El Desafío del Mundo Real de Sobrevivir en un Mundo Inundado de Pesticidas

Pesticidas

Historia en Breve -

  • El gobierno ha cerrado los ojos ante lo obvio, se están permitiendo demasiados químicos tóxicos en el cultivo de alimentos y en cantidades muy elevadas
  • El 80 % de los cultivos genéticamente modificados (GE) están diseñados para soportar la aplicación de herbicidas. Como resultado, estamos ingiriendo estas sustancias químicas en cantidades mucho más grandes que antes
  • La exposición a largo plazo a los pesticidas se ha relacionado con la infertilidad, defectos de nacimiento, alteración endocrina, trastornos neurológicos, cáncer, entre otros. Consumir alimentos orgánicos puede reducir su exposición a los pesticidas

Por el Dr. Mercola

La exposición prolongada a los pesticidas se ha relacionado con infertilidad, defectos de nacimiento,1,2 alteraciones endocrinas, trastornos neurológicos y cáncer, por lo tanto, es una conclusión lógica que reducir la cantidad de plaguicidas que hay en nuestro suministro de alimentos podría mejorar la salud de la población general.

De hecho, uno de los mayores atractivos comerciales para el consumo de alimentos orgánicos es que pueden reducir considerablemente la exposición a los pesticidas y otros productos químicos nocivos que se utilizan en la agricultura convencional, además, esta medida en sí misma podría ayudar a proteger su salud a largo plazo y/o mejorar cualquier alteración de salud que pudiera padecer.

Debido a que las normas orgánicas prohíben el uso de pesticidas y herbicidas sintéticos, por lo general, los alimentos orgánicos están menos contaminados y los estudios han confirmado que aquellos que llevan una alimentación principalmente orgánica tienen menos toxinas en su sistema.

Por desgracia, la industria de la tecnología química tiene mucho poder--tanto que nuestro gobierno ha cerrado los ojos ante lo obvio, y es que se están permitiendo demasiados químicos tóxicos en el cultivo de alimentos y en cantidades demasiado grandes.

"Así como en los años cincuenta con el DDT y el tabaco, estamos al borde de un daño catastrófico para la salud de todo el mundo. Este cortometraje comienza a explicar porqué y qué podemos hacer".

La 'Primavera Silenciosa' Continúa

En 1962, la bióloga estadounidense Rachel Carson escribió el libro "Silent Spring" (Primavera Silenciosa), en el que advirtió sobre los devastadores impactos ambientales del DDT (dicloro difenil tricloroetano), lo que sugiere que este producto químico también podría tener efectos nocivos para la salud de las personas.

Con razón suficiente, cuestionó la lógica y la sensatez de usar cantidades tan grandes de un producto químico sin saber mucho sobre su impacto ecológico y de salud.

Su libro desencadenó una revolución de opiniones que dio origen al movimiento ambiental moderno, y la protesta pública que resultó de su libro finalmente condujo a que en los Estados Unidos, el DDT fuera prohibido para uso agrícola en el año 1972.

Por desgracia, el DDT simplemente fue reemplazado con otros productos químicos igual de peligrosos y no probados. Hoy en día, también estamos expuestos a una mayor variedad de pesticidas y cantidades aún más grandes, por ello es tan importante compartir este cortometraje con la mayor cantidad de personas posible.

Piense en esto: las mismas empresas que desarrollaron armas química durante la Segunda Guerra Mundial únicamente se cambiaron a la agricultura después de la guerra, y muchos de los mismos productos químicos de guerra ahora son esparcidos sobre nuestra comida.

La idea de que estos productos químicos son buenos para los seres humanos, el medio ambiente y la agricultura, es errónea.

La Ingeniería Genética Alimenta al Motor de la Agricultura Química

El 80 % de los cultivos transgénicos (GE) están diseñados para resistir la aplicación de herbicidas; en su mayoría a los herbicidas a base de glifosato, como el Roundup de Monsanto. Como resultado, estamos ingiriendo pesticidas en cantidades mucho más elevadas que nunca.

