Ocultar
Envases de Comida Rápida

Historia en Breve -

  • Además del agua fluorada de la llave, los alimentos también podrían exponerlo al fluoruro, a través de los fumigantes y pesticidas fluorados. Los científicos advierten que los envases para comida rápida son otra fuente de fluoruro
  • Los alimentos más comúnmente fumigados con productos químicos fluorados incluyen al cacao en polvo (100 %), frijoles secos (100 %), nuez de castilla (99 %) y frutas deshidratadas (69 %)
  • Un tercio de los envases y contenedores para comida rápida contienen fluoruro, lo que sugiere que se utilizaron productos químicos perfluorados (PFCs, por sus siglas en inglés) para elaborar el papel resistente al aceite y grasa--un riesgo innecesario para la salud, ya que hay envases libres PFCs disponibles
 

Los Fumigantes y Envases de Comida Rápida Son una Fuente de Fluoruro Tóxico

Febrero 15, 2017 | 16,411 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Una de las fuentes más comunes de exposición al fluoruro para los habitantes en los Estados Unidos es el agua de la llave, ya que muchos municipios aún fluorizan su agua. ¿Pero sabía que sus ALIMENTOS también podrían exponerle al fluoruro de forma regular?

No solamente ciertos plaguicidas están fluorados--tales como criolita1—también los procesadores de alimentos podrían utilizar el fluoruro de sulfurilo como fumigante directo, en ciertos alimentos, y para prevenir las plagas en las estructuras de almacenamiento cerradas.

Los científicos advierten que los envases de comida rápida son otra fuente de fluoruro.

Los Plaguicidas y Fumigantes Podrían Convertir a los Alimentos en Fuentes de Fluoruro

El fluoruro de sulfurilo, un fumigante de uso común, se descompone en fluoruro después de su aplicación.2 Como señaló Fluoridealert.org:3

"A diferencia de prácticamente cualquier otro país occidental, la EPA [Agencia de Protección Ambiental] no solicita que los procesadores de alimentos retiren los alimentos antes de la fumigación. Como resultado, cualquier alimento que esté almacenando en la instalación durante una fumigación estructural estará contaminado con fluoruro."

De acuerdo con las estimaciones de EPA, los alimentos más comúnmente fumigados incluyen al cacao en polvo (100 %), frijoles secos (100 %), nueces de castilla (99 %) y frutas secas (69 %).

Y aunque solo el 3 % del arroz es fumigado, los niveles de fluoruro en el arroz integral fumigado tienden a ser los más elevados (12.5 partes por millón, en comparación con 8.4 ppm, en el caso del cacao en polvo).4

La razón por la que ciertos elementos, tales como el cacao, tienen un 100 % de probabilidades de estar contaminados con fluoruro, es debido a que la EPA permite la aplicación directa de fluoruro de sulfurilo en este tipo de cultivos.

También, se permite la aplicación directa en el café. De acuerdo con una redacción realizada en 2005 por Albert Burgstahler, Ph.D., "los residuos de fluoruro en los alimentos fumigados con fluoruro de sulfurilo son excesivamente altos y se encuentran en los niveles conocidos por causar serios efectos adversos para la salud, incluyendo la fluorosis esquelética paralizante".5

Asimismo, es mejor abstenerse de consumir el jugo de uva no orgánico, ya que el pesticida fluorado, criolita, se utiliza comúnmente en las uvas cultivadas en los Estados Unidos.6

Los Envases de Comida Rápida Son una Típica Fuente de Exposición al Fluoruro

De acuerdo con las recientes investigaciones,7,8,9,10,11,12,13,14,15 alrededor de un tercio de los envases y contenedores de comida rápida también contienen fluoruro, lo que sugiere que se utilizaron productos químicos perfluorados (PFCs) para proporcionarle al papel una superficie lisa, por lo que es resistente al aceite y la grasa.

PFCs, tales como el ácido perfluorooctanoico ([PFOA, por sus siglas en inglés], ampliamente utilizados para hacer utensilios de cocina antiadherente) y ácido perfluorooctanosulfónico ([PFOS, por sus siglas en inglés], un ingrediente esencial en telas resistentes a las manchas) están asociados con una amplia variedad de problemas de salud, incluyendo cáncer, enfermedades cardiacas, inmunológicas y disfunción tiroidea, infertilidad, bajo peso al nacer y problemas de desarrollo.

En total, entre 2014 y 2015, se realizaron pruebas en unas 400 muestras de envases para alimentos, procedentes de 27 cadenas de comida rápida en los Estados Unidos. Esto incluye el envasado de Jimmy John’s, Quiznos, Starbucks y Dunkin' Donuts, en Boston, Seattle, Washington, DC, San Francisco y áreas de Grand Rapids.

En promedio, el 33 % de ellos contenía fluoruro. Los envases de los postres y pan fueron los más afectados, con 56 % de fluoruro, mientras que solo fue afectado el 20 % de las muestras de cartón (como cajas de pizza y contenedores de papas francesas).

De las 27 cadenas de restaurantes, Jimmy John's, Taco Time y Quiznos tuvieron los peores resultados, donde el 100 % de las muestras recogidas por estas cadenas dieron positivo al fluoruro. Además, el 80 % de los envases de Chick-fil-A dieron positivo, seguido por Chipotle, con un 65 %.16

En 2011 se Descontinuó Paulatinamente el Uso de PFOA Y PFOS, Pero al Parecer Todavía se Utilizan

Las investigaciones anteriores17,18,19 han confirmado que de hecho, los productos químicos fluorados podrían filtrarse desde el envase a la comida. La cantidad depende de la temperatura del alimento y cuánto tiempo permanece en contacto con el envase. Como regla general, los alimentos calientes tienden a liberar más productos químicos que los fríos.

En 2011, los fabricantes estadounidenses acordaron voluntariamente eliminar PFOA y PFOS, debido a las preocupaciones sobre su seguridad; pero otros países todavía los usan, y es evidente que algunas empresas aun los utilizan en la producción de envases para alimentos.

Phillippe Grandjean, investigador de salud ambiental y profesor de la Facultad TH Chan de salud pública de Harvard, comentó los descubrimientos, al decir:

"Los compuestos perfluorados provienen de una variedad de productos de consumo, y es evidente que los materiales de envasado de alimentos probablemente constituyen una fuente importante. Limitar nuestra exposición actual debe ser considerada como una prioridad de salud pública".

Cómo Evitar el Fluoruro de los Envases de Comida Rápida

La autora principal, Laurel Schaider--una científica de investigación del Instituto Silent Spring--dijo para CNN:20

"'Desafortunadamente, para los consumidores, no hay una manera fácil de decir—tan solo al mirar el tipo de envase--si contiene productos químicos fluorados o no.

Para las personas que deseen reducir su exposición a estas sustancias químicas, podrían ser capaces de tomar algunas medidas... para disminuir esta filtración de los envases a los alimentos--por ejemplo, al sacar los alimentos de los envases, tan pronto como sea posible’.

También, podría pedir que sus papas fritas o postre sean servidas en una taza de papel o una bolsa de papel sin tener contacto. Esta es la bolsa exterior donde generalmente ponen todos sus artículos cuando compra sus alimentos.

Más que nada, Schaider insta a los consumidores a presionar a sus cadenas favoritas de comida rápida, para cambiar a envases que no contengan productos químicos fluorados.

‘Creo que este estudio proporciona otra razón más para apoyar la idea de que consumir una mayor cantidad de alimentos frescos y más comidas caseras, es mejor para nuestra salud’, dijo ella..."

El Grupo de Trabajo Ambiental Solicita Que Dejen de Utilizarse los Envases Para Alimentos Que Contienen PFCs

En un informe complementario,21 el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) instó a las empresas de comida rápida a dejar de utilizar por completo compuestos fluorados en el envasado de alimentos, y solicita a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, a restringir aún más el uso de estos compuestos en productos que tienen contacto con los alimentos.

De acuerdo con el EWG:

"La FDA ha aprobado 20 PFCs de siguiente generación, específicamente para el recubrimiento de papel y cartón, utilizados para servir los alimentos.

Estos productos químicos no han sido sometidos a pruebas adecuadas de seguridad, y las normas de secreto comercial indican que, en algunos casos, los limitados datos de seguridad presentados a la EPA no revelan públicamente la identidad de los productos químicos específicos, o inclusive de las empresas que los someten a aprobación.

No obstante, la poca información que los fabricantes han proporcionado a los reguladores es preocupante.

En documentos archivados con la EPA, DuPont informó que un producto químico de siguiente generación utilizado para producir papel de contacto con alimentos, llamado GenX, podría plantear un "riesgo sustancial de daño", incluyendo tumores cancerígenos en el páncreas y testículos, daño hepático, enfermedad renal y daño reproductivo.

[L]a toxicóloga jubilada de la EPA, y principal evaluadora de riesgo, Deborah Rice, dijo que GenX tiene "la misma constelación de efectos [en la salud] que observa en PFOA.

No hay manera de que pueda llamar a esto un sustituto seguro. El papel libre de PFC se encuentra fácilmente disponible, como lo demuestra el hecho de que las pruebas no detectaron fluoruro en más de la mitad de las muestras de papel".

El año pasado, la FDA tomó medidas contra tres tipos específicos de PFCs en envases para alimentos.22,23 En función de la información de seguridad, retiró su aprobación para las sales de dietanolamina de los mono-y bis-, ácido pentanoico y ácido éster fosfato sustituido con perfluoroalquilo.

Ninguno de estos PFCs podría ser utilizado en la fabricación de repelentes de aceite y agua, para papel y cartón, que entrarán en contacto con los alimentos. Al parecer, lo aconsejable sería prohibir el uso de todos los PFCs, en tales artículos, al considerar el hecho de que muchos de ellos tienen efectos similares en la salud.

Algunas de las cadenas de restaurantes han respondido favorablemente, al prometer estudiar el asunto y hacer los cambios necesarios.

Chris Arnold, portavoz de Chipotle, dijo a Bloomberg24 que el estudio "parece sugerir que hay margen para mejorar", al añadir que la compañía está "en el proceso de obtener la documentación de nuestros proveedores de que los materiales para el envasado que suministran a Chipotle son libres de PFCs”.

Susan Lintonsmith, Directora general de Quiznos, también dijo a Bloomberg que la empresa "toma la seguridad de los alimentos muy en serio", y que "trabajamos con nuestros proveedores para entender completamente la situación".

Otras Fuentes Comunes de PFCs en los Hogares

Aparte de los envases de comida rápida, muchos otros artículos para el hogar repelentes al agua, resistentes a las manchas y antiadherentes podrían contener PFCs. Algunos de los ejemplos más comunes incluyen:25

  • Bolsas de palomitas de maíz para microondas y envolturas para caramelos
  • Utensilios de cocina antiadherentes
  • Revestimientos resistentes a las manchas utilizados en alfombras, tapicería y telas, al igual que las prendas de vestir resistentes al agua
  • Productos para la limpieza y el cuidado personal (tales como hilo dental) y cosméticos
  • Pinturas, barnices y selladores

Directrices Generales Para Limitar las Exposiciones Tóxicas

 Aunque, se cree que 1 de cada 4 muertes está relacionada con vivir y trabajar en un ambiente tóxico,26,27,28,29 con su alimentación, los típicos productos para el cuidado personal y del hogar, que posiblemente representen un riesgo más inmediato para su salud y la de su familia.

Cuando se trata de PFCs y otros compuestos de fluoruro, evitar la comida rápida y el agua fluorada, son dos formas de reducir el riesgo.

Desafortunadamente, el fluoruro no es el único producto químico peligroso que debe considerar, y no es la única sustancia química a la que podría estar expuesto a través de los alimentos y bebidas. Otros incluyen productos químicos que alteran el sistema endocrino (EDCs, por sus siglas en inglés), tales como plastificantes, los cuales también podrían filtrarse desde el envase hasta los alimentos y bebidas.30

Para limitar su exposición a los PFCs y EDCs, así como hacia muchas otras toxinas, tenga presente las siguientes directrices cuando compre sus alimentos, productos para el cuidado personal y del hogar.

Evite consumir comida rápida y productos procesados.

Consuma una alimentación enfocada en alimentos enteros cultivados localmente, idealmente orgánicos, cocinados desde cero, lo que limitará significativamente su exposición a una amplia variedad de sustancias químicas, tales como los ftalatos, bisfenol A (BPA, por sus siglas en inglés), aditivos alimenticios sintéticos y pesticidas.

Utilice productos de limpieza naturales o elabore los suyos. Además de los ftalatos, evite los que contienen 2-butoxietanol (EGBE, por sus siglas en inglés) y metoxidiglicol (DEGME, por sus siglas en inglés)--dos tóxicos éteres de glicol que pueden comprometer su fertilidad y causar daño fetal.

Compre productos que se encuentren en botellas de vidrio, en vez de plástico o latas; tenga en consideración que, incluso los plásticos "libres de BPAs" suelen filtrar otras sustancias químicas disruptoras endócrinas, que son tan perjudiciales como BPAs.

Cambie a productos de tocador orgánicos, incluyendo el champú, pasta dental, antitranspirantes y cosméticos.

La base de datos Skin Deep del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés)31 podría ayudarle a encontrar productos para el cuidado personal que están libres de ftalatos y otras sustancias químicas potencialmente peligrosas.

Tenga cuidado ya que muchos hilos dentales contienen PFCs. En vez de ello, busque los hilos encerados que sean naturales. Algunos utilizan cera de abejas, en vez de recubrimiento de PFCs. Además, el hilo de seda real le proporcionará movimientos suaves sin aditivos químicos.32

Almacene sus alimentos y bebidas en envases de vidrio, en vez de plástico, y evite utilizar envases de plástico, ya que también contienen ftalatos que podrían filtrarse en sus alimentos (especialmente si calienta en el microondas alimentos envueltos en plástico).

Reemplace su cortina de vinilo de la regadera por una de tela o puertas de vidrio.

Utilice biberones y botellas para beber de vidrio.

Reemplace los productos de higiene femenina (tampones y toallas sanitarias) por alternativas más seguras.

Filtre el agua de la llave, tanto la que utiliza para beber como la que usa para bañarse para evitar el fluoruro y los derivados de desinfección, muchos de los cuales se encuentran entre los compuestos más tóxicos conocidos.

Si solo puede costear una de las dos, filtrar el agua de la regadera podría ser más importante, ya que su piel absorbe contaminantes.

Además, filtrar el agua es importante para limitar la exposición a la atrazina y sustancias químicas fluoradas para extinguir incendios,33 las cuales son típicos contaminantes del agua potable en los Estados Unidos.

Busque productos sin fragancia. Una fragancia artificial podría contener docenas de productos químicos potencialmente tóxicos, incluyendo ftalatos.

Evite utilizar suavizantes de telas y hojas para secadora, que contienen una mezcla de productos químicos y fragancias sintéticas.

Si tiene tuberías de PVC, es posible que tenga filtración de DEHPs (un tipo de ftalato disruptor endocrino) en su suministro de agua.

Si tiene una tubería de PVC que fue instalada antes del ‘77s, definitivamente deberá cambiarla por un nuevo material.

Esta tubería de PVC de "era temprana" puede filtrar en su agua un compuesto cancerígeno llamado monómero de cloruro de vinilo.

Las alternativas al PVC para tuberías de agua incluyen al hierro dúctil, polietileno de alta densidad, concreto, cobre y polietileno reticulado (PEX, por sus siglas en inglés).34

Considere la posibilidad de reemplazar sus pisos de vinilo por un material "más ecológico". También, evite los pisos de plásticos blandos y flexibles, como los suelos acolchados para niños (a menudo utilizados en guarderías y jardines de niños), ya que hay una gran posibilidad de que estén hechos de PVC que contenga ftalatos.

Lea las etiquetas y evite cualquier cosa que contenga ftalatos. Además de DEHP, también vea si contienen DBP (ftalato de di-n-butilo), DEP (ftalato de dietilo), BzBP (ftalato de bencilo butilo) y DMP (ftalato de dimetilo).

También, sea cuidadoso de cualquier cosa que enliste una "fragancia", lo cual a menudo incluye ftalatos.

Asegúrese de que los juguetes de su bebé no contengan BPAs, tales como chupones, anillos de dentición y cualquier objeto que es posible que su hijo sea propenso a chupar o masticar--incluso libros, que a menudo están plastificados. Es recomendable evitar todas las variedades plásticas, especialmente las que son flexibles.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.