La Fatiga Crónica y la Enfermedad de Parkinson Están Vinculadas a las Bacterias Intestinales

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 17, 2017 | 12,642 vistas

Historia en Breve

  • Su microbioma intestinal está íntimamente relacionado con su salud en general, incluyendo a sus emociones, estado de ánimo, nivel de energía, alergias y estado neurológico
  • Una nueva investigación ha identificado la forma en que el microbioma intestinal podría afectar en el desarrollo del síndrome de fatiga crónica y la enfermedad de Parkinson, dos enfermedades que son muy diferentes
  • Utilizar estrategias para apoyar a sus mitocondrias, producir más energía y apoyar el microbioma intestinal podría reducir el riesgo de enfermedades, tales como el síndrome de fatiga crónica y la enfermedad de Parkinson

Por el Dr. Mercola

No pasa mucho tiempo sin que surja otra revelación de cómo su microbioma intestinal está íntimamente relacionada con su salud en general.

Todavía no se tiene una total compresión sobre la forma en que una compleja población microbiana intestinal podría estar relacionada con sus emociones, estado de ánimo, energía y estado neurológico--por nombrar solo unos pocos.

Sin embargo, la ciencia sabe que su tracto gastrointestinal (GI, por sus siglas en inglés) es el hogar de uno de los más complejos ecosistemas microbianos de la Tierra.

Su población microbiana es aún más compleja, ya que es diferente en cada persona, y está compuesta en función de la alimentación, ubicación geográfica, exposición química, higiene y otros factores ambientales.

Cada vez es más evidente que el impacto negativo en el microbioma intestinal--producido por los antibióticos, productos químicos tóxicos, azúcares y otros productos alimenticios tóxicos--es un factor de riesgo principal en las progresivas tasas de enfermedades.

De hecho, el estilo de vida moderno agota a su microbioma intestinal y aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas o mortales a largo plazo.

La Fatiga Crónica Transforma a Su Microbioma Intestinal

Por lo general, el síndrome de fatiga crónica/encefalomielitis miálgica (CFS/ME, por sus siglas en inglés, respectivamente) causa síntomas debilitantes.

Las personas que lo padecen podrían experimentar una fatiga constante--sin importar cuántas horas duerman--junto con un dolor e inflamación por todo el cuerpo.

En el pasado, muchos médicos, quienes no tenían la capacidad para identificar una causa exacta, atribuyeron este padecimiento a un origen psicológico, lo cual dejaba a los pacientes sin una esperanza real de mejoría.

No fue sino hasta los años '80s, que la enfermedad recibió un nombre oficial, y tan solo recientemente los investigadores descubrieron que los microbios eran indicadores biológicos, a través de la secuenciación en serie del ARN bacteriano, que indicaba las diferencias entre las personas saludables y las personas que padecen CFS/ME.1

Los investigadores de la Universidad de Columbia realizaron el primer estudio para investigar la relación entre el síndrome del intestino irritable (IBS, por sus siglas en inglés) y la CFS/EM, ya que hasta un 90 % de las personas con CFS/EM padecían IBS.2

En ese estudio participaron 50 personas, que fueron reclutadas y emparejadas con 50 participantes de control, quienes estaban sanos. Se tomaron muestras de heces fecales y sanguíneas de cada uno, para buscar especies bacterianas y moléculas inmunológicas.3

Las colonias bacterianas en personas que padecían CFS/EM eran evidentemente diferentes a las de los controles sanos.4

Además, hubo una fluctuación en los niveles de las diferentes bacterias, en función del tipo y gravedad de los síntomas experimentados.5

El primer estudio en relacionar CFS/EM con el IBS, se basaba en un previo estudio que demostró que, el 80 % de las personas con CFS/EM podría ser diagnosticado con base en sus bacterias intestinales.6 Cuando se analizaron las especies de las bacterias intestinales, los investigadores encontraron siete que fueron fuertemente asociadas con CFS/ME:

Faecalibacterium

Roseburia

Dorea

Coprococcus

Clostridium

Ruminococcus

Coprobacillus


De acuerdo con Medical News Today, cuando una persona tenía otras especies en diferentes niveles, eso indicaba la posible presencia de IBS.

Tener elevados niveles de Alisteipes no clasificado y menores niveles de Faecalibacterium fueron los indicadores de las principales bacterias para tener CFS/ME junto con IBS. Los pacientes que padecían CFS/ME sin IBS tuvieron elevados niveles de Bacteroides y menores niveles de Bacteroides vulgatus.7

¿La Enfermedad de Parkinson También se Origina en el Intestino?

