¿Ayudan los Fidget Spinners a Solucionar la Ansiedad y TDAH? Los Expertos Son Escépticos al Respecto

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Julio 27, 2017 | 5,880 vistas

Historia en Breve

  • Los fidget spinners afirman ayudar a aliviar los síntomas de TDAH, autismo y ansiedad, pero falta evidencia científica que lo sustente
  • Conforme estos se han vuelto populares, se han convertido en una distracción en las aulas—hasta el punto de que algunas escuelas han empezado a prohibirlosAlgunos informes anecdóticos sugieren que estos proporcionan beneficios en algunos casos; sin embargo, una mejor opción para el TDAH y ansiedad es hacer una actividad física de forma regular
  • Algunos informes anecdóticos sugieren que estos proporcionan beneficios en algunos casos; sin embargo, una mejor opción para el TDAH y ansiedad es hacer una actividad física de forma regular

Por el Dr. Mercola

Los fidget spinners son lo último en dispositivos portátiles para niños en edad escolar, pero conforme su popularidad ha aumentado, también los ha rodeado la controversia.

Los dispositivos portátiles de rodamiento giran de forma gratificante cuando son manipulados entre el pulgar y los dedos de los usuarios, lo cual proporciona lo que parecería ser una nueva forma de movimiento constante.

La popularidad de los dispositivos se manifiesta en las búsquedas de "fidget spinner" en google, que hasta hace un año eran inexistentes, y luego, repentinamente, alcanzaron su punto máximo de popularidad en mayo de 2017.1

Su popularidad ha aumentado, en parte, por la forma en que son comercializados--no solo como “juguetes” de moda, sino como herramientas para aliviar el estrés e incrementar la concentración, sobre todo en las personas que padecen un trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), autismo y ansiedad.

Si bien, en primer lugar, si los fidget spinners han sido noticia por representar un riesgo potencial de asfixia, en caso de que se rompa alguna de sus partes; ha continuado siendo noticia porque los expertos están divididos sobre si son útiles, o solo sirven para distraer aún más a los niños.

La Acción de un Movimiento Constante Podría Ser Beneficioso

Si bien, los fidget spinner son una moda reciente, la acción de tener un movimiento constante es una costumbre humana milenaria que parece ofrecer algunos beneficios.

Se ha demostrado que hacer un movimiento constante debido a utilizar una silla, aumenta el gasto energético entre un 20 y 30 %,2 lo que ofrece una posible manera de compensar algunos de (pero no todos) los efectos adversos ocasionados por permanecer sentado de forma prolongada.

De hecho, se descubrió que hacer un movimiento constante reduce el riesgo de muerte prematura que está asociado con permanecer sentado por un período de tiempo excesivo.3

También, se sugiere que hacer un movimiento constante podría ocupar parte de su cerebro, al proporcionar una distracción necesaria para evitar tener pensamientos negativos o uno tras otro, o para servir como un tipo de ritual que podría ayudar para tener tranquilidad y concentración, similar a hacer garabatos.4

Durante mucho tiempo, los terapeutas ocupacionales han utilizado varios juguetes de terapia, tales como una masa sensorial, para los niños con problemas que padecen TDAH, autismo, ansiedad y problemas sensoriales,5 y algunos creen que los fidget spinners representan otra opción similar.

Miriam Gwynne, una madre de una niña con autismo, escribió para AutismAwareness.com que los fidget spinners, y otros dispositivos similares, ayudaron a su hija a aliviar el estrés, al señalar que:

"Para ella, los fidget spinners no son un dispositivo de moda que debe tener para ser como sus amigos, sino algo más que libera el estrés ocasionado por las tareas que debe cumplir durante su día escolar—muy parecido a cuando ella utiliza una pelota para el estrés o los twist-and-lock blocks.6

Asimismo, Claire Heffron, erapeuta pediátrica ocupacional, quien se encuentra en Cleveland, expresó para The Washington Post su apoyo hacia los dispositivos, al afirmar que:

"Estos pequeños dispositivos deberían ser llamados herramientas de movimiento, no juguetes, y podrían ser parte de una estrategia exitosa para controlar el comportamiento nervioso, si son Introducidos como parte normal de la clase de cultura".7

No Existen Suficientes Estudios Científicos Que Sustenten Que los Fidget Spinners Abordan el TDAH y Autismo

Si bien, algunos consideran que los fidget spinners podrían ayudar, y ser una intervención de bajo costo posiblemente no perjudicial, otros no están de acuerdo con eso.

