Una Guía a Través del Cerebro Bipolar

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 11, 2017 | 28,186 vistas

Historia en Breve

  • Se estima que 5.1 millones de habitantes en los Estados Unidos padecen el trastorno bipolar, también conocido como enfermedad maníaco-depresiva, caracterizada por cambios inusuales y típicamente dramáticos, en el estado de ánimo y la energía
  • En relación al tratamiento, a menudo, los cambios en el estilo de vida son los más poderosos, y necesitan ser incluidos, para tener éxito
  • Los científicos investigan las estrategias para controlar la enfermedad, a través de ayudar al cerebro a reconfigurarse. Esto incluye el uso de la optogenética, estimulación cerebral profunda, terapia electroconvulsiva y estimulación magnética transcraneal

Por el Dr. Mercola

Se estima que 5.1 millones de habitantes en los Estados Unidos padecen el trastorno bipolar,1 también conocida como enfermedad maníaco-depresiva, que se caracteriza por cambios inusuales y típicamente dramáticos, en el estado de ánimo y la energía.

Las emociones tienden a ser intensas, donde el paciente se balancea entre una alegría eufórica y una depresión desesperanzada.

Durante la fase maníaca, es común que se presenten alucinaciones y delirios de grandeza, lo que lleva al paciente a comportarse de forma riesgosa e irracional, como no mirar a ambos lados antes de cruzar la calle, porque piensan que son invencibles, o saltar por una ventana, convencidos de que pueden volar.

El documental de PBS, "Ride the Tiger: A Guide Through the Bipolar Brain",2 se transmitió originalmente en abril de 2016, y explora nuestra actual comprensión de la enfermedad, y humaniza a este padecimiento, con los comentarios de personas que padecen el trastorno.

Entre las personas diagnosticadas con trastorno bipolar, quienes han logrado controlarlo en gran medida, destacan la actriz Patty Duke, que fue diagnosticada en 1982, y Patrick Kennedy, un ex funcionario de la cámara de representantes en los Estados Unidos.

Al tratar de entender el proceso del mal funcionamiento bipolar del cerebro, los investigadores creen que podrían entender mucho más el funcionamiento interno del cerebro; y también, posiblemente liberar tratamientos para otros tipos de problemas psiquiátricos.

Video Disponible Solo en Ingles

Medicamentos Versus Estilo de Vida

Aunque por lo general, la medicación es la primera línea de tratamiento para enfermedades bipolares y otras enfermedades mentales, podría tomar hasta dos meses para que funcionen, y con frecuencia, son frustrantemente ineficaces. El litio es un tratamiento de "patrón de referencia" para abordar el trastorno bipolar, pero incluso este recurso solo funciona en un tercio de los pacientes.

La ketamina es otro medicamento que demuestra proporcionar alivio en el caso de una depresión severa y depresión bipolar, unas cuantas horas después de ser administrado; este es un anestésico disociativo que normalmente es utilizado para iniciar y mantener la anestesia.

La investigación sugiere que la ketamina ayuda a inducir la neuroplasticidad, al permitir que su cerebro produzca nuevas neuronas y conexiones.

Sin embargo, este medicamento no funciona en muchas personas, y a menudo no proporciona alivio de larga duración.

En relación al tratamiento, con frecuencia, los cambios de estilo de vida son los más poderosos, y como se señaló en el programa, estos necesitan ser incluidos en el tratamiento, si se desea tener éxito. Esto incluye:

Además, los científicos recurren a estrategias más novedosas en un esfuerzo por controlar la enfermedad, donde buscan maneras para "prevenir, aliviar o volver a enlazar" el cerebro del paciente a la normalidad.

Tratamientos Que Ayudan a Reconectar el Cerebro

La optogenética es una de esas estrategias. La técnica implica el uso de luz y proteínas sensibles a la luz, para controlar la actividad neuronal. Al utilizar esta técnica, el científico no solo puede controlar el movimiento físico de la persona, sino también su comportamiento.

