¿Qué Significa Realmente la Fecha de Caducidad de los Medicamentos?

Fecha de Caducidad Medicina

Historia en Breve -

  • En 1979, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos empezó a requerir que los medicamentos recetados fueran etiquetados con fechas de caducidad. Los medicamentos caducados representan el 25 % de los costos anuales de servicios de atención médica en los Estados Unidos
  • Un análisis de medicamentos que tenían 30 años de antigüedad demuestra que hasta el 86 % de los compuestos se mantuvieron potentes, lo que sugiere que las pruebas adicionales podrían originar fechas de caducidad más largas
  • La mejor y más efectiva manera de reducir los costos de servicios de atención médica y las consecuencias para el medio ambiente por la eliminación de medicamentos, es disminuir la dependencia a los medicamentos a través de hacer cambios en el estilo de vida

Por el Dr. Mercola

En 1979, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, le exigió a las compañías farmacéuticas publicar las fechas de caducidad de los medicamentos que producían.

Anteriormente, después de que se vendían los medicamentos, las personas los usaban hasta que creían que era el momento de desecharlos. Como probablemente ya sabe, no soy fanático de utilizar medicamentos de prescripción por cualquier razón.

Sin embargo, todos nos encontramos en nuestra propia búsqueda de una buena salud y es posible que se encuentre una transición de usar medicamentos de prescripción para controlar problemas de salud, a proporcionarle a su cuerpo la alimentación, sueño, agua y el ejercicio necesario para ayudarle a recuperar su salud.

Los medicamentos recetados suelen tener una fecha de caducidad de entre uno y cinco años, en función del medicamento.

Si es como la mayoría de las personas, es posible que piense dos veces antes de tomar un medicamento después de la fecha de caducidad, ya que podría haber perdido su potencia (y ya no funciona) o ser perjudicial para su salud.

Esta rotación de medicamentos es costosa, para usted, los hospitales, las farmacias y el ejército de los Estados Unidos—y a menudo cuesta millones de dólares cada año.

En un estudio publicado de la Revista de la Asociación Médica Americana,1 los investigadores analizaron la potencia de los medicamentos que se encontraban en sus paquetes originales y sin abrir desde hace casi 30 años.

Es importante recordar que estos medicamentos fueron encontrados en una farmacia, almacenados lejos del calor y la luz, y en un ambiente fresco y seco.

Los Científicos Encontraron Que Estos Medicamentos de Hace 30 Años Aún Eran Potentes

Los médicos, compañías farmacéuticas y la FDA han debatido sobre si los medicamentos conservan la potencia después de la fecha de caducidad que aparece.

En un esfuerzo por responder a algunas de esas preguntas, Lee Cantrell--profesor de farmacia clínica y Director de la división del sistema de control para el envenenamiento, en San Diego, California--y sus colegas, tuvieron acceso a medicamentos prescritos con fechas de caducidad anteriores a 1970.2

Su objetivo fue evaluar la potencia de los medicamentos de venta con receta que podrían extender las fechas de caducidad y reducir los costos de servicios de atención médica.

Otros estudios ya habían demostrado que muchos medicamentos mantienen su potencia más allá de las fechas de caducidad marcadas.3

Esta memoria particular de los medicamentos de venta con receta les proporcionó a los investigadores una oportunidad única para examinar la potencia de los medicamentos que expiraron décadas anteriores, pero que fueron almacenados en lugares frescos y secos, alejados del calor y la humedad.

En el análisis se incluyeron ocho diferentes medicamentos que contenían 15 ingredientes activos diferentes. Se probaron tres cápsulas individuales o tabletas de cada medicamento.4

Los científicos descubrieron que en 12 de los 14 medicamentos probados existían concentraciones del 90 % o más, o el estándar mínimo generalmente aceptado para la potencia de un medicamento.

Dado que estos se fabricaron antes de que se regularan la mayoría de los estándares de potencia de los medicamentos, realmente tres tenían cantidades mayores que el contenido indicado en la etiqueta. Dos medicamentos tenían menos del mínimo de 90 %, lo que indica que los medicamentos--aspirina y anfetamina--habían perdido potencia a lo largo de los años.

Cantrell y sus colegas consideran que estos resultados podrían sugerir que las fechas de caducidad de algunos medicamentos podrían extenderse de forma segura.5 No obstante, es importante señalar que los medicamentos analizados no se habían abierto y estaban almacenados en condiciones ideales.

¿Cómo Se Determinan las Fechas de Caducidad?

Antes de hacer esta investigación, Cantrell sabía que el término "fecha de caducidad" era un nombre incorrecto. En cambio, las fechas eran el punto en el que la FDA y las compañías farmacéuticas garantizarían la efectividad del medicamento--pero la fecha no necesariamente significa que el medicamento "expire" inmediatamente después.6

La mayoría de los medicamentos no se vuelven peligrosos después de su fecha de caducidad.7 Ni Cantrell ni la Dra. Cathleen Clancy--Directora médica asociada del centro para el envenenamiento de la capital nacional--conocían ningún caso en el que alguien hubiera sido perjudicado por un medicamento prescrito caducado, y Cantrell no sabe de ningún caso que este registrado en los estudios médicos.8

El peligro de tomar un medicamento caducado es que no funcionará--sobre todo en los medicamentos utilizados en situaciones de riesgo para la vida, tales como una inyección de epinefrina por un choque anafiláctico.

Los fabricantes de medicamentos son responsables de las pruebas de estabilidad en sus medicamentos, que determinan la vida útil de los mismos. Las pruebas están diseñadas para asegurar la potencia del medicamento, cuando se utiliza antes de la fecha de caducidad marcada.

Existen varios factores que influyen en la capacidad de un medicamento para mantener su integridad y potencia. Estos incluyen el tipo de ingrediente activo, almacenamiento, tipo de empaque en el que se almacena el medicamento y sus conservadores.9

La prueba de estrés subyacente de los medicamentos es guiada por la FDA y otras tres agencias gubernamentales de los Estados Unidos,10 así como por la Organización Mundial de la Salud.11 El objetivo es identificar la probable tasa de degradación de un producto.

Por lo general, la prueba se realiza en un solo lote del producto al utilizar la humedad, temperatura, fotólisis y oxidación como factores de estrés en el medicamento.

La FDA revisa los datos proporcionados para establecer la fecha de caducidad. Sin embargo, las compañías farmacéuticas no tienen que continuar haciendo pruebas en los medicamentos más allá de la fecha de caducidad marcada, para determinar si se puede establecer una fecha más larga para ese medicamento.12

En parte, esto podría explicar por qué los medicamentos se etiquetan con fechas mucho antes del tiempo en que parecen perder su potencia.

Los Medicamentos ‘Expirados’ de la Reserva Federal

La idea de que las fechas de caducidad no son definitivas no es algo nuevo para el gobierno federal de los Estados Unidos. En 1986, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos se percató de que los costos de reemplazo de los medicamentos, que se almacenaban para tratar al personal militar, podrían afectar drásticamente su presupuesto.

Con el fin de aliviar parte de la presión financiera, le solicitaron a la FDA extender las fechas de caducidad. En respuesta a esta solicitud la FDA creó el Programa de Extensión de Vida Útil (SLEP, por sus siglas en inglés):13

"El almacenamiento de medicamentos, vacunas y productos médicos es fundamental para asegurar la preparación de emergencia para la salud pública, tanto para las poblaciones militares como civiles de los Estados Unidos…

En 1986, se estableció el Programa SLEP para evitar la necesidad de reemplazar completamente el arsenal de medicamentos cada pocos años a un costo significativo, y debido a que se descubrió a través de las pruebas que ciertos productos se mantuvieron estables más allá de sus fechas de caducidad marcadas, cuando fueron almacenaron adecuadamente".

Cada año, desde 1986, los medicamentos de esta reserva son seleccionados y analizados para decidir si la fecha de caducidad podría extenderse. Durante casi 30 años, el programa ha encontrado que la vida útil de los medicamentos se extiende mucho más allá de las fechas de caducidad marcadas.14

De hecho, la FDA descubrió que casi el 90 %, de 100 diferentes medicamentos de prescripción y venta libre, conservaron su potencia, inclusive 15 años después de la fecha de caducidad.15

Otro estudio evaluó a 122 medicamentos diferentes para verificar su potencia después de la fecha de caducidad y encontró que el 88 % de los lotes podría extenderse hasta 66 meses.16

Aparentemente, cuando los medicamentos se almacenan correctamente, su integridad y potencia se extienden más allá de la fecha de caducidad marcada.

La Mejor Defensa es Tener Una Gran Ofensiva

La mejor defensa contra el aumento de los costos de servicios de atención médica y medicamentos es llevar un estilo de vida saludable que reduzca el riesgo de necesitar una intervención farmacéutica.

Desafortunadamente, la medicina convencional se enfoca en el tratamiento de las enfermedades y no en su prevención. Lo que consume es su elección y responsabilidad. De igual manera, lo que elija ayudará a determinar su salud.

Es importante reemplazar los alimentos procesados por alimentos reales preparados en casa desde cero, para asegurarse de tener una alimentación óptima.

Automáticamente, esto ayudará a disminuir la mayor parte de los azúcares refinados, fructosa procesada, colorantes y otras sustancias químicas que afectan a su salud y aumentan la posibilidad de la aparición de enfermedades y padecimientos.

A medida que aumente la cantidad de grasas saludables en su alimentación, reducirá la dependencia a la glucosa y aumentará su capacidad para quemar grasas saludables como combustible.

Posiblemente, sea un reto evitar los alimentos procesados. Tendrá un mayor éxito al planear sus alimentos con anterioridad y hacer cambios de forma paulatina, como se describe en mi plan de nutrición. Eliminar los alimentos procesados de su alimentación diaria no solo es posible, sino también fácil de sobrellevar.

Planee sus comidas en función de los productos orgánicos que se encuentran disponibles en el mercado de productores de su comunidad, que frecuentemente tienen un precio asequible.

Haga suficiente cantidad como para preparar dos comidas, por lo que una podría ser para almorzar al día siguiente en el trabajo, o congelarla para una segunda comida por la noche, cuando no tenga tiempo para cocinar.

Podría planear comidas de forma semanal, que le permita tener todos los ingredientes a la mano y evitarse el problema de pensar que preparará para la cena, mientras conduce del trabajo a su hogar.

Si tiene problemas de alimentación por cuestiones emocionales, le recomiendo utilizar las Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés). EFT es simple y eficaz, y podría ayudarle rápidamente a eliminar sus antojos de alimentos de forma natural.

Deshágase de Sus Viejos Medicamentos de Forma Responsable

En respuesta al problema de desechar los medicamentos sin contaminar nuestro suministro de agua, algunos estados instituyeron un "programa de recuperación".

Además, la FDA ha publicado directrices17 para las personas que no viven en áreas que dispongan de programas de recuperación y las precauciones que se deben tomar para proteger el medio ambiente. Estas directrices son:18

Siga las instrucciones específicas de eliminación que aparecen en el empaque del medicamento, o la información para el paciente que acompaña al medicamento.

No deseche los medicamentos prescritos en el inodoro, a menos que la información le indique específicamente que lo haga. Le recomiendo que nunca deseche ningún medicamento por el inodoro, para proteger la calidad del agua de su comunidad.

Aproveche los programas comunitarios de recuperación de medicamentos, que le permiten al público llevar los medicamentos no utilizados a un centro para su adecuada eliminación. Llame al servicio de reciclaje y recolección de basura del gobierno local o del condado, para saber si su comunidad cuenta con un programa de recuperación.

La Administración Para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés)--que trabaja con agencias estatales y locales encargadas del cumplimiento de la ley--patrocina los días de recolección de medicamentos con prescripción a nivel nacional, en los Estados Unidos.

Si no se proporcionan instrucciones en el empaque del medicamento y no hay ningún programa de recuperación disponible en su área, tire los medicamentos en el bote de basura de su hogar, pero primero:

◦ Saque los medicamentos de sus empaques originales y mézclelos con una sustancia indeseable, tal como las sobras del café o la arena para gatito. El medicamento será menos atractivo para los niños y las mascotas, e irreconocible para las personas que podrían husmear intencionadamente en su basura.

Póngalos en una bolsa sellable, lata vacía u otro recipiente, para evitar que el medicamento se filtre o salga de la bolsa de basura.

◦ Retire y destruya cualquier etiqueta de prescripción antes de tirar los empaques.

◦ En algunos estados, las farmacias podrían recolectar nuevamente los medicamentos. En caso de duda, consulte con su farmacéutico. La mayoría son profesionales muy bien capacitados y conocedores del tema, que estarán encantados de ayudarle en esta cuestión.

Desde luego que, estas sugerencias apenas transfieren el problema de un área ambiental a otra. La DEA tiene un programa de recuperación nacional disponible que continúa recolectando una mayor cantidad de medicamentos cada año. En 2017, el programa contaba con más de 4 000 oficinas encargadas del cumplimiento de la ley, cerca de 5 500 sitios de recolección y un récord de 450 toneladas de medicamentos recolectados.19,20

El objetivo principal del programa era eliminar los opioides prescritos que podrían ser mal utilizados, pero la DEA también recolecta cualquier otro medicamento con prescripción en forma de píldoras.21

Sin embargo, la mejor y más efectiva manera de reducir la contaminación ambiental ocasionada por los medicamentos es, en primer lugar, tomar el control de su salud y reducir el número de medicamentos que utiliza.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo