¿Será Posible Que Vivir Con Menos Posesiones le Haga Sentir Más Feliz y Saludable?

Historia en Breve -

  • Aunque no hay datos científicos que demuestren que vivir con menos posesiones materiales aumentará su felicidad, un número cada vez más grande de personas insisten en que, de hecho, esto es parte de la ecuación
  • Se estima que un 70 % de los propietarios de viviendas en los Estados Unidos no pueden meter sus automóviles en la cochera debido a que está repleta de cosas que no caben dentro de la casa
  • La deuda promedio de las tarjetas de crédito que tienen los habitantes en los Estados Unidos, quienes llevan un balance, es de US$ 16,000. Entre tanto, las dificultades financieras y el estrés laboral son dos importantes factores que contribuyen a la depresión y ansiedad. La respuesta es comprar menos

Por el Dr. Mercola

¿Es feliz? ¿Siente que su vida tiene significado y propósito? Si la respuesta no es un rotundo sí, ¿ha pensado en lo que podría estar bloqueando su sensación de felicidad y propósito? ¿Podría ser que tiene demasiadas COSAS materiales?

He escrito una serie de artículos sobre los beneficios que proporciona la felicidad para la salud y ofrecido muchas estrategias diferentes que demuestran aumentar los niveles de felicidad, pero nunca he abordado el tema desde el ángulo de reevaluar las posesiones materiales.

Si bien no hay gran cantidad de datos científicos que demuestren que vivir con menos cosas aumente su felicidad, un número cada vez más grande de personas insiste en que, de hecho, esto es parte de la ecuación.

Durante los últimos años, ha surgido una tendencia mejor conocida como "minimalismo", con conversos que claman se elimine el exceso de elementos materiales, como respuesta a una cada vez más grande sensación de infelicidad y descontento.

¿Por Qué Nos Aferramos a las Cosas Materiales?

El video anterior presenta a Joshua Fields Millburn y Ryan Nicodemus, dos amigos de la infancia mejor conocidos como "Los Minimalistas" para los millones de personas que leen su blog y libros.

El viaje de Millburn hacia el minimalismo comenzó hace siete años. Él ganaba un sueldo respetable y tenía todos los elementos que un exitoso profesional y hombre casado podría desear. Entonces, en el lapso de un mes, su madre murió y su esposa lo dejó.

Frente a la tarea de ordenar y almacenar todas las pertenencias de su madre, tuvo varias epifanías.

Por ejemplo, se dio cuenta de que la razón por la que su madre se había aferrado a cada trozo de papel, desde sus clases de primero hasta cuarto grado, era probablemente porque intentaba aferrarse a los recuerdos de su juventud.

Pero al mirar a través de esos papeles, se dio cuenta de que "los recuerdos están en nosotros, no en nuestras cosas", y que al desechar los documentos no eliminaría los recuerdos de su infancia. Tampoco destruiría sus propios recuerdos--de esos días--al tirar los papeles.

Para no hacer larga la historia, terminó cancelando el camión U-Haul y la unidad de almacenamiento que había reservado para transportar y almacenar las pertenencias de su madre y vendió, donó y tiró prácticamente todo. Y luego, cuando regresó a casa, hizo lo mismo con sus propias cosas.

Aumente Su Riqueza al Vivir Con Menos Cosas

La historia de Nicodemo comenzó de la misma manera. A los 20 años de edad, tenía elevados ingresos y todos los bienes materiales que siempre había deseado. Sin embargo, se sentía deprimido, agotado y sobrecargado de trabajo. Un día, al encontrarse con Millburn, se sorprendió al ver a su amigo--que acababa de perder a su madre y a su esposa--tan optimista y feliz.

Al oír la historia de Millburn, decidió intentarlo. El resto, como ellos dicen, es historia. Hoy en día, la pareja viaja por el mundo para compartir los beneficios de vivir con menos posesiones materiales, que incluyen más tiempo para centrarse en su salud, relaciones y crecimiento personal, participar en la comunidad y construir una vida que tenga significado.

Al reducir su gasto--comprar solo lo que realmente necesita--también obtiene una libertad financiera, al eliminar la deuda y aumentar sus ahorros.

Como señaló Nicodemus, la deuda promedio de las tarjetas de crédito de los habitantes en los Estados Unidos, quienes llevan un balance, es US$ 16,000,1 y el 38 % de los propietarios de viviendas en los Estados Unidos tienen cierta cantidad de deuda en las tarjetas de crédito.

El total de la deuda por consumo pendiente en los Estados Unidos en 2016 fue la asombrosa cantidad de US$ 3.4 TRILLONES.

Entre tanto, las dificultades financieras y el estrés laboral son dos importantes factores que contribuyen a padecer depresión y ansiedad.

La respuesta, que ellos señalan, es comprar menos cosas materiales. Muchos de los que han adoptado el estilo de vida minimalista afirman que han sido capaces de reducir significativamente la cantidad de tiempo que tienen que trabajar para pagar sus cuentas, lo que libera tiempo para poder hacer trabajo voluntario, actividades creativas y el cuidado de su salud personal.

Medidas Radicales

Cuando se trata de organizar y minimizar, hay muchas maneras de hacerlo. Millburn pasó meses con el propósito de disminuir sus posesiones a las necesidades básicas, mientras que Nicodemo decidió aplicar un enfoque más radical y rápido.

Juntos, empaquetaron hasta el último artículo en su apartamento, incluyendo los muebles, como lo haría si fuera a mudarse.

Entonces, en el transcurso de tres semanas, él buscó entre los elementos que se encontraban en las cajas, conforme los iba necesitando--su cepillo de dientes y una toalla aquí, una taza, plato y tenedor alla. Al final de esas tres semanas, él sabía exactamente lo que realmente necesitaba, y lo que era superfluo.

Aproximadamente el 80 % de todas sus pertenencias estaban todavía en cajas, y todo fue vendido, donado o tirado. Entonces, ¿esto le hizo más feliz? Sí, afirma, y también podría ponerle más contento.

Como fue señalado por Millburn, a menudo conservamos cosas "por si acaso", a pesar de que nunca hemos necesitado tal artículo en varios años o inclusive en décadas de poseerlo. Mientras tanto, ocupa espacio y le cuesta tiempo y dinero almacenarlo, limpieza y mantenimiento.

Peor aún, todo ese exceso de posesiones tiende a abrumarnos y nos impide ver y apreciar nuestros verdaderos "tesoros", ya sea un elemento particularmente querido o nuestros propios miembros de la familia.

Pequeños Pasos

Si hacer una "fiesta de embalaje" parece demasiado extremo, considere el enfoque de Millburn de reducir la cantidad de posesiones poco a poco. Podría comenzar por preguntarse:

  • ¿Cómo podría mejorar mi vida vivir con menos posesiones?
  • ¿Qué es lo que valoro en la vida?
  • ¿Esto le agrega valor a mi vida?

Una manera de hacer un progreso lento pero constante sería al eliminar un artículo innecesario por día. En el curso de un año, eso es 360 artículos menos--siempre y cuando no consiga ninguno más--también podría necesitar evaluar cómo invierte su tiempo, y reducir al mínimo las distracciones que le hacen desperdiciar su tiempo, así como reducir al mínimo las pertenencias que son innecesarias.

¿Invierte horas todos los días en navegar por la red, interactuar en las redes sociales o en ver la televisión? ¿Cuántas horas a la semana dedica a ir de compras?

Lo más probable es que pierda mucho tiempo en actividades que no le agregan valor a su vida, y si no le agregan valor, lo más probable es que tampoco le hagan más feliz.

El Arte de Dejar Ir

A menudo, minimizar sus pertenencias es más fácil de decir que de hacer. Incluso, las personas que no son acaparadoras tienden a tener problemas cuando se trata de desechar ciertos elementos.

En términos de psicología, la razón por la que estamos tan emocionalmente apegados a las cosas es debido al "efecto de dotación"2--tendemos a darle un valor más alto a los artículos, una vez que los poseemos. Una vez que algo nos pertenece, se convierte en "especial".

No solo aprendemos, desde una edad temprana, a equiparar nuestro propio "yo" con las cosas que poseemos, también tenemos una tendencia a ver las cosas como imbuidas de cierta "esencia".

Este "pensamiento mágico" es una de las principales razones por las que, en particular, es tan difícil separarse de los recuerdos familiares. Donar o tirar esos artículos equivale a eliminar a la persona a la que les pertenecía--cuya "esencia" todavía se considera parte de ese objeto.

En parte, el trastorno de acumulación3 es causado por un exagerado sentido de la responsabilidad y protección de estos artículos "especiales". El punto crucial es que TODOS los artículos se vuelven especiales a los ojos de un acaparador.

En esencia, el acaparamiento es el efecto de dotación en esteroides, y podría ser más común de lo que se pensaba anteriormente. Un estimado de 15 millones de habitantes en los Estados Unidos padecen el trastorno de acumulación, el cual podría ser difícil de tratar y superar, debido a que hay un amplio espectro de acumulación excesiva.

Por lo general, los habitantes en los Estados Unidos tienden a poseer muchas más cosas materiales de las que necesitan, o inclusive de las que podrían cuidar adecuadamente.

De acuerdo con Sandra Stark, quien trabaja con un equipo de respuesta al acaparamiento liderado por la comunidad en la Asociación de Salud Mental de San Francisco, el 70 % de los habitantes en los Estados Unidos que son dueños de viviendas, no pueden meter el automóvil en su cochera debido a que esta se encuentra completamente repleta con cosas que no caben dentro de la casa.4

El Truco Psicológico Que Podría Ayudarle a Desprenderse de Más Cosas Materiales

Comprender la psicología detrás de sus apegos podría ayudarle a organizar su espacio y eliminar alguna parte (o mucha cantidad) de sus excesivas pertenencias. Como señaló Tom Stafford en un previo artículo de la BBC que aborda este tema:5

Al conocer la poderosa influencia que la posesión tiene sobre nuestra psicología, realizo una simple medida para contrarrestarla... Digo que hago una limpieza general de mis cosas.

Antes de aprender sobre el efecto de la dotación, hubiera ido cosa por cosa y tratado de tomar una decisión sobre qué hacer con cada una. Muy razonablemente, me preguntaría si debería tirar o no alguna de ellas.

En este punto, aunque no tenía como denominarlo, el efecto de la dotación hubiera comenzado a hacer su magia, lo que me llevaría a generar toda clase de razones de por que debería guardar un artículo, con base en una estimación equivocada de lo valioso que lo encontraba.

Después de horas de organizar, habría mantenido todo, incluyendo las 300 bandas de goma (que podrían ser útiles algún día), la tarjeta de cumpleaños de hace dos años (que me dio mi madre) y el cable oscuro de la computadora (porque era caro).

Ahora, al conocer el poder de la influencia, por cada artículo me hago una pregunta sencilla: si no tuviera esto, ¿cuánto esfuerzo pondría para obtenerlo? Y entonces, muy frecuentemente, o no tanto, lo eliminaría, al concluir en que, si no lo tuviera, no lo querría.

Deje que esta técnica de efecto antidotación realice su magia, y también, pronto eliminará alegremente cosas que solo cree que quiere, pero en realidad no se molestaría en adquirirlas si no las tuviera.

En el caso de los artículos sentimentales, Millburn sugiere tomar fotografías de ellos antes de eliminarlos. Si bien, en realidad, el elemento no contiene su memoria, las cosas pueden desencadenar recuerdos. Pero no necesita el artículo real. Una foto del artículo también podría lograr ese efecto.