La pregunta es, ¿cuál es el límite? Hay motivos para creer que ya lo cruzamos. Las estadísticas de salud sugieren que la carga tóxica promedio se ha vuelto demasiado grande para niños y adultos por igual, y las toxinas que hay en nuestros alimentos parecen desempeñar un papel primordial.

Según el Dr. Joseph E. Pizzorno,3 presidente fundador de la Universidad de Bastyr, la primera universidad multidisciplinaria de medicina natural totalmente acreditada y el primer centro de investigación en medicina alternativa financiado por los Institutos Nacionales de la Salud, las toxinas en el suministro de alimentos modernos ahora son "uno de los principales contribuyentes, y en algunos casos la causa de, prácticamente todas las enfermedades crónicas".

En un informe reciente4,5 de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia6 (FIGO), que representa a obstetras y ginecólogos de 125 países, advierte que ahora exponerse a los químicos, incluidos los pesticidas, representa una amenaza importante para la salud humana y reproducción.

Los pesticidas también se incluyen en una nueva declaración científica de la Endocrine Society Task Force que habla de los productos químicos que son alteradores endocrinos.7,8

Este grupo de trabajo advierte que los efectos que los químicos alteradores endocrinos tienen sobre la salud son tales, que todos debemos adoptar medidas proactivas para evitarlos--en especial las mujeres que buscan quedar embarazadas, mujeres embarazadas y niños pequeños.

Incluso la exposición mínima a los pesticidas, ha aumentado considerablemente el riesgo de padecer ciertas enfermedades como el Parkinson. Según Michael Antoniou, Ph.D., un especialista en genética británico que fue entrevistado en el cortometraje: "como si fuera un cóctel, creo que los [pesticidas] han convertido nuestro suministro de alimentos en un veneno lento".

El Aumento de Enfermedades Crónicas es Paralelo al Aumento del Uso de Glifosato

El aumento en el uso de glifosato en todo el mundo, está estrechamente relacionado con el aumento de infertilidad, trastornos tiroideos, diabetes, enfermedad hepática y renal, derrame cerebral y muchas otras enfermedades crónicas. Por desgracia, el gobierno de los Estados Unidos no reconoce esa conexión.

Como lo señala Claire Robinson, directora editorial de GMWatch y autora del excelente libro "Mitos y Verdades de los GMO" (organismos genéticamente modificados, por sus siglas en inglés), aunque tenemos un sistema regulador, es un sistema muy inadecuado, porque no evalúa todos los posibles efectos sobre la salud y el medio ambiente de cualquier producto químico.

La industria química también tiene gran influencia, y en gran medida, las puertas abiertas entre la industria y las entidades reguladoras de los Estados Unidos, han permitido que la industria dicte sus propias reglas. Robinson también señala acertadamente que de hecho, las compañías químicas son las que producen las semillas transgénicas.

Esto es algo importante que debemos tener presente. No son verdaderas compañías agrícolas. Son compañías químicas que sólo encontraron otra forma de aumentar sus ventas, y creer que lo hacen por altruismo sería ingenuo.

Estudios Demuestran que Incluso las Dosis Mínimas de Roundup Causan Daños

Antoniou realizó pruebas que revelan que las dosis mínimas de Roundup que fueron administradas a ratas por medio del agua potable, producen daño hepático y renal a largo plazo. Y estas dosis son miles de veces más bajas de lo que los reguladores dicen que es completamente seguro consumir.

Otro estudio reciente descubrió que el Roundup perjudica el desarrollo de los úteros en ratas hembra, aumenta el riesgo de infertilidad y cáncer uterino. De acuerdo con el informe de The Ecologist:9

"Los médicos y científicos han observado altas tasas de abortos--a veces llamados "abortos espontáneos"--en mujeres que viven en regiones de Argentina donde se cultiva la soya transgénica Roundup Ready, la cual es rociada con herbicidas de glifosato. Un nuevo estudio puede explicar este fenómeno.

Se descubrió que la dosis de herbicidas que altera el desarrollo uterino en ratas es de 2 miligramos por kilogramo de peso corporal al día, de acuerdo con la "dosis de referencia" de glifosato puro que los reguladores consideran que es seguro consumir a diario durante toda la vida".

Entonces, ¿por qué no se toman medidas para proteger la salud de las personas? Realmente se reduce al hecho de que sin Roundup y otros plaguicidas, el negocio de las semillas GE colapsaría, y las compañías de tecnología química, con sus vastos recursos y puertas abiertas en las agencias reguladoras gubernamentales, han logrado engañar a todos para que se crea que no hay problema.

El Uso de Pesticidas Está Aumentando en Todo el Mundo

Se estima que en todo el mundo, se aplican 7.7 mil millones de libras (cerca de 3.5 mil millones de kilogramos) de pesticidas cada año, y ese número está aumentando constantemente a medida que los países desarrollados están realizando la transición hacia la agricultura química en un esfuerzo equivocado y mal informado de aumentar su rendimiento y reducir costos.10

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Bangladesh y Tailandia han cuadruplicado su uso de pesticidas desde principios de los años noventa. Ghana, Etiopía y Burkina Faso han incrementado su uso en un 1000 %, y en Argentina el uso ha aumentado un 815 %.11,12

Estados Unidos sigue liderando el uso de pesticidas, seguido de Brasil, que es el principal exportador de semillas de soya, maíz y algodón. Más de un tercio de los 260 millones de galones de pesticidas que se utilizan en Brasil cada año, se le aplican a las semillas de soya. Sin embargo, el algodón y los cítricos reciben la mayor cantidad.

No obstante, aumentar el rendimiento con productos químicos tiene un costo. Según un análisis de los datos de la FAO, que fue realizado en el año 2012, cada aumento del 1 % en el rendimiento de los cultivos se asocia con un aumento del 1.8 % en el uso de pesticidas.

Lógicamente, esta es una tendencia insostenible si consideramos las repercusiones de salud que están asociadas con la exposición a los pesticidas y sus efectos en el medio ambiente, éstos incluyen la destrucción del suelo y la vida vegetal no objetivo, la contaminación de las vías fluviales y la aniquilación de polinizadores esenciales como las abejas y mariposas.

Los Efectos Secundarios Comunes de los Productos Químicos Agrícolas

Dependiendo del producto químico que sea utilizado, los productos químicos agrícolas suelen tener sus propios efectos secundarios en específico:

  • Los insecticidas principalmente producen síntomas neurológicos, tales como dolores de cabeza
  • Los fungicidas tienden a producir síntomas relacionados con la piel
  • Los herbicidas están asociados con problemas digestivos y de la piel

El año pasado, el glifosato, que es uno de los herbicidas más utilizados en el mundo, fue reclasificado como "probable carcinógeno" clase 2A por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), una división de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque la IARC no llegó a una clasificación cancerígena más sólida, hay gran evidencia que demuestra que el glifosato "definitivamente" es carcinógeno.13

Incluso, el científico investigador y especialista, que averigua los productos químicos agrícolas que hay en el suministro de alimentos, Anthony Samsel, Ph.D., afirma haber descubierto evidencia de que Monsanto ha sabido que el glifosato promueve el cáncer desde 1981.

El glifosato se aplica con más frecuencia en el maíz, la soya y remolacha azucarera GE, sin embargo, por lo general, también se utiliza para desecar el trigo convencional (no transgénico, ni orgánico) y proteger de la maleza a otros cultivos convencionales.

Es inquietante que el glifosato y el Roundup incluso pueden ser peores que el DDT, ya que se relacionan con una variedad de efectos sobre la salud en constante aumento, entre ellos se encuentran los siguientes:14,15

Deficiencias nutricionales, en especial minerales, ya que el glifosato inmoviliza ciertos nutrientes y altera la composición nutricional de los cultivos tratados

Alteración de la biosíntesis de los aminoácidos aromáticos (estos son aminoácidos esenciales que no se producen en el cuerpo sino deben proporcionarse por medio de los alimentos)

Aumento de la exposición a las toxinas (esto incluye altos niveles de glifosato y formaldehído en los alimentos)

Alteraciones en el transporte de sulfato y metabolismo del azufre; deficiencias de sulfato

Toxicidad sistémica--un efecto secundario de la alteración extrema de la función microbiana en su cuerpo, en especial de los microbios beneficiosos, lo cual permite la proliferación de patógenos

