La Conexión Entre la Resistencia a la Insulina y una Alimentación Alta en Carbohidratos y Baja en Grasas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Abril 30, 2017 | 23,821 vistas

Historia en Breve

  • El Dr. Tim Noakes, respetado científico, investigador, médico y profesor de la Universidad de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, es uno de los principales expertos del mundo en los tipos de alimentación que tienen un bajo contenido en carbohidratos
  • Se tomaron medidas legales para despojarle de su licencia médica por promover los tipos de alimentación que son bajos en carbohidratos. Es la primera vez en la historia que un tipo de alimentación ha sido expuesto ante un jurado para decidir si es o no adecuada
  • Para prevenir o revertir la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, es esencial llevar una alimentación baja en carbohidratos, alta en grasas; uno de los peores errores que se pueden cometer es tratar la diabetes tipo 2 con insulina

Por el Dr. Mercola

El Dr. Tim Noakes, respetado científico, investigador, médico y profesor de la División de Ciencias y Medicina del Deporte de la Universidad de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, es uno de los principales expertos en los tipos de alimentación que tiene un bajo contenido en carbohidratos.

De hecho, él fue fundamental para que hubiera una revolución en el tipo de alimentación que es bajo en carbohidratos.

Además, él es un atleta consumado. Como corredor de resistencia en largas distancias, con un historial de 70 maratones cumplidos, había promovido desde hace mucho tiempo llevar una alimentación alta en carbohidratos, él mismo llevaba una alimentación basada en 400 gramos o más de carbohidratos por día, cuando se preparaba para una carrera.

Eventualmente, descubrió que ésta no era la mejor manera de mejorar la resistencia y salud atlética, y terminó escribiendo una serie de libros populares sobre los tipos de alimentación con bajo contenido de carbohidratos.

La Transición de una Alimentación Alta a una Con Bajo Contenido de Carbohidratos

Noakes se graduó de la facultad de medicina en 1974. En ese momento, también hacia atletismo, y realmente, esto ocurrió en la época cuando los tipos de alimentación altos en carbohidratos comenzaron a popularizarse.

Al seguir el consejo de uno de sus profesores en la unidad de cardiología donde trabajó, hizo la transición a una alimentación que tuviera un alto contenido de carbohidratos y comenzó a promoverla en sus artículos, incluyendo su libro "Lore of Running" (La Ciencia del Correr), que fue muy leído.

"Allí dice que debe consumir una gran cantidad de carbohidratos, tanto para tener salud como para su rendimiento. Yo continué haciéndolo durante 33 años hasta 2010", dice Noakes.

Un día durante el 2010, fue a correr y tuvo una de las peores carreras de su vida. También, admitió que tenía exceso de peso, lo cual no le ayudó. Por casualidad, ese mismo día recibió publicidad del libro del Dr. Eric C. Westman, "The New Atkins for a New You: The Ultimate Diet for Shedding Weight and Feeling Great" (La Nueva Dieta Atkins Para Su Nuevo Ser: La Dieta Definitiva Para Perder Peso y Sentirse Muy Bien).

Esta obra afirmaba que podría perder 6 kilos (13 libras) en seis semanas, lo cual no creyó porque él había intentado llevar muchos tipos de alimentación y ninguno funcionaba. A pesar de eso, compró el libro, y en dos horas de leerlo, comprendió que todo este tiempo había estado equivocado.

"Entonces, en ese momento decidí que iba a disminuir mi consumo de carbohidratos. Ese mismo día comencé a la hora del almuerzo. Y he llevado ese tipo de alimentación, hasta el día de hoy, durante los últimos seis años. he says.

He perdido 20 kilogramos (44 libras) de peso. Mi capacidad de correr volvió a ser lo que era 20 años antes", dice.

"Posteriormente, descubrí que tenía diabetes tipo 2, debido a un fuerte antecedente familiar y por consumir toda esa cantidad de carbohidratos, pero hoy me alegro al decir que todos mis análisis sanguíneos se encuentran dentro de los límites normales, estoy tomando medicamentos; aunque... en los seis años posteriores a ser diagnosticado con diabetes, no he empeorado.