¿Qué Podría Ganar al Tener Menos Posesiones?

En el video anterior de la charla TEDx, Millburn y Nicodemus comparten muchas historias de lo que han ganado al eliminar sus cosas, y abstenerse de comprar más de lo que realmente necesitan y utilizan. Esto incluye:

Trabajar menos y tener más dinero

Tener más tiempo y energía para cuidar su salud

Cultivar y priorizar las relaciones personales

Tener el tiempo para perseguir sus pasiones

Ser capaz de aportar tiempo y dinero para ayudar a otros

Tener menos estrés

Si bien, la idea de poseer nada más que las necesidades básicas no le llamará la atención a todos, probablemente muchas personas podrían beneficiarse al examinar muy cuidadosamente sus posesiones materiales y cuestionar su búsqueda de bienes materiales. ¿Qué es lo que busca en realidad? ¿Qué cree que ganará una vez que obtenga el artículo?

Mantener solo los elementos que realmente le agreguen valor a su vida podría ser una excelente manera de modificar su vida a niveles más manejables, al disminuir una gran cantidad del estrés autoinfligido y aliviar los problemas financieros. Según señalaron Millburn y Nicodemus, el propósito del minimalismo es obtener los beneficios que experimenta una vez que todo el desorden ha desaparecido.

'Ame a las Personas y Utilice las Cosas'

El consumo, en sí mismo, no es el problema; sino, las compras compulsivas descontroladas. Es como estar en la rueda giratoria de un hámster—continúa haciendo compras, mientras piensa en la felicidad y satisfacción que le traerán a su vida. Sin embargo, nunca lo hacen. Muchas veces, acumular bienes materiales es un síntoma de que podría intentar llenar un vacío en su vida.

El problema es que el vacío nunca puede ser llenado por cosas materiales. Muy frecuentemente, el vacío le pide silenciosamente más amor, conexión y experiencias que le proporcionen un propósito y comprometerse con algo que le apasione.

Parte de la respuesta es dejar de intentar encontrar el sentido de la vida a través de comprar cosas, y convertirse en un consumidor más deliberado. Si un artículo no tiene un propósito útil ni le brinda una gran alegría, probablemente solo se interpondrá en sus esfuerzos para encontrar un propósito y la alegría. Entre las preguntas importantes que podría hacerse mientras organiza su espacio se encuentran:

  • ¿Cuáles son mis prioridades?
  • ¿Qué valoro y quiero más en mi vida?
  • ¿Quién quiero ser y qué tipo de vida quiero vivir?
  • ¿Cómo defino el éxito?
  • ¿Por qué no soy feliz?

Si no responde a este tipo de preguntas, es probable que vuelva a llenar sus espacios vacíos con cosas nuevas, lo que en primer lugar, frusta el propósito de hacerlo.

Hacer una limpieza sin dejar de comprar más cosas solo alimentará el ciclo de consumo destructivo--un ciclo que actualmente ha tenido un efecto dañino en el entorno global. "Ame a las personas y utilice las cosas, porque lo opuesto nunca funciona", dicen los dos minimalistas, y esa es la máxima que podría beneficiarnos a todos.

También, recuerde nuestro artículo principal de ayer, sobre lo que ocurre con la ropa cuando es donada. Esta habla sobre el sorprendente destino de la mayor parte de la ropa donada. La solución definitiva a largo plazo no es continuar donando sino abordar la causa fundamental del problema, al aplicar los principios de este artículo, y en primer lugar, no comprarla.

En mi caso, por lo general compro ropa cada cinco años, pero me percaté de que tenía una gran cantidad de ropa que nunca utilizo. Noté que la mayoría eran regalos de familiares bien intencionados que en realidad no sabían qué regalarme, aparte de ropa. Así que tuve que decirles que dejaran de darme ropa, ya que nunca utilizo la mayor parte, y simplemente tengo que deshacerme de ella.

Publique su comentario