Ocultar
Tratamiento Contra el Cancer

Historia en Breve -

  • Los oncólogos en Turquía, quienes no tienen las mismas restricciones que en los Estados Unidos, utilizan un protocolo de tratamiento cetogénico acumulado, que muestra remisiones impactantes en muchos pacientes que padecen cáncer en fase 4
  • A través de utilizar estrategias de apoyo metabólico, tales como la dieta cetogénica y el ayuno, se puede utilizar una dosis mínima de quimioterapia, a través de eliminar muchos de los efectos secundarios y riesgos del tratamiento, mientras que, realmente mejoran los resultados
  • Los pacientes que padecen cáncer pancreático en fase 4 tienen una esperanza de vida de seis meses. Sin embargo, la quimioterapia con apoyo metabólico fue capaz de inducir una completa remisión, incluso en los pacientes que se encontraban en una etapa avanzada de esta enfermedad
 

Las Terapias con Apoyo Metabólico Para Mejorar el Tratamiento del Cáncer

Marzo 19, 2017 | 30,707 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Cada día, 20 000 personas en todo el mundo, y más de 1 600 personas en los Estados Unidos, mueren prematuramente a causa del cáncer. Si bien, la situación a veces podría parecer desesperanzada, existen formas eficaces para evitar convertirse en otra estadística.

Y como enseguida entenderá, actualmente, incluso los pacientes que padecen cáncer en etapa avanzada tienen motivos para tener nuevas esperanzas.

En esta entrevista, Travis Christofferson--autor de "Tripping Over the Truth: The Return of the Metabolic Theory of Cancer" (Tropezarse con la Verdad: La Teoría Metabólica del Cáncer)--y el Dr. Abdul Kadir Slocum--del Centro de Oncología ChemoThermia, en Turquía—presentan datos actuales de uno de los primeros ensayos clínicos controlados que documentan la eficacia de la cetosis nutricional en el tratamiento de cáncer en etapas avanzadas.

"Estoy muy emocionado de que estos datos sean presentados", dice Christofferson. "El diagnóstico de [cáncer] ha aumentado a 1 en 4 a 1 en 3, en el caso de los hombres; y 1 en 2, en el caso de las mujeres.

Está establecido que para el 2020  superará a las enfermedades cardiacas, como la principal causa de muerte en el mundo Occidental...

Hemos tratado esta enfermedad durante mucho tiempo. Nixon firmó la Ley del Cáncer en 1971... La radiación y cirugía han existido por más de 100 años.

La quimioterapia citotóxica se desarrolló justo después de la Segunda Guerra Mundial. [Sin embargo] las tasas de mortalidad ocasionadas por el tratamiento apenas han avanzado desde los años ‘50s".

La Guerra Contra el Cáncer Se Ha Perdido Muchas Veces

A mediados de los años ‘70s, los científicos creían que finalmente habían entendido las bases moleculares del cáncer.

La hipótesis vigente era que el cáncer había sido causado por mutaciones secuenciales en los oncogenes clave, que entonces podrían ser enfocados de forma precisa a través de terapias basadas en genes. Esto marcó el comienzo de la era de la terapia focalizada.

Desafortunadamente, los medicamentos enfocados al cáncer han sido una amarga decepción. Apenas provocaron un avance, en relación a las tasas de mortalidad por cáncer.

A nivel mundial, en 2013 fueron gastados US$ 91 billones en el tema de oncología. En 2014, no se aprobó ningún medicamento contra el cáncer que costara menos de US$ 100 000, para un ciclo de tratamiento.

En 2015, fueron aprobados ocho medicamentos que costaron más de US$ 120 000 cada uno, para un ciclo de tratamiento. Como señaló Christofferson, esta trayectoria acabará por poner en bancarrota el sistema de servicios de atención médica. Para colmo, estos medicamentos tienen una eficacia marginal, en el mejor de los casos.

Por ejemplo, consideremos a Tarceva. Este medicamento para tratar el cáncer, fue aprobado hace aproximadamente unos 10 años. Tiene efectos secundarios significativos, es costoso, ¡y aumenta el promedio de supervivencia, de los pacientes que padecen cáncer de páncreas, en apenas 10 DÍAS!

