Los Avances en la Biotecnología Química Continúan Amenazando la Salud Ambiental y Humana

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Agosto 01, 2017 | 26,539 vistas

Historia en Breve

  • La propaganda corporativa de los organismos modificados genéticamente (GMO) está llegando a la pantalla grande. Cuarenta y cinco científicos, académicos y escritores han firmado una declaración en la que denominan a la película "Food Evolution", que está financiada por la industria alimentaria, como propaganda corporativa que distorsiona la cuestión de los GMOs
  • La EPA ha aprobado el maíz RNAi para consumo humano, que se basa en la tecnología del "silenciamiento génico". Las investigaciones sugieren que el ARN también podría tener la capacidad de silenciar los genes dentro del cuerpo
  • Una nueva generación de cultivos transgénicos resistentes a la dicamba está causando estragos en los Estados Unidos debido a que los vecinos de las granjas que siembran cultivos resistentes a la dicamba reportan una destrucción masiva de cultivos a causa de la dicamba

Por el Dr. Mercola

En todo el mundo, los plaguicidas están causando estragos importantes en la salud. Según un reciente informe de las Naciones Unidas (ONU),1 cada año los plaguicidas son responsables de 200 000 muertes por intoxicación aguda y la exposición crónica se ha relacionado con el cáncer, Alzheimer, enfermedad del Parkinson, alteración hormonal, trastornos del desarrollo y esterilidad.2

En el año 2015, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), una división de investigación de la Organización Mundial de la Salud, y el patrón de referencia en la investigación sobre carcinogenicidad, encontró que el glifosato--el ingrediente activo del Roundup, el herbicida más utilizado en el mundo--es un probable carcinógeno humano.3,4

A partir de julio del 2017, el glifosato se encuentra enlistado como un conocido carcinógeno según la Propuesta 65 de California,5 lo que significa que los productos que contienen glifosato deben llevar una etiqueta de advertencia sobre el cáncer.

Los plaguicidas como el Roundup, también amenazan la salud de los suelos y con ello ponen en peligro el futuro de la propia agricultura, ya a que un suelo saludable es esencial para el cultivo de los alimentos.6

Tan graves son las preocupaciones acerca de los efectos que tienen los plaguicidas sobre la salud y el medio ambiente, que el informe de la ONU propone un tratado global para que sean eliminados y se opte por un sistema agrícola más sustentable.

Todo esto es una terrible noticia para la industria química en general, y en particular para Monsanto. El año pasado, Monsanto aceptó una oferta de adquisición de Bayer AG por $ 66 mil millones7,8,9 lo que convertiría a la nueva entidad en la mayor empresa de semillas y plaguicidas del mundo. Se espera que la fusión finalice a finales del 2017.

Sin embargo, como se señaló arriba en el informe de Bloomberg, las sospechas de carcinogenicidad ahora representan una seria amenaza para este acuerdo.

La Corte Determinará el Papel del Roundup en el Cáncer

Los denunciantes10 de una demanda colectiva en contra de Monsanto, reclaman que el Roundup causó o contribuyó al desarrollo de su linfoma no hodgkin.11,12 El resultado de esta demanda podría influir en la decisión de Bayer de adquirir a Monsanto o retirarse del trato.

La reevaluación de la toxicidad del glifosato por parte de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos también podría influir en la fusión planeada, aunque no influirá en el juicio contra Monsanto.

El juez de distrito Vince Chhabria, quien dirige el litigio multidistrital contra Monsanto que comprende 310 demandas de víctimas de cáncer, ha declarado que la evidencia científica presentada en el juicio es lo que resolverá la cuestión de si el glifosato puede causar cáncer--no la determinación del IARC o la EPA. Según Bloomberg:13

“Chhabria ha permitido gran libertad a los demandantes para recopilar evidencias sobre las investigaciones de los efectos para la salud que ha tenido Monsanto a lo largo de los años, lo que los denunciantes esperan es que se demuestre que la compañía manipuló los datos.

En marzo, se revelaron docenas de documentos confidenciales de Monsanto con el fin de que el público los viera.

Los registros muestran las deliberaciones internas sobre cómo presentar la información científica sobre el glifosato y sus efectos para la salud, así como la gestión de una campaña de relaciones públicas global, con el fin de asegurarle a los consumidores y reguladores que el Roundup es seguro".

La EPA Tiene Historial de Proteger a la Industria Química

El juicio ha puesto en evidencia pruebas que demuestran cómo la EPA está coludida con Monsanto para proteger los intereses de la compañía.

Por ejemplo, los correos electrónicos revelan que Jess Rowland--quien fue director asociado de la Oficina de Programas sobre Plaguicidas de la EPA y autor clave del polémico informe de la EPA sobre el glifosato--ayudó a detener una investigación sobre el glifosato, por parte de la Agencia para el Registro de Enfermedades y Sustancias Tóxicas (del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos) a nombre de Monsanto.14,15

Los correos también sugieren que Monsanto planeaba confiar en la influencia de Rowland después de que se retirara de la EPA.

En un correo electrónico para un colega, Dan Jenkins, el gerente de asuntos reglamentarios de Monsanto, señaló que Rowland "podría ser útil a medida que avanzamos en la defensa de glifosato en curso".16 De hecho, el trabajo de Rowland después de la EPA incluye la consultaría de tres compañías químicas que son socias cercanas de Monsanto.17

Para colmo de males, el nuevo jefe de la EPA es Scott Pruitt, quien tiene un gran historial en la protección de los intereses de la industria química. Como fiscal general de Oklahoma, Pruitt demandó a la agencia que ahora lidera, más de una docena de veces, siempre para evitar las regulaciones ambientales en lugar de ejercerlas.

Ya canceló la prohibición de los clorpirifós, un pesticida altamente tóxico que causa daños cognitivos. Como señaló Bloomberg, "Las posibilidades de que Pruitt actúe en contra del glifosato, con todas las repercusiones para la agricultura industrial que conlleva, parecen escasas".

Revisión por Pares Siembra Dudas Sobre la Evaluación de la EPA Acerca del Glifosato

El panel de expertos que fue convocado en el pasado mes de diciembre con el fin de revisar las conclusiones de la EPA sobre el glifosato, también criticó a la agencia y puso en duda su capacidad para proteger la salud pública. De acuerdo con el informe de Bloomberg:

"Ocho de los 15 expertos expresaron importantes preocupaciones sobre la concepción positiva de la EPA acerca del glifosato, y tres más expresaron estar preocupados por los datos.

Su escepticismo también planteó, una vez más, preguntas sobre la autonomía de la Oficina de Programas sobre Plaguicidas, quien tiene la última palabra sobre el permiso del uso de pesticidas...

La revisión por pares del informe de la EPA... plantea confusión de estilo burocrático. A pesar de detallar las críticas del panel, el informe no indica cuáles o cuántos son los problemas en particular que más les preocuparon a los revisores.

En lugar de eso, utiliza 76 veces la frase "algunos miembros del panel"--como en "algunos miembros del panel señalaron", "algunos miembros del panel enfatizaron", "algunos miembros del panel sugirieron".

La imprecisión deja poco claro que la mayoría de los encuestados expresaron dudas sobre los métodos o conclusiones de la EPA.

Bajo la ley, la agencia debe considerar la contribución del panel en su evaluación final sobre el glifosato, cuya finalización está prevista para finales de este año. Sin embargo, al colocar los comentarios de los revisores en términos tan vagos, la EPA puede ignorarlos con más facilidad".

La Prueba Independiente Sobre el Glifosato ya Está Disponible

Las pruebas realizadas por la Asociación de Consumidores Orgánicos demuestran que el 93 % de las personas de Estados Unidos, tienen glifosato en su orina18 y las pruebas independientes19,20 que fueron realizadas por The Detox Project y Food Democracy Now! y que se publicaron el año pasado, encontraron que muchos alimentos procesados ​​que son popularmente vendidos en los Estados Unidos, contienen niveles posiblemente inseguros de glifosato.

La Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos, también ha informado que el 30 % de los granos analizados estaban contaminados con glifosato. Casi el 4 % de las muestras tenían niveles excesivos.21,22

Hace poco me hicieron la prueba del glifosato y no tuve niveles detectables. De acuerdo con los laboratorios Health Research Institute Laboratories, donde me realice la prueba de glifosato, el nivel promedio de glifosato en la población de los Estados Unidos es de 3.3 partes por mil millones (ppmm),23 significativamente más alto que el promedio de 0.2 ppmm que fue encontrado en los europeos.24

Si está interesado en hacerse la prueba, en mi tienda en línea le ofrezco un kit de agua para analizar su glifosato y un kit de prueba de exposición ambiental. Como regla general, las personas que consumen principalmente alimentos orgánicos y/o filtran su agua, tendrán niveles mucho más bajos.

Mi propio resultado de esta prueba es evidencia de ello. Por lo tanto, sí, es posible evitar el glifosato y sus riesgos para la salud asociados.

Tenga en cuenta que los cultivos desecados tienden a ser particularmente altos en glifosato. La desecación es un proceso en el que el cultivo se baña en glifosato justo antes de la cosecha con el fin de aumentar su rendimiento. Esto incluye a la avena, trigo, garbanzo y lentejas no transgénicos.

Según Health Research Institute Laboratories, estos alimentos pueden contener niveles de glifosato superiores a las 1000 ppmm, y las personas que consumen avena orgánica con regularidad tienen la mitad de los niveles de glifosato que quienes comen avena no orgánica.

Cómo las Compañías Químicas han Controlado la Regulación Internacional de los GMOs

Es bien sabido que hay corrupción entre las agencias gubernamentales y Monsanto. Esto no sólo sucede en los Estados Unidos, sino también en otros países.

Por ejemplo, hace poco GMWatch reveló que 26 de los 34 miembros de la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (CONABIA) de Argentina, son empleados de empresas de tecnología química o tienen grandes conflictos de intereses.25

Según el informe de Independent Science News,26 la reunión internacional de reguladores de GMOs, (ISBGMO por sus siglas en inglés), que es dirigida por la Sociedad Internacional para la Investigación en Bioseguridad (ISBR, por sus siglas en inglés), también ha sido secuestrada por intereses corporativos.

Según un miembro de la ISBR, la reunión del año 2015 en St. Louis fue pagada principalmente por Monsanto, que tiene su sede ahí. De acuerdo con Jonathan Latham, Ph.D., escribió para Independent Science News:

"[Este año] en Guadalajara, es claro que los ponentes de la industria estaban trabajando de acuerdo con una lista hecha. Esa lista se traduce como los principales objetivos regulatorios de la industria de la biotecnología.

En esa lista se destaca la ‘transportabilidad de la información’… La idea era que los reguladores de diferentes jurisdicciones, por ejemplo, la India o la UE, aceptaran aplicaciones de bioseguridad idénticas.

El implementar la transportabilidad de los datos significaría que, aunque cada país tiene ecosistemas y especies únicas, los interesados no tienen que proporcionar estudios para cada uno.

Por ejemplo, cuando se trata de evaluar los efectos de los organismos no objetivo, como en un cultivo transgénico que emplea un insecticida, los reguladores en Australia deben aceptar ensayos sobre especies de mariquitas o lombrices de tierra europeas que demuestren que un algodón transgénico puede ser cultivado ahí".

No es necesario ser un biólogo o un científico para predecir que este tipo de imprecisión podría de ser absolutamente devastador.

La industria de la biotecnología química también está presionando para la implementación global de la "regulación Canadiense de GMOs que se basa en las características", la cual no toma en cuenta el método de desarrollo. Como explica Latham:

"Las características son la única prioridad. Por lo tanto, si un cultivo transgénico contiene insecticidas, se evalúa el riesgo de los organismos no objetivo. Si un transgénico mejora en sabor o nutrición, debido a que el sabor o los nutrientes ya no corren riesgo, entonces el cultivo recibe lo que sería el equivalente a tener vía libre".

En mi opinión, esto es increíblemente riesgoso, ya que modificar genéticamente un cultivo para que contenga más o menos nutrientes o alterar su sabor puede producir muchos efectos secundarios ambientales y biológicos que realmente deben evaluarse antes de que sean liberados al medio ambiente y a nuestro suministro de alimentos.

Profesor Universitario de Periodismo Evidenciado como Cómplice de la Industria Transgénica

Otra estrategia utilizada para promover la propaganda de la industria y moldear la opinión pública es contratar o formar vínculos secretos que benefician a ambas partes, con académicos que después presentan "pruebas" que apoyan la seguridad y los beneficios de los GMOs.

Como se señaló en un reciente artículo de Huffington Post, que vale la pena leer en su totalidad:27

"Pocos escritores científicos han trabajado tanto por tener un impacto en la opinión pública acerca de la agricultura de los organismos genéticamente modificados (GMOs) como Keith Kloor. Es profesor adjunto de la Universidad de Nueva York, antiguo editor de Audubon y escritor de Discover y lleva años en la defensa de los productos transgénicos y describe a críticos y escépticos como charlatanes científicamente ignorantes...

El público sabe desde hace tiempo que Keith Kloor ama los GMos. Lo que no han sabido, hasta ahora, es lo mucho que ha trabajado con los "expertos" que están financiados por la industria, con el fin de presentar elementos corporativos de debate en forma de periodismo y luego tratar de cubrir su rastro.

Una avalancha de documentos publicados a través de procedimientos judiciales y solicitudes de libertad de información señala un esfuerzo coordinado entre grupos empresariales de fachada, científicos financiados por los gigantes de la industria agroquímica y periodistas aliados que intentan presentarse a sí mismos como árbitros del conocimiento científico mientras declaran a los críticos de la tecnología transgénica como “anticiencia”.

Aunque se ha dicho parte de esta historia, el nivel de implicación de Kloor ha pasado inadvertido hasta ahora--y no ha habido correcciones o retracciones sobre su trabajo".

Kloor y Folta

Resultó ser que Kloor formó una estrecha relación de trabajo con Kevin Folta, presidente del departamento de horticultura de la Universidad de Florida, quien en 2015 fue públicamente desprestigiado después de que se descubriera que mintió en repetidas ocasiones sobre su relación financiera con Monsanto.

Como explicó el Huffington Post en el año 2014, Kloor y Folta colaboraron en una estrategia para desacreditar a una dietista registrada, Carole Bartolotto, después de que publicara un artículo crítico que señalaba que el tema de la seguridad de los GMOs se basaba exclusivamente en estudios con animales.

"Estos estudios se ofrecen como evidencia de que el debate sobre los GMOs terminó. Nada podría estar más lejos de la realidad ", escribió. El artículo de Kloor apareció en una edición de Discover Magazine en agosto del 2014. Dice en parte:28

"... Bartolotto es una’ colaboradora’ semiregular de Huffpost". Se identifica como una dietista registrada. Muchos de sus artículos para HuffPost tienen un sesgo anti-GMOs. En Twitter, cuando le dije a Bartolotto que su último trabajo era un ejemplo de negacionismo, me insinuó que no estaba calificado para juzgarlo porque no era científico ni profesional de la salud.

Así que le pedí a dos científicos que no reciben financiación de la industria biotecnológica y que trabajan en el campo de la biotecnología de las plantas, que revisaran su artículo para comprobar su exactitud.

Ellos son Kevin Folta, profesor y presidente del Departamento de Ciencias Hortícolas de la Universidad de Florida, y Karl Haro von Mogel, postdoctorado de la Universidad de Wisconsin, Madison, y presidente y co-director de Biology Fortified, Inc. Sus comentarios aparecen en la revisión con sus iniciales, después de las secciones de Bartolotto en cursiva".

Tome en cuenta su descripción de Folta como un científico que NO recibe financiación de la industria biotecnológica. Kloor sabía que eso era una mentira, ya que los correos electrónicos demuestran que discutieron el tema. Becky Lang, jefa de redacción de Discover Magazine le dijo a Huffington Post: "Por supuesto, no es nuestra política ahora, y nunca ha sido, inducir a las fuentes a escribir críticas, editarlas y luego publicarlas como independientes.

Tampoco es nuestra política ayudar a las fuentes a ocultar sus relaciones con la industria". Sin embargo, Discover no se ha retractado ni ha corregido el trabajo de Kloor.

La Propaganda de los GMOs Llega a la Pantalla Grande

La propaganda corporativa de los GMOs también está llegando a la pantalla grande. Dirigida por Scott Hamilton Kennedy, el documental "Food Evolution" analiza "si los GMOs, a pesar de su controvertida reputación, en realidad son una respuesta segura y razonable al inevitable problema de alimentación en un planeta sobrepoblado".29 Como reportó Munchies:

"A principios de este mes, 45 científicos, académicos y escritores destacados--muchos de UC Berkeley--firmaron una declaración30 que denominó a la película como un ‘pedazo de propaganda’. La eminente nutricionista y académica Marion Nestle escribió su propia refutación de la película, también como ‘un pedazo de propaganda mañosa de la industria de los GMOs’.

Luego, le siguió una segunda reacción violenta, y muchos de los firmantes de la carta de repente recibieron solicitudes de la Ley de Libertad de Información pidiendo sus correos electrónicos sobre la película. El blog de Nestlé fue tan invadido por trolls que tuvo que desactivar la sección de comentarios".

En su reseña, Nestlé se opone a ser incluida en la película a pesar de sus firmes objeciones al uso de citas sacadas de contexto por parte del director:31

"He pedido en repetidas ocasiones que el breve video de mi entrevista sea eliminado de esta película. El director se niega; cree que su película es justa y equilibrada. Yo no. Con frecuencia me entrevistan y casi nunca me han citado de forma incorrecta o fuera de contexto. Esta película es una de esas raras excepciones.

En mi video de 10 segundos, digo que no conozco pruebas convincentes de que consumir alimentos transgénicos sea inseguro--eso fue lo que dije, pero está muy fuera de contexto...

Creo que hay muchos temas sobre los GMOs, además de la seguridad, que merecen tomarse en cuenta: el monocultivo; los efectos de la agricultura industrial sobre el medio ambiente y el cambio climático; la posible carcinogenicidad del glifosato (Roundup); la bien documentada causa de la maleza resistente a este herbicida y cómo la industria protege agresivamente sus propios intereses y ataca a los críticos, tal como lo demuestra esta película.

'Food Evolution' se centra exclusivamente en la seguridad de los GMOs; descarta los incontrolables problemas ambientales...

No dice nada sobre cómo esta industria gasta fortunas en presión y en la lucha contra la transparencia de etiquetado. En cambio, esta película insiste bastante en tres puntos fuera de contexto: 1. Los GMOs son seguros. 2. Cualquiera que piense diferente es anti-ciencia, ignorante y estúpido. 3. Los alimentos orgánicos son malos y los defensores de los alimentos orgánicos son engañosos".

Según el informe de Munchies, la película fue encargada y financiada por el Instituto de Tecnólogos de Alimentos (IFT, por sus siglas en ingles), una asociación profesional de científicos alimentarios que trabajan en la industria de los alimentos procesados.

Nestlé sospecha que Monsanto o la Organización de Innovación Biotecnológica podrían haber otorgado un subsidio al IFT para hacer la película, aunque el IFT insiste en que la financiación fue generada "sobre todo mediante cuotas de membresía, publicaciones científicas, eventos y publicidad, y sin la contribución de ninguna otra organización o compañía”.

Como se muestra en la siguiente sección, estas garantías no tienen prácticamente ningún valor en estos días.

Más Engaños Financiados por la Industria

Además de la contratación de académicos, investigadores y ahora directores de cine, la industria alimentaria (que actualmente se rige por la industria de la biotecnología química) utiliza decenas de grupos de fachada, para promover su agenda.

De acuerdo con el reporté del verano pasado del Huffington Post,32 el grupo Academics Review sin fines de lucro, que es descrito como "una organización sin fines de lucro, dirigida por académicos independientes y expertos en agricultura y ciencias alimentarias", publicó un informe atacando a la industria de los alimentos orgánicos en abril del año 2014.

Academics Review fue co-fundada por "dos profesores independientes", Bruce Chassy, ​​Ph.D., profesor emérito de la Universidad de Illinois, y David Tribe, Ph.D., profesor titular de la Universidad de Melbourne.

En ese momento, la organización hizo todo lo posible para asegurarle al público su independencia y señalaron en su comunicado de prensa que "Academics Review no tiene conflictos de intereses asociados con esta publicación, y todos los costos asociados fueron pagados para el uso de nuestros fondos generales sin ninguna influencia o sesgo específico de los donantes".

Por desgracia, los correos obtenidos el año pasado por el Derecho a Saber, de los Estados Unidos, por medio de las solicitudes de la Ley de Libertad de Información, revelan que los ejecutivos de Monsanto y sus principales aliados recaudaron estos fondos y colaboraron con Chassy y Tribe en la estrategia. Los correos electrónicos también revelan los debates sobre cómo ocultar la financiación de la industria.

La industria tampoco tiene ningún reparo cuando se trata de silenciar a los detractores. Monica Eng, periodista de WBEZ en Chicago, fue brutalmente atacada por marionetas virtuales de la industria, después de reportar los amplios vínculos de Chassy con Monsanto y revelar cómo Chassy incluso enseño a la compañía a ocultar esos vínculos al depositar dinero en una fundación universitaria—una estrategia que impide la divulgación pública de fondos. La Universidad de Illinois acusó a Eng de ser "una activista" en lugar de periodista y los trolls de la industria trabajaron para desacreditarla personalmente.

Eng le dijo a Progressive.org:33

"He trabajado como periodista profesional en Chicago desde hace más de tres décadas. He descubierto actividades cuestionables dentro de grupos gubernamentales, organizaciones sin fines de lucro y empresas privadas. Pero no creo haber visto nunca un grupo tan decidido a tratar de atacar personalmente al periodista que cubre el tema".

Del Glifosfato a la Dicamba--De Mal en Peor

Por desgracia, incluso si la EPA finalmente reconoce al glifosato como el veneno que es, no hay una reducción de otras toxinas agrícolas en curso. Una nueva generación de cultivos transgénicos resistentes a la dicamba ya está causando estragos en los Estados Unidos, ya que los vecinos de las granjas que usan cultivos resistentes a dicamba reportan la destrucción masiva de los cultivos.

En el mes de julio, el Departamento de Agricultura de Minnesota informó de la investigación de dos docenas de denuncias que implicaban daño por dicamba fue causado por la fumigación.34

En esencia, cualquier cultivo que no sea resistente a la dicamba es gravemente dañado por dicho herbicida, incluso si es una variedad genéticamente modificada. Los agricultores en Arkansas están reportando el mismo problema.

El pasado mes de octubre, un agricultor de soya, llamado Mike Wallace, fue asesinado a tiros en una disputa por los daños que causa la fumigación con dicamba en una granja vecina que cultivaba soya resistente a la dicamba.

De acuerdo con Winona Daily News:35

"La preocupación por la aplicación de herbicidas a cultivos desprotegidos, en especial a la soya, ha generado demandas legales y ha llevado a Arkansas y Missouri a imponer prohibiciones temporales por el uso de la dicamba.

Las pérdidas atribuidas a los daños químicos accidentales podrían alcanzar las decenas de millones de dólares, si no es que más, y podrían tener efecto dominó sobre otros productos que dependen de la soya, incluido el pollo.

Hace poco, Terry Walker, director de la Junta de Plantas de Arkansas, dijo a los legisladores, que el número de quejas "supera con creces todo lo que hemos visto".

La EPA Aprueba Nueva Tecnología Transgénica

Pero eso no es todo. En julio, la EPA también aprobó el maíz RNAi para consumo humano, el cual está basado en un nuevo tipo de tecnología.36,37,38 RNAi significa interferencia por ARN. Las moléculas de ARN no codificantes tienen la capacidad de inhibir la traducción y/o expresión génica al neutralizar las moléculas objetivo de ARN mensajero (ARNm). Es decir, el RNAi es la tecnología de "silenciamiento génico".

El problema es que la investigación sugiere que estos ARNs pueden sobrevivir a la digestión y podrían terminar silenciando genes también dentro del cuerpo. El primer producto que se espera que llegue al mercado dentro de los próximos dos o tres años es el maíz SmartStax Pro, una colaboración entre Monsanto y Dow.

Los científicos también están considerando el uso de la "biología sintética" (también conocida como synbio) como una herramienta para la conservación del medio ambiente con el fin de erradicar ciertas especies invasoras, mientras fortalece las especies en peligro.

Como señaló Yale Environment 360:39

"Muchos conservacionistas consideran la posibilidad de utilizar los métodos sintéticos como una herramienta para proteger al mundo natural tan alarmante.

Jane Goodall, David Suzuki y otros más han firmado una carta advirtiendo que el uso de unidades genéticas le da a los ‘técnicos la capacidad de intervenir en la evolución, de diseñar el destino de una especie entera, de modificar drásticamente los ecosistemas y de provocar cambios ambientales a gran escala, en formas que nunca se habían considerado posibles’."

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Global Research March 15, 2017
  • 2 Sustainable Pulse March 7, 2017
  • 3 The Lancet Oncology March 20, 2015
  • 4 Institute of Science in Society March 24, 2015
  • 5, 13 Bloomberg July 13, 2017
  • 6 The Conversation April 3, 2017
  • 7 The Guardian September 14, 2016
  • 8 Mother Jones September 14, 2016
  • 9 Bloomberg September 14, 2016
  • 10 Fox 4 News July 17, 2017
  • 11 CBS News March 16, 2017
  • 12 USRTK.org, MDL Monsanto Glyphosate Cancer Case Key Documents & Analysis
  • 14 Bloomberg March 14, 2017
  • 15 88.9 WEKU March 15, 2017
  • 16 New York Times March 14, 2017
  • 17 Case No. 16-md-02741-VC, Document 261-1, April 28, 2017 (PDF)
  • 18 The Detox Project, May 25, 2016
  • 19 Glyphosate: Unsafe on Any Plate (PDF)
  • 20 Foodbabe.com November 15, 2016
  • 21 Cornucopia.org April 25, 2017
  • 22 Inspection.gc.ca, Glyphosate Testing 2015-2016
  • 23 UCSF-UC-Berkley Joint Medical Program, April 2016
  • 24 BUND, June 2013, Determination of Glyphosate residues in human urine samples from 18 European countries (PDF)
  • 25 GM Watch June 13, 2017
  • 26 Independent Science News July 19, 2017
  • 27 Huffington Post July 19, 2017
  • 28 Discover August 7, 2014
  • 29 Munchies June 30, 2017
  • 30 Food First June 16, 2017
  • 31 Food Politics June 21, 2017
  • 32 Huffington Post June 30, 2016
  • 33 Progressive July 11, 2017
  • 34 MPR News July 20, 2017
  • 35 Winona Daily News July 17, 2017
  • 36 Organic Consumers Association July 10, 2017
  • 37 The Atlantic June 23, 2017
  • 38 Collective Evolution July 20, 2017
  • 39 Yale Environment 360