No Consuma GMOs: Están Relacionados con el Cáncer y se Filtran en su Sangre

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 31, 2017 | 45,703 vistas

Historia en Breve

  • El maíz, soya, canola y remolacha azucarera transgénicos se las han ingeniado para filtrarse en aproximadamente 80 % de los artículos procesados disponibles en los supermercados de los Estados Unidos, ahora que hasta un 90 % de varios cultivos se cultivan con semillas GMOS
  • Desafortunadamente, parece que Cry1Ab, un tipo específico de toxina Bt en el maíz transgénico, ya predomina en los humanos

Por el Dr. Mercola

El maíz, soya, canola y remolacha azucarera transgénicos se las han ingeniado para filtrarse en aproximadamente 80 % de los artículos procesados ​​disponibles en los supermercados de los Estados Unidos, ahora que hasta un 90 % de varios cultivos se cultivan con semillas GMOS.

Así que si vive en los Estados Unidos, lo más probable es que este expuesto a los alimentos con GMOS-lo más probable es que a muchos de ellos.

Esta es la razón por la que el movimiento Boulder para eliminar los cultivos transgénicos es un proyecto innovador, ya que finalmente un órgano del gobierno estadounidense está siendo parte este proyecto para proteger a sus residentes de este experimento masivo e incontrolado—un movimiento que ya está en marcha en otras partes del mundo, y en cuatro condados de California y una ciudad en Maine.

Las semillas genéticamente modificadas están prohibidas en Hungría, al igual que en otros países europeos, como Alemania e Irlanda. Perú también está siguiendo el principio de precaución, e incluso ha aprobado una ley que durante 10 años prohíbe los ingredientes transgénicos dentro de la nación.1

El problema de proteger las tierras de cultivo contra la invasión de los GMOs es muy grave, tanto que Hungría recientemente destruyó casi 1 000 acres de cultivos de maíz porque descubrió habían sido  erróneamente cultivadas con semillas transgénicas.

El descubrimiento de que estas tierras de cultivo fueron plantadas con semillas transgénicas salió al aire cuando la temporada ya estaba en marcha, por lo que se perdió toda la cosecha.

¿Qué Impulsaría al gobierno húngaro a tomar esta iniciativa tan drástica?

Tal vez sea el hecho de que los cultivos transgénicos simplemente no pueden ser parte del cultivo e inevitablemente contaminarán el medio ambiente con su ADN transgénico.

O podría ser que no quieren las superplagas, que se han desarrollado por el uso excesivo del herbicida Roundup en los cultivos transgénicos fumigados con Roundup Ready, tomen el control de todas las tierras de cultivo como lo que está pasando en los Estados Unidos.

Por otra parte, también podrían ser una amenaza desconocida para la salud humana--y el hecho de que una nueva investigación ha demostrado que las toxinas de los cultivos transgénicos ahora están apareciendo en la sangre de los humanos—fue lo que los hizo sonar la alarma.

El otro asunto e inclusive más grave, es el oculto. Casi todos los cultivos transgénicos son diseñados con genes capaces de resistir un potente herbicida llamado Round Up o glifosato. La ciencia más reciente está demostrando que el glifosato en realidad es MUCHO más peligroso de lo que lo que podría imaginar.

Simplemente no es muy apreciado aún, y anualmente, los cultivos en los Estados Unidos están esparciendo cantidades masivas de ello. Las consecuencias de este uso excesivo de este químico generará consecuencias profundamente devastadoras, y entre más tiempo esperemos para eliminar esta toxina, el problema será más grande.

De cualquier manera, ellos, y un número cada vez más grande de personas alrededor del mundo, están claramente bien educadas sobre los peligros de los alimentos GMOs... que es una lección que todavía necesita aprender el gobierno estadounidense.

Toxina "Pesticida" Transgénica se Ha Descubierto en la Sangre Humana

Más del 65 % de los cultivos de maíz en los Estados Unidos contienen un gen especial que les permite producir un insecticida. De esta manera, cuando los insectos intentar comerse el maíz son aniquilados inmediatamente (su estomago explota) porque la planta contiene una invisible e integrada protección.

Dicho gen aplicado a la mayoría de los cultivos de maíz es un tipo de toxina Bt—producido de la bacteria Bacillus thuringiensis.

Los ingenieros genéticos eliminan el gen que produce el Bt en las bacterias y lo insertan en el ADN de las plantas de maíz (y algodón). Ellos afirman que la toxina Bt es rápidamente destruida en el estomago de los humanos—y aunque sobreviva, no creara reacciones en humanos ni en mamíferos...

Pero los estudios ahora están demostrando que este no es el caso, ya que la toxina Bt llega fácilmente al torrente sanguíneo de los humanos y, los estudios ya han demostrado que la toxina Bt causa efectos de salud en animales y posiblemente en los humanos.

Como lo argumentó Jeffrey Smith, director ejecutivo del Instituto para la Tecnología Responsable:

"Los ratones alimentados con la toxina Bt natural mostraron respuestas inmunológicas significativas y les provocó sensibilidad a otros compuestos que anteriormente eran inofensivos. Esto sugiere que la toxina Bt podría generar alergias a una amplia gama de sustancias.

Los campesinos y otras personas ya han presentado reacciones a la toxina Bt natural, y las autoridades saben que "las personas con sistemas inmunológicos débiles o  con alergias preexistentes podrían ser particularmente susceptibles a los efectos de la toxina Bt".

De hecho, cuando la toxina Bt natural fue fumigada en las áreas alrededor de Vancouver y el estado de Washington para combatir las polillas gitanas, alrededor de 500 personas reportaron reacciones, sobre todo alergias o síntomas similares a la gripe. Seis personas tuvieron que ser hospitalizadas de emergencia.

... La toxina Bt producida en las plantas transgénicas probablemente es más peligrosa que en su forma natural en spray. En las plantas, la toxina esta aproximadamente 3 000 a 5000 veces más concentrada que en el spray, no se elimina de las plantas como el spray, y fue diseñada para ser más tóxica que la versión natural.

De hecho, la toxina GM tiene propiedades de alérgenos conocidos y dio positivo a las pruebas de alergia a los transgénicos recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras”.

Razones como esta es el motivo por la que se debe implementar el principio de precaución en cuanto a esparcir los cultivos GMOs en los humanos y el medio ambiente.

Desafortunadamente, parece que Cry1Ab, un tipo específico de toxina Bt en el maíz transgénico, ya predomina en los humanos; ya que  realizar pruebas en mujeres embarazadas y no embarazadas que llevan una típica dieta Canadiense (que incluía alientos transgénicos como maíz, soya y papas) los investigadores descubrieron la toxina Bt en:

También se han descubierto otros posibles peligros, incluyendo:

Los chicharos transgénicos provocaron daño pulmonar en los ratones

Los hijos de las ratas alimentadas con soya transgénica mostraron un incremento de cinco veces en la tasa de mortalidad, menos pesos al nacer e incapacidad para reproducirse

Las papas transgénicas pueden causar cáncer en ratas

Los ratones machos alimentados con soya transgénica tenían bajo conteo de espermatozoides durante la juventud2

Las bacterias en su intestino pueden adquirir el ADN de los alimentos transgénicos

Los embriones de ratones alimentados con soya transgénica tenían alterado el funcionamiento del ADN

Los alimentos transgénicos provocaron importantes problemas en los órganos de ratas y ratones, específicamente el riñón, hígado, corazón y el bazo

Varios agricultores estadounidenses reportaron problemas de esterilidad o fertilidad en los cerdos y vacas alimentadas con variedades de maíz transgénico

El maíz Bt causó una amplia variedad de respuestas inmunológicas en ratones, comúnmente relacionadas con enfermedades tales como artritis, enfermedad de Lou Gehrig, osteoporosis y enfermedad inflamatoria intestinal.

Los investigadores en la India han reportado problemas de fertilidad, abortos, nacimientos prematuros y otros graves problemas de salud, incluyendo muertes, entre los búfalos alimentados con productos de semilla de algodón transgénica

Intensos Esfuerzos de Cabildeo para Ocultar la Verdad Sobre los GMOs

La industria de la biotecnología agrícola y alimentaria ha gastado más de $572 millones de dólares en gastos de campaña y de cabildeo en poco más de una década. Según  un análisis de Food & Water Watch.3 Entre los objetivos de este intenso cabildeo es prevenir el etiquetado de alimentos GMOs y ocultarles la verdad a las personas sobre el contenido de sus alimentos. El análisis dice:

"La industria de la biotecnología agrícola y alimentaria ha estado mostrando su poder en la política financiera para debilitar la supervisión reguladora de alimentos transgénicos. Los esfuerzos de cabildeo para algunas de estas empresas y grupos han incluido la aprobación de alimentos clonados y alimentos, animales y ganado transgénicos.

Las empresas también están luchando para eliminar o prevenir el etiquetado de los alimentos transgénicos en los Estados Unidos e impedir que otros países regulen dichos alimentos.

Estos esfuerzos se han fusionado con el cabildeo para reforzar las protecciones de la propiedad intelectual de las semillas patentadas y los animales, con el fin de seguir beneficiando más a la industria de la biotecnológica".

Más del 95 % de las personas encuestadas dijeron que piensan que los alimentos transgénicos deben requerir una etiqueta, que indique su problema ético y de esta manera los consumidores podrían tomar una decisión informada.

Al igual que en Europa, en los Estados Unidos las personas desconfían de los alimentos transgénicos, y una de las razones por las que los siguen comprando es porque no  saben que vienen incluidos en sus alimentos. Una importante etiqueta de alimentos transgénicos sería una sentencia de muerte para los cultivos GMOs, que en este momento gozan de una libertad para ser vendidos libremente.

El cabildeo de la industria está funcionando, ya que hasta la fecha las compañías de la biotecnología han evadido las leyes de etiquetado obligatorias (aunque una nueva iniciativa en California podría cambiar el rumbo).

También lograron que la alfalfa GM fuera aprobada, lo que prácticamente amenaza a toda la industria orgánica.

Una gran parte del problema, y ​​una de las razones por las que los Estados Unidos no ha creado una postura de precaución como lo han hecho otros países, es porque el Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) y la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos (FDA) tienen influencias con el gigante de la biotecnología “Monsanto”.

Sólo en el primer trimestre del 2011, Monsanto gastó $1.4 millones en cabildeo a nivel gobierno federal-- y esa fue una menor cantidad con respecto al año anterior, cuando gastaron $ 2.5 millones en el mismo trimestre.

La FDA, el USDA y el Representante de Comercio de los Estados Unidos tienen un conjunto especial de puertas giratorias que los guían directamente a Monsanto, lo que ha permitido a este gigante transnacional obtener autoridad e influencia fenomenal, así como lograr que sus cultivos transgénicos se han plantados en la mayoría de las tierras agrícolas estadounidenses.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Peru Passes Monumental Ten-Year Ban on Genetically Modified Foods, Natural Society, June 24, 2011: Anthony Gucciardi.
  • 2 Ultrastructural Analysis of Testes from Mice Fed…., European Journal of Histochemistry, October 2004: 48 (4); 448-454, Vecchio, L. et al. (PDF)
  • 3 Food and Agriculture Biotechnology Industry Spends More Than Half a Billion Dollars to Influence Congress, FoodAndWaterWatch.org, November 2010. (PDF)