Ocultar
Rayos X en Niñas

Historia en Breve -

  • Los investigadores advierten que hay evidencia que muestra que los niveles de radiación, en el rango que se emplea actualmente, están vinculados con el desarrollo de cáncer inducido por radiación
  • De acuerdo con una reciente investigación, las niñas que reciben radiación en la zona torácica para tratar el cáncer infantil tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno a una temprana edad. Incluso, las que recibieron dosis bajas del tratamiento contra el cáncer común se enfrentan a un mayor riesgo de cáncer de seno en el futuro, según los científicos; y agregaron que, el riesgo planteado por la radiación podría ser tan grande como tener la mutación BRCA1 o BRCA2--dos mutaciones genéticas asociadas con un mayor riesgo de cáncer de seno
  • Además, las tomografías computarizadas están relacionadas con un mayor riesgo de cáncer. Un niño que es expuesto a la radiación en solo dos o tres escaneos triplicará su riesgo de desarrollar cáncer cerebral, en el futuro. De igual forma, entre 5 y 10 escaneos podrían triplicar el riesgo de leucemia
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

Tomografía Computarizada: Este Popular Procedimiento Triplicó el Riesgo de Cáncer a 1.65 Millones de Personas el Año Pasado

Febrero 28, 2017 | 22,836 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Verdaderamente, se está acumulando cada vez más evidencia contra el uso rutinario de muchos métodos de detección médicos comúnmente utilizados, tales como las mamografías y tomografías computarizadas--dos métodos de detección de radiación ionizante, sobre lo cual he advertido desde la creación de este sitio web.

Poco después de los recientes informes que revelaron que se realizan demasiadas pruebas de diagnóstico en adultos, surgieron nuevos informes que advierten que algunas de estas pruebas no solo podrían causar cáncer en los niños, sino que podrían inducir nuevos casos de cáncer en los niños que se encuentran en tratamientos contra el cáncer.

La Radiación en la Zona Torácica a Temprana Edad Contribuye a un Cáncer de Seno Posteriormente

Recientemente, los investigadores del Centro Memorial Sloan-Kettering Contra el Cáncer, en Nueva York, presentaron sus descubrimientos en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, en Chicago, donde indicaron que las niñas que reciben radiación en la zona torácica para tratar el cáncer infantil, tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno a una temprana edad.1

Incluso, las personas que recibieron dosis bajas para un tratamiento común contra el cáncer se enfrentan a un mayor riesgo de cáncer de seno en el futuro, dijeron los científicos; a lo cual añadieron que, el riesgo planteado por la radiación podría ser de tal magnitud como tener la mutación BRCA1 o BRCA2--dos mutaciones genéticas relacionadas con un mayor riesgo de cáncer de seno.

En el estudio Childhood Cancer Survivor Study, los investigadores analizaron datos de casi 1,300 supervivientes de cáncer. Según informó MedPage Today:2

"Con una mediana de seguimiento de 26 años, de los casi 1,300 supervivientes de cáncer, 175 personas desarrollaron posteriormente cáncer de seno a una edad promedio de 38 años. Los investigadores encontraron que el tiempo entre la terapia inicial y el cáncer de seno posterior tuvo una media de 23 años...

Además, estudiaron a 4 570 familiares en primer grado de las participantes en el estudio Women's Environmental Cancer and Radiation Epidemiology, para estimar la incidencia asociada con portar dos mutaciones, BRCA1 y BRCA2, las cuales aumentan el riesgo de cáncer de seno.

En general, Moskowitz dijo que la incidencia acumulada de cáncer de seno a los 50 años de edad fue de 24 %, en comparación con el 4 % de la tasa de antecedentes de todas las mujeres informado por la base de datos del Programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER, por sus siglas en inglés).

En el caso de las mujeres que están expuestas a elevados niveles de la radioterapia (o radiación tipo Mantle), anteriormente utilizada para tratar el linfoma de Hodgkin (20 Gy o más), la incidencia acumulada a los 50 años de edad fue mayor en un 31 %, dijo Moskowitz.

Eso es similar al 30 % de la incidencia observada en la cohorte de familiares, entre los portadores de la mutación BRCA1, dijo ella.

Pero, incluso para las mujeres que están expuestas a niveles más bajos de radiación pulmonar total (de 10 a 19 Gy), la incidencia acumulada fue elevada y era comparable a la tasa del 10 % observada entre los portadores de la mutación BRCA2, en la cohorte de familiares", dijo.

