaluación realizada por un especialista en alergias y los alimentos que contienen cacahuate deberían ser administrados en el consultorio del médico por seguridad.

Si la prueba cutánea revela que el niño ya es alérgico, podría recomendarse evitar por completo ese alimento. Los bebés con riesgo de bajo a moderado, deberían utilizar una mezcla de 50/50 de mantequilla de cacahuate suave y agua tibia.

Revuelva la mezcla para darle una consistencia parecida a la de un puré. Sin embargo, no haga de la mantequilla de cacahuate el primer o único alimento sólido para el consumo de su bebé.

Una vez que lo haya introducido, continúe dándole a su hijo alimentos que contengan cacahuate al menos tres veces a la semana durante su infancia. Si no está seguro si su hijo es alérgico al cacahuate, pídale a su pediatra que le realice una prueba de alergia.

Los Niños Alérgicos También Podrían Desensibilizarse a Través de la Exposición Temprana

Como lo mencioné anteriormente, incluso los niños diagnosticados con alergia al cacahuate podrían beneficiarse de la exposición temprana, siempre y cuando se realice bajo una cuidadosa supervisión médica.

En un estudio,7 los niños alérgicos de entre 7 y 16 años de edad recibieron dosis muy pequeñas de proteína de cacahuate en polvo, comenzando con una dosis equivalente a un 1/70 de un cacahuate.

Después de seis meses de ir aumentando la dosis gradualmente, más del 90% de los niños podrían tolerar el equivalente a cinco cacahuates en una sentada sin ninguna reacción.

Otra investigación,8,9 también sugiere que la protección contra las alergias que obtiene un niño por estar expuesto a los frutos secos durante la infancia puede ser sostenida incluso si posteriormente evita el consumo de frutos secos durante más de un año.

Como lo informó BBC News:10

El estudio de New England Journal of Medicine11 investigó a 550 niños propensos a desarrollar alergia al cacahuate… El estudio sugiere que si un niño ha consumido bocadillos de cacahuate en los primeros 11 meses de vida, posteriormente a la edad de 5 años pueden dejar de consumir este alimento por complete durante un año y seguir sin desarrollar la alergia.

El director del estudio, Prof Gideon Lack dijo: “La investigación claramente demuestra que la mayoría de los bebés en efecto se mantienen protegidos y esa protección es a largo plazo”.

Él dijo que parte del problema era que las personas viven en una “cultura de miedo a los alimentos”.

Creo que este miedo a la alergia de alimentos se ha vuelto una profecía autocumplida, porque excluimos ese alimento de su alimentación y como resultado, el niño no desarrolla tolerancia”, dijo para BBC News…

Pros y Contras de los Cacahuates

Los cacahuate contiene un gran número de nutrientes valiosos, incluyendo oligoelementos como el cobre, manganeso y molibdeno, junto con vitaminas B1, B3 y E, folato, biotina y fósforo. También contiene una serie de antioxidantes altamente beneficiosos, incluyendo el resveratrol y el ácido p-cumárico.12,13

Desafortunadamente, los cacahuates tienden a ser rociados fuertemente con pesticidas14 y muchas veces están contaminados con aflatoxinas15 – metabolitos tóxicos producidos por ciertos mohos que crecen en el suelo y entornos húmedos.

Para evitar los pesticidas, le recomiendo comprar únicamente productos de cacahuate que provengan de cacahuates cultivados orgánicamente. Sólo tenga cuidado porque los cacahuates orgánicos no garantizan que estarán libres de aflatoxinas.

La contaminación puede ocurrir en cualquier momento, durante la pre-cosecha, el almacenamiento y/o procesamiento, y es por eso que es difícil de evitar.

Aunque  muchos no lo saben, los problemas intestinales como el intestino permeable pueden relacionarse con la presencia de micotoxinas como la aflatoxina. (Para eliminar las aflatoxinas de su cuerpo necesita utilizar arcilla de bentonita. El carbón activado absorberá otras micotoxinas, pero no la aflatoxina).

En términos de nutrición, los cacahuates también tienen la desventaja de ser relativamente ricos en grasas omega-6, por lo que pueden desequilibrar su proporción entre omega 3 y omega 6 – un problema que podría enfrentar si consume muchos alimentos procesados y no consume alimentos ricos en omega-3 como el salmón silvestre de Alaska, sardinas, arenque y anchoas (y no toma un suplemento de grasas omega-3).

Así que aunque introducir pequeñas cantidades de cacahuate podría ayudar a reducir el riesgo de alergia al cacahuate, evite consumirlo en exceso.

Salud Intestinal y Alergias a los Alimentos

Ninguna discusión sobre las alergias a los alimentos está completa si no se habla de la salud intestinal en general. Sin un buen funcionamiento del tracto gastrointestinal (GI), su bebé será más vulnerable a los patógenos, alérgenos y un gran número de enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico, así que fortalecer el intestino de su bebé es crucial.

Para las mujeres que están embarazadas o planeando embarazarse sería prudente fortalecer su propia salud intestinal lo antes posible para darle a su hijo el mejor comienzo en este aspecto.