Por ejemplo, al iluminar con una luz una neurona específica alterada por el gen, podría suavizar la actividad para disminuir la ansiedad. Kafui Dzirasa, Ph.D., ha dado un paso más allá, al crear lo que llama un accionador de circuito cerrado.

Al utilizar datos del mapa cerebral obtenidos a través de la optogenética, el accionador de circuito cerrado evita áreas "inutilizadas" o disfuncionales entre las neuronas, para restablecer la comunicación normal en esa área específica del cerebro. La ventaja de esto es que solo estimula y corrige el área que lo necesita.

Por otro lado, los medicamentos afectan al cerebro en su totalidad, para bien o para mal. Si bien, pueden corregir un problema, suelen producir otros. Aunque, Dzirasa demuestra ser una gran promesa, no implantará el dispositivo en cerebros humanos en el corto plazo.

Pero se espera que eventualmente el dispositivo pueda crear otras estrategias de tratamiento. Otros dispositivos utilizados en el tratamiento del trastorno bipolar y la depresión severa incluyen:

Básicamente, estas técnicas emplean la electricidad o el magnetismo como una manera de cambiar la forma en que las neuronas se conectan, al permitir que su cerebro cree nuevas conexiones y vías neuronales (neuroplasticidad), lo que evita el "congestionamiento" que bloquea la comunicación normal entre las neuronas.

Pero tales dispositivos no son la única forma para volver a conectar sus circuitos de pensamiento. La terapia de conversación, meditación, oración y el "pensamiento positivo" también han demostrado tener una influencia clara y positiva en las conexiones cerebrales.

La Alimentación es Esencial Para Tener una Adecuada Función Cerebral

Se calcula que 1 de cada 20 habitantes en los Estados Unidos, mayores de 12 años, padecen depresión.3 La Dr. Hyla Cass, una psiquiatra que utiliza medicina integrativa en su práctica profesional, pone un gran énfasis en llevar una alimentación y hábitos de vida saludables. Como se mencionó anteriormente, esto es crucial, independientemente de qué tipo de trastorno mental padezca.

Uno de los mentores de Cass fue el Dr. Abram Hoffer, cofundador de la medicina ortomolecular, quien se refiere al concepto de deficiencias nutricionales como agente causal de las enfermedades mentales.

En particular, Hoffer utilizó altas dosis de niacina (vitamina B3) para atender exitosamente a las personas que padecen esquizofrenia.

Sorprendentemente, fue capaz de conseguir que muchas de las personas que padecían enfermedades mentales, y estaban gravemente enfermas, mejoraran lo suficiente como para poder casarse y continuar llevando una vida normal.

Como resultado, la pelagra, una enfermedad causada por una extrema deficiencia de niacina, produce los mismos síntomas psiquiátricos que se presentan en la esquizofrenia.

De hecho, Hoffer descubrió que muchos pacientes esquizofrénicos dependían de la niacina, lo que significa que necesitaban una cantidad mucho mayor de niacina de forma regular, y más allá de lo normal, para mantenerse bien.

Otros investigadores han descubierto que la niacina también puede utilizarse exitosamente para tratar otros trastornos mentales, como el trastorno por déficit de atención, la psicosis general, ansiedad, depresión y el trastorno obsesivo-compulsivo.

Las sensibilidades alimenticias también podrían desempeñar un rol en ello. Por ejemplo, si tiene sensibilidad al gluten, esto podría producirle síntomas de depresión. En tal caso, la clave es eliminar el gluten de su alimentación, por completo.

No puede simplemente disminuir la cantidad que consume; si no que debe evitarlo totalmente. Cass ha visto a muchos pacientes recuperarse de una depresión severa al llevar una alimentación libre de gluten. Además, es importante evitar la comida chatarra, ya que esta provoca inflamación intestinal.

De acuerdo con Cass, uno de los primeros pasos para abordar un problema de salud mental es sanear su alimentación y abordar su salud intestinal. De lo contrario, prácticamente no tendrá posibilidades de lograr estar emocional y mentalmente bien.

