¿El Ginkgo Puede Darle un Impulso a su Cerebro?

Ginkgo Biloba

Historia en Breve -

  • Los científicos han demostrado que el extracto de la planta de ginkgo biloba puede proteger el cerebro de la toxicidad asociada con el cloruro de aluminio, que ha sido relacionada con la enfermedad de Alzheimer y otras deficiencias cognitivas
  • Estudios anteriores sugieren que las propiedades antioxidantes del ginkgo biloba ayudan a proteger las células del daño de los radicales libres dentro de los sistemas nervioso y circulatorio
  • Debido a que la demencia y el Alzheimer no son causados por la falta de ginkgo biloba o la ausencia de ningún suplemento, le recomiendo actuar ahora para fortalecer su salud; esa es la mejor estrategia para prevenir enfermedades cerebrales degenerativas

Por el Dr. Mercola

Hace años, un anuncio de interés público en los Estados Unidos concluyó con esta poderosa declaración: "La mente es algo terrible que perder".

Y aunque ese eslogan promovía un fondo de educación para estudiantes universitarios de grupos minoritarios, también podría utilizarse para enfatizar sobre la importancia de cuidar de la salud cerebral. Lo digo debido a la prevalencia de enfermedades cerebrales degenerativas, como la demencia relacionada con la edad y la enfermedad de Alzheimer.

Al igual que yo, usted puede tener compañeros de trabajo, vecinos, amigos y miembros de la familia que se ven afectados por una de estas enfermedades progresivas que "afectan la mente". El número de personas afectadas continúa creciendo a proporciones alarmantes, más de 5 millones de personas en los Estados Unidos, viven con Alzheimer.1

Si bien es terrible literalmente ver que un ser querido "pierde la mente", también es importante recordar que la demencia y el Alzheimer no son una parte normal del envejecimiento.

En lugar de tratar de contrarrestar los efectos de estas enfermedades una vez desarrolladas, es mejor adoptar desde ahora un estilo de vida saludable que le ayudará a evitarlas con éxito.

Durante años, muchos estudios han considerado la eficacia del ginkgo biloba en el tratamiento del Alzheimer y la demencia.

La última investigación demuestra los efectos protectores del ginkgo en el cerebro al estar expuesto al cloruro de aluminio, una neurotoxina que se ha relacionado con el Alzheimer y otras alteraciones cognitivas.

¿Qué es el Ginkgo Biloba y Cómo Ayuda?

Dado que el árbol del ginkgo está entre los árboles más viejos del mundo, sus semillas se han utilizado en la medicina tradicional china y en otros tipos de tratamientos durante miles de años.

Con el paso del tiempo, el ginkgo se ha transformado en cápsulas, cosméticos, extractos, tabletas y tés. Hoy en día, el ginkgo biloba es un extracto y un suplemento alimenticio muy vendido.

Más allá de lo que ya se mencionó en relación con sus potenciales propiedades estimulantes de la memoria y cognición, se cree que algunos de los beneficios del ginkgo son los siguientes:2

  • Disminuye el dolor de piernas causado por el estrechamiento de las arterias (claudicación intermitente)
  • Trata problemas oculares, como la degeneración macular relacionada con la edad, problemas oculares causados por la diabetes y glaucoma
  • Apoya el tratamiento de la esclerosis múltiple, disfunción sexual y tinnitus, entre otros problemas de salud

Se cree que el Ginkgo tiene un impacto positivo en el cuerpo al aumentar el suministro de sangre, reducir la viscosidad de la misma, estimular los neurotransmisores y reducir los radicales libres dañinos.3

De acuerdo con la WebMD,4 en adultos una dosis de 120 a 240 miligramos (mg) de ginkgo biloba al día parece ser eficaz en el tratamiento de problemas de memoria.

Algunos han sugerido que incluso se pueden obtener mejores resultados al tomar ginkgo biloba en combinación con panax ginseng o codonopsis.