Disbiosis intestinal (alteraciones en las bacterias intestinales, inflamación, intestino permeable, alergias a los alimentos tales como la intolerancia al gluten)

Aumento de los efectos dañinos de otros residuos químicos de los alimentos y toxinas ambientales, como resultado de la desactivación de las enzimas desintoxicadoras

Creación de amoniaco (un bioproducto que se produce cuando ciertos microbios descomponen el glifosato), esto puede causar inflamación cerebral relacionada con el autismo y el Alzheimer

Incremento en la resistencia a los antibióticos

Aumento en el riesgo de cáncer.16,17,18,19 Desde la resolución de la IARC, el personal agrícola de Monsanto, lo ha comenzado a demandar por su exposición al glifosato en el pasado, afirmando que desempeñó un papel en su cáncer de huesos y leucemia20,21

Advertencia para el Consumidor: Los límites del Glifosato en los Alimentos son Excesivos

Algunos de los estudios que implican al glifosato como un serio peligro para los animales y los seres humanos ya tienen muchos años, sin embargo en julio del 2013, justo en medio de las crecientes interrogantes sobre la seguridad del glifosato, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) continuó y aumentó los límites de glifosato que están permitidos en los cultivos tanto de alimentos como de forraje.22,23

Según una investigación24 publicada en el año 2011, los niveles permitidos en los cultivos de semillas oleaginosas como la lianza, soya y canola, se duplicaron, de 20 partes por millón (ppm) a 40 ppm--sólo 10 ppm por debajo del nivel en que el Roundup puede provocar muerte celular.

En muchos otros alimentos, los niveles permitidos de glifosato se elevaron de 15 a 25 veces a comparación con los niveles anteriores.

Vegetales como las hortalizas y tubérculos, a excepción del azúcar, obtuvieron uno de los aumentos más grandes, los límites de residuos permitidos se elevaron de 0.2 ppm a 6.0 ppm. El nivel en las batatas se elevó a 3 ppm.

Es importante recordar que los niveles de glifosato permitidos, han aumentado significativamente, porque SI el gobierno de los Estados Unidos implementa pruebas para detectar glifosato en los alimentos, como lo indicó la EPA en abril del 2015,25 entonces la garantía de que los niveles están "dentro de límites seguros" puede tener poco o ningún valor real.

Además, aunque los peligros del glifosato son cada vez más reconocidos, muchos no se dan cuenta de que la formulación de Roundup que se emplea en los cultivos es aún más tóxica que el glifosato solo.

Las investigaciones revelan que los tensioactivos de la fórmula aumentan sinérgicamente la toxicidad del glifosato, a pesar de que estos ingredientes se consideran "inertes" y sin consecuencias importantes.

Las recientes investigaciones de seguimiento26,27 realizadas por Gilles-Éric Séralini, Ph.D.--cuyo primer estudio sobre alimentación reveló el desarrollo masivo de tumores y muerte prematura--demuestran que la exposición a largo plazo incluso en cantidades mínimas de Roundup podría causar tumores, además de daño hepático y renal en ratas.

¿El Sistema Alimentario Podría Sobrevivir sin Pesticidas?

Muchos se han acostumbrado tanto a la idea de que los pesticidas son una necesidad que dan poca credibilidad a la idea de que en realidad los productos químicos no son necesarios. Como informó Ensia, una revista que muestra soluciones a los mayores desafíos ambientales de la Tierra:28

"'¿Cuánto es demasiado?' es una pregunta con la que Jules Pretty, profesor de la Universidad de Essex en el Reino Unido, lidia constantemente. Lo que es alentador es la creciente evidencia de que los agricultores pueden reducir su dependencia a los pesticidas y mantener su producción agrícola, algunas veces al emplear técnicas que datan de hace miles de años.29

Durante los últimos 25 años, Pretty ha estado estudiando prácticas de agricultura sustentable30 en todo el mundo. Ha demostrado que hay una creciente evidencia de que la gestión integrada contra las plagas (IPM, por sus siglas en inglés)--una estrategia que utiliza prácticas agronómicas alternativas, diversas e históricas para controlar las plagas--puede ayudar a reducir el uso de pesticidas en una variedad de sistemas agrícolas.