En su sitio web, CassMD.com, se puede encontrar un informe gratuito llamado " Reclaim Your Brain", que expone detalladamente las sustancias nutritivas que se pueden utilizar para tratar padecimientos como la ansiedad y depresión.

Las Deficiencias Nutricionales Implicadas en Trastornos Psiquiátricos

En un reciente metaanálisis, se encontró que el aceite de pescado, vitamina D, metilfolato (una forma eficaz del ácido fólico) y la S-adenosilmetionina (SAMe, por sus siglas en inglés) mejoran la eficacia de los inhibidores de recaptación de serotonina, los inhibidores de recaptación de serotonina-norepinefrina y los antidepresivos tricíclicos.4,5,6

El aceite de pescado produjo una mejoría más significativa, lo que tiene sentido si entiende la importancia de los omega-3 de origen animal para la salud cerebral. Aunque esto no ha sido estudiado, probablemente el aceite de kril le beneficie, y los peces de aguas limpias le serían muy beneficiosos.

De hecho, si consideramos que los antidepresivos tienen la eficacia clínica de un placebo,7,8,9,10 no es de extrañar que los suplementos nutricionales puedan “potenciar” la efectividad de los medicamentos.

Es probable que, en realidad, los suplementos sean el verdadero beneficio, pero esa posibilidad no se ha considerado en el análisis. Sin embargo, los estudios han demostrado que tanto las grasas omega-3 como la vitamina D11 pueden mejorar la salud mental por sí mismas.

El libro escrito en el 2001, "The Omega-3 Connection" (La Conexión de las Grasas Omega-3), por el psiquiatra de Harvard, el Dr. Andrew Stoll, fue uno de los primeros trabajos que llamaron la atención y apoyaron el uso de grasas omega-3 para abordar la depresión.

Además, se ha demostrado que las grasas omega-3 mejoran los trastornos mentales más graves, tales como la esquizofrenia, psicosis y el trastorno bipolar.12

Aunque no hay una dosis recomendada de grasas omega-3, algunas organizaciones de salud recomiendan tomar una dosis diaria de 250 a 500 miligramos (mg) de EPA y DHA, en el caso de los adultos sanos. Si padece depresión, podría requerir tomar dosis más altas.

En un estudio,13 un suplemento de grasas omega-3 que tenía un rango de dosis de 200 a 2 200 mg de EPA por día, fue eficaz para tratar la depresión primaria.

En cuanto a la vitamina D, los investigadores han sugerido que la vitamina D podría desempeñar un rol en la depresión a través de regular las sustancias químicas cerebrales llamadas monoaminas, entre las que se encuentra la serotonina.14

Como regla general, las personas que padecen depresión tienen niveles más bajos de vitamina D que las personas que no la padecen,15 y tienen niveles de vitamina D inferiores a 20 ng/mL, lo que podría aumentar el riesgo de depresión en un 85 %, en comparación con tener un nivel superior a 30 ng/mL.16

Además, las vitaminas B son muy importantes para tener una función cerebral adecuada, y tener deficiencia de una o más vitaminas del grupo B podría provocar síntomas psiquiátricos.

Por ejemplo, la deficiencia de vitamina B12 podría provocar confusión, agitación, depresión,17 manía, psicosis y delirios paranoides.18,19

Un reciente estudio20,21 descubrió que la combinación de las vitaminas B6, B8 (inositol) y B12, fue muy eficaz para mejorar los síntomas esquizofrénicos, cuando se tomó en dosis altas, mucho más que utilizar solamente tratamientos farmacológicos estándar. Tomar dosis bajas fue ineficaz.

Para Tener Salud Mental es Importante Disminuir la Inflamación

Además, los estudios han relacionado la depresión con la inflamación crónica y la disfunción del eje intestinal-cerebral.22 Una posible teoría de por qué ciertos nutrientes funcionan eficazmente para abordar la depresión, se debe a que estos son poderosos antiinflamatorios.

