¿Realmente Está Obteniendo Demasiada Vitamina D? Un Análisis Fundamental a las Recientes Advertencias de los Medios de Comunicación

Vitamina D

Historia en Breve -

  • Un estudio reciente afirma que muchas personas están tomando dosis peligrosamente elevadas de vitamina D, advierte que 4 000 IU/día es el máximo recomendado y que cualquier cantidad por encima de esto puede dar lugar a calcificaciones y otros problemas de salud
  • De hecho, es importante no sólo mantener el equilibrio adecuado entre la vitamina D y el calcio, sino también entre el magnesio y la vitamina K2. La falta de equilibrio entre estos nutrientes es lo que causa síntomas de toxicidad por vitamina D
  • Los autores del estudio asumen que la dosis de vitamina D que recomienda la Academia Nacional de Medicina está científicamente fundamentada. Aunque, en realidad, subestima las necesidades de vitamina D por un factor de 10 debido a un error matemático que nunca se ha corregido

Por el Dr. Mercola

En las últimas dos décadas, decenas de miles de estudios han evaluado los beneficios de la vitamina D, y han asociado los niveles bajos de ésta en la sangre, con toda una variedad de padecimientos crónicos de salud. De hecho, este sitio fue uno de los principales promotores del interés por la vitamina D desde hace más de 15 años.

Finalmente, hoy en día muchos médicos han tomado y están tomando en serio a la vitamina D al realizarle pruebas a sus pacientes y recomendar su consumo cuando sea necesario. El progreso obtenido hace la reacción actual sea aún más sorprendente y decepcionante.

"Muchas personas de los Estados Unidos toman demasiada vitamina D", anunció Reuters hace poco.1 "Más personas que nunca están tomando demasiada vitamina D", Popular Science declaró y añadió, "es posible tener una deficiencia, sin embargo, la sobredosificación no es la respuesta".2

ABC News advirtió a sus espectadores que consumir más de 4 000 unidades internacionales (IUs, por sus siglas en inglés) de vitamina D está "muy por encima de los niveles seguros", y que podría dar lugar a enfermedades cardiacas.3 Así mismo lo hizo Consumer Affairs4 y muchos otros.5,6

¿A qué viene esto? Si ha seguido el progreso de la ciencia de la vitamina D, estará consciente del hecho de que los niveles recomendados de vitamina D--y las dosis que normalmente son necesarias para alcanzar dichos niveles si no está exponiéndose al sol de manera habitual--han aumentado drásticamente a lo largo de los años .

Los investigadores también han señalado un error matemático básico que condujo a que las recomendaciones de vitamina D que se subestimaran a un factor de 10. Por desgracia, el estudio que ahora está siendo promovido por los medios de comunicación no ha considerado ninguno de estos aspectos, en cambio, divulgan viejas falacias de hace décadas.

¿Las Personas de Estados Unidos Están Consumiendo Demasiada Vitamina D?

De acuerdo con el estudio presentado,7 en los Estados Unidos casi el 20 % de los adultos están consumiendo suplementos de vitamina D y muchos toman "dosis excesivamente altas"--cantidades que se asocian con "un mayor riesgo de fracturas, caídas, cálculos renales y ciertos tipos de cáncer"—incluso un mayor riesgo de muerte por todas las causas.8

El estudio advierte que una dosis "excesivamente elevada", es cualquier cantidad mayor a 4 000 IU al día, y añadió que esta es la dosis máxima recomendada, y que cualquier cantidad por encima de ella puede provocar efectos secundarios peligrosos.

La autora principal, Pamela Lutsey, investigadora de salud pública de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, dijo a Reuters:

"La vitamina D es esencial para el metabolismo óseo porque ayuda al cuerpo a absorber calcio y mantener las concentraciones adecuadas de calcio y fosfato en la sangre.

Sin embargo, la ingesta excesiva de vitamina D puede ser perjudicial, ya que puede causar sobre absorción de calcio. A su vez, el exceso de calcio en la sangre puede provocar una descarga nociva de éste en los tejidos blandos, como el corazón y los riñones".

Reuters señala que el estudio "no es un experimento controlado que fue diseñado para examinar los riesgos y beneficios de las cantidades variables de vitamina D". Por desgracia, es probable que esa importante información se pierda entre el miedo, sin importar lo erróneas que sean las conclusiones .

Para empezar, los autores del estudio asumen que la dosis de vitamina D recomendada por la Academia Nacional de Medicina (NAM, por sus siglas en inglés, antes el Instituto de Medicina, OIM) está científicamente fundamentada.

Resulta que no lo está, y durante mucho tiempo, los investigadores sobre vitamina D han exhortado a la NAM a que actualice su recomendación que se basa en un error matemático.

Un Error Matemático Subestima Enormemente la Necesidad de Vitamina D

Hay dos problemas con respecto a la postura de la NAM sobre los requerimientos de vitamina D:

  1. La NAM eligió 20 nanogramos por mililitro (ng/ml) de concentración sérica de 25-hidroxivitamina D como el nivel adecuado, sin embargo, casi todos los investigadores serios de vitamina D creen que es ridículamente insuficiente
  2. La NAM dice que para mantener un nivel de 20 ng/mL necesita tomar 600 IU por día hasta los 70 años de edad, y 800 IU si tiene más de 70

En definitiva, la segunda afirmación es errónea porque es el resultado de un error matemático. En el año 2014, dos investigadores de la Universidad de Edmonton publicaron un artículo9 que mostraba claramente que la NAM había cometido un error de cálculo al definir el consumo necesario a alcanzar y mantener en 20 ng/mL.

Si la NAM hubiera calculado de forma correcta, la RDI habría sido por lo menos 10 veces mayor de lo que lo fue anunciado públicamente. Como explicó el difunto Dr. Robert Heaney en una entrevista previa:

"La [RDI], como creo que la mayoría de nosotros sabemos, es el consumo que se considera necesario para satisfacer las necesidades nutricionales del 97.5 % de la población... ¿Cuánto es suficiente? El [IOM, ahora NAM], dijo que 600 IU eran suficientes.

Sin embargo, lo que es muy claro es que 600 IU no colocarían al 97.5 % de la población por encima de los 20 ng/mL. Eso es lo que mostraron los investigadores de Edmonton.

De hecho... la mitad de las personas que obtienen 600 IU al día, no alcanzan los 20 ng/ml ...Los investigadores de Edmonton calcularon un número de 8 895 IU al día, con el mismo conjunto de estudios sobre los que el OIM había basado su cálculo...

Cuando pude acceder a la información de GrassrootsHealth (GRH), un conjunto completamente diferente al utilizado por el OIM, pudimos calcular directamente la cantidad necesaria...

Esto se debe a que, en la base de datos de GRH, se sabe exactamente cuánto aumento de 25-hidroxivitamina D experimentaron los participantes en cualquier dosis que estaban tomando.

Nuestro cálculo demostró que alrededor de 3 800 IU al día, además de todo lo que ya estaban obteniendo [del sol y los alimentos], habría sido necesario para hacer que el 97.5 % de la población alcanzara los 20 ng/mL.

Al factorizar el consumo basal en la población GRH, demostramos que se necesitan alrededor de 7 000 IU al día para hacer que el 97.5 % esté por encima de los 20 ng/mL. Es una cifra muy cercana a la que los investigadores de Edmonton habían utilizado: 8 895 [IUs]".

La NAM Necesita Reconocer Su Error y Acabar con esa Catastrófica Campaña de Desinformación

Heaney sabía de lo que estaba hablando, con ver que era uno de los principales investigadores de vitamina D más reconocidos en el mundo. Hasta su muerte también fue el director de investigación de GrassrootsHealth, que está reuniendo información de una variedad de estudios basados en la población, como el proyecto D*Action.