De hecho, probablemente, estoy un poco mejor de lo que estaba hace seis años, lo cual es completamente contrario a lo que sucedería si siguiera las recomendaciones convencionales. De todos modos, decidí que empezaría a leer. He leído todas sus obras. He leído todos los libros, y empecé a investigar este tema.

Eso me convenció de que este es un cambio realmente importante que necesitamos promover en todo el mundo. Evidentemente, las epidemias de diabetes y obesidad comenzaron en 1977. Estas fueron causadas por las directrices alimenticias.

De forma gradual, comencé a comprender cómo la industria ha impulsado la aplicación de estas malas directrices...

También, hago ayuno intermitente. Solamente me alimento a la hora del almuerzo... a las 8 p.m... Esto me ha parecido muy útil. Se trata de un ayuno de 16 horas, y un rango de ocho horas dentro de las cuales me alimento.

La Revolución en la Alimentación Ha Ocasionado un Debate Jurídico

En 2013, Noakes publicó "The Real Meal Revolution: Changing the World, One Meal at a Time" (La Revolución de la Comida Real: Como Cambiar el Mundo en Una Comida a la Vez), que se convirtió en el libro más vendido en la historia de la literatura en Sudáfrica. El éxito de este libro produjo cambios importantes en la comprensión de la alimentación en Sudáfrica.

Por desgracia, su éxito también produjo acciones legales que el Consejo de Profesiones de la Salud de Sudáfrica realiza en su contra, este es un consejo regulador y emisor de licencias médicas profesionales.

Esta acción se suscitó luego de que publicara en Twitter el consejo de consumir una alimentación baja en carbohidratos, para una mujer embarazada.

Como resultado de ello, el presidente de la Asociación Dietética en Sudáfrica escribió una extensa carta al Consejo de Profesiones de la Salud, donde pone en duda la capacidad de él para practicar la medicina.

"Esto es algo tan negativo que mi propia universidad se disoció de mí", dice Noakes. "En el hospital donde trabajo, Groote Schuur Hospital, no está permitido prescribir una alimentación baja en carbohidratos para ningún padecimiento; tampoco está permitido que los médicos discutan los tipos de alimentación.

Si un profesional de la salud lo practicara o prescribiera, algo le sucedería. Así de poderoso es el movimiento que existe en contra de esto. Es absolutamente asombroso. En realidad, para mí, lo peor no fue el juicio, y ser acusado de mala praxis, y así sucesivamente. Lo peor fue la reacción de la universidad.

El decano de la facultad de medicina escribió al periódico local y dijo que se disociaban de mis opiniones, y de todos los que apoyan llevar una alimentación baja en carbohidratos.

Desde luego que, no tenían pruebas de ello, pero he trabajado en esta universidad durante alrededor de 35 años, y fui uno de los científicos más reconocidos. El hecho de que ellos hicieran eso, fue absolutamente impactante. Pero... todo parece indicar que la industria estaba sumamente involucrada".

Una Evidencia Abrumadora

Durante las audiencias, él presentó en cinco días y medio su testimonio sobre la alimentación baja en carbohidratos.

También, fue interrogado durante tres días y medio. Luego, durante otros tres días, se escuchó el testimonio de los peritos, entre ellos Nina Teicholz, Zoe Harcombe y Caryn Zinn, todas ellas presentaron un caso notablemente sustentado para aplicar este enfoque.

"Por ejemplo, cuando Nina—[quien] escribió el libro "The Big Fat Surprise: Why Butter, Meat and Cheese Belong in a Healthy Diet" (La Gran Sorpresa de la Grasa: ¿Por qué la Mantequilla, Carne y Queso Forman Parte de una Alimentación Saludable)—termino de hacer su exposición, el abogado de la fiscalía no podía interrogarla.

Él simplemente levantó las manos y salió. No tenía nada que decir. Sucedió lo mismo con Zoe Harcombe. Ella acaba de terminar su Ph.D., y demostró que nunca hubo pruebas sustentadas para cambiar las directrices alimentarias en 1977.

Ella presentó su tesis de Ph.D.. Una vez más, la evidencia era absolutamente abrumadora. El resultado final fue que, hasta ahora, nos hemos presentado 23 días en el tribunal, y hemos obtenido la victoria en cada momento, durante esos 23 días.

Obtuvimos la victoria en todo. No han sido capaces de culparme de nada. Creo que, es la primera vez en la historia que, un tipo de alimentación ha sido expuesta ante un jurado para decidir si es o no adecuada".

Se espera que el veredicto final sea el viernes, 21 de abril de 2017, más de tres años después de que este Tweet fuera publicado.

Si el veredicto es que la alimentación alta en carbohidratos no es sustentada por estudios científicos, y la alimentación baja en carbohidratos es la correcta, el consejo de profesiones de la salud, la parte legal que tomó acción contra Noakes, tendrá que cambiar sus directrices nutricionales y actualizar toda su enseñanza en nutrición y dietética en Sudáfrica. Como señaló Noakes, "ese podría ser un gran momento para Sudáfrica y quizás para el resto del mundo".

La Influencia Corporativa

A petición del fundador de CrossFit, Greg Glassman, el periodista de investigación Russ Greene visitó Noakes en Sudáfrica. Analizó todas las transcripciones del juicio, y luego comenzó a indagar en los antecedentes de todos los peritos que testificaron contra Noakes.

La mayoría de ellos resultó estar vinculada a una organización llamada Instituto Internacional de Ciencias de la Vida (ILSI, por sus siglas en inglés), que es una organización financiada por Coca-Cola.

Básicamente, ILSI es una fachada para la industria de las bebidas, y tiene vínculos con Monsanto, Pfizer, Unilever, y en el pasado, con la industria del tabaco. Green escribió una un artículo para exponer esto, "Big Food vs. Tim Noakes: The Final Crusade", que esta publicado en su sitio web, therussels.crossfit.com.1

"Esta es una exposición increíble, que sugiere que hubo un esfuerzo coordinado en Sudáfrica para dañarme, y que fue impulsado por la industria. La razón fue que nos estábamos acercando demasiado a cuestionar el rol del azúcar y los carbohidratos en relación a la incidencia de tener una mala salud.

No lo hemos probado, pero existe suficiente evidencia para sugerir que hubo cuestiones detrás del juicio que uno no se hubiera imaginado", dice Noakes.

La Industria de las Bebidas Perjudica a los Atletas con Estudios Científicos Manipulados

Esta no es la primera vez que Noakes ha arremetido contra la gran industria. En 2010, él publicó "Waterlogged: The Serious Problem of Overhydration in Endurance Sports" (Sobrehidratado: El Grave Problema de la Hidratación Excesiva en los Deportes de Resistencia), un libro que expone cómo la industria influye en la investigación científica; y la forma en que la industria de bebidas ha influido en las directrices sobre beber fluidos, en el caso de los atletas.

Él escribió este libro porque estaba enojado por las personas que fueron afectadas como resultado de estas directrices manipuladas.

Aunque esta cuestión rara vez es discutida, la hiponatremia asociada con hacer ejercicio--beber demasiada cantidad de líquidos o sobrehidratarse-- realmente contribuye a muchas muertes innecesarias. Noakes explica:

"Cuando comencé a correr maratones, en los años '70s, no bebíamos durante las carreras, de hecho, corrí una carrera de 56 millas y creo que tomé cuatro sorbos de agua.

En ese tiempo habría tomado agua una vez cada hora, y literalmente tendría la boca seca, pero eso sería todo. Esto no dañaría a nadie. Posteriormente, alrededor de 1974, comencé a promover activamente beber líquidos durante los maratones.

Me volví muy activo en Sudáfrica, al decir que no había suficiente cantidad de líquidos disponibles para los maratonistas...

Para 1981, la carrera... tenía una estación para beber líquidos en cada milla. Tenían 56 estaciones para beber líquidos en una carrera de 56 millas. Al final de esa carrera, una dama estaba inconsciente.

Fue hospitalizada... su concentración de sodio en la sangre había disminuido. Ella quería saber qué había pasado, y dijo, 'Tal vez consumí muy poca cantidad de azúcar o sal durante la carrera. ¿Qué debo hacer al respecto?' Le dije: 'No tengo ni idea'.

Entonces decidí investigar. Durante los siguientes 10 años, pudimos demostrar que... ella había bebido demasiada cantidad de líquidos. Había retenido fluidos, lo que causó que su cerebro se inflamara, [lo cual] provocó que quedara inconsciente.

Había permanecido inconsciente durante cuatro días. Proporcionamos evidencia definitiva de que beber un exceso de líquidos fue lo que causó el problema".

En 1993, el primer maratonista estadounidense murió por sobrehidratación. Sin embargo, en 1996, el Colegio Americano de Medicina del Deporte, financiado por Gatorade, creo nuevas directrices para beber líquidos, que establecían que cuando hace ejercicio la deshidratación es el factor mortal, y que debe beber "tanta cantidad de líquidos como pueda tolerar", cuando haga ejercicio.

Posteriormente, hubo otras muertes, las cuales fueron completamente innecesarias. En 2002, una joven corredora murió poco después de completar el maratón de Boston. La causa de la muerte fue una intoxicación por agua.

Apenas el año pasado, dos jugadores de fútbol americano murieron por sobrehidratación. Además, un estimado de 3 000 atletas han sido hospitalizados por hiponatremia, pero afortunadamente casi todos han sobrevivido. Sin embargo, ha habido al menos 16 muertes completamente innecesarias, de las que se han informado.

Cómo la Industria Controla la Información

Por último, en 2007, el Colegio Americano de Medicina Deportiva revisó sus directrices con base en lo que Noakes había sugerido, que consiste en que debe beber líquidos para calmar la sed.

"Se ha necesitado mucho tiempo para hacer un cambio. La única razón por la que pudimos hacer la transición fue porque tan solo dos revistas científicas en todo el mundo, eran independientes de la industria de las bebidas deportivas. [La] industria... se asegura de que sus principales líderes de opinión, quienes obtienen fondos para hacer Investigación, también sean las personas que elaboran las directrices, ya sean alimenticias, sobre el colesterol o para beber líquidos.

Además de eso, que sean los principales revisores de los artículos que serán publicados en las revistas.

Durante un período de 10 años, habíamos presentado artículos y sabíamos que iban dirigidos exactamente a los mismos revisores todo el tiempo. No importaba a qué revista los enviáramos...

Pero, había dos revistas que eran independientes, British Journal of Medicine y Clinical Journal of Sports Medicine. Estas publicaron nuestros estudios.

Siempre supe que si hubiera dos revistas abiertas a publicar nuestros artículos... al final obtendríamos la victoria. Finalmente, fuimos victoriosos, porque al final, todo lo que importa es la verdad.

Ellos lo hacen activamente; apoyan a las personas activamente para asegurarse de que solo se publiquen las directrices que beneficien a la industria".

Si Consume Menos Carbohidratos, No Necesitará Insulina

Una de las peores cuestiones de la medicina convencional es tratar a las personas que padecen diabetes tipo 2 con insulina.

Esto solo agrava el problema. La clave para atender y revertir la diabetes tipo 2 es reducir el consumo de carbohidratos netos, a través de reemplazarlos con elevadas cantidades de grasas saludables, y cantidades moderadas de proteína.

Noakes ha investigado como revertir la diabetes tipo 2 en sudafricanos, y ha llegado a la misma conclusión.

"Me parece que siempre y cuando elimine todos los carbohidratos de su alimentación, no necesitará insulina", dice. "Analizamos el cuerpo entero... [A]nalizamos todos los órganos del cuerpo que creemos que fueron afectados por la diabetes tipo 2.

Analizamos cómo difieren en las personas que revirtieron su diabetes tipo 2 al llevar este tipo de alimentación, en comparación con las que continúan siendo tratadas con una terapia estándar, incluyendo a la insulina... [Esto no] se ha hecho en ningún otro lugar del mundo. Simplemente, es la investigación más emocionante en que puedo pensar".