"Mientras tanto, tenemos estas terapias no patentables establecidas al margen que posiblemente podrían ser agentes de cambio en el cáncer, pero no podrán obtener el respaldo de miles de millones de dólares para impulsar estos enormes ensayos para obtener la carga de pruebas donde realmente la comunidad oncología pueda incorporarlas", dice Christofferson.

"Tenemos todas estas interesantes terapias metabólicas. Hemos reutilizado medicamentos que podríamos utilizar. El ambiente regulador opresivo solo necesita ser flexibilizado para poder superar la carga de las pruebas, datos de la Fase 1, Fase 2, si tenemos una buena respuesta objetiva.

Si son seguros--la mayoría de estos medicamentos y terapias son extremadamente seguras—con eso debe ser suficiente.

En el epílogo de mi libro, hago la pregunta: ‘¿Cómo sería el mundo actual si tuviéramos un entorno regulador menos oneroso, como ocurrió en los años ‘70s, y se les permitiera a los buenos oncólogos... probar algunas de estas terapias en las clínicas y observar lo que ocurre?

Es por eso que estoy tan feliz de tener a Slocum aquí, porque nos ha dado la primera perspectiva de como serán las terapias metabólicas cuando sean incorporadas en las clínicas".

Los Oncólogos Turcos Prueban La Teoría Metabólica del Cáncer

Slocum, quien es originario de los Estados Unidos, pero creció y completó su formación médica en Estambul, Turquía, es parte de un equipo médico de cuatro miembros en el Centro de Oncología de ChemoThermia.1

Uno de los miembros del equipo, el profesor Bulent Berkarda, fue el primer médico oncólogo en Turquía. Berkarda hizo sus estudios en los Estados Unidos, fundó la Universidad de Estambul y lleva casi 50 años ejerciendo en el área de oncología.

"En 2010, empezamos como equipo, al hacer la pregunta, '¿Cómo podemos ayudar a nuestros pacientes de una mejor manera? ¿Qué podemos agregar a nuestros protocolos de tratamiento estándar?’ Dice Slocum.

"En los últimos seis años, comenzamos a aplicar las terapias [metabólicas] y observar cómo respondían nuestros pacientes.

Ahora, en los últimos dos años, hemos realizado análisis retrospectivos de nuestros pacientes, hemos publicado nuestros resultados de tratamiento y compartido los notables resultados que pudimos lograr al combinar las terapias metabólicas con protocolos estándar convencionales".

El protocolo de tratamiento en el Centro de Oncología Chemo Thermia incluye:

  • Quimioterapia con apoyo metabólico
  • Hipertermia
  • Oxigenoterapia hiperbárica
  • Inhibidores de glucólisis, especialmente la glucosa desoxigenada y la desoxiglucosa en dicloroacetato (DCA, por sus siglas en inglés)
  • Dieta cetogénica con suplementos fitofarmacéuticos

La Quimioterapia con Apoyo Metabólico

En términos metabólicos, la quimioterapia implica aplicar la misma con una variedad de intervenciones para apoyar su eficacia. En el centro, todos los pacientes de oncología son puestos en una dieta cetogénica, lo que crea estrés metabólico en las células cancerígenas.

Luego, antes de administrar la quimioterapia, el paciente debe hacer un ayuno de 14 horas, lo que aumenta aún más el estrés metabólico sobre las células cancerígenas.

Por lo general, los pacientes tendrán un nivel de glucosa en la sangre de alrededor de 80 miligramos por decilitro (mg/dL) en este punto.

Enseguida, se aplican los inhibidores de glucólisis para inhibir la vía de glucólisis en las células cancerígenas, lo que crea una increíble cantidad de estrés metabólico, ya que las células cancerígenas ya se encuentran privadas de glucosa.

Posteriormente, se aplica insulina para reducir los niveles de glucosa en la sangre en aproximadamente 50 o 60 mg/dL, para causar una leve hipoglucemia. En ese momento, se aplica la quimioterapia.

sta aumenta la eficacia de la quimioterapia en una forma extraordinaria", dice Slocum. "Lo hemos aplicado durante los últimos siete años. Es una versión mejorada de la terapia de potenciación de la insulina (IPT, por sus siglas en inglés). IPT es conocida desde hace muchos años, pero no es aplicada muy ampliamente.