Se Demuestra que el Ginkgo Protege al Cerebro del Cloruro de Aluminio

En los últimos años, se ha vuelto cada vez más evidente que la toxicidad del aluminio desempeña un papel en las enfermedades neurodegenerativas porque apunta a las mismas áreas del cerebro y sistema nervioso, las personas con toxicidad de aluminio presentan muchos de los mismos síntomas que las personas con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (ADHD por sus siglas en inglés), autismo, demencia, Parkinson y otras enfermedades neurológicas.

Al inhalar polvo o vapores de aluminio se envían partículas de aluminio directo a los pulmones en una forma demasiado absorbible. De ahí, pasan al torrente sanguíneo y se distribuyen por todo el cuerpo, incluidos los huesos y el cerebro.

La exposición al aluminio es un riesgo laboral para los trabajadores de la agricultura, fábricas, minería y soldadura.

Además, usted ingiere vapores de aluminio cada vez que su nariz siente un olor a humo de cigarro. Los estudios sobre los efectos de los vapores de aluminio en la salud son desalentadores, y señalan altos niveles de neurotoxicidad.5

En un estudio publicado en el 2016 en Nutrition,6 se demostró que el ginkgo biloba protege al cerebro de la toxicidad asociada con el cloruro de aluminio.

La exposición al cloruro de aluminio se ha relacionado con el Alzheimer y otras alteraciones cognitivas. El estudio, que duró tres meses, estaba compuesto por cuatro grupos de ratas de laboratorio de la siguiente manera:

  • Grupo 1 (grupo de control): alimentación diaria normal y agua
  • Grupo 2: dosis diaria de ginkgo biloba oral - 200 mg/kilogramo (kg) de peso corporal
  • Grupo 3: dosis diaria de cloruro de aluminio oral - 10 mg/kg de peso corporal
  • Grupo 4: dosis diaria de ginkgo biloba y cloruro de aluminio por medio de un tubo estomacal - 200 y 10 mg/kg de peso corporal, respectivamente

Las ratas que recibieron cloruro de aluminio mostraron:

Un aumento significativo de la sustancias reactivas al ácido tiobarbitúrico (TBARS), que señala el daño producido por el estrés oxidativo (similar al óxido de un coche, el estrés oxidativo es un signo del envejecimiento del cuerpo)

Una disminución de los antioxidantes catalasa, glutatión y superóxido dismutasa en tejidos cerebrales y testiculares

Una disminución significativa de los niveles de dopamina, noradrenalina y serotonina en el tejido cerebral

Una disminución significativa en los niveles séricos de cobre y zinc

Un aumento significativo en la concentración sérica de hierro

Una disminución significativa en la testosterona

Por el contrario, las ratas que recibieron tanto ginkgo biloba como cloruro de aluminio tuvieron:

  • TBARS más bajos
  • Más antioxidantes catalasa, glutatión y superóxido dismutasa en tejidos cerebrales y testiculares

En general, la investigación demuestra que el ginkgo biloba desempeña un papel positivo en las neuronas del cerebro de las ratas al protegerlas del estrés oxidativo causado por el consumo de cloruro de aluminio. Los autores del estudio declararon:7

"El examen histológico mostró algunos cambios degenerativos en los tejidos cerebrales y testiculares [de las ratas que recibieron cloruro de aluminio], mientras que se observó una mejora significativa en los cambios bioquímicos e histológicos en el grupo de "cloruro de aluminio más ginkgo biloba". Se podría concluir que el efecto protector del ginkgo biloba puede atribuirse a sus propiedades antioxidantes".

Estos hallazgos corresponden con los resultados de estudios previos sobre los extractos de ginkgo biloba, de los cuales se sabe que contienen compuestos antioxidantes que protegen las células del daño de los radicales libres dentro de los sistemas nervioso y circulatorio.8

También se Demuestra que el Ginkgo Ayuda a Alentar el Proceso de Envejecimiento de las Mitocondrias

Un estudio realizado en el año 2012 que fue publicado en International Psychogeriatrics9 sugiere que el ginkgo biloba podría ralentizar el proceso del envejecimiento dentro de las mitocondrias de las células, lo cual puede afectar la progresión del Alzheimer. Los autores del estudio dijeron:

"Un creciente volumen de información confirma que el extracto de ginkgo biloba reduce el estrés oxidativo y mejora la respiración mitocondrial, por lo tanto, puede ser útil para prevenir o ralentizar la progresión del [Alzheimer]".