Es bastante lamentable que la "solución" propuesta sea empezar a realizar las mamografías de forma temprana en las mujeres que recibieron tratamiento de radiación en su juventud, ¡lo que aumenta aún más su riesgo de cáncer! La naturaleza absurda de este argumento es verdaderamente alucinante...

Las Mamografías Rutinarias Son Ineficaces y Aumentan el Riesgo de Cáncer de Seno

Las mamografías exponen al cuerpo a la radiación ionizante que podría ser 1,000 veces mayor que la de una radiografía de tórax, que sabemos que representa un riesgo de cáncer. Según el Dr. Samuel S. Epstein, MD, Presidente de la Coalición para la Prevención del Cáncer, y Rosalie Bertell, Ph.D. de Médicos Internacionales para la Medicina Humanitaria:3

"Si una mujer sigue las directrices actuales para hacer un análisis premenopáusico, durante un período de 10 años, recibiría una dosis total de aproximadamente 5 rads, lo que se aproxima al nivel de exposición a la radiación de una mujer japonesa a una milla del epicentro de las bombas atómicas caídas en Hiroshima o Nagasaki".

...[En] un estudio realizado por el Dr. Robert M. Kaplan, Presidente del departamento de servicios de salud de la Facultad de salud pública de la Universidad de California, en Los Ángeles... encontraron un 22 % adicional de tumores mamarios invasivos en el grupo que tuvo mamografías cada dos años, en comparación con el grupo que tuvo una sola mamografía en un período de seis años".

No es algo sorprendente que--como sucede a menudo cuando alguien se atreve a hablar en contra de los que están en el poder--tanto la Sociedad Americana Contra el Cáncer como el Instituto Nacional del Cáncer (NCI, por sus siglas en inglés) denominaron a las conclusiones del Dr. Epstein como "poco éticas e inválidas".

Pero el Dr. Epstein ya no está solo. Han surgido una serie de estudios, especialmente en los últimos dos años, que aclaran bastante la ineficacia y los peligros de realizarse mamografías.

Por ejemplo:

En julio de 1995, The Lancet escribió sobre las mamografías,4 al decir: "El beneficio es marginal, el daño causado es considerable, y los costos incurridos son enormes..."

Un análisis sobre la investigación disponible, realizado en 2009 por la prestigiosa Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistémicas5 encontró que, aunque las mamografías posiblemente reducían la mortalidad por cáncer de seno, la detección también ocasionó una tasa de 30 % de diagnóstico y tratamiento excesivos--lo que significa que, en general, realmente aumenta el riesgo absoluto en un 0.5 %.

Esto significa que, por cada 2,000 mujeres examinadas durante un periodo de 10 años, una mujer prolongará su vida, mientras que 10 mujeres sanas, que no deberían haber sido diagnosticadas con cáncer si no hubieran sido analizadas, serán tratadas innecesariamente

Un estudio reportado en 2010 en la revista New England Journal of Medicine6 sugiere que tener un mayor conocimiento y mejorar los tratamientos, en vez de realizar mamografías, son la principal fuerza para reducir la tasa de mortalidad por cáncer de seno.

Se encontró que las mamografías, combinadas con los tratamientos modernos, redujeron la tasa de mortalidad en un 10 %, pero los datos del estudio indicaron que el efecto de las mamografías por sí solas podría ser tan bajo como 2 % o incluso cero.

Para poner esto en contexto adicional, reducirlo en un 10 % significaría que, si 1,000 mujeres de 50 años de edad fueran examinadas durante un período de 10 años, 996 mujeres, en vez 995.6, no morirían de cáncer--¡un efecto tan pequeño que podría haber ocurrido por casualidad!

Un estudio de Harvard realizado en 20127 encontró que del 15 al 25 % de los casos de cáncer de seno son diagnosticados en exceso, lo que se traduce en que, por cada 2,500 mujeres que se realizaron mamografías anuales, 6 de cada 10 mujeres son diagnosticadas en exceso.

Los investigadores concluyeron que las mamografías podrían no solo ser inapropiadas para las pruebas de cáncer de seno, sino que en realidad podrían contribuir a un significativo diagnóstico excesivo de cáncer, que de otro modo habría permanecido sin provocar daño.

