7 Tipos de Tos y lo Que Podrían Significar

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 22, 2017 | 38,355 vistas

Historia en Breve

  • La tos es un síntoma que ayuda a su cuerpo a deshacerse de un material extraño o mucosidad de sus pulmones y vías respiratorias
  • Las causas comunes de la tos incluyen goteo postnasal, asma, enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés), ciertos medicamentos y otros

Por el Dr. Mercola

La tos es un síntoma, no una enfermedad en sí, que a menudo es factor indicativo de un padecimiento subyacente. Por ejemplo, una tos podría acompañar a un resfriado común, o ser ocasionada por alergias, enfermedades pulmonares, o incluso problemas gastrointestinales.

Aunque las causas son variadas, la razón por la que tose es para ayudar a su cuerpo a deshacerse de un material extraño o mucosidad de sus pulmones y vías respiratorias superiores.

Es uno de los mecanismos protectores de su cuerpo, diseñado para permitir que pueda respirar fácilmente. A veces, es fácil determinar por qué tose, pero también podría ser un misterio.

Frecuentemente, al poner atención a los detalles—por ejemplo, el sonido de la tos, junto con los síntomas que lo acompañan--se podría identificar la causa, lo cual es importante para poder empezar a recuperarse. Enseguida se encuentran las siete razones comunes de que se presente la tos, y como solucionarlas.1

7 Razones Comunes de la Tos

1. Goteo Postnasal

Un resfriado o alergias podrían causar que gotee mucosidad por su garganta. Este goteo postnasal podría tener contacto con las terminaciones nerviosas, lo que podría producir una tos húmeda o seca.

Una tos que ocurre por goteo postnasal suele empeorar durante la noche, y también podría presentarse una sensación de cosquillas o comezón en la parte posterior de la garganta. Si las alergias son la razón por la que se presenta el goteo postnasal, también podría sentir picazón en los ojos y estornudos.

Si padece un goteo postnasal junto con una congestión, siente presión en la cara, los síntomas del resfriado duran más de 10 días, y tiene una mucosidad espesa y con una tonalidad verde o amarilla, podría tener una infección en los senos nasales. En este caso, podría ayudar irrigarlos.

En un estudio realizado en 2007 por investigadores del Sistema de Salud de la Universidad de Michigan, se descubrió que hacer una irrigación con una solución salina disminuyó la congestión nasal más eficazmente que los aerosoles nasales salinos.2

Al parecer esto funciona ya que adelgaza la mucosidad, lo que disminuye la inflamación de los conductos nasales y elimina los desechos, bacterias, alérgenos y sustancias inflamatorias de la nariz; por lo tanto, disminuye la inflamación que hace que sea difícil respirar.

Para hacer su propia solución salina, sin conservadores, solo agregue una cucharadita de sal del Himalaya, o marina, medio litro de agua destilada. Asegúrese de utilizar una solución salina que no contenga benzalconio, un conservador que podría afectar a su función nasal, y podría provocar escozor y quemarle.

2. Asma

Con frecuencia, una tos seca junto con un sonido de estertor o sibilante es una señal de asma. En esta enfermedad, sus vías respiratorias se inflaman, lo que produce una respiración sibilante, tos y dificultad para respirar.

Por lo general, la tos provocada por el asma empeora durante la noche o al hacer ejercicio. Podría estar acompañada de opresión en el pecho, dificultad para respirar y fatiga.

Si padece asma, yo sugeriría que intente con el método Buteyko, que le muestra cómo hacer que su volumen de respiración vuelva a la normalidad, o en otras palabras, a revertir lo que se denomina hiperventilación crónica o hiperrrespiración crónica.

Cuando su respiración es normal, tiene una mejor oxigenación en los tejidos y órganos. Además, si sufre de asma, lo más importante en su lista debe ser optimizar tanto su salud intestinal como sus niveles de vitamina D.