De acuerdo con el análisis de los ensayos clínicos,16 las mujeres que toman probióticos durante el embarazo reducen el riesgo de que su hijo desarrolle alergias. Dicho esto, nunca es demasiado tarde para fortalecer su intestino y el de su hijo y probablemente la mayoría de las personas se beneficiarán de hacer esto.

Las bacterias que residen en su tracto gastrointestinal desempeñan un papel crucial en el desarrollo y el funcionamiento del sistema inmunológico de la mucosa en su tracto digestivo. También ayudan en la producción de anticuerpos para los patógenos.

Las bacterias beneficiosas incluso ayudan a su sistema inmunológico a distinguir entre los patógenos y los antígenos que no son dañinos, así como responder adecuadamente.

Esta importante función evita que el sistema inmunológico reaccione exageradamente a los antígenos que no son dañinos, que es la génesis de las alergias, ya sean cacahuates, huevos o cualquier otra alergia a los alimentos.

Su bebé obtiene su primera “inoculación” delmicrobioma del canal de parto durante el parto. Si su microbioma es anormal, el microbioma de su bebé también será anormal; los organismos que viven en su vagina son los que terminan cubriendo el cuerpo de su bebé y su tracto intestinal.

La lactancia también ayuda a proteger y normalizar el microbioma intestinal de su bebé, razón por  la que la lactancia es tan importante para la salud de su hijo. Ninguna fórmula infantil puede hacer esto.

Considere Introducir los Alimentos Fermentados a Temprana Edad

Un problema de salud conocido como “intestino permeable” puede ser un factor que contribuye a las alergias, lo que puede ayudar a explicar por qué los niños con un microbioma intestinal más saludable tienen menor riesgo de desarrollar alergias.

Aún más importante, los microbios patogénicos en el tracto digestivo de su bebé pueden dañar la integridad de su pared intestinal, lo que permitirá que todo tipo de toxinas y microbios se filtren en su torrente sanguíneo, los cuales pueden entrar a su cerebro y alterar el desarrollo cerebral.

Proporcionar cantidades abundantes de probióticos en forma de alimentos fermentados es una de las formas más potentes de optimizar el microbioma intestinal de su bebé. Muchas veces, ni siquiera es necesario utilizar un suplemento comercial de probióticos.

El yogurt orgánico, sin pasteurizar, proveniente de animales de pastoreo es bien tolerado por la mayoría de los bebés y niños. Lo mejor es preparar su propio yogurt en casa con leche cruda, sin pasteurizar y comenzar con pequeñas cantidades.

Una vez que su bebé tolere bien el yogurt puede darle kéfir. Si tiene algún problema con los lácteos, puede sustituirlos con vegetales fermentados con cultivo de yogurt o kéfir. Evite el yogurt comercial del supermercado, ya que por lo general contiene grandes cantidades de azúcar y el azúcar tiende a alimentar a las bacterias patogénicas –que es todo lo contrario a lo que está buscando.

Para aprender más sobre los alimentos fermentados y su recién nacido, le recomiendo conseguir una copia del libre de la Dra. Natasha Campbell-McBride titulado “Síndrome del Intestino y la Psicología”,17 que tiene una gran sección de recetas para fermentar sus propios alimentos en casa y utilizarlos para beneficiar a todos los miembros de su familia.

Si su bebé tiene un problema de salud grave, podría necesitar un suplemento de probióticos de alta calidad. Y con respecto a los cacahuates, por lo general no recomiendo su consumo debido al riesgo de exposición a los pesticidas y a la contaminación con aflatoxina.

Sin embargo, abstenerse por completo a su consumo desde muy temprana edad podría aumentar potencialmente el riesgo de su hijo de desarrollar alergia a los cacahuates, pero ya le hablé sobre los pros y los contras.

Si decide incluir los cacahuates en su alimentación, opte por una marca orgánica de mantequilla de cacahuate que no tenga más que cacahuates molidos, esto con el fin de evitar los pesticidas. Pero si tiene alguna duda, asegúrese de realizar una prueba de alergia antes de introducir los cacahuates a la alimentación de su bebé.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Report of the National Institute of Allergy and Infectious Diseases–sponsored expert panel
  • 2 BBC News January 5, 2017
  • 3 CNN January 5, 2017
  • 4 STAT News January 5, 2017
  • 5 New York Times January 5, 2017
  • 6 NEJM 2015 Feb 26;372(9):803-813
  • 7 The Lancet January 30, 2014
  • 8, 11 NEJM March 4, 2016, DOI: 10.1056/NEJMoa1514209
  • 9 Scientific American March 10, 2016
  • 10 BBC News March 5, 2016
  • 12 Epoch Times March 1, 2016
  • 13 The World’s Healthiest Foods, Peanuts
  • 14 The Street November 2, 2014
  • 15 Cornell University, Aflatoxin
  • 16 Pediatrics August 19, 2013 [Epub ahead of print]
  • 17 Natural Treatment for Autism, Dyspraxia, A.D.D., Dyslexia, A.D.H.D., Depression, Schizophrenia