En realidad, nuestra versión de la quimioterapia está mejorada y es una versión de IPT mucho más eficaz, porque combina la teoría metabólica con IPT.

La quimioterapia con apoyo metabólico simplemente es una manera diferente de aplicar los protocolos convencionales. Hemos observado que aumenta la efectividad de los regímenes de IPT. De esta manera, nos da la opción de aplicar dosis más bajas, ver efectos secundarios mucho menores, pero mucho [mejores] resultados".

Al igual que en los Estados Unidos, los oncólogos turcos son obligados por el protocolo de tratamiento del "estándar de atención", que incluye a la quimioterapia. Como señaló Slocum, "de acuerdo con el régimen actual alrededor del mundo... el paciente--aun en Turquía--debe recibir lo que está escrito en las directrices.

Si el encargado va en contra de las directrices y si el paciente no recibe el estándar de atención, que es la quimioterapia, entonces el responsable estará en problemas". Básicamente, ellos cumplen con el protocolo al utilizar solamente la dosis más baja posible.

El resultado de este enfoque metabólico es que una dosis mucho más baja de quimioterapia podría ser utilizada eficazmente, lo que reduce el riesgo de presentar efectos secundarios.

En los días posteriores a la quimioterapia, se aplica la hipertermia y oxigenoterapia hiperbárica, además de una infusión diaria de terapias con inhibidores glicolíticos con dosis altas de vitamina C (50 gramos) y sulfóxido de dimetilo (DMSO, por sus siglas en inglés).

Una Respuesta Total en el Cáncer de Colon en Etapa 3

En la primera publicación del equipo en 2016, informaron una respuesta total en el cáncer de Colon en etapa 3. El estándar de atención para el cáncer de colon y la única opción curativa ha sido la quimio-radioterapia seguida de cirugía.

En este caso, se utilizó quimioterapia, radioterapia e hipertermia con apoyo metabólico. No fue necesario hacer ninguna cirugía.

"La razón por la que la hemos publicado, fue para explicar lo que es la quimioterapia con apoyo metabólico, y mostrar lo efectiva que puede ser", dice Slocum. "En ese entonces, el paciente que publicamos tenía 81 años de edad.

Por lo general, en un paciente de 81 años de edad, no se pueden aplicar regímenes de quimioterapia estándar; porque no podría tolerarlos.

A través de la forma en que aplicamos la quimioterapia, este paciente fue capaz de recibir quimioterapia en dosis más bajas con apoyo metabólico, junto con radioterapia e hipertermia".

Slocum mostró una tomografía inicial de emisión de positrones computarizada (PET-CAT) escaneada en este paciente. El paciente tenía un tumor rectal grande de 5.5 centímetros. Tres meses después, el tumor estaba en total remisión.

"Esta publicación mostró principalmente que la quimioterapia, cuando es aplicada junto con un apoyo metabólico, puede aplicarse en pacientes que normalmente no pueden recibir tratamiento.

Además, cuando es aplicada con mayor eficacia, se pueden lograr respuestas que generalmente no son normales--lo cual implica una respuesta total en esta etapa de la enfermedad—al utilizar un apoyo metabólico".

Una Serie de Casos Sobre Cáncer de Páncreas

El segundo artículo publicado el año pasado fue sobre una serie de casos de 33 pacientes que padecían adenocarcinoma pancreático (cáncer de páncreas) en etapa 3 y 4, uno de los tipos de cáncer más agresivos y mortales conocidos.

Fue un análisis retrospectivo de los pacientes tratados en la clínica entre 2011 y 2015. Cuando comenzó el tratamiento, el 81 % de estos pacientes padecía la enfermedad en etapa 4, y además, muchos de ellos tuvieron metástasis hepática a gran escala.

Generalmente, si un paciente padece adenocarcinoma pancreático en etapa 4, su esperanza de vida es de aproximadamente 6 meses, como máximo 10 meses. Si tienen metástasis hepática a gran escala, usualmente la muerte ocurre en semanas.

