El Salmón Silvestres de Alaska es Una Fuente Energética de Nutrición Que Podría Ayudarle a Aumentar su Longevidad

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 02, 2017 | 22,405 vistas

Historia en Breve

  • La investigación sugiere que consumir pescado graso una o dos veces por semana podría aumentar su esperanza de vida en más de dos años, y reducir su riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares en un 35 %
  • En comparación con los percentiles más bajos, los que tenían niveles de omega-3 en la sangre 20 % más elevados, tuvieron 27 % menos probabilidades de morir por cualquier causa, 40 % menos probabilidades de morir por una enfermedad coronaria y 48 % menos probabilidades de morir por una arritmia
  • Si desea maximizar los beneficios que proporcionan los peces para la salud, evite consumir peces que provengan de piscifactoría; en particular, el salmón de granjas acuícolas, y específicamente, aún más, el salmón de piscifactorías que es transgénico, que podría ser aprobado en los próximos dos años—en especial, si intenta mejorar su proporción de grasas omega-3 a omega-6
  • La proporción de grasas omega-3 a omega-6 del salmón silvestre es muy superior al que proviene de granjas acuícolas. Si consideramos que, el salmón de piscifactoría tiene una relación de 1:1 de omega-3 a omega-6 (debido a que lleva una alimentación a base “comida chatarra”), en el caso del salmón sockeye silvestre, la proporción sería entre 6 y 9 a 1, que es una más ideal
  • Evite consumir salmón del Atlántico, ya que, por lo general, el salmón etiquetado como "salmón del Atlántico" proviene de granjas acuícolas. En vez de eso, busque el “salmón de Alaska,” y “salmón sockeye”, ya que no está permitido que el salmón sockeye de Alaska sea criado en piscifactorías, y por lo tanto, este es de origen silvestre

Por el Dr. Mercola

Recientemente, ha surgido una gran cantidad de informes a través de los medios de comunicación que instan a consumir una mayor cantidad de pescado, estos son posteriores a la publicación de un estudio sobre las grasas omega-3 y la salud.

La investigación, publicada en la revista The Annals of Internal Medicine,1 sugiere que consumir pescado graso una o dos veces por semana podría aumentar su esperanza de vida.

Naturalmente, todavía existe la cuestión de la polución ambiental y contaminación, las cuales no fueron abordadas en este estudio ¿Es verdad que los beneficios de consumir pescado superan los riesgos de contaminación?

En mi opinión, creo que los beneficios superan a los riesgos, siempre y cuando tome decisiones realmente sensatas. Actualmente, hay muy poca cantidad disponible de peces que no están contaminados, por lo que necesita saber qué buscar.

Está por demás decir que, las toxinas tales como el mercurio y PCB no son favorables para la salud.Últimamente, he cambiado un poco mi alimentación, y ahora consumo tres onzas de salmón silvestre de Alaska, todos los días. Pero, en verdad, este es el ÚNICO pescado que consumo de forma regular, y el único que me siento cómodo de recomendar como una buena fuente de grasas saludables.

Tener Niveles Más Elevados de Omega-3 en la Sangre Está Asociado Con una Mayor Longevidad

El estudio presentado investigó que tanto afectaba consumir pescado graso en la salud. En este participaron casi 2 700 habitantes de los Estados Unidos, mayores de 70 años de edad. Al inicio del estudio, ninguno de ellos presentó alguna enfermedad cardiaca coronaria (CHD, por sus siglas en inglés), derrame cerebral, o insuficiencia cardíaca.

En vez de depender de diarios alimenticios, los investigadores midieron los niveles sanguíneos de grasas omega-3. Dado que ninguno de los participantes tomó suplementos de omega-3, sus niveles indicaron que su consumo de grasas omega-3 provenía principalmente del pescado.

En 1992, se midieron los niveles de ácidos grasos fosfolípidos y los factores de riesgo cardiovascular, su relación con la mortalidad e incidentes de alguna enfermedad cardiaca coronaria ya sea o no mortal, al igual que los derrames cerebrales; y estos fueron evaluados a lo largo del 2008--un total de 16 años. Según el artículo que presentó NPR:2

"Después de controlar los factores como la edad, sexo y estilo de vida, los investigadores encontraron que, en promedio, los adultos que tenían los niveles más elevados de ácidos grasos omega-3 en la sangre vivieron 2.2 años más.