La Tomografía Computarizada También Causa Cáncer Infantil

En noticias relacionadas, la revista médica The Lancet, de origen británico,8 recientemente informó que las tomografías computarizadas (TC, por sus siglas en inglés) estaban relacionadas con un mayor riesgo de cáncer.

Si bien, los escaneos podrían proporcionar imágenes vitales de lesiones en la cabeza, neumonías complicadas e infecciones de pecho; un niño que es expuesto a la radiación solo por dos o tres escaneos TRIPLICARÁ su riesgo de desarrollar cáncer cerebral, en el futuro. Además, se encontró que entre 5 y 10 escaneos triplican el riesgo de leucemia.

Kate Kelland con Reuters9 citó a Amy Berrington de González, del Instituto Nacional Contra el Cáncer, en los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, quien trabajó en el estudio con científicos de Gran Bretaña y Canadá:

"Es bien sabido que la radiación podría causar cáncer, pero actualmente existe un debate científico sobre si las dosis relativamente bajas de radiación--como las recibidas en las tomografías computarizadas--aumentan el riesgo de cáncer, y si es así, cual es la magnitud de esos riesgos...

Nuestro estudio, es el primero que proporciona evidencia directa de un vínculo... y también pudimos cuantificar ese riesgo".

CNN Health, que también informó sobre estos descubrimientos, proporcionó las siguientes recomendaciones acertadas:10

"Un estudio del año pasado encontró que a 1.65 millones de niños se les realizaron tomografías computarizadas durante sus visitas a las salas de emergencia en 2008, una incidencia cinco veces mayor en 14 años.11

Antes de aceptar que se le realice una tomografía a su hijo, he aquí algunos consejos de los autores y pediatras del estudio en el Hospital Infantil de Cincinnati:

  • Solicite la dosis más baja posible de radiación
  • Evite que se realicen múltiples escaneos
  • En vez de ello, solicite un ultrasonido o imagen por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés), los cuales no producen radiación en lo absoluto"

Nuevo Estudio: Un Mayor Nivel Sustancial de Exposición a la Radiación Por Imágenes Médicas, Plantea Riesgos Para la Salud

Según un nuevo estudio que acaba de publicarse en la edición actual de JAMA, el diagnóstico por imágenes avanzadas--en los seis grandes sistemas integrados de atención médica en los Estados Unidos--ha aumentado sustancialmente entre 1996 y 2010.

El uso de tomografía computarizada se triplicó durante ese tiempo, lo que aumentó dramáticamente la exposición a la radiación durante toda la vida, ya que las tomografías computarizadas y los exámenes de medicina nuclear proporcionan dosis de radiación mucho más altas que las radiografías convencionales.

El promedio per capita de dosis de radiación efectiva aumentó de 1.2 mSv en 1996 a 2.3 mSv en 2010. Por otra parte, el porcentaje de pacientes que reciben dosis altas, entre 20 y 30 mSv o dosis muy elevadas, de hasta 50 mSv, es alrededor del doble cada año.

Los autores señalaron que existen pruebas que demuestran que los niveles de radiación--en el rango que se emplea actualmente--están relacionados con el desarrollo de cáncer inducido por la radiación. De acuerdo con los autores:

"La mayoría de los estudios que han analizado los patrones de diagnóstico por imágenes han evaluado los reclamos de seguro por las poblaciones aseguradas de pago por servicio, donde los incentivos financieros estimulan la realización de imágenes.

No existen grandes estudios multisitios que hayan evaluado las tendencias de imaginología en los sistemas integrados de prestación de servicios de atención médica, que sean responsables, clínica y fiscalmente, de los resultados y el estado de salud de la población atendida.

Entender la obtención de imágenes y exposición a la radiación asociada en estos entornos, podría ayudarnos a determinar qué tanta cantidad, de los niveles elevados de incidencia de imagenología, podría ser independiente de los incentivos financieros directos.

... "Casi sin duda, la incidencia de un mayor uso de diagnóstico por imágenes avanzadas ha contribuido tanto a mejorar los procesos de atención al paciente como los resultados, pero hay muy pocos datos para cuantificar los beneficios de la obtención de imágenes.

Debido a los altos costos de la obtención de imágenes—estimados en US$ 100 billones anuales--y los posibles riesgos de cáncer y otros daños, estos beneficios deben ser cuantificados y deben desarrollarse directrices, con base en la evidencia para utilizar la imagenología, que equilibren claramente los beneficios contra los costos financieros y los riesgos para la salud".

Muchos Tipos de Cáncer Entran en Remisión Por Sí Solos

De acuerdo con la cirujana de senos, Susan Love de UCLA, al menos el 30 % de los tumores encontrados en las mamografías desaparecerían si no se tomara ninguna medida en lo absoluto.12 Estos tumores parecen estar destinados a dejar de crecer por sí mismos, encogerse e incluso desaparecer por completo.

Esto plantea la pregunta--¿cuántas curaciones contra el cáncer, que se atribuyen a las intervenciones modernas, como la quimioterapia y radiación, en realidad solamente son una función del sistema inmunológico de la persona, para librarse del tumor por sí solo? Y ¿cuántas personas superan el cáncer, a pesar de los tratamientos que causan estragos en el cuerpo, en vez de a causa de ellos?

Es imposible responder definitivamente a esta pregunta. Pero es seguro decir que, la fortaleza de su sistema inmunológico es un importante factor para determinar si vencerá el cáncer, una vez que lo tiene.

Casi todas las personas tienen células cancerígenas y precancerígenas en su cuerpo a mediana edad, pero no todas desarrollan cáncer. La diferencia radica en la resistencia de su sistema inmunológico.

El Dr. Barnett Kramer de NIH13 dice que cada vez es más claro que el cáncer requiere algo más que mutaciones para desarrollarse.

Necesita la cooperación de las células circundantes, ciertas respuestas inmunológicas y hormonas para nutrirse. Kramer describe el cáncer como un proceso dinámico, mientras que solía ser considerado como "una flecha que se movía en una sola dirección" (por ejemplo, de mal en peor).

¿Qué significa esto?

Cuanto mejor cuide su sistema inmunológico, este le cuidará mejor.

Una forma para fortalecer a su sistema inmunológico es minimizar su exposición a mamografías y otras fuentes de radiación ionizante.

Pero, también podría desarrollar su sistema inmunológico DIARIAMENTE al hacer buenas elecciones en la alimentación y en su estilo de vida. Una de las mejores maneras de hacer esto es al optimizar sus niveles de vitamina D.

Vitamina D: El Extraordinario Combatiente Contra el Cáncer

La vitamina D, una hormona esteroide que virtualmente influye en todas las células de su cuerpo, es uno de los más poderosos combatientes naturales contra el cáncer. En casi todos los tipos de células humanas, desde los huesos hasta el cerebro, se han encontrado receptores que responden a la vitamina D.

Su hígado, riñón y otros tejidos podrían convertir a la vitamina D, en su torrente sanguíneo, en calcitriol, que es la versión hormonal o activada de la vitamina D. Posteriormente, sus órganos utilizan a este último para reparar los daños y erradicar las células cancerígenas.

Realmente, la vitamina D es capaz de entrar en las células cancerígenas y desencadenar la apoptosis, o muerte de células cancerígenas. Cuando JoEllen Welsh, investigadora de la Universidad Estatal de Nueva York en Albany, inyectó una poderosa forma de vitamina D en las células de cáncer de seno humano, la mitad de ellas se marchitó y murió a los pocos días.

La vitamina D funcionó tan bien para matar las células cancerígenas como el tóxico medicamento Tamoxifen para el cáncer de seno, sin ninguno de los efectos secundarios perjudiciales y con una pequeña fracción del costo.

Si ha recibido un diagnóstico de cáncer, le recomiendo encarecidamente asegurarse que sus niveles de vitamina D se encuentren entre 70 y 100 ng/ml. Puede lograrlo al exponerse de forma directa y segura a la luz ultravioleta, pero si esto no le es posible, puede hacerlo al tomar un suplemento oral de vitamina D3.

La vitamina D funciona sinérgicamente con todos los tratamientos contra el cáncer que conozco, sin provocar efectos adversos.

Mis Mejores Recomendaciones Para la Prevención del Cáncer

Un reciente estudio publicado en The Lancet predice que los casos de cáncer en todo el mundo podrían aumentar a 22.2 millones en 2030, frente a los 12.7 millones en 2008.14

De acuerdo con el Dr. Freddie Bray de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer,15 "en cuando a la cuestión de controlar las tasas de cáncer en todo el mundo, vamos en la dirección equivocada".

"El estudio encontró que cualquier menor incidencia de cáncer relacionada con infecciones, como el cáncer de estómago, de cuello uterino o del hígado... es compensada por "una incidencia cada vez más elevada de casos nuevos que están relacionados con los factores reproductivos, alimenticios y hormonales". Informa CNN Health.16

Esto, junto con la evidencia de las cada vez más elevadas tasas de cáncer inducido por la radiación--discutido anteriormente--debe ser una señal de alarma para cualquier persona que se preocupe por su salud.

Es importante comprender que el cáncer es, en su mayor parte, una enfermedad causada por el hombre, influenciada principalmente por llevar cierto tipo de estilo de vida y tener exposiciones ambientales tóxicas.

Es hora de dejar de promover métodos de detección dañinos, tales como las mamografías, como estrategias "preventivas" de salud. No evitan nada, sino que aumentan el riesgo de cáncer y de tratamientos innecesarios y posiblemente perjudiciales.

En relación al tema del cáncer, es preferible tener un poco de precaución, y las siguientes estrategias de estilo de vida saludable podrían ayudarle a evitar convertirse en una estadística de cáncer.

1. Evite la fructosa y el azúcar

Es bastante claro que si quiere evitar el cáncer o actualmente está sometido a un tratamiento de cáncer, tiene que EVITAR absolutamente todas las formas de azúcar-- especialmente la fructosa--y esto se debe en gran parte a su relación con la resistencia a la insulina.

De acuerdo a Lewis Cantley, director del Centro Médico Beth Israel Deaconess de la Facultad de Medicina de Harvard, hasta el 80 % de todos los cánceres son "impulsados por mutaciones o factores ambientales que trabajan para mejorar o imitar el efecto de la insulina sobre la células tumorales incipientes ", informa Gary Taubes.17

Como recomendación estándar, le aconsejo mantener su consumo total de fructosa por debajo de los 25 gramos por día, incluyendo las frutas.

Pero para la mayoría de la gente también sería prudente limitar su fructosa de la fruta a 15 gramos o menos, ya que prácticamente está garantizado que consumirá fuentes "ocultas" de fructosa si toma bebidas que no sean agua y come alimentos procesados.

2. Optimice la vitamina D

Hay pruebas abrumadoras que apuntan al hecho de que la deficiencia de vitamina D desempeña un papel crucial en el desarrollo del cáncer.

Los investigadores en este campo han estimado que aproximadamente el 30 % de las muertes por cáncer - lo que equivale a 2 millones en todo el mundo y 200,000 en los Estados Unidos - podrían prevenirse cada año simplemente al optimizar los niveles de vitamina D en la población general.

A nivel personal, podría disminuir su riesgo de cáncer a más de la mitad, simplemente al optimizar sus niveles de vitamina D con la exposición al sol. Y si está recibiendo tratamiento para el cáncer, aumentar los niveles sanguíneos - probablemente alrededor de 80 a 90 ng/ml - sería beneficioso.

3. Consuma mucha Vitamina A natural

Existe evidencia de que la vitamina A también desempeña un rol en ayudar a prevenir el cáncer.18 Lo mejor sería obtenerla de los alimentos ricos en vitamina A, en lugar de un suplemento. Sus mejores fuentes son las yemas de huevos orgánicos, mantequilla de leche de vaca sin pasteurizar, leche sin procesar e hígado de pollo y res.

No obstante, tenga cuidado con la suplementación, ya que existe evidencia de que el exceso de vitamina A puede invalidar los beneficios de la vitamina D.

Puesto que los niveles apropiados de vitamina D son importantes para su salud general, por no mencionar la prevención, esto significa que es esencial tener una adecuada proporción de vitamina D y Vitamina A.

Lo ideal sería que le proporcionara a su cuerpo todos os substratos de vitamina A y D, que su cuerpo necesita para regular naturalmente ambos sistemas. Es mejor hacer esto a través de comer vegetales de colores (para la vitamina A) y exponer su piel de manera segura a los rayos del sol todos los días (para la vitamina D)

4. Ejercicio

Si es como la mayoría de las personas, que cuando piensa en reducir su riesgo de cáncer, el ejercicio no viene inmediatamente a su mente. Sin embargo, hay algunas pruebas bastante convincentes de que el ejercicio podría reducir su riesgo de cáncer.

Una de las principales formas en que el ejercicio reduce el riesgo de cáncer es al disminuir los niveles elevados de insulina, lo que crea un entorno bajo en azúcar que desalienta el crecimiento y la propagación de las células cancerosas.

Por ejemplo, los adultos físicamente activos experimentan alrededor de la mitad la incidencia de cáncer de colon que sus homólogos sedentarios, y las mujeres que hacen ejercicio regularmente podrían reducir su riesgo de cáncer de mama en un 20 a 30 % en comparación con las que están inactivas.

Es importante incluir una gran variedad de técnicas en su rutina de ejercicios, tales como el entrenamiento de fuerza, aeróbicos, actividades para desarrollar su core y estiramiento. Sin embargo, lo más importante de todo, es asegurarse de que incluya ejercicios de alta intensidad con explosiones, como el Peak 8.

Estos ejercicios activan las fibras musculares de contracción súper rápida, que podrían aumentar la producción natural de la hormona de crecimiento humano de su cuerpo. Para obtener instrucciones detalladas, consulte el artículo anterior.

5. Normalice su proporciona de grasas omega-3 y omega-6 al tomar un aceite de pescado o kril de alta calidad y al reducir su consumo de la mayoría de los aceites vegetales sin procesar.

6. Consuma cantidades suficientes de yodo

El yodo es un oligoelemento esencial necesario para la síntesis de las hormonas y la carencia de este puede causar o contribuir al desarrollo de varios problemas de salud, incluyendo el cáncer.

Esto se debe a que sus senos absorben y utilizan mucho yodo, que es necesario para el adecuado funcionamiento celular. La deficiencia o insuficiencia de yodo en cualquier tejido podría causar un mal funcionamiento del tejido y existe la posibilidad de desarrollar tumores.

Sin embargo, hay mucha controversia en cuanto a la dosis apropiada, así que tenga cuidado. Existe evidencia que indica que la dosis elevadas en un rango de miligramos, podrían ser contraproducentes en los adolescentes.

Un recientes estudio sugiere que es posible que no sea prudente tomar más de 800 mcg de yodo al día y que tomar tanto como 12-13 mg (12 a 13,000 mcg) podría causar efectos adversos.19

7. Evite los xenoestrógenos.

Los xenoestrógenos son sustancias químicas sintéticas que imitan a los estrógenos naturales. Han sido relacionados con una gran variedad de efectos a la salud humana, incluyendo la reducción del número de espermatozoides en hombres y aumento del riesgo de cáncer de mama en mujeres.

Existen muchos xenoestrógenos, tales como  las hormonas de crecimiento bovino contenida en los lácteos comerciales, plásticos como el bisfenol A (BPA), ftalatos y parabenos en los productos de cuidado personas y sustancias químicas utilizadas en los materiales no-adheribles, por mencionar algunos.

8. Evite los productos de soya sin fermentar.

La soya sin fermentar es rica en estrógenos vegetales o fitoestrógenos, también conocidos como isoflavones.

En algunos estudios, la soya parece trabajar sinérgicamente con el estrógeno humano aumentando la proliferación de células de mama, lo que aumenta las probabilidades de mutaciones y células cancerosas.

9. Tenga una herramienta para borrar permanentemente el corto circuito neurológico que podría activar los genes del cáncer. Incluso los CDC indican que el 85 por ciento de la enfermedad es causada por las emociones. Es probable que este factor sea más importante que el resto de los factores físicos mencionados en este artículo, así que asegúrese de tomarlo en cuenta. Como saben, mi herramienta favorita especialmente para este fin, es la Técnica de Libertad Emocional.

10. Sólo el 25 por ciento de las personas comen suficientes vegetales, por lo que más quiera la mayor cantidad de vegetales que pueda.

Lo ideal es que estén frescos y sean orgánicos. En particular, los vegetales crucíferos, como el brócoli,  han sido identificados por tener potentes propiedades anti-cancerígenas. Tomar un litro de jugo de vegetales orgánicos al día es una manera fácil de incrementar su consumo de vegetales. Para obtener más información, revise mis pasos sobre el jugo de vegetales.

11. Mantenga un peso corporal ideal.

12. Obtenga cantidades adecuadas de sueño de calidad.

13. Reduzca su exposición a toxinas ambientales como pesticidas, productos químicos de limpieza del hogar, ambientadores sintéticos y contaminación del aire.

14. Reduzca el uso de teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas, e implemente tantas estrategias de seguridad como sea posible en caso cuando no pueda evitar su uso.20

15. Hierva o cocine al vapor sus alimentos, en lugar de freírlos o asarlos ​​al carbón. Mejor aún consuma la mayor cantidad de alimentos crudos que pueda.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.