Sin embargo, a pesar de que la mayoría de los pacientes se encontraban en etapas terminales avanzadas, respondieron notablemente bien al tratamiento.

En este caso, el protocolo convencional con quimioterapia basada en gemcitabina o folfirinox se aplicó nuevamente con apoyo metabólico, junto con la hipertermia, oxigenoterapia hiperbárica, suplementos alimenticios cetogénicos e inhibidores de glucólisis.

Cuando se publicó el artículo en 2016, el 54 % de estos pacientes seguían vivos, y hasta el día de hoy, la mayoría continúa haciendo un seguimiento de los tratamientos.

Siguiendo el protocolo convencional, el tiempo promedio de supervivencia esperado para el protocolo basado en gemcitabina, es de 6.2 meses; y para el régimen de folfirinox, es de 11.1 meses. Al utilizar un protocolo con apoyo metabólico, el tiempo promedio de supervivencia aumentó hasta 20 meses--y el 54 % de los pacientes todavía estaban vivos.

"La tasa de supervivencia a un año para el protocolo basado en gemcitabina es de 20 %. En el caso de folfirinox, es de 48 %. Hemos visto que, en nuestro régimen de quimioterapia con apoyo metabólico, [el tiempo de supervivencia] es de 82.5 meses.

Esto demuestra cómo un apoyo metabólico eficaz puede cambiar los resultados de los tratamientos y como puede ser la eficacia de este tipo de tratamientos", dice Slocum.

"Como todos sabemos, el diagnóstico de cáncer más atemorizante es el de cáncer de páncreas. Actualmente, en nuestros regímenes, hemos observado resultados sorprendentes. Es muy emocionante ver cómo las pequeñas diferencias podrían cambiar tanto la vida de estos pacientes".

Una Serie de Casos de Cáncer de Pulmón en Etapa 4

Enseguida, el equipo publicará un artículo sobre el cáncer de pulmón no microcítico en etapa 4. Aquí, aplicaron un régimen de quimioterapia al utilizar carboplatino y paclitaxel. Los ensayos clínicos a gran escala muestran que el tiempo de supervivencia esperado de 6 a 11 meses.

Además, por lo general, los pacientes que se encuentran en etapa 4 no pueden tolerar regímenes quimioterapéuticos convencionales, por lo que ningún estudio a gran escala se había enfocado en pacientes en etapas avanzadas.

No obstante, al utilizar un protocolo con apoyo metabólico, los 44 pacientes en el estudio fueron capaces de recibir tratamiento, y el tiempo de supervivencia general fue de 43.4 meses—eso significa un tiempo de supervivencia 400 % más largo que el período de tiempo de supervivencia más extenso mencionado en cualquier régimen de quimioterapia estándar.

"Este es un resultado espectacular, a pesar de que el grupo de pacientes que teníamos presentaba una enfermedad en una etapa más avanzada y tenía un estado de desempeño deficiente", señala Slocum.

"[L]os pacientes, quienes normalmente fueron enviados a casa solamente para esperar su final, para morir, y también, los pacientes que no podrían recibir tratamiento... podrían responder [bien] al tratamiento... La ventaja de los tratamientos metabólicos es que "por lo general, no son tóxicos. Apoyan el bienestar general del paciente, mientras que también tratan la enfermedad".

Las Tasas de Supervivencia de los Tipos de Cáncer en Etapas Finales y Avanzadas, Mejoran Dramáticamente Junto con las Terapias Metabólicas

El Dr. Slocum muestra escaneos PET y analiza una serie de diferentes casos de pacientes, al demostrar una notable respuesta de los pacientes que padecían cáncer de colon, páncreas, estómago, pulmón y de seno, avanzados.

Esta es, según entiendo, la primera vez que todos estos datos han sido compartidos públicamente. Es muy emocionante mostrarle al mundo la sorprendente eficacia sobre lo que Thomas Seyfried, Ph.D., ha hablado desde hace algún tiempo.

Y si se encuentra en una etapa 1 o 2, su cáncer será mucho más fácil de tratar. Los resultados de los tipos de cáncer que se encuentran en etapa temprana probablemente sean algo más que extraordinarios.

"Esperamos que este tipo de tratamiento sea el estándar de atención en los próximos años. Todos intentamos compartir lo que podría funcionar y cómo logramos este tipo de resultados", dice Slocum. "Además, otras clínicas y médicos esperan comenzar a hacer terapias similares".

Christofferson añade:

"[Thomas] Seyfried [Ph.D., experto e investigador en el campo del metabolismo del cáncer y cetosis nutricional] y Slocum se reunieron en Tampa. Han iniciado una colaboración... Esperemos que, dentro de un año, cuando hablemos de estos impactantes resultados, estos sean aún más impactantes.

Solo para resumir, el artículo del cáncer de pulmón en etapa 3 [Slocum] es increíble... Cierto porcentaje no podrá sobrevivir, no importa qué medidas se tomen, pero si pudieran hacer este protocolo metabólico, el promedio de supervivencia aumentaría en un 400 %.

Eso es increíble, y básicamente no tiene costo. Solo tomó que alguien estuviera lo suficientemente motivado como para hacerlo.

Quiero decir que la 2-desoxiglucosa (2-DG) es costosa, pero la dieta cetogénica no tiene costo. Simplemente necesita trabajarla. No podría estar más feliz acerca de la cuestión de que estos datos empiecen a concretarse".

Cuando su Vida Se Encuentra en Sus Propias Manos Necesita Tener Disciplina

No hace falta decir que cuando se utilizan terapias metabólicas, el paciente tiene una significativa responsabilidad sobre sus propios resultados. Los médicos no cocinarán sus alimentos, o le obligarán a tomar suplementos o vitar los alimentos cuando sea el momento de ayunar.

Tiene que ser muy diligente y disciplinado para seguir el régimen especificado. Como señaló Slocum, cuando los pacientes no responden tan bien como se esperaba, usualmente el sondeo revela el problema—por ejemplo, no siguieron la dieta.

Básicamente, si tiene un padecimiento posiblemente mortal, tal como un cáncer en etapa 4, necesita ser un poco obsesivo-compulsivo y seguir el régimen al pie de la letra. No se puede desviar del protocolo, si espera lograr este tipo de resultados.

Realmente, necesita mantener el proceso de cetosis nutricional. Dicho esto, si simplemente busca optimizar su salud o ralentizar el proceso de envejecimiento, alternar entre "festines e inanición"—lo opuesto a permanecer continuamente en una cetosis nutricional--parece ser un mejor enfoque.

La cetosis nutricional es una poderosa intervención, como ha demostrado el equipo de Slocum. Pero si la realiza continuamente, en realidad podría ser sumamente contraproducente.

Para prevenir la sarcopenia--que es común en el cáncer--necesita tener días donde consuma una mayor cantidad de carbohidratos netos y proteínas, especialmente cuando realiza un entrenamiento de resistencia.

Esto se debe a que cuando las células cancerígenas son privadas de glucosa, tienen la capacidad de romper el tejido muscular para extraer la glutamina. Curiosamente, para evitar que esto suceda, Seyfried trabaja con un inhibidor de glutamina llamado DON, por lo que la terapia es aún más eficaz.

Es importante entender que realmente la "magia metabólica" ocurre durante esa fase de realimentación, cuando aumentan los niveles de carbohidratos netos y proteínas, lo que incrementa el desarrollo muscular.

Entonces, después de un día o dos, se realiza el ciclo de la cetosis nutricional de nuevo. Normalmente, esto ocurre una vez a la semana. En cierta medida, Slocum utiliza esta técnica en pacientes que padecen cáncer, aunque solo se les permite consumir mayores cantidades de carbohidratos netos una vez cada dos o tres semanas, el día que reciben la quimioterapia.

"Por ejemplo, los pacientes vienen y llevan una dieta cetogénica. Cuando vienen para la sesión de quimioterapia después de hacer un ayuno de 14 horas, entonces [nosotros] aplicamos la glucólisis y la insulina para disminuir los niveles de glucosa, y posteriormente, hacemos la quimioterapia.

Después de aplicar la quimioterapia, el mismo día, pueden comer lo que deseen, especialmente debido a la leve hipoglucemia, que es causada por el suministro de insulina.