Otras investigaciones han sugerido que el efecto antienvejecimiento mitocondrial del ginkgo biloba no se limita sólo a las neuronas sino que también se extiende a las plaquetas en la sangre, células endoteliales, fibroblastos, y a las células del corazón y del hígado.10

Más adelante en este artículo presentó algunos tips de alimentación y estilo de vida para mejorar su salud cerebral.

Por mucho, una de las mejores estrategias para fortalecer el cerebro y sus mitocondrias es hacer que su cuerpo queme grasas como su principal combustible en lugar de glucosa. mo Combustible).

Riesgos y Advertencias Relacionados con el Consumo de Ginkgo

Según el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral de los Estados Unidos,11 se cree que el consumo de ginkgo biloba es seguro para adultos saludables si se toma por vía oral en cantidades moderadas.

Los posibles efectos secundarios del ginkgo pueden incluir reacciones alérgicas en la piel, mareos, dolor de cabeza y malestar estomacal.

Si usted es mayor, está embarazada o sabe que corre riesgo de sangrado, es posible que dicho riesgo se incremente con el ginkgo.

Se ha demostrado que el ginkgo interactúa con los diluyentes de la sangre (anticoagulantes), así que no lo consuma si está tomando un medicamento anticoagulante. Por razones similares, no debe tomar ginkgo antes de someterse a una cirugía o a procedimientos dentales.

Tampoco consuma semillas de ginkgo crudas o tostadas, ya que pueden causar efectos secundarios graves y podrían ser tóxicas.

Un estudio realizado en el 201312 que investiga la posible toxicología del ginkgo sugiere que su consumo puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de hígado y tiroides. Sin embargo, esa investigación ha sido bastante criticada por las altas dosis diarias de extracto de ginkgo que se administraron a los roedores durante los dos años de estudio.13

Necesita Vitaminas B Si Consume Ginkgo Biloba

Una advertencia en relación al ginkgo biloba: Sus semillas contienen ginkgotoxina (4'-O-metilpiridoxina), una "antivitamina" que puede conducir a problemas neurológicos en ciertas personas, en particular en aquellas con deficiencias de ciertas vitaminas B.14

Las vitaminas B son importantes, no sólo al consumir ginkgo, sino que también ayudan a reducir el encogimiento del cerebro y a prevenir enfermedades cerebrales degenerativas. En particular, se ha demostrado que el ácido fólico y las vitaminas B6 y B12 desempeñan un papel importante en la prevención del Alzheimer.

Los altos niveles del aminoácido homocisteína se han relacionado con el encogimiento del cerebro y un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Se sabe que las vitaminas B suprimen la homocisteína.

En un estudio llevado a cabo en 2010,15 los participantes recibieron dosis relativamente altas de las tres vitaminas B antes mencionadas. Dos años después, aquellos que habían recibido el régimen de vitamina B sufrieron significativamente menos encogimiento cerebral en comparación con los que habían recibido un placebo.

Los participantes con los niveles más altos de homocisteína al inicio del ensayo experimentaron una contracción del cerebro a la mitad de la proporción de aquellos que tomaron un placebo.

Los autores del estudio concluyeron: "El ritmo acelerado de atrofia cerebral en ancianos con deterioro cognitivo leve puede ralentizarse con el tratamiento de vitaminas B que reduce la homocisteína".

Un estudio del año 2014 que fue realizado por algunos de los mismos científicos, enfatizó una vez más la importancia del ácido fólico y las vitaminas B6 y B12 para disminuir la contracción cerebral.

Además, observaron que las vitaminas B ayudaban a reducir la contracción de ciertas regiones cerebrales de materia gris en específico, que son conocidas por ser las más vulnerables a la enfermedad de Alzheimer.16 Una de las áreas objetivo era el lóbulo temporal medial. Los investigadores dijeron:17

"Nuestros resultados demuestran que el consumo de vitamina B puede retardar la atrofia de regiones específicas del cerebro que son un componente clave en el proceso de la [enfermedad de Alzheimer] y están asociadas con el deterioro cognitivo".