Heaney se formó como un endocrinólogo clínico y pasó gran parte de los últimos 50 años de su vida realizando investigaciones clínicas; la mayoría dentro del campo de la vitamina D y trabajando en la cuantificación de la economía de la vitamina D. Esto incluye definir:

  • Cuánta vitamina D es necesaria para alcanzar cierto efecto
  • Qué tanto efecto se podría obtener con una dosis particular
  • Cuánta vitamina D obtiene de su piel como reacción a la luz del sol
  • Cuanto tiempo dura

Heaney y sus colegas cuestionaron la recomendación de vitamina D de la NAM10 y advirtieron que el RDI subestima la necesidad por un factor de 10.

La mayoría de los expertos en vitamina D también coinciden en que un nivel sérico de 20 ng/ml es demasiado bajo para gozar de una salud óptima, es decir, el requerimiento de la mayoría de las personas es incluso más alto que eso.

Por otra parte, cualquier recomendación pública realmente debe basarse en sus niveles de vitamina D en la sangre y no en una dosis diaria, porque la respuesta a la dosis puede variar significativamente de una persona a otra.

Como se observó en un estudio realizado en el año 2015 donde se evaluó la respuesta a la suplementación con vitamina D:11

"Como respuesta a una dosis determinada de vitamina D, el efecto sobre la concentración de 25(OH)D es distinta entre las personas...

Para esta revisión, se realizó una búsqueda bibliográfica exhaustiva con el fin de identificar esos factores y explorar su importancia en relación con la circulación de 25(OH)D y su respuesta al consumo de vitamina D...

La respuesta al consumo de ésta puede explicarse por varios factores ambientales y demográficos. Hace poco, Zittermann et al. (2014) publicó una revisión sistemática sobre la importancia del peso corporal en la relación dosis-respuesta de la 25(OH)D circulante.

Los autores demostraron que el 34.5 % de las variaciones de 25(OH)D circulante se debe al peso corporal, seguido del tipo de suplemento (D2 o D3) (9.8 %), la edad (3.7 %), el consumo de calcio (2.4 %) y a las concentraciones basales de 25(OH)D (1.9 %), lo cual deja a cerca del 50 % de las variaciones a factores desconocidos".

Uno de estos factores desconocidos podría estar relacionado con las diferencias en los polimorfismos de un sólo nucleótido (SNPS), una variación genética común.

En todo caso, la única manera de asegurarse de que está consumiendo una dosis apropiada para usted es evaluar sus niveles en la sangre, que deben estar entre los 40 y 60 ng/ml durante todo el año.

Las investigaciones sugieren que la toxicidad potencial se produce hasta que se alcanza un nivel de aproximadamente 200 ng/mL, y no se ha encontrado evidencia de toxicidad en los ensayos que emplean dosificaciones de 10 000 IU al día,12,13—que dista mucho del máximo recomendado de 4 000 IU al día.

¿Cuál es el Nivel de Vitamina D Ideal?

De acuerdo con todos los datos recopilados y la investigación realizada por GrassrootsHealth, el nivel de vitamina D de 40 ng/mL es un nivel mínimo más apropiado. Parece ser que para prevenir enfermedades crónicas y optimizar su salud, el nivel ideal se encuentra entre los 40 y 60 ng/mL.

Según Heaney, la evidencia demuestra que 20 ng/mL ni siquiera son adecuados para la prevención de la osteomalacia.

"La cuestión es que el [OIM, ahora NAM] está totalmente equivocado; no porque haya elegido el número equivocado, sino porque cometió un error matemático. Calcularon mal, lo cual en realidad es un poco vergonzoso si lo pensamos. Alguien no revisó el trabajo", dice Heaney.

"Ahora, habiendo cometido ese error, los burócratas son burócratas, es poco probable que quieran cambiar de opinión. No van a decir, 'Ups, cometimos un error.

Esta es la respuesta correcta'. Parecen decir: 'No estamos equivocados [y] si ninguna agencia federal pide que se revise, podrían pasar 10 años hasta que alguien vuelva a notarlo".

El estudio de Lutsey es un ejemplo perfecto de porqué la NAM necesita corregir su error. No podemos avanzar cuando los investigadores están haciendo suposiciones basadas en recomendaciones equivocadas.

El hecho de que Lutsey no se haya dado cuenta de este error matemático sólo demuestra que los científicos no pueden seguirle el paso a todos los documentos relevantes que se publican sobre la vitamina D.

Lutsey también ignora los muchos estudios que demuestran que los niveles más elevados de vitamina D se vinculan con mejores resultados de salud y un menor riesgo de mortalidad por todas las causas, en lugar de lo contrario.

La Interacción de la Vitamina D, Vitamina K2, Calcio y Magnesio

Lutsey señala que el exceso de vitamina D puede conducir a la sobreabsorción de calcio, que a su vez provoca depósitos de calcio en el corazón y los riñones.

De hecho, es importante no sólo mantener el equilibrio adecuado entre la vitamina D y el calcio, sino también entre el magnesio y la vitamina K2.

La falta de equilibrio entre estos cuatro nutrientes es la razón por la que los suplementos de calcio se han asociado con un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos y derrames cerebrales, y porqué algunos experimentan síntomas de "toxicidad por vitamina D".

Uso comillas aquí porque el problema no es tanto el exceso de vitamina D sino la falta de vitamina K2. Parte de la explicación de la presencia de estos efectos secundarios adversos es que la vitamina K2 mantiene al calcio en el lugar apropiado.

Si es deficiente en vitamina K2, el calcio adicional podría causar más problemas de los que soluciona, al acumularse en los lugares equivocados. Del mismo modo, tomar dosis muy grandes de suplementos de vitamina D sin cantidades suficientes de K2, puede dar lugar a la calcificación inapropiada, que es de lo que Lutsey habla.

Aunque aun no se ha establecido la proporción óptima entre las vitaminas D y K2, la Dra. Kate Rheaume-Bleue (a quien entrevisté sobre el tema) sugiere que por cada 1 000 IU de vitamina D que consuma, podría beneficiarse con 100 microgramos de K2, y quizá hasta entre 150 y 200 microgramos (mcg).

También es importante mantener una proporción apropiada de calcio y magnesio, ya que el magnesio ayuda a mantener el calcio en sus células para que puedan funcionar mejor.

Históricamente, la humanidad ha llevado una alimentación con una proporción de calcio-magnesio de 1 a 1,14 pero en los Estados Unidos, la alimentación de las personas tiende a tener una proporción más elevada de calcio y magnesio, con un promedio de alrededor de 3.5 a 1.

El magnesio y la vitamina K2 también se complementan, el magnesio ayuda a reducir la presión arterial, que es un componente importante de las enfermedades cardíacas.

Por lo tanto, en general siempre que esté consumiendo cualquiera de los siguientes: magnesio, calcio, vitamina D3 o vitamina D2, también es necesario que tome todos los demás en cuenta, debido a que todos trabajan sinérgicamente entre sí.

Disuadir la Suplementación con Vitamina D no es Aconsejable

Para recapitular:

La mejor manera de optimizar sus niveles de vitamina D es exponer al sol suficiente parte de su piel durante períodos lo suficientemente largos con el fin de aumentar sus niveles de vitamina D a entre 40 y 60 ng/mL.

Si no puede obtener la exposición adecuada al sol, entonces sería prudente consumir vitamina D3 oral en la dosis recomendada abajo

La actual RDI de vitamina D oral subestima sus necesidades por un factor de 10 debido a un simple error matemático. La corrección de este error resultaría en una RDI de 6 000 IU y 8 000 IU si tiene más de 70 años de edad

La dosis ideal sólo puede determinarse mediante pruebas de sangre, ya que la respuesta a las dosis de vitamina D adicional varía mucho de una persona a otra

Su sangre necesita tener un nivel de al menos 40 ng/mL para que haya un impacto significativo en su riesgo de padecer enfermedades crónicas, incluidas las enfermedades cardiacas, el cáncer y la mortalidad por todas las causas

No se ha encontrado toxicidad en ensayos que emplean 10 000 IU de vitamina D al día, y la toxicidad no representa una preocupación hasta que alcanza a un nivel de alrededor de 200 ng/mL

El riesgo de calcificación aminora al consumir suplementos de vitamina D con vitamina K2 y al equilibrar sus proporciones de calcio y magnesio

Toman esto en cuenta, la idea de que muchas personas en Estados Unidos están poniendo en peligro su salud al tomar vitamina D en exceso, 4 000 IU al día, es irracional. Las investigaciones demuestran que los niveles más altos de vitamina D pueden ayudar a prevenir y/o tratar:

Síndrome del ojo seco15,16 y degeneración macular17,18

Enfermedades Autoinmunes

Enfermedades neurodegenerativas, incluida la esclerosis múltiple19,20

Enfermedades gastrointestinales y cánceres relacionados21

Enfermedades infecciosas, incluida la influenza y el HIV22,23

Enfermedades reumáticas inflamatorias24

Enfermedades neurológicas como la enfermedad de Alzheimer25,26 y la epilepsia

En un estudio,27 a las personas con epilepsia se les administro una mega dosis única de vitamina D3, de alrededor de 40 000 IU hasta llegar a las 200 000 IU, seguida de una dosis diaria de entre 2 000 y 2 600 IU al día durante tres meses, con el fin de corregir el estado de vitamina D de cada persona y disminuirlo hasta al menos 30 ng/ml, lo cual resultó en mejoras significativas. Diez de los 13 tuvieron una disminución en el número de convulsiones; cinco de ellos experimentaron una reducción de más del 50 %. En general, el grupo tuvo una reducción del 40 % en el número de convulsiones.

Lupus

De acuerdo con los investigadores del Cairo,28 la mayoría de los pacientes con lupus eritematoso sistémico tienen algún nivel de deficiencia de vitamina D, determinado como un nivel de 10 ng/ml o menos, o de insuficiencia de este nutriente, entre los 10 y 30 ng/ml

Depresión

Un nivel de vitamina D menor a 20 ng/ml podría elevar hasta en un 85 % su riesgo de sufrir depresión, en comparación con un nivel de vitamina D mayor a los 30 ng/ml

Complicaciones durante el embarazo

Es fundamental optimizar sus niveles de vitamina D durante el embarazo, no sólo por su propia salud, sino también para la salud a corto y largo plazo de su hijo.29

Los estudios30 revelan que necesita tener un nivel de vitamina D por encima de los 40 ng/ml con el fin de proteger a su bebé de las complicaciones graves, como parto prematuro y preclamsia; las investigaciones han confirmado que la deficiencia de vitamina D durante el embarazo tiene un impacto de por vida--que va desde asma infantil,31,32 resfriados y gripes, caries dentales, diabetes, e incluso derrames cerebrales y enfermedades cardiovasculares,33,34 en la edad adulta.

Cáncer

Los estudios indican que para reducir el riesgo de cáncer es necesario un rango de dosificación de 1 100 a 4 000 IU al día, además de una concentración sérica de 25-hidroxivitamina D de 60 a 80 ng/mL.

Un estudio realizado en el año 2011,35 que fue dirigido por los expertos en vitamina D, los doctores Cedric Garland y Heaney, descubrió que la dosis suplementaria, que aseguró que el 97.5 % de la población del estudio alcanzara un nivel de vitamina D de por lo menos 40 ng/mL, fue de 9 600 IU/día.

También llegó a la conclusión de que es poco probable que el consumo de hasta 40 000 IU al día, dé lugar a toxicidad por vitamina D.

La vitamina D también ayuda a mejorar los resultados de salud de los pacientes con cáncer. Un estudio realizado en el año 200936 demostró que la supervivencia al cáncer fue un 77 % más elevada en las mujeres que recibieron suplementos de calcio y vitamina D, en comparación con quienes recibieron un placebo.

En este caso, el nivel mínimo de vitamina D en la sangre requerido durante todo el año para prevenir el cáncer de mama y colorrectal fue de 40 a 60 ng/mL. Según los autores, "ha llegado el momento de que la acción coordinada a nivel nacional aumente considerablemente el consumo de calcio y vitamina D".