3. GERD (Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico)

Después de que los alimentos pasan a través de su esófago hacia el estómago, una válvula muscular llamada esfínter esofágico inferior (LES, por sus siglas en inglés) se cierra, lo que evita que el alimento o el ácido se devuelvan.

Asimismo, GERD--a menudo conocido como reflujo ácido--se produce cuando LES se relaja inapropiadamente, lo que permite que el ácido estomacal fluya (reflujo) de regreso hacia el esófago.

GERD podría causar una tos seca y espasmódica. De hecho, esta es la segunda causa más común de tos crónica.3 Según informó GI Motility:4

"El reflujo gastroesofágico... podría afectar al pulmón, y es una causa de tos crónica y subaguda. El esófago y el pulmón comparten un origen común del intestino anterior embrionarios e inervación vagal".

Es probable que una tos relacionada con GERD empeore cuando está acostado o comiendo. Podría estar asociada con otros síntomas del mismo padecimiento, tal como la acidez estomacal, pero en el 75 % de los casos, la tos crónica es el único síntoma.

Convencionalmente, se cree que GERD es causada por cantidades excesivas de ácido estomacal, por lo que es usual que se prescriban o recomienden medicamentos que bloquean el ácido. Sin embargo, este padecimiento es un síntoma más comúnmente relacionado con la hernia hiatal y/o una infección ocasionada por Helicobacter pylori (H. pylori).

De igual manera, por lo general, el problema resulta de tener muy poca cantidad de ácido estomacal, por lo que usualmente los medicamentos, tal como los inhibidores de la bomba de protones (PPIs, por sus siglas en inglés) tan solo perpetúan el problema y hacen que GERD empeore.

Finalmente, la respuesta a la acidez estomacal y la indigestión ácida es restaurar su función y balance gástrico natural.

Consumir grandes cantidades de alimentos procesados y azúcares es una forma segura de agravar GERD, ya que altera el balance bacteriano estomacal e intestinal.

En vez de ello, debe consumir una gran cantidad de vegetales y otros alimentos de alta calidad, lo ideal es que sean orgánicos, no procesados. Además, debe eliminar los factores desencadenantes de su alimentación.

Los típicos agentes responsables incluyen a la cafeína, alcohol, y los productos de la nicotina. Enseguida, necesita asegurarse de recibir suficiente cantidad de bacterias beneficiosas, a través de sus alimentos.

Eso le ayudará a balancear su microbima intestinal, lo que podría ayudar a eliminar a la bacteria H. pylori, naturalmente, sin recurrir a los antibióticos. También, le ayudará a tener una digestión y asimilación apropiada de los alimentos.

Lo ideal es que obtenga los probióticos de alimentos fermentados. Si no consume alimentos fermentados, lo más probable es que tenga que complementar con un probiótico de forma regular.

Otra opción es que, si tiene unos niveles excesivamente bajos de ácidos estomacales, debe tomar un suplemento de clorhidrato de betaína, que está disponible sin prescripción, en tiendas naturistas.

Deberá tomar tanta cantidad como necesite, para tener una menor sensación de ardor y luego disminuirlo a una pastilla. Esto le ayudará a su cuerpo a digerir mejor los alimentos, y también le ayudará a eliminar la bacteria H. pylori, al igual que a normalizar sus síntomas.

4. Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (COPD, por sus siglas en inglés)

Si tose crónicamente, y expectora una gran cantidad de mucosidad (especialmente durante la mañana), su tos podría ser causada por COPD. Generalmente, la tos será peor por la mañana, y disminuirá su severidad a lo largo del día.

También, podría experimentar dificultad para respirar (particularmente debido a una actividad física), respiración sibilante, fatiga y opresión en el pecho.

Fumar es una causa importante de COPD, que incluye tanto el enfisema como la bronquitis crónica. En el caso del enfisema, eventualmente, los sacos de aire que se encuentran en los pulmones pierden su elasticidad y empiezan a empeorar. La bronquitis crónica ocurre cuando hay una inflamación en los revestimientos de sus pulmones y esto restringe su respiración.