De hecho, muchos estudios han confirmado que tratar la inflamación gastrointestinal ayuda a aliviar los síntomas de la depresión.23 La conexión cerebro-intestinal es muy reconocida como un principio básico de fisiología y medicina, así que esto no es del todo sorprendente, a pesar de que a menudo pasa desapercibida.

Un previo artículo24 titulado "¿Serán los probióticos el Nuevo Prozac?" analiza algunos de los elementos que sustentan la evidencia.

Por ejemplo, la investigación realizada en animales ha vinculado los cambios en el microbioma intestinal a los trastornos en los seres humanos y en el comportamiento afectivo; y los probióticos (bacterias beneficiosas) han demostrado alterar la función cerebral.25

Asimismo, la previa investigación ha demostrado que ciertos probióticos podrían ayudar a aliviar la ansiedad. Por ejemplo, un estudio26 encontró que el probiótico Bifidobacterium longum NCC3001 normalizó los comportamientos similares a la ansiedad, en ratones que padecían colitis infecciosa, a través de modular las vías vagales en la conexión cerebro-intestinal.

Otra investigación27 encontró que el probiótico Lactobacillus rhamnosus tuvo un marcado efecto sobre los niveles de GABA--un neurotransmisor inhibidor involucrado en la regulación de muchos procesos fisiológicos y psicológicos--en ciertas regiones cerebrales, y disminuyó los niveles de la hormona corticosterona inducida por el estrés, lo que resultó en menores niveles de los comportamientos relacionados con la ansiedad y depresión. (Es probable que otras especies de lactobacillus también proporcionen este beneficio, pero éste fue el único que se ha comprobado).

Las Bacterias Intestinales Podrían Desempeñar un Rol en el Trastorno Bipolar y la Esquizofrenia

Los investigadores también han encontrado fuertes conexiones entre el microbioma intestinal,  la esquizofrenia y el trastorno bipolar.28 Como informó recientemente Psych Central:29

"El intestino y cerebro están conectados por lo que se denomina sistema nervioso entérico [ENS, por sus siglas en inglés]. Si bien, el ENS puede actuar independientemente, también podría influir en el sistema nervioso central.

Lo hace a través de millones de neuronas, así como neurotransmisores, tales como la serotonina, dopamina, glutamato y norepinefrina. Cuando uno de estos sistemas presenta una disfunción, esto podría tener un gran impacto en el otro, lo que causa síntomas de depresión y ansiedad.

Una forma en que el sistema digestivo podría presentar una disfunción es al tener una alteración en el microbioma intestinal. Además, el sistema inmunológico es vulnerable a los cambios en el microbioma...

Parte de la respuesta inmunológica a los microorganismos dañinos es la inflamación. Esta inflamación se produce en todo el cuerpo, incluyendo las áreas que rodean al cerebro, lo que puede desencadenar o empeorar los síntomas del trastorno bipolar".

Por ejemplo, los estudios han encontrado que:

Sugerencias Holísticas Para Tener una Salud Mental

Independientemente de la naturaleza o la gravedad de su problema de salud mental, con el fin de tratarla exitosamente, es necesario adoptar un enfoque holístico. Rara vez la medicación será la única respuesta. Enseguida, se encuentran algunas directrices y sugerencias--presentadas en ningún orden en particular—a considerar.

Deje de utilizar antidepresivos y otros medicamentos, bajo supervisión médica

Si actualmente toma algún antidepresivo y desea dejar de utilizarlo, lo ideal es tener la cooperación del médico que se lo prescribe.

Algunos estarán felices de ayudar a retirarlo si saben que el paciente será el responsable de ello. Es posible que otros no quieran molestarse, o no crean que pueda disminuir su medicación. Como señaló Cass, posiblemente necesite informarse al respecto para estar mejor preparado.

El Dr. Joseph Glennmullen de Harvard, escribió un libro muy útil sobre cómo abandonar los medicamentos, llamado "The Antidepressant Solution" (La Solución a los Antidepresivos).