En particular, estos adultos tenían un riesgo 35 % menor de morir por enfermedades cardiovasculares—lo cual es compatible con otros estudios que han vinculado a las grasas omega-3 con los beneficios cardiovasculares. Tener niveles más elevados de ácidos grasos sumamente vinculado con un menor riesgo de enfermedades coronarias y derrames cerebrales".

En comparación con los percentiles más bajos, las personas que presentaron niveles 20 % más elevados de grasas omega-3 en la sangre tuvieron:

Un inconveniente es que, puesto que no hubo un ensayo aleatorio, los resultados no pueden comprobar la causalidad, lo que significa que no hay manera de saber si la incidencia de niveles más elevados de grasas omega-3 en la sangre fueron los únicos responsables de los efectos sobre la salud.

Con base en lo anterior, existe una gran cantidad de pruebas de que los omega-3 son fundamentales para tener una óptima salud, en particular, con respecto a la salud cardiovascular, por lo que esta investigación proporciona un sustento adicional del valor de optimizar su consumo de grasas omega-3.

En el video del siguiente enlace, entrevisté al presidente y fundador de Vital Choice Wild Seafood and Organics, Randy Hartnell, sobre las diferencias entre el salmón silvestre y el salmón de granjas acuícolas.

Hartnell trabajó durante más de 20 años como pescador comercial, antes de formar su compañía en 2001, que se caracteriza por recolectar salmón silvestre de forma sostenible, que particularmente tiene bajos niveles de metales pesados.

Soy un gran fanático de su salmón sockeye; y el salmón de Vital Choice es el único tipo de pescado que consumo, por las razones que expondré más adelante.

Tenga Cuidado, Ya Que los Medios de Comunicación Intentan Engañarle Acerca de Cuáles son las Opciones Saludables de Pescado Disponibles

Según el autor principal, Dr. Dariush Mozaffarian, profesor asociado de medicina en Harvard; la razón por la que necesitamos grasas omega-3 es porque el 95 % de las membranas celulares están hechas de grasa.

Si no contamos con grasas como los omega-3, las células no pueden funcionar correctamente. Él recomienda consumir una o dos porciones de pescado graso por semana, para optimizar los niveles sanguíneos de omega-3. Curiosamente, el New York Times3 es bastante específico sobre los tipos de peces recomendados:

"3.5 onzas de salmón de granjas acuícolas, 5 onzas de anchoas o arenque, o de 15 a 18 onzas de bagre o bacalao".

¿Y qué pasa en cuanto al salmón de piscifactoría?

Creo que no... ya que ese es una de sus PEORES opciones, por una serie de razones que voy a detallar enseguida. Además, hoy en día, el bagre y el bacalao provienen principalmente de granjas acuícolas.

Desafortunadamente, las piscifactorías se han convertido en un gran negocio, y uno que no está protegido.

Para obtener más información acerca de este triste situación, por favor vea mi reciente artículo sobre la película Salmon Confidencial, que detalla cómo las granjas de salmón amenazan todo el ecosistema en la Columbia Británica de Canadá, y la forma en que el gobierno canadiense está encubriéndolo para proteger esta industria.

En términos más concretos: Si desea maximizar los beneficios para la salud que proporcionan los peces, debe evitar consumir peces que provengan de granjas acuícolas, especialmente el salmón de piscifactoría, y aún más específicamente el salmón de piscifactoría que es transgénico.

El 21 de diciembre de 2012, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, dio un gran paso hacia la aprobación final del primer animal transgénico (GE, por sus siglas en inglés) apto para consumo humano--un salmón diseñado para crecer anormalmente rápido,4 y con un tamaño anormalmente grande.

Ahora, todo parece indicar que el primer pez transgénico podría llegar hasta su plato, en lo siguientes uno o dos años, a menos que surja una oposición lo suficientemente grande para evitarlo.