5. Tos Relacionada con la Medicación

Los medicamentos conocidos como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés), que se utilizan para tratar la presión arterial alta, podrían causar una tos seca en aproximadamente el 20 % de los pacientes.

Si notó la aparición de su tos algunas semanas después de comenzar a utilizar este medicamento, este podría ser el factor responsable.

Si bien, no debe dejar de utilizar un medicamento para la presión arterial sin consultar con su médico, es importante ser consciente que a menudo la presión arterial alta podría ser solucionada al hacer cambios en su estilo de vida. Si se le ha diagnosticado presión arterial alta, las estrategias alimenticias serán esenciales para controlar sus niveles.

Una de las causas principales subyacentes de la presión arterial alta está relacionada con que su cuerpo produzca un exceso de insulina y leptina en respuesta a una gran cantidad de carbohidratos (es decir, azúcar elevada) y alimentos procesados.

Mi principal recomendación es evitar consumir alimentos procesados ​​(debido a su alto contenido de azúcar/ fructosa, granos, grasas trans, otras grasas dañadas y sal procesada), si padece presión arterial alta.

Otra estrategia que podría mejorar su presión arterial y salud cardiaca, sin tener que recurrir a los medicamentos, es seguir un programa de acondicionamiento físico integral.

6. Neumonía

La neumonía comienza como una tos seca, pero evoluciona en una tos húmeda con mucosidad con una coloración amarilla, verde o rojo. La tos podría ir acompañada de fiebre, escalofríos, dificultad para respirar, o dolor al toser o al respirar profundamente.

Cada vez que tosa un exceso de mucosidad y flema, escúpalo en vez de tragarlo, ya que tragar un exceso de mucosidad podría causar irritación estomacal.

La mayoría de las personas que padecen neumonía podrían recuperarse de forma segura en casa, al beber muchos líquidos y descansar.

Sin embargo, en casos graves, en ancianos o niños pequeños, la neumonía podría requerir hospitalización para recibir líquidos, tratamientos respiratorios y oxigenoterapia. La neumonía podría ser causada por un virus o una bacteria. Aunque, en algunas ocasiones se administran antibióticos, no serán eficaces para atender una neumonía viral.

7. Tos ferina (pertussis o tos convulsiva)

La tos ferina provoca una tos severa que termina con un sonido ahogado como si aspirara.

En los Estados Unidos, desde el 1 de enero al 16 de junio de 2014, hubo una incidencia de aproximadamente 10,000 casos de pertussis o tos ferina, que fue confirmada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos.

Esta es una cantidad superior al 24 %, en comparación con el mismo período de tiempo en 2013.5 Los CDC sostienen que la mejor manera de prevenir la tos ferina es al vacunarse, pero esto merece un análisis más profundo.

Los datos de los CDC muestran que el 84 % de los niños menores de 3 años han recibido al menos CUATRO vacunas DTaP, y a pesar de esta alta tasa de vacunación, la tos ferina continúa circulando entre las personas vacunadas y no vacunadas.

La vacuna no solo representa el fracaso para prevenir la tos ferina en los Estados Unidos, sino que es claramente ineficaz. En el Reino Unido, los investigadores revelaron de manera similar que casi el 20 % de los niños completamente vacunados contrajeron tos ferina.6

Si cree que padece tos ferina, debe buscar atención médica de inmediato, especialmente si ocurre en un niño pequeño. Sin embargo, hay algunos tratamientos naturales que podrían ayudarle (y ciertamente no le harán daño).7

Evite los alimentos que forman mucosidad, como la leche, harina, huevos, y también el azúcar