También, podría recurrir a una organización con una lista de referencias de médicos que realicen una práctica profesional más biológica o natural, tal como el Colegio Americano para el Avance de la Medicina, en el sitio web www.ACAM.org. Una vez que tenga la cooperación del médico que le prescribe sus medicamentos, comience a disminuir la dosis de la medicación que toma.

Como señaló Cass, existen protocolos para reducir gradualmente las dosis, de los cuales su médico debe estar muy bien enterado. Al mismo tiempo, debe empezar a tomar un multivitamínico; comience a tomar dosis bajas.

Si se encuentra en el proceso de dejar de tomar inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs, por sus siglas en inglés) bajo supervisión del médico, Cass sugiere disminuir la dosis de 5-hydroxytryptophan (5-HTP, por sus siglas en inglés).

En el caso de los pacientes que padecen el trastorno bipolar, los psiquiatras holísticos podrían prescribir suplementos nutricionales tales como el aceite de pescado (grasas omega-3), inositol, niacina, triptófano y otros, en función de sus necesidades individuales.

Aborde la enfermedad de Lyme

Además, los síntomas bipolares podrían estar relacionados con la enfermedad de Lyme, por lo que, si detecta una infección ocasionada por esta enfermedad, debe ser abordada, también por un médico que este funcionalmente más orientado.

Combata la inflamación

Mantener la inflamación bajo control es una parte importante en cualquier plan de tratamiento efectivo. Si tiene sensibilidad al gluten, tendrá que eliminar todo el gluten de su alimentación. Realizar una prueba de sensibilidad alimenticia podría ayudarle a determinar esto.

Hacer una transición a consumir alimentos enteros, como se describe en mi Plan de Nutrición Optimizado podría ser un gran avance para disminuir la inflamación en su cuerpo y cerebro.

Optimice sus niveles de vitamina D

La deficiencia de vitamina D es otro importante factor biológico que podría desempeñar un rol significativo en la salud mental, especialmente en el caso de la depresión.

Un estudio aleatorizado a doble ciego,34 publicado en 2008, concluyó que suplementar con altas dosis de vitamina D "parece mejorar estos síntomas que indican una posible relación causal". Además, la reciente investigación35 afirma que los bajos niveles de vitamina D parecen estar asociados con intentos de suicidio.

Lo ideal es mantener sus niveles de vitamina D entre 40 y 60 ng/mL durante todo el año. Si no puede exponerse a los rayos del sol en cantidades suficientes como para mantener este nivel, sería recomendable tomar un suplemento oral de vitamina D3. Solo recuerde que, también debe tomar vitamina K2 y magnesio, ya que todos trabajan en combinación.

Nutra su microbioma intestinal

Cuando aborda las cuestiones de salud mental es imprescindible disminuir la inflamación intestinal,36 por lo que optimizar su microbioma intestinal es una pieza fundamental. Para promover un microbioma intestinal saludable, debe aumentar su consumo de fibra y alimentos probióticos, tales como vegetales fermentados, kimchee, natto, kéfir y otros.

Limpie su higiene del sueño

Asegúrese de dormir la cantidad de horas adecuadas, ya que dormir es esencial para tener un estado y salud mental óptimos. Un fitness tracker que mida sus horas de sueño, podría ser una herramienta de utilidad.

De acuerdo con Cass, la incapacidad para conciliar el sueño y permanecer dormido podría ser debido a niveles elevados de cortisol, por lo que, si tiene problemas para dormir, es posible que necesite medir sus niveles de cortisol en la saliva con una prueba de Índice de Estrés Adrenal.

Si ya toma hormonas, podría intentar aplicar un poco de crema que contenga progesterona, en el cuello o cara, cuando se despierte durante la noche y no pueda volver a dormir.

Otra alternativa es tomar adaptógenos, productos herbales que ayudan a disminuir el cortisol y ajustar los niveles de estrés en su cuerpo. También, hay otras excelentes hierbas y aminoácidos que le ayudarán a quedarse y mantenerse dormido. También, podría ayudarle utilizar medicamentos.