A medida que estas herramientas se han vuelto más populares, también se han convertido en una distracción en las aulas—hasta el punto en que, actualmente, algunas escuelas los han prohibido. Julie Schweitzer, Directora del Programa de Atención, Impulsividad y Regulación del Instituto Davis MIND, de la Universidad de California, dijo para The Sacramento Bee:8

"Conozco a personas que han utilizado algunos de estos dispositivos, y algunas de ellas han dicho que son útiles... pero hasta que lo comprobemos, no lo sabremos.

Pero, por lo que he observado, (el fidget spinner) se ha vuelto tan omnipresente que se ha apoderado de las aulas, y convertido en una gran distracción... Para mí, es algo de sentido común. Si le proporciona a alguien un juguete o le imparte una clase, ¿Qué sería más interesante?"

Mientras tanto, en la revista Current Opinion in Pediatrics, los investigadores escribieron que "los fidget spinners y otros juguetes autoreguladores de la terapia ocupacional aún tienen que ser sometidos a una investigación científica rigurosa. Por lo tanto, sus presuntos beneficios siguen siendo científicamente infundados".

Además, añadieron que los pediatras deben ser conscientes de que los dispositivos presentan un riesgo potencial de asfixia y de que deben "informar a los padres que los estudios revisados ​​por pares no sustentan la afirmación de que son beneficiosos".9

Si su hijo tiene problemas para concentrarse y poner atención, e incluso en los casos de ADHD, considere que utilizar un fidget spinner, especialmente en el aula, podría ser contraproducente, ya que es posible que evite que su hijo ponga atención en la tarea asignada.

También, podría suponer una distracción para los demás. Posiblemente haya momentos en los que debe realizar un movimiento constante--y las herramientas, tales como los fidget spinners--sirvan para un propósito valioso, pero, en general, los juegos físicos o deportes son una mejor opción que jugar con los fidget spinners.

Está Comprobado Que el Ejercicio Beneficia al TDAH

Si bien, los estudios científicos detrás de los fidget spinners para el TDAH son prácticamente inexistentes, hay pruebas sólidas que respaldan que hacer ejercicio alivia los síntomas de este padecimiento.

En 2014, los investigadores encontraron que los niños de 7 a 9 años de edad, que hacían ejercicio moderado a vigoroso mejoraban su desempeño cognitivo y función cerebral durante las tareas que requerían tener un mayor control de ejecución.10

Se obtuvieron beneficios del ejercicio tan solo al realizarlo durante 30 minutos por día, y estos se aplicaron en niños con diferentes tipos de ADHD (incluyendo a los que tenían mayores síntomas de hiperactividad o falta de atención), los que tenían riesgo de este padecimiento, e inclusive en el grupo control de niños que no padecían ADHD.11

La autora del estudio, Betsy Hoza, profesora de psicología de la Universidad de Vermont, dijo para Child Mind Institute: "El mensaje más significativo es que la actividad física es importante para el desarrollo de los niños, independientemente de si padecen o no TDAH...

Existe otra investigación que sugiere que tiene beneficios cognitivos en todos los niños, y todos conocemos los beneficios físicos... A menos que un niño tenga un problema físico que fuera exacerbado por hacer una actividad, el ejercicio es una intervención que no es perjudicial.12

Mientras tanto, en 2010, la investigación publicada en Journal of Attention Disorders reveló que los niños con TADH, quienes participaron en un programa de 10 semanas de actividad física, habían mejorado su capacidad muscular, habilidad motora, comportamiento y el nivel de procesamiento de información.13

En cuanto a por qué el ejercicio es tan útil para tratar el TDAH, el Dr. John Ratey, profesor clínico asociado de psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard, explicó para ADDitude--una revista para familias y adultos con TADH--que el hecho de que aumenten los niveles de dopamina, norepinefrina y serotonina, que desempeñan un rol en la atención, tiene un gran protagonismo.

El ejercicio ha sido comparado con los medicamentos para tratar TDAH, ya que mejora el control de la ejecución, que es la capacidad para mantener la concentración, memoria funcional y la flexibilidad cognitiva (o el cambio entre las funciones).14 A menudo, la función de ejecución se deteriora en los niños que padecen ADHD. Ratey señaló que:15

El ejercicio activa el sistema de atención, las llamadas funciones de ejecución--secuenciar, estimular la memoria funcional, dar prioridad, inhibir y mantener la atención... En un nivel práctico, hace que los niños sean menos impulsivos, lo que los prepara más para aprender”.

¿Qué Tipo de Ejercicios y Deportes Son Mejores Para Los Niños Con TDAH?

El tipo de actividad podría marcar la diferencia en cómo afecta al estado de ánimo, atención y comportamiento de su hijo. Para empezar, es posible que los deportes de competencia no sean la mejor opción, según Hoza.

"En el mundo actual, hay muchos deportes para niños que son muy competitivos, y ésos no serían la mejor opción para los niños que padecen TDAH y tienen problemas para seguir instrucciones, o que no son tan coordinados como sus compañeros", dijo ella.16

Los deportes que permiten que los niños formen parte de un equipo, pero se centran en el desarrollo de sus propios objetivos individuales, tales como la natación, deportes de pista, a campo-traviesa o inclusive el tenis, podrían ser una buena opción, sobre todo si el entrenador es sensible a las necesidades de un niño que padece TDAH (como no castigar una falta de atención momentánea).

Algunos niños que padecen esta enfermedad, especialmente los que tienen energía adicional, también podrían disfrutar de la lucha libre--y podría ser beneficioso para su hijo hacer múltiples actividades.

De hecho, la investigación demuestra que los niños con TDAH que participaron en tres o más deportes tuvieron significativamente menos síntomas de ansiedad o depresión, en comparación con los que participaron en menos de tres.17

Desde luego que, la actividad (o actividades) elegida debe ser algo que su hijo disfrute, lo cual le animará a continuar haciéndolo.

Asimismo, Ratey recomienda hacer actividades que requieran poner mucha atención en los movimientos corporales, que a su vez tengan un "impacto en el sistema de atención"--"Lo cual es muy bueno para los niños y adolescentes que padecen TDAH", indica. Algunos ejemplos son las artes marciales, gimnasia y ballet.18

En el caso de la primera, un beneficio adicional es que promueve rituales que los niños también podrían aplicar en otros ámbitos de la vida.19 Otras excelentes opciones que promueven el trabajo en equipo, concentración, confianza en sí mismo y/o autoestima, son el fútbol, equitación, esgrima y tiro con arco.

Si su hijo disfruta de un deporte como el béisbol, que podría implicar un amplio lapso de inactividad, ADDitude recomienda hablar con el entrenador sobre hacer ligeras modificaciones que podrían ayudar a mantener a su hijo entretenido, como cambiarse de campo o asignarle un trabajo de asistente, mientras espera su turno para utilizar el bat.20

Si el Fidget Spinner Provoca Mucha Distracción, Pruebe Con Aceites Esenciales

Si al parecer su hijo se beneficia al utilizar un fidget spinner, podría ser un poco perjudicial usarlo ocasionalmente (suponiendo que no distraiga a otros compañeros de clase). Sin embargo, si esta intervención parece ser más un obstáculo que una ayuda, considere utilizar aceites esenciales para aumentar la concentración, atención y tranquilidad.

El aceite de vetiver (vetiver es un tipo de hierba de la India) parece ser particularmente útil. En un estudio, cuando los niños inhalaron el aceite tres veces al día, durante 30 días, mejoraron sus patrones de ondas cerebrales y comportamiento, y tuvieron un mejor rendimiento escolar.21

De igual manera, el 80 % de los niños también mejoró cuando utilizó aceite esencial de cedro.22 Las mejoras en la actividad cerebral se revelaron a través de un electroencefalograma (EEG, por sus siglas en inglés), que mide los impulsos eléctricos que se desplazan por el cerebro.

Esto le permitió a los investigadores determinar si los cerebros de los niños funcionaban principalmente en un estado beta (es decir, estado de alerta) o un estado teta (es decir, falta de concentración).

Después de utilizar el aceite esencial de vetiver, se observó que mejoraron las proporciones de beta-teta, mientras que, los padres también observaron que mejoraron los síntomas.

Otro estudio, publicado en Journal of Intercultural Ethnopharmacology, también demostró que, en particular, el aceite esencial de vetiver era una promesa para el TDAH.

Los estudios realizados en animales revelaron cambios en la actividad cerebral, que sugieren un mayor estado de alerta,23 mientras que la investigación en donde participaron humanos, reveló tiempos de reacción más rápidos y una estimulación de la actividad nerviosa simpática, después de inhalarlo.24

Un Plan Integral Basado en el Estilo de Vida, Podría Mejorar la Concentración, Atención y el Comportamiento

Si su hijo padece o tiene síntomas similares al ADHD, recomiendo consultar con un médico holístico que tenga experiencia en este tipo de tratamiento, al utilizar métodos naturales, incluyendo no solo el ejercicio, sino también la terapia conductual y otros.

En un estudio que analizó los efectos de los medicamentos versus el tratamiento conductual en los resultados de las tareas en niños con TDAH, el tratamiento con medicamentos no mejoró significativamente la ejecución o precisión de las tareas, en comparación con el placebo.

No obstante, la terapia conductual ocasionó que los niños tuvieran hasta un 13 % más problemas para cumplir con sus tareas y aumentó la precisión hasta en un 8 %.25 Asimismo, las estrategias de alimentación podrían ser muy eficaces, incluyendo limitar el consumo de azúcar y evitar el gluten.

Es bastante convincente la evidencia que sugiere que la sensibilidad al gluten podría ser una causa principal para la aparición de una serie de padecimientos neurológicos y psiquiátricos, incluyendo al TDAH. Un estudio fue más allá, al sugerir que la enfermedad celíaca debía ser agregada en la lista de síntomas del TDAH.26

Asimismo, los niños que tienen bajos niveles de ácidos grasos omega-3 podrían tener significativamente más probabilidades de ser hiperactivos, presentar problemas de aprendizaje y de conducta.

Un estudio clínico publicado en 2007, también examinó el efecto del aceite de kril en los adultos diagnosticados con TDAH.27

En ese estudio, los pacientes mejoraron su capacidad para concentrarse en un promedio de más del 60 %, después de tomar una dosis diaria de 500 miligramos (mg) de aceite de kril, durante seis meses. Además, informaron haber mejorado en un 50 % sus habilidades de planificación, y en casi el 49 % sus habilidades sociales.

También, es importante abordar las deficiencias de nutrientes (tales como la vitamina B6, zinc y magnesio) y evitar exponerse a sustancias tóxicas, incluyendo a los aditivos alimenticios, glifosato y otros pesticidas, a la radiación de radiofrecuencia de microondas, y los teléfonos celulares e inalámbricos, así como a la electrocontaminación.

Finalmente, un fidget spinner podría proporcionar fugaces momentos de distracción o tranquilidad, en función del usuario, pero para solucionar el TDAH, ansiedad y otros problemas de salud mental, normalmente se requiere un enfoque integral y holístico.