Su salud intestinal está vinculada a algo más que solo la producción de energía a nivel celular y su sistema inmunológico.

De igual forma, su microbioma intestinal podría desempeñar un importante rol en el desarrollo de algunos trastornos neurológicos, incluyendo la enfermedad de Parkinson. Esta última, afecta a casi medio millón de personas en los Estados Unidos.8

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que tiene condiciones únicas en cada persona.9 De acuerdo con un nuevo estudio publicado en Neurology, esta enfermedad podría originarse en el intestino y migrar al cerebro, a través del nervio vago.10

Su nervio vago es el décimo nervio craneal y el nervio más largo que tiene su cuerpo, el cual se extiende desde el cuello hasta el abdomen.11 Tiene la distribución más amplia de las fibras sensoriales y motoras.

Previamente, los participantes del estudio tuvieron una resección de su nervio vago, que a menudo es realizado en personas que padecen úlceras, para reducir la cantidad de secreción de ácido y la posibilidad de tener úlceras pépticas.12

A través del registro nacional en Suecia, los investigadores compararon cerca de 10 000 personas que tuvieron una vagotomía, contra los registros de más de 375 000 de personas que no fueron sometidas a la cirugía.

Si bien, los investigadores no encontraron--en los grupos--una diferencia en el número total de personas que desarrollaron la enfermedad de Parkinson, al profundizar aún más descubrieron algo diferente.

Las personas que tuvieron una vagotomía troncal, en la que el tronco del nervio había sido completamente removido--al contrario de una vagotomía selectiva--tuvieron un riesgo 40 % menor de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Los científicos ajustaron los factores externos, tales como diabetes, artritis, enfermedad pulmonar obstructiva y otros problemas de salud.

Su Nervio Vago Está Vinculado a la Enfermedad y su Tratamiento

Según Bojing Liu, autor del estudio y estudiante de Ph.D. en el Instituto Karolinska, en Suecia:13

"Estos resultados proporcionan evidencia preliminar de que la enfermedad de Parkinson podría originarse en el intestino.

La evidencia de esta hipótesis es que las personas que la padecen, a menudo tienen problemas gastrointestinales, tales como estreñimiento, que podría comenzar décadas antes de que desarrollen la enfermedad.

Además, otros estudios han demostrado que las personas que posteriormente desarrollan este padecimiento, tienen una proteína que se cree desempeña un rol esencial en la enfermedad de Parkinson en su intestino.

Para probar esta teoría se necesita realizar una mayor cantidad de investigación, para ayudarnos a entender el rol que podría tener en el desarrollo del Parkinson".

Todo parece indicar que, así como las bacterias intestinales--específicamente H. pylori—podrían desencadenar la enfermedad de Parkinson, también podrían afectar en la absorción de uno de los principales medicamentos utilizados para controlar las variaciones musculares en pacientes que padecen este padecimiento.14

La investigación identificó a la H. pylori como una bacteria específica y común en los pacientes que padecen la enfermedad, la cual impedía el tratamiento.

La Fatiga Crónica y el Parkinson Afectan Su Vida Por Completo

Cada una de estas enfermedades tiene extensos efectos en su salud y vida. Por lo general, CFS/ME es un diagnóstico de exclusión, o para descartar todas las demás enfermedades que podrían imitar los síntomas de CFS/ME, antes de sugerir que está última podría ser el problema.

Los síntomas de este padecimiento afectan en su capacidad para trabajar, mantener su hogar e interactuar con su familia y amigos.

De hecho, los síntomas podrían ser tan abrumadores que muchos pacientes sufren para funcionar. Empezando con la omnipresente fatiga crónica, también podría experimentar problemas cognitivos, tales como problemas pare enfocar la atención, dificultad para recordar palabras y para concentrarse.

Estos síntomas podrían afectar su capacidad para trabajar productivamente e interactuar con su familia. Los síntomas intermitentes similares a la gripe e intestino irritable contribuyen a la sensación de malestar general, lo cual hace que cada día sea un desafío.

La enfermedad de Parkinson es una enfermedad neurológica que generalmente comienza con problemas motores o de movimiento, como temblores incontrolables en la mano, cuando está en reposo. A medida que progresan los síntomas, podría notar lentitud y rigidez, junto con una voz baja y menos expresiones faciales.15

Con el tiempo, conforme la enfermedad progresa se hacen evidentes otros síntomas. Estos podrían incluir una falta de equilibrio e inestabilidad al caminar, lo que ocasionaría caídas, dificultad para tragar, pérdida cognitiva y cambios en el comportamiento/memoria/razonamiento.