El cáncer de mama37 y próstata,38,39 son sólo dos ejemplos donde los bajos niveles de vitamina D también le hacen más vulnerable a las formas más agresivas de la enfermedad. Investigaciones recientes40 también han encontrado que los niveles bajos de vitamina D se asocian con neuropatía periférica más grave en pacientes con cáncer

Caídas, fracturas, salud dental, entre otras

Una revisión41 realizada en el año 2006 que analiza el consumo de vitamina D y los resultados de salud tales como la densidad mineral ósea, salud dental, riesgo de caídas, fracturas y cáncer colorrectal, descubrió que "las concentraciones séricas de 25(OH)D más convenientes comienzan en los 30 ng/mL, las mejores están entre los 36 y 40 ng/mL"

Obesidad

Las investigaciones42 han demostrado que el consumo de vitamina D (4 000 IUs/día) en conjunto con el entrenamiento de resistencia, puede ayudar a disminuir la proporción de su cadera y cintura--una medida que ayuda a determinar el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardiacas, a diferencia del índice de masa corporal (BMI por sus siglas en ingles).

Diabetes

También se ha demostrado que la obesidad abdominal junto con niveles bajos de vitamina D ejercen una "influencia sinérgica" sobre su riesgo de desarrollar resistencia a la insulina.43 De acuerdo con este estudio, el 47 % del aumento de las probabilidades de padecer resistencia a la insulina se puede explicar por la interacción entre los niveles insuficientes de vitamina D y un índice de masa corporal elevado

Mortalidad por todas las causas

Un metaanálisis44 de 42 ensayos controlados y aleatorios, descubrió que el consumo de vitamina D redujo significativamente la mortalidad por todas las causas cuando se tomó durante un mínimo de tres años

La Vitamina D y el Omega-3--Dos Nutrientes Esenciales Para una Salud Óptima

Si consideramos que hay más de 30 000 estudios sobre la vitamina D, y que se han descubierto receptores de vitamina D en prácticamente todos los tejidos corporales, desde el cerebro hasta los huesos, la lista anterior está lejos de completarse.

El tema principal es que el riesgo de sufrir efectos adversos a causa del consumo de vitamina D es escaso, además, la mayor parte de la evidencia no respalda la idea de que las personas están poniendo en peligro su salud al tomar 4 000 IU o más, de vitamina D3 al día.

Al contrario, los expertos en vitamina D están cada vez más convencidos de que el nivel ideal de vitamina D en la sangre se encuentra entre los 40 y 60 ng/mL, y la dosis más adecuada es cualquiera que lo coloque dentro de ese rango. Para algunos, podría ser 2000 IU al día, para otros, 10 000 IU.

No conozco NINGÚN factor físico que pueda mejorar su salud más que el comprender y finalmente aplicar lo que ahora se sabe acerca de la vitamina D. Es especialmente importante asegurarse de que sus niveles de vitamina D se encuentran en el rango óptimo realizándose exámenes para revisar sus niveles de vitamina D en la sangre, sin importar cuál sea su edad ni el lugar en el que viva.

GrassrootsHealth publicó un kit de investigación que está apoyada por los consumidores, que incluye vitamina D y omega-3. Este kit forma parte del proyecto D*Action + Omega-3, y se puede obtener en mi tienda en línea o directamente en GrassrootsHealth. Para obtener más información sobre este proyecto, consulte la página de preguntas frecuentes.

La vitamina D y el omega-3 son dos de los nutrientes más importantes que su cuerpo necesita para mantener una salud óptima, y la única manera de evaluar sus niveles, es realizándose un examen.

El proyecto D*Action + Omega-3 de GrassrootsHealth es el proyecto más grande en el mundo, que permite que los científicos investigadores estudien los vínculos entre estos nutrientes, además, participar en este proyecto es una forma económica de tomar el control de su salud y ayudar al avance científico, al mismo tiempo.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario