Simplemente Deseche Su Olorosa Esponja

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Agosto 27, 2017 | 11,810 vistas

Historia en Breve

  • Utilizar un horno de microondas para limpiar esponjas usadas mata a algunas de las bacterias, pero no las peores—indica un reciente estudio--ya que algunas bacterias particularmente resistentes podrían causar enfermedades
  • Cerca de 82 mil millones de bacterias podrían habitar una sola pulgada cúbica de espacio en la esponja de su cocina, una especie es el microbio, llamado Moraxella osloensis, es particularmente prolífico, aun si la esponja parece estar limpia
  • Las personas ahorrativas podrían enorgullecerse de hacer que sus esponjas duren mucho tiempo al lavarlas y “cocinarlas” en el microondas, pero aunque esto podría hacer que huelan un poco mejor, es posible que no solucione el problema
  • Podría hervir, blanquear o calentar en el microondas sus esponjas sucias, pero debe asegurarse de hacerlo bien, en la cantidad de tiempo prescrito y de forma rutinaria

Por el Dr. Mercola

¿Cuál es el típico artículo doméstico que contiene alrededor de 362 especies diferentes de bacterias en su interior? Probablemente, ya haya adivinado desde el título que se trata de la esponja normal de cocina de todos los días; pero ¿Sabía que matar a estas pequeñas criaturas tardará más que unos cuantos minutos en el horno de microondas, de acuerdo a algunos de los últimos "trucos de cocina"?

Según un estudio, publicado en Scientific Reports y, titulado "Microbiome analysis and confocal microscopy of used kitchen sponges reveal massive colonization", al parecer el proceso de cocinar (calentar en el microondas) utilizado en las esponjas mata algunas de las bacterias, pero no las que son peores.1

El estudio explica algo que las previas investigaciones han omitido; es decir que, por lo general, una esponja de cocina usada contiene no solo una gran cantidad de gérmenes, sino muchas especies diferentes. Como afirma The New York Times:

"Esta medida podría cocinar a las que son débiles, pero sobrevivirán las bacterias más fuertes, hambrientas y potencialmente patógenas. Luego, se reproducirán y ocuparán el espacio vacante de las que perecieron. Y la esponja estará más maloliente y desagradable, y podría llegar a lamentar no haberla desechado."2

Existen bacterias, y aparte, hay bacterias que son patógenas, a las que Science Daily describe como “agentes biológicos causantes de enfermedades o padecimientos”.3

¡El Microbioma de la Esponja de Cocina es Muy Desagradable!

En el estudio, un equipo de investigación dirigido por Markus Egert, microbiólogo de la Universidad de Furtwangen, en Alemania, examinó el ADN y ARN en las muestras de 14 esponjas usadas y encontró 362 especies de bacterias.

Además de encontrarse con tal sorpresa, los investigadores estaban desconcertados por la densidad de todos esos microbios abarrotados en un espacio tan pequeño. El total de las bacterias que habitaba una pulgada cúbica de esponja era de aproximadamente 82 mil millones.

Los científicos utilizaron algunas herramientas diferentes para detectar los diferentes tipos de bacterias, incluyendo a la fluorescencia y microscopía láser. No todas las esponjas eran viejas o estaban cargadas con partículas de alimentos, y algunas fueron "limpiadas" previamente.

Con lo que sabemos actualmente sobre las bacterias, no es ninguna sorpresa que les agrade permanecer en esponjas usadas, junto con todo ese jugo de pollo crudo, mariscos y otras partículas alimenticias, sin mencionar los gérmenes que podrían encontrarse en los envases de alimentos manejados por personas que no se lavaron las manos. Tal contaminación cruzada es la principal causa de enfermedades de origen alimenticio.

Y a menudo, las personas utilizan esponjas para limpiar el fregadero de la cocina, refrigeradores, tablas de cortar, abridores de latas, botes de basura y las encimeras, esta última es el punto de destino de todo, desde bolsas del supermercado a juguetes de niños, hasta el teléfono celular.

Estos artículos podrían haber entrado en contacto con su lavabo de baño, piso del coche y la boca del hijo de su vecino.

Parte del problema con las esponjas, en particular, es que por lo general, se mantienen bajo una llave de agua tibia a caliente que fluye de forma continua, lo que solo la fomenta que se acumulen más bacterias, conforme la humedad y el calor crean un ambiente idóneo para ellas.

Uno de los peores es un microbio particularmente prolífico llamado Moraxella osloensis, que vive en la piel humana y podría causar infecciones en personas con sistemas inmunológicos débiles.

Con frecuencia, ese desagradable olor a ropa sucia es causado por estas bacterias, al igual que el olor a microbios de moho que podría percibir al momento de dirigirse hacia el fregadero de su cocina.

Generalmente, otras bacterias que se encuentran en las esponjas sucias son la E. coli, Campylobacter (que es la causa principal de muchos tipos de diarrea), Enterobacter cloacae, Klebsiella (que podría causar neumonía), Proteus (una causa común de infecciones del tracto urinario), Salmonela y Staphylococcus, informa Fox 8 Cleveland.4

Su Esponja de Cocina Contiene Más Gérmenes Que Su Inodoro

Aparentemente, las 14 esponjas que los científicos utilizaron en su investigación terminaron conteniendo una mayor cantidad de bacterias que un baño promedio.

De hecho, un artículo de Forbes pregunta: "¿Lava los platos en el inodoro?" Por supuesto que no todos los inodoros son iguales, así como no todas las esponjas son iguales.

Todo esto está relacionado con cuánto tiempo se han utilizado, y quién y en donde fueron utilizadas. Pero la sorpresa fue que, Egert comparó el número de bacterias con el de las muestras de heces humanas y comentó: "Probablemente no haya ningún otro lugar en la Tierra que tenga una densidad bacteriana tan alta".5

Volviendo al tema de equiparar el sucio interior de la esponja de su cocina con el interior de su inodoro, eso podría parecer un poco rudo ya que, en realidad (presumiblemente), no hace sus deposiciones en el fregadero de la cocina.

Otros estudios demuestran que muchas personas no se lavan las manos correctamente, o con la frecuencia que piensan que lo hacen. Además, ya que su cocina es el centro de la casa, es la habitación más frecuentada por amigos y familiares, y junto con ellos, sus gérmenes.

El Ahorro Solo Funciona Cuando Es Aplicado

Hay un viejo refrán en inglés que dice: "Use it up, wear it out, make it do or do without" Eso es verdad la mayor parte del tiempo, pero no tiene sentido continuar calentando sus esponjas si eso no destruye a las bacterias que posiblemente causen enfermedades.

A menudo, las personas que toman en serio su naturaleza ahorrativa hacen lo que pueden para ahorrar dinero, por lo que se enorgullecen de tomar medidas tales como, lavar su esponja y colocarla en el horno de microondas, a temperatura alta, durante unos minutos, creyendo que esto la desinfectará.

También, podría hacer esto porque es una persona consciente, en términos ambientales, y busca evitar o reducir la basura. No obstante, si bien, la esponja podría oler un poco mejor, eso no quiere decir que hacer esto funcione, añaden los científicos.

"El olor es un compuesto producido por el metabolismo de las bacterias. Estas comen y excretan grasas. Y ese excremento graso tiene mal olor... Desinfectar una esponja, como muchos lo han intentado, no necesariamente funciona.

Podría calentar la esponja en el microondas, lavarla en la lavadora o el lavavajillas, remojarla en vinagre u otras soluciones de limpieza o incluso cocinarla en una olla.

Pero los investigadores descubrieron una mayor cantidad de las bacterias posiblemente patógenas, tales como Moraxella osloensis, en las esponjas recolectadas de personas que dijeron que las desinfectaban de forma rutinaria".6

Para reiterarlo, el problema es que, realmente, la cantidad de bacterias aumenta cuando la esponja es calentada con el horno de microondas. Si no puede limpiarla por completo, lo mejor es darse por vencido y conseguir una nueva, especialmente--dice Egert--"En caso de que el problema progrese".7

Si no puede desechar una esponja que parece—en apariencia--estar perfectamente bien, debería ponerla en un ciclo de lavado con la opción de temperatura más elevada, con un detergente natural en polvo y cloro—talvez con una carga de prendas blancas--luego podría utilizarla en algún lugar donde será menos relevante que esté libre de patógenos, tal como el baño.

Los Microondas No Funcionan de la Manera en Que Algunas Personas Piensan

Asimismo, los hornos de microondas no destruyen a las bacterias en los alimentos como muchas personas creen.

El estudio alemán reveló que es excelente tener una rutina de limpieza, pero debe ser muy cómoda para que le sea posible realizarla, el hecho es que la mayoría de las personas no limpian sus esponjas tan a fondo como creen que lo hacen. Es posible que no desinfecten a sus esponjas el tiempo o en la temperatura necesaria.

La razón de esto es porque, hervir o calentar la esponja en el horno de microondas elimina un número significativo de bacterias, pero por lo regular, pero las que supuestamente se limpiaban con regularidad no tenían menos bacterias que las que no se desinfectaban en lo absoluto.

Es como el viejo dicho en inglés, you can’t read a book by its cover (las apariencias engañan), es decir que, solo porque algo no se ve sucio (es decir cargado de bacterias dañinas, causantes de enfermedades que, posiblemente, también se encuentren junto con algunos microorganismos benignos) no significa que no lo este.

Otro estudio describe un picnic comunal en Juneau, Alaska, después del cual, decenas de personas se llevaron a sus casas los restos del asado de cerdo (que fue preparado y transportado vía aérea desde un restaurante de Seattle) y recalentado.

De las 43 personas que comieron la carne de cerdo que sobro, 21 de ellas—49 %--se enfermó debido a una intoxicación por salmonela. Según el estudio:

"De las 30 personas que comieron carne recalentada, las 10 personas que utilizaron un horno de microondas se enfermaron, frente a las otras 20 personas que utilizaron un horno convencional o sartén...

En comparación con los métodos convencionales de recalentamiento, el horno de microondas no tuvo ningún efecto protector en la prevención de la enfermedad. Para prevenir brotes como éste, se debe tener cuidado para asegurar que los alimentos se cocinen perfectamente y, se manipulen y recalienten correctamente".8

Cabe señalar que el restaurante que preparó el cerdo asado descongeló dos cerdos congelados durante varias horas a temperatura ambiente, y luego los cocinó en una parrilla de gas. Uno de los cerdos se dejó sin refrigeración entre 17 y 20 horas, después de ser cocinado.

¿Es Bueno Calentar la Ropa Interior en el Microondas?

Ya sea que este o no enterado, existe una corriente de pensamiento que indica que calentar la ropa interior en el horno de microondas eliminará más eficientemente las bacterias que utilizar un detergente, y que lo hace sin exponerle a agentes tóxicos que contienen muchos de los productos disponibles comercialmente. Pero, acaso ¿Es esta una buena idea?

Algunos creen que las levaduras que podrían ser persistentes en la ropa interior necesitan ser eliminadas en el horno de microondas para asegurarse de que los microorganismos sean exterminados por completo, pero honestamente ¿Es esta una buena idea?

Limpiar la ropa interior, que posiblemente tenga bacterias, a través de un horno de microondas no es una buena manera de hacerlo, por un sin número de razones:

En vez de eso:

Medidas Recomendadas Para las Esponjas Que Están Usadas

Lo primero que Forbes recomienda es que se lave bien las manos con anticipación, durante y a menudo, mientras está ocupado en la cocina haciendo cosas como hojear su libro de cocina, usar su teléfono, pelar zanahorias y poner los platos en el lavavajillas. Por lo general, eso es lo que sucede en una cocina ocupada.

No es necesario que deseche la esponja que acaba de comprar el día anterior (necesariamente), pero podría ser bueno hacerlo una vez a la semana. Solo usted sabe cuánto la usa, y en que la ha utilizado.

Si la usó para limpiar la boca del bebé, limpio la leche derramada en el piso y el desagüe del fregadero, probablemente tenga algo que limpiar. Forbes9 proporciona tres métodos para desinfectar las esponjas que, como se ha mencionado anteriormente, podrían tener diferentes resultados:

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), calentar las esponjas en el microondas mata alrededor del 99.99999 % de las bacterias presentes en ellas, mientras que el lavavajillas mata al 99.9998 %.10 Si utiliza el horno de microondas, la Universidad del Estado de Michigan11 aconseja:

Podría interesarle saber que, al parecer, eliminar las bacterias de las esponjas funciona mejor en un ambiente de laboratorio y no muy bien en las cocinas de verdad; Fox 8 Cleveland12 indica que, tal vez debido a que se utilizan en una amplia variedad de usos, algunas personas podrían sorprenderse (pero además de esto, la tolerancia a los gérmenes es diferente en todas las personas).

Sin embargo, con base en la información mencionada anteriormente, es posible que deba utilizar otros métodos. El lavavajillas es otra idea.

No es necesario decir que, las esponjas con almohadilla metálica no deben ser desinfectadas o higienizadas en el horno de microondas, por lo que el método del lavavajillas funciona, en primer lugar, al utilizar su ciclo más caliente y largo, y luego poner el ciclo de secado.

Si no está seguro, aunque la esponja parezca estar BIEN (pero sobre todo, si no es así), su mejor opción es tirarla en el bote de basura más cercano una vez por semana, y utilizar una nueva (aunque un microbiólogo ha aconsejado que podría hacerlo una vez al mes).13

No solo asegurará de que no propague gérmenes por toda la cocina y en los que entran en ella, sino que, simplemente es un buen hábito a realizar. Es probable que, posteriormente, deba revisar los trapos de la cocina.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Nature July 19, 2017
  • 2, 5, 6, 7 The New York Times August 4, 2017
  • 3 Science Daily 2017
  • 4, 12 Fox8 August 7, 2017
  • 8 Am J Epidemiol. 1994 May 1;139(9):903-9
  • 9 Forbes August 5, 2017
  • 10 USDA April 23, 2007
  • 11 Michigan State University March 19, 2014
  • 13 Self February 2, 2017