Ocultar
Bebé Jugando

Historia en Breve -

  • Los simples juguetes de plástico, los cuales se han convertido en un elemento básico en la experiencia cotidiana de su hijo, podrían ser peligrosos para su salud
  • La mayor compañía pública de gas y petróleo lucha por mantener los ftalatos en los juguetes de los niños y productos de uso cotidiano, al alegar que son seguros
  • Se ha comprobado que los ftalatos son disruptores endocrinos, que están relacionados con el cáncer, asma, problemas de desarrollo neuronal, menor coeficiente intelectual, problemas de comportamiento y más
 

Compañías Petroleras Luchan Por Mantener Su Veneno en Juguetes

Enero 18, 2017 | 5,577 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Posiblemente tenga mucho cuidado al tomar las medidas en cuanto a la alimentación, seguridad y educación de su hijo. Pero, ¿sabía que los simples juguetes de plástico con los que juega cada día podrían representar un peligro para su salud y bienestar?

Desafortunadamente, los productos químicos encontrados en los juguetes de su niño también podrían encontrarse en sus pisos, alacena, cortinas de la regadera y los detergentes para lavar la ropa.1

Algunas sustancias químicas son tan peligrosas que se ha prohibido que sean utilizadas en los productos para consumo, y otras simplemente por ser utilizadas en productos para niños.

Es posible que las sustancias químicas que han sido prohibidas en los juguetes para los niños sean utilizadas en el suelo, donde su niño gatea, y estas podrían ser absorbidas a través de sus manos, o ingeridas o inhaladas a través del polvo.

Ahora, una de las compañías químicas más grandes del mundo lucha por continuar utilizando los ftalatos, que son sustancias químicas que producen conocidos efectos perjudiciales endocrinos.

Los niños, cuyos sistemas neurológicos y endocrinos que todavía se encuentran en desarrollo, son particularmente vulnerables a los efectos nocivos de los ftalatos.

Exxonmobil Lucha Por Demostrar la Seguridad de los Ftalatos

ExxonMobil es la compañía de petróleo y gas más grande del mundo. Su Director General, Rex Tillerson, ha dedicado años priorizando los intereses corporativos sobre los de los consumidores y el medio ambiente.

Tillerson se unió a la compañía en 1975. Un reciente informe demuestra que la compañía petrolera ya comprendía el vínculo entre el uso de combustibles fósiles y el calentamiento del clima desde 1977.2

En los años siguientes, la empresa intentó refutar la idea, protegiendo sus intereses en la industria petrolera.3 Apenas recientemente reconoció públicamente este vínculo, y al parecer fue para ayudar a buscar una solución.

Sin embargo, aunque ExxonMobil tiene una participación financiera significativa en la producción de combustibles fósiles para generar energía para automóviles y la manufactura, también producen otros productos.

Más del 25 % de sus ganancias netas, que ascendieron a US$ 16 billones durante el 2015, fueron el resultado de las ventas de otros productos a base de petróleo, incluyendo plásticos, baterías, fibras sintéticas, detergentes domésticos y llantas.4

Una de las sustancias químicas producidas por ExxonMobil es la familia de los ftalatos, que son las sustancias químicas utilizadas para fabricar plástico flexible.

¿Exxon Está Presionando a la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo Para Obtener Luz Verde en el Tema de los Ftalatos Peligrosos?

Dado que los riesgos para la salud derivados de la exposición a ftalatos son significativos, el Congreso limitó o prohibió el uso de varios ftalatos en 2008.

La Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC, por sus siglas en inglés) también se enfocó en investigar si debían eliminarse una mayor cantidad de estas sustancias químicas en los productos para niños.

En su informe final en 2014, la CPSC recomendó que se prohibieran ocho ftalatos en los juguetes para los niños. Sin embargo, a pesar del período establecido de 180 días en 2014, la CPSC aún no ha finalizado su prohibición.

En vez de ello, ExxonMobil continúa insistiendo en que el producto no causa daño y ha trabajado arduamente para revertir la decisión del comité. Según Eve Gartner, un abogado de Earthjustice:5

"Exxon ha estado enviando cartas, teniendo reuniones, hostigando constantemente a la CPSC, lo cual está ideado de tal forma como para sugerir que, si se equivocan en esto, habrá una demanda".

Fuentes de Exposición a Ftalatos

Los ftalatos también son llamados plastificantes, ya que son añadidos a los plásticos para hacerlos más flexibles. Existen aproximadamente una docena de diferentes tipos de ftalatos, la mayoría entra en contacto con su cuerpo de forma diferente, y tienen diferentes efectos en la salud.6

La mayoría de los ftalatos están agrupados en cuanto a su peso molecular, bajo o elevado, en función de su peso atómico (el peso de los átomos en cada molécula).

Aunque la mayoría de los ftalatos tienen una vida media de 24 a 48 horas, los recientes estudios han detectado una carga tóxica de ftalatos en la orina, sangre y leche materna.

Los niveles más altos se encuentran más evidentemente en las personas que consumen alimentos de restaurantes de comida rápida, ya que estos son envasados en plástico y/o envases antiadherentes.7

Podría estar expuesto a los ftalatos a través del aire que respira, alimentos y agua, cosméticos, productos para el cuidado personal y de limpieza. Los productos de vinilo y otros materiales plásticos también liberan ftalatos en su entorno y aumentan su exposición.8

Los niños están expuestos a través de los juguetes de dentición, juguetes de plástico, al respirar el polvo doméstico o a través de utilizar dispositivos médicos.

Si bien los productos químicos se descomponen y se excretan en 96 horas, tener una exposición constante a los productos elaborados con ftalatos prácticamente garantiza que los productos químicos permanezcan en su cuerpo.

Dado que los productos químicos son liposolubles, se almacenan en sus células de grasa y, cuando se liberan, contribuyen al nivel de ftalatos que se encuentran en la orina.9

Los ftalatos que caen dentro de la categoría de bajo peso molecular podrían ser absorbidos a través de su piel. Estos tipos de ftalatos se encuentran comúnmente en productos para el cuidado personal. Por desgracia, estas sustancias químicas también hacen más fácil que su cuerpo absorba otros productos químicos.10

Un estudio realizado en 2015 demostró que los ftalatos encontrados en el aire también podrían ser absorbidos a través de la piel.11

Los ftalatos son uno de los disruptores endocrinos conocidos, más generalizados. Según las estimaciones de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, se producen más de 470 millones de libras de ftalatos anualmente.12

Dado que los ftalatos son tan frecuentes en los productos para el cuidado personal, las mujeres tienden a presentar niveles más elevados en su sistema, en comparación con los hombres.

Los Disruptores Endocrinos Afectan a Todo el Cuerpo

Los ftalatos son disruptores endocrinos conocidos, lo que significa que son sustancias químicas que interfieren con la función del sistema endocrino del cuerpo.

En conjunto, su sistema endocrino es fundamental para regular su crecimiento y desarrollo, metabolismo, función sexual, reproducción, función de los tejidos y el estado de ánimo.

Gracias a los estudios realizados en animales, los científicos han descubierto muchos de los mecanismos utilizados por los productos químicos, los cuales interrumpen a su sistema endocrino, así como la forma en que alteran sus funciones hormonales. En las últimas dos décadas, se han hecho muchos de estos descubrimientos.13

Como regla general, estos productos químicos imitan a las hormonas naturales, al engañar de esta manera a su cuerpo a través de una respuesta exagerada. Por ejemplo, las sustancias químicas que imitan a los estrógenos podrían desencadenar el desarrollo de las células de cáncer de seno, las cuales dependen del estrógeno.

También podrían evitar que las hormonas lleguen a los receptores, al reducir la respuesta a un estímulo, tal como bloquear el desarrollo hormonal necesario para tener un crecimiento normal.14

En otros casos, los disruptores endocrinos químicos podrían inhibir o estimular directamente a su sistema hormonal y causar una baja producción o sobreproducción, tal como una tiroides hipoactiva o hiperactiva.

