La Mayoría de las Personas Sufren Trastorno por Déficit de Naturaleza

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Julio 13, 2017 | 23,501 vistas

Historia en Breve

  • Pasar tiempo al aire libre puede levantar el estado de ánimo de forma significativa, y se ha descubierto que las actividades al aire libre como la jardinería y las caminatas en la naturaleza son una buena terapia
  • Las personas de los Estados Unidos pasan entre el 80 y 99 % de sus vidas en interiores--una tendencia que ha llevado al "trastorno por déficit de naturaleza", un término utilizado para describir un déficit de estilo de vida que contribuye al mal estado de salud física y psicológica
  • La ecoterapia emplea métodos que promueven los beneficios para la salud que se obtienen al estar en la naturaleza. Las investigaciones demuestran que la terapia de la naturaleza reduce la ansiedad y depresión, mejora el autoestima, reduce la presión arterial, entre otros.

Por el Dr. Mercola

Pasar tiempo al aire libre puede levantar significativamente su estado de ánimo, por lo tanto no es de sorprender que se haya descubierto que las actividades al aire libre como la jardinería y las caminatas en la naturaleza1 sean una buena terapia.

En una encuesta,2 el 80 % de quienes practicaban la jardinería informaron estar "felices" y satisfechos con sus vidas, en comparación con el 67 % de quienes no la practican, y entre más tiempo pasaban en el jardín, mayor era su satisfacción con la vida.

Entre los voluntarios en un proyecto de conservación al aire libre, un impresionante 100 % dijo que la participación mejoró su salud mental y estimuló su confianza y autoestima.3 Por lo general, este bienestar general entre quienes practican la jardinería, se atribuye a la "recarga" que se obtiene al tener las manos en contacto con la tierra y pasar tiempo en la naturaleza.

Según Craig Chalquist,4 un psicólogo de profundidad y presidente del Departamento de Psicología East-West del Instituto de Estudios Integrales de California, quien también está certificado en el diseño de permacultura: "Si toca tierra húmeda durante 20 minutos, las bacterias del suelo comienzan a elevar su estado de ánimo. El suelo tiene todos los antidepresivos que necesita".5

En Japón, una práctica conocida como "baño de bosque" (shinrin-yoku) ha sido parte del programa nacional de salud desde el año 1982, y ahora sus beneficios están empezando a ser más ampliamente reconocidos en los Estados Unidos.6

"El objetivo era reconectar brevemente a las personas con la naturaleza de la manera más sencilla posible. Ir a los bosques, respirar profundamente, estar en paz. El baño de bosque era el método autorizado por la medicina en Japón para desconectarse antes de que hubiera teléfonos inteligentes de los cuales desconectarse.

Desde el origen del "shinrin-yoku", los investigadores han gastado millones de dólares analizando su eficacia; los beneficios documentados para la salud hasta ahora incluyen la reducción de la presión arterial, niveles de glucosa en la sangre y hormonas del estrés".

La Importancia de Disminuir la Velocidad

Estar en la naturaleza tiene el efecto de relajarlo porque el ritmo de la naturaleza es mucho más tranquilo que nuestro ambiente hecho por el hombre. Hay un pulso y un ritmo en la naturaleza, y cuando empieza a observarlo y lo adopta, descubre que todo toma tiempo.

El cambio no es inmediato. Es un proceso. Con el internet de alta velocidad y la conectividad 24/7, tendemos a olvidarlo. Estamos tan acostumbrados a los resultados instantáneos y a la gratificación inmediata. Se podría decir que observar la naturaleza conduce a una mayor tolerancia a la lentitud, también conocida como paciencia.

Esta sensación de bienestar también puede tener efectos trascendentales en su salud física. De acuerdo con la investigación de Johns Hopkins,7 tener un temperamento alegre puede reducir significativamente sus probabilidades de sufrir un ataque cardiaco o muerte súbita cardíaca. Como señaló la autora principal Lisa R. Yanek, M.P.H.:8

"Si es una persona alegre por naturaleza y ve el lado positivo de las cosas, es más probable que esté protegido de los eventos cardíacos. Un temperamento más feliz tiene un efecto real sobre las enfermedades y como resultado usted podría estar más saludable".