Agregue un conjunto de herramientas de auto-ayuda

Ralentizar su respiración a través de la técnica de respiración Buteyko aumenta su presión de dióxido de carbono parcial (CO2, por sus siglas en inglés), lo cual tiene enormes beneficios psicológicos, y podría reducir rápidamente sus niveles de ansiedad.

Otras herramientas útiles incluyen a la Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares (EMDR por sus siglas en ingles), y las Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés).

EFT ha sido estudiado extensamente, y la investigación muestra que podría aumentar significativamente las emociones positivas y disminuir los estados emocionales negativos. Un análisis científico encontró beneficios estadísticamente importantes al utilizar EFT para abordar la ansiedad, depresión, el trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) y las fobias.

EFT es particularmente poderoso para el tratamiento del estrés y la ansiedad, ya que se enfoca específicamente en la amígdala y el hipocampo, que son las partes de su cerebro que le ayudan a decidir si algo es o no una amenaza.37,38

Para atender los problemas graves o complejos, busque a un profesional en la salud que este cualificado y capacitado en EFT,39 para ayudar a guiarlo a través del proceso.

Consuma alimentos reales y evite todos los alimentos procesados

Los carbohidratos sin fibra con alto contenido de azúcar y almidón ocasionan una liberación excesiva de insulina, lo que podría provocar que disminuyan los niveles de azúcar en la sangre o que se produzca una hipoglucemia. A su vez, la hipoglucemia hace que su cerebro secrete glutamato en niveles que podrían causar agitación, depresión, ira, ansiedad y ataques de pánico. De igual forma, el azúcar estimula la inflamación en su cuerpo.

Además, de tener elevadas cantidades de azúcar y granos, los alimentos procesados ​​también contienen una variedad de aditivos que podrían afectar a su función y estado mental, especialmente MSG y endulzantes artificiales, tales como el aspartame.

La reciente investigación demuestra que el glifosato--que es utilizado en grandes cantidades en cultivos transgénicos, tales como el maíz, soya y remolacha azucarera--limita la capacidad del cuerpo para desintoxicarse de compuestos químicos extraños.

Como resultado, los efectos perjudiciales de esas toxinas se magnifican, lo que podría ocasionar una amplia variedad de enfermedades, incluyendo trastornos cerebrales, que tienen efectos psicológicos y conductales.

Obtenga la cantidad adecuada de vitaminas B

Tener una deficiencia de vitamina B12 podría contribuir a la depresión, y afecta a 1 de cada 4 personas. Las deficiencias de niacina (vitamina B3), vitamina B6, biotina (vitamina B8) y folato (vitamina B9) también podrían producir efectos psiquiátricos.

Consuma elevadas cantidades de grasas omega-3 de alta calidad de origen animal

Las grasas omega-3 de origen animal, DHA y EPA, son cruciales para tener un buen funcionamiento cerebral y salud mental.40,41 Las mejores fuentes incluyen a los pescados grasos, que también tienen bajos niveles de mercurio, tales como el salmón silvestre de Alaska, sardinas y las anchoas.

Si no consume estos tipos de pescado de forma regular, sería recomendable tomar un suplemento de grasas omega-3 de alta calidad, tal como el aceite de kril, que tiene una serie de beneficios superiores al aceite de pescado, incluyendo una mejor absorción.42

Utilice hierbas y suplementos beneficiosos, tales como SAMe, 5-HTP y la Hierba de San Juan

SAMe es un derivado de aminoácidos que es producido de forma natural en todas las células. Desempeña un rol en muchas reacciones biológicas al transferir su grupo de metilo al ADN, proteínas, fosfolípidos y aminas biógenas.

Muchos estudios científicos indican que SAMe podría ser de utilidad en el tratamiento de la depresión. 5-HTP es otra alternativa natural, en vez de recurrir a los antidepresivos tradicionales.