La Prevención Sigue Siendo la Mejor Opción Cuando se Trata del Alzheimer

Como con cualquier enfermedad o padecimiento crónico, la mejor estrategia para combatir el Alzheimer es la prevención. Las siguientes cuatro recomendaciones alimenticias son vitales para mantener la salud cerebral y evitar la enfermedad de Alzheimer:

Consuma comida real, de preferencia orgánica. Asegúrese de elegir carne orgánica proveniente de animales alimentados con pastura y productos de origen animal, ya que los animales criados en operaciones concentradas de alimentación animal (CAFOs, por sus siglas en inglés) son alimentados rutinariamente con granos transgénicos contaminados con pesticidas. Además, se les proporciona una variedad de medicamentos.

Las investigaciones han demostrado que los vegetales son particularmente beneficiosos para disminuir el deterioro cognitivo relacionado con la edad, sobre todo gracias a los antioxidantes que contienen.

Evite todo tipo de alimentos procesados porque contienen elementos perjudiciales para su cerebro, como azúcar refinada, endulzantes artificiales, granos con gluten, ingredientes transgénicos y pesticidas.

Lo ideal es mantener su fructosa total por debajo de los 25 gramos por día si está en buen estado de salud, o por debajo de los 15 gramos al día si es resistente a la insulina/leptina o si padece una enfermedad crónica.

Reemplace los carbohidratos refinados por grasas saludables. Contrario a lo que la mayoría de las personas creen, el cerebro no necesita carbohidratos ni azúcares. Lo que sí necesita son grasas saludables, como las grasas saturadas de origen animal y el omega-3 de origen animal, que son mucho más importantes para una función cerebral óptima.

Las grasas saludables también fortalecen a las mitocondrias, un tema que se aborda más a detalle en mi libro "Fat for Fuel". Las grasas saludables que debe agregar a su alimentación incluyen:

Omega-3 de origen animal, como los que se encuentran en el aceite de kril y los pequeños pescados grasos como anchoas y sardinas

Aguacates

Mantequilla de leche proveniente de vacas alimentadas con pastura

Cocos y aceite de coco

Ghee (mantequilla clarificada)

Carne de animales alimentados con pastura

Aceitunas y aceite de oliva (evite cocinar con aceite de oliva. Utilícelo frío)

Yemas de huevo orgánico

Mantequilla de cacao cruda

Lácteos crudos

Frutos secos, como las macadamias y pacanas

Semillas como el sésamo negro, comino, semillas de calabaza y cáñamo

Evite todas las grasas trans y grasas hidrogenadas que han sido modificadas para extender la caducidad de los productos. Esto incluye a la margarina y varios tipos de mantequilla. También debe evitar los aceites vegetales como el aceite de soya y de canola.

Evite el gluten y la caseína. En esta categoría, los principales elementos a evitar son el trigo y los productos lácteos pasteurizados, pero no las grasas de lácteos, como la mantequilla. Las investigaciones demuestran que el gluten afecta la barrera hematoencefálica de forma negativa.

Además, el gluten también hace más permeable a su intestino, lo que permite que las proteínas entren en el torrente sanguíneo donde hacen más sensible a su sistema inmunológico.

Una vez ahí, promueven la autoinmunidad y la inflamación, mismas que desempeñan un papel en el desarrollo del Alzheimer.

Fortalezca su flora intestinal. Al evitar los alimentos procesados antes mencionados, que disuaden a las bacterias saludables del intestino, puede fortalecer su microbioma intestinal. Otros elementos que perjudican al intestino y que debe evitar incluyen productos antibacterianos, antibióticos y agua fluorada.

Es fácil fortalecer su intestino de manera habitual al consumir alimentos cultivados y fermentados o consumiendo probióticos de alta calidad. En mi entrevista con el Dr. David Perlmutter realizada en el 2015, explora la conexión convincente entre los microorganismos intestinales y la salud cerebral, que relaciona con una serie de enfermedades neurológicas, incluido el Alzheimer.

Estrategias Adicionales para la Prevención del Alzheimer

Además de las recomendaciones alimenticias antes mencionadas, las siguientes estrategias de prevención adicionales le ayudarán a evitar el Alzheimer.