Trastorno por Déficit de Naturaleza – Una Enfermedad en Aumento

Un reciente artículo de The Atlantic9 destaca el creciente campo de la ecoterapia, refiriéndose a "métodos para promover los beneficios para la salud de estar en la naturaleza".10

Como señaló Florence Williams, autor de "The Nature Fix", "De manera instintiva, muchos de nosotros creemos... y nos sentimos mejor en la naturaleza. Sin embargo, apenas desde hace poco hemos podido observar los biomarcadores de este cambio".11

El editor principal del Atlantic, el Dr. James Hamblin, investiga estos beneficios y entrevistó a terapeutas de salud mental que utilizan la ecoterapia en sus clínicas. Otros términos,12,13 utilizados para este tipo de terapia incluyen la terapia ecológica, terapia de la naturaleza y la terapia centrada en la Tierra.

La ecoterapia como término general también cubre la terapia hortícola, terapia asistida con animales, terapia silvestre, terapia con animales de granja, control del tiempo, estrés y control de la "ecoansiedad"14--estrés, depresión, ansiedad, dolor y desesperación atribuidos al trauma relacionado con las alteraciones climáticas en específico.

Un ejemplo sería la depresión o el dolor después de la pérdida de un ser querido en un huracán o una inundación repentina.

Las estimaciones sugieren que el habitante promedio de los Estados Unidos pasa entre el 80 y 99 % de su vida en el interior de su hogar--una tendencia de estilo de vida que ha llevado a lo que ahora algunos se refieren como "trastorno por déficit de naturaleza".15

Esto no es un diagnóstico psicológico real pero describe un déficit de estilo de vida que contribuye al mal estado de salud física y psicológica. La ecoterapia, que básicamente es una receta para salir y pasar tiempo en un ambiente natural, ha demostrado que:16

Pasar tiempo al aire libre también aumenta sus niveles de vitamina D (si muestra suficiente piel desnuda) y, caminar descalzo, le ayuda a conectarse con la Tierra (también conocido como Earthing o grounding).

Ecoterapia para la Depresión

Hace siete años, entrevisté a Robert Whitaker periodista médico nominado al Premio Pulitzer, acerca de su extensa investigación y conocimiento sobre los medicamentos psiquiátricos y los tratamientos alternativos para la depresión.

Mencionó un interesante estudio realizado por la Universidad de Duke a finales de la década de 1990, que dividió a los pacientes con depresión en tres grupos de tratamiento: Sólo ejercicio, ejercicio más antidepresivos y sólo medicamentos antidepresivos.

Después de seis semanas, el grupo que sólo consumía antidepresivos estaba un poco mejor que los otros dos. Sin embargo, después de 10 meses de seguimiento, el grupo que sólo hizo ejercicio fue el que tuvo la mayor proporción de referencia en la tasa de bienestar.

Según Whitaker, algunos países están tomando muy en serio este tipo de resultados de investigación, y están empezando a basar sus tratamientos en la evidencia en cuestión.

Por ejemplo, en el Reino Unido, los médicos pueden recetar visitar a un consejero de ejercicios en su lugar, bajo el "programa de ejercicios prescritos".17 Parte del ejercicio puede inclinarse a las actividades al aire libre en un jardín, caminar por la naturaleza, reparar senderos o limpiar áreas verdes.

Durante los primeros años de la introducción de este programa de ecoterapia18 en el año 2007, la tasa de médicos británicos que recetaban el ejercicio para tratar la depresión aumentó de cerca del 4 % a casi un 25 %.

De acuerdo con un informe realizado en el 2009 sobre la ecoterapia por la British Depressionalliance.org:19

"...el 94 % de las personas que participaron en una investigación de MIND comentaron que las actividades de ejercicio ecológico habían beneficiado su salud mental...