Además, las personas podrían encontrar que los beneficios que proporciona la medicación disminuyen más rápidamente.

Si bien, CFS/ME y la enfermedad de Parkinson no están relacionadas, ambas están vinculadas a tener una compleja población bacteriana intestinal, y el intestino permeable podría ser un vínculo clave entre estos dos padecimientos, que resulta cuando las bacterias entran en la sangre, ya que las paredes intestinales se hacen más permeables.

En estos casos, el tipo de alimentación desempeña un rol esencial. La investigación ha demostrado que el gluten estimula a una proteína intestinal llamada zonulina, la cual provoca que se abran estas coyunturas celulares; en esencia, ocasiona que su intestino sea lo suficientemente permeable para que las partículas alimenticias y las moléculas externas entren en su torrente sanguíneo, donde podrían desencadenar una inflamación y reacciones inmunológicas, lo que aumenta el riesgo de un sinfín de trastornos autoinmunes.

Impulsar la Producción de Energía Podría Ayudar al Síndrome de Fatiga Crónica

El 10 de febrero de 2015, el Instituto de Medicina publicó un informe histórico16 con las recomendaciones de diagnóstico y tratamiento para CFS, incluyendo la sugerencia para cambiar el nombre de síndrome de fatiga crónica por enfermedad sistemática de intolerancia al esfuerzo (SEID, por sus siglas en inglés).

Las agencias de salud, mundiales y federales aún no han adoptado este nombre de manera formal, pero es posible que tenga un uso más generalizado en el futuro.

Los investigadores continúan teniendo problemas para entender los mecanismos que desencadenan la gran variedad de síntomas, pero parece evidente que un sistema inmunológico deteriorado y/o disfunción mitocondrial podrían ser los responsables.

Si bien, CFS / ME ha estado vinculado con una serie de diferentes organismos infecciosos, hay poca evidencia concluyente de que los síntomas son causados por una infección persistente. En vez de ello, los síntomas podrían ser el resultado de los daños causados por una infección inicial.

Apoyar la síntesis de energía y función mitocondrial, junto con la sanación del microbioma intestinal, podría ayudar a aliviar algunos de los síntomas.

El tratamiento para CFS/EM requiere la aplicación de un múltiple enfoque, y puede obtener más información acerca de ello en mi artículo anterior, "Estrategias para Aumentar la Energía que Podrían Servir Contra el Síndrome de Fatiga Crónica". Las estrategias de tratamiento más importantes incluyen:

Hacer ejercicio en función de su capacidad, con el objetivo de aumentar la cantidad de ejercicio que pueda realizar. La investigación demuestra que combinar la actividad aeróbica y el entrenamiento de fuerza podría mejorar el dolor y los síntomas de fatiga.

Además, realizar un ejercicio suave, tal como el yoga, podría ser una excelente parte de su programa; de igual manera, este tipo de ejercicio beneficia a su cuerpo y mente

Suplementar con nutrientes esenciales, para la síntesis de energía celular, tales como ubiquinol, la forma reducida de CoQ10; uno de los antioxidantes más poderosos conocidos, producido por su cuerpo, y D-ribosa, un básico componente de trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés).

Consumir alimentos con alto contenido de precursores de glutatión, azufre y selenio, para fomentar la producción de glutatión. Este último es uno de los antioxidantes más importantes de su cuerpo y un agente de desintoxicación natural. También, debe hacer un esfuerzo consciente para evitar exponer a tóxicos

Hacer un ayuno intermitente, al asegurarse de que sus últimos alimentos sean consumidos por lo menos tres horas antes de acostarse. La justificación para evitar el consumo nocturno está directamente relacionada con la forma en que su cuerpo produce energía

Atender su estado mental. Además de la terapia del habla, yo recomendaría probar las Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) para ayudar a normalizar el circuito bioenergético.

Los eventos emocionalmente traumáticos podrían causar "bloqueos energéticos" durante muchos años, los cuales posteriormente podrían interferir en su salud general, incluyendo a la función inmunológica. Hay muchas diferentes técnicas que podría utilizar, pero EFT es mi favorita, y es fácil de aprender y aplicar.

¿Se Siente Crónicamente Cansado?