Cómo Identificar a un Salmón Silvestre de Uno de Piscifactoría

Desafortunadamente, a menudo los salmones son mal etiquetados (y hasta ahora, los alimentos transgénicos no han requerido ningún etiquetado en lo absoluto). Los estudios han demostrado que tanto el 70 como el 80 % de los peces marcados como "silvestres" realmente provienen de piscifactoría.

Esto incluye a los restaurantes, donde entre el 90 y 95 % del total de salmón fue criado en granja acuícola; sin embargo, podría ser enlistado en el menú como "silvestre".

Entonces, ¿cómo podría saber si un salmón es silvestre o de granja acuícola? La carne del salmón sockeye silvestre es de color rojo brillante, esto es debido a su contenido natural de astaxantina.

También, es muy delgado, así que las marcas de grasa, esas rayas blancas que se observan en la carne, son muy finas. Si el salmón tiene un color rosa pálido y grandes marcas de grasa, ese pez proviene de piscifactoría.

No consuma el salmón del Atlántico, ya que, por lo general, el salmón que está etiquetado como "salmón del Atlántico" realmente proviene de granjas acuícolas.

Las dos designaciones que debe buscar son: "salmón de Alaska" y "salmón sockeye", ya que no está permitido que el salmón sockeye de Alaska sea criado en granjas acuícolas. Así que, su mejor elección es el salmón enlatado y etiquetado como "salmón de Alaska", y si encuentra salmón sockeye, este es de origen silvestre.

Una vez más, puede diferenciar al salmón sockeye de otros salmones por su color; su carne es de color rojo brillante, diferente a uno que es de color rosado, debido a que el primero tiene un mayor contenido de astaxantina. En realidad, el salmón Sockeye tiene una de las concentraciones alimenticias más altas de astaxantina.

¿Por Qué el Salmón de Piscifactoría es la Peor Opción?

Como se expone en el video del primer enlace, existen tres principales diferencias entre el salmón silvestre y el salmón criado en granjas acuícolas; y una vez que se percata lo diferentes que son los peces, en función de cómo fueron criados, comprenderá por qué optar por la alternativa más barata no es una sabia elección--especialmente si intenta mejorar su proporción de ácidos grasos omega-3 a omega-6:

1. Contenido nutricional--El salmón silvestre nada en libertad y consume lo que la naturaleza le ha predestinado. Por lo tanto, su perfil nutricional es más completo, con micronutrientes, grasas, minerales, vitaminas y antioxidantes, tales como la astaxantina (que le proporcionan al salmón un color rosado, o en el caso del salmón sockeye una carne de color rojo).

Por otro lado, al salmón de piscifactoría le proporciona una alimentación artificial, de productos a base de granos, tales como maíz y soya (la mayoría de los cuales son transgénicos), junto con harina de pollo y plumas, colorantes artificiales y astaxantina sintética, que no está aprobada para el consumo humano, pero está permitida en alimento para peces.

La madre Naturaleza no ha diseñado a los peces para que comieran ese tipo de alimentos, y como consecuencia de esta alimentación radicalmente antinatural, el contenido nutricional de su carne también se ha alterado, y no en el mejor de los sentidos.

El sabor del salmón criado en granjas acuícolas es diferente al que es capturado en un entorno silvestre; y gran parte de ello, está relacionado con la alteración de la proporción de grasas, que es dramáticamente diferente.

El salmón de piscifactoría contiene una cantidad mucho mayor de grasas omega-6, debido a que tiene una alimentación a base de granos.

La proporción de las grasas omega-3 a omega-6 presentes en el salmón silvestre es muy superior al que es criado en granjas acuícolas.

Generalmente, el salmón silvestre contiene de 600 a 1 000 % más cantidad de grasas omega-3, en comparación con los omega-6. Así que, aunque el salmón de piscifactoría tiene una proporción de 1:1 de grasas omega-3 a omega-6--de nuevo, debido a que lleva una alimentación a base de "comida chatarra"—el salmón sockeye silvestre contiene una proporción entre 6 y 9 a 1.

Esto es importante, porque debe tratar de mejorar su proporción de omega-3 a omega-6, y simplemente, no lo logrará al consumir salmón que provenga de granjas acuícolas.

2. Salud de los peces—Cada año, el salmón silvestre regresa a su entorno de desove nativo, sin que tengamos que hacer nada, mientras que el salmón de piscifactoría es mantenido en jaulas.