El día de la quimioterapia es cuando pueden consumir tantos carbohidratos como quieran... También, hacemos un ayuno intermitente [por un mínimo de 14 horas] aproximadamente cada dos semanas. Este proceso parece ser eficaz".

Más Información

El Centro de Oncología ChemoThermia atiende a muchos pacientes internacionales, incluyendo a personas de Estados Unidos y Canadá. Además, el centro ha publicado protocolos que su oncólogo podría utilizar, independientemente de dónde viva.

Esperamos que en el futuro haya médicos abiertos a la aplicación de regímenes similares al nuestro", dice Slocum. "Pero muchos de los pacientes que no pueden venir a nuestra clínica, podrían hacerlo.

Primero, tienen que hacer una dieta cetogénica, la cual es muy eficaz. Junto con eso, deben realizar su quimioterapia en un estado de ayuno, siempre y cuando puedan soportarlo--un mínimo de 12 horas. Generalmente, recomendamos realizar un ayuno de 14 horas. Cuanto más tiempo lo realice... será más beneficioso”.

Idealmente, se utilizaría una menor cantidad de agentes quimioterapéuticos. Aunque la cantidad varía en función del diagnóstico y padecimiento, el centro ha incluido en sus directrices recomendaciones los rangos de las dosis.

Por lo general, se administra la dosis más baja recomendada, lo que reducirá significativamente o evitará la mayoría de las complicaciones asociadas con la quimioterapia.

"Espero que las personas puedan entender cómo las terapias metabólicas efectivas podrían ser, y también, cómo podrían mejorar los protocolos de tratamiento convencionales. Invito a los médicos a hacer preguntas similares a nosotros, a leer los estudios, y a empezar a aplicar terapias similares a la nuestra", dice Slocum.

Christofferson añade que:

Lo que me gustaría decir es que los pacientes que están confundidos acerca de la dieta cetogénica, a menudo no saben la diferencia entre las proteínas y carbohidratos. Ahí es donde a menudo se tropiezan, porque no están seguros de lo que es un carbohidrato.

Las empresas se topan con este problema, al elaborar dietas cetogénicas preempaquetados para pacientes que padecen cáncer, las cuales eliminan sus suposiciones.

Las que he visto realmente han sido bien elaboradas por chefs gourmet y [utilizan] ingredientes verdaderos. Esa es otra opción. Hay mucho por dónde empezar, en relación a los platillos para los pacientes... Considero, que esto hará que los pacientes hagan muchas suposiciones”.

Para obtener más información sobre la cetosis nutricional y la teoría metabólica del cáncer, le recomiendo escuchar la entrevista que realicé con Christofferson, el año pasado, y leer su libro, "Tripping over the Truth", que proporciona un antecedente de por qué y cómo funciona esta terapia, y por qué el enfoque convencional para el cáncer es fatalmente defectuoso.

Si se encuentra más allá de ese punto, y realmente desea implementar este tipo de terapia metabólica, le recomiendo preordenar una copia del nuevo libro, "Fat for Fuel" (Grasas Como Combustible) que proporciona todos los detalles sobre cómo hacerla.

Cualquier persona que lo preordene tendrá acceso a mi reciente ponencia de 2017, la cual he presentado en varios eventos. Normalmente, estas ponencias nunca se publican en línea. Por cierto, Christofferson fue uno de los expertos que ayudó a editar mi libro y en realidad escribió una sección sobre el trabajo del Dr. Rosedale. Estoy agradecido por toda su ayuda.

Además de la información del libro, también encontrará muchos apoyos colaborativos, incluyendo una serie de videos gratuitos de nueve horas de duración, que esperamos presentar a principios de mayo.

De igual manera, Miriam Kalamian desarrolla un curso de certificación para hacerlo a través del Colegio Americano de Nutrición, y que haya más terapeutas cualificados. Esta certificación capacitará a cualquier clínico cualificado—principalmente a nutriólogos clínicos, pero sobre todo a los médicos—en cómo implementar de una forma práctica la cetosis nutricional.

Eventualmente, espero que haya un ejército de médicos disponibles para ayudar a los pacientes con este tipo de protocolo. Esperamos que, en ese momento, finalmente empecemos a disminuir las cifras en las estadísticas de cáncer.

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.