Consuma alimentos ligeros, tales como vegetales, sopas con ajo, y té de hierbas

Los remedios homeopáticos para atender la tos ferina incluyen al Coccus cacti y nosode. Pertussin. Se recomienda drosera para tratar los accesos de tos, seguida por náuseas, arcadas o vómitos. Cuprum podría estar indicado para ataques de tos seguidos de falta de aire, dificultad para respirar, o el agotamiento que resulta de ello

Las pastillas de corteza de cerezo silvestre podrían aliviar la garganta

Manténgase bien hidratado

Pruebe hasta 5,000 miligramos de vitamina C diarios, durante siete días

Mantenga su habitación y su hogar muy ventilados y libres de humo

Use un humidificador de aire caliente con aceites esenciales (intente con albahaca, chipre, mejorana, tomillo, gaulteria, árbol de té, alcanfor, lavanda, manzanilla, menta o eucalipto)

Masajee con aceites esenciales junto con un aceite portador (tal como el aceite de coco) en el pecho o espalda del paciente

La acupuntura podría ser beneficiosa (y sus efectos en la tos ferina son reconocidos por la Organización Mundial de la Salud)

Descanse y evite hacer esfuerzos

Acomode las almohadas para que el paciente pueda estar más erguido mientras duerme

Hierva la raíz de jengibre fresco en agua durante 20 minutos, luego agregue el agua a un baño de pies para empapar los pies hasta por 20 minutos

Caliente una olla de agua para hervir, luego añada unas gotas de aceite de tomillo. Haga que el paciente inhale el vapor de la olla (cubra su cabeza con una toalla, mientras tiene cuidado de no quemarse)

Mantenga la piel hidratada al masajear diariamente con aceite de coco

La Tos Podría Tardar Más de Dos Semanas en Desaparecer

Un informe publicado en la revista Annals of Family Medicine, reveló que la tos del adulto promedio en los Estados Unidos dura alrededor de siete a nueve días. En realidad, la tos promedio dura cerca de 18 días.8

A menudo, este desajuste en la expectativa de los pacientes de cuánto tiempo debe durar la tos ocasiona visitas médicas... y solicitud de antibióticos, si la tos persiste más de una semana. Marcos Ebell, médico familiar y profesor asociado de salud pública en la Universidad de Georgia, dijo a USA Today:9

"Frecuentemente veo a pacientes que vienen y han estado enfermos durante cuatro o cinco días y dicen 'muchacho realmente necesito un antibiótico--no estoy mejorando'".

En realidad, la mayoría de las toses agudas son ocasionadas por enfermedades virales, tales como resfriados y gripe, que los antibióticos no solucionan. Cuando los médicos prescriben antibióticos para padecimientos innecesarios, suceden varias consecuencias negativas.

En primer lugar, el uso excesivo de los antibióticos promueve la mutación natural de las bacterias comunes, lo que resulta en la creación de nuevas cepas resistentes.

Además, existe la posibilidad de tener una reacción adversa cada vez que toma un antibiótico, y los antibióticos también causan un desequilibrio en el microbioma de su cuerpo. Los antibióticos son prescritos innecesariamente con más frecuencia de lo que podría imaginar.

Parte del presupuesto de los CDC en 2016 incluye fondos monetarios para desarrollar programas de vigilancia de prescripciones, en cada estado, ya que actualmente muchos estados ni siquiera recolectan datos sobre la resistencia a los antimicrobianos. Según informó Reuters:10

"Más de la mitad de los pacientes hospitalizados reciben un antibiótico en algún momento, durante su estancia, pero los estudios han demostrado que entre el 30 y 50 % de los antibióticos prescritos en los hospitales son innecesarios o incorrectos, lo cual contribuye a que se genere una resistencia a los antibióticos.

Al detectar que la mayor parte del uso incorrecto de los antibióticos ocurre fuera de los hospitales, el plan de la Casa Blanca les otorgó a los médicos--que forman parte en Medicare o Medicaid--tres años para comenzar a informar sus recetas de antibióticos, junto con incentivos financieros y sanciones."