Aunque uno de los principales síntomas de CFS/ME es la fatiga crónica, hay otras razones por las que podría sentirse crónicamente cansado. Un sondeo en YouGov.com encontró que dos quintas partes de los habitantes en los Estados Unidos no duermen la cantidad de horas suficiente, al menos cuatro días de la semana.17

Un estudio realizado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) encontró que el 15 % de las mujeres y 10 % de los hombres se sentían cansados o agotados casi todos los días, o todo el tiempo.18

Antes de concluir que es posible que padezca un importante problema de salud, considere que es posible que no duerma la cantidad de horas suficiente durante la noche. Según los CDC, el 33 % de los adultos en los Estados Unidos duermen menos siete horas por noche.19

Si es una mujer que tiene hijos, cada hijo aumenta el riesgo de falta de sueño en un 50 %; pero esto no sucede en el caso de los hombres.20

Es posible que pueda reducir su sensación de agotamiento o cansancio al enfocar su atención en su higiene del sueño. Para obtener una extensa lista de recomendaciones en cómo mejorar su calidad del sueño, consulte "¿Quiere Dormir Bien Durante la Noche? Entonces, Jamás Haga Estas Cosas Antes de Acostarse".

Es importante diferenciar entre estar somnoliento y no tener la energía suficiente para mantenerse activo durante el día. Cada uno de estos síntomas podría indicar algo diferente. Otros problemas de salud que manifiestan los síntomas de sensación de somnolencia, cansancio o excesivo agotamiento para moverse o hacer ejercicio podrían incluir a:21,22,23,24

CFS/ME

Enfermedades cardiacas

Enfermedad vascular periférica

Diabetes

Apnea del sueño

Anemia

Algunos tipos de cáncer

Depresión

Ansiedad

Disfunción tiroidea

Estilo de vida sedentario

Intestino permeable

Deshidratación

Nutrición insuficiente

Avitaminosis

Algunos medicamentos

Artritis reumatoide

Consumo de alcohol antes de acostarse

Como Desarrollar un Microbioma Intestinal Saludable

Una parte importante en el futuro de la medicina es comprender y hacer modificaciones prácticas del microbioma intestinal.

Hace casi 15 años, los científicos creían que el Proyecto del Genoma Humano proporcionaría la información necesaria para crear terapias genéticas para producir la cura para tratar la mayoría de las enfermedades.

Muchos años después, la ciencia ha aprendido que la genética tan solo es responsable del 10 % de todas las enfermedades humanas, mientras que el 90 % restante es causado por factores ambientales.25

Actualmente, gracias a que existe una mayor cantidad de investigación y estudios, la ciencia apenas empieza a comprender que, en realidad el microbioma intestinal es el que produce la expresión genética, al transformar a los genes por dentro y por fuera, en función del tipo de microbios que están presentes en el intestino.

Al realizar pequeños cambios en su estilo de vida, podría mejorar la salud de su microbioma intestinal, y como consecuencia, hacer cambios significativos en su salud. Para obtener una lista de los cambios que podría realizar para optimizar su microbioma y reducir su posibilidad de padecer alguna enfermedad, vea mi artículo, "Cómo Influencia el Microbioma del Intestino la Salud Mental y Física".

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 6 Microbiome 2016, 4:30
  • 2 EurekAlert! April 26, 2017
  • 3, 7 Medical News Today April 26, 2017
  • 4 The Times April 26, 2017
  • 5 Science Alert April 27, 2017
  • 8, 13 Medical News Today, April 27, 2017
  • 9 Michael J. Foxx Foundation, Parkinson’s Disease Prognosis
  • 10 Neurology April 26, 2017 Vagotomy and Parkinson’s Disease
  • 11 Medscape, Vagus Nerve Anatomy
  • 12 Science Daily, April 26, 2017
  • 14 Journal of Clinical Neurology 2016; 12(2):147
  • 15 University of Maryland Medical Center, Parkinson’s Disease Health Information
  • 16 National Institute of Medicine, Beyond Myalgic Encephalomyalitis Chronic Fatigue Syndrome
  • 17 YouGov.com, Sleep Survey
  • 18 Morbidity and Mortality Weekly Report, April 12, 2013
  • 19 Centers for Disease Control and Prevention, 1 in 3 Adults Don’t Get Enough Sleep
  • 20 American Academy of Neurology, AAN 69th Annual Meeting Abstract
  • 21 NPR April 24, 2017
  • 22 Dr. Axe, 11 Reasons You’re Always Tired and How to Fix It!
  • 23 Arthritis Foundation, How to Beat Fatigue
  • 24 Time, July 15, 2016
  • 25 Centers for Disease Control and Prevention, Episome and Exposmics