En 2015, Pretty y sus colegas publicaron un metanálisis31 de 85 sitios en 24 países de Asia y África que emplearon técnicas de IPM y redujeron su uso de pesticidas mientras aumentaron el rendimiento de sus cultivos.

Algunos eliminaron los pesticidas por completo mediante el uso de técnicas como la rotación de cultivos y las trampas de feromonas para capturar plagas, dice Pretty.

"Treinta por ciento de los sistemas de cultivo fueron capaces de dejar de utilizas pesticidas por completo", dice Pretty. No sólo eso, sino que sorprendentemente, dice, "las innovaciones con respecto a la sustentabilidad se están dando en los países más pobres: Bangladesh, la India y países de África. Realmente podríamos considerarlo como una señal".

Según Pretty, una estrategia clave para reducir la dependencia a los plaguicidas son "las escuelas de campo para agricultores", que permiten que los agricultores experimenten varias técnicas y vean los resultados por sí mismos. Esto ya ha demostrado ser mucho más eficaz que tratar de persuadir u obligar a los agricultores a modificar sus técnicas.

Una vez que ven los resultados con sus propios ojos, la mayoría se encuentran más que dispuestos a implementar métodos libres de pesticidas, y a compartir su experiencia con otros.

Él está convencido de que "si suficientes agricultores en suficientes países en desarrollo pudieran convencerse de los beneficios de las prácticas agrícolas sustentables, como el IPM, la dependencia mundial a los pesticidas podría reducirse", escribe Ensia.

¿Qué Alimentos Es Más Importantes Comprar Orgánicos?

Los pesticidas pueden dañar a cualquiera, sin embargo, si usted es una mujer en edad fértil o tiene hijos pequeños, es especialmente importante tomar medidas para reducir su exposición. Lo ideal es que todos los alimentos que usted y su familia consumen sean orgánicos.

Dicho esto, no todas las personas tienen acceso a una gran variedad de productos orgánicos, y a veces puede ser más costoso que comprar los convencionales.

Una forma de ahorrar un poco de dinero y reducir su exposición a los pesticidas es comprar algunos productos orgánicos y "conformarse" con otros que se cultivan de manera convencional según la intensidad de los pesticidas con la que por lo general se trata cada cultivo.

Los productos de origen animal, como la carne, mantequilla, leche y huevo, son los que es más importante que sean orgánicos debido a que los productos animales tienden a bioacumular las toxinas que provienen de los alimentos para animales que están repletos de pesticidas, esto las concentra en proporciones mucho más altas que las que, por lo general, hay en los vegetales.

Por favor, tome esto en cuenta, porque si se aprueba el nuevo proyecto de ley Roberts-Stabenow (S. 2609) para una ley nacional de etiquetado de OMG, los productos de carne de res, ave y huevo, estarán exentos de cualquier requisito de divulgación de organismos genéticamente modificados, incluso si los animales fueron alimentados con alimentos transgénicos y/o productos que contienen otros ingredientes GE, tales como el jarabe de maíz transgénico de alta fructosa.

Así que sólo tiene que recordar que para evitar los ingredientes GE y los pesticidas, es necesario comprarlos orgánicos, productos de origen animal provenientes de animales que fueron alimentados 100 % con pastura.

Más allá de los alimentos para animales, la cantidad de pesticidas en las diferentes frutas y verduras puede variar bastante. El año pasado, Consumer Reports analizó 12 años de información del Programa de Datos de Pesticidas del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) para determinar la categorías de riesgo (de muy baja a muy alta) de diferentes tipos de productos.32

Debido a que los niños son especialmente vulnerables a los efectos de los químicos ambientales, incluidos los pesticidas, basaron la evaluación de riesgo en un niño de 3.5 años de edad.

Recomiendan comprar orgánico cualquier producto que se encuentre en las categorías de riesgo medio o alto, y proporcionaron como ejemplo de los alimentos que siempre debe tratar de comprar orgánicos, debido a su elevada cantidad de pesticidas, a los siguientes:

Duraznos

Zanahoria

Fresas

Ejote

Pimentón

Pimiento Picante

Mandarinas

Nectarinas

Arándanos

Batatas

Publique su comentario