No obstante, eliminar los carbohidratos netos es solo una parte de la ecuación. Eso revertirá la resistencia a la insulina, pero es igual de importante tener la capacidad de quemar grasas como combustible principal.

Paradójicamente, al disminuir demasiado sus niveles de insulina, esto podría ocasionar mayores niveles de azúcar en la sangre.

La razón de que esto pueda ocurrir es porque la principal función de la insulina no es llevar el azúcar a las células, sino suprimir la producción de glucosa a través del hígado (gluconeogénesis hepática).

En situaciones como esta, por ejemplo, consumir un pedazo de fruta, realmente disminuiría sus niveles de azúcar en la sangre.

Esto es lo que me ocurrió, ya que fui un poco extremo en mi enfoque cetogénico. Eso me llevó a explorar todo este proceso, donde concluí que podría no ser un enfoque sensato realizar una cetosis continua a largo plazo.

Verdaderamente, necesita hacer estos ciclos, donde ayune un día por semana, y se alimente abundantemente uno o dos días a la semana, donde tal vez consuma entre 100 y 200 gramos de carbohidratos. Noakes ha planificado realizar ensayos clínicos con personas que padecen diabetes tipo 2, en los que estudiarán este tipo de variaciones.

¿Los Carbohidratos Son Perjudiciales Para Todos los Atletas?

Vale la pena señalar que es posible que algunos atletas no tengan su mejor rendimiento al llevar una dieta cetogénica (alta en grasas, baja en carbohidratos). Considero que, si participa en eventos que impliquen ultra resistencia, tales como los maratones, el enfoque apropiado es llevar una dieta cetogénica.

Sin embargo, en el caso de un tipo de esfuerzo en intervalos de alto rendimiento, es posible que llevar este tipo de alimentación no sea su mejor opción. Le ayudará desde una perspectiva de salud, pero es posible que no optimice su rendimiento, como lo haría si corriera largas distancias. Noakes opina al respecto, al indicar que:

"Yo creo que un tipo de alimentación ideal para hacer deportes es aquel que también sea ideal para la vida...

Pasé 20 años de mi vida estudiando el metabolismo de la glucosa en el cuerpo, durante el ejercicio, y la pregunta que quiero resolver es, ¿cómo agregar un poco de carbohidratos en su alimentación podría hacerle correr más rápido?

Por ejemplo, si consume carbohidratos al hacer ejercicio, y tiene exceso de peso, ¿por qué necesitaría consumir un poco de carbohidratos?

Hasta cierto punto, pienso que el efecto de los carbohidratos es un efecto similar al de los medicamentos, particularmente al hacer ejercicio.

Si consume carbohidratos, creo que estos funcionan como los medicamentos, porque metabólicamente, no puedo observar ninguna diferencia. Realmente, esto es interesante.

Cuando realizamos estos estudios, hacemos la transición de las personas que llevan un tipo de alimentación alta en carbohidratos, y les prescribimos un tipo de alimentación con un alto contenido de grasas.

Esto disminuye su rendimiento. Pero me pregunto en qué medida, en cuanto a eliminar el efecto de los medicamentos y su efecto metabólico... Incluso, considero que si hace ciclismo en el Tour de Francia, no necesitará consumir más de 200 gramos de carbohidratos por día.

La Resistencia a la Insulina es el Verdadero Asesino

De acuerdo con Noakes, "[L]a resistencia a la insulina es el verdadero asesino y... tenemos que entender que... [el] principal factor desencadenante [de las enfermedades crónicas] es la resistencia a la insulina y llevar una alimentación alta en carbohidratos".

Desafortunadamente, la mayoría de las facultades de medicina, de todo el mundo, todavía no le enseñan a los estudiantes de medicina sobre la resistencia a la insulina, y una de las principales razones de esto es porque las escuelas de medicina están fuertemente influenciadas por la industria alimentaria, la cual quiere hacer que creamos que consumir grasas es peligroso y consumir azúcares y granos (carbohidratos netos) es saludable.

Nada de esto es verdad, pero estas ideas son impulsadas por motivos financieros. Tenemos que recordar que la diabetes es una de las industrias de mayor crecimiento en el mundo.

Si este padecimiento puede ser revertido o prevenido a través de hacer un cambio alimenticio relativamente sencillo, entonces esa industria se derrumbará.

"A lo que me gustaría dedicar el resto de mi tiempo es a tratar de conseguir que las facultades de medicina cambien el enfoque de la enseñanza en nutrición, y admitir que hemos fracasado al haber informado a las personas que debían consumir una alimentación alta en carbohidratos, y que tenemos que reemplazar esa creencia al comprender que realmente los carbohidratos y la resistencia a la insulina son el problema. La amplia variedad de enfermedades que vemos está vinculada a esto", dice Noakes.

"En un artículo en la revista de la Asociación Médica Americana (AMA, por sus siglas en inglés)... La población china que padecía diabetes fue comparada con los habitantes chinos que no padecían diabetes

El riesgo de todas las enfermedades crónicas comunes fue entre dos y tres veces mayor; lo cual fue alarmante. No había un solo padecimiento que no hubiera sido enlistado allí.

Tenemos que comprender que nos dirigimos hacia un desastre porque no entendemos que debemos atender la resistencia a la insulina con una alimentación baja en carbohidratos.

A menos que hagamos eso, no podremos abordar la salud de nuestras naciones... Solíamos ser muy delgados. Esa es nuestra verdadera complexión. De alguna manera tenemos que regresar a ese estado original, porque los seres humanos... no estamos diseñados para padecer obesidad".

Los Adictos al Azúcar Son Particularmente Intolerantes a los Carbohidratos

Aunque creo que limitar la cantidad de proteínas que consumimos es tan importante como eliminar los carbohidratos de nuestra alimentación, Noakes cree que la clave principal para las personas que padecen diabetes es restringir su consumo de carbohidratos.

En cuanto a determinar que tanta cantidad de carbohidratos es demasiada, estamos de acuerdo en que un límite ideal para la salud es consumir 25 gramos de carbohidratos netos por día.

No obstante, mi recomendación para las personas que padecen diabetes es más estricta que la suya, ya que, recomiendo un máximo de 15 gramos de carbohidratos netos por día, hasta que esto solucione su resistencia a la insulina.

Noakes sugiere un rango de 25 a 100 gramos, en función de cuanto ejercicio realice y sus niveles de resistencia a la insulina, donde 25 gramos sería la cantidad máxima para las personas que tengan una marcada resistencia a la insulina/diabetes tipo 2.

También, señala que las personas que tienen adicción al azúcar o carbohidratos, quienes padecen obesidad mórbida, son propensas a ser increíblemente intolerante a los carbohidratos, y debe estar especialmente atento de no exceder de los 25 gramos de carbohidratos netos.

"Las personas que he ayudado a perder 80, 100 kilogramos, que es entre 160 y 200 libras, literalmente, no deben consumir 26 gramos de carbohidratos; sino que tienen que conformarse con 25 gramos. Una vez que llegan a los 50 gramos... vuelven a su adictiva naturaleza", dice Noakes.

"Ellos comienzan a consumir una mayor cantidad de carbohidratos, y muy rápidamente, están comiendo 100, 200, de nuevo 400 gramos.

Las personas no entienden que si tienen un problema de peso real y padecen obesidad mórbida, realmente tendrá que consumir estrictamente 25 gramos y no más de esa cantidad. Creo que es lo mismo con la diabetes tipo 2. Tiene que apegarse a 25 gramos."

El Dr. Noakes fue uno de los expertos que buscaba obtener ayuda para editar mi nuevo libro "Fat for Fuel" (Grasas como Combustible) y hacer correcciones. Por desgracia, él estaba en medio de un juicio y no podía editarlo. No obstante, sin duda, "Fat for Fuel" es el mejor recurso que podría conseguir para obtener detalles prácticos sobre cómo implementar las estrategias que aborda Noakes.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Therussels.crossfit.com, Big Food vs. Tim Noakes