La educación parece algo útil para ayudar al problema. En un estudio, cuando las clínicas médicas utilizaron folletos impresos y carteles o guías computarizadas para desincentivar el uso de antibióticos para la tos, las tasas de prescripción disminuyeron entre un 12 y 13 %, respectivamente.11

¿Qué Funciona Para Calmar la Tos?

La mayoría de los resfriados que no presentan complicaciones, los cuales a menudo producen tos, duran entre ocho y nueve días, pero cerca del 25 % dura dos semanas, y de 5 al 10 % dura tres semanas. La rapidez con la que se resuelva un resfriado tiene mucho que ver con sus hábitos de estilo de vida en general, y el estado de su sistema inmunológico.

La mayoría de las veces, los remedios para la tos y el resfriado sin prescripción NO causarán una recuperación más rápida.

La miel--particularmente en su forma sin procesar--es una mucho mejor opción. La Organización Mundial de la Salud (OMS) enlista la miel como un demulcente, que es una sustancia que alivia la irritación en su boca o garganta al formar una película protectora.12

Las investigaciones demuestran que la miel funciona, así como el dextrometorfano--un ingrediente común en los medicamentos sin prescripción (OTC, por sus siglas en inglés) contra la tos--para calmar la tos y los problemas para dormir relacionados, debido a las infecciones del tracto respiratorio superior, en los niños.13

Asimismo, la Asociación de Consumidores Orgánicos ha publicado esta sencilla receta de jarabe para la tos de miel con limón, que es útil tener a la mano si se presenta un molesto ataque de tos.14 (es recomendable que los padres no le proporcionen miel a ningún niño que sea menor de 1 año; los lactantes menores de esa edad están en riesgo de botulismo causado por la miel).

Jarabe Para la Tos de Miel con Limón

El limón ayuda a promover la salud al alcalinizar rápidamente su cuerpo, y la miel acaba con la mayoría de las bacterias, mientras que relaja la garganta. Esta es una opción perfecta para tener un remedio rápido contra la tos.

1. Ponga medio litro de miel sin procesar en una olla en la estufa a fuego MUY bajo (no hierva miel, ya que eso cambia sus propiedades medicinales).

2. Tome un limón entero y hiérvalo en un poco de agua, en una olla separada, durante 2 a 3 minutos, para ablandar el limón y matar cualquier bacteria que pudiera estar en la piel del limón.

3. Deje que el limón se enfríe lo suficiente como para manejarlo para posteriormente cortarlo en rodajas y añadirlo en el litro de la miel que se encuentra en la estufa.

4. Deje que se cocine la mezcla en un fuego cálido, durante aproximadamente una hora.

5. Luego, cuele el limón de la miel, al asegurarse de quitarle todas las semillas de limón.

6. Deje enfriar, luego viértalo en un frasco con una tapa y guárdelo en el refrigerador.

Este jarabe se mantendrá durante 2 meses en el refrigerador. Para calmar la tos, tome ½ cucharadita para un niño de 25 libras y 1 cucharadita para un niño de 50 libras, aproximadamente 4 veces al día, o tan a menudo como sea necesario. Los adultos podrían tomar dosis de 1 cucharada.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 TIME April 18, 2015
  • 2 University of Michigan Health System, November 19, 2007.
  • 3, 4 GI Motility Online May 16, 2006
  • 5 CDC Pertussis Outbreak Trends
  • 6 BMJ June 24, 2014
  • 7 PeggyOmara.com June 19, 2014
  • 8 Ann Fam Med. 2013 Jan-Feb;11(1):5-13.
  • 9 USA Today January 14, 2013
  • 10 Reuters March 30, 2015
  • 11 JAMA Intern Med. 2013;173(4):267-273.
  • 12 TIME October 4, 2014
  • 13 Arch Pediatr Adolesc Med. 2007;161(12):1140-1146.
  • 14 Organic Consumers Association December 12, 2007