Naturalmente, los peces que nadan libres hacen más ejercicio, y tan solo con eso, causa que los peces silvestres sean más sanos que sus contrapartes cautivas.

Como explicó Tony Farrell5 junto con el departamento de Zoología de la Universidad de Columbia Británica, los peces que son mantenidos en entornos limitados, se convierten en una versión acuática de los individuos de control "perezosos", los cuales presentan consecuencias en la salud que son similares a los problemas de los humanos cuando estos no hacen suficiente ejercicio.

Las recientes Investigaciones6 han demostrado que las tasas de supervivencia de los peces que han hecho suficiente ejercicio es 13 % mayor que los individuos de control "perezosos", y los peces que hacen un ejercicio acondicionado se desarrollan mejor, y tienen sistemas inmunológicos más fuertes, gracias a la activación de ciertos genes.

3. Medio Ambiente--Casi el 99 % del salmón que proviene de piscifactoría es criado en jaulas en mar abierto. Todo el exceso de alimentos que cae, termina en el medio ambiente--los ingredientes transgénicos, plaguicidas, antibióticos y aditivos químicos.

Cualquier cosa que los peces no consumen, junto con todos sus productos de desecho, que ahora no son naturales, terminan contaminando el medio ambiente. Para obtener más información acerca de los muchos peligros originados por las piscifactorías, visite el sitio web FarmedAndDangerous.org.7

Además, está el aspecto ético vegetariano o vegano. Los salmones silvestres sockeye son los vegetarianos del mundo de los salmones. Su alimentación consiste en kril, plancton y algas, y son capturados al final de su ciclo de vida.

En el momento en que entran en las zonas de pesca, han vivido el 95 % de su vida silvestre en la naturaleza. Al final de su vida, luchan por hacerse camino y subir río arriba para desovar, después de lo cual, perecen de muerte natural--a menos que sean capturados por los pescadores o comidos por algún otro depredador.

El Virus Letal del Salmón Que se Encuentra en Todas las Regiones Que Tienen Piscifactorías de Salmón

De acuerdo con el denunciante, Rick Rutledge--profesor y estadístico de empresas pesqueras, de la Universidad Simon Fraser en Canadá--se ha encontrado que el salmón sockeye de ríos silvestres está infectado con el Virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISA, por sus siglas en inglés), también conocido como influenza del salmón.

Este virus altamente letal y temido, es directamente atribuido al salmón criado en granjas acuícolas, y ha proliferado en todas las regiones del mundo donde se han instalado granjas de salmón del Atlántico.

De igual manera, se ha encontrado que al menos 11 especies de peces en el río Fraser de la Columbia Británica están infectadas con ISA; sin embargo, la agencia canadiense de inspección de alimentos ha refutado energéticamente estos descubrimientos.

De hecho, todos los que han hablado acerca de estos virus del salmón, los cuales pueden ser vinculados con las granjas de salmón, fueron silenciados de una u otra manera.

Al silenciar a los científicos que estudian este problema, el gobierno canadiense permite que el salmón posiblemente contaminado, sea vendido, exportado y consumido, lo cual es otra razón para evitar el salmón que proviene de granjas acuícolas.

De hecho, el salmón de piscifactoría canadiense, comprado en varias tiendas y restaurantes de sushi, en la Columbia Británica, ha dado positivo a al menos tres diferentes virus de salmón, incluyendo al ISA, alfavirus de salmón, y piscine reovirus, los cuales provocan que el salmón tenga ataques cardíacos y le impiden nadar río arriba.

Aparte de los efectos desconocidos en la salud humana por consumir salmón con virus letales de peces, estos salmones de piscifactoría contaminados también podrían representar una amenaza para las vías fluviales locales--lejos de su lugar de origen--ya que los virus son preservados por el frío, por lo que cuando lava el pescado, los virus son eliminados a través del desagüe...

¿Cuáles Son las Mejores y Peores Opciones de Pescado Apto Para Consumo, en Términos de Toxinas Ambientales?

Curiosamente, y por suerte para nosotros, los tipos de peces que son propensos a sufrir la menor cantidad de contaminación tóxica también resultan ser algunas de las mejores fuentes de grasas y antioxidantes.

Por lo tanto, al elegir sabiamente, los beneficios de llevar una alimentación con mucha cantidad de pescado, podrían ser aún mayores que los riesgos.

La mayoría de las principales vías fluviales del mundo están contaminadas con mercurio, metales pesados y productos químicos como dioxinas, PCBs y otros productos químicos agrícolas que terminan en el medio ambiente.

Sin embargo, debido a que el auténtico salmón sockeye silvestre de Alaska tiene un ciclo de vida corto--que es de solo tres años—eso reduce su riesgo de acumular elevadas cantidades de mercurio y otros. Además, la bioacumulación de toxinas también disminuye por el hecho de que no se alimenta de otros peces ya contaminados.

Si quiere tomar precauciones adicionales, podría hacer lo que yo hago: cada vez que consumo pescado, lo hago junto con tabletas de chlorella.

Esta es un poderoso aglutinante de mercurio, y si la toma junto con el pescado, le ayudará a aglutinar el mercurio antes de que su cuerpo pueda absorberlo, por lo que podría eliminarlo con seguridad a través de sus heces.

Asimismo, otros peces que tienen ciclos de vida cortos son propensos a ser mejores alternativas, en términos de contenido de grasas, por lo que es una situación esencial--menor riesgo de contaminación y mayor valor nutricional.

Una directriz general es que, cuanto más cerca se encuentre un pez de la parte inferior de la cadena alimenticia, menos contaminación habrá acumulado. Esto incluye a:

Si insiste en consumir el típico pescado, que compra en los supermercados, y quiere saber más sobre el alcance de su exposición al mercurio, le pido que utilice la calculadora de mercurio en línea8 en el sitio web GotMercury.org, para tener una idea de su riesgo.

De igual forma, como se mencionó anteriormente, es posible que deba considerar tomar quelantes de mercurio naturales, cuando consuma cualquier pescado.

Esto incluye a la zeolita (arcilla verde), chlorella, y vegetales fermentados. Entre los peces que debe evitar consumir, que son de mayor tamaño, tienden a vivir más tiempo, y contienen los más altos niveles de contaminación, se encuentran (tenga en consideración que esta no es una lista exhaustiva):

Atún (filetes de atún, sushi y enlatados) Róbalo y perca americana Marlin
Hipogloso Lucio Sander vitreus (o Lucio perca)
Tiburón Pez espada Genyonemus lineatus (o Corvina blanca)

¡Disfrute de su Pescado, Pero Elíjalo Sabiamente!

El pescado siempre ha sido la mejor fuente de las grasas omega-3 de origen animal, EPA y DHA, pero debido a que los niveles de contaminación han aumentado, esta joya alimenticia se ha vuelto cada vez menos viable como principal fuente de grasas saludables.

Sin embargo, todavía hay excepciones, y la clave es saber qué tipos de peces son los menos contaminados.Le recomiendo encarecidamente comprar peces silvestres, así como salmón silvestre de Alaska, que en mi opinión es uno de los mejores, tanto en términos de nutrición como posible contaminación.

Recuerde que las piscifactorías son la versión acuática de las operaciones concentradas de alimentación animal (CAFOs, por sus siglas en inglés), y al igual que las granjas para ganado vacuno y gallinas--que se encuentran en tierra--las granjas acuícolas generan enfermedades debido a la aglomeración de una gran cantidad de peces en espacios reducidos.

También, producen desechos tóxicos y peces de calidad inferior. Estos peces están aún más contaminados debido a los medicamentos y la alimentación a base de harina maíz y soya transgénica que les proporcionan; y en el caso del salmón, la astaxantina sintética, que es elaborada de productos petroquímicos, no está aprobada para consumo humano.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Annals of Internal Medicine 2 April 2013;158(7):515-525
  • 2 NPR.com April 1, 2013
  • 3 New York Times April 1, 2013
  • 4 AquaBounty Technologies
  • 5 NPR September 24, 2012
  • 6 Science Direct October 2011: 160(2); 278-290
  • 7 Farmedanddangerous.org
  • 8  Gotmercury.org Mercury Calculator