Duerma lo suficiente

Para estar saludable, es vital dormir lo suficiente según las necesidades de sueño de las personas de su edad, es decir, entre siete y nueve horas por noche para adultos, e incluso más para adolescentes y niños.

Ejercítese con regularidad

Trate de permanecer sentado menos de tres horas al día, muévase todo lo que pueda durante las horas que no hace ejercicio y ejercítese con regularidad. Pruebe algunas de mis actividades favoritas, como caminar todos los días, ejercicios de alta intensidad, estiramiento y entrenamiento de fuerza.

Los científicos han sugerido que el ejercicio puede desencadenar un cambio en la forma en que se metaboliza la proteína precursora amiloidea, lo que ralentiza el inicio y la progresión del Alzheimer.18 El ejercicio también aumenta los niveles de la proteína PGC-1 alfa. Las investigaciones han demostrado que los cerebros de las personas con Alzheimer tienen menos PGC-1alfa.

Ayune de manera intermitente

El ayuno intermitente es una herramienta poderosa para que su cuerpo comience a recordar cómo quemar grasa y reparar la resistencia a la insulina/leptina que es un factor que contribuye al Alzheimer.

Optimice sus niveles de vitamina D mediante la exposición prudente al sol

Contar con suficiente vitamina D ayuda a su sistema inmunológico a combatir la inflamación asociada con el Alzheimer. El nivel óptimo de vitamina D para la salud general oscila entre los 40 y 60 nanogramos por mililitro. La manera ideal de elevarla es exponiendo regularmente gran parte de su piel a la luz del sol.

Si no puede obtener suficiente exposición a los rayos UV, es muy recomendable tomar un suplemento oral de vitamina D3 junto con vitamina K2 y magnesio.

Retire las amalgamas dentales

Los rellenos dentales o amalgamas, que en peso son 50 % mercurio, son una de las principales fuentes de toxicidad de metales pesados. Si tiene amalgamas y tiene una salud considerablemente buena, revise mi protocolo de desintoxicación de mercurio y después busque un dentista biológico que pueda ayudarle a retirarlas.

Evite y elimine el aluminio de su cuerpo

Las fuentes de aluminio incluyen antitranspirantes, utensilios de cocina antiadherentes y vacunas coadyuvantes. Obtenga más información sobre cómo desintoxicarse del aluminio.

Evite las vacunas contra la gripe

Muchas vacunas contra la gripe contienen tanto mercurio como aluminio.

Evitar las estatinas y los anticolinérgicos

Se ha demostrado que los medicamentos que bloquean la acetilcolina, un neurotransmisor del sistema nervioso, aumentan el riesgo de sufrir demencia. Estos medicamentos incluyen ciertos analgésicos nocturnos, antihistamínicos, pastillas para dormir, ciertos antidepresivos, medicamentos para controlar la incontinencia y ciertos narcóticos contra el dolor.

Las estatinas son particularmente problemáticas porque suprimen la síntesis del colesterol, reducen la coenzima Q10 en el cerebro, la vitamina K2 y los neurotransmisores precursores.

Desafíe su mente todos los días

Los investigadores sospechan que el desafío mental ayuda a desarrollar el cerebro, y lo hace menos susceptible a las lesiones asociadas con el Alzheimer.

El Deterioro Relacionado con la Edad no es Causado por Falta de Ginkgo Biloba

No importa que tan buenas sean las investigaciones relacionadas con el ginkgo biloba hoy en día, o como sean en el futuro, le recomiendo bastante no considerar ningún suplemento como una "solución rápida."

El deterioro cognitivo relacionado con la edad y los signos de envejecimiento acelerado por supuesto que no son causados por la falta de ginkgo biloba o cualquier otro suplemento.

Por lo tanto, es esencial que evalúe con cuidado y a fondo su alimentación, estilo y hábitos de vida para asegurarse de que está haciendo todo lo que ahora le es posible para prevenir y/o combatir la demencia y el Alzheimer.

Elija una o dos áreas con el fin de hacer un cambio positivo y comience a tomar medidas para optimizar su salud desde hoy.

Publique su comentario