Además, el Instituto Nacional de Excelencia Clínica afirma que para los 'pacientes con depresión... el ejercicio estructurado y supervisado puede ser una intervención eficaz que tiene un impacto clínico significativo sobre los síntomas de la depresión".

La Naturaleza Como Agente Curativo

Las personas comienzan a reconocer cada vez más, que los déficits de la naturaleza desempeñan un papel importante en su salud y bienestar, y este reconocimiento incluso puede verse en la literatura.

Como destaca The Telegraph,20 "la escritura de la naturaleza" es un género literario relativamente novedoso, en el que se mezclan las memorias con "la experiencia de la naturaleza, del autor". Es decir, libros que describen la influencia curativa de la naturaleza.

"En 'H is for Hawk', Helen Macdonald cuenta la pérdida inesperada de su padre a finales de sus treinta años. Para distraerse de su dolor, intenta domesticar un halcón...

Del mismo modo, Amy Liptrot, en su libro 'The Outrun', describe su regreso a la isla Orkney, donde hizo largas caminatas y reconstruyó un muro de piedra como una forma de recuperarse de su adicción al alcohol y la ruptura de una relación. Estos son sólo dos de los muchos ejemplos recientes", dice The Telegraph.

El Efecto de los Tres Días

Si bien muchos artistas dirán que la naturaleza puede tener una gran influencia en el proceso creativo, también puede tener un impacto profundo en la capacidad de razonar y pensar clara y profundamente, de un intelectual.

En "This Is Your Brain on Nature"21 (este es su cerebro en la naturaleza), National Geographic profundiza en los poderes curativos de la naturaleza desde el punto de vista de un psicólogo:

"... David Strayer ... [un] psicólogo cognitivo de la Universidad de Utah que se especializa en la atención... sabe que nuestros cerebros son propensos a errores, en especial cuando estamos realizando varias tareas al mismo tiempo y evitando las distracciones...

Strayer está en una posición única para entender lo que nos hace la vida moderna. Un apasionado mochilero, cree que él conoce el antídoto: la Naturaleza.

En el tercer día de un viaje de campamento en los cañones salvajes cerca de Bluff, Utah; Strayer... le explica a 22 estudiantes de psicología lo que él llama el "efecto de los tres días". Dice, nuestros cerebros no son máquinas incansables de tres libras; se cansan con facilidad.

Cuando reducimos la velocidad, suspendemos el trabajo de oficina y disfrutamos de un bello entorno natural, no sólo nos sentimos restaurados, sino que nuestro rendimiento mental también mejora...

Strayer demostró que un grupo de participantes de Outward Bound, se desempeñó hasta un 50 % mejor en las tareas de resolución creativa de problemas después de tres días de excursionismo en plena naturaleza.

El efecto de tres días, dice, es una especie de limpieza del parabrisas mental que sucede cuando hemos estado inmersos en la naturaleza el tiempo suficiente... 'Si puede tener la experiencia de vivir el momento durante dos o tres días, parece que se produce una diferencia en el pensamiento cualitativo".

Los Paseos por la Naturaleza Disminuyen los Pensamientos Negativos

De hecho, investigaciones recientes22 demuestran que el pasar tiempo en la naturaleza ayuda a reducir la depresión y ansiedad en específico, al disminuir la rumia, es decir, los pensamientos negativos obsesivos que sólo dan vueltas sin que se llegue a ningún tipo de solución.

Los pensamientos rumiantes iluminan una región del cerebro llamada la corteza prefrontal subgenual, un área que regula las emociones negativas.

Cuando la preocupación continúa durante largos períodos de tiempo, puede conducir a la depresión. Para evaluar el efecto que tienen los paseos en la naturaleza sobre la preocupación, se dividió en dos grupos a 38 residentes urbanos psicológicamente saludables.

Un grupo dio una caminata de 90 minutos a través de un bonito paisaje, mientras que el otro caminó a lo largo de El Camino Real, una calle transitada de cuatro carriles en Palo Alto.

Como era de esperar, quienes caminaban por la calle concurrida no tuvieron disminución de sus pensamientos, mientras que los que caminaron en la naturaleza, experimentaron una disminución significativa en la actividad subgénica de la corteza prefrontal.

La Vida Urbana se Vincula con la Ansiedad y Trastornos del Estado de Ánimo

Los investigadores que analizan el estrés han descubierto que los habitantes de las ciudades son más propensos a sufrir de trastornos del estado ánimo y ansiedad en general, en comparación con aquellos que viven en ambientes más rurales--un efecto que se cree que se debe a los niveles de estrés crónicamente elevados.23

Mediante una resonancia magnética funcional (IRMf), los investigadores del Instituto Universitario de Salud Mental Douglas de la Universidad de McGill en Canadá, demostraron que el ambiente en el que se vive puede alterar los procesos neuronales y con ello aumentar o disminuir el riesgo de padecer problemas psicológicos.

A treinta y dos adultos sanos se les pidió que completaran un problema matemático complicado, mientras escuchaban respuestas verbales negativas al mismo tiempo. Aquellos que vivían en ambientes urbanos aumentaron su actividad en el área de la amígdala cerebral, la cual está involucrada en emociones como el miedo y la respuesta a las amenazas.

Los que vivieron en ciudades durante los primeros 15 años de su vida también aumentaron su actividad en la corteza cingulada anterior pregenual, que ayuda a regular la amígdala.

En resumen, aquellos que crecieron en un ambiente urbano tuvieron mayor sensibilidad al estrés. En un artículo adjunto,24 Daniel Kennedy, Ph.D., y Ralph Adolphs, Ph.D., ambos del Instituto Tecnológico de California, explicaron que el nivel de autonomía puede desempeñar un papel en cómo la vida urbana es estresante para cada quien:

"Hay grandes variaciones en las preferencias de las personas y la capacidad de enfrentar la vida de la ciudad: algunos son exitosos en la ciudad de Nueva York, otros estarían felices de cambiarla por una isla desierta.

Los psicólogos han descubierto que un factor considerable que explica esta variabilidad es el aparente grado de control que las personas tienen sobre su vida cotidiana.

La amenaza social, falta de control y subordinación son todos los candidatos posibles para la mediación de los efectos estresantes en la vida urbana, y probablemente representan gran parte de las diferencias individuales observadas".

Los Sonidos de la Naturaleza le Ayudan a Relajarse

Otras recientes investigaciones demuestran que los simples sonidos de la naturaleza tienen un efecto distinto en el cerebro y reducen los instintos de pelear o huir, además, activan el sistema nervioso autónomo del descanso y la digestión.25,26,27

Aquí, los participantes escucharon dos tipos de sonidos distintos--sonidos de la naturaleza y sonidos de un entorno artificial hecho por el hombre--mientras se encontraban bajo un escáner de fMRI. Durante cada paisaje sonoro de 5 minutos, realizaron tareas diseñadas para medir la atención y el tiempo de reacción.

Los sonidos de la naturaleza produjeron actividad cerebral asociada con la concentración dirigida hacia el exterior, mientras que los sonidos artificiales crearon actividad cerebral asociada con la atención dirigida al interior. Esta última, que se puede expresar como preocupación sobre cosas relacionadas consigo mismo, es un rasgo asociado con la ansiedad, depresión y el trastorno de estrés postraumático.

Los sonidos de la naturaleza también produjeron una mayor actividad del sistema nervioso del descanso y la digestión, la cual se da cuando el cuerpo está en un estado de relajación. Las tareas externas que requieren atención y concentración mental también mejoraron. En general, los sonidos de la naturaleza tuvieron mayor efecto en quienes estaban más estresados.

Una investigación previa también demostró que escuchar los sonidos de la naturaleza le ayuda a recuperarse más rápido después de un acontecimiento estresante. La autora principal del estudio Cassandra Gould van Praag, Ph.D., dijo:

"Todos estamos familiarizados con la sensación de relajación y "desconexión" que proviene de un paseo por el campo, y ahora tenemos pruebas cerebrales y corporales que nos ayudan a entender este efecto.

Esta ha sido una colaboración emocionante entre artistas y científicos, y ha producido resultados que podrían tener un impacto en el mundo real, en especial para las personas que están experimentando altos niveles de estrés...28 En definitiva, recomiendo a todos dar un paseo en un entorno natural, ya sea que se sientan agotados o no. Incluso escaparse sólo unos minutos podría ser beneficioso".29

Aprovechando los Recursos Naturales

La moraleja aquí es que pasar tiempo en la naturaleza puede tener grandes beneficios en su salud física y psicológica. De hecho, los déficits de la naturaleza incluso pueden ser el origen de la ansiedad y descontento generalizado de muchas personas—y simplemente no lo saben.

Vivir en el interior se ha convertido en la norma, muchos no toman en cuenta el hecho que han estado rodeados de cemento durante semanas, meses o incluso años.

La clave es ser proactivo. En realidad tiene que planear sus escapadas--agendar su tiempo en la naturaleza en el calendario tal como lo haría cualquier otra actividad importante. Si su tiempo libre es limitado, tendría que ser creativo.

Mi situación me obliga a leer muchos libros y estudios para estar al tanto de los últimos avances en salud. En años pasados, pasaba horas leyendo en el interior, todos los días. Resolví mi necesidad de leer y caminar al aire libre al leer en mi Kindle durante mis paseos por la playa, y con eso mato dos pájaros de un tiro, por así decirlo.

Tener un jardín es otra forma simple de acercarse a la naturaleza sin tener que ir muy lejos. Además de aumentar su sensación de bienestar, darle mantenimiento a su jardín también puede reducir su gasto en alimentos y mejorar su salud al brindarle alimentos frescos no contaminados (si crecen de forma orgánica).

En los días en que no pueda salir, considere utilizar un equipo de sonido ambiental o un CD con sonidos de la naturaleza. Otra alternativa que no cuesta nada es buscar algunos videos de YouTube con sonidos de la naturaleza. Muchos son de varias horas de duración.

Si necesita ayuda profesional, considere visitar un ecoterapeuta. La mayoría de los ecoterapeutas fueron capacitados y autorizados en algún tipo de consultoría convencional o de psicoterapia y emplean la terapia natural en su consulta como un complemento. Si se encuentra en el Reino Unido, visite la página de ecoterapia Mind.org30 con el fin de obtener varios recursos del programa.

En los Estados Unidos, es un poco más complicado encontrar un terapeuta natural debido a que el campo todavía es muy nuevo. Una manera de localizar a un ecoterapeuta podría ser ponerse en contacto con las escuelas de ecoterapia, y pedirles recomendaciones de personas que hayan aprobado el curso.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 New York Times June 28, 2017
  • 2 GardenersWorld.com July 18, 2013
  • 3 Depressionalliance.org Ecotherapy 2009 (PDF)
  • 4 Ecotherapyheals.com
  • 5, 15, 22 The Atlantic June 30, 2015
  • 6 The Atlantic June 30, 2017
  • 7 Johns Hopkins July 9, 2013
  • 8 Medical News Today July 12, 2013
  • 9, 11 The Atlantic June 23, 2017
  • 10 Youtube, The Atlantic, Health Benefits of Going Outside
  • 12 GoodTherapy.org, Ecotherapy
  • 13, 30 Mind.org.UK, Ecotherapy Programs
  • 14 Quartz Media April 3, 2017
  • 16 WebMD, Nature Prescription
  • 17 NHS.uk Exercise for Depression
  • 18, 19 Depressionalliance.org Ecotherapy 2009 (PDF)
  • 20 Telegraph September 26, 2016
  • 21 National Geographic, This Is Your Brain on Nature 2016
  • 23 Nature. 2011 Jun 22;474(7352):498-501.
  • 24 Nature June 23, 2011
  • 25, 28 Science Daily March 30, 2017
  • 26, 29 Health.com April 5, 2017
  • 27 Time April 5, 2017