Además, las sustancias químicas podrían bloquear la forma en que sus hormonas o receptores naturales son producidos o controlados; como por ejemplo, al alterar el metabolismo hepático.15

En los animales, se ha observado que las sustancias químicas que alteran el sistema endocrino afectan la reproducción.16

 Aunque algunas desaparecen rápidamente de la naturaleza, otras permanecen. Los animales acuáticos, y especialmente los que son carnívoros, han sido afectados significativamente por la contaminación ocasionada por las sustancias químicas, ya que estos animales se sitúan en la parte superior de la cadena alimenticia, donde con el tiempo, se acumulan los niveles más altos de sustancias químicas.

Otros cambios en las poblaciones de vida silvestre que han sido vinculados con las sustancias químicas disruptoras endocrinas incluyen:17

Menor población de focas en la zona del Báltico

Adelgazamiento de la cáscara de los huevos de las aves de rapiña

Menor población de cocodrilos en lagos contaminados

Menor población de ranas

Órganos sexuales masculinos en hembras de animales marinos, tales como los moluscos (caracoles marinos comunes) y caracoles

Efectos negativos en la reproducción y el desarrollo de los peces

Los Ftalatos Están Relacionados con Problemas de Reproducción Masculina

En un estudio realizado por Richard Pilsner, Ph.D., científico de salud ambiental, en la Universidad de Massachusetts, los investigadores determinaron que la exposición preconcepcional de un padre a los ftalatos ocasionó que disminuyera marcadamente la calidad de los blastocitos.18

Una vez que se logra la fecundación del óvulo, el cigoto comienza a dividirse o partirse.19 Esto sucede en varias ocasiones, entre los primeros tres a cinco días. En este punto, el embrión se convierte en una bola hueca de células llamadas blastocitos. En esta etapa es cuando se intenta realizar una fecundación in vitro.

El estudio evaluó huevos inmaduros de 50 parejas sometidas a fertilización in vitro. El resultado fue que hubo 761 ovocitos, o huevos inmaduros, de los cuales solo 184 se desarrollaron lo suficiente como para ser transferidos a la futura madre.

Los investigadores encontraron una asociación inversa entre los hombres que tenían altos niveles de ftalatos en su orina y el desarrollo de blastocistos de alta calidad.20

En otros estudios, los investigadores han relacionado la exposición femenina a los ftalatos con una alteración en la formación genital de los bebés.21,22 Más concretamente, los niños nacen con una distancia anogenital más corta y un pene más pequeño. El primero es un indicador de disrupción endocrina y posible infertilidad.

La longitud de la distancia anogenital está asociada con una mayor capacidad de engendrar a un niño y podría predecir su capacidad de reproducción.23

Shanna Swan, Ph.D., del Instituto de Salud Infantil y Desarrollo Mindich del Monte Sinaí, autora principal de un estudio que muestra que las madres que tenían niveles más altos de ftalatos en su sistema presentaban un mayor riesgo de dar a luz a niños con una menor longitud de distancia anogenital, señaló:24

"Nuestros descubrimientos demuestran que incluso en niveles bajos, la exposición ambiental a estas sustancias químicas ubicuas podría afectar negativamente al desarrollo genital masculino, lo que a su vez podría afectar la salud reproductiva masculina en su vida futura.

Ya que la mayoría de las mujeres embarazadas están expuestas a ftalatos, nuestros descubrimientos no solamente tienen un profundo efecto sobre la salud pública, sino también en las políticas públicas destinadas a proteger a las mujeres, así como sobre la población en general".

Enfermedades Producidas Por la Exposición a Ftalatos

A menudo, los investigadores se centran en los altos niveles de exposición a las toxinas y los efectos en la salud finales que podrían desarrollarse. Sin embargo, incluso tener menores niveles de exposición podría ocasionar efectos en la salud que podrían afectar negativamente la manera en que su cuerpo funciona.

Tener bajas dosis de exposición durante el período prenatal, durante la infancia e incluso durante la edad adulta, podría causar enfermedades a largo plazo.

Por ejemplo, varios estudios realizados en la última década han relacionado al asma y las reacciones alérgicas respiratorias con la exposición a ftalatos inhalados. Este tipo de reacción ha sido vinculada con los ftalatos que tienen un elevado peso molecular, tales como DEHP y BBP.25,26

Un estudio realizado en la Universidad de Columbia fue el primero en demostrar la relación entre el asma infantil y tener una exposición prenatal a los ftalatos.

Los niños nacidos de madres expuestas a niveles más elevados del ftalato de butilbencil (BBzP, por sus siglas en inglés) y ftalato de di-n-butilo (DnBP, por sus siglas en inglés) durante su embarazo, tuvieron un riesgo 70 % mayor de desarrollar asma entre los 5 y 11 años de edad.27

Asimismo, los estudios han relacionado la exposición a ftalatos durante la infancia temprana a la pubertad tardía, en las niñas.28 Los estudios previos han relacionado la exposición a los ftalatos con la disfunción de la tiroides y con un desequilibrio en las hormonas de crecimiento.

Un reciente estudio en Environmental Research evaluó tanto a los adultos como a los niños, y encontró que la exposición a los ftalatos influyó negativamente en la producción de hormonas tiroideas y el equilibrio de las hormonas del crecimiento.29 En los últimos años, los científicos también han relacionado la exposición a los ftalatos con:30,31,32,33

Trastorno por déficit de atención (ADD, por sus siglas en inglés)

Cáncer de seno

Obesidad

Diabetes tipo 2

Menor coeficiente intelectual

Trastorno del espectro autista

Problemas del desarrollo neurológico

Problemas de comportamiento

Menor fertilidad masculina

Asma

Alteración de la función de la tiroides

Desequilibrio de las hormonas del crecimiento

Cáncer hepático

Aborto espontáneo

Cancerígenos sospechosos

Reduzca Su Exposición a los Ftalatos

Cualquier acción que pueda realizar para reducir su exposición y la de su hijo a los productos químicos tóxicos, es un paso en la dirección correcta. Aunque es prácticamente imposible alejarse de TODAS las sustancias químicas que son potencialmente peligrosas, ciertamente podría minimizar su exposición al tener presentes algunos principios esenciales.

Evite los contenedores de plástico y el plástico para envolver. En cambio, guarde sus alimentos y bebidas en contenedores de vidrio.

Evite darle a su hijo juguetes de plástico. Mejor dele juguetes hechos de sustancias naturales, como de madera o materiales orgánicos.

Lea las etiquetas de sus cosméticos con el fin de evitar sus ftalatos.

Evite los productos etiquetados con “fragancias” ya que esta expresión podría incluir ftalatos ocultos que por lo general son utilizados para estabilizar el aroma y alargar la vida del producto. Evite los aromatizantes.

Utilice productos para el cuidado personas que vengan en frascos de vidrio.

Cuando busque loncheras, mochilas o contenedores, busque los que sean libres de PVC.

No meta los contenedores de plástico al microondas, o cualquier otro plástico.

Sacuda las ventanas, paredes, piso y muebles ya que podrían contener ftalatos debido a que las sustancias químicas se pegan al polvo del piso y los niños podrían ingerirlas.

Pregúntele a al farmacólogo si las pastillas que le recetaron están cubiertas para controlar cuando se disuelven, ya que la capa de las pastillas podrían contener ftalatos. 

Coma alimentos principalmente frescos, crudos y enteros. Los alimentos que vienen en paquetes de plástico pueden contener ftalatos.

Compre productos que vengan en frascos de vidrio en lugar de plástico o latas y utilice mamilas de vidrio en lugar de platico. Amamante si le es posible durante el primer año de esta manera podrá evitar el plástico el chupón y mamilas.

Saque sus frutas y vegetales de la bolsa de plástico, justo después de haberlas comprados y lávelas antes de guardarlas.

Los recibos de las compras son impresos con calor y a menudo contienen BPA. Trate de no tocar estos recibos y pídale a que cambie a recibos libres de BPA.

Utilice productos naturales para la limpieza de su hogar, o haga los suyos.

Reemplace los productos de higiene femenina con alternativas más seguras.

Evite los suavizantes de ropa, toallitas para secadora; haga sus propios productos para reducir la electricidad estática.

Analice el agua de su llave para asegurar que no tenga contaminante y fíltrela en caso de ser necesario.

Enséñeles a sus hijos a no tomar agua de la manguera del jardín, ya que son hechas con plastificantes como ftalatos.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.