Cuando su cuerpo empieza a producir la serotonina, primero elabora 5-HTP. Tomar 5-HTP como suplemento podría aumentar los niveles de serotonina. La evidencia sugiere que 5-HTP supera al placebo al momento de aliviar la depresión43--más de lo que se podría decir acerca de los antidepresivos.

Una advertencia: la ansiedad y las fobias sociales podrían empeorar al aumentar los niveles de serotonina, por lo que esto podría estar contraindicado, si ya presenta elevados niveles de ansiedad. Además, la Hierba de San Juan ha demostrado aliviar los síntomas depresivos leves.

Haga suficiente cantidad de ejercicio diario

Los estudios muestran que existe una fuerte correlación entre la mejoría del estado de ánimo y la capacidad aeróbica. También, cada vez hay una mayor aceptación de que la conexión mente-cuerpo es muy real; y que, en primer lugar, mantener una buena salud física podría disminuir significativamente el riesgo de desarrollar depresión.

Hacer ejercicio crea nuevas neuronas que producen GABA, las cuales ayudan a inducir un estado natural de tranquilidad. Además, hacer ejercicio aumenta sus niveles de serotonina, dopamina y norepinefrina, las cuales ayudan a amortiguar los efectos del estrés.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 National Institute of Mental Health, Bipolar Disorder
  • 2 PBS.org, Ride the Tiger Synopsis
  • 3 CDC.gov, Depression Statistics
  • 4 Journal of Psychiatry April 26, 2016 [Epub ahead of print]
  • 5 The Conversation
  • 6 Scientific American April 26, 2016
  • 7 Z Psychol. 2014; 222(3): 128–134
  • 8 JAMA. 2010;303(1):47-53.
  • 9 PLOS Medicine February 26, 2008
  • 10 Science Translational Medicine January 8, 2014: 6(218):218ra5
  • 11 Journal of Internal Medicine 264(6); 599-609
  • 12 Arch Gen Psychiatry. 1999 May;56(5):407-12.
  • 13 J Clin Psychiatry. 2011 Dec;72(12):1577-84.
  • 14 Vitamin D Council, Vitamin D and Depression
  • 15, 16 Times Online May 9, 2014
  • 17 Wellnessmama.com December 28, 2016
  • 18 British Medical Journal 956 Dec 15; 2(5006): 1394–1398
  • 19 British Medical Journal 956 Dec 15; 2(5006): 1394–1398 (Full article, PDF)
  • 20 Psychological Medicine February 16, 2017, DOI: https://doi.org/10.1017/S0033291717000022
  • 21 Medical News Today February 16, 2017
  • 22, 23, 43 Orvosi Hetilap 2011 Sep 11;152(37):1477-85
  • 24 Yahoo.com July 12, 2013
  • 25 Gastroentorology 2013 Jun;144(7):1394-1401
  • 26 Neurogastroenterology and Motility 2011 Dec;23(12):1132-9
  • 27 Proceedings of the National Academy of Sciences 2011 Sep 20;108(38):16050-5.
  • 28 Brain Behav Immun. 2016 Dec 18. pii: S0889-1591(16)30557-8
  • 29 Psych Central January 2017
  • 30 PeerJ Journal 3:e1140
  • 31 Schizophrenia Bulletin 2015; 41(5): 1153-1161
  • 32 Bipolar Disorder 2011 Feb;13(1):52-8
  • 33 Bipolar Disorder July 17, 2016, DOI: 10.1111/dbi.12416
  • 34 Journal of Internal Medicine 264(6); 599-609
  • 35 Michigan State University October 7, 2014
  • 36 Int Breastfeed J. March 2007
  • 37 Tapping the Matrix
  • 38 Lissa Rankin April 15, 2013
  • 39 EFT Practitioner List
  • 40 Effects of Omega-3 Fatty Acids on Mental Health, Agency for Healthcare Research and Quality, Evidence Report/Technology Assessment: Number 116,
  • 41 Brain Behav Immun November 2011
  • 42 Mental